1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el segundo número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. ¡¡CIMIENTOS!!
    La campiña donde resbalaban mis sueños
    falda de florcitas amarillas hasta el suelo

    la blusa que flameaban con el viento
    y la hierba que adornaban mi pelo.

    La arboleda almidonada y mi recorrido
    andariego y solitario como el jilguero
    trenzas entretejidas , lasos mañaneros
    la niña del campo sigue en mis adentros.


    Soy la mujer de nube y barro
    cielo y tierra mis cimientos
    soy la mujer del campo
    que enarbola sus raíces
    soy aquella que te dice
    enamórate aquí y ahora
    porque es este tu momento.


    Y si el descuido te sorprende
    y te caes de repente
    debes saber que en ti arde
    la llama de Prometeo
    para iluminar tu sendero.


    Enamórate aquí y ahora
    de la vida, de las flores
    ama tus pensamientos
    esos que te dicen



    ¡Aquí estoy con las fuerzas de los tiempos.-

    [​IMG]
  2. ¡...Misterio...!

    sacudes siniestro
    mis tormentosos
    olvidos.

    ¡...Misterio...!
    despliegas
    mis vidas
    en un torbellino
    de danzas genuinas.


    ¡...Misterio...!
    corroes los tiempos
    y metes tus manos
    de pintor ardiente.


    ¡...Misterio...!
    y el sello del beso
    sopla las cenizas
    los convierte en fuego.


    !...Misterio...!
    mi pie en tu pecho
    sostengo tu aire
    me aspiro tu aliento.


    ¡...Misterio...!
    lomada fisura
    de un cráter dormido
    derrama su nectar florido.


    ¡¡Misterio...Misterio!!
    derrumbas castillos
    mi danza te engendra
    construyes abismos.


    ¡..Misterio...!
    me callas
    delgados hilos de plata
    acercan distancias.


    ¡...Misterio...!
    despierto
    vientos legendarios
    de liras y tientos.


    !...Misterio...!
    te llevo conmigo
    tatuado el instante
    en que fuimos
    ¡...eternos...!



  3. ¡¡NO LLORARÉ LO JURO...!!

    Cuando el canto ya no es dulce

    y se avecina la mezquindad y el tormento,

    hay que dejarlo ir como a la ira y los lamentos.


    Me he puesto mis mejores galas

    para dejarte ir donde mueren las palabras,

    y te despido a los vientos.


    Ya no te percibo en mis vendavales

    ni estas en mis tormentas, que se arremolinaban

    en un beso.


    Ya no distingo tus mares

    que se hospedaban en mis cumbres;

    es que ha pasado el tiempo,

    es que te estás esfumando de mis recuerdos.


    No tengo para ti mis mejores horas,

    no tengo mis gardenias y mis rosas,

    mis fresias se esconden

    de esta mi mirada perdida y somnolienta.


    Sepultaré la melodía

    que fueron nuestros encuentros,

    lapidaré como un epitafio, todo aquello,

    que me llevaron a quererte

    guardando nuestro secreto.


    Cabalgaré los vientos ,

    como un Pegaso debocado ,

    sin percibir las nubes, ni lloviznas, ni aguaceros.


    Y cuando ya acabe contigo en mis adentros,

    cuando cenizas sean nuestros recuerdos,

    no lloraré, lo juro, ni un solo lamento,

    porque te habrás ido para siempre y estarás muerto.


    Porque has callado eternos silencios,

    sin decirme si he sido una caracola en tu mar

    o solo fui un deshecho

    en tu camino de ermitaño y siniestro.


    No lloraré lo juro, ni un solo lamento

    Porque te habrás ido para siempre y estarás muerto.-


  4. ¡¡NO LLORARÉ LO JURO...!!

    Cuando el canto ya no es dulce

    y se avecina la mezquindad y el tormento,

    hay que dejarlo ir como a la ira y los lamentos.


    Me he puesto mis mejores galas

    para dejarte ir donde mueren las palabras,

    y te despido a los vientos.


    Ya no te percibo en mis vendavales

    ni estas en mis tormentas, que se arremolinaban

    en un beso.


    Ya no distingo tus mares

    que se hospedaban en mis cumbres;

    es que ha pasado el tiempo,

    es que te estás esfumando de mis recuerdos.


