1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. ¡¡LA PENA!!

    Yo envuelvo en tu canción la pena
    que guardo en mi baúl desde siempre
    porque hoy siento un dolor muy escondido
    y se que me condena.-

    Hoy yo guardo en un pañuelo de seda
    los besos que me diste y me duele no tenerlos
    ellos viajan en la distancia y en los vientos
    sujetados a los hilos de la luna.

    ¡Oh! Dulce pena que acompañas a mi alma
    ¡Oh! Corazón de arena me baña la ternura
    de tenerte en la distancia…¡Cerca!

    Yo envuelvo en tu canción
    la dulce pena de amarte
    tras del árbol de mi poema
    quien cobija esta dulzura
    la que corre por mis venas.-

    Te amo como nadie la hará jamás
    porque te amo con dolor, con pena
    con dulzura y esta hoguera en mi poema
    que se funde en la pluma y es la letra.-
  2. ¡¡CONMOVIDO!! (zielo se escribe con c )

    Porque se me pega tu voz
    la que me llena de ternura
    es que hay en tus labios
    un zielo de colores
    y me muero de dulzura.

    Es que no se como decirlo
    resonando en mis oídos
    un zielo colorido
    y ya no se que estoy sintiendo.

    Porque se me pega tu voz
    que moviliza mis latidos
    hay alegría en mi adentro
    con ese tu zielo
    y mi corazón se queda
    ¡¡Conmovido!!.
  3. ¡¡ME FALTA TU VOZ!!

    Por qué me hace falta tu voz
    cuando me dice; hola zielo
    es que me estoy enamorando?
    de la z en tus labios.

    Y yo te digo cosas medio dormida
    y tu me acompañas a donde
    quiera que voy.

    Y tu me dices... si zielo,
    aquí estoy.

    Es que me late el corazón
    en mis mañas de sol
    y te espero.

    Y tu me dices …si zielo
    aquí estoy.

  4. ¡¡Recuerdos de mi alma!!


    ¿Por qué tengo recuerdos de arena
    de un desierto ondulado y
    soleado, donde se hunden mis pies
    descalzos y se mueven mis caderas.

    ¿Por qué siento en mi alma
    que hay una odalisca soñando
    bailar una danza, modulando
    melodía de otros años.

    Reminiscencias tengo en mis labios,
    cabellos sueltos al viento
    gasas que me envuelven
    la piel quemando.

    ¿Por qué tengo esta sensación
    sentimientos de que me embriagan
    en el ritmo jadeando
    sed de oasis , la piña goteando.

    ¿Por qué transpira mi piel
    de mujer en medio de las arenas
    buscando, otra piel que se adhiera
    a la mía, como una flor que se abre
    con el sol del medio día.-

    Será que mi alma alberga
    recuerdos sedientos
    de un amor descontrolado?

    Será que mi piel que es fuego
    que es quimera, que es caldero
    con la flama eterna se acerca
    a los racimos de tu boca.-

    A claudiorbatisti le gusta esto.
  5. Para nosotros

    ya no son momentos

    necesidades del alma

    en la cercanía

    de tus suspiros

    mis suspiros

    y los silencios.



    Yo aprendo de ti

    dulzura que me llega

    a las profundidades del alma

    yo me apropio de tus palabras

    en nuestros interrumpidos momentos

    en los que tu voz me acompaña.



    Toma mis manos isleño

    toma mi beso solitario

    en esta penumbra

    donde hablamos

    yo te siento necesario.-
    A claudiorbatisti le gusta esto.
  6. !!MOMENTOS!! IV


    Momentos
    en que me has dejado en un letargo
    donde escucho tu voz en mis oídos
    adentrándote en mi alma
    descubriendo mis latidos.

    Momentos
    en que no me puedo despegar
    de tu tierna cercanía
    y es mi vida con la tuya
    hablando y evocando
    pasajes que me hacen pensar.-

    Momentos
    en que atesoro
    lo que dices
    y me conmueves
    en un susurro hasta la piel.-

    Momentos
    en que te pido
    que me dejes una señal
    para saber que mi sonrisa
    te hace bien.-
  7. ¡¡INTENSA!!

    Intensa en lo que intento
    en la vida mis proyectos
    intensa como la sangre
    recorriendo en todo el cuerpo.-

    Intensa en los delirios
    en mi letras que no callan
    intensas en las alegrías
    y los lamentos.

    Intensa en mis locuras
    intensa ¡SI! en mis besos
    en la ternura y el deseo.

    Soy mujer Intensa
    que camina los senderos
    metiendo mis manos
    en maceteros
    intensa en la flor
    que allí engendro.

    Soy intensa y por ti lo siento,
    si no has de ver conmigo
    el mismo cielo.

