1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Luna menguante cielo azur de seda
    guían mi buen caminante en la vereda.

    Únicos son sus ojos tan ardientes
    cual carbón encendido en mi pendientes,
    si pudiera besar su boca urgente
    ¿ Si cuando sin coraje el beso niegue
    está bien que mi boca se lo ruegue?

    En mi mundo no hay luna sin lucero
    todos la admiran hoy que desespero
    blanca de plata pura luz de enero
    ¡Cuantas razones tienen sus deseos
    cuando de su hermosura quedan reos!

    ¡Hay madre mi cariño solo queda
    porque mi buen habibi no me espera!

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  2. [​IMG]

    De azures nubes cae el aguacero;
    que se desploma frente a la vereda,
    agua, granizo, el cielo cae entero,
    rayos y truenos ávidos de greda.
    Nada se escucha en medio del ciclón,
    cuando se cierra el rústico portón.

    Se vieron dos mujeres con pañuelos
    como vagan, medrosas de desmanes,
    después cayó la furia por los suelos
    tejas del techo al suelo como panes.
    Y se llenó de caos cada cosa
    en un desmadre de agua luminosa

    Luego se queda todo helado y fijo
    como en el borde mismo del abismo,
    donde la gente besa el crucifijo
    y el cielo sobre nuestro no era el mismo.
    En el vitral seguro centinela,
    sonríe la moza al cuadro de acuarela.

    Y en la campiña hermoso verde manto
    suenan campanas de oro como fiesta,
    nada se queda del horrendo llanto
    solo desean dicha a toda orquesta.
    Con tamboriles gráciles de cuero,
    El día a día vuelve a su sendero.

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  3. [​IMG]

    Cabellos negros, crespos anudados

    entre la verde fronda, blancas flores,

    de angelicales ojos sus fulgores
    parecen dos luceros atrapados.

    Sus ojos zalameros, aleonados,
    y el cantar de jocundos ruiseñores,
    inquieta, se encontraba entre mil flores
    entregada al amor, de hermosos hados.

    En el portal la conocí sonriente,
    fue un amor de imposible encarnadura,
    adamantino sueño iridiscente.

    Ana virginidad, ilesa y pura,
    me motivan buscar su faz ausente
    y la hallo contenida en su dulzura.

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  4. [​IMG]

    Solo con mi esqueleto y mis arterias
    a la sombra como sapo de otro foso,
    que se asoma al verano tan ruidoso
    entre miles de insectos y bacterias.


    Que saltan y atropellan sus miserias
    como en otro delirio bullicioso,
    que inútil y febril es mentiroso
    ante el asco que dan las periferias.


    Da igual, en la ciudad somos insectos,
    que sin fe no podremos apreciar,
    cansados de peleas y querellas.


    Si bien con estos cuerpos imperfectos
    no alcanzamos a ver ni disfrutar
    un cielo azul abierto a las estrellas

    Claudio Batisti





  5. [​IMG]

    La cabellera de blondas trenzas
    y verdes ojos esmeralda como la selva
    como la inocencia de tus mejillas
    y tus medias rojas como dos fresas.
    En la campiña el tiempo pasa,

    respiramos juntos al viejo árbol
    y tus corridas y mi desgano
    el eco de nosotros me da risa.

    Donde has estado todo este tiempo
    que cosa has hecho sin mi, dime,
    cuantos brazos te han abrazado ya
    para volverte a ser lo que eres.

    Que importa, total no me lo dirás,
    pero recuerda el agua azul
    y las rocas del fondo del mar
    de qué color volvían tus ojos?

    Si me preguntas, no se que responder,
    - ¡Oh mar tu eres transparente como fiel
    dime bajo el agua que color ver
    si eran verdes, negros parecen ser!

    Los bañadores abandonados en el prado
    nosotros desnudos tendidos en la sombra
    y una margarita en tu boca, sabes,
    sirve para alegrar un día entre nosotros

    Un súbito silencio se hace entre los dos
    una extraña mirada y se cae la flor
    pero te ruego, dime donde has estado
    cuantas cosas has hecho sin mi, mujer.

    No te conozco esa risa segura que tienes
    no se quien eres, ni que pretendes ser,
    además tu mirada me da escalofríos
    tus ojos verdes mi niña se quedaron en el ayer…

    Claudio Batisti
  6. [​IMG]

    Apareces equívoca mujer
    en muestro claro oscuro del amor,
    mi atracción se desvía en tu placer
    y surge un ruego natural del pecho.
    - ¡Quiero brindarte en esta ardiente cama
    un explosivo cáliz de pasión! -


    Exquisita hechicera de pasión
    eres fuego soñado hecha mujer,
    que atesora en el medio de la cama
    adicciones secretas al amor.
    ¡Ahora solo espero de tu pecho,
    un hermoso gemido del placer!


