1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]

Nuestras pieles, muy juntas
tan llenas de nosotros,
henchidas de amor sobre la tierra,
donde amarnos es ignorar la lluvia,
es alegría de sentir ese canto tuyo y mío,
como el milagro de estar vivos,
con tus manos y mis manos
sosteniendo nuestro tiempo.

Ana Mercedes Villalobos

Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Llueve en mi ventana,

    las gotas única compañía,
    crónica desnuda de mis labios
    cuando ausentes de tus besos
    se anidan al sur,
    en mis nostalgias.


    Al fondo,
    el tic tac inclemente de horas
    cadencia de memorias en mi piel
    que disfraza la esperanza,

    mis suspiros alzan velas
    - comienzo y final del camino –


    Soñando tus sueños,

    la sonrisa naufraga en mis ojos
    la niebla nos deshace
    - habitados de sombras -
    como un último destello
    sin que tu boca roce mi nombre.

    Las miradas huyen del silencio

    pero el miedo pertenece en nuestras manos.. .

    Quizás mañana
    escribamos nuestra historia,
    reinventemos auroras
    sin miedo que asome a los rostros,
    exhaustos en el atardecer del tiempo
    logremos contar una bella historia de amor .


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]



  2. [​IMG]


    Me sonrío desde este rosa pálido
    en que se van esfumando los sueños,
    tu rostro es apenas un punto invisible
    en las yemas de mis dedos,

    donde se pinta tu ausencia.

    En algún momento dejaste de ser huella
    quedando mi amor huérfano

    prendido de un ala rota,
    y hoy cuando apenas eres
    una sombra en mis recuerdos,
    ¿vuelves?
    te pido que desandes el camino,
    mi corazón ya no te reconoce.


    En este nuevo despertar
    vengo estrenado albas,
    miro atrás y sonrío,

    se desvanecen los siglos
    debajo de mis sábanas.

    Y me levanto ausente de nostalgias
    con la alegría alborotada,

    paseando entre tulipanes y magnolias
    me acerco a las aguas de otros mares.

    Y finalmente,
    la risa se tatúa sin temor en mi boca,

    para alojarse indefinidamente
    en todos los mañanas,
    que viviré ya sin ti .


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]

  3. [​IMG]


    Busco ese lugar que es refugio
    a mis nostalgias, un aguacero,

    un silencio.

    El tiempo de un te quiero
    nacido de tu boca,
    porque hay todo un mar entre
    mis besos y tus besos,
    la distancia de un vuelo
    que traspasa la luz,
    que vive en mi memoria desde siempre,
    ese fulgor dorado de tu mirada ,
    con la que me absorbes y me alientas
    origen de una luna de agosto

    que nos arropó con su silencio.

    Pero yo quiero tus manos para caminar
    el sendero de mi cuerpo, tu corazón
    desbocado como cabalgata de luceros,
    quiero tu alma para sembrarla de flores
    y latir en los latidos de tu pecho

    mientras el alba acaricia la mañana.

    Yo solo quiero estar donde tu estés


    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes y Edna Victoria les gusta esto.
  4. [​IMG]

    Es ese estar aquí, esos silencios sin ti,
    esta sensación de partirme en dos,
    de un amar a destiempo que se borra

    en la penumbra de mi noche.

    Porque siempre es noche
    en esta frialdad de cuerpos,
    en esta ausencia de besos

    que hace inmenso y lejano el mar.

    Y entonces queda la duda,
    hubo sangre en esos labios apretados?
    Hubo vida en esas manos quietas,

    que no supieron alzarse en la tormenta?

    Hoy está cálida la noche,
    invita al amor, a ese roce de pieles
    que alborotan mariposas

    en el horizonte de los besos.

    Pero no habrá indulgencias
    en este encuentro.
    no habrá sosiego ni perdón,
    ni siquiera poesía.

    Solo habrá el instante de amarnos
    tanto que nos duela,
    de que el mirarnos
    sea un ejercicio de lujuria,
    de atravesarnos los días

    hasta no reconocernos.

    De que huyan las nostalgias
    y se prendan los besos,

    que solo haya alivio
    en la infinitud del abismo,
    en esta experiencia irrepetible
    de ser mucho más de nosotros.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]

  5. [​IMG]

    Cuando acudes a mí, melancolía,
    quisiera ser poeta cada instante,
    abrazarme al calor reconfortante

    de un verso que mi angustia aplacaría.


    Necesito escuchar la melodía
    de una musa con garbo y buen talante,
    que toque con su magia desbordante

    mi pluma y que la incendie en poesía.


    Una risa que sirva como ungüento
    para aliviar mi pecho dolorido

    y que incline a mi lado la balanza.


