1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. El sol en la ventana florecía
    una tarde de marzo, dulcemente
    tu boca era un fruta que exigente
    buscaba de mi boca compañía.


    El tiempo se paró por si quería
    mi sueño de naranja en el poniente
    y un beso de tu boca delincuente
    cuajó horizonte donde muere el día.


    Quisiera ser la flecha de Cupido
    Y tu caricia en mi recuerdo quiero
    Que tu mar me proclame ser latido,



    latido intensamente verdadero.
    Decirte muchas cosas sin sentido
    que al amarte en tu lecho yo me muero
  2. Comienza un nuevo día,
    y los campos me traen la frescura
    de una roja sandía
    y siento su dulzura,
    llenándose la tarde de hermosura.

    La tarde en ese enero
    donde el viento norteño fue constante,
    tal vez como en febrero
    pintó una nube errante,
    dejándome en la piel al sol radiante.

    Llegó la primavera
    a quedarse enredada en mi ventana,
    trepando la ladera
    mi ladera serrana,
    vistiéndose de un musgo que engalana.
  3. [​IMG]

    El sol en la ventana florecía
    una tarde de marzo, dulcemente
    tu boca era una fruta que candente
    buscaba de mi boca compañía.

    El viento se detuvo si quería
    mi sueño de naranja en el poniente
    y un beso de tu boca delincuente
    cuajó horizonte donde muere el día.

    Quiero dejar las sombras y el gemido
    de tu caricia en mi recuerdo quiero.
    Que tu mar me proclame ser latido,

    latido intensamente verdadero.
    Decirte muchas cosas sin sentido
    que al amarte en tu lecho yo me muero.

  4. Siempre estás en mi mente,
    en mis versos, la sombra en mi morada,
    tu orilla es solo un puente,
    de luz en mi alborada,
    y veo tu mirar en mi mirada.

    Son tuyas mis canciones,
    son mis versos que quieren complacerte,
    con estas emociones,
    tan solo por tenerte,
    mis palabras no saben detenerte.

    De recuerdo yo vivo,
    los que guardo muy dentro, en mi memoria,
    y de ellos no me privo,
    porque ellos son mi gloria,
    son sueños que reviven nuestra historia.

  5. ¡¡ LAS AGUAS DEL DANUBIO!!

    Las cartas perfumadas con promesas
    como aire de los prados diferente
    le llegan a mi abuela de repente.
    Sus ojos grises, grises de sorpresas

    cual duendes de nostalgias irlandesas.
    Las aves con su vuelo en el poniente,
    la lluvia que transita bajo el puente
    navegando mi abuelo aguas vienesas.

    Las aguas del Danubio y sus anhelos
    los sueños de princesa que bailaron
    bajo el brillo infinito de los cielos.

    Cartas como semillas germinaron
    en Austria eterna tierra en sus desvelos
    dos almas de dos tierras se encontraron.

    Dos almas que se amaron
    navegan las corrientes del Danubio
    en góndolas que miran el Vesubio.

  6. ¡¡ PORQUE YA NADA QUEDA EN TU MIRADA!!


    Eres el silencio que me abisma
    La nostalgia mediterránea y su sombra
    Eres lo que me duele en las manos
    Eres mi extravío quien no me nombra.


    Tu no me miras, ni me ves
    y no me ilumina la ingrata alborada
    solo tengo en mis largo silencios
    mis lágrimas tristes y heladas.


    Mis luceros se apagaron
    No soy nada
    No soy tu norte, ni morada
    Ya nada me importa
    Porque ya nada queda
    En tu mirada.


    Y estoy tan triste
    Que los cielos me lloran.


  7. Se hamacan con el viento sorprendido
    espigas amarillas y doradas,
    y un racimo de nubes coloradas
    abrigan mi costado amanecido.

    Hay flores de montaña en mi latido.
    El musgo en las laderas desgastadas
    vistieron mis caderas entalladas
    de plumas naturales mi vestido.

    Me gusta de las aves su murmullo,
    los pájaros volando sobre el prado
    Palomas provocando suave arrullo.

    Me gusta la pradera y su alumbrado,
    matiz de luna llena con su orgullo
    Llevando primavera en mi tocado.

