1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]


    Es necesaria luz y fantasía
    si gozas al decir Ana Mercedes;
    con la Luna radiante me concedes
    la mar que en su reflejo me decía:

    En su talento vive la poesía
    y en su gracia y encanto retrocedes,
    para reverdecer mi alma en sus redes
    me aguardas y me brindas energía.

    Mi corazón en llamas, tiembla y arde
    por aqueste reclamo mi señora
    que busca la ventura de la tarde.

    Vive de resplandores en la aurora
    cual Céfiro que roza con alarde,
    y si me besa siento que me adora.


    Claudio Batisti
    A M.B.Ibáñez. le gusta esto.
  2. [​IMG]


    Ojos tristes perdidos en el cielo
    extraño las lágrimas de mi origen,
    las almas libres en el tiempo exigen
    que vuele alto muy alto en mi desvelo.


    Fuerte abrázame estrella de mi anhelo
    muestra las dimensiones que nos rigen,
    océanos de amor que me dirigen
    hasta llegar al centro de mi duelo.


    Así que vuelo alto hacia otro universo
    que abraza muy fuerte esa luz fría
    páramo donde está mi amado padre.

    Zeus regrésame al vientre de mi madre
    regálame alas de oro fantasía
    para así renacer en este verso.


    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  3. [​IMG]




    Desaparece el sol, cae la noche
    la nieve blanca cae en luz de luna,
    forma figuras sobre el calmo lago
    que con reflejo argento esboza un cisne.
    Con el amplio volado de su falda
    parece Leda en vuelo como un ángel.


    ¡Fatalidad para este bello ángel!
    ¿Será Zeus su destino en esta noche?,
    ilusionada tanto con su falda,
    aletea brillante con la luna.
    Haciendo transformar a Zeus en cisne
    que tapiza de negra sombra al lago.


    Finge cazar un águila en el lago
    hace caer sus garras sobre un ángel,
    luego aparece blanco como un cisne
    fingiendo amor envuelto por la noche.
    Desflora deseoso Zeus sin luna
    a la exquisita Leda sin su falda.


    La virginidad pierde sin su falda
    que queda destrozada dentro el lago,
    ¡Ríe Zeus, llora Leda, vuela luna!
    Sin obtener amor y sin su ángel.
    Con su dolor quedó sola en la noche
    con el fantasma alado de un vil cisne.


    Ya te han visto pasar radiante cisne
    la misma vuela como blanca falda,
    y el dolor que le trajo la cruel noche
    ¡Fue sin amor que Zeus manchó su lago!.
    despreciada por siempre por el ángel
    danzará con la muerte y con la luna.



    Pero sale la noche con su luna
    mas antes de danzar lago del cisne,
    ¡inflama sin su falda y sin su ángel!
    ya no quiere vivir quiere su falda.
    Para nadar serena entra en su lago
    para saber que es falso el amor de noche.


    De esa forma la noche en luz de luna
    sale para danzar lago del cisne
    para lucir su falda sobre un ángel.



    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  4. [​IMG]

    Y después hagamos el amor
    nada de sexo, solo amor.
    Y con esto entiendo besos lentos en tu boca,
    en tu cuello, en tu pubis, en tu espalda,
    y mordiscos en tus labios, las manos entrelazadas
    y mis ojos fijos en tus ojos.
    Extendiendo abrazos totalmente estrechos
    para fundirnos en un solo ente,
    cuerpos encastrados y almas en colisión,
    caricias sobre heridas,
    atuendos por el suelo junto a los miedos,
    besos sobre nuestras debilidades,
    y rastros de una vida
    que antes de aquel momento era equivocada.
    Extendiendo dedos sobre cuerpos,
    creando constelaciones,
    inhalar perfumes, corazones que laten al unísono,
    respiraciones que viajan al mismo ritmo,
    e después sonrisas,
    nos sinceramos un poco que no lo éramos más.
    Así que, hagamos el amor sin avergonzarnos,
    porque el amor es arte,
    y nosotros hicimos del amor una obra de arte.

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  5. [​IMG]


    Tengo sed de sentires de arrogancia
    de dichos escogiendo sus momentos
    de pimpollos llamados pensamientos,
    y de rosas llamadas elegancia.

    De sueños que levitan a distancia,
    de canciones que hagan sentimientos,
    de estrellas que murmuren sus eventos
    tengo sed de poesía de importancia.

    Soy poesía infecunda como un juego
    que corre entre las perlas de un rosario
    y reza a Cristo cuando le conviene.

    Soy la hoja de un infierno sin sosiego,
    una canción de cuna sin horario,
    un ruego silencioso de Selene.