    No tengo para ti mis mejores horas,

    no tengo mis gardenias y mis rosas,

    mis fresias se esconden

    de esta mi mirada perdida y somnolienta.


    Sepultaré la melodía

    que fueron nuestros encuentros,

    lapidaré como un epitafio, todo aquello,

    que me llevaron a quererte

    guardando nuestro secreto.


    Cabalgaré los vientos ,

    como un Pegaso debocado ,

    sin percibir las nubes, ni lloviznas, ni aguaceros.


    Y cuando ya acabe contigo en mis adentros,

    cuando cenizas sean nuestros recuerdos,

    no lloraré, lo juro, ni un solo lamento,

    porque te habrás ido para siempre y estarás muerto.


    Porque has callado eternos silencios,

    sin decirme si he sido una caracola en tu mar

    o solo fui un deshecho

    en tu camino de ermitaño y siniestro.


    No lloraré lo juro, ni un solo lamento

    Porque te habrás ido para siempre y estarás muerto.-

  5. ¡¡MALDITA LA HORA, MALDITA!!

    Aún no son las cinco de la tarde

    ni se preparan metrallas

    pero siento puñales

    como dagas que me apenan

    y aunque parezcan de seda

    ahogan a mis verbena .


    Hay un silencio de musas

    que me agobian y atormentan

    hay un silencio de aromas

    que en mi vereda se ausentan

    y tengo una pena en el alma

    que se propaga como la hiedra.


    Qué he de hacer si este llanto

    se plantó aquí en mi puerta

    y me desgarra las venas

    salpicando como sangre

    mis flores y me condena.


    Aún no son las cinco de la tarde

    y estoy sola muriendo la pena

    que se agita como el viento

    levantando polvareda

    no hay una musa carcelaria

    que se asome en mis arenas.


    Maldita la hora sea , maldita

    me está quitando la hoguera

    que me provocan los versos

    los que corren por mis venas

    las que me llenan de gozo

    aunque no sea primavera.


    Qué he de hacer con todo el llanto

    que me atraviesa y desespera

    es visceral e incierto

    es abismal la espera

    me han quitado el grito

    que hoy sangra en esta pena.


    Maldita la hora sea.¡Maldita!


  6. ¡¡LA JOVEN Y EL AMOR!!
    El tiempo no determina la edad para enamorarte
    y comenzaste a despertar tu corazón
    y tu vida de amor, en lejanía.

    Tímida, ocultabas la mirada.
    huidiza eras el sol
    escondiendo tu luz, sombría
    no podías mirar tus ojos en otros ojos,

    pero tu corazón ardía.

    Así llegaron y se fueron,
    sin descubrir el beso soñado
    la perla escondida,
    porque las marcas de tu vida solitaria,

    te indicaron el curso que seguirías.

    Largamente hoy sé
    porque te convertiste en esbelta joven,
    temblorosa y ardiente, sutil latiente
    y sin embargo sinuosa y letarga como la neblina

    y despertaste pasiones en aquél que descubrió tu ángel.

    Largos fueron los años que pasaste
    sin el beso soñado, sin las caricias
    y tu cuerpo se insinuaba
    en delineadas y pequeñas curvas
    mientras tu corazón latía,
    apenas te enterabas de tus hormonas

    y los desafíos de la vida.

    Y creciste entre la ingenuidad de tus raíces
    y las metáforas de tu cuerpo.

    Pero el beso llegó callado, tierno
    mientras tu alma se debatía
    en una realidad saludable y genuina,

    ese ángel dormido de ternura.

    La pasión llegó después,
    tras luchar con famosos paradigmas
    y hubo lucha interna
    entre lo deseado y lo temido

    el querer y no querer.

    Los temores salieron
    como fieles custodios de tu realeza
    y en tu reino más prohibido
    escondido como flama eterna,
    un latido, un grito, escenario de lo vivo

    confundió tu gloria.

    Y la gloria fue tu ofrenda más preciada,
    porque el amor vino con clarines
    con gemidos, con lágrimas
    contracciones de pudor
    y elocuencia de ingenuidad

    pero impregnada de sabiduría.

