1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño

  1. ¡¡Como en los puentes!!


    Dejarás que me esfume
    en la niebla de tu pensamiento
    pero me quedo en estas páginas
    con mi corazón desecho
    porque soy una mortal
    que se equivoca al pensarte.

    Y tengo celos
    de tus sábanas que acarician
    tu cuerpo
    de el agua que recorre
    tu espalda.

    Tengo celos marino
    tú lo sabes
    debo callar
    mis sentimientos
    como callaron en Madison
    ese vino que no se bebe dos veces.

    Mis creencias no son nada
    porque te quiero desde el alma
    y me veo en ese puente
    dejándote ir con mis nostalgias.

    Sin embargo estoy aquí
    con este amor que me desborda
    y seguiré amándote en la distancia.




  2. ¡¡VIVIENDO EN CAPILLA DEL MONTE!!

    He vivido en tantos lugares en mi vida.
    En el campo de mi madre, vi crecer los melones y las sandías, los girasoles que buscan al sol.
    He subido de muy pequeña con mi tía en un sulky que nos llevaba al pueblo,
    aun recuerdo el aroma del caballo y ese inconfundible olor a cuero.
    Recuerdo ese perfume de mi tía cuando se acercaba y me daba un beso, era dulce y suave.
    Lo recuerdo muy bien.
    Recuerdo haber vivido con mi abuela Petra, y de quien heredé un ropero con grandes espejos
    llenos de cajones, muy antiguo y me trajo de Austria una muñeca de trapo y un patchwork
    de un millón de colores.
    En el Campo he llorado mucho, no era mi lugar, no tenía a mis hermanos, y mi madre se había ido
    apenas en mis cuatro años y mi tía era su gemela.
    Volví a mi casa paterna con el estilo de un museo, no tenía timbre, tenía una manito de bronce
    y allí se golpeaba y resonaba dentro de la casa.
    A delante un jardín, a los costados palmeras, y un patio donde aprendí a pedalear mi bicicleta.
    Teníamos árboles frutales y nunca olvidare los higos y su bella flor.
    Ese era mi lugar de niña, solitaria con un padre romántico de quien herede el gusto por la poesía y la música de Chopin, Mendelssohn , Schubert y otros tantos clásicos.
    Las tardes de tomar el té, los adultos amigos de mi padre todos poetas o músicos.
    Pasaron los años y me convertí en adolescente, ignorando muchas cosas de mujer.
    Mi padre tuvo una novia o varias, pero una me enseño lo que debía saber.
    Pasaron otros largos años y me casé tuve tres hijos, dos varones y una niña.
    Ahora son adultos construyendo sus vidas.
    No sé muy bien, pero ahora resido en Córdoba, en Capilla del Monte.
    Y aunque extraño algunas cosas de allí, donde no se duerme siestas y los negocios están siempre abiertos, empiezo a acomodarme, como cuando uno busca anidarse en la cama para dormir.
    Me estoy acostumbrando a ver los perros en las calles, acompañando a sus dueños , ellos habitan las calles como
    fieles custodios de la tierra.
    Y me da la impresión que es una característica amigable de Capilla del Monte.
    Tengo un enorme cactus en la parte de adelante que está floreciendo, mucho espacio atrás,
    hay un tilo cuyas flores son divinamente aromadas.
    Veo las Gemelas, son mis laderas, las miro en las mañanas.
    El Uritorko imponente son mis montañas.
    Y en las noches las estrellas parece que las pudiera tocar, a veces me imagino dormir en un árbol bajo los reflejos de la luna.
    Me estoy sintiendo en casa, y gracias a esta página, empiezo a conocer a personas, ya que en Barrio Valenti, sobre todo en mi calle que es de tierra, no tengo vecinos y los negocios no están muy cerca.
    Le dejo esta pieza que me apacigua y enamora aunque en las noches soplen los rebeldes vientos.


  3. [​IMG]

    ¡¡ NO SE BEBE DOS VECES ESTE VINO!!

    Me quisiste entre muros y entre nieblas
    entre nubes oscuras y tormentas
    que importa si te quise en la penumbra
    porque ha de importarme si te quiero igual

    Yo siento de esa tormenta la calma
    que después llega y reposo y me anido
    como un ave en su nido
    y siento la lluvia de esa nube
    que me cobija y alberga.

