1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]

Nuestras pieles, muy juntas
tan llenas de nosotros,
henchidas de amor sobre la tierra,
donde amarnos es ignorar la lluvia,
es alegría de sentir ese canto tuyo y mío,
como el milagro de estar vivos,
con tus manos y mis manos
sosteniendo nuestro tiempo.

Ana Mercedes Villalobos

Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Llegará la noche y yo estaré aquí,
    mirando la montaña, y tejiendo
    sueños que como si fueran ciertos,
    crucen los jardines, aunque no sé
    muy bien por qué.


    Y es como aferrarse
    al rayo que nos parte,
    o ver subidos a una barca,
    otra vez, nuestros propósitos
    haciéndose a la mar
    sin voluntad.


    Te siento en casa, nuestra casa,
    y cuando creo que me escuchas,
    me llega la vida desde adentro,
    con cada brote de memoria,
    entre las líneas blancas
    de un poema sin nombre.


    No me rindo, se que me amas,
    es solo que hay amores que se viven
    sin sufrirlos, solo se disfrutan,
    se sueñan, se estrenan todos los días
    y por qué no?


    Es ese olor a primavera
    lo que extraño tanto de ti.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
  2. [​IMG]

    Se acuesta al lado mío cada noche,
    callado pero atento me acompaña,
    me brinda su calor sin artimaña,
    atiende mis deseos sin reproche.

    Viajamos aunque no tenemos coche
    me ha llevado a la playa o la montaña,
    le gusta aconsejarme, no me engaña
    y es sabio, pero nunca hace derroche.

    No se que haría yo sin este amigo
    que alimenta en mi alma fantasías
    y me ofrece en sus páginas descanso.

    Disfruto de tenerlo aquí conmigo
    entre historias pasamos nuestros días
    en los libros encuentro mi remanso.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Tircuy y Chema Ysmer les gusta esto.
  3. [​IMG]

    Despierta el poema
    bostezando largamente
    sobre el papel.

    Hay tanto anhelo
    en la palabra
    que apenas pronunciada,
    muere en la nostalgia.

    Nostalgia de esos días
    en que cada verso
    hablaba de los dos.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
  4. [​IMG]

    Cada día es un sueño,
    que como hálito de vida, me amanece.

    Es tan larga la espera despojada de tu abrazo!


    Entre tu boca y la mía hay toda una historia
    de ausencias, y una incipiente de anhelos,
    que comienza a despertar, tímidamente,
    como ese rayo de luz tempranero

    que se asoma a mi ventana.


    Y es que tu y yo no somos una risa,
    aunque reímos juntos, no somos partes
    del mismo cuento, pero nos gusta
    contarlo y saber que el otro escucha.
    “Ya te aburrí” – me dices - y no ves
    cuando sonrío, la ternura se asoma
    a los ojos y no pregunta, sólo sabemos
    que está allí, como invitándonos

    a abrazarla para protegerla de nosotros.


    Los milagros suceden, no se anuncian
    y entonces es un temblor en la voz,
    un escalofrío en la piel, una magia
    especial en la mirada, que nos acerca
    al umbral del que tantas veces
    nos devolvimos sin entrar,

    y me pregunto:


    Valdrá la pena atravesarlo?

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
  5. RECONOCIMIENTO DESTACADO
    POÉTICA CLÁSICA


    Poema seleccionado
    por el Jurado de Mundopoesia.com


    FELICIDADES
    MAESTRO/A


    [​IMG]

    CON TODO EL CARIÑO DE MUNDOPOESIA.COM


    [​IMG]

    Llega tu adiós rozando la mañana
    presagiando mi ausencia entre tu llanto
    como un amor que ya no tiene nombre
    que se esparce en el tenue azul del cielo
    frente el mirar impávido del beso
    peregrino en el tiempo de un olvido.


    Y si fuera la vida un gran olvido
    no debiera pensar en el mañana
    ni soñar con aquél sencillo beso
    que dejé en tu recuerdo como un llanto,
    ni en las nubes que nublan nuestro cielo
    y anudan mi garganta sin tu nombre.