    Tu ser entero vio la muerte y la vida en un instante
    y la gloria fue el estar enamorada y sentirte amada
    florecías joven, con cierta culpa

    pero dichosa en los campos de la inocencia.

    Crecías como magnolia desprendiendo su aroma,
    y estaba bien porque tu experiencia fue buena,
    y te sirvió para amar cada parte de tu propio Ser.

    Eras la joven que se enamoró del amor
    e idealizó la realidad
    y esa realidad se deslizó entre tus dedos

    como pétalos.

    Eras la joven que guardaba sus tesoros
    más preciados en el cofre de la dulzura
    y convertías tus dones en sabias reliquias.

    No fue fácil decirle a tu adentro
    que la vida te lo debía
    y comenzaste a transitar
    el camino de las decisiones,
    aquellas que transformaría

    el curso de tu inesperado mundo.

    No fue fácil porque aún ignorabas lo real,
    eras una ilusión tejida,
    eras un sin fin de perlas que se ocultaban
    detrás de la roca mas hundida
    o tan lejana de las olas

    allá en la cima de la más altiva montaña.

    Convertías tus horas en telares de alegorías,
    convertías tus pesares y tus anhelos en esperanzas
    y sueños.

    Claro que no fue fácil crecer
    sobre todo ver, que nada es lo que parece ser
    que no somos quienes creemos Ser.

    Pero si entender que el crecimiento
    es un completo contemplar
    lo que realmente deseamos ser

    y lo que Somos en realidad.

  7. Mi vida.



    De alumbre parisina, góndolas y tu cumbre

    se asoman mis glicinas para tu nombre aromar

    en el solsticio verde, primavera del amar

    sonido que deleita, soprano en el deslumbre.



    Mi vida entre góndolas ,que fácil se acostumbre

    a la piel de paloma, que revuela hacia tu mar

    en la espuma y arena, a la góndola embramar

    mi vida parisina, ambición es certidumbre,



    de tu piel y de mi piel, no hay ningún derroche.

    Vino blanco en tu copa, viertes a tu manera,

    Merlín con tu varita , parisina en la noche ,



    me descorres el velo, apartado a tu vera

    labios de un beso rojo y sin ningún reproche

    mi vida parisina, y tú en la rivera.
  8. ¡¡MI MUERTE!!
    Cuando llegue mi muerte, sepulcro de verbenas
    llanto, sentido duelo ¡Un regocijo eso quiero!
    palabras de mi pluma, el canto al que me adhiero
    Y el campo de mi suerte, muy quieto entre mis venas.

    La muerte no me alcanza, versos de mis condenas
    quienes , renglón esculpen, pluma negra y tintero
    ¡OH! cadena y mi musa, ¡Oh! lira la que adquiero
    si he de querer yo muero, sombras en las novenas.

    No me cala el destino, si por ti doy la vida
    ¡Oh musa de mi arpegio! Canto de mi alma fuerte.
    No me asusta ni espanta, mi fuente bienvenida.

    Paloma de tus aguas, halcón de sombra y muerte
    ¡Que nadie se insinúe, incierta mi despedida!
    ¡Que nadie se presente y en soledad tenerte.

  9. A veces lastimamos, a los que más queremos.

    No elegí, según mis creencias los hijos me eligieron.

    Carente de modelo, me esforcé, y no sé si fue lo mejor.

    Llena de confusiones, llena de amor, me sedujo la maternidad.

    Disfruté a cada uno, como si fuera el primero.

    Ahora lo que importa son como están esos frutos de la vida,

    Que en mis momentos di la vida, lo que me hacía feliz, me sentía bien,

    Me sentaba el rol y los amé, pero no importaba cuanto daba, ni cómo.

    Lo que importaba es que seguía mis instintos, era un acto de entrega.

    Fui necesaria, y toda esa experiencia es propia y sin calendario.

    Lo llevo en el alma con los retoños que me brindan esos frutos.

    Como toda mujer, como todo ser humano, hay partes oscuras que

    A veces me desbordan, pero nunca es tarde para enmendar.

    Creo mucho en lo que nos enseña la naturaleza, el río, el junco

    Sigue la corriente, se dobla pero no se quiebra.

