1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]

Nuestras pieles, muy juntas
tan llenas de nosotros,
henchidas de amor sobre la tierra,
donde amarnos es ignorar la lluvia,
es alegría de sentir ese canto tuyo y mío,
como el milagro de estar vivos,
con tus manos y mis manos
sosteniendo nuestro tiempo.

Ana Mercedes Villalobos

Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]


    "Que sea un año que llene de amor
    y paz a nuestras almas,
    que nos convoque a la ilusión y a la esperanza
    que nos devuelva el abrazo
    y los besos apretados en las mejillas,
    en las bocas, en nuestros corazones."

    En estas noches en que la nostalgia
    se hace infinita para habitarme el alma
    camino descalza en medio de la soledad
    mientras la lluvia me empapa el rostro,
    salpica mis ojos como un arrebato
    de promesas que quedaron dilatadas,
    sumidas en el silencio.

    Mis ojos, como pozos sin fondo,
    se abrazan a la oscuridad buscando respuestas
    pero no hay mucho que decir,
    se terminan las historias sin apenas comenzarse,
    a la deriva, naufragando, debatiéndome
    entre las olas de la desesperanza,
    me siento cautiva.


    Y sin embargo el tiempo inexorable marca sus horas
    y llega un nuevo año a retarme
    con su cielo lleno de estrellas
    y muchos días en blanco que necesitan escribirse.


    Se me hace necesario abrir el corazón,
    extender las manos y atrapar todas las sonrisas
    que llenan de azul el universo,
    para comenzar el bosquejo de una nueva mañana.


    ¡Feliz Año Nuevo!

    Ana Mercedes Villalobos
    copyright4.gif
    A Bernardo de Valbuena y malco les gusta esto.
  2. [​IMG]


    En el bullicio que circunda el instante
    apenas noto tu cabeza inclinada,
    recuesto mi fatiga en tus silencios
    ardiendo bajo el frío de mi piel.


    Llegan cercanas tus palabras

    que se asoman tenues a tus ojos
    vistiendo de tules la distancia,
    se aprietan a tus labios
    desordenando latidos en mi pecho,
    y se abriga el corazón de sueños .


    Es el trazo inadvertido de tu pluma
    que nos consagra amantes,
    desnudando cada anhelo
    como letras imprecisas que gimen
    y suspiran, rozando con delicadeza
    una hoja de papel.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
  3. [​IMG]

    Vivimos en una vocación de desamparo,
    llorando nuestras ausencias
    en un derroche de tiempo
    que le arrebatamos a la vida.


    La distancia fue nuestro enemigo,
    dejamos los boletos al azar
    y las ilusiones buscaron
    nuevos destinos.


    El tiempo ganaba indulgencias
    con nuestras lágrimas,
    pero en algún verano se secaron
    y con ellas, se secaron los latidos
    que presumimos recíprocos,
    las estrellas fugaces
    que acompañaron nuestras noches,
    ante el asombro del largo hilo
    que nos mantenía unidos,
    y que nunca nos alcanzó
    para enredarnos.


    Y la palabra también se secó.

    Allí comenzó nuestra muerte,
    como un trago amargo de un amor a destiempo,
    entre susurros que se fueron apagando
    hasta declararse ausentes.


    Sólo quedó el vacío,
    a dos pasos de nuestras pieles.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes, Ortunyo y bristy les gusta esto.
  4. [​IMG]

    Y llegó la primavera a impregnar
    mis mañanas de su aroma,
    como esos amores que
    aparecen en incansable fervor,

    y se quedan pegados en la piel.

    O como ese brillo que enciende
    la mirada y nos invita a ser niños
    o como ese abril que se abre
    tímidamente, enredándose en mi pelo
    para vestirse de flores.


    La vida da saltos por el bosque,
    y apretada a mi cintura,
    toma de la mano a la ilusión
    que renace en el aroma de la tierra.


    Desde allí escribo estas notas
    presurosas, celebrando un roce
    de manos, la caricia de tus labios,
    o la llegada de esta cálida estación.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]

  5. [​IMG]

    Me recosté en tu piel,
    te seguí por el cálido resplandor,
    asida de tus manos,
    bebiendo de tu aliento,
    en el dulce ritual de mil

    noches que ya no tienen alba.

    Desde allí te conocí,
    desde la brisa que alborota
    el temblor de nuestros nombres
    al final de unos besos.

