1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. ¡¡DE SUSPIROS Y MIRADAS!!

    Yo veo en tu mirada que me miras.
    Rodear mi cintura es lo que siento,
    procuro tu calor cada momento,
    desear el suspiro que suspiras.


    Respiro aquel perfume que respiras
    prolóngame la vida en tu portento
    yo quiero para mí tu sentimiento
    saber que te deliro y me deliras.


    Guardemos el secreto en la almohada
    los sueños, la esperanza los anhelos.
    Preservo nuestro amor enamorada.


    Has sido mi candil, la luz, los cielos
    poniendo el corazón en la mirada
    sentir que soy por siempre tus desvelos.

    [​IMG]
    A Francisco Manuel le gusta esto.
  2. ¡¡ANTE EL TRONO FLORIDO DE TUS BESOS¡¡

    Eres mi enredadera,
    donde enredamos pieles y temblores
    eres mi primavera,
    sin miedos ni pudores,
    y el aire perfumado de mis flores.

    ¿Dónde dejé mis rosas?
    Ante el trono florido de tus besos.
    ¿Dónde están las frondosas
    sombras de labios presos,
    labios embelesados en mis huesos.

    Eres mi madreselva
    donde el amor se anida en la almohada,
    porque espero que vuelva
    tu amor, enamorada.
    Eres mi luz de rayos coronda.
  3. ¡¡SI LLORO NO PROCURES MI MIRADA!!


    En el silencio muero,
    envuelta en un invierno congelado,
    se muere lo que quiero.
    Infierno desolado.
    El viento va llevando mi pecado.

    Pecado el de quererte.
    Pecado que arrebata mi cordura.
    Pecado que es mi muerte.
    la muerte que es oscura.
    La noche se hace larga en mi amargura.

    Mi llanto me condena,
    salada lágrima desamorada.
    No quiero tu cadena.
    Me quiebro desarmada
    Si lloro no procures mi mirada.
  4. ¡¡PARA BEETHOVEN!!

    El claro de la luna en mi ladera
    flamea como un canto melodioso
    del músico, Beethoven talentoso,
    sonata de la noche compañera.

    Mi pulso por el gusto, se acelera,
    sonido en un teclado generoso
    del músico brillante, Ser virtuoso
    trasciende su destreza sin frontera.

    Sonata resonando poderosa,
    conmueve de manera inexplicable
    llegando a mis oídos, milagrosa.

    Me embriaga, me seduce inexorable,
    la música genuina y victoriosa.
    Beethoven para siempre memorable.
    A MASTER LY 22 le gusta esto.
  5. ¡¡ EL HILO ROJO !!

    Mi humanidad recostada
    en los lechos de un río
    de ilusiones y recuerdos
    fundidos en mi memoria
    recobra los sentidos.

    Tú crees que tengo una vida solitaria
    porque no percibes y lo crees imposible
    pero más de una vez
    has dejado en mi almohada
    el aroma de tu piel humedecida.

    Hay almas que se anhelan
    que está más allá del entendimiento
    como un hilo rojo en el desierto
    que las une y jamás nadie las separa.

    Es como dice el dicho árabe
    Maktum, estaba escrito
    que en algún lugar preciso
    nos encontraríamos
    y, aunque tú no lo creas
    nada es casual y todo sucede
    en nuestros mundos paralelos.

    En ese estrecho laberinto
    donde todos somos eternos
    el amor es la consigna
    es el amor el que perdura
    es el amor que no se resigna.

    Aquél que cree, crea su propia realidad
    para salir de viejos paradigmas
    y liberarse para poder amar.

    Por eso no me importa si no me ves
    soy yo la que viaja en tu mirada
    sin atesorarte como un credo
    simplemente te veo
    con mi alma enamorada.


  6. ¡¡ LO QUE FUI, LO QUE SOY Y LO QUE SERÉ!!


    Hace tiempo que mi alma estremecida
    se funde con la alborada
    con los cielos que me inundan la mirada.

    Hace tiempo que me siento con las alas
    de mariposas azules y de ave solitaria.

    Mi corazón y mi alma flamean con el viento
    soy el águila que se posa
    en las más alta cornisa de una montaña.

    Soy la madera de un Cristo que reclama
    su guirnalda
    soy la primavera que me sana y salva
    soy el aire y soy el sol
    soy la madrugada
    que ilumina entregada.

