1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. ¡¡EN MI MENTE !!

    Yo te creo en mi memoria temeraria
    y te amo descarnada con mis huesos
    con mis labios desangrado y mis besos
    en mi mente de recuerdos legendaria.

    Son ensueños que tropiezan rutinaria
    la historia involucrada en sobrepesos
    en mi cuerpo moldeable por excesos
    caudales inconscientes libertarias.


    Soy la diosa y reverbera tu morada
    con letras que sonrojan a mi mente
    el húmedo perfume en mi almohada.

    Soy el verso atolondrado y demente
    que florece perspicaz en la alborada
    en nubes de rosas y vehemente.

    A Víctor Mileo le gusta esto.
  2. Llena pues de palabras mi locura
    o déjame vivir en mi serena
    noche del alma para siempre oscura.
    Federico Garcia Lorca.



    Dejaste de escribir mis primaveras,
    olvidaste que fui tu referente
    de tus amados versos, elocuente,
    en los umbrales, junto a mis riveras.

    Me dejas desafiarte en las quimeras,
    en el bordado fuego irreverente…,
    tenaz, enamorada y consecuente,
    amé tu piel, brocal de mis trincheras.

    Lléname, amor, de besos y ternura,
    cobija el remolino que me habita
    con palabras colmadas de dulzura.

    Que yo te haré brillar en la locura,
    lencería de raso que te invita,
    desnudando mi carne,claro oscura.

  3. ¡¡ EL DECIR DEL POEMA !!

    Veo letras en los árboles
    que se mecen con las hojas
    veo el rocío que cuelga
    como perlas en las aguas
    y me arropo con el viento
    enamorada de palabras.

    Veo el silencio en tu mirada
    y las alas que fueran las riendas
    en los rieles de un poema
    me dejan el sabor añejo
    del perfume que olvidaba.

    Veo letras en los árboles
    veo el silencio en tu mirada
    el perfume y el sabor
    de mis letras olvidadas.

    Se desmaya el verso
    bajo el sol que entibia mis dedos
    bajo la luna radiante y buena
    se desmaya el poema
    sin buscar la rima
    como consuelo.

    A Víctor Mileo le gusta esto.
  4. ¡¡CUANDO TE VAS!!

    Cuando te vas, mi alma se adentra
    en las profundas aguas de tu ancho mar
    transatlántica navego plagiando las crestas
    y las espumas, para nadar tu ausencia.

    Cuando te vas, mis amigos son los vientos
    que suelen traerme el aroma de tu andar
    y me expando como el sol para llegar
    a los trazos que tu dejas.

    Pero cuando vuelves, con el rostro envuelto
    en los rumbos que te llevaron
    cuando me muestras tus ojos llenos de paisajes
    soy el viento del norte que sacude
    las copas de los árboles.

    Porque vuelves embriagado de lunas solitarias
    y me muestras tus manos y dedos anhelantes
    donde encuentras tu paz en las cuerdas
    de alguien que te espera recostando su cintura
    en los Recuerdos de Alhambra.-


    A Víctor Mileo le gusta esto.
  5. ¡¡HAZLO!!

    Bello es cuando te apasionas
    por el aroma de las flores
    cuando te enamoras
    de la vida y su esplendor.

    Bello es tener como amante
    el crepúsculo, los albores
    los remolinos de tu mente
    que alborotan tu Ser.

    Bello es bañarte en los espejos de la luna,
    con la complicidad del mar, tu confidente
    y bello es atesorar las nubes rosas
    que cobijan el cielo en su peregrinar.

    Y más que bello es navegar
    en tus propias líneas
    que fluyen como torrentes
    longevas letras del alma.

    Entonces apasiónate por las fresias
    enamórate y se la amante de los tiempos,
    báñate con el brillo de la luna
    y escribe tu propia historia.

    Pero hazlo creando tu propia realidad
    impresa en los laberintos de tu mente,
    verás que la generosidad de las flores
    la benevolencia de los horizontes
    crepuscular de las pasiones
    te harán tan grande como el universo
    y tan pequeña tal la microscópica célula.



    A Víctor Mileo le gusta esto.
  6. Si tú quisieras de mis aguas , ver el alma
    se reflejarían flores, rocíos y guirnaldas.

    Si tú quisieras de mi alma ver las aguas
    emergidas de la paz y muy calmadas
    quisiera yo mostrarte el aroma de las hadas,
    es el ir y venir de mis mareas…
    como siempre solitarias
    contemplando amanecidas
    en mis sueños añoranzas-

    Si tu quisieras contemplar de mis vivencias
    lo que guardo silenciosa…sin palabras
    mas, son días en que vivo muy callada ,
    insomnes noches en soledad.

    Me argumento prendidas ansias
    un tibio mirar de la distancia
    no pido mas, silenciosa prosa
    que me llegan de tu andar.

    Porque sigo siendo ausencias
    sin alegrías que guardar
    y mis nostalgias son las idas
    y venidas de un eterno desandar.

    Ya no quiero verter mis aguas
    y despertar un vendaval
    lo que quiero son palabras
    que despierten
    ¡..Mi segunda eternidad...!