    Y supe que eras tu, en tus labios
    brillaba el arco iris y debajo,
    tus versos nacían en mi cuello,
    entonces, me olvidé de morir.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes y bristy les gusta esto.
  6. [​IMG]

    No sé como decirles lo que siento,
    es mucho más que una palabra,
    es la emoción de los te quiero
    que se enredan en mi alma.


    Y añoro el inicio de sus vidas
    que se gestó con amor en mis entrañas,
    los veo, y me reflejo en la ilusión de sus miradas.


    La impotencia se abraza a mi pecho
    incapaz de borrar el tiempo de sus lágrimas,
    sus ilusiones perdidas,

    la ternura me resbala por la piel
    eriza de dulzura el corazón,
    con la magia de aquella primera vez
    que apretaditos a mi pecho

    sofocaron mariposas revoloteando mi anhelo.


    Su alegría se hizo sonrisa en mis labios,
    los besos, milagrosas curas que sanaron sus heridas,

    caricias repartidas que aprendieron de mis manos,
    sueños que duermen en mis versos inspirados
    como un regalo de amor, como un único legado.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes y bristy les gusta esto.
  7. [​IMG]

    Y llega la noche con tu voz
    siempre atenta a mi palabra
    y su luna brillante,
    posándose en mi piel.


    Te sueño con tu alegre risa,
    que me arrulla el corazón,
    con una tenue esperanza.


    Los recuerdos tiemblan en la memoria
    en la añoranza de este amor
    siempre palpitante aún
    en la distancia que nos separa


    Y se quedan,
    para adueñarse de los versos,
    en que desde ahora habitan.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes y bristy les gusta esto.
  8. [​IMG]

    Llueven semillas de ocasos
    anunciando despedidas
    cuando el verano promete helarse
    en un adiós que trasciende el verso
    o cuando una mirada
    - apenas rozando las pestañas del alma -
    no puede desprenderse sin llorarnos.


    Como ese corazón de tierra
    que palpita en medio del mar que lo abriga
    o la necesidad de desvestir
    la palabra en cada encuentro
    - desgajando el mundo -
    en una taza de café, con la sonrisa al fondo
    transformando nostalgias en sueños
    para olvidar ese abrazo de septiembre
    que amenaza con quebrarnos.


    Es que el cariño no se ensaya
    se hace corto el tiempo de sabernos
    y el afecto parece tan largo
    cuando la amistad se funde
    en el fraternal amor que nos toma por asalto.


    Seremos manos cosechando auroras
    extendidas mariposas volando
    brisa suave que sople desde el este
    como geografía diluida en el océano
    que acerca y aleja cada ola
    dejando la huella de tu paso.


    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes y bristy les gusta esto.
  9. [​IMG]

    Tómame en tus brazos esta noche
    en que el deseo se abraza a mis ganas,
    convirtiendo la ilusión reincidente,
    de ser beso de tus besos,
    por unos minutos más.


    No me susurres palabras al oído,
    hoy quiero tu grito enamorado
    que te afiance a mi piel sin dejar poros sueltos,
    que tu boca no se apiade de mis labios,
    y tu lengua saboree mis pechos, que turgentes
    se entreguen a ti, en una única melodía
    donde no haya amaneceres ni mañanas.


    Tómame en tus brazos,
    condúceme a paisajes inexplorados,
    a la incertidumbre de tus quimeras,
    a esos recodos de luz donde
    solo cabemos nosotros,
    en un itinerario improvisado,
    donde el infinito sea nuestro próximo destino
    sin horas que cuenten nuestros pasos,
    sólo tu y yo y este deseo que nos reclama.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]

    A bristy le gusta esto.
  10. [​IMG]

    Cada amanecer es distinto,
    parece más amplia la sonrisa

    cuando se acerca la Navidad,
    y es que el ánimo de renovación
    nos desnuda, y nos abre
    las puertas del corazón.


    Comienzan los propósitos

    a tejerse en el espiral del mañana,
    a rondarnos los ojos tratando
    de sernos fieles, de albergar
    verdades y desechar mentiras
    y entonces morimos,
    esperando que el renacer
    nos vislumbre nuevos sueños
    nuevos amores, nuevos pesares.
    Como un nuevo nosotros
    siendo el mismo cuerpo,
    conservando igual el espíritu,
    pero en una presencia
    de futuro diferente,
    donde la esperanza
    nos disponga su pureza,
    su lealtad y en su infinita
    misericordia nos devele la luz

    que nos alumbre la noche.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A Ortunyo, Manuel Bast, bristy y 2 otros les gusta esto.
  11. [​IMG]

    Mirando al cielo,
    observo la hermosura
    con la que la luna alumbra el patio,
    y recuerdo como tu rostro ilumina mis días
    y mis noches de tristeza, en las que me consuelas.

