1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. ¡¡ EL HILO ROJO !!

    Mi humanidad recostada
    en los lechos de un río
    de ilusiones y recuerdos
    fundidos en mi memoria
    recobra los sentidos.

    Tú crees que tengo una vida solitaria
    porque no percibes y lo crees imposible
    pero más de una vez
    has dejado en mi almohada
    el aroma de tu piel humedecida.

    Hay almas que se anhelan
    que está más allá del entendimiento
    como un hilo rojo en el desierto
    que las une y jamás nadie las separa.

    Es como dice el dicho árabe
    Maktum, estaba escrito
    que en algún lugar preciso
    nos encontraríamos
    y, aunque tú no lo creas
    nada es casual y todo sucede
    en nuestros mundos paralelos.

    En ese estrecho laberinto
    donde todos somos eternos
    el amor es la consigna
    es el amor el que perdura
    es el amor que no se resigna.

    Aquél que cree, crea su propia realidad
    para salir de viejos paradigmas
    y liberarse para poder amar.

    Por eso no me importa si no me ves
    soy yo la que viaja en tu mirada
    sin atesorarte como un credo
    simplemente te veo
    con mi alma enamorada.
  2. ¡¡ AMOR EN PRIMAVERA!!

    Busque el camino amor en primavera
    Y en noches de verano estar contigo.
    Quiero encontrar en tus brazos abrigo
    que seas en mi espalda enredadera.


    Aquella que flamea cual bandera
    por un mar de azucenas que bendigo
    Aquel que me empuja a estar contigo
    feliz enamorada tu hechicera.


    Dos ríos que se juntan suavemente
    dos bocas de naranjas y ciruela
    tu y yo enamorados eternamente.



    Buscarte y esperarte aunque me duela
    si acaso el amor duele para siempre
    buscarte en la penumbra que revela,


    impulso que nivela
    tu rostro de camino a mis orillas
    mi beso enamorado en tus mejillas.


  3. ¡¡ DONDE MUERE LA TARDE!!


    Donde muere la tarde, morirán los anhelos,
    porque quiero arrancarlos de mi pecho dolido,
    porque quiebras mi risa, me empujas al olvido,
    donde muere la noche morirán mis desvelos.

    Contigo son nostalgias, que atormentan mis cielos
    contigo son tristezas, son penas al descuido,
    insensata cordura, seca el llanto abatido,
    me pierdo miserable, soy pena sin consuelos.

    Me alejo de tu vida por siempre y muy callada
    no me verás lo juro, me iré con mi tormento.
    Como muere la tarde, una pobre alborada.

    Como una dalia negra perdida y desolada,
    donde mueren ausencias, se muere lo que siento
    adagio y remolino secuencia acobardada.

    Te dejo liberada.
    Del tiempo que me diste, me alejo agradecida,
    sin esperar que digas: te extrañaré mi druida


  4. ¡¡NO TE MUERAS CON TU MÚSICA DENTRO!!

    No calles tu canto, en tu amanecer temprano
    no apagues la melodía que está en tu interior;
    haz un silencio para encontrar tu sintonía
    puede ser la pintura, un instrumento que te muestre
    el dibujo de tu historia, tu propia melodía.


    No calles lo que ocultan tus silencios, se amable
    contigo misma, descubre qué es lo que te inspira,
    puede ser la poesía, no como catarsis
    sino como la sincronía que te alinea con el universo.


    Intenta recordar cómo se siente tu alma

    aún cuando preparas una tarta de manzana
    el aroma del horneado dulce y acaramelado
    que flamea hasta llegar a otras ventanas.


    No te mueras con tu música dentro

    déjala salir, remueve tu tierra interna
    verás que hay música , baile o poesía,
    otros cantos que te hacen Ser lo que eres
    todo es arte, cuando lo sientes en el alma,
    y como un ruiseñor comparte tus dulces,
    es tu propia cosecha, en el campo o en el río.


    Deja salir esa energía de amor

    que es realizar lo que amas
    porque has venido a esta tierra
    con todos los derechos del mundo
    a ser contagiosamente feliz.


    Te amo.

    A Lorelizh Beye le gusta esto.
  5. ¡¡ EL AMOR!! 2

    Cuando te enamoras
    cuando alguien te ama
    tu lado luminoso
    se hace flama.

    Cuando abres tu corazón
    y él lo abraza
    tu lado oscuro se ilumina
    él se roba tu beso
    y te quedas a la intemperie,
    con toda la piel sonrojada.