    No siempre es que mi boca no te nombre
    a veces he pensado que te olvido,
    vacío de colores miro al cielo
    esperando amanezca la mañana
    con los ojos nublados por el llanto
    y mis labios muriendo por tu beso.


    Implorando, rogando por un beso,
    el orgullo se olvida de su nombre
    y se asoma a mi pecho el triste llanto
    lamiendo la nostalgia del olvido,
    con la noche que escolta a la mañana
    y ese sol que sonríe desde el cielo.


    A jirones se va rompiendo el cielo,
    en este amor, quedó pendiente el beso,
    mi corazón se abraza a la mañana
    que callada murmura nuestro nombre,
    me pierdo en el dolor del gris olvido
    desbordando la calle con mi llanto.


    Te alejo de mi piel, no quiero llanto
    ahora vuelo, ávida de cielo,
    me queda de tu adiós solo el olvido
    y el asombro de no querer tu beso
    mis letras se olvidaron de tu nombre
    voy desnuda al encuentro del mañana.


    Es antiguo mi llanto ya sin nombre,
    despierta la mañana, como un beso
    donde olvido las nubes de mi cielo.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
  6. [​IMG]

    Renaceré en el alba
    como un bostezo
    que apague la luna,
    y andaré entre tus huellas

    agitando tu nombre.

    Me escribiré en tu boca
    como una página en blanco,
    como un paraje desierto
    que habitado de silencios,
    escampe la tristeza

    entre los párpados

    Seré principio y fin,
    inventándome en la voz
    que se haga verso,
    que se haga luz en los

    pliegues de los labios.

    Y entonces, me sentiré en tus manos,
    en tu boca, en tu brisa,
    como éramos, como fuimos,
    como en ese segundo
    en que me miré en tus ojos
    y supe, que te amaría eternamente.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
  7. [​IMG]

    Esta noche, su luna brillante,
    se posa al borde de mis pestañas
    propiciando sus nostalgias
    como melodías discordantes,
    - despropósito amatorio -
    que se prodiga como una canción
    ahogada entre sus muros blancos.


    Tenue esperanza que distrae
    al corazón de recuerdos insurgentes
    a las lágrimas, a las tristezas,
    pero persisten y se quedan
    - inocentes de mis miedos -
    se adueñan de los versos
    en los que desde ahora habitan.


    Entonces,
    surgen las preguntas acerca de los vacíos,
    de las horas muertas tumbadas en los tejados,
    del acústico silencio
    de las soledades,
    desde donde, a veces, también te sueño,

    y concluyo.

    ¡Me urge la alegría de los amaneceres!

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Medusa, Bernardo de Valbuena y Chema Ysmer les gusta esto.
  8. RECONOCIMIENTO DESTACADO
    POÉTICA CLÁSICA


    Poema seleccionado
    por el Jurado de Mundopoesia.com


    FELICIDADES
    MAESTRO/A


    [​IMG]

    CON TODO EL CARIÑO DE MUNDOPOESIA.COM



    [​IMG]


    En audaz coqueteo mi alma loca
    pretende acomodarse entre tu huella
    vuela rauda, veloz como centella

    y se queda prendida de tu boca.

    En esa confusión - que nunca es poca -
    se encuentra tu mirada allí con ella,
    bajo la luz azul de tanta estrella
    es a mi piel, la que tu piel provoca.

    Sembrando en su interior mil fantasías,
    recuerdos que se quedan distraídos
    y que alivian el peso de los días.

    Es también, tu silencio en mis oídos
    - frases sueltas que se hacen melodías -
    y tu mano abrochada a mis sentidos.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]

  9. [​IMG]
  10. [​IMG]

    Callada fulgura
    esta noche tu boca,
    caprichosa y desnuda
    con su puchero abotonado.

    Mi boca - orgullosa -
    tuerce con garbo su gesto
    y tú, arrugas travieso los labios
    - descarado intento -

    Saluda coqueta mi lengua
    emboscando la luz
    que se abraza a tus ojos
    - ya tu cara es otro paisaje -
    el viento se regresa y no pregunta.

    Detrás de la cortina, la luna,
    amaneció besándome los pies.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Chema Ysmer le gusta esto.