    Que esculpa de palabras el momento
    o esconda entre las líneas un olvido
    y del tintero extraiga la esperanza.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]

  6. [​IMG]

    Hay un espacio en mi vida en que te extraño
    sin historias de besos, ni lágrimas,
    ni posibles encuentros, solo te extraño
    desde lo más profundo de un sentimiento
    que no se acostumbra a que no estás.


    No vale detener el tiempo,
    ni siquiera recuerdo el instante
    en que me enamoré de ti,
    cualquier día, cualquier hora,
    una palabra o quizás un gesto,
    nunca me ha quedado claro si te amé
    primero, o si fue después,
    cuando me asome al gris oscuro
    de tus ojos y me vi retratada en ellos.


    Trato de no pasar por ese espacio,
    de no detenerme cuando llegas a mí,
    en algún silencio que se escurre entre tus letras,
    y se estrella en mi cuerpo como esas luces

    de artificios que anuncian la Navidad.

    Pero es el juego de la vida
    el que dicta las normas,
    entonces el corazón se desboca,
    y hasta se corta la respiración,
    como un dolor que traspasa el pecho,
    cuando entre brumas te veo llegar,
    y sin poder evitarlo,
    me quedo en el otro espacio de mi vida,
    en el que, en franca rebeldía,
    te sigo amando.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


  7. [​IMG]

    “Dos cuerpos y una danza
    tu y yo, y nuestros labios.”


    Dormir contigo es adentrarme a espacios
    insospechados, como una caricia
    que se va tejiendo entre la piel,
    y sube por la sangre hirviendo,
    un desierto sin oasis que quema, que abrasa.

    Sentir el palpitar de tu cuerpo tan cerca
    tu boca ávida en tentativa de conquista
    en la irreverente urgencia de las horas.

    Nunca falta el aroma de la piel entre las sábanas,
    tu perfume suave nutre mis sentidos,
    alborota la memoria, se abraza a mi cintura,
    se aventura por mi espalda interpretando
    su dulce melodía de amante errante
    que regresa con su canción más preciada.

    Buscamos el momento perfecto, el instante
    de la entrega absoluta, de los susurros,
    del temblor de la voz, del viento de verano
    que se aventura por mis piernas,
    de la amorosa seducción de tu mirada
    larga, profunda, buscando mis ojos,
    como ese sediento vendaval que se vierte
    sin pausa, dejando su aliento en el umbral
    de unos labios que esperan,
    como sortilegio de futuro que anuncia
    el vértigo en el latido de dos cuerpos
    que entrelazados se abandonan.


    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes y Edna Victoria les gusta esto.
  8. [​IMG]
    “Si vas a intentarlo, ve hasta el final.
    De otra forma ni siquiera comiences.”

    Charles Bukowski

    Cuál es el color de la ilusión?
    El de la prisa con la que llegas a mis versos?
    O esa conjugación final que le otorgas a tus verbos?


    Para comenzar llegas con el traje gastado,
    así no puedes hablar con la nostalgia?

    Ella necesita un amor que sepa susurrarle
    que se moje bajo la lluvia rozando sus labios


    No siempre hay huellas bajo las pisadas,
    también hay lágrimas, pensamientos ausentes
    añorando la quietud de tus ojos.


    Fueron otros tiempos el de los abrazos
    bajo la luna, con el ceño fruncido
    y la sonrisa en la espalda,
    pero tiempos al fin.

    Comenzamos pronto, apenas una aurora,
    allí tomé tu mano por primera vez
    y estaba tibia.


    Las piernas me temblaban, había tanto
    amor en el recuerdo, tantas palabras
    que aún no se decían, no nos quedaba
    espacio para más caricias
    y suavemente, llegó el silencio.


    Ya no hay ese latido acompasado
    ni jardines, ni besos, solo una fiesta
    en la calle desnuda, sin suspiros, sin susurros,
    todo convergió hacia la noche, sólo eso.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Edna Victoria le gusta esto.
  9. [​IMG]

    El amor tiene el color de tu piel
    y hasta huele a ti,
    cuando la noche se asoma
    mi boca, curiosa,
    saborea tu silencio.

    Claudica ante la pasión

    de tus besos.

    Es como un juego entre
    las palabras y los versos,

    donde siempre ganas tu.

    Me miras con tus ojos
    llenos de estrellas
    - porque ellos no saben callarse –

    Es Mayo, recuerdas?
    y en el jardín atardece la primavera
    con todos los suspiros
    pintando de colores sus pétalos,
    mientras nosotros apagamos la luz.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A Edna Victoria le gusta esto.
  10. [​IMG]

    Eres piel de mi alma soñando rebeldías

    con la luna descolgada en tu mirada,

    quimeras desvalidas
    corriendo sin respiro
    tras la vida que te atrapa.


    Eres afán de mañanas
    con tus besos sosteniendo soledades,
    sacas al sol tu sonrisa
    descalzando al corazón en cada empeño
    lucero de mis noches desveladas,
    trasgredes la cordura
    rozando sueños veinteañeros.