    Cuando ambos se entrelazan
    y brota esa fusión que mata
    esa muerte que es liviana
    donde tocas las estrellas
    es que estás enamorada.

    Y cuando en otros momentos
    surge la desconexión
    y la sombra se hace presente
    la que te hace prepotente,
    es donde él te contiene
    y acorrala el cielo
    para que no te ausentes.

    Y otras veces él se pone furioso
    es donde juegas tu papel
    donde colonizas el cielo
    sin presentar batalla
    te conviertes en necesaria
    con un beso que lo abraza.

    Así es el amor de dos almas
    un lamento de Brel
    donde él dice que no lo abandones
    un verso de Gabriela
    donde inventas un beso
    que desangra, para su boca
    una pintura de Renoir
    donde bailamos
    con pasión ardiente y loca.

    Eso no pasa dos veces
    tatuada en el alma permanece
    y no me siento solitaria
    tu presencia la percibo necesaria
    con este amor
    que me persigue eternamente.


  6. ¡¡QUISIERA SER EL CIELO EN TU PAISAJE!!

    Aire y rosal , estela perfumada
    mi boca aquel trigal recién cortado
    tu beso aquel candor de enamorado
    mirada gris feliz e ilusionada.

    Aquel candil, su llama consagrada
    tu boca de coral anaranjado
    sobre el rosal febril y sosegado
    trepando mi ventana la enramada.

    Quisiera ser verano en tu bagaje
    maleta de rubíes y querubes
    llevar en ella flores y brebaje.

    Plasmar un lienzo con azules nubes
    quisiera ser el cielo en tu paisaje
    quisiera ser el cielo en que tu subes.


  7. ¡¡MÍRAME EL ALMA!!

    Si miras mis manos veras mis dedos
    manchados de tinta de mi pluma presta
    si miras mis ropas aburguesadas,
    es lo que queda de ella.

    Pero si me miras a los ojos
    tan solo si me miras,
    verás por fin en la mirada
    el suspiro evocador
    que hay en mi alma.

    Como dijo Modigliani
    a su amada
    en los finales de su drama
    pintaré tus ojos mujer
    cuando pueda verte el alma.

    Entonces paladín de mis fresias
    mírame los ojos y encontrarás mi alma
    y un poco más,
    en la pupila que brilla como el sol
    cuando tú en ellos te reflejas.

    Mira como estoy liada a ti
    que giro como carrusel
    a mi nube rosa
    con la mariposa azul .

    Tan liada , tan liada como estoy
    doy vueltas al mundo
    en un parpadeo
    para verte y que me veas
    en este lío de mareas
    remolino es lo que soy
    en tu mar y tus arenas.

    Entonces paladín, mírame de cerca
    que mi beso siempre espera
    como la flor espera
    la lluvia en primavera.
  8. ¡¡ OTRO VIENTO!

    El viento sopla fuerte mi ladera
    llevándose las hojas de los prados
    que flotan sobre lagos desolados
    temblores en el campo y la pradera.

    Gime el viento, no es brisa pasajera
    Tormenta en arboles desamparados
    se agitan los maizales asustados.
    ¡Oh! Viento norte de mi sur bandera.

    El horizonte, sol en el poniente.
    ¡Oh viento! Conviértete en suave brisa.
    El viento sigue siendo un insolente.

    Anaranjado cielo el que revisa
    ¡Que se calme ese viento de repente!
    el viento dice: ahora tengo prisa.
  9. ¡¡ EN MEDIO DE ESTE ADAGIO ENAMORADA!!

    Jamás podré olvidar la primavera
    aquella en tu mirar de enamorado
    el cielo de un celeste despejado
    mostrándome el camino a mi quimera.

    Recuerdo que me hiciste a tu manera
    abrazando este amor afortunado
    con mi pelo que al viento es ondulado
    te quise más que a nadie por entera.

    Yo sé que toma tiempo ser morada
    anidarme en tus brazos sin olvido
    guardar mis sueños junto a tu almohada.

    Te quiero como nadie te ha querido
    en medio de este adagio enamorada
    feliz y complacida en mi latido.

  10. ¡¡FELIZ Y ENAMORADA!!

    Jamás podré olvidar mi primavera
    porque miré tus ojos almendrados
    después llenos de sol e iluminados
    nos abrimos camino en mi quimera.

    Recuerdo que me hiciste a tu manera
    abrazando este amor desesperado
    mi pelo suelto al viento alborotado.
    Te quise como a nadie por entera.