  8. El mundo miserable es un estrado
    donde todo es estólido y fingido,
    donde cada anfitrión guarda escondido
    su verdadero ser tras el tocado...
    Alfredo B.Palacios.


    Será que eres fachada?
    la sombra de tu sombra más oscura?
    Será que no eres nada?
    perdiendo tu cordura,
    te veo, miserable desventura.

    Tu mundo que escondido,
    detrás de un velo triste y desolado,
    es un mundo fingido,
    oscuro y desalmado.
    como amargo es el pasto enmascarado.
  9. ¡OH! NOCHE NEGRA!!

    Quiero morir de pena
    dejar que el viento lleve mi amargura.
    Dolor que me condena,
    dolor que me tortura,
    en esta llaga negra que no cura.

    Me quedé en tu mirada.
    Cansada y triste quise conmoverte,
    hallarme más calmada,
    pero falló mi suerte,
    luchando cuerpo a cuerpo con la muerte.

    Mi pluma abandonada
    se yergue ante la espesa noche oscura
    y escribo desolada
    calmando mi locura
    ¡oh! noche negra , noche que perdura.

  10. ¡¡DESNUDA!!
    Desnuda, como las musas de Neruda
    desnuda, como una fruta madura
    desnudas, como mis manos y mis pies
    desnuda, mi alma al descubierto
    desnuda la herida en mi piel.

    No es que no tenga mis ropas
    es que soy como un espejo en la bruma,
    en la bruma del querer.-

    Desnuda, como una espesa nube
    que desvaneces su textura
    para desparramarse y llover.

    Desnuda en la mente de esta mujer;
    la música que captura mis nervaduras
    mi corriente sanguínea y los silencios
    en mis abismo como la fruta y la miel.

    Desnuda, en la médula de una duna,
    se incrusta y se ajusta como la pluma al papel
    desnuda la lágrima salada que como agua resbala
    y humedece la espalda de un atardecer.

    Desnuda, de egos de celos y dolor
    por eso desnudo mi alma
    y siento apertura para querer
    la desnudes del alba y del amanecer.

    Desnuda, como las musas de Neruda
    pero con vocablos despiertos
    que saben de su propia desnudez .

    Desnuda, como una ninfa blanca
    que sabe a menta
    cortando la hierba
    adornándose.


    A Lorelizh Beye le gusta esto.
  11. ¡¡QUE ME LLEVE LA TARDE A TU VENTANA!!

    Que se oculten tus ojos de avellana
    si siento tu mirada indiferente
    quisiera tu sentir irreverente
    y un beso palpitado en la mañana

    Que me lleve la tarde a tu ventana
    y se expanda mi amor tan elocuente,
    que agigante la dicha de repente.
    Quisiera yo tenerte cual sultana.

    Los momentos de incierta desventura
    se volvieron momentos luminosos
    con la luz de tu risa en mi ternura.

    Yo cambio por tus besos generosos,
    esta dicha de darte mi locura
    locura con mis brazos amorosos.
    A Lorelizh Beye le gusta esto.
  12. Soneto que aprendí con sacrificio
    promesa que cumplí como una errante
    poniendo todo esmero muy constante
    midiendo la palabra en el inicio.

    Comienzo convertido en un oficio
    sintiendo al corazón tan palpitante
    alegre se ha sentido mi semblante
    escrito sin alarde sin prejuicio.

    Escribo del amor enamorada
    del cielo azul que luce sus estrellas
    de nubes de colores la alborada.

    Renglones de palabras cual centellas
    candiles que iluminan mi morada
    luciérnagas fugaces de doncellas.

    A Manuel Bast le gusta esto.
  13. Las nubes blancas flotan en el cielo,
    se hamacan con el viento suavemente,
    y lucen sus colores libremente,
    son blancas almohadas donde suelo,


    dejar mi risa, canto y desconsuelo,
    la nube como un manto amablemente,
    arropa mi costado dulcemente,
    arrullando encantada mi desvelo.


    Paloma que ha perdido su horizonte
    la muerte le persigue sigilosa
    la balsa, la moneda de Caronte.