    Intensa en el llanto
    sin reprimir que es de alegría
    porque intensamente te amo.-
    A Alonso Vicent le gusta esto.
  8. ¡¡MOMENTOS!! III

    Momentos
    entre tu voz y mis silencios
    la química que fluye
    entre los dos.

    Momentos
    en que soy la fruta
    que te sacia
    con cascara y jugosa
    carnosa como el melón.

    Momentos
    en que eres la fruta
    que yo como
    en forma compulsiva
    eres mi sandía
    la que me sacia
    en alegría.

    Momentos
    en que nos enredamos
    tu piel contra mi piel
    tu voz la seducción
    y este corazón mío
    rebosa de emoción.-

    Momentos
    en que me ahogo
    me oprime el pecho
    esta conexión.

    Momentos
    en un te quiero se escapa
    como un regalo de dios
    el dios de los anhelos
    que solo está en el amor.
    -
  9. ¡¡YO TE AMO A MI MANERA Y POR SIEMPRE!!
    A mi manera te quiero
    con todos mis misterios
    con todos mis silencios.

    A mi manera te quiero
    con la sangre con el alma
    con la vida,
    yo te llevo dentro.

    A mi manera soy el aire
    y soy el viento,
    ...si tu corriges las fases
    de la luna para mi,
    cómo no voy a amarte
    centurión de mis violetas
    yo te amo a mi manera.

    Y a mi manera te quiero
    con las fuerzas de un volcán
    porque tu me enseñaste
    a extrañarte
    y enmarañados estamos.

    A mi manera te quiero
    desde las nubes,
    desde el cielo
    y mis lluvias en colores.

    Yo te amo a mi manera
    ¡¡Desde Siempre!!



  10. LA NIÑA EN INVIERNO

    Qué etapa de la vida elijo, para transcribir?
    Hago un recorrido y mi alma se inunda de todas las historias, me aguijonean presente y pasado, voy y vuelvo de lejanos momentos donde fui niña en invierno y mujer de otoño ardiendo. Voy y vuelvo salteando experiencias y encontrando mis letras pegadas a los recuerdos.
    No hay modo ni tiempo, no hay forma ni cimientos al que recostarse .La palabra fluye o se atasca, tatuada en el alma queda y en algún momento surge y resurge como ensamblados hilos de un telar, donde moran las ideas.
    A qué imagen recurro para relatar frondosa vida?
    A la niña de cuatro años que perdió a su madre, donde el abismo se insinuó en un partir de allí, el punto exacto donde atravesó esa vida, y la marcó a fuego con infancia sin alegrías. A la niña que creció solitaria, protegida por las hadas de la melancolía y los duendes de la tristeza.
    Y si la elijo es porque creció en un prado de fantasías, las que me permiten un hoy colorido sintiendo el aroma del jazmín y la glicina, el sabor de la lima y un ritual de
    niña con juguetes de cocina, armando su propia historia , en un rincón de almohadones; dibujando una rayuela sobre baldosas viejas.
    Abriendo telones, con muñecas de trapitos juntados, en bolsitas de papel madera. Escenario de un juego infantil que no termina, un rol que se transformó en el instinto más fuerte y hoy es cadena.
    Miro las fotos de aquella niña y la veo amada, sentada en un sillón de pana verde, y su vestido de color rosa, me dicen que ha sido cuidada; cuento esta breve etapa porque, la madre no estuvo después para decirle que esa niña tenía en los ojos estrellas de alguien que la cobijaba. Era su mami quien arregló su moño y su vestido.
    Si, la elijo como imagen de niña con los ojos tristes, pero brevemente protegida, de los fuertes oleajes de la mar que fuera su vida, en todos sus estados.
    Los refugios de la mente protegen las secuencias sanas y los recuerdos buenos se alojan como tesoros, para aflorar con fuerzas cuando el ahora es fuerte y nos embate.


    Ella tenía su árbol, pero antes debió aprender que por mucho tiempo no pronunciaría la “r”y su única amiga se llamaba Ruth.
    Primer obstáculo en un lenguaje ínfimo donde los vínculos tiernos se graban como las frases y son sellos en las imágenes.
    Y la traigo a mi mente, sabiendo que otras secuencias aparecen.
    Somatizando en su delgada cintura florecieron ampollas, justo cuando el recorrido de la madre muerta fueran las calles más largas y grises en un funeral con secuelas italianas. La niña en invierno, no entendía nada, solo vio un rostro dormido, una cara muy blanca
    Y el invierno se quedó bloqueado en las profundidades del alma de una niña con fríos huesos.
    Entonces comprendo a esta delgada secuencia de frío en torno a los grises días de llovizna.
    Entonces comprendo, la sutileza en los dedos temblorosos atrapando el calor cuando el sol brilla.
    Pero también entiendo que los días fueron cambiando, que hubo gloriosos juegos
    en torno a fogones y vestidos nuevos, aprendizaje de soltarse al viento en lianas de palmeras ,bañarse en el musgoso río y los brazos abiertos en bicicleta de cara al viento.
    La niña en invierno aparecía de cuando en cuando.
    Un cumpleaños jamás festejado y el único por festejar, llegando los pequeños invitados, con representativos regalos y la casa grande vacía, sin adultos, ni torta
    ni chocolate hasta el último instante.
    Mella para tenaz memoria recurrente en el pasado de las identidades.
    Sin embargo niña en invierno tuvo como vida también, recurrentes veranos.
    El verano de las siestas y las subidas al árbol, las moras dulces y los atardeceres polvorientos, vientos del norte crujientes en las ramas y sonido de las chicharras.
    El verano refrescante después de una lluvia cálida, dejando la transparencia en fosforescentes hojas.

