1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]

Nuestras pieles, muy juntas
tan llenas de nosotros,
henchidas de amor sobre la tierra,
donde amarnos es ignorar la lluvia,
es alegría de sentir ese canto tuyo y mío,
como el milagro de estar vivos,
con tus manos y mis manos
sosteniendo nuestro tiempo.

Ana Mercedes Villalobos

Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Aciaga certidumbre del lamento
    bruma la vida, ungida por dolor
    es noche mancillada de tormento
    al éter, profanado con temor.

    El ocaso respira sin aliento.
    ¡Un alma muere triste, sin amor!
    Vacío, grita lágrimas al viento
    su corazón, expía al redentor.

    Sangre del credo brota las cadenas
    ahogando pasión y anochecer.
    ¡Blasfemar ominoso de sus penas!

    El adentro, suplica fallecer
    solo pesar de sal, habitan venas,
    un existir sin credo el renacer.

    Sublime nostalgia habita en tus letras hermosa amiga,
    acá, dejo las mias que se fundan con las tuyas.

    Me encanto leerte!
    Un apasionado abrazo.
    E. Lovera


    [​IMG]
  2. [​IMG]
    El naranja que se escurre
    como esencia del cielo
    en el crepúsculo,
    me acompaña esta tarde
    de mirar por la ventana.


    No necesito excusas,
    para embriagarme me basta la tormenta,
    la mirada que ilumina mis mañanas,
    tus ojos que crecen en la espuma del tiempo.


    Las noches me han enseñado
    que siempre serás mi sueño,
    el mar, centinela de tus recuerdos
    ¡tanto lo amaste!
    Merecías estar entre sus olas.


    No puedo ofrecerte más,
    revuelvo mis cajones y no te encuentro,
    nunca hubo cartas de amor.


    Te guardo y te pierdo
    en un solo papel,
    como las tardes que vivimos
    en el malecón donde soñamos.

    Quedábamos nosotros
    y ya no estamos aquí.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A bristy, Felipe Antonio Santorelli y malco les gusta esto.
  3. [​IMG]

    La mirada es apenas un reflejo
    en esta soledad, ella no tiene
    quien abrace sus lágrimas
    o quien disfrace su esperanza.


    Se cansa de saberte lejos,
    de llenarse de recuerdos.


    Las noches son un río de turbulentas aguas,
    donde se sumerge de puntillas
    para no despertar los silencios,
    pero ellos, siempre la sorprenden.


    Así es esto, te callas,
    y como es costumbre,
    se borran las sonrisas.


    A lo lejos, se anuncian
    los primeros rayos de la aurora.


    Nunca nos fue tan necesario un amanecer
    que aliente la palabra,
    que la asome a la boca
    que deje al sol encenderse lentamente,
    buscando su cenit,
    para que nos caliente los labios.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A bristy, Felipe Antonio Santorelli y malco les gusta esto.
  4. [​IMG]

    Hurgando en mis bolsillos,
    encontré retazos de tu piel
    y supe que aún te amo.


    Porque amarte es como
    la ola que regresa al mar,
    como el tiempo
    que amarillea las hojas,
    o mis manos que huelen
    siempre a ti


    No sé como era vivir
    cuando te soñaba sin saberte,
    cuando amaneciendo, tu mirada
    era pupila de otros vientos.


    Una epifanía de tu amor quizás?
    hasta las luciérnagas alumbraban
    esa noche mis versos,
    como celebración de la vida,
    en la travesía marina
    que emprendió por su musa, mi pluma.


    El alba es un hermoso momento
    para el canto enamorado,
    hoy mis letras se mueven entre
    la luz, como entrega total.

    Y ahora se,

    que te sigo amando.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]

    A bristy, spring, Yancen15 y 6 otros les gusta esto.
  5. [​IMG]

    Quiero escribir mis letras a un amigo
    que el destino acercó con gran dulzura,
    y que hizo de mis sueños la costura,
    hilando la amistad que trae consigo.


    Coincide que sus versos son abrigo
    que se ofrecen a mi alma con cordura,
    una dulce mirada que perdura
    un manantial, el canto que prodigo.


    Promesa que se asoma iluminada
    como oasis de hermosa primavera,
    unos sueños naciendo la alborada.


    Son poemas que llegan sin espera
    en tiempos de mejilla sonrojada,
    cariño que se entrega sin frontera.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A bristy, spring, Francisco Manuel y 2 otros les gusta esto.
  6. [​IMG]

    Es un temblor en la mirada
    que se hace cielo,
    un bostezo de luna
    con su guiño travieso,

    regando de rocío mi mañana.

    Es que te amo – me dices -
    no sé que tiene tu voz
    que se enreda entre mi alma.


    O es el rozar de tus cabellos
    que enciende mis mejillas,
    llenándome los ojos de flores.


    Como ese otoño
    que se vuelve primavera

    con el brotar de una risa.

    Es un sueño - me digo -
    pero el sol me descubre
    calentando la humedad del estío.