    Me quisiste en la sombra aquel día
    y no se pierde en la nada el recuerdo

    no te busco ni te sigo pero te quiero
    callada, tal vez sombría
    y pienso en ti casi todo el tiempo

    No hay muros ni sombras
    ni nada es oscuro
    es solo amor, amor del sueño
    tal vez en este mundo de prohibidos
    existe mi mundo donde somos libres.

    Donde no existe el olvido
    No se bebe dos veces este vino
    Y esto no pasa dos veces.


  4. ¡¡ NO QUIERO MIRAR DOS VECES!!

    Hay cosas que miramos
    dos veces y no las vemos,
    perplejos nos quedamos.

    Hay cosas que perdemos
    sin entender demasiado.

    Las aguas se nos van
    en medio de un torrente
    en los tejidos del alma,
    con las hojas del tiempo,
    y sus ramas de alambre.

    Las flores del cerezo,
    son blancas o rosadas,
    es lo que vemos en los jardines,
    en las tibias madrugadas.

    Hay veces que sentimos
    la lluvia como un salmo,
    caer en nuestros patios,
    mojando los rosales.

    Hay veces que no hay nubes
    Y el cielo azul
    parece transparente,
    es donde me apaciguo
    para poder mirarte.

    Y si te miro me pierdo,
    como una adolescente,
    entonces dormir ya no puedo
    porque he mirado dos veces,
    y sin entender no te veo.

    Hay un cielo que nos mira,
    y una tierra donde vivimos,
    un sol que nos ilumina,
    los vientos nos acarician
    y los besos nos calman.

    No quiero mirar dos veces
    y no quiero perderme nada
    vivir es lo que quiero
    con mi alma enamorada.


  5. ¡¡ SEPTIEMBRE EN MI VENTANA!!

    Amanece un septiembre en mi cama
    tengo el sol en mi ventana
    tengo un beso en mi almohada
    y un canto de en mis oídos de Aznavour.

    Tengo tus cartas, las que leo en silencio
    canciones que me mandas
    las que en mi mente se graban
    y así es como me enamoras y me hablas.

    Me detengo en tus ojos de almendras
    no sé por qué lo hago
    tan solo me detengo porque te percibo
    en el aire, en la brisa y en el viento.

    Amanece un septiembre entre mis sábanas
    que lucen desoladas sin tú espalda
    pero llenas mi alma con versiones que no acaban
    llenas mi vida de fantasías románticas.

    Cómo es tu despertar cariño
    si nos separan tus mares y mis cumbres
    cómo es tu despertar sin esta piel
    que te anhela en cada amanecer.

    Soy tu secreto el más prohibido
    soy tú dicha y tú sustento
    y tú eres mi mejor momento
    el que vivo y tú reavivas
    con solo mirarme si te miro.

    Te amo sin condición
    me arropo en una ilusión
    que me sostiene y acompaña
    como lo haces tú, sin que lo pida.-

  6. ¡¡NOVIEMBRE!!


    Noviembre en mi torso de trigo
    yo elijo la luna clara
    rocío en mis labios
    mis manos te abarcan
    en un suave delirio
    de jazmines y rosas


    Noviembre en tus ojos de vidrio
    un canto de alondra en el viento
    perturban mi oído y mi mente
    te atrapa en letal sonido.

    Noviembre de arenas

    y un poema de aromas
    adornan los riscos
    en la esquina de tu boca.-


    ¡Oh! noviembre de nubes con alas
    mi torso de trigo y tus ojos de vidrio
    un canto de alondra en el viento
    te trae y te aleja en suave delirio
    y un poema de aromas
    se queda conmigo.

  7. ¡! NO BUSQUEMOS AFUERA LO QUE ESTA EN NUESTRO INTERIOR!!

