1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. /es.wikipedia.org/wiki/Crono

    Crono


    Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
    «Cronos» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Cronos (desambiguación).
    No debe confundirse con Crono, la personificación primigenia del tiempo.
    [​IMG]
    Cronos armado con la hoz contra su padre. (Aubin-Louis Millin, Galerie mythologique, 1811.)
    En la mitología griega, Crono1 o Cronos2 (en griego antiguo Κρόνος Krónos, en latín Cronus)34 era el principal (y en algunos mitos el más joven) de la primera generación de titanes, descendientes divinos de Gea (la tierra) y Urano, (el cielo). Crono derrocó a su padre Urano y gobernó durante la mitológica edad dorada, hasta que fue derrocado y encerrado en el Tártaro5 o enviado a gobernar el paraíso de los Campos Elíseos.6

    Se le solía representar con una hoz o guadaña, que usó como arma para castrar y destronar a su padre, Urano. En Atenas se celebraba el duodécimo día de cada mes (Hekatombaion) una fiesta llamada Cronia en honor a Crono para celebrar la cosecha, sugiriendo que, como resultado de su relación con la virtuosa edad dorada, seguía presidiendo como patrón de la cosecha. Crono también fue identificado en la antigüedad clásica con el dios romano Saturno.

    Índice
    Nombre y mitología comparada[editar]
    H. J. Rose señaló que los intentos de dar a Kronos una etimología griega habían fracasado.7

    Michael Janda ofrece un etimología auténticamente indoeuropea de ‘el cortador’, a partir de la raíz *(s)ker-, ‘cortar’ (griego κείρω), motivado por la acción característica de Crono de «cortar el cielo» (o los genitales del Urano antropomórfico). El reflejo indoiraní de la raíz es kar, que generalmente significa ‘hacer’, ‘crear’ (de aquí karma), pero Janda argumenta que el significado, original de ‘cortar’ en un sentido cosmogónico sigue preservándose en algunos versos del Rig-veda sobre el heroico ‘corte’ de Indra, que como el de Crono resultó en creación:

    RV 10.104.10 ārdayad vṛtram akṛṇod ulokaṃ
    RV 6.47.4 varṣmāṇaṃ divo akṛṇod

    ‘golpeó a Vritra fatalmente, cortando [> creando] un camino despejado’
    ‘cortó [> creó] la majestuosidad del cielo’

    Esto puede apuntar a un mitema protoindoeuropeo reconstruido como *(s)kert wersmn diwos, ‘mediante un corte creó la majestuosidad del cielo’.8 El mito de Crono castrando a Urano tiene paralelos con la Canción de Kumarbi, en el que Anu (los cielos) es castrado por Kumarbi. En la Canción de Ullikummi, Teshub usa la «hoz con la que el cielo y la tierra fueron separados una vez» para derrotar al monstruo Ullikummi,9 estableciendo la «castración» de los cielos por medio de una hoz como parte de un mito de creación, en origen un corte creando una abertura o brecha entre el cielo (imaginado como una bóveda de piedra) y la tierra que permitió el comienzo del tiempo y la historia humana.10

    Crono ha sido refundido con el nombre de Chronos (Χρόνος), la personificación del tiempo en la antigüedad clásica.11 En el Renacimiento, la combinación de Crono y Chronos dio origen a «Padre Tiempo» que blande una guadaña para cosechar.

    Una teoría debatida en el siglo XIX, y que a veces sigue ofreciéndose algo apologéticamente,12 sostiene que Kronos está relacionado con ‘astado’, asumiendo una derivación semítica desde qrn.13 La objeción de Andrew Lang acerca de que Crono nunca fue representado con cuernos en el arte helénico,14 fue respondida por Robert Brown,15 que argumentó que en el uso semítico, al igual que en la Biblia hebrea, qeren significaba ‘poder’. Cuando los escritores griegos se encontraron con la deidad levantina El, tradujeron su nombre como Kronos.16

    En la mitología griega y los antiguos mitos[editar]
    [​IMG]
    La castración de Urano, fresco de Giorgio Vasari y Cristofano Gherardi (c.1560, Sala di Cosimo I, Palazzo Vecchio, Florencia).
    En el antiguo mito registrado por Hesíodo en su Teogonía, Crono guardaba un intenso rencor contra Urano. Éste se había ganado la enemistad de Gea, madre de Crono y los demás Titanes, debido a que luego de haberlos engendrado, los retenía en el seno de su madre y no permitía que vieran la luz. Gea creó una gran hoz de pedernal y reunió a Crono y sus hermanos para convencerlos de que matasen a Urano. Solo Crono estuvo dispuesto a cumplir su voluntad, así que Gea le dio la hoz y le hizo tender una emboscada. Cuando Urano se encontró con Gea, Crono lo atacó con la hoz y lo castró. De la sangre (o, según algunas pocas fuentes, del semen) que salpicó en la Tierra surgieron los Gigantes, las Erinias y las Melias. Crono arrojó al mar la hoz (que dio origen a la isla de Corfú[cita requerida]) y los genitales amputados de Urano. A su alrededor surgió del miembro una espuma de la que emergió Afrodita.17 Por esto, Urano juró venganza y llamó a sus hijos titanes (según Hesíodo ‘los que abusan’, la fuente del nombre «Titán», pero esta etimología está discutida) por exceder sus límites y osar cometer tal acto.

    En una versión alternativa de este mito, un Crono más benévolo derrocó al malvado Titán serpiente Ofión. Al hacerlo liberó al mundo de su esclavitud y por un tiempo gobernó justamente.

    Tras derrotar a Urano, Crono volvió a encerrar en el Tártaro a los Hecatónquiros y los Cíclopes, a quienes temía, y los dejó bajo la custodia de la monstruosa carcelera Campe. Subió al trono junto a su hermana Rea como reyes de los dioses. Esta época del reinado de Crono se denominó la edad dorada, pues la gente de entonces no necesitaba leyes ni reglas: todos hacían lo correcto y no existía la inmoralidad.

    Crono supo de Gea que estaba destinado a ser derrocado por uno de sus propios hijos, como él había derrotado a su padre. Por ello, aunque fue padre con Rea de los dioses Deméter, Hera, Hades, Hestia y Poseidón, se los tragaba tan pronto como nacían. Cuando iba a nacer su sexto hijo, Zeus, Rea pidió a Gea que pensara un plan para salvarlos y que así finalmente Crono tuviese el justo castigo a sus actos contra su padre y sus propios hijos. Rea dio a luz en secreto a Zeus en la isla de Creta y entregó a Crono una piedra envuelta en pañales, también conocida como Ónfalos, que éste tragó enseguida sin desconfiar creyendo que era su hijo.

    Rea mantuvo oculto a Zeus en una cueva del monte Ida en Creta. Según algunas versiones de la historia, Zeus fue criado por una cabra llamada Amaltea, mientras una compañía de Curetes o Coribantes, bailarines armados, gritaban y daban palmadas para hacer ruido y que así Crono no oyese los llantos del niño. En otras versiones Zeus era criado por una ninfa llamada Adamantea, que lo escondía colgándolo con una cuerda de un árbol, de forma que quedara suspendido entre la tierra, el mar y el cielo (sobre los que gobernaba su padre, Crono). Incluso en otras versiones, Zeus era criado por su abuela Gea; por una ninfa llamada Cinosura, a quien en agradecimiento Zeus subió entre las estrellas tras su muerte; o por Melisa, hija de Meliseo, rey de Creta que junto a sus hermanas Ida y Amaltea escondieron al pequeño Zeus en una caverna del monte Ida, en la Isla de Creta y lo alimentaron con miel y la leche de Amaltea.

    Cuando hubo crecido, Zeus usó un veneno que le dio Gea para obligar a Crono a regurgitar el contenido de su estómago en orden inverso: primero la piedra, que se la dejó a Pitón bajo las cañadas del Parnaso como señal a los hombres mortales, y después al resto de sus hermanos. En algunas versiones, Metis le daba a Crono un emético para obligarlo a vomitar los niños, y en otras Zeus abría el estómago de Crono. Tras liberar a sus hermanos, Zeus liberó del Tártaro a los Hecatónquiros y los Cíclopes, quienes forjaron para él sus rayos, el tridente para Poseidón y el casco de invisibilidad para Hades. En una gran guerra llamada la Titanomaquia, Zeus y sus hermanos y hermanas derrocaron con la ayuda de los Hecatónquiros y los Cíclopes a Crono y a los otros Titanes. Tras esto, muchos de ellos fueron encerrados en el Tártaro, si bien otros no (como Rea, Metis, Epimeteo, Menecio, Hécate, Océano y Prometeo entre otros cuantos). Gea engendró al monstruo Tifón para vengar a los encarcelados Titanes, pero Zeus terminaría venciéndolo.