    Aquesta condición nos da placer
    como su calidez nos da pasión,
    la dicha corazón dentro del pecho
    se enciende complaciente en ti mujer.
    Y el pecado que surge del amor
    se escucha crepitar en nuestra cama.


    Tu cuerpo y alma sintetizan cama
    dispuesta casi siempre a tu placer,
    y la nueva ilusión nos lleva amor
    a cantar aleluya a la pasión.
    Mejor hacer sabrás de mí, mujer
    desde tu convicción dentro del pecho.


    Atacas con la furia de tu pecho
    y me quitas poder en nuestra cama;
    la fantasía vuelve a mi mujer
    a renovar su sueño de placer.
    ¡Tus ojos ya desvelan de pasión!
    - ¿Siempre serás así feliz amor? -


    Tú que cavilas mucho en el amor

    busca en tu corazón dentro del pecho,
    la llama sofocante de pasión
    que siempre recompone nuestra cama.
    ¡Yo veo en tu sonrisa de placer
    mi delicada espléndida mujer!


    Se potencia el valor, mujer y amor,
    en un masaje de placer al pecho,
    mientras vuelven la cama y su pasión.


    claudiorbatisti
    A Anamer le gusta esto.
  7. [​IMG]
    Amo la primavera totalmente
    con la calma celeste la presento;
    con la luna brillante firmamento,
    marzo tímido, mágico e imponente.


    Un pétalo divino resistente,
    un tornado profuso del momento;
    última rosa mágico portento
    viva resiste sola impertinente.


    Divina primavera con su canto
    ama prudente la foresta pura
    ambiente repentino del acanto.


    Una natura verde, fronda dura,
    la selva le custodia su amaranto
    con la curiosa mágica ventura.


    Claudio Batisti
  8. [​IMG]
    Moza impura divina mira y goza,
    caliente piel fecunda sol naciente
    siente orgasmo cercano cuando miente,
    retoza bien adentro pubis rosa.

    Diosa de ley, dotada yegua briosa,
    abiertamente explora sagaz mente,
    fuente turbia compone miel ardiente
    copiosa, bien espesa, tan viscosa.


    Presente Zeus pregona diferente:
    sojuzgada querida piel perlada
    siente grata belleza dependiente.


    Sagrada flor devota bien dotada
    naciente lis pequeño tan candente,
    amada piel yacente y delicada.
    -----------------0------------------------
    Goza y mira divina impura moza,
    naciente sol fecunda piel caliente
    miente cuando cercano orgasmo siente,
    rosa pubis adentro bien retoza.


    Briosa yegua dotada, ley de diosa,
    mente sagaz explora abiertamente,
    ardiente miel compone turbia fuente
    viscosa, tan espesa, bien copiosa.

    Diferente pregona Zeus presente:
    perlada piel querida sojuzgada
    dependiente belleza grata siente.

    Dotada bien devota flor sagrada
    candente tan pequeño lis naciente
    delicada y yacente piel amada.


    Claudio Batisti
  9. [​IMG]
    Si todo aqueste amor fue malquerido
    malquerido es amar crasa aventura;
    aventura total pronto procura
    procura consumir pan prohibido.

    Prohibido final mal asumido
    asumido en verdad gran amargura;
    amargura de quien busca locura
    locura que malogra algo atrevido.

    Atrevido es tu rol, flor de amapola,
    amapola fatal, té de amplio efecto,
    efecto adicional gran batahola.

    Batahola animal bajo su aspecto
    aspecto demencial cruel descontrola
    descontrola el amor fiel al respecto.

    Claudio Batisti
  10. [​IMG]
    Al caer la tarde
    pequeños pétalos de cristal
    bajan del cielo.
    Una atmósfera mágica
    me llena el ama,
    y mi pensamiento vuela hacia ti
    amada amante.
    El corazón es un cofre precioso,
    donde custodio celosamente
    todo mi amor por ti.
    Al caer de la tarde,
    la nostalgia me invade.
    Una lágrima cae lánguida sobre mi cara,
    iluminada por mil colores
    con luces de neón de la ciudad,
    que se reflejan en mis ojos.
    Acurrucada en el sofá,
    envuelta en una manta de lana,
    mientras un mechón de cabellos baja…
    me roza los labios,
    y siento muy fuerte dentro de mí
    el deseo de abrazarte fuerte
    para poder susurrarte…
    Mis trémulos labios,
    sienten tremendas ganas de besarte.
    El deseo debe apagarse,
    los suspiros debo liberarlos
    en el placer sensual.
    Amor mío,
    soy un alma solitaria
    si me faltases,
    esperaría anhelante
    sentir entre suspiros, tus labios, tus manos,
    y el deseo que tienes de mí.