    En mi anterior escrito, CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR.
    Frase de un poema de Machado, hice un breve resumen de la novela El alquimista.
    En ese pasaje donde el pastor va a buscar su tesoro desde España a Egipto, él descubre que su tesoro estaba detrás de la capilla donde pastoreaban sus ovejas.
    Yo que vivo aquí en Capilla del Monte, dónde el lugar es mágico y místico, mi inspiración fluye como las aguas de un río y quería darle una vuelta de rosca a ese pasaje.
    Lo que quiero decir es que buscamos en otro sitio, lo que está allí tan cerca que no lo vemos.
    Me ha pasado que no encuentro mis anteojos y me desespero, y los busco y resulta que lo tengo puesto como vincha, o las llaves, no las veo no las encuentro, y están en mis manos.
    Pasa que no vemos o buscamos en el lugar equivocado porque estamos distraídos.
    Buscamos afuera lo que está dentro de nosotros.
    Buscamos la felicidad afuera, necesitamos un contexto para ser felices.
    O dependemos de alguien para sentirnos bien.
    Y esa es mi reflexión, la vuelta de tuerca.
    A veces no podemos estar solos, porque aparecen los miedos, y ese miedo me parece a mí tiene que ver con ¿ Qué me voy a encontrar, qué hay dentro de mí?
    Anthony de Mello decía: El hombre es mucho más de lo que cree que es.
    Tuvieron que pasar algunos cuantos años para entender esa frase.
    Yo me hice muchas veces las mismas preguntas, quién Soy, de dónde vengo, a qué vine y a dónde me dirijo.
    Ya tengo mis respuestas, y seguramente el que me lee tenga las suyas, y sería bueno que las comparta.
    Lo importante es comprender, me parece a mí, que somos más de lo que creemos.
    Que todo está dentro de nosotros
    El amor, la felicidad.
    Y que dónde quiera que estemos, sea el lugar que sea, y allí sentimos que es nuestro lugar
    aunque suene redundante, allí es el lugar.
    Siento que Capilla del Monte es especial, porque todo Córdoba esta sobre cuarzo.
    Lo he leído en algún lugar, el cuarzo contiene la memoria del universo, y eso se percibe,
    sobre todo en aquellos que estamos en la búsqueda de respuestas.
    Les diré algo que es mío y muy personal, me encanta el mar, y nadar en el, me gusta el clima cálido, mi hija vive en Brasil y allí no hace frío nunca.
    Pero por alguna razón, que la razón no entiende empiezo a disfrutar de la variedad del clima
    En este mágico y místico lugar.
    Le dejo estas palabras que son de Anthony de Mello.
    «¿Y por qué canta el pájaro?», respondió el Maestro. El pájaro no canta porque tenga una afirmación que hacer. Canta porque tiene un canto que expresar. Las palabras del alumno tienen que ser entendidas. Las del Maestro no tienen que serlo. Tan sólo tienen que ser escuchadas, del mismo modo que uno escucha el viento en los árboles y el rumor del río y el canto del pájaro, que despiertan en quien lo escucha algo que está más allá de todo conocimiento.
    Espero que esto les sirva como a mí y podamos compartir nuestras inquietudes.

  8. ¡¡ NO SE BEBE DOS VECES ESTE VINO!!


    Me quisiste entre muros y entre nieblas
    entre nubes oscuras y tormentas
    que importa si te quise en la penumbra
    porque ha de importarme si te quiero igual


    Yo siento de esa tormenta la calma
    que después llega y reposo y me anido
    como un ave en su nido
    y siento la lluvia de esa nube
    que me cobija y alberga.


    Me quisiste en la sombra aquel día
    y no se pierde en la nada el recuerdo

    no te busco ni te sigo pero te quiero
    callada, tal vez sombría
    y pienso en ti casi todo el tiempo


    No hay muros ni sombras
    ni nada es oscuro
    es solo amor, amor del sueño
    tal vez en este mundo de prohibidos
    existe mi mundo donde somos libres.


    Donde no existe el olvido
    No se bebe dos veces este vino
    Y esto no pasa dos veces.


  9. ¡¡ EN MEDIO DE ESTE ADAGIO ENAMORADA!!

    Jamás podré olvidar la primavera
    aquella en tu mirar de enamorado
    el cielo de un celeste despejado
    mostrándome el camino a mi quimera.

    Recuerdo que me hiciste a tu manera
    abrazando este amor afortunado
    con mi pelo que al viento es ondulado
    te quise más que a nadie por entera.

    Yo sé que toma tiempo ser morada
    anidarme en tus brazos sin olvido
    guardar mis sueños junto a tu almohada.

    Te quiero como nadie te ha querido
    en medio de este adagio enamorada
    feliz y complacida en mi latido.

  10. ¡¡ADAGIO!!
    Es música de alondras en los vientos,
    melódica y suprema me estremece,
    me apacigua, me calma y entristece
    despertando profundos sentimientos.

    Sonidos que cobijan mis advientos,
    adagio memorable que embellece,
    romántico violín que se enaltece
    llegándome sutiles pensamientos.