    Los relatos sobre el destino de Crono tras la Titanomaquia difieren. En la tradición homérica y hesiódica, fue encarcelado con los demás Titanes en el Tártaro.18 En los poemas órficos, fue encerrado por toda la eternidad en la cueva de Nix.[cita requerida] Una interpolación en Trabajos y días19 indica que Crono fue luego liberado por voluntad de Zeus, y que desde entonces fue rey de las islas de los Bienaventurados.20 Píndaro muestra la influencia de esta versión en algunos versos.21 También describe su liberación del Tártaro, siendo entonces coronado rey del Elíseo por Zeus.[cita requerida]

    En una versión libia relatada por Diodoro Sículo (siglo I a. C.), se dice que Crono o Saturno, hijo de Urano y Titea, reinó sobre Italia, Sicilia y el Norte de África. Diodoro cita como evidencia los picos de Sicilia que su época eran llamados Cronia. Crono, junto a los Titanes, luchó y terminó derrotando a su hermano Júpiter, que reinaba en Creta, y a su cuñado Hamón, que reinaba en Nisa, una isla del río Tritón, en algún lugar de África. Crono tomó a su hermana Rea de Hamón para que fuera su propia esposa. A su vez, Crono fue derrotado por Baco o Dioniso, el hijo de Hamón, quien designó al hijo de Crono y Rea, Júpiter Olimpo, gobernante de Egipto. Baco y Júpiter Olimpo unieron entonces sus fuerzas para derrotar a los Titanes que quedaban en Creta, y a la muerte de Baco, Júpiter Olimpo heredó todos los reinos, convirtiéndose en señor del mundo.22

    Crono es mencionado de nuevo en los Oráculos sibilinos, particularmente en el libro III, donde Crono, Titán y Jápeto, los tres hijos de Urano y Gea, reciben cada uno un tercio de la Tierra, y Crono es nombrado rey de todos. Tras la muerte de Urano, los hijos de Titán intentaron destruir a la descendencia masculina de Crono y Rea tan pronto como nacían, pero en Dódona Rea dio a luz en secreto a sus hijos Zeus, Poseidón y Hades, enviándolos a Frigia para ser criados al cuidado de tres cretenses. Tras saber esto, sesenta hombres de Titán encarcelaron a Crono y Rea, provocando que sus hijos declarasen y libraran la primera de todas las guerras contra ellos. Esta versión no menciona nada de la muerte de Urano a manos de Crono o del intento de matar a sus hijos.

    El Crono fenicio[editar]
    Cuando los helenos se encontraron con los fenicios y luego con los hebreos, identificaron al El semítico, mediante interpretatio graeca, con Crono. La asociación fue registrada c. 100 d. C. por Filón de Biblos en su historia fenicia, como cuenta Eusebio en su Praeparatio evangelica.23 La versión de Filón, atribuida por Eusebio al semilegendario historiador fenicio anterior a la Guerra de Troya Sanconiatón, señala que Crono fue originalmente un gobernante cananeo que fundó Biblos y fue posteriormente deificado. Esta versión da como nombre alternativo Elus o Ilus, y afirma que en 32.º año de su reinado, emasculó, asesinó y deificó a su padre Epigeo o Autoctón «a quien más tarde llamaron Urano». También afirma que tras la invención de los barcos, Crono, visitando el «mundo inhabitable», legó el Ática a su propia hija Atenea y Egipto a Tot, el hijo de Misor e inventor de la escritura.24

    Consortes y descendencia[editar]
    Se aplica el nombre de Crónidas a los hijos de Crono y Rea.

    En la mitología romana y la cultura posterior[editar]
    [​IMG]
    Saturno devorando a un hijo, por Francisco de Goya (1819–1823).
    Artículo principal: Saturno (mitología)
    Mientras los griegos consideraban a Crono una fuerza cruel y tempestuosa de caos y desorden, creyendo que los dioses olímpicos habían traído una época de paz y orden al arrebatar el poder a los groseros y maliciosos Titanes, los romanosadoptaron una visión más positiva e inocua de esta deidad, al refundirla con su dios indígena Saturno. Consecuentemente, mientras los griegos consideraban a Crono una mera etapa intermedia entre Urano y Zeus, fue un aspecto mucho más importante de la mitología y religión romanas: la Saturnalia fue una fiesta celebrada en su honor, y existió al menos un templo a él dedicado ya en la antigua monarquía romana.

    Su asociación con la edad dorada terminó haciendo que se convirtiera en el dios del «tiempo humano», es decir, los calendarios, las estaciones y las cosechas (aunque no debe ser confundido con Chronos, la personificación sin relación alguna del tiempo en general, como sucedió con frecuencia entre los investigadores alejandrinos y durante el Renacimiento). Como resultado de la importancia de Crono para los griegos, su variante romana, Saturno, ha tenido una gran influencia en la cultura occidental. El séptimo día de la semana judeocristiana se llamaba en latín Dies Saturni (‘Día de Saturno’), en lo que supone la fuente del nombre de este día en idiomas como el inglés (Saturday). En astronomía, el planeta Saturno recibe su nombre del dios romano, siendo el más externo de los objetos celestes visibles sin ayuda.

    En ocasiones, Cronos hace referencia a la forma en la que ciertas condiciones impiden el desarrollo de algo. Es pues una metáfora que compara el impedimento de iniciar un proyecto con la manera en la que Cronos devoraba a sus hijos.

    Notas[editar]
    1. Volver arriba↑ Término como Crono:
    2. Volver arriba↑ Término como Cronos:
    3. Volver arriba↑ Ramón José Sender (1980). Cronus y la señora con rabo. Destino. p. 108. ISBN 9788423310739. Consultado el 27 de marzo de 2012.
    4. Volver arriba↑ Algunos autores, como Andrew Lang, lo llaman habitualmente Cronos, una forma que no es griega ni latina, como Robert Brown señaló en Semitic Influence in Hellenic Mythology (1898) pp. 112–13.
    5. Volver arriba↑ Según la Ilíada de Homero y la Teogonía de Hesíodo.
    6. Volver arriba↑ Según las Odas de Píndaro.
    7. Volver arriba↑ Rose, H. J. (1928). A Handbook of Greek Mythology. p. 43.
    8. Volver arriba↑ Janda, Michael (2010). Die Musik nach dem Chaos. Innsbruck: Innsbrucker Beiträge zur Kulturwissenschaft. pp. 54-56. ISBN 9783851242270.
    9. Volver arriba↑ Graf, Fritz; Marier, Thomas (1996). Greek mythology: an introduction. p. 88. ISBN 9780801853951.
    10. Volver arriba↑ Janda (2010), p. 54 y passim.
    11. Volver arriba↑ Liddell, H. G.; Scott, R.; Jones, H. S. «Κρόνος». A Greek-English Lexicon.
    12. Volver arriba↑ «Nos gustaría considerar si la raíz semítica q r n podría estar relacionada con el nombre Kronos», sugiere A. P. Bos, tan tarde como en 1989, en Cosmic and Meta-cosmic Theology in Aristotle's Lost Dialogues (1989) p. 11 nota 26.
    13. Volver arriba↑ Como por ejemplo en H. Lewy (1895), Die semitischen Fremdwörter in Griechischen p. 216 y Robert Brown (1877), The Great Dionysiak Myth ii.127. «Kronos significa ‘el astado’», afirmó previamente el reverendo Alexander Hislopen The Two Babylons; or, The papal worship proved to be the worship of Nimrod and his wife, 2.ª ed. (1862) p. 46, con la nota: «De krn, un cuerno. El epíteto Carneo aplicado a Apolono es más que una forma diferente de la misma palabra. En los Himnos órficos, se llama a Apolo ‘el dios con dos cuernos’.
    14. Volver arriba↑ Lang, A. (1897). Modern Mythology. p. 35.
    15. Volver arriba↑ Brown, R. (1898). Semitic Influence in Hellenic Mythology. p. 112 y sig.
    16. Volver arriba↑ «Philôn, que por supuesto consideraba a Kronos una divinidad helénica, en lo que de hecho se convirtió, siempre traduce el nombre del dios semítico Îl o Êl (‘el Poderoso’) como ‘Kronos’, uso en el que tenemos un persistente indicio del auténtico significado del nombre.» Brown (1898) p. 116.
    17. Volver arriba↑ Hesíodo, Teogonía 188 y sig.
    18. Volver arriba↑ Ilíada xiv.274, xv.225; Teogonía 850 y sig.
    19. Volver arriba↑ Hesíodo, Trabajos y días 169b–e o 173a–e, según las ediciones.
    20. Volver arriba↑ Esta variante mítica es, al menos, posterior a Hesíodo. (Cf.Mazon, Paul (1928). Hésiode Théogonie; Les travaux et les jours; Le bouclier. París: Société d'édition "Les Belles lettres". p. 92, n. 1. OCLC 58772577.) Desde el punto de vista de la transmisión, el pasaje solo está presente en papiros, y ya Proclo los consideró espurios. (Cf. Vianello de Córdova, P. (1979). Trabajos y días. Universidad Nacional Autónoma de México. p. CLXVI nota 173a–e. OCLC 14124363.) Verdeniuslos considera también como interpolación. (Cf. Verdenius, W. J. (1985). A commentary on Hesiod: Works and days, vv. 1–382. Leiden: E. J. Brill. p. 103 com. a 169. ISBN 9789004074651.)
    21. Volver arriba↑ Píndaro, Olímpica ii.70 y sig.
    22. Volver arriba↑ Diodoro, Libro III.
    23. Volver arriba↑ Walcot, P. (mayo de 1965). «Five or Seven Recesses?». The Classical Quarterly 15 (1): 79. (La cita aparece como Philo Fr. 2.)
    24. Volver arriba↑ Eusebio de Cesarea, Praeparatio Evangelica i.10.
    Véase también[editar]
    Enlaces externos[editar]
    • Higino: Astronomía poética (Astronomica).
      • 39: Altar.
      • 43: Vía Láctea.
    Categorías:
  2. es.wikipedia.org/wiki/Temis_(mitología)

    Temis (mitología)


    Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
    [​IMG]
    Temis.
    [​IMG]
    Temis de Courthouse
    En la mitología griega, Temis (en griego Θεμις Themis, que significa ‘ley de la naturaleza’ más que autoridad humana’), representa la justicia y el equilibrio. Suele representarse con la balanza y la espada, y en la mayoría de las ocasiones con los ojos vendados, con su epíteto Θεμιδα, «temida». Es mencionada por Hesíodo entre los seis hermanos y las seis hermanas hijos de Gea y Urano. Entre estos Titanes del mito primordial, pocos fueron venerados en santuarios específicos en la época clásica, y Temis era tan antigua que los seguidores de Zeus afirmaban que fue con él con quien tuvo a las tres Parcas.1 Un fragmento de Píndaro, sin embargo, cuenta que las Moiras ya estuvieron presentes en las nupcias de Zeus y Temis, y que de hecho brotaron con Temis de los manantiales del Océano que circundaba el mundo, y lo acompañaron por el brillante camino solar a ver a Zeus en el Olimpo. Con Zeus concibió a las Horas, Eunomia, Dice e Irene. Temis estuvo presente en Delos como testigo del nacimiento de Apolo.