    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.
  11. [​IMG]
    Mágica es la tarde
    cuando llega el ocaso,
    y las luces de los últimos rayos
    cuando el sol se deposita
    sobre el oro del mar,
    y refleja sobre el cielo opaco
    aquellas nubes que parecen jugar,
    y las estrellas, recién encendidas
    ya comienzan a brillar...
    Dulce tarde del ocaso
    cuando blanca en el cielo
    la luna sale a pasear.
    También el viento se detiene
    y contempla con beneplácito,
    ese cálido atardecer
    que acompasa los latidos del corazón,
    Es un mundo forjado de sueños,
    fantasía de un nuevo palpitar,
    esperanza de un mágico amor.

    Claudio Batisti
  12. [​IMG]


    Deseo recorrer despacio
    la respiración absorta del creciente ocaso
    entre los vidrios que bosquejan
    pequeños retazos de cielo azul,
    prodigioso momento cercano al paraíso.

    Suave he acariciado un manto de rosas
    para perfumar así las ilusiones,
    y sobre tiernas almohadas de tulipanes rojos
    he dejado caer mi corazón, caliente y cansado
    de un prolongado camino sin destino.

    He dilatado cada indicio conteniendo el aliento
    también cuando la luz golpea en tu pared;
    el humo de las chimeneas derrite el hielo,
    en los campos la noche se pierde en si misma
    y la bruma se une crucificando ojos.

    Todavía he vuelo al mismo pensamiento,
    sobre un manto de rosas de nuevas auroras,
    el corazón reposa aún sobre almohadas
    de tulipanes rojos tiernos perfumados.


    Claudio Batisti
  13. [​IMG]

    No busqué descansar, mis ojos aún querían ver,
    leer y observar aquello que la noche tenía para mostrar,
    después de haberse elevado un poco
    el velo de la niebla, replegado por la luz.


    … y vi un espejo donde poder recoger mis sueños
    como flores perfumadas de un jardín secreto,
    delicadas lilas y dulces jazmines,
    al lado de la más bella rosa,
    también ella estaba en flor.


    …Gema impoluta de delicada belleza
    porque la mano del hombre no la había contaminado.
    El instinto llevó mi mano justo allí,
    Para reencontrarla pureza en todo lo que parece nada
    pero en sí misma es todo lo que virginal natura conserva,


    No elegí quedarme despierto… pero elegí
    perder mis sentidos en aromas y perfumes.
    Donde el hombre no había podido meter mano,
    ni ahora ni nunca.


    Claudio Batisti
  14. [​IMG]

    Tu cuerpo desnudo
    aquel torrente de olvido,
    donde se aquietan mis demonios.
    ... Caricia de las olas
    de dulces reflujos infinitos,
    hasta beber de tus suspiros.
    ... Aquellos besos ardientes,
    ¡Fuego ígneo!
    Deseos palpitantes
    de relámpagos de locura.
    ... Yo te amo así,
    con todo mi cuerpo temblando,
    en aquella marea
    que va hacia la escollera
    con su espuma y rebota,
    y tu... eres hermosa al contacto
    de tu boca con la mía,
    es un pétalo de sentimientos
    que despierta en mí, la voz de los suspiros,
    volcando tu placer en mi.
    ... Te amo tan fuerte, así amor mío,
    ahogado,
    en las ganas de tí que me somete,
    solo contigo mi cuerpo y alma son felices.

    Claudio Batisti
  15. [​IMG]
    Que profana pasión se siente amiga
    al amarte en el templo de tu lecho,
    si en la cúspide caigo, ya maltrecho,
    y la sima profunda me atosiga.

    Como encontrar la senda que consiga
    desnudar la lujuria de tu pecho,
    si cansado de penas, ya desecho,
    el corcel no prosigue sin su auriga.

    Como decirte amiga que lo siento
    en un vaivén cansino que atormenta
    cuando todo sucumbe en un momento.

    Desarbolado mástil que fomenta
    el embate de cálido tormento
    que quiere culminar y se lamenta.


    Claudio Batisti
    A Anamer le gusta esto.