    Sonrío con el recuerdo de tus besos,
    cada vez que sanabas las heridas
    en mis raspadas rodillas,
    y con tus palabras de amor,
    capaces de liberarme
    de cualquier monstruo bajo mi cama.

    Tú, tan hermosa como la bella luna
    que esta noche ilumina,
    tú que me cuidas hasta el final de mis días,
    pronto te veré y correré a tus brazos,
    y volveré a sentir tu cálido abrazo
    y sonreiré de nuevo y me sentiré seguro
    y sabré que este tiempo lejos,
    no tendrá importancia por que quedará en el pasado. [​IMG][​IMG]
    Te amo mami.
    Feliz cumpleaños.[​IMG][​IMG]

    Fernando De Laurentis

    [​IMG]

    A Ortunyo, bristy, Lexema y 2 otros les gusta esto.
  12. [​IMG]
    Más allá de esta historia nuestra,
    antes de quedarnos huérfanos de ti, de mi,
    cuando el tiempo
    solo era las agujas del reloj,
    y las caricias
    el presagio del encuentro.

    Más allá de ese grito
    ¡Anhelo vivo!
    que nacía en el corazón del alma
    hacia el sur de tu sonrisa.

    De la agónica necesidad de entregarnos
    sin más razón que mirarnos profundamente,
    descifrando los motivos de mi vientre

    o los gemidos que se ahogaban en tus labios.

    Más allá de las dudas,
    tendidos, desnudos, abrazados,
    fuimos tu y yo,
    pero nunca nosotros.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]




    A bristy, Inoxtransa, spring y 2 otros les gusta esto.
  13. [​IMG]

    Como un botón se asoma hoy a la vida
    regando con su aroma corazones
    y dándole a mi pluma mil razones
    de sentirse feliz y conmovida.


    Una niña preciosa, presumida
    que ha llenado a su abuela de ilusiones
    disipando en su cielo nubarrones
    bendición de mañana florecida.


    En su cara risueña no hay desvelo
    sólo un pecho que se abre agradecido
    en un canto de alegres alabanzas.


    A sus ojos azules como el cielo
    se abraza el amor, cálido nido,
    dos luceros llenitos de esperanzas.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]


    A bristy, Inoxtransa, spring y 1 persona más les gusta esto.
  14. [​IMG]

    La noche es un clamor lleno de olvidos,
    de ausencias que se clavan en el alma,
    su amatorio discurso nos ensalma,
    los besos, en la boca adormecidos.


    Necesito momentos encendidos
    de vértigo y temblor, ya no de calma,
    que capaces de alzarse con la palma,
    se entreguen sin temor a los sentidos.


    Y luego, que la alquimia de tu beso,
    se deslice en mi piel como premisa,
    y se enrede en mis brazos, sin regreso.


    Al abrigo del tiempo, ya no hay prisa,
    el silencio es silencio, sólo es eso,
    y hasta el viento, es apenas suave brisa.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]

    A bristy, Inoxtransa, spring y 3 otros les gusta esto.
  15. [​IMG]
    Me asomo a tu mirada profunda
    -oasis de claros matices-
    donde siempre te escondes.


    En esa muralla impenetrable,
    que como guardiana celosa
    oculta tus pensamientos,
    encuentro la amable presencia
    de tu risa que atrapa la luz,
    como una llama vespertina,
    que estrenando el amor
    en notas de guitarras,
    aclaran mis días.


    Navega mi barca cercana a la tuya
    sosteniendo en mis latidos tus pasos.


    Mi grandulón alma de niño
    sembradita de ilusiones
    que acunas en tus brazos.

    Despliegas tus alas
    ensayando vuelos
    hacia el duro correr de los instantes
    donde el viento
    con el frío en las entrañas
    arrastran tus anhelos.

    Allí mi corazón te cobija,
    mientras libras las batallas,
    que te lleven a la cima de sus sueños.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


    A bristy, spring y malco les gusta esto.