    A Víctor Mileo le gusta esto.
  7. Mis corceles..!! (corregido)

    Te regalo el verso,
    mis corceles blancos
    de la mar saliendo.

    No te vayas todavía
    míralos de lejos

    los busqué para ti
    como tus espejos.

    Ellos cabalgan
    las rompientes olas
    se multiplican…
    y te voy amando…
    en el ocaso
    o en el amanecer.

    Te regalo el verso
    estos que provienen
    del instante mismo
    en que te pienso.

    Te regalo el verso
    no se detienen
    se hacen flor…
    el instante mismo
    en que te tengo

    Cada vez más lejos
    más cerca la nada
    me llevan los vientos.


    ¡Mira mis corceles!…

    son blancos
    son bellos
    te regalo el verso
    que tu despertaste
    mientras yo miraba
    pasar el tiempo.

    Falta poco
    casi nada
    solo mira
    mis blancos corceles
    son tuyos
    como mis versos
    como la isla
    y aquél desierto.


    A Víctor Mileo le gusta esto.
  8. ¡¡La casa!!


    Creo y te creo con paredes blancas
    tenues cortinas de gasas ondeando
    con la brisa cálida frente a un Morro
    de laderas musgosas y calmadas.

    Estoy allí, caminando tus pisos
    que sostienen cada paso,
    una estancia vidriada donde
    todo es verdor y la imagen
    de mis atesorados libros.

    Naturaleza que grabo en mi mente
    creando una ilusión
    con un ser que roba mi corazón
    me quita la razón,
    y estoy viéndolo
    sobre los tibios senos
    de su madre con amor.-

    Cada cuarto huele a cedro
    las almohadas de pluma
    cubre cama de flores
    en un Brasil de colores
    y como broche mis letras
    que adornan la escarpada
    en cada verso el amor.-

    Creo y te creo con paredes blanca
    frente a un altar de naturaleza viva
    presente, activa en mi retina
    el verde contraste en mi ilusión.-



  9. De cristales


    Los que penden de los recuerdos
    quienes penden de olvidos y temores
    cristales en la memoria del ser
    solo cristales custodiando mi timidez.

    Quien me ha visto y quién me ve
    no podría comprender
    que habita en mí, gritos del Ser
    acompañados de rigor.

    Rigor de tiempos con un encuadre
    restringido y hábil
    inmejorable matriz que me arrebata
    la inmejorable voz en mi haber.

    A veces por eso estoy quieta y callada
    y aunque esta pluma tiene alas para volar
    los pliegues de mis cristales
    nadie cobija la timidez que me aborda.

    Quien me ha visto y quién me ve
    sabrá que soy más que un grito
    desesperado por Ser.


    A Víctor Mileo le gusta esto.

  10. ¡¡ NUESTRA HISTORIA!!

    Yo voy a amarte por los siglos de los siglos
    mientras tu colonizas mi boca con tus besos
    baño mis versos en las fuentes de tus deseos
    mientras que Brel y sus lamentos
    nos atraviesa en alma y cuerpo.

    Soy esa diosa indecisa que tú quieres
    mientras que tú con el musgo de tu piel
    bebes de mis labios la miel que en mi persiste
    como en ti persiste el fuego lento
    abrazador que me aposenta.

    He de amarte más allá del horizonte
    donde el claro de la luna es melodía
    y has de seguirme marino en la cresta
    de tu mar en su bravura
    para hallarme en los bordados pliegues
    de un remanso que solo tú, arremolinas.

    El amor que en ti procuro
    es el mismo sol quién te ilumina
    mientras cambias las fases de la luna
    me arropo en la dulzura de Malher.



    A Víctor Mileo le gusta esto.
  11. ¡¡ Amores Prohibidos !!

    Soy la sombra de tu sombra
    la que sabe tu nombre y calla
    soy quien te ama y te nombra
    con la voz del viento
    y la suavidad de una alondra.

    Soy la luz de que en tu memoria
    resuena en un silencio que agobia
    y me acopio en un revuelo
    en esa sombra de tu sombra.

    Soy quien te ama y te nombra
    en calles dormidas
    con árboles sin hojas
    soy quien se aloja en los recuerdos
    y silenciosamente …llora.

    Soy la sombra de tu sombra
    la que sabe tu nombre y calla.-


  12. El Alma de Poeta

    Se funde
    se incrusta
    se injerta
    en la ranura
    que la musa
    ¡...despierta...!

    El alma del poeta
    engendra los versos
    lastima su prisma
    los convierte
    en fuego
    destellos
    de su eterno.

    El alma del poeta
    se engarza en la nube
    de lluvia diamantes
    se nutre
    y desprende
    el aroma
    de la tierra
    ¡...húmeda...!


    El alma del poeta
    se abre
    se entrega
    encontrando
    belleza
    en la tormenta
    su tempestad
    en letras
    descubre
    el punto exacto
    la brecha
    inspirada
    ¡...elocuencia...!
    A Víctor Mileo le gusta esto.
  13. ¿QUIÉN LE DICE A MI ALMA...?