    Soy la golondrina, la alondra, la gaviota
    soy el mar, los ríos las montañas.

    Hace tiempo que vuelo entre nubes blancas
    y sé en mi corazón que soy más que eso.

    Soy el néctar de las flores
    soy panal, la dulce miel
    soy vergel
    la madreselva de mi muro
    asoleada en la mañana.

    Hace tiempo que hay música en mis oídos
    campanas que se oyen desde lejos
    soy ese remolino de nubes mareadas
    y ese hermoso canto de lluvias en mi ventana.


  7. ¡¡ADAGIO!!

    Es música de alondras en los vientos,
    melódica y suprema me estremece,
    me calma, me apacigua y permanece
    llegando a mí, profundos sentimientos.

    Es música que atrapa los momentos.
    adagio memorable que embellece,
    romántico violín el que acontece
    trayéndome sutiles pensamientos.

    Me atrapa conmoviendo mis oídos
    la música que gime su belleza
    aroma de la tierra en mis sentidos,

    batuta de violines florecidos
    la fuerza del adagio y su grandeza
    la sangre palpitando en mis latidos
  8. ¡¡EL TIEMPO!!

    Hay cuatro estaciones en el tiempo
    que transitan en el alma mía
    la dulce tristeza que agoniza
    cuando llega a mi vida tu sonrisa,
    la primavera luciendo sus glicinas.

    La luz del sol que sondea mi amargura,
    moldea y transforma mi agonía
    tus manos que entrelazan nuestros dedos
    y mis manos dejan de estar frías,
    el otoño alfombrando con sus hojas ambarinas.

    El viento del norte que estalla y no se priva
    donde el susurro de una alondra mi abadía
    me acuna y arropa con tu voz y tu dulzura
    albacea de mis versos, centurión de mi locura,
    el verano de las mieles y los besos de ternura.

    El horizonte que prontamente se lleva el día
    el sol vespertino con tu rostro en mi retina
    me abrigo en tus brazos vida mía
    me acuno entre lanas coloridas
    el invierno , entre leños y mejillas encendidas.

    El tiempo sus estaciones nos brinda
    para amarnos en el seno de la vida
    el Olimpo con su llama , un sol de medio día,
    Delfos presagiando la fuerza de la dicha,
    y en la eternidad de nuestro lado Afrodita.

  9. ¡¡LOS MOLINOS!!

    Y los remolinos que en mi mente circundan
    me seducen y me quitan esta paz
    enloquezco entre las ramas de un rosal
    soy paloma entre tus dedos
    soy almendros, soy la savia de un panal.


    ¿Qué pasa en esta piel de sal?
    te entremezclas en mis renglones
    me seduces y me quitas esta paz
    y yo ya no tengo palabras
    solo los te quieros en mi vendaval.


    Bésame en lo demencial y en lo cuerdo
    abrázame en esta fantasía arrolladora
    recorre mis abismos, alli me encontrarás,
    como un cisne, una alondra , un ave más
    porque contigo yo vuelo a los cielos
    para amarte hasta mitigar mi soledad.-


    Yo existo, sabes?
    en tus grietas que florecen,
    en mis nervaduras de azafrán.


    Mi pelo flotando en el viento
    mis labios para besar,
    te quiero como te gusta
    y mucho más.-


    A Felipe Antonio Santorelli le gusta esto.
  10. ¡¡QUISIERA SER LA BRUMA Y LA PALOMA!!


    Mis manos no se enfrían ni congelan
    te esperan con el sol en mi morada
    mis manos se suavizan y te anhelan
    anhelan anidar en tu almohada.

    Quisiera ser la bruma y la paloma
    paloma almidonada que en su vuelo
    se agita con el viento y con su aroma,
    aroma tu velada y mi desvelo.

    Quisiera compartir ese lejano
    paisaje que me brinda tu mirada
    porque yo he sido tu último verano
    por siempre y para siempre enamorada.

    Quisiera transitar por lo que amamos
    cubrirme enteramente en fantasías
    soltar aquello que los dos callamos
    vivir con tus caricias siempre mías.

    A Felipe Antonio Santorelli le gusta esto.
  11. ¡¡TE DIGO MAS CON LA MIRADA!!