    Eso siento, por mis hijos, algo bueno hay en cada uno porque se alojan

    En ellos un espíritu de tierra y cielo, de fortaleza y a veces dan ejemplos.

    No se nace sabiendo ser madre, los hijos dan esa oportunidad.

    Me siento orgullosa por eso.

    En cada vida, hay arrepentimiento, pero sé que todo es como debe ser.

    No existen culpas, no hay rencores , cuando te centras y aprendes de ellos.
  10. Como ella tan ruda y piel morena

    como ella tan blanca y frágil

    conjunción de mezclados sentimientos

    el abrazo, el regazo y los recuerdos

    de versos ensombrecidos

    enceguecidos y enamorados.


    Como ella, espontanea , guerrera,

    como ella elocuente y dispersa

    zagas y bella armoniosa naturaleza

    que fluye, como ella.-​

    [​IMG]
  11. Detrás de un morro donde se entrecruzan

    otra escarpada verde y desembocan

    en la cascada de tus negros cabellos

    como hebras lánguidas de luna

    que se enrollan en tu nuca.


    Son flores raras en mi mente

    de este sur que se adormece

    en la líneas de tu frente

    y soy la emperatriz

    con blusa transparente

    donde solo estás tú.-

    [​IMG]


  12. De flores amapolas, de lirios mas hortensias
    De amores y pasiones, de sutiles sabores
    Me enamoran las aves, sobre el vuelo de albores
    Me subyugan nocturnas, las aromadas fresias.
    El vaivén de una rosa,sin campaneos de iglesias
    Sucumbo en los ensueños, de perfumadas flores
    Me mareo de sutiles y efímeros ardores
    No quisiera quedarme ,ser sombras analgesias.

    Sin embargo me temo, que amo los ríos y la mar
    El sauce y su lamento, el azul primaveral
    Porque se aprende ese don, arroparse en el amar.

    El junco no se dobla, sentimiento visceral
    es el río que se junta, para dar en altamar
    porque mis flores me dan, el aroma y su brocal.
  13. ¡¡ EN BELEN !!
    Cuando la estrella de Belén
    bendijo el camino
    y el destino de aquél niño;
    se forjaron en el cielo
    un millón de estrellas
    un millón de mares
    y un millón de ríos.


    Entonces pasaron los años
    y acompañaron a pescadores
    de peces y contadores de monedas
    a recolectar almas perdidas
    pescando almas solitarias.


    Cuando la estrella de Belén
    bendijo el camino
    dice un viejo adagio
    que todos ya habíamos
    nacido.-


    Hoy nos repartimos
    las almas
    en este natalicio
    en un pan sin frutas
    con aromas de semillas.


    [​IMG]





  14. Bordado su vestido, dorado sus cabellos
    la inocente doncella imprudente soñaba
    preludio de un romance indiscreto, rondaba

    en su mente de niña un abrazo de aquellos,


    que en las sombras se fijan como fuertes destellos.
    Irreverente pero piadosa coqueteaba
    sus ardientes impulsos, ya casi lo lograba
    inquietantes revuelos, sus sentimientos bellos.


    Su figura insurrecta, caprichosa y sedienta
    descubrió como magia la savia de aquel beso
    puntillas y bordados volaron desatentas.


    Imprudente doncella, cual sin pudor confeso

    despierta al romancero, su piel que desorienta
    al sutil desconcierto incontable progreso.



    [​IMG]





    [​IMG]
  15. Cuál es el significado de la navidad
    antes estaba segura y preparaba el árbol
    natalicio allá en Belen, y poblarnos de regalos.

    Hoy siento una enorme tristeza
    porque llenas estarán las mesas

    pero vacío de amor y ternura
    el corazón , ¿a quién mira?
    Solo para sí mismo
    tan lejos, pero tan cerca
    para abrir el alma y reflejar
    el palpitar de la gente
    que está sola y triste.

    Yo voy a festejar, el natalicio;
    en recogimiento
    Paz para el universo
    Paz en el cielo sin llamaradas
    Que asusten a los perros.

    Un pan dulce sin frutas secas
    Un mantel de mi abuela
    Y mi corazón para quien
    Quiera compartirlo.-


    A MARISOL PÉREZ le gusta esto.