    Temis, la del ‘buen consejo’, era la encarnación del orden divino, las leyes y las costumbres. Cuando se le hace caso omiso, Némesis trae el justo y colérico castigo. Temis no era colérica: ella, ‘la de preciosas mejillas’, fue la primera en ofrecer a Hera una copa cuando volvió al Olimpo afligida por las amenazas de Zeus.2 Temis presidía la correcta relación entre hombre y mujer, la base de la familia legítima y ordenada, y la familia era el pilar del dimos. Los jueces eran a menudo llamados themistopoloi, ‘sirvientes de Temis’. Tal era la base del orden en el Olimpo también. Hera se dirigía a ella como ‘Señora Temis’.

    El nombre de Temis podría haber sido sustituido por Adrastea al nacer Zeus en Creta. Ella construyó el Oráculo de Delfos, y ella misma era pitonisa. Temis fue una de las deidades que estaban tras el Oráculo de Delfos, que recibió de Gea y le dio a Febe.

    [​IMG]
    Temis ΘΕΜΙΔΑ («temida»)
    La equivalente romana de uno de los aspectos de la helénica Temis, como la personificación del derecho divino de la ley, fue Iustitia (trad. «Justicia»). Sus orígenes están en las abstracciones civiles de la forma de pensar romana, más que en la mitología arcaica, por lo que intentar comparaciones no resulta lógico. Representada como una mujer impasible, con los ojos vendados y llevando una balanza y una cornucopia, la imagen esculpida a la entrada de los juzgados es Iustitia, y no Temis. Se la representa sobre un león para señalar que la justicia debe estar acompañada de la fuerza.

    [​IMG]
    Temis del Templo de Némesisen Ramnonte (Ática), firmada por el escultor Cairestratos, c. 300 a. C.
    Índice
    Consortes y descendencia[editar]
    Temis en la actualidad[editar]
    A menudo Temis es representada en los palacios de gobierno, y de abogacía, especialmente en países de Europa y América.

    Temis en la Filosofía[editar]
    En la filosofía se nombra themis o temis a la discusión contraria con la palabra, con argumentación. Generalmente se toma al publico como juez.

    Notas[editar]
    1. Volver arriba↑ Hesíodo: Teogonía, 904.
    2. Volver arriba↑ Homero: Ilíada, XV, 88.
    Véase también[editar]
    Enlaces externos[editar]
    Categorías:
  3. /es.wikipedia.org/wiki/Eros

    Eros


    Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
    Para otros usos de este término, véase Eros (desambiguación).
    [​IMG]
    El Eros Farnesio, estatua del tipo Centocelle (Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, inv. 6335).
    En la mitología griega, Eros (en griego antiguo Ἔρως) es el dios primordial responsable de la atracción sexual, el amor y el sexo, venerado también como un dios de la fertilidad. En algunos mitos era hijo de Nicte y Erebo pero también se decía que fue de Afrodita y Ares, pero según El banquete de Platón fue concebido por Poros (la abundancia) y Penia (la pobreza) en el cumpleaños de Afrodita. Esto explicaba los diferentes aspectos del amor.

    A veces era llamado Eleuterio (Ἐλευθερεύς), ‘el libertador’ como Dioniso. Su equivalente romano era Cupido (‘deseo’), también conocido como Amor.

    Su estatua podía encontrarse en las palestras, uno de los principales lugares de reunión de los hombres con sus amados, y a él hacían sacrificios los espartanos antes de la batalla. Meleagro recoge este papel en un poema conservado en la Antología Palatina: «La reina Cipria, una mujer, aviva el fuego que enloquece a los hombres por las mujeres, pero el propio Eros convence la pasión de los hombres por los hombres».1

    Índice
    Concepciones de Eros[editar]
    [​IMG]
    Afrodita y Eros, escultura helenista tardía.
    En el pensamiento griego parece haber dos aspectos en la concepción de Eros. En el primero es una deidad primordial que encarna no solo la fuerza del amor erótico sino también el impulso creativo de la siempre floreciente naturaleza, la Luz primigenia que es responsable de la creación y el orden de todas las cosas en el cosmos. En la Teogonía de Hesíodo, el más famoso de los mitos de creación griegos, Eros surgió tras el Caos primordial junto con Gea, la Tierra, y Tártaro, el Inframundo. De acuerdo con la obra de Aristófanes Las aves, Eros brotó de un huevo puesto por la Noche (Nix), quien lo había concebido con la Oscuridad (Érebo). En los misterios eleusinos era adorado como Protógono (Πρωτόγονος), el ‘primero en nacer’.

    Posteriormente aparece la versión alternativa que hacía a Eros hijo de Afrodita con Ares (más comúnmente), Hermes o Hefesto, o de Poros y Penia, o a veces de Iris y Céfiro. Este Eros era un ayudante de Afrodita, que dirigía la fuerza primordial del amor y la llevaba a los mortales. En algunas versiones tenía dos hermanos llamados Anteros, la personificación del amor correspondido, e Hímero, la del deseo sexual.

    La adoración de Eros era poco común en la Grecia más antigua, pero más tarde llegaría a estar muy extendida. Fue adorado fervientemente por un culto a la fertilidad en Tespia y jugó un importante papel en los misterios eleusinos. En Atenas, compartió con Afrodita un culto muy popular y se le consagraba el cuarto día de cada mes.

    Mitos asociados con Eros[editar]
    [​IMG]
    Eros en un ánfora griega. Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.
    Eros, muy enfadado con Apolo al haber bromeado éste sobre sus habilidades como arquero, hizo que se enamorase de la ninfa Dafne, hija de Ladón, quien lo rechazó. Dafne rezó al dios río Peneo pidiendo ayuda, y fue transformada en un árbol de laurel, que se consagró a Apolo.

    La historia de Eros y Psique tiene una larga tradición como cuento popular del antiguo mundo grecorromano mucho antes de que fuera escrita, por primera vez en la novela latina de Apuleyo El asno de oro, siendo una evidente e interesante combinación de roles. La propia novela tiene el estilo picaresco romano, aunque Psique y Afrodita retienen su carácter griego, siendo Eros el único cuyo papel procede de su equivalente en el panteón romano.

    La historia es narrada como digresión y paralelo estructural al argumento principal de la novela de Apuleyo. Narra la lucha por el amor y la confianza entre Eros y la princesa Psique, cuyo nombre es difícil de traducir apropiadamente, pues trasciende los idiomas griego y latino, pero puede considerarse que significa ‘alma’, ‘mente’, o mejor ambas. Afrodita estaba celosa de la belleza de la mortal Psique, pues los hombres estaban abandonando sus altares para adorar en su lugar a una simple mujer, y así ordenó a su hijo Eros que la hiciera enamorarse del hombre más feo del mundo. Pero el propio Eros se enamoró de Psique, y la llevó por arte de magia a su casa. Su frágil paz fue arruinada por una visita de las celosas hermanas de Psique, quienes hicieron que ésta traicionase su confianza. Herido, éste la expulsó y Psique vagó por la tierra, buscando a su amor perdido. Apuleyo atribuye en su obra una hija de Eros a Psique, Hedoné, cuyo nombre significa ‘placer’.

    Galería[editar]
    • [​IMG]
      Eros, de Emil Wolff. 1836.


    • [​IMG]
      Medallón con la imagen de Eros. Museo del Louvre.


    • [​IMG]
      Eros. Carrete ático de figuras rojas, c. 470-450 a. C.


    • [​IMG]
      Eros Thanatos, copia romana del original griego. Museo Capitolino.
    Véase también[editar]
    Notas[editar]
    1. Volver arriba↑ Meleagro, Mousa Paidiké 86.
    Bibliografía[editar]
    • Bartsch, Shadi; Bartscherer, Thomas (2005). Erotikon: essays on Eros, ancient and modern. Chicago: University of Chicago Press. ISBN 9780226038384.
    • Bataille, Georges (1989). The tears of Eros. San Francisco: City Lights Books. ISBN 9780872862227.
    • Calame, Claude (1999). The poetics of eros in Ancient Greece. Priceton: Princeton University Press. ISBN 9780691043418.
    • Carson, Anne (1986). Eros the bittersweet: an essay. Priceton: Princeton University Press. ISBN 9780691066813.
    • Martin, Hubert Jr. (abril de 1969). «Amatorius, 756 E-F: Plutarch's Citation of Parmenides and Hesiod». The American Journal of Philology 90 (2): 183-200.
    • Nygren, Anders (1969). Eros y Agape. La noción cristiana del amor y sus transformaciones. Barcelona: Sagitario. OCLC 26295888.
    Enlaces externos[editar]
    Categorías:
  4. http://www.esacademic.com/dic.nsf/eswiki/528895

    Wikipedia Español
    Gigante (mitología griega)
    Gigante (mitología griega)
    Para otros usos de este término, véase Gigante.
    [​IMG]
    [​IMG]
    Gigante luchando contra Artemisa.
    En la mitología griega, los Gigantes (en griego antiguo Γιγάντες, ‘nacidos de la tierra’) son personajes caracterizadospor su estatura y fuerza excepcionales. Conviene distinguir entre ellos a los Gigantes de la mitología primordial, hijosde Gea, de los concebidos posteriormente.

    Los Gigantes suelen ser descritos como gigantescos seres humanoides con serpientes en vez de piernas.