    Quisiera ser el viento y sus sonidos,
    quisiera ser el prado y su belleza,
    aroma de la tierra en mis sentidos,

    la música que gime su grandeza,
    el rostro de los tiempos florecidos,
    el pueblo del adagio y su simpleza .

  11. ¡¡HAZLO!!

    Bello es cuando te apasionas
    por el aroma de las flores
    cuando te enamoras
    de la vida y su esplendor.

    Bello es tener como amante
    el crepúsculo, los albores
    los remolinos de tu mente
    que alborotan tu Ser.

    Bello es bañarte en los espejos de la luna,
    con la complicidad del mar, tu confidente
    y bello es atesorar las nubes rosas
    que cobijan el cielo en su peregrinar.

    Y más que bello es navegar
    en tus propias líneas
    que fluyen como torrentes
    longevas letras del alma.

    Entonces apasiónate por las fresias
    enamórate y se la amante de los tiempos,
    báñate con el brillo de la luna
    y escribe tu propia historia.

    Pero hazlo creando tu propia realidad
    impresa en los laberintos de tu mente,
    verás que la generosidad de las flores
    la benevolencia de los horizontes
    crepuscular de las pasiones
    te harán tan grande como el universo
    y tan pequeña tal la microscópica célula.


    A Felipe Antonio Santorelli le gusta esto.
  12. ¡¡DULZURA!!

    Eres esa bebida que sabe a frutillas
    a jengibre y a manzanas
    y sientes que la bebes y te sanas
    sientes que de verdad te cura.


    Sientes como recorre
    tu sistema como la miel
    que todo lo suaviza
    que todo lo endulza.


    Te refresca el aliento
    la percibes y te alivia
    eres esa sensación
    que solo lo perciben los sentidos.


    Eres como una roja sandía
    con la que tus ojos
    quedan absortos
    porque todo es color
    dulzura y alegría.


    A Felipe Antonio Santorelli le gusta esto.
  13. !! Donde me muero!!

    Una lánguida y tibia nube me abraza
    abriga mi desconsuelo
    porque del otro lado del viento
    me espera un gélido silencio.
    El que me hiere y ya no quiero.

    Son canciones sin alma que no esperan retorno,
    cuajando el aire de palomas intrépidas.

    ¿Qué ha sido del Amor en el que he creído?
    Un tímido instante en un eterno siglo
    sumergido en un mar de desencuentros,
    un suspiro de nostalgias desgastadas
    que fueran solo palabras
    pobladas de ausencias.

    ¿Qué ha sido de mis advientos?
    Susurro de poeta enagenada
    con lágrimas secas y desiertas
    de risas postergadas por el desaliento
    murieron en mi corazón ilusiones que no fueron.

    Mi tren cambio el destino
    por el óxido del desprecio
    quien encerró carcelario en el destierro
    mis tiempos felices de aciertos.

    Y hoy estoy triste en un torpe naufragio
    en esta tarde de Julio, donde me muero._
  14. ¡¡De Glicinas!!

    Se enramaron en mi muro como racimos
    suaves pétalos aromados de quietud
    se enramaron en mis grietas de silencios
    me aromaron de amor.

    Se enramaron en la cadencia del sol
    en la quietud del remanso
    perfumando el alba como niebla.

    En la quietud de lloviznas
    las glicinas atraparon mi tormenta,
    la flama del Etna en mi sangre
    el pálpito de la pasión.

    Se enramaron en mi muro como racimos
    en tus carnosos labios el torbellino
    el beso aromado de alilados pétalos
    suaves, candentes, aterciopelados
    y armoniosamente bellos
    me aromaron de amor.

    ¿Cómo decir que el húmedo aroma
    de un racimo alilado
    estalla en mi adentro?

    ¿Cómo decir de la flor
    cálida y suave
    es mi pura expansión?.

    Un brote de locura
    me arropa e inflama
    el aroma de mis flores
    en un silencio de glicinas
    que adornan al sol.


  15. ¡¡AMARILLAS!!

    Entre las sombras , las semillas
    las espigas florecidas
    en un mundo alternativo
    de sombras y neblinas
    tu yo como estrellas
    envueltas en nebulosa
    ¡amarillas.!

    En este mundo de sombras
    las vías de la vida se detienen
    en algún anden pero continúan
    no se detienen y vuelven a florecer.

    Entre las sombras, las semillas
    un árbol se fortalece
    en su savia nutricia
    recorre esta piel desnuda
    y eres tu mis ramas verdes
    y yo las floreces húmedas
    que huelen al amanecer
    .