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  6. [​IMG]


    Había una vez una rosa. Una rosa gentil, con pétalos hechos de canciones.
    Las canciones tenían colores, tantos como el viento pudiera llevar, y el viento llevó los colores de cada canción.
    La rosa estaba hecha de aire, el aire estaba en el tiempo y el tiempo crecía en el corazón de la rosa.
    Florecía en mil pimpollos y otros miles, más sin embargo, era solo un rosal.
    Y así se convirtió en prado y ese prado era un prado de rosas.
    Que se volvió un bosque de árboles, mientras veía el cielo transcurrir entre sus ramas.
    Quiso visitar el cielo y se transformó en el vuelo de un pájaro.
    Quiso visitar el día, y se volvió noche, y la llenó de luz.
    Quiso visitar el corazón de los hombres, y así brotó.
    Brotó en silencio llena de estupor.
    Brotó, y había un solo modo en que podía vivir.


    Había una vez un hombre que trabajaba la tierra... tenia las manos fuertes, un corazón lleno de horizontes y un horizonte lleno de flores.
    Sin embargo no conocía el horizonte, y no conocía las flores, que también estaban en su corazón.
    Pero un día se fue, liberó los animales del corral.
    Dejó que el grano velara por el nuevo grano, doblado como una madre.
    Se fue para darse a sí mismo el cielo a través de su respiración, para darse a sí mismo la tierra a través de su paso. Y el cielo y la tierra fueron las razones de su corazón.
    Descubrió que su corazón latía fuerte y que era corajudo.
    Llegó al monte más alto y descubrió donde termina la tierra, y donde la tierra se inicia.
    Pero la tierra estaba llena de sombras y las sombras mermaban su coraje, entonces el viaje calló su corazón.
    Lloró… y de sus lágrimas nacieron flores. Corrió… y de sus pasos nacieron horizontes.


    Renunció a las flores y a los horizontes, cuando descubrió que la rosa, impregnada de sol, silenciosa, esperaba.
    Para ella diseñó un cantero y lo colmó de aguas surgentes, y las surgentes brotaban de su corazón.
    Atrajo las sombras, para protegerla, y el coraje estuvo de nuevo en su corazón.
    Al final, se sintió amado por ella… repartiendo el silencio, los horizontes y las semillas de las mil flores que eran ella. Y estas eran su corazón.
    Fue aquel corazón donde la rosa había florecido.
    Había florecido en silencio llena de estupor.
    Había florecido, y era el único lugar donde quería vivir.


    claudiorbatisti
    A Anamer le gusta esto.
  7. [​IMG]
    De pronto mostró la hilacha
    esta fea cucaracha.


    Con el viudo se fue a Francia

    sin glamour, sin elegancia;
    dejó toda militancia
    se dedica a la vagancia.


    A la mísera tacaña
    ningún hijo la acompaña.


    Solitaria se emborracha
    siente solo repugnancia
    por el pobre y su campaña.


    ----------------0----------------------

    Mas los votos que compraste
    te sirvieron como lastre.


    Para que las facultades?
    si son solo nimiedades
    para todas las edades;
    esas fueron tus verdades.


    Carilinda, mojigata,

    fugitiva como rata.

    Con el viudo te escapaste

    para calmar ansiedades
    y gozar la cabalgata.


    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.




  8. Amor silente abruma mi sendero
    con dos hermosos ojos y semblante,
    de nieve blanca y rosa tan brillante,
    y buen porte y donaire tan sincero.


    Tan cálido el amor fue mensajero
    empero no me siento buen amante,
    Porque tu temor lo hace distante
    si quema en su fulgor a quién venero.


    La cálida ambrosía del panal
    el néctar y la miel han endulzado
    la vida sigue dulce y liberal.


    La dicha que soñé me ha cautivado;
    por ello amor recibe la señal
    esclavo de este amor apasionado.

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  9. [​IMG]

    El sol, hogar de vida radiante de calor,
    vierte su ardiente amor sobre un manto sagrado
    y cuando nos tumbamos en un valle alejado,
    sentimos que la tierra está repleta de amor
    en su inmenso regazo, henchida de esplendor.
    Como Dios es su amor, etéreo como Diosa
    todo crece, pujante. ¡Oh Venus, tan hermosa!
    que te encierras preñada de savias y razones,
    el hervidero inmenso de todos tus embriones.
    que adoran esos días, de cielo color rosa.
    Los Dioses fenecían, de un amor inclemente,
    de sátiros lascivos con su emblemática hada,
    el beso entre ninfeas a la Ninfa dorada
    añora aquellos días, cuando la savia siente,
    el agua de los ríos y la sangre presente
    en los árboles verdes y en las venas de Pan
    se cierra vergonzante al mundo que todos van,
    bajo su piel de moza lozana palpitante
    cuando, al beso cálido, su boca temblante,
    en comunión pistilo y corola se unirán.

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  10. [​IMG]

    Reo soy de un amor afortunado
    de la dama exquisita, la mejor,
    que no existe ni rey ni emperador
    que pueda separarla de mi lado.