    Me entregas tus manos,
    y como un presagio,
    se hincha el corazón
    palpitando de albas,
    cautivo en otro sueño,
    donde el único recuerdo
    somos, sólo nosotros.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A malco, bristy, spring y 4 otros les gusta esto.
  7. [​IMG]

    Si pudiera


    Mis manos se han cansado de perderte
    inventan el amor en cada verso,
    amor que es un dolor, cruel y perverso
    un dolor, que se duele de dolerte.


    Si pudiera en mis letras retenerte,
    retomar aquél sueño ya disperso,
    de un trazo olvidaría el tiempo adverso
    del sueño que naciendo, se hizo muerte.


    Quisiera, si es posible, si pudiera,
    entregarme a tu amor como asidero,
    caminar junto a ti, la vida entera.


    Vulnerable a la huella del te quiero
    que revivió en mi piel la primavera
    esperaré por ti, sólo te espero.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]

    [​IMG]

    Cegado por los celos

    Cegado por los celos, vi el abismo,
    de un mundo que se abrió sólo a la muerte
    que el mundo no era vida sin tenerte
    y muerte, por un amor puro espejismo.


    No entiendo tu lamento y tu incordura,
    quizá por ser dolor de arrepentida
    hoy vuelvas lamiéndote la herida
    cuando la herida es mía y aún supura.


    Marché sin un reproche, aunque dijera
    que era baladí tu alegatorio,
    y por herirme, Dios te maldijera.


    Un “Te amo” sin firma ni remite
    en la esquela guardada en tu escritorio
    fue una daga. Permíteme el desquite.


    Carlos Serra Ramos
    [​IMG]

    [​IMG]


    Tal vez

    Tal vez mi amor, no fue tan merecido
    si pudiste dudar por una esquela,
    ¿Me tratas como ingrata mujerzuela
    por un "Te amo" sin firma remitido?


    Te entiendo por los celos abatido,
    pero mi amor por ti no fue novela,
    mi alma herida aún sufre la secuela
    por tu marcha, cuál prófugo bandido.


    Prefiero de tu boca mil reproches
    y no tanto silencio, tanta rabia,
    es que sin ti, mis días son mas noches,
    que será de mi cuerpo sin tu savia?


    Te permito el desquite, pero espero
    que entiendas que es a ti, a quien yo quiero.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


    [​IMG]

    Si fue dolor

    Si fue dolor pensar que me engañabas
    por un “te amo” escrito con tu letra
    más dolor por la duda me penetra
    si es cierto que era a mí, a quien amabas.


    Celotipia corriendo por mis venas
    obnubiló la mente enloquecida;
    me fui como bandido, sí, una huida
    al fondo del abismo de mis penas.


    No espero absolución de tu indulgencia;
    la tierra me engulló tras la lectura
    de tu carta, que dices fue locura,


    locura es, que muerde la conciencia
    porque te amo como tú, y muero
    si no puedo decirte que te quiero.


    Carlos Serra Ramos
    [​IMG]


    A malco, bristy, spring y 3 otros les gusta esto.
  8. [​IMG]

    Quise quedarme en tu sonrisa
    pero no hubo quórum,
    el corazón herido no da tregua
    es como una planta seca lo sabes,
    nunca responde.


    No es la distancia entre dos bocas,
    sino entre dos almas
    la que determina la ausencia,
    dos manos que no saben unirse,
    que buscan cada una otra mano.


    Vuelvo a ser ave, ya ves,
    no sabes de miradas ni de espejos,
    un segundo bastó, ahora
    la luna gira y me llama,
    no comprendes, nunca comprendiste
    no supiste leer entre mis líneas.


    Dejemos el café para otra tarde
    hoy tengo que saldar
    mi propia ausencia.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A malco, bristy, spring y 4 otros les gusta esto.
  9. [​IMG]

    Conversan tu rodilla y mi rodilla,
    se duelen de los pies que no han cesado
    de moverse de un lado hacia otro lado,
    torciéndose a su vez la pantorrilla.


    Cansadas van clamando por la silla
    que descanse su humor, ya resfriado,
    no saben si la fiesta se ha acabado
    y al fin puedan tirarse en la esterilla.


    A estas horas no hay plática que valga
    la fatiga se abraza a nuestros huesos
    ya los chicos se afanan por que salga.


    Los tobillos calientes y felices
    se ven con picardía, ¡que traviesos!
    al final, se comieron las perdices.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A danie, malco, bristy y 3 otros les gusta esto.
  10. [​IMG]

    Descalza, voy dejando piel
    por el camino,
    guijarros inquietos
    se aprietan a mis pies.

    Es ese cielo gris que se confunde
    entre las nubes, el que se tatúa
    incansable en tus ausencias.

    Los claros y oscuros,
    se adueñan del paisaje.


    Como el vuelo del águila,
    que en círculos de espacio indefinido
    se mueve bajo la luz,
    praderas que se esconden en las sombras
    para abrazar mi cansancio.