  16. ¡¡YA HAS MUERTO !!

    Constante adoro a quien mi amor maltrata;
    maltrato a quien mi amor busca constante.
    Sor Juana Ines de la Cruz


    Me has matado tantas veces
    me has ignorado
    y hoy me sepultas
    con tu indiferencia
    como un agravio
    no te siento necesario.

    Sembraste en mi el odio
    y con todo mi ser te quiero lejos
    eres vil y miserable
    nada te hace memorable
    para mi ya has muerto.
    A Lorelizh Beye le gusta esto.
  17. ¡¡ LOS RECUERDOS QUE GUARDO!!


    Hay cosas que guardo con apego;
    un broche de mi pelo
    con forma de corazón
    con piedras coloradas
    incrustadas en un armazón
    dorado y reluciente.


    Hay pequeñas cosas que valoro
    una cruz que cuelga desde mi cuello
    y se acomoda en medio de mi pecho.


    Una cajita que me acompaña
    desde hace tiempo
    estampados sus colores en verdes
    y anaranjados,
    con su forma ovalada
    donde guardo pequeños recuerdos.


    Una manito de madera que escondo
    en mi billetera;
    era de un Cristo que se rompiera
    en una de mis mudanzas.


    Tenia sus brazos abiertos
    y al caer se quebró en pedazos
    yo guardé su manito
    tiene como 20 años.


    Pero hay cosas que guardo en mi alma
    recuerdos de mi primera infancia
    de niña solitaria
    sentada en los escalones de mi casa
    la vereda frondosamente arbolada
    la palmera que me dio su sombra
    las plantas de naranja amarga
    y un galpón al que le tenía miedo.


    En mi fantasía de niña,
    podía imaginar muchas cosas.


    Un día subí al techo de ese galpón,
    trepando un árbol de costado
    y encontré una planta rara
    cuyas flores colgaban desde el techo,
    jamás supe cómo se llamaba
    solo se que se abría de noche
    como una gran campana.


    No sé por que estoy recordando
    la glorieta enramada de jazmines
    la santa rita de color fucsia
    donde tomábamos el té
    siempre con mis dos hermanos
    aprendí a jugar a los indios
    y siempre era yo la prisionera.


    Me asomas esos recuerdos
    y no quiero dejarlos guardados
    en mi cajón.


    Siempre he de compartir
    porque solo me sale escribir
    lo que me gusta compartir.

    A Acnamalas le gusta esto.
  18. ¡¡CEREZOS EN FLOR!!

    Cerezos en flor y tus mañanas frías
    mi boca y tus besos la pasión del día
    el rito de las flores tus manos en las mías
    el sabor de la fruta en mis labios que delicia.


    Primavera en el aire de cerezos
    primavera en la piel y mis desvelos
    siempre hay pasión y deseos
    cuando sierro mis ojos y te veo.


    Cerezos y manzanos el sabor
    las flores que aroman con color
    el beso que se cuelga de la sabia
    la sabia que corre con calor.
    A Acnamalas le gusta esto.
  19. ¡¡ LA BRISA BASTARÍA !!


    No sé lo que me pasa de repente
    pero sé que me invade tu sonrisa
    los vientos me traen tu suave brisa,
    y llevo en mis adentros mansamente


    los versos que palpitan en mi mente.
    Recuerdos de lo nuestro tienen prisa
    de volar escalando la cornisa
    Y amarte en esta vida frente a frente.


    Por ti llega a mi ser, esta presencia
    tu triste soledad junto a la mía
    rompiendo su posible contingencia.


    Después mi plenitud te da armonía
    un dulce despertar el de tu esencia
    ya forma sólo un ser tu compañía.


    La brisa bastaría.
    Tu voz la que me nombra en la mañana
    el sol que te acaricia en mi ventana.
  20. ¡¡ INJUSTICIA!! II

    El servil transitando sus miserias
    Teje la burla bien suyo y Escondido
    Se jacta del que acata lo impartido
    Arrogancia festiva poco seria.


    Sería aquél perito en la materia
    Quien alaba y seduce los oídos
    Literato , renglones corrompidos
    Inundan y corroen mis arterias.


    Sería el buen sentido la decencia
    Será que se ha perdido doblemente
    De la palabra verdad y su esencia.