    En el silencio oscuro
    te digo mucho más con la mirada
    dos almas que trascienden la tristeza
    que se hablan de manera sosegada
    encontrando en un beso la belleza
    abrazando al amor, amor que es puro
    confiable en la dulzura
    confiable en la ternura
    Quererte en la pradera
    Amar la enredadera.
    Recorriendo tu extraño laberinto
    Y en mi pelo un Jacinto.
    Cantar tu partitura
    vivir en desmesura
    donde muere la tarde anaranjada.
    querer tocar la luna enamorada
    que brilla eternamente desde el cielo,
    ser siempre tu desvelo.
    Te quiero desde un cielo aventurero
    en el aire en la brisa mi aguacero
  12. ¡¡ NO QUIERO MIRAR DOS VECES!!

    Hay cosas que miramos
    dos veces y no las vemos,
    perplejos nos quedamos.

    Hay cosas que perdemos
    sin entender demasiado.

    Las aguas se nos van
    en medio de un torrente
    en los tejidos del alma,
    con las hojas del tiempo,
    y sus ramas de alambre.

    Las flores del cerezo,
    son blancas o rosadas,
    es lo que vemos en los jardines,
    en las tibias madrugadas.

    Hay veces que sentimos
    la lluvia como un salmo,
    caer en nuestros patios,
    mojando los rosales.

    Hay veces que no hay nubes
    Y el cielo azul
    parece transparente,
    es donde me apaciguo
    para poder mirarte.

    Y si te miro me pierdo,
    como una adolescente,
    entonces dormir ya no puedo
    porque he mirado dos veces,
    y sin entender no te veo.

    Hay un cielo que nos mira,
    y una tierra donde vivimos,
    un sol que nos ilumina,
    los vientos nos acarician
    y los besos nos calman.

    No quiero mirar dos veces
    y no quiero perderme nada
    vivir es lo que quiero
    con mi alma enamorada.




  13. ¡¡MI CINTURA DIBUJADA EN LA COLINA!!

    Celeste el agua donde se baña el amor
    celeste el cielo donde los ensueños se besan
    con besos que se abrazan, se encadenan
    con desesperación.

    Celeste la lluvia que moja la mirada
    y se enamoran los ojos desde la tierra al sol.
    Tengo el alma enamorada y soy la azucena
    blanca cuando la mañana me canta
    que vivo en el amor.

    Tengo mis huesos en la cárcel de mi cuerpo
    y mi sangre corre como un torrente
    dejando en su cauce las flores enlazada
    como corolas del tiempo,
    mientras mi cuerpo de mujer,
    dibuja su cintura en las colinas
    y naufraga silenciosa.
  14. ¡¡ENTRE CORTINAS MOVIDAS!!

    Me siento como una golondrina
    que revolotea en tu alma
    y te siento un pájaro viajero
    revoloteando en la mía.

    A veces me siento a pensar
    bajo la sombra peregrina
    de una nube que me besa
    y eres tú, pasajero de mi vida.

    A veces no pienso
    me pierdo en la nostalgia y la alegría.
    Para qué pensar? Si mi barca sin olvido
    tiene un timón de alas marinas.

    A veces no pienso
    para qué si arde la llama del amor
    como una espina que atraviesa
    y sangra gota a gota
    los rubíes de tu boca.

    Soy esa barca de alas marinas
    navegando los mares de tu pecho
    una rosa sin espina que se cuelga
    en tu ventana entre cortinas movidas.
  15. ¡¡ LA SUAVE INSENSATEZ DE NUESTRAS PIELES !!

    He vuelto con los vientos de montaña,
    y recorro el rocío de las flores,
    se humedece mi boca que te extraña,
    extraña mi costado tus temblores.

    He vuelto con el pelo enmarañado,
    buscando en mi almohada tu regazo,
    tus besos de marino enamorado,
    la dulce compañía de tu abrazo.

    Soy la lluvia que trae tempestades,
    el viento, la tormenta, el remolino.
    Apaciguas mis aguas, mis saudades
    los temores que anidan mi destino.

    La suave insensatez de nuestras pieles,
    se llenan de pasión y de locura,
    los besos que nos damos dulces mieles,
    arrebatan los labios con dulzura.
    A Chema Ysmer le gusta esto.