    Contenido
    Gigantes primigenios
    Según Homero, los Gigantes eran una raza de hombres de grandes dimensiones y salvajes, gobernados porEurimedonte, que moraba en el lejano oeste, en la isla de Trinacia. Pero fueron exterminados por el propioEurimedonte debido a su insolencia hacia los dioses.[1] Homero consideraba pues a los Gigantes, como a losfeacios, cíclopes y lestrigones, una de las razas autóctonas que (con la excepción de los feacios) fueron destruidaspor los dioses debido a su autoritaria insolencia, pero ni él ni Hesíodo sabían nada sobre la lucha de los dioses conlos Gigantes.

    Sin embargo, Hesíodo[2] los considera seres divinos, que surgieron de la sangre que Urano derramó sobre la Tierra, siendo pues Gea su madre. Para ser más precisos, nacieron con sus hermanos y hermanas, las Erinias y lasMelíades, cuando Crono castró a Urano, su padre, y la sangre de éste cayó sobre Gea. Poetas y mitógrafosposteriores los confunden frecuentemente con los Titanes.[3] Se decía[4] que Gea, indignada por el destino de sushijos anteriores, los Titanes, engendró sola a los Gigantes, seres monstruosos e inconquistables con temibles rostrosy colas de dragón,[5] e Higino[6] los considera hijos de Gea y Tártaro.

    Según algunos, nacieron en Flegra (‘campo en llamas’), en Sicilia, Campania o Arcadia y, según otros, Flegra era elnombre mítico de la península tracia de Palene.[4] [7] Es digno de mención que Homero, así como escritoresposteriores, sitúe a los Gigantes en zonas volcánicas, y la mayoría de los expertos lo hagan en áreas de Europaoccidental. El origen de la historia de los Gigantes debe pues buscarse probablemente en fenómenos físicossimilares de la naturaleza, especialmente en los volcánicos, de los que surgieron las historias sobre los Cíclopes.

    Estos Gigantes intervienen poco en la mitología. Aparecen esencialmente en el episodio de la Gigantomaquia (o‘Guerra con los Gigantes’), en la que se enfrentaron a los dioses del monte Olimpo, intentando llegar a ellos apilandolas dos cadenas montañosas de Tesalia, Pelión y Osa, una sobre la otra. Sin embargo, fueron derrotados por losdioses olímpicos con la ayuda de Heracles. Esta batalla parece ser sólo una imitación de la revuelta de los diosesgriegos contra los Titanes, la Titanomaquia.

    Según Pausanias, para los arcadios la Gigantomaquia tuvo como escenario la cuenca del río Alfeo.[8]

    [​IMG]
    [​IMG]
    Fuente que evoca al giganteEncélado surgiendo de la Tierra, enlos jardines del Palacio deVersalles.
    Estos Gigantes fueron:

    • Agrio (Ἅγριος Agrios, ‘salvaje’). Las Moiras le golpearon con mazas de bronce hasta matarlo.[4] [2]
    • Alcioneo (Ἀλκυονεύς Alkyoneus, ‘burro poderoso’). Era inmortal mientras luchase en su tierra de origen. Fue muertopor Heracles, quien lo arrastró fuera de Palene, su lugar de nacimiento, tras dispararle una flecha.[4] [2] [9] [10]
    • Alpo (Δλπος). Muerto por Dioniso.[11]
    • Clitio (Κλύτιος Klytios; tiene la raíz klyt-, ‘oír’, ‘fama’, ‘gloria’). Fue muerto por Hécate con antorchas.[4] [2]
    • Ctonio (Χθονιός Khthonios, ‘de la tierra’). Hera le convenció para luchar contra Dioniso, prometiéndole a cambio aAfrodita.[9]
    • Damasén (Δαμασήν, ‘domador’). Criado por Eris, mató una vez a una serpiente que fue devuelta a la vida por otraserpiente, su compañera, con la ayuda de una hierba curativa.[12]
    • Efialtes (Ἐφιάλτης Ephialtês, ‘el que salta sobre’). Se rebeló contra los dioses. Apolo le disparó en el ojo izquierdo yHeracles en el derecho.[4] [2]
    • Encélado (Ἐγκέλαδος Enkelados, ‘exhortación’). Moraba bajo el monte Etna, cuyos estruendos eran provocados porsus revolcones. Atenea le arrojó encima la isla de Sicilia. Según otros fue muerto por Sileno.[4] [2] [9] [13]
    • Éurito (Ευρυτος Eurytos, ‘que fluye completo’). Fue muerto por Dioniso con su tirso.[4] [2]
    • Gración. Fue muerto por Artemisa.[4] [2]
    • Hipólito (Ἱππόλυτος Hippolytos, ‘que libera los caballos’). Lo mató Hermes, que llevaba el casco de Hades.[4] [2]
    • Mimas (Μίμας). Fue muerto por Hefesto con proyectiles de metal al rojo vivo. Según otros fue muerto por Ares.[4] [2][14]
    • Palas (Παλλάς Pallas, ‘blandiendo [armas]’). Lo mató Atenea, quien lo despellejó y usó su piel como escudo para supropio cuerpo.[4] [2]
    • Peloro (Πελωρευς Pelôreus, ‘monstruoso’, ‘enorme’). Hera le convenció para luchar contra Dioniso.[9]
    • Polibotes (Πολυβώτης Polybôtes, ‘mucho alimento’). Fue muerto por Poseidón, que rompió un trozo de la isla deCos y lo arrojó sobre él.[4] [2] [15]
    • Porfirión (Πορφυρίων Porphyriôn, ‘empujar’, ‘levantarse’, ‘brotar’). Se dice de él que rasgó las túnica de Hera conintención de violarla, y que ésta le había prometido a Hebe por esposa si luchaba contra Dioniso. Zeus le hirió con unrayo y Heracles le remató con una flecha.[4] [2] [9]
    • Tifón (Τυφωευς Typhoeus, de τῦφος tuphos, ‘humo’). Hijo del primer Tifón, igual a él en todo, que luchó contraDioniso.[9]
    • Toante (Θόων Thoon, ‘rápido’). Fue golpeado hasta la muerte por las Moiras con mazas de bronce.[4] [2]
    Otros Gigantes
    [​IMG]
    [​IMG]
    Estatuilla de bronce de un giganteprocedente de Asia Menor, tercercuarto del siglo II a. C.
    Mientras que los Gigantes de la primera generación constituyen un conjunto coherente sobre el que las diversasfuentes se ponen de acuerdo, los que aparecieron posteriormente forman una nebulosa dispar, siendo consideradosGigantes según el autor. Su apariencia no es ya necesariamente monstruosa, y sólo tienen en común con los másantiguos su enorme tamaño y fuerza.

    Estos gigantes fueron:

    • Agrio (Ἅγριος Agrios, ‘salvaje’) y Orio (Ορειος Oreios, ‘montañés’). Hijos de Polifonte y un oso, del que le hizoenamorarse Afrodita por desdeñarla en favor de Artemisa. Ambos eran gigantes poderosos que no honraban a losdioses y devoraban hombres. Fueron transformados en pájaros por Hermes.[16]
    • Los Alóadas (Ἀλωάδαι Alôadai o Ἀλωεῖδαι Alôedai), dos hermanos gemelos llamados Oto (Ὥτος, ‘búho orejudo’) yEfialtes (Ἐφιάλτες, ‘el que salta’), hijos de Poseidón e Ifimedea, que quisieron derribar el cielo con sus propiasmanos y derrocar a Zeus. Crecían cada año un codo de anchura y una braza en altura. Cuando tuvieron nueve añosde edad decidieron luchar contra los dioses, por lo que apilaron el monte Ossa sobre el Olimpo y el Pelión sobre elOssa, amenazando así con subir hasta el cielo. También decían que llenando el mar con las montañas lo convertiríanen tierra seca y harían mar la tierra. Como eran inmortales y el Oráculo había profetizado que no morirían en manosde hombres ni dioses, se mataron entre ellos por accidente.
    • Según los milesios Anax (Ἅναξ), hijo de Urano y Gea, gobernó el país, que entonces era llamado Anactoria en suhonor. Su hijo Asterio (Ἀστέριος), gigante como él, le sucedió en el trono, pero el cretense Mileto, hijo de Apolo, conquistó el país y le cambió el nombre por el suyo. Asterio medía diez codos de alto y fue enterrado en la pequeñaisla de Lade.[17]
    • Antífates (Ἀντιφάτης), hijo de Poseidón y Gea, era el rey de la tribu de los Lestrigones, unos gigantes antropófagosque encontró Odiseo en sus viajes. Anfífates destruyó la flota de Odiseo.[18]
    • Anteo (Ἀνταῖος), hijo de Poseidón y Gea que vivía en Irasa, en los desiertos de Libia. Desafiaba y asesinaba a todoel que se adentraba en sus dominios, pues había hecho voto de construirle un templo a su padre con cráneoshumanos. Siempre vencía en sus peleas, ya que en cuanto caía a tierra o la tocaba, su madre le daba fuerzas denuevo. Retó a Heracles, quien lo derribó tres veces, pero en vano. Heracles advirtió lo que pasaba y, levantándole envilo para impedirle recibir el aliento de su madre, lo asfixió.
    • Argos Panoptes (Άργος Πανοπτης, ‘brillante’ ‘todos los ojos’) tenía cien ojos. Era un guardián muy efectivo, puessólo algunos de sus ojos dormían en cada momento, habiendo siempre varios otros aún despiertos. Era un fielsirviente de Hera. Su gran servicio al panteón olímpico fue matar al monstruo ctónico con cola de serpiente Equidnacuando ésta dormía en su cueva.
    • Caco (Κακος Kakos, ‘malo’ o ‘malvado’), hijo de Hefesto, era un gigante mitad hombre y mitad sátiro que vomitabatorbellinos de llamas y humo. Vivía en una cueva del monte Aventino en cuya puerta siempre colgaban las cabezasde los humanos que devoraba. Robó algunos de los bueyes de Gerión a Heracles mientras dormía, por lo que éste lemató.
    • Crisaor (Χρυσάωρ, ‘espada dorada’), engendrado por Medusa cuando fue violada por Poseidón en un templo deAtenea, por lo que ésta la transformó en una Gorgona. Así, Crisaor no nació hasta que Perseo decapitó a su madre. Fue padre con Calírroe de Gerión.
    • Dámiso (Δαμυσος), el más rápido de los gigantes que murió en la guerra contra los dioses. Quirón exhumó sucuerpo y extrajo el astrágalo de su pie, implantándolo en el talón de Aquiles.[19]
    • Eurimedonte (Εὐρυμέδων), antiguo rey de los gigantes. Fue padre de Peribea.[20]
    • Gerión (Γηρυών Gêruôn o Γηρυόνης Gêruônês), monstruoso gigante alado hijo de Crisaor y Calírroe, formado portres cuerpos humanos completos unidos por la cintura. Era invencible en la batalla y dueño de una gran sabiduría. Vivía en la isla Eritia y tenía una espléndida cabaña de ganado guardado por un perro de dos cabezas, Ortro, y porun pastor, Euritión. Uno de los doce trabajos de Heracles fue robar dicho ganado, tras lo cual mató a Gerión cuandoéste le buscaba para vengarse.
    • Hilo (Ὕλλος), gigante de Lidia (Anatolia) e hijo de Gea, del que se creía que derivaba el nombre del río Hilo. Aparentemente los griegos le identificaban con Gerión.[21]
    • Hopladamo (Ὁπλάδαμος), reclutado por Rea cuando estaba embarazada de Zeus, para protegerla de Crono.[22]
    • Orión (Ὀρίων), un hermoso gigante que podía caminar sobre el agua. Le mató Gea enviandole un Escorpión poramenazar con acabar con todas las bestias de la tierra con su destreza en la caza o Apolo por atreverse a amar aArtemisa.
    • Talos (Τάλως), el gigante de bronce que patrullaba la isla de Creta para guardarla de los piratas. Le mató la brujaMedea cuando los argonautas intentaban desembarcar en la isla.
    • Ticio (Τιτυός), un gigante lujurioso que intentó violar a Leto. Fue derrotado por Apolo y Artemisa y encadenado en elTártaro, donde dos buitres comían eternamente su hígado.
    • Turios, un gigante que luchó con Heracles.[23]
    Notas
    1. Homero, Odisea vii.59, 206, x.120; comp. Pausaniasviii.29.2.
    2. a b c d e f g h i j k l m n Hesíodo, Teogonía 183 y sig.
    3. Servio, Sobre la Eneida viii.698, Geórgicas i.166, 278; Horacio, Cármina iii.4.42.
    4. a b c d e f g h i j k l m n ñ Apolodoro i.6.1 y sig.
    5. Ovidio, Tristes iv.7, 17.
    6. Higino, Prefacio a las Fábulas p. I.
    7. Pausanias viii.29 §2; Píndaro, Nemeas i.67; Estrabónpp.245, 281, 330; Escolio sobre la Ilíada de Homeroviii.479.
    8. Pausanias viii.29.1.
    9. a b c d e f Nono xlviii.10 y sig.
    10. Píndaro, Ístmicas vi.33.
    11. Nono xxv.238, xlv.174.
    12. Nono xxv.486.
    13. Virgilio, Eneida' iii.578.
    14. Apolonio, Argonáuticas iii.1226.
    15. Pausanias i.2.4.
    16. Antonino Liberal, Metamorfosis 21.
    17. Pausanias i.35.6, vii.2.5.
    18. Apolodoro, Epítome vii.12.
    19. Ptolomeo Hefestión vi.
    20. Homero, Odisea vii.56 y sig.
    21. Pausanias i.35.7-8.
    22. Pausanias viii.36.2.
    23. Pausanias iii.18.11.
    Bibliografía
    Véase también
    Enlaces externos
    Categoría:
    • Gigantes de la mitología griega

    Wikimedia foundation. 2010.
  5. [​IMG]
    www.lapuertadelmisterio.com/existieron-realmente-los-poderosos-y-legendarios-ciclopes/
    Estas misteriosas criaturas, poseedoras de un solo ojo, fueron reverenciadas en las mitologías griega y romana, y continúan encontrándose entre los seres más interesantes de los que hablan las más antiguas leyendas mediterráneas. Miembros de la raza de los gigantes, sus orígenes se perdían en los tiempos más remotos de la historia del mundo.

    Aunque desconocemos el nombre de la mayoría de los Cíclopes, las fuentes antiguas sí que describen a un cíclope llamado Polifemo, quien vivía en una isla que correspondería a la actual Sicilia: una isla habitada por cíclopes y otras criaturas. La palabra «cíclope» significa «ojo circular». Su génesis parece ser más complicado que los mitos que los describen. De hecho, la búsqueda de cualquier origen real de los Cíclopes, así como de las posibles pruebas de su existencia en libros antiguos, resulta ser uno de los mayores retos relacionados con la mitología.

    Antiguos relatos sobre los Cíclopes
    No existen evidencias convincentes que apoyen la existencia de los míticos cíclopes. Sin embargo, los relatos de algunos famosos escritores de la antigüedad dieron pie a una leyenda que fue creciendo en las mentes de generaciones y generaciones de personas, habitantes de la región mediterránea. La imaginación de aquellos autores impregnó sus obras literarias, convirtiéndolas en algunos de los relatos más famosos del mundo y de la historia.


    Las dos descripciones de cíclopes más destacadas fueron obra de Hesíodo y Homero. De hecho, la fuerza de sus escritos influyó en otros textos posteriores. Hesíodo escribió su «Teogonía» entre los siglos VIII y VII antes de Cristo. En palabras del antiguo autor griego:

    [De Urano, el Cielo] Dio a luz [Gaia (Gea), la Tierra] a los Cíclopes de soberbio espíritu, a Brontes, a Estéropes y al violento Arges, que regalaron a Zeus el trueno y le fabricaron el rayo. Éstos en lo demás eran semejantes a los dioses, pero en medio de su frente había un solo ojo. Y fueron llamados Cíclopes, ya que efectivamente un solo ojo completamente redondo se hallaba en su frente. El vigor, la fuerza y los recursos presidían sus actos. Y de nuevo, otros tres hijos [los Hecatónquiros] nacieron de Gaia (la Tierra) y Urano (el Cielo)…”




    Continúa Hesíodo en su Teogonía:

    De cuantos nacieron de Gea y Urano, los hijos más terribles [Hecatónquiros y Cíclopes] fueron odiados por su propio padre desde siempre. Y cada vez que alguno de ellos estaba a punto de nacer, Urano los retenía a todos ocultos en el seno de Gea (la Tierra) sin dejarles salir a la luz, y se gozaba cínicamente con su malvada acción.”


    [​IMG]
    Polifemo, de Johann Tischbein. (1802). Polifemo es uno de los pocos cíclopes cuyo nombre conocemos.
    Evidencias de un cíclope en la obra de Homero
    En uno de los capítulos de ‘La Odisea’ de Homero, el legendario Odiseo (Ulises) se encuentra con el cíclope llamado Polifemo. Resulta significativo que Homero no escribiese explícitamente que Polifemo tenía un solo ojo. Sin embargo, algunos especialistas en textos homéricos sugieren que este hecho está implícito en el propio texto. Según ellos, se menciona esta circunstancia cuando Homero escribe «su ojo» en lugar de «sus ojos».

    [​IMG]
    Odiseo y su tripulación ciegan al más famoso de los cíclopes, Polifemo. Detalle de un ánfora proto-ática datada en torno al año 650 a. C. Museo Arqueológico de Eleusis.
    Otros autores también escribieron sobre los cíclopes. Por ejemplo, el autor griego Calímaco mencionó a los Cíclopes como los creadores de las fortificaciones de Micenas y Tirinto. Alrededor del año 275 a. C., un poeta siciliano llamado Teócrito también escribió dos poemas relacionados con la historia de Polifemo y su deseo por una ninfa del mar, de nombre Galatea. El poeta describe el plan ideado por el cíclope para poder poseerla.

    El famoso escritor griego Eurípides escribió la obra titulada ‘Cíclope’ en el año 408 antes de Cristo. La trama transcurre en Sicilia, en una zona muy cercana al famoso volcán Etna. Virgilio, poeta épico romano tan famoso como Homero en la literatura griega, escribió el célebre libro clásico ‘La Eneida’, donde narra cómo, después de escapar de Troya, Eneas desembarca en la isla de un cíclope. El poema épico de Virgilio es muy similar a ‘La Odisea’, y su historia del encuentro de Eneas con el cíclope es prácticamente la misma que la de Polifemo.

    El origen de los Cíclopes
    Los orígenes de los misteriosos Cíclopes son fascinantes. Según el paleontólogo Othenio Abel, las raíces de los Cíclopes se encuentran en los cráneos prehistóricos de los elefantes enanos. Estos animales vivían antiguamente en islas como Sicilia, Malta, Creta y Chipre. Según su investigación, realizada en 1914, las grandes cavidades nasales de estos cráneos habrían hecho pensar a las gentes de la época que pertenecían a las míticas criaturas de un solo ojo. Durante siglos fue imposible averiguar el origen real de tales cráneos, por lo que el mito de los Cíclopes fue creciendo.


    [​IMG]
    Elefante enano con grandes cavidades nasales. Museo Arqueológico Regional Paolo Orsi, Siracusa, Italia. Crédito: Giovanni Dall’Orto
    Walter Burkert, experto alemán en antiguos cultos y mitología, expuso otra teoría que sugería que las sociedades arcaicas reflejaban como un espejo auténticas asociaciones a las que se rendía culto, como los gremios de herreros. En opinión de Burkert, la idea de la existencia de poderosas criaturas con un solo ojo provenía de la tradición de los herreros de cubrir con un parche uno de sus ojos. Además, también observó que los cíclopes de ‘La Odisea’ son descritos de forma algo diferente a como aparecen en el libro de Hesíodo. Los descritos en la «Teogonía» no guardarían relación con el culto a los herreros, aunque Burkert creía que habría una explicación para esta anomalía: sugirió que era muy probable que Polifemo fuera considerado inicialmente un demonio local, siendo Homero quien habría hecho de Polifemo un cíclope. Por último, algunos investigadores creen que los Cíclopes eran, simplemente, seres humanos deformes.