    Será que se ha perdido innoblemente
    De la verdad su estigma e inocencia
    Me duele ésta partida noblemente.
    A Seisen y Dvaldés les gusta esto.
  21. ¡¡QUIERO LA LLAGA NEGRA DE TU PENA!!

    Quiero la llaga negra de tu pena
    la rosa oscura en tu triste sendero.
    Quisiera que te llegue mi te quiero
    que mi caricia llegue a ti serena.


    Ser otro mar colmado de verbena
    prendida a tus advientos, tu aguacero
    el agua urgente en tu mirar certero
    cristal de lluvia en tu pupila plena.


    Y en las amargas tardes sin olvido
    gozar la miel bebiendo en el presente,
    presencia en mi locura y mi latido.


    Mareas de olas sol en el poniente
    mi voz, gemir ardiente este sonido
    sentir callado corazón latiente


    Quisiera ser ferviente.
    Que el tiempo nos encuentre en la arboleda
    la sombra de sus ramas la alameda.

  22. ¡¡ CELESTE LEJANÍA!!

    Crece de los vientos milagrosa
    la magia que habita en mis advientos
    y la lluvia cual cadencia luminosa
    moja mi tierra, mis jardines y mis rosas.

    La luna llena añora otra celeste lejanía
    y calladamente en otro mar reposa
    y se pregunta dónde se escode
    un mañana de luz temprana
    donde se posa calmadamente el sol.

    Juegan conmigo los azares de las flores
    la brisa suave del campo
    me trae el frágil aroma del limonero
    una flor pequeña en la dimensión de un lucero.

    Puede que esa celeste lejanía
    sea la de otra galaxia
    y empecemos a sembrar
    semillas estelares.

    Puede que ellas florezcan
    en los jardines del cielo
    y podamos recoger
    en la celeste lejanía
    mil flores en primavera.


  23. ¡¡PORQUE SÍ, PORQUE TE QUIERO!!

    Te quiero porque si, porque te quiero
    sin entender mis pulsaciones
    sin entender mis hormonas
    tampoco mis emociones.

    Qué hay que decir de esto;
    que te quiero desde el alma
    que te siento tan , pero tan cerca
    que percibo hasta tu aroma.

    Miles de te quieros hay en mis vientos
    aquellos que te envío cuando duermo,
    aquellos que te envío mientras sueño.

    Y los besos?... tu dices
    deja que los besos se entiendan
    entre ellos,
    que ha hay que decir entonces
    si te quiero como te quiero.

    Es que, ha pasado una vida
    y quien lo diga
    tal vez también en otras
    esta alma que te ama
    desparramada y loca
    no solo busca la húmeda almohada
    sino un lecho de nubes rosas.

    Qué hay que decir de esto;
    si te quiero con el alma
    que nada espero y todo de ti tengo
    la dulzura en la mirada y la ternura
    y quien lo diga
    si el amor fluye en nuestra semblanza
    nuestro encuentro no es fortuito
    son designios del infinito.

    Y porque te quiero como te quiero
    así, arremolinada y tierna
    tu te vas por la enramada
    de mis fresias aromadas
    y acomodas tu costado
    en mi alma que te ama.



  24. ANULADO
  25. ANULADO
  26. ANULADO
  27. ¡¡ AMOR DEL BUENO!!

    Te quiero porque sí, porque te quiero
    Que importa , si es cierto y definitivo
    Que importa si te quiero así, masivo
    Lo nuestro ha sido siempre así sincero.


    Te quiero en la cordura de mi otero
    Ternura, parpadeo subversivo
    Te pienso enamorado e invasivo
    Lo nuestro es beso tierno, aventurero.


    En el camino abierto donde admiro
    Amor del bueno así libre y completo
    Es tan completo y dulce que te aspiro.


    Lenguaje amor del bueno que interpreto
    Y dulcemente amor yo te respiro

    Te quiero asï fatal, como indiscreto


    Te quiero porque sí, porque te quiero
    Que importa , si es cierto y definitivo
    Que importa si te quiero así, masivo
    Lo nuestro ha sido siempre así sincero.


    Te quiero en la cordura de mi otero
    Ternura, parpadeo subversivo
    Te pienso enamorado e invasivo
    Lo nuestro es beso tierno, aventurero.


    En el camino abierto donde admiro
    Amor del bueno así libre y completo
    Es tan completo y dulce que te aspiro.


    Lenguaje amor del bueno que interpreto
    Y dulcemente amor yo te respiro

    Te quiero asï fatal, como indiscreto