    ¿Quién le dice a mi alma…?
    en este sueño de mar
    de vientos y de tormenta
    que movilizan mis sentidos
    mis deseos de amar.

    Como se ama la llanura
    la ranura en esta piel
    de poeta que bervera
    palabras sueltas de miel.


    ¿Quién le dice a mi alma…?
    que no hay sueños que languidezcan
    sin opacar la belleza natural del sol
    en mi pluma desangrada y loca
    que me premia.

    Como se premia la escarpada
    cuando el río crece y se acomoda
    en los lechos frescos mansos y verdes.

    ¿Quién le dice a mi alma…?
    que enriquecido el mar
    se encuentra en intersección
    con los ríos de la pasión
    y florecen en expansión
    lo que siento sobrenatural.

    Sí, por encima más allá
    donde cae la llovizna
    mi alma que eterniza
    en brazos de palmeras
    goteando perlas
    de la divinidad.-



    A Víctor Mileo le gusta esto.
  14. ¡¡ME CONDENAS!!

    Mis noches de luz y luna y tus misterios
    que me atrapan y condenan
    despojan sin piedad estos mis lirios
    yo me asumo esa dulce azucena…

    …sobre los tibios senos como agravio
    donde apoyaras tus lagrimas
    me lastimas el alma peregrino
    insomne me rasguñas y me condenas.

    Nunca dejas en la mirada sitio para mi senda
    yo que te anhelo en mi destino
    tu me arrasas y enajenas.

    No lloro porque en ti es impropio
    propio el asedio en tu camino
    vulnerable yo me alejo con mi pena.-



    A Víctor Mileo le gusta esto.
  15. ¡¡LA JOVEN Y EL AMOR!!

    El tiempo no determina la edad para enamorarte
    y comenzaste a despertar tu corazón
    y tu vida de amor, en lejanía.


    Tímida, ocultabas la mirada.

    huidiza eras el sol
    escondiendo tu luz, sombría
    no podías mirar tus ojos en otros ojos,
    pero tu corazón ardía.


    Así llegaron y se fueron,

    sin descubrir el beso soñado
    la perla escondida,
    porque las marcas de tu vida solitaria,
    te indicaron el curso que seguirías.

    Largamente hoy sé
    porque te convertiste en esbelta joven,
    temblorosa y ardiente, sutil latiente
    y sin embargo sinuosa y letarga como la neblina
    y despertaste pasiones en aquél que descubrió tu ángel.

    Largos fueron los años que pasaste
    sin el beso soñado, sin las caricias
    y tu cuerpo se insinuaba
    en delineadas y pequeñas curvas
    mientras tu corazón latía,
    apenas te enterabas de tus hormonas
    y los desafíos de la vida.

    Y creciste entre la ingenuidad de tus raíces
    y las metáforas de tu cuerpo.

    Pero el beso llegó callado, tierno
    mientras tu alma se debatía
    en una realidad saludable y genuina,
    ese ángel dormido de ternura.

    La pasión llegó después,
    tras luchar con famosos paradigmas
    y hubo lucha interna
    entre lo deseado y lo temido
    el querer y no querer.

    Los temores salieron
    como fieles custodios de tu realeza
    y en tu reino más prohibido
    escondido como flama eterna,
    un latido, un grito, escenario de lo vivo
    confundió tu gloria.

    Y la gloria fue tu ofrenda más preciada,
    porque el amor vino con clarines
    con gemidos, con lágrimas
    contracciones de pudor
    y elocuencia de ingenuidad
    pero impregnada de sabiduría.


    Tu ser entero vio la muerte y la vida en un instante

    y la gloria fue el estar enamorada y sentirte amada
    florecías joven, con cierta culpa
    pero dichosa en los campos de la inocencia.


    Crecías como magnolia desprendiendo su aroma,

    y estaba bien porque tu experiencia fue buena,
    y te sirvió para amar cada parte de tu propio Ser.

    Eras la joven que se enamoró del amor
    e idealizó la realidad
    y esa realidad se deslizó entre tus dedos
    como pétalos.

    Eras la joven que guardaba sus tesoros
    más preciados en el cofre de la dulzura
    y convertías tus dones en sabias reliquias.

    No fue fácil decirle a tu adentro
    que la vida te lo debía
    y comenzaste a transitar
    el camino de las decisiones,
    aquellas que transformaría
    el curso de tu inesperado mundo.


    No fue fácil porque aún ignorabas lo real,
    eras una ilusión tejida,
    eras un sin fin de perlas que se ocultaban
    detrás de la roca mas hundida
    o tan lejana de las olas
    allá en la cima de la más altiva montaña.

    Convertías tus horas en telares de alegorías,
    convertías tus pesares y tus anhelos en esperanzas
    y sueños.

    Claro que no fue fácil crecer
    sobre todo ver, que nada es lo que parece ser
    que no somos quienes creemos Ser.

    Pero si entender que el crecimiento
    es un completo contemplar
    lo que realmente deseamos ser
    y lo que Somos en realidad.

    ...