    Los Cíclopes, constructores legendarios
    Durante siglos, la gente creyó que los Cíclopes habían sido los constructores de las monumentales murallas de ancestrales ciudades, así como de otros impresionantes edificios. Alentaron, así, su fama de colosales arquitectos. Por ejemplo, resulta imposible separar la historia de las murallas de Micenas de las viejas leyendas sobre cíclopes.

    La aseveración de que la historia de los Cíclopes está basada en alguna criatura que existió en el pasado, a pesar de tener ciertos indicios de verosimilitud (recordemos el caso de los elefantes enanos), se considera actualmente que carece de fundamento. Sin embargo, los Cíclopes continúan siendo una parte fascinante del antiguo folclore tradicional. Lamentablemente, a diferencia de muchos otros personajes de las leyendas mitológicas, su aspecto deforme hace que resulte difícil utilizarlos como personajes protagonistas de nuestros modernos relatos escritos.

    Este artículo fue publicado en AncientOrigins.es y ha sido publicado nuevamente por lapuertadelmisterio.com con permiso.


    CICLOPES SEGNDA PARTE
    http://es.mitologia.wikia.com/wiki/Cíclope

    Cíclope

    EDITAR
    COMENTARIOS (3) COMPARTIR

    Un cíclopes está parado más de 15 pies de altura y pesa alrededor de 2600 libras.[​IMG]
    Tipo
    Deidades titánicas (los primeros), Monstruos (los segundos)
    Hogar
    Olimpo (los primeros), Islas (los segundos)
    Época
    Edad Dorada (los primeros)
    Origen
    Mitologia

    En la mitología griega y romana, los cíclopes (Antiguo griego: Κύκλωψ, Kuklōps, plural: Κύκλωπες, Kuklōpes, "ojo redondo" u "de ojos circulares") son una raza de gigantes de un solo ojo. Hay dos generaciones de cíclopes:

    • Los primeros cíclopes son Arges, Brontes y Estéropes. Son descritos como inmensas bestias de naturaleza divina, hijos de Urano y Gea y hermanos mayores de los titanes. Era tal su poder que el propio Urano los encerró en el Tártaro, temiendo por su seguridad. Están emparentados con Cronos. Zeus los liberó y forjaron los rayos de Zeus, el casco de la invisibilidad de Hades y el tridente de Poseidón, que los dioses usan para derrotar a los titanes.
    • Los segundos cíclopes, aunque pertenecientes al árbol genealógico de las deidades grecolatinas, no son de naturaleza divina y no tienen mucho que ver con sus antecesores. Estos fueron hijos de Poseidón, su aparición más notable fue durante la Odisea de Homero.
    Aparecen en otros relatos escritos por el dramaturgo Eurípides, el poeta Teócrito y el poeta épico romano Virgilio

    En un famoso episodio de la Odisea de Homero, el héroe Odiseo se encuentra con el cíclope Polifemo, hijo de Poseidón y Toosa, que vive con otros cíclopes en un país distante. La relación entre los dos grupos se ha debatido desde la antigüedad. Eurípides y Virgilio basaron sus relatos en el de Homero. Estrabón describe otgro grupo de siete cíclopes licios, también conocidos como "gasterócheires" porque se alimentaban con el trabajo de sus manos. Habían construido las murallas de Tirinto y quizás las cavernas y laberintos cerca de Nauplia, que son llamadas ciclópeas.[1]



    Contenido
    [mostrar]
    NacimientoEditar
    Los primeros nacieron hijos de Urano, que los condenó a las profundidades del tártaro.

    Los segundos nacieron como hijos de Poseidón. Son los más conocidos. El más conocido de ellos fue Polifemo.


    MitologíaEditar
    [​IMG]
    ciclope atacando

    Los cíclopes, de acuerdo a la mitología griega, eran gigantes de un solo ojo en medio de la frente. Tanto a los primeros como a los segundos se los consideraba hóstiles y de naturaleza cruel. Algunos de los primeros cíclopes personificaban fenómenos atmosféricos: la tempestad, el trueno, el rayo y otros eran constructores a los que se les atribuían algunos sectores de los palaciones helénicos. Según otras fuentes, los cíclopes eran ayudantes de Hefesto, dios del fuego y protector de la metalurgia.

    El poeta Hesíodo nos dice que había tres hijos de Urano y Gea, y que eran ellos los que forjaban los rayos de Zeus; estos Cíclopes mueren en manos de Apolo, por la muerte de Asclepio.

    De acuerdo a la Odisea, los cíclopes (segunda generación) con los que se encuentra Ulises cuidan ovejas y viven en un país que podría identificarse con Sicilia. Al desembarcar, el cíclope Polifemo encierra a Ulises y a sus hombres en una cueva y come a varios de ellos.

    HomeroEditar
    Aunque Homero no especifica que los cíclopes solo tengan un ojo, se implica cuando Odiseo ciega a Polifemo clavándole una estaca en su único ojo.

    HesiodoEditar
    En la Teogonía de Hesiodo, los cíclopes - Brontes (Griego: Βρόντης, "tronador"), Estéropes (Griego: Στερόπης, "rayo") y Arges (Griego: Ἄργης, "brillo") - eran los hijos primordiales de Urano y Gea y hermanos de los hecatónquiros y los titanes. Como tal, estaban lazos de sangre con los titanes y dioses y diosas olímpicos.[2]Eran gigantes con un solo ojo en medio de sus frentes y un caracter grosero. Según Hesiodo, eran fuertes y obstinados. Colectivamente se convirtieron en sinónimos de fuerza bruta y poder, y su nombre se invocaba en relación con la gran mampostería. Solían mostrarse en su forja.

    Urano, temiendo su fuerza, los encerró en el Tártaro. Crono, otro hijo de Urano y Gea, los liberó junto los Hecatónquiros, tras derrocar a Urano. Crono los devolvió al Tártaro, donde se quedaron, custodiados por la monstruo Campe, hasta que fueron liberados por Zeus. Fabricaron los raos que Zeus usaría como arma, ayudaron a derrocar a Crono y a los otros titanes. Los rayos, que se convertirían en la principal arma de Zeus, fueron forjados por los tres cíclopes, añadiendo Arges el brillo, Brontes el trueno y Estéropes el rayo.

    Estos cíclopes también crearon el tridente de Poseidón, el arco y flechas de luz de Luna de Artemisa, el arco y rayos solares de Apolo el casco de oscuridad de Hades que fue dado a Perseo para matar a Medusa.

    CalímacoEditar
    Según el himno de Calímaco,[3] eran los ayudantes de Hefesto en la forja. Se decía que los cíclopes habían construido fortificaciones "ciclópeas" en Tirinto y Micenas en el Peloponeso. Se decía que los ruidos procedentes del interior de los volcanes se debían a su trabajo.

    EurípidesEditar
    [​IMG]
    ilustración del cíclope

    Según la obra Alcestis de Eurípides, Apolo mató a los cíclopes en represalias por el asesinato de Asclepio a manos de Zeus. Por este crimen, Apolo fue obligado a servir a Admeto durante un año. Otras historias dicen que Zeus luego revivió a Asclepio y a los cíclopes. Esto fue después del año de servicio de Apolo. Zeus perdonó a los cíclopes y a Asclepio del inframundo, a pesar de estar muerto, incluso aunque Hades es el señor de los muertos y eran sus prisioneros. Hades tampoco dejó a sus almas dejar el inframundo. Zeus no podía soportar la pérdida de los cíclopes porque eran la principal razón por la que los olímpicos asumieron el poder. También, Zeus resucitó a Asclepio a petición de Apolo para acabar con la enemistad.

    En algunas versiones de este mito, cuando Apolo mata a los cíclopes, sus fantasmas habitan en las cavernas del monte Etna.[4]

    TeócritoEditar
    [​IMG]
    dibujo del ciclope

    El poeta siciliano griego Teócrito escribió dos poemas c. 275 a.C. respecto al deseo de Polifemo por Galatea, una ninfa marina, y su estrategia para obtenerla.[5]

    VirgilioEditar
    Virgilio, el poeta épico romano, escribió en el libro III de la Eneida, cómo Eneas y su tripulación desembarcaron en una isla de cíclopes tras escapar de Troya al final de la guerra de Troya. Eneas y su tripulación desembarcaron cuando se encontraron con un griego desesperado de Ítaca, Aqueménides, quien naufragó allí años antes con la expedición de Odiseo (como se muestra en la Odisea]].

    El relato de Virgilio actúa como secuela de la historia de Homero, con el destino de Polifemo como cíclope ciego tras el escape de Odiseo y su tripulación, donde en algunos casos Polifemo ha recuperado su vista.

    Dionisíacas de NonoEditar
    La guerra india de Dionisio fue contada sobre cuando Rea, la madre de Zeus, pidió a un gran grupo de dioses rústicos y espíritus que se unieran al ejército de Dionisio. El rey Deriades era el líder de la nación de India y se decía que los cíclopes aplastaban la mayoría de sus tropas. Se explica que los cíclopes mataron a muchos hombres en la guerra, que es también la única historia donde se explica cómo luchan. Son los mismos gigantes que intentaron derrocar a Zeus.