    Que la gloria de ser por vos amado
    no tiene parangón, es superior,
    que importa haber penado mi Señor
    si recompensas todo lo pasado.


    Querer es un poder justo y sensible
    pretende más la gloria que la vida,
    vencedor de un amor irresistible.


    Dios la puso en la senda prometida
    para forjar un sueño inaccesible
    que magnifique mi alma agradecida.


    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  11. [​IMG]

    Luna menguante cielo azur de seda
    guían mi buen caminante en la vereda.

    Únicos son sus ojos tan ardientes
    cual carbón encendido en mi pendientes,
    si pudiera besar su boca urgente
    ¿ Si cuando sin coraje el beso niegue
    está bien que mi boca se lo ruegue?

    En mi mundo no hay luna sin lucero
    todos la admiran hoy que desespero
    blanca de plata pura luz de enero
    ¡Cuantas razones tienen sus deseos
    cuando de su hermosura quedan reos!

    ¡Hay madre mi cariño solo queda
    porque mi buen habibi no me espera!

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  12. [​IMG]

    De azures nubes cae el aguacero;
    que se desploma frente a la vereda,
    agua, granizo, el cielo cae entero,
    rayos y truenos ávidos de greda.
    Nada se escucha en medio del ciclón,
    cuando se cierra el rústico portón.

    Se vieron dos mujeres con pañuelos
    como vagan, medrosas de desmanes,
    después cayó la furia por los suelos
    tejas del techo al suelo como panes.
    Y se llenó de caos cada cosa
    en un desmadre de agua luminosa

    Luego se queda todo helado y fijo
    como en el borde mismo del abismo,
    donde la gente besa el crucifijo
    y el cielo sobre nuestro no era el mismo.
    En el vitral seguro centinela,
    sonríe la moza al cuadro de acuarela.

    Y en la campiña hermoso verde manto
    suenan campanas de oro como fiesta,
    nada se queda del horrendo llanto
    solo desean dicha a toda orquesta.
    Con tamboriles gráciles de cuero,
    El día a día vuelve a su sendero.

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  13. [​IMG]

    Cabellos negros, crespos anudados

    entre la verde fronda, blancas flores,

    de angelicales ojos sus fulgores
    parecen dos luceros atrapados.

    Sus ojos zalameros, aleonados,
    y el cantar de jocundos ruiseñores,
    inquieta, se encontraba entre mil flores
    entregada al amor, de hermosos hados.

    En el portal la conocí sonriente,
    fue un amor de imposible encarnadura,
    adamantino sueño iridiscente.

    Ana virginidad, ilesa y pura,
    me motivan buscar su faz ausente
    y la hallo contenida en su dulzura.

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  14. [​IMG]

    Solo con mi esqueleto y mis arterias
    a la sombra como sapo de otro foso,
    que se asoma al verano tan ruidoso
    entre miles de insectos y bacterias.


    Que saltan y atropellan sus miserias
    como en otro delirio bullicioso,
    que inútil y febril es mentiroso
    ante el asco que dan las periferias.


    Da igual, en la ciudad somos insectos,
    que sin fe no podremos apreciar,
    cansados de peleas y querellas.


    Si bien con estos cuerpos imperfectos
    no alcanzamos a ver ni disfrutar
    un cielo azul abierto a las estrellas

    Claudio Batisti





    A Anamer le gusta esto.
  15. [​IMG]

    La cabellera de blondas trenzas
    y verdes ojos esmeralda como la selva
    como la inocencia de tus mejillas
    y tus medias rojas como dos fresas.
    En la campiña el tiempo pasa,

    respiramos juntos al viejo árbol
    y tus corridas y mi desgano
    el eco de nosotros me da risa.

    Donde has estado todo este tiempo
    que cosa has hecho sin mi, dime,
    cuantos brazos te han abrazado ya
    para volverte a ser lo que eres.

    Que importa, total no me lo dirás,
    pero recuerda el agua azul
    y las rocas del fondo del mar
    de qué color volvían tus ojos?

    Si me preguntas, no se que responder,
    - ¡Oh mar tu eres transparente como fiel
    dime bajo el agua que color ver
    si eran verdes, negros parecen ser!

    Los bañadores abandonados en el prado
    nosotros desnudos tendidos en la sombra
    y una margarita en tu boca, sabes,
    sirve para alegrar un día entre nosotros

    Un súbito silencio se hace entre los dos
    una extraña mirada y se cae la flor
    pero te ruego, dime donde has estado
    cuantas cosas has hecho sin mi, mujer.

    No te conozco esa risa segura que tienes
    no se quien eres, ni que pretendes ser,
    además tu mirada me da escalofríos
    tus ojos verdes mi niña se quedaron en el ayer…

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.