    ...
  11. Se suceden los momentos
    y ya me hace falta
    la calidez de tu voz
    son solo momentos
    en que mi alma espera
    los murmullos y el silencio.

    Quién me arranca
    esos momentos
    tu me sacas del hastío
    y me haces falta
    ya te extraño
    en mis momentos.

    Momentos que yo guardo
    en mi pensar
    momentos que me calma
    y quiero mas.


  12. Momentos
    en que yo callo
    mientras hacemos silencio
    y tu de pronto me hablas
    adentrándote a mis oídos.

    Momentos
    en que me abrigas
    con dulces palabras.

    Momentos
    en que te gusta que yo sonría
    y descubres mis campanillas.

    Momentos
    en que te quedas
    y nos hacemos companía.

    Momentos
    en que nos queremos cortar
    ni el silencio
    ni el sentirnos cerca.

    Yo te regalo estos momentos,
    y tu me regalas tu cercanía.



  13. ¡¡ AMO NUESTROS SILENCIOS!!

    Amo tu silencio
    lo amo como al sol
    porque guarda tu pensar
    y yo guardo tu corazón.

    El silencio evocador
    de un beso que sublimo
    tu silencio que es mío
    como es tuyo lo que callo
    no me privo de esta quietud
    que me acerca a tu virtud.

    La que emana desde tu soledad
    que no se nota porque
    sonríe en tu boca
    el placer de la lectura
    de una noble partitura
    que se desliza en tus bellos dedos
    y a mis oídos llega.

    Amo tus silencios
    como amo el brillo de la luna
    que se acuna aquí en mi pecho
    que llega hasta mi lecho
    con tus letras y melodía.

    Amo nuestros silencios
    porque no hay tal
    es donde nos encontramos
    porque aprendimos a amar.-

    Y aunque no sea cierto
    amo aquellos momentos
    que amamos en silencio.-



    A Alonso Vicent y Anthony Acosta les gusta esto.
  14. ¡¡EL SOL Y LA LUNA!!


    Si me sostiene la luna
    aquella que tu miras
    aquella que yo veo
    me sostiene la dulzura
    de mirar el mismo cielo.

    Si me sostiene el sol
    aquel que te ilumina
    el que entibia mis dedos
    eres la luz divina
    que me sostiene
    con ese calor.

    Si la luna y el sol
    en el mismo cielo
    tu miras y yo veo
    nos sostienen a los dos
    los mismos universos.

    Almas que se anhelan
    en un mismo resplandor
    almas que se anidan
    en los pétalos de una flor.

    Porque con la luna te quiero
    porque con el sol me enamoro
    porque me desarmo entre tus manos
    y en los mapas de las mías
    tu eres mi dicha y mi amor.-
    Te amo.-


  15. ¡¡EN LA INMORTALIDAD QUE TE RETENGO!!

    En la inmortalidad que te retengo
    sentimientos que mi alma alberga
    yo te siento en esta presencia
    inconsciencia mi razón no entiende
    que has estado en mi inocencia.

    El amor no entiende de razones
    el amor se acomoda en los recodos
    de mi alma,
    titilando en mis latidos; quema
    mi corazón que está vivo.

    En esta inmortalidad que te percibo
    como un ave planeando su destino
    siento que muero y resucito
    en un beso suspendido en otro tiempo.

    Abrázame, que sigo sintiendo
    el vértigo en las olas de tu mar
    sosténme porque la locura
    me envuelve y quiero amar
    cuando se expande mi alma
    en la inmortalidad
    en la que te retengo.

    Será que tu no entiendes
    que hay algo más
    que mis cumbres
    y tu mar.

    Será que tu no entiendes
    esta inmortalidad en que te respiro
    están todas mis rosas, mis fresias
    mis lirios
    la humedad de mis deseos
    y los caprichos de la sangre
    te hacen siempre y por siempre ¡Mío!