    Cíclopes en las leyendas del CaucasoEditar
    "Hay muchas variantes de la leyenda del cíclope en [la región d]el Caucaso, y uno de los factores menos comunes en estas leyendas es que el gigante (Cíclope) es un pastor, como era en La Odisea".[6] Un ejemplo es de Georgia, donde dos hermanos quedaron atrapados en la cueva del "Un-ojo". Calentaron el asador de su fuego y se lo clavaron en el ojo para escapar.[7]

    OrígenesEditar
    Walter Burkert entre otros sugiere que los grupos y sociedades arcaicos de dioses menores reflejan asociaciones reales de culto: "Se puede suponer que los gremios de herreros están detrás de los Cabiros, los Dáctilos ideos, los Telquines y Cíclopes"[8]. Los cíclopes vistos en la Odisea de Homero son de un tipo distinto a los vistos en la Teogonía y no tienen relación con la herrería. Es posible que Polifemo se asociara a leyendas independientes que no lo hicieran un cíclope hasta la Odisea de Homero; Polifemo pudo ser un tipo de daemon o monstruo local en las historias originales.

    Otro posible origen para las leyendas de los cíclopes, según el paleontólogo Othenio Abel en 1914[9], son los cráneos prehistóricos de elefantes enanos - del doble de tamaño de un cráneo humano - encontrados por los griegos en Chipre, Creta, Malta y Sicilia. Abel sugirió que la gran cavidad nasal central (para la trompa) en el cráneo pudo interpretarse como una gran cuenca ocular.[10] Dada la inexperiencia de los locales con elefantes vivos, es improbable que reconocieran de qué eran realmente los cráneos.[11]

    El eléboro blanco (Veratrum album), una hierba medicinal descrita por Hipócrates antes del 400 a.C.[12], contiene los alcaloides ciclopamina y jervina, que son teratógenos capaces de causar ciclopia y holoprosencefalia, graves defectos congénitos en el que el feto puede nacer con un solo ojo. Los estudiantes de teratología han propuesto la posibilidad de una relación entre esta deformidad del desarrollo en niños y el mito con el que fue nombrado.[13]A pesar de la conexión entre la hierba y las anormalidades congénitas, es posible que estos infrecuentes defectos de nacimiento puedan haber contribuido al mito. Sin embargo, un estudio de humanos deformados nacidos con un solo ojo muestra que todos tienen una nariz sobre el ojo, no por debajo.[14] Esto debilita la idea de que el mito se basaba en humanos deformados, ya que en las historias tienen el ojo por encima de la nariz, a diferencia de los casos estudiados.

    Usando herramientas filogenéticas, Julien d'Huy ha reconstruido la historia y prehistoria de las versiones de Polifemo hasta el periodo Paleolítico.[15]

    ReferenciasEditar
    1. Estrabón. «11», Gredos (ed.). Geografia Libros VIII-X, pp. 143. Consultado el 11 de julio de 2016.
    2. Hesiodo, Teogonía 139 ff.. Arges también era llamado Acmónides (Ovidio, Fasti iv. 288), o Piracmón (Virgilio, Eneida viii. 425).
    3. A Artemisa, 46f. Ver también Geórgicas 4.173 y Eneida 8.416ff de Virgilio.
    4. Graves, Robert (1960). The Greek Myths, London: Penguin Books, pp. 31. ISBN 9780140171990.
    5. Homero, Odisea, ix 331-333
    6. p. 13. Hunt, David. 2012. Legends of the Caucasus. London: Saqi Books.
    7. p. 220. Hunt, David. 2012. Legends of the Caucasus. London: Saqi Books.
    8. Burkert (1991), p. 173.
    9. Conjetura de Abel señalada por Adrienne Mayor, The First Fossil Hunters: Paleontology in Greek and Roman Times (Princeton University Press) 2000 ISBN 1400838444.
    10. Las cuencas reales reales y más pequeñas están a los lados y, siendo muy superficiales, apenas eran percibidas como tal.
    11. "Meet the original Cyclops". Retrieved 18 May 2007.
    12. . 1911 Encyclopædia Britannica, citing Codronchius (Comm.... de elleb., 1610), Castellus (De helleb. epistola, 1622), Horace (Sat. ii. 3.80-83, Ep. ad Pis. 300).. Consultado Error: No se ha definido la fecha de acceso a la página.
    13. Armand Marie Leroi, Mutants; On the Form, Varieties and Errors of the Human Body, 2005:68.
    14. Nelson, Edward. 1958. The One-Eyed Ones. Journal of American Folklore Vol. 71, No. 280: 159-161.
    15. Julien d'Huy, Polyphemus (Aa. Th. 1137) A phylogenetic reconstruction of a prehistoric tale, New Comparative Mythology, 1, 2013.
    Categorías:
  6. es.slideshare.net/julissaguerra545/afrodita-34169116






    Afrodita
    1. 1. AFRODITA (VENUS) El nombre Ἀφροδίτη era relacionado con ἀφρός, ‘espuma’, interpretándose como ‘surgida de la espuma’ y personificándola en un mito etiológico que ya recoge Hesíodo en su Teogonia.• CITEREA y CÍPRIA son sus epítetos más comunes, relacionados con las islas con que se encontró en su particular fecundación y nacimiento: Citera y Chipre. mitología griega, la diosa de la lujuria, la belleza , la sexualidad y la reproducción
    2. 2. Mitos de su creación Simbolización la pasión desencadenada que destruye las uniones legítimas e incita a los mortales a toda clase de voluptuosidades y vicios. Sus atribuciones son los secretos de las doncellas, las sonrisas, los engaños, el placer, el amor y la dulzura.
    3. 3. Historia de Afrodita
    4. 4. 5 Afrodita Se Buscó Como Amante A Ares (Marte), Con El Que Tuvo 4 Hijos: Deimo (El Terror), Fobo (El Miedo), Harmonía Y Eros. Hefesto Se Enteró Y Los Atrapó En El Lecho Con Una Red Invisible.
    5. 5. 6 Afrodita, Nacida De La Espuma Del Mar, Era Diosa Del Amor Y De La Belleza Femenina. Zeus La Casó Con Hefesto, Agradecido Por Haberle Construido El Rayo En Su Lucha Contra Los Gigantes.
    6. 6. 7 Afrodita Se Enamoró También De Dioniso (Baco), Dios Del Vino, Con El Que Engendró A Príapo, Dios Dotado De Un Enorme Órgano Sexual.
    7. 7. 8 Afrodita Recoge Al Pequeño Adonis Y Se Lo Da A Perséfone Para Criarlo. Cuando Adonis Se Hizo Mayor, Perséfone, Debido A Su Belleza, No Quiso Devolvérselo. Ante La Disputa, Zeus Decide Que Adonis Viva Un Tercio Del Año Con Afrodita, Otro Con Perséfone Y Otro Con Quien Él Elija (Afrodita). Un Jabalí Enviado Por Artemisa Mata A Adonis Y Cada Gota De Sangre Se Convirtió En Una Flor Roja Llamada Anémona.
    8. 8. Afrodita Se Enamoró De Hermes, Con El Que Tuvo A Hermafrodito. Una Ninfa Se Enamora De Hermafrodito, Pero Éste Se Resiste. La Ninfa Le Abraza Y Pide A Los Dioses Que Sus Cuerpos Se Fusionen En Uno Solo, De Doble Sexo. 9
    9. 9. Afrodita Se Enamoró Del Mortal Troyano Anquises, Con El Que Tuvo A Eneas. Eneas Escapa De La Destrucción De Troya Con Su Padre Y Su Hijo. Los Descendientes De Eneas, Rómulo Y Remo, Fundarán Roma. 10
    10. 10. A Afrodita No Se Le Sacrificaban Víctimas, Sino Incienso Y Perfumes. Afrodita Castigó A Las Mujeres De La Isla De Lemnos Con Un Olor Insoportable, Porque No Le Hacían Sacrificios. Jasón Y Los Argonautas Convivieron Con Ellas Un Tiempo, Ya Que Habían Matado A Sus Maridos Por Haberlas Abandonado. 11
    11. 11. Afrodita Se Representa Desnuda Y De Pie, O En Un Carro Tirado Por Palomas, Cisnes O Pájaros. Afrodita Es Acompañada Por Las 3 Cárites (Gracias) Y Su Hijo Eros (Cupido), Niño Con Alas Que Lanza Flechas De Amor. 12
  7. El teléfono descompuesto
    insertado en el viento,

    en la vienta, por la democracia
    aire, y aira, su otra mitad
    el sol, la sola, persé
    la luna, el luno,
    el tiempo, y la tiempa
    una copa porfa...

    DESIRE SOLE

    NOTA IMPORTANTE, por respeto a Hesíodo, que me agrada, y a las fuentes, por no decir lo ultra'mega' confundidísima que estoy, y para no plantearselo al teacher, porque que papelón, se notaría que no sabo,
    la fuente se va a la colita, la atenderé, pero despuecito.
    Firma: Yo.