    Eres marinero de cielos
    navegando mares inhóspitos
    compañero entrañable de ternuras
    que acunas en tus manos
    los mimos de mi vientre.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]

    A Azalea, Edna Victoria, spring y 4 otros les gusta esto.
  11. [​IMG]

    Desde que tierra sopla el viento que
    nos despeina, el que nos voltea el mundo?


    Había tanta verdad en esos labios!!

    Eran los meses de primavera en que
    el azul brillaba en su infinitud,
    y yo necesitaba unos ojos bañados de luz,
    y una boca que se llenara
    del aroma de los narcisos, de las violetas.


    Fueron tus besos el final de mi destierro,
    ellos correteaban por mi piel
    y caían lentamente
    concediendo uno a uno mis deseos,
    días de luz, del amor desnudo de intenciones,
    que solo se entrega en cada latido.

    Pero nunca la luz es eterna y
    antes de que perdiéramos el rumbo,
    las sombras nos ganaron la partida.


    Queda lejano ahora tu pecho,
    tus hombros, mi descanso, mi quietud.


    De tu boca a mi boca hay todo un cielo,
    un mar, millones de palabras, toda una
    vida y esa sed que nos abrasa, que nos hiere.


    Las flores nos guardan sus pétalos
    para el otoño y en este destiempo,
    mi corazón se regresa hasta mi cuerpo,
    en la esperanza de que mi piel,
    consiga deshacerse de tu piel.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]

    A Azalea, Edna Victoria, spring y 4 otros les gusta esto.
  12. [​IMG]

    Llegó el amor de mañana
    perfumado, muy compuesto
    tocó la puerta dispuesto
    a acabar con mi desgana.
    Asomada a la ventana
    me topé con el galán
    corrí apurada en mi afán
    de darle la bienvenida
    lo recibí sorprendida

    y lo senté en el diván.

    Allí se instaló el amor
    que en ese mismo momento
    con mucha gracia y talento
    disipó mi gran temor.
    Me enseñó que lo mejor
    es dejar que nos suceda
    que se deslice cual seda
    hasta llenarnos el alma
    con ternura y mucha calma
    lo aceptamos, y se queda.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]



    A Tircuy, Edna Victoria, spring y 5 otros les gusta esto.
  13. [​IMG]

    Es lindo cuando dices que me adoras
    con ese tono tuyo lisonjero

    mimas mi corazón con tanto esmero
    que vivo por tu amor todas mis horas.


    Son tus manos caricias tentadoras
    calándome la piel como aguacero
    y tus labios - en juego zalamero -
    se pliegan a mi boca sin demoras.

    Me enredas en tus brazos como abrigo
    con tu risa arrimada a mi costado
    viajando hacia el deseo, tú conmigo.

    Mi cuerpo con tu cuerpo acurrucado
    rozando tus cabellos con mi ombligo
    y la noche, durmiendo a nuestro lado.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Tircuy, Edna Victoria, spring y 5 otros les gusta esto.
  14. [​IMG]


    Necesito que sepas que te extraño,
    te extraño cada día, eres mi anhelo,
    me abrazo a tu recuerdo, no me engaño,
    sin tu amor en mi vida no hay consuelo.
    Un año sin tus besos, todo un año,
    sin tus besos amor, un duro duelo,
    sin sentir en mi boca tu tibieza,
    mis labios languidecen de tristeza.


    No sé como explicarte que tu ausencia
    me robó poco a poco todo aliento,
    es que vivir sin ti fue penitencia,
    penitencia fue sin ti cada momento
    y ya mi corazón no se silencia,
    necesito tu amor como alimento,
    tenderme en tus ojos noche y día
    y en tu risa encontrar la risa mía.


    Por eso he de decirte que te quiero
    que mi amor solo a ti te pertenece,
    este amor que es ternura y desespero,
    a tu cuerpo abrochado permanece,
    y que es a ti, solo a ti a quien espero
    porque tu eres el sueño que amanece,
    como el sol que despierta en mi ventana,
    sembrando de promesas la mañana.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Tircuy, Edna Victoria, spring y 5 otros les gusta esto.

  15. [​IMG]


    El tiempo se desteje hacia la cima
    tenue, como el rumor de los ocasos,

    desandando la vida entre tus pasos,
    vaciándose en el sol como calima.

    Deseos que el mañana desestima,
    navegando callados sus fracasos,
    se acoplan a mi boca sin retrasos,
    anhelo que me abraza y me lastima.

    El otoño apretándome la piel
    con las noches rozando tus ausencias
    atadas a mi cuerpo, hasta borrarnos.


    La luna se detuvo en el dintel

    mudando mis nostalgias en urgencias,
    las manos apretadas, sin tocarnos.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]