    Yo sé que toma tiempo ser morada
    Anidarme en tus brazos sin olvido
    guardar mis sueños junto a tu almohada.


    Te quiero como nadie te ha querido
    en medio de este adagio enamorada
    feliz y complacida en mi latido.

  11. ¡¡EL TIEMPO!!

    Hay cuatro estaciones en el tiempo
    que transitan en el alma mía
    la dulce tristeza que agoniza
    cuando llega a mi vida tu sonrisa,
    la primavera luciendo sus glicinas.

    La luz del sol que sondea mi amargura,
    moldea y transforma mi agonía
    tus manos que entrelazan nuestros dedos
    y mis manos dejan de estar frías,
    el otoño alfombrando con sus hojas ambarinas.

    El viento del norte que estalla y no se priva
    donde el susurro de una alondra mi abadía
    me acuna y arropa con tu voz y tu dulzura
    albacea de mis versos, centurión de mi locura,
    el verano de las mieles y los besos de ternura.

    El horizonte que prontamente se lleva el día
    el sol vespertino con tu rostro en mi retina
    me abrigo en tus brazos vida mía
    me acuno entre lanas coloridas
    el invierno , entre leños y mejillas encendidas.

    El tiempo sus estaciones nos brinda
    para amarnos en el seno de la vida
    el Olimpo con su llama , un sol de medio día,
    Delfos presagiando la fuerza de la dicha,
    y en la eternidad de nuestro lado Afrodita.

    A Halcon 0 le gusta esto.
  12. ¡¡ VIENTO!!


    ¡Oh! Viento, convertido en suave brisa
    la brisa que acaricia mi ladera
    es cálida en la verde primavera
    y el cielo transparente tiene prisa.

    Bajando lluvia tibia en mi sonrisa
    regando suavemente la pradera
    ¡oh! Viento norte de mi sur bandera
    mojar a los rosales es premisa.

    El viento de Noviembre en los cristales
    un mes quemante, ardiente como Enero
    es cuando lucen dulce naranjales.

    Por siempre escucharé mi fiel granero
    moviendo, susurrando a los maizales
    el viento con sus nubes de aguacero.
    A Halcon 0 le gusta esto.
  13. ¡¡ VIENTO!!


    ¡Oh! Viento, convertido en suave brisa
    la brisa que acaricia mi ladera
    es cálida en la verde primavera
    y el cielo transparente tiene prisa

    bajando lluvia tibia en mi sonrisa
    regando suavemente la pradera
    ¡oh! Viento norte de mi sur bandera
    mojar a los rosales es premisa.

    El viento de Noviembre en los cristales
    un mes quemante, ardiente como Enero
    es cuando lucen dulce naranjales.

    Por siempre escucharé mi fiel granero
    moviendo, susurrando a los maizales
    el viento con sus nubes de aguacero.
    A Halcon 0 le gusta esto.
  14. ¡¡ VIENTO!!

    ¡Oh! Viento, convertido en suave brisa
    la brisa que acaricia mi ladera
    es cálida en la verde primavera
    y el cielo transparente tiene prisa

    bajando lluvia tibia en mi sonrisa
    regando suavemente la pradera
    ¡oh! Viento norte de mi sur bandera
    mojar a los rosales es premisa.

    El viento de Noviembre en los cristales
    un mes quemante, ardiente como Enero
    es cuando lucen dulce naranjales.

    Por siempre escucharé mi fiel granero
    moviendo, susurrando a los maizales
    el viento con sus nubes de aguacero.

    Amanece el lucero
    del cielo mensajero de ilusiones
    del alma conmovida en mis renglones
  15. ¡¡ AIRES DE VERBENAS !!
    He sentido un disparo en el alma
    de aromadas gardenias
    y en libertas quisiera
    ser la mensajera
    del sabor que me han dejado
    el bordado de una piedras.


    Un cesto lleno de versos acomodados
    en la mente de un poeta
    imagen de serpentina en el camino
    al costado de un río llenos de rocas
    de árboles florecidos y de almendras.


    Siento como un refugio de palmeras
    una paloma almidonada que vuela
    llevándose en el pico
    el aire de las verbenas.


    Necesito como nunca
    el aroma de la madera
    capricho de mi alma
    entre el aserrín del cedro
    y el sabor de los almendros.


    Un cesto llenos de versos
    que se dispersan
    en la vuelta del camino
    mensajera y ave
    ave de primavera.

    A Halcon 0 le gusta esto.