    Anhelo el verde despertar de primavera
    que sacuda el tiempo en mágico latido,
    y que llene mis espacios

    del aroma infinito de los bosques,
    con sus pinos erguidos al sol
    saludando la mañana.

    Sus claros rayos,
    iluminan mis oscuras nostalgias.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]


    A malco, bristy, spring y 2 otros les gusta esto.
  11. [​IMG]

    Somos una herida abierta,
    tu y yo, y nuestra sombra,

    perdida bajo la manta del sofá.

    Todos mis silencios son tuyos,
    no mis tristezas, ni mis lágrimas,
    ni siquiera tus ausencias,

    ellas son todas mías.

    Es esta luna de agosto
    la de la brasa encendida,
    la de las tempestades,

    la de tu mirada en mis labios.

    ¡Estás tan cerca que tu aliento
    roza mi mejilla!

    Vivimos en la incandescencia
    del fuego, nos escuchamos
    desde el infinito frente a frente,
    con ese amor insondable,
    eterno, como el abrazo,
    que apretamos en la banca del parque,
    donde nos amamos por primera vez.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A malco, bristy, spring y 2 otros les gusta esto.
  12. [​IMG]

    Alegría es que llegue la mañana
    con su dulce olor de primavera
    y tu mano, rozando mi cadera

    inventando caricias de artesana.

    A lo lejos se escucha la fontana
    queriendo con su canto ser pionera,
    consolar a la triste plañidera,
    que no nota el azul en la ventana.


    Aroma de café recién colado
    traspasa el lindero de algún beso

    que no espera este sol tan tempranero

    Y es que abril se regala delicado
    llenando de mil flores su regreso
    besándonos el rostro zalamero.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]

    A malco, bristy, spring y 1 persona más les gusta esto.
  13. [​IMG]

    No se si es olvido o cobardía,
    mas no importa el tamaño de la duda
    si al mirarme al espejo se desnuda
    mi alma, en la versión cálida y fría.


    No hablo de algún cuento o fantasía,
    mas bien es su costumbre darme ayuda
    y me deja en silencio, casi muda,
    cuando ofrece su amable compañía.


    Es fácil cuando tienes el carisma
    que nos lleva en la vida a un gran festejo
    confiando nuestro sueño a la apariencia.


    Pero es duro querer ser una misma
    sin ojos, sin rostro y sin reflejo
    sumando sentimientos y conciencia.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A malco, bristy, spring y 2 otros les gusta esto.
  14. [​IMG]

    Te voy a dejar mis palabras,
    que en la arena ahogaron nostalgias,
    mis manos radiantes de luna
    que seca en tus ojos la lágrima.

    Te voy a dejar mis te quiero,
    en hojas bordadas de besos,
    mi piel con sabor de caricias
    que nunca tocaron tus dedos.

    Te voy a dejar en mis brazos,
    la luna y su cara de niño,
    mañanas de sal y de frío,
    promesas que nunca cumplimos.

    Y allá en aquella montaña,
    donde hilé hace tanto mis sueños,
    te voy a dejar un suspiro
    que sorba en tu boca mi aliento.

    Y quizás hasta deje mi alma
    colgada de un viejo lucero,
    y tu corazón en mi boca
    florezca en un único verso.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A bristy, spring, Inoxtransa y 2 otros les gusta esto.
  15. [​IMG]

    Como una soledad te acuestas,
    esperando los hombros que te sostengan,
    es una lucha que no acaba,
    un viento que doblega tus páginas,
    como quieren doblegar nuestros corazones.


    La esperanza nos sopla la frente,
    alzamos las manos inventando la fe,
    no importa si se aclara el cielo o si llueve.


    La piedra será nuestra casa, nuestro refugio,
    meciéndose en el acantilado.


    Las almas combaten,
    el mar protege la raza, a sus hombres,
    a esos que van dejando su sangre
    por el camino despiadado de la represión,
    de la falsa floración,
    del dorado hierro que confunde
    las convicciones y compra voluntades.


    Tanteamos el motivo de las olas,
    los cuerpos se buscan, rompen el silencio,
    se llenan de espuma las miradas,
    al divisar el requiebro de la roca.

    Todos, como un solo pueblo,
    atravesamos la bruma,
    para escribir en la orilla.


    Nos entregamos
    nuestra bandera limpia,
    sin remiendos,
    sin que la servidumbre
    alcance su vuelo y la detenga,
    sin que el amor nos desgarre
    para modelar otra historia
    sin tiempo y sin nombre.


    A lo lejos se escucha el canto,
    el cielo se enciende finalmente libre
    se guardan en el libro los acuerdos.


    Las pupilas se buscan para descansar
    su victoria, sólo la fuerza se desploma,
    el sonido de la música
    logra conquistar el agua.


    Los anillos son ahora sombras,
    que caminan descalzas por los recodos.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


    A Lorelizh Beye, bristy, spring y 4 otros les gusta esto.