    La nube se aparece misteriosa
    dejándome la lluvia de aquel monte.
    Perfuma mi alegría intempestuosa.


    A Manuel Bast le gusta esto.
  14. ¡¡ EL VIENTO!!

    El viento enfría el aire en primavera
    se lleva la tormenta aquel anhelo
    haciéndose sombrío mi desvelo
    lloviendo como el llanto en mi ladera.

    El viento sopla fuerte en mi quimera
    Haciéndose de noche todo el cielo
    La lluvia es solo lluvia y desconsuelo
    Me invade la tristeza en la rivera.

    Callada me he quedado irremediable
    A oscuras ocultando aquella herida,
    La sombra de mi sombra desarmable.

    Después al despertar me fui dolida
    Dejando el desafío inexorable,
    Mis sueños apagados y sin vida.
  15. ¡¡ME VUELVEN VULNERABLE LAS ESTRELLAS!!

    Amar es condición de estar presente
    es darse por entera desde el alma
    virtuosa sensación que al dar se siente
    entrega del amor que da la calma.

    Saber que siempre esperas mi quimera
    destino inexplicable y diferente
    decirte con pasión lo que quisiera
    que un beso me desarma dulcemente.

    Me vuelven vulnerable las estrellas
    seduce tu cantar a mi almohada
    me dejas en la piel doradas huellas
    te dejo yo la miel enamorada.

    A Niño grande le gusta esto.
  16. ¡¡Cederé en tu almohada!!

    La vida me concede tu presente,
    la gracias de tu dulce compañía.
    Quisiera que lucieras tu hidalguía,
    hidalga tu figura sugerente.

    La vida me devuelve de repente,
    las flores que embellecen a mi día,
    su aroma en tu ventana quedaría,
    quisiera ser su aroma permanente.

    Llenarte de ternura con mi abrazo,
    quedarme con tus besos, extasiada,
    ser dulce arrullo, pieles y regazo.

    Seré por siempre fiel, tu enamorada
    quisiera recorrerte con mi brazo
    por siempre cederé en tu almohada.

    A FJMalpica le gusta esto.
  17. ¡¡TE CONDENO!!

    Te condeno al recuerdo memorable
    con miradas teñidas de ternura
    con los besos ardientes de locura
    revivir el anhelo inconfesable


    Te condeno a quererme inagotable
    sin olvido te entrego mi dulzura
    este sueño dorado a la ventura
    con tu mar de un celeste invalorable.


    Te concedo la suerte de envolverme
    con tus brazos tendidos tiernamente
    te concedo el derecho de quererme


    De quererme por siempre eternamente
    para siempre la dicha de tenerme
    te concedo mi paz intensamente.

  18. ¡¡ ME ACARICIASTE EL ALMA !!

    Donde quiera que estés
    te gustará saber
    que te pude olvidar y no he querido,
    y por fría que sea mi noche triste
    no echo al fuego ni uno solo
    de los besos que me diste.
    J.M.Serrat.


    Y yo jamás pude sacarme de la piel
    esos versos enamorados
    que me hicieron florecer
    y he permanecido siempre fiel
    a nuestro epistolar romance.

    Siempre me dejas el beso en mi almohada
    y me acaricias el alma, cuando te pregunto
    cómo es ese beso completo que me manda?
    y veo la dama y el vagabundo
    que se unen en largo tallarín.

    Qué imagen tan tierna
    en tu singular manera
    de arroparme en tu querer.

    Cómo no voy a amarte
    centurión de mis violetas
    si te alojas en mi alma
    una y otra vez.

    Te adentraste a mi mundo
    de romántica empedernida
    llena de fantasías
    y si no me tocaron tus manos
    me acariciaste el alma
    con tu singular manera
    de arroparme en tu querer.

    Cómo no voy a amarte
    paladín de mi ternura
    con toda esa dulzura
    yo me siento más mujer.

    Eres mi música y estás en mi latir
    eres la melodía del alma
    expresándose en todo mi Ser
    y es como quiero vivir.

    Acariciándonos el alma
    una y otra vez
    con tus detalles
    y rompes mis esquemas
    donde yo me fundo
    y Soy lo que quiero Ser.