    /wiki/Anexo:Genealogía_de_los_dioses_según_Hesíodo
    Anexo:Genealogía de los dioses según Hesíodo


    Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
    Caos
    el Vacío
    Tártaro
    el Abismo Gea
    la Tierra Eros
    el Deseo1 Érebo
    las Tinieblas Nix
    la Noche
    Moro
    la Condena Oniros
    los Ensueños Némesis
    la Venganza Momo
    la Culpa Filotes
    el Afecto Geras
    la Vejez
    Tifón
    la Tempestad Urano
    el Cielo Ourea
    las Montañas Ponto
    el Mar Éter
    el Firmamento Hemera
    el Día
    Tánato
    la Muerte Hipnos
    el Sueño Eris
    la Discordia Apate
    la Falsedad Ezis
    la Angustia Moiras &
    Keres
    Erinias
    Gigantes Melíades Afrodita2 Hecatónquiros Titanes Cíclopes Equidna
    Océano Tetis Hiperión Tea Ceo Febe Crono Rea Temis Mnemósine Crío Jápeto
    Oceánides Clímene Helios Eos Asteria Deméter Hestia Hera Prometeo Epimeteo
    Ínaco Melia Helíades Selene Leto Hades Poseidón Zeus Musas Atlas
    Ío Pléyone
    Apolo Artemisa Perséfone Atenea Hebe Hefesto3 Ares
    Híades Hespérides Pléyades
    Épafo Enio Ilitía Dione
    Dríope Maya
    Alcmena Semele Hermes Afrodita2
    Heracles Dioniso Pan Tique Rodo Peito Eunomia Hermafrodito Eros1 Harmonía Deimos
    Anteros Himero Fobos
    Referencias[editar]
    1. Saltar a:a b Origen conflictivo. A Eros generalmente se lo menciona como el hijo de Afrodita y Ares, pero la Teogonía de Hesíodo lo ubica como uno de los seres primordiales, nacido del vacío (Caos).
    2. Saltar a:a b Existen dos fuentes principales contradictorias que afrontan el origen de Afrodita: Hesíodo (Teogonía) afirma que "nace" de la espuma del mar después de que Crono castró a Urano, lo que implicaría que es hija de Urano; pero Homero (Ilíada, libro V) tiene a Afrodita como hija de Zeus y Dione. Según Platón (El banquete 180e), ambas fueron completamente diferentes: Afrodita Urania y Afrodita Pandemos.
    3. Volver arriba↑ Según Homero, en una versión sustentada además por pinturas de vasijas áticas, Hefesto fue el hijo de Zeus y Hera. Sin embargo en la Teogonía de Hesíodo 924ff, Hera le da vida asexualmente, para vengarse de Zeus y el nacimiento asexual de Atenea. Varios textos tardíos también atestiguan esto, a saber. Biblioteca mitológica i. 3.5; Higino, Prefacio de las Fábulas.
    Categorías:
  8. Verdad,
    te amo entre el viento
    en el trino de las aves
    susurrándole al instinto
    tus cosas, tus asuntos...

    DESIRE SOLE





    http://agrega.juntadeandalucia.es/r...dfa834-8fd8-3be3-956c-1b60e0c7c386/index.html

    [​IMG]
    G. Moureau, Hesíodo y la Musa
    Imagen de dominio público

    PASTOS DE ASCRA
    MONTE HELICON, BEOCIA
    C. 720 ANTES DE CRISTO

    Nubes oscuras avanzan por el cielo como mansos rebaños: vienen de arriba, de la fuente del Caballo, y su sombra las sigue a ras de suelo deslizándose sobre los carrascos y los acebuches. Sentado en su zalea, bajo una encina, un pastor encorvado las mira pasar. Cuando era niño llegó aquí con sus padres desde Eolia, huyendo de la pobreza. Le llaman Hesíodo, y esta montaña lo ha hecho poeta.

    Hesíodo tiene un hermano, Perses, que ha conseguido escatimarle la herencia de sus padres comprando con regalos la voluntad de los que mandan y que hace años está dilapidando con la misma inconsciencia el fruto de ese sudor ajeno. Sin embargo, ni la codicia ni la prodigalidad de Perses han conseguido destruir en Hesíodo el afecto y el desvelo que desde niño siente por su hermano.

    Aquí arriba, en el silencio y en la soledad de estos montes, Hesíodo ha aprendido de las Musas que el hombre no ha sido siempre tan infortunado como en ese tiempo en que el mundo está regido por el hierro. Hubo otros hombres, otros metales más blandos y más nobles, otros tiempos más dignos de nostalgia. pero, a lo largo de los años, la inconsciencia y la guerra han ido rebajando la estirpe de los mortales hasta su deplorable estado actual.

    Las diosas de la montaña saben decir mentiras idénticas a las verdades, pero saben también, si lo desean, revelar al desnudo de la verdad. Ellas, que enseñan la belleza y la armonía, le han revelado a Hesíodo el camino que conduce a los hombres a la única felicidad posible en la tierra. Se llama justicia, y es lo único que tienen para intentar una existencia feliz quienes han nacido en esta edad funesta. Ninguna otra esperanza puede haber para ellos que las conquistas de esa extraña fuerza que se trata de imponerse sobre el abuso y la desigualdad; ningún otro amparo que de esa violencia que hay que hacerse a uno mismo para obrar conforme a la verdad y dando a cada cual lo que merece. De ella vienen los bienes verdaderos, las sustanciosass bellotas de encina, la miel de la montaña, las ovejas que se encorvan bajo el peso de su lana. Y el día en que ella falte - el día en que no haya renuncia a favor de lo justo y no tenga valor la palabra, la verdad, la piedad ni la vida -, Aidó y Némesis levantarán el vuelo con sus blancos peplos hacia las cumbres de los inmortales, abandonando para siempre al hombre, y esta estirpe de vidas efímeras conocerá su fin.

    Pastoreando su rebaño, bajando despacio de la fuente a la majada, estas razones discurre Hesíodo para su hermano Perses, para los poderosos que gobiernan estos tiempos sin héroes y para los humildes y oprimidos que aún no tienen consciencia de su dignidad. Afortunado aquel a quien las Musas aman y ponen en su boca dulce canto.

    Pablo Olalla: Historia menor de Grecia.

    Este texto se refiere a Hesíodo (Ἡσίοδος), pastor y poeta, que vivió en Ascra (Beocia) a finales del siglo VIII a.C. Léelo con atención: verás que el autor habla de tiempos pasados mejores, en que los hombres debían ser más justos y vivir mejor; califica el presente como un tiempo "sin héroes", regido por el hierro; habla de humildes y oprimidos...

    De las palabras de Hesíodo nos ocuparemos en este tema, pero, para terminar de comprender el texto, busca respuestas a estas dos preguntas:

    • ¿Por qué se llama a las Musas "diosas de la montaña?
    • ¿Quiénes son Aidó y Némesis?
  9. Busqué instantes
    en las olas del mar
    y encontré estrellas fugaces
    tiritando en la bruma del boulevard
    música índigo en un sorbo de hiel


    DESIRE SOLE






    http://es.mitologiagriega.wikia.com/wiki/Melíades

    AÑADIR PÁGINA

    en:
    Dioses menores, Ninfas, Ninfas de los árboles
    Melíades

    EDITAR
    COMPARTIR

    [​IMG]

    Art de una Melíade.

    las melíades eran las ninfas de los fresnos. Estas dríades fueron engendradas por Gea al ser fertilizada por los genitales de Urano arrojados por Crono. Son hermanas de las Furias, de los Gigantes y de Afrodita. La más importante de las melíades es Melia.



    Melia
    http://arbolescenciastelurikas.blogspot.com/2018/02/meliades-ninfas-hijas-del-cielo-y-de-la.html
    MELIADES: NINFAS HIJAS DEL CIELO Y DE LA TIERRA

    [​IMG]
    M E L I A E M E L I A D E S M E L I A E Estas dríades eran las ninfas de los fresnos. Las melíades son consideradas ninfas protogonas, por haber sido hijas del Cielo y la Tierra. Fueron engendradas por Gea (Tierra) al ser fertilizada por
    [​IMG][​IMG]
    los genitales de Urano (Cielo) castrado y arrojados por Crono. Son hermanas de las Furias, de los Gigantes y de Afrodita. Son las ninfas más antiguas siendo de las primeras entidades en errar libremente en la naturaleza. Como todas las dríadas eran fuertes espíritus de la[​IMG] naturaleza, que podían comunicarse con los animales, con los seres salvajes y con los seres humanos. Las Meliae cuentan las leyendas que fueron las enfermeras del infante Zeus en las montañas Cretenses Dikti, donde lo alimentaban con la leche de la cabra Amalthea y miel. De los fresnos
    [​IMG][​IMG] de las melíades surgiría la raza de la llamada Edad de Bronce, la tercera generación de la humanidad. Los fresnos exudan una sustancia azucarada que los antiguos griegos denominaban méli ("miel"). EllAs amamantaron a sus hijos con la savia de miel de los Fraxinus, y los armaron con lanzas creadas con [​IMG][​IMG] su madera. Los Bronce fue una raza excesivamente guerrera que provocaría la ira de Zeus y fueron destruidos en las inundaciones del Gran Diluvio. Las melias pertenecían a una clase de hermandades cuya naturaleza era aparecer en conjunto, y son invocadas en plural, aunque los mitos genealógicos solían darles nombres individuales, como Melia, pero éstos son claramente secundarios.[​IMG]
  10. Si mis sueños supieran ser realidad
    serían índigo los más preciados
    verdes los no preciados
    rosaditos, los de nuestro amor...
    Porque recién nace.


    DESIRE SOLE






    http://lapiedradesisifo.com/2005/05/12/locura-y-venganza-en-las-erinias/

    LOCURA Y VENGANZA EN LAS ERINIAS
    COMPARTE:
    [​IMG] ALEJANDRO GAMERO12/05/2005
    [​IMG]
    Erinias por Doré

    Las Erinias son divinidades griegas de horrible aspecto cuya función principal es la de mantener el orden social castigando, preferentemente a homicidas, y a criminales en general. Posteriormente fueron asimiladas a las Furias romanas. Su origen es preolímpico, es decir, anterior a Zeus. En Hesíodo (Teogonía, 185) y en Apolodoro (Biblioteca, I, 1, 4) nacen de las gotas de sangre cuando Crono cercena los testículos de Urano; aunque Esquilo (Euménides, passim) y Virgilio (Eneida, VII, 478) las llaman hijas de la Noche, debido a su carácter infernal. Son por lo tanto divinidades que están presentes en el mundo desde el mismo momento en que Cielo y Tierra se dividen, y forman parte de ese orden primitivo y de alguna manera imperfecto que después Esquilo pondrá en duda, sobre todo en el enfrentamiento entre los dioses antiguos y los dioses jóvenes y olímpicos, como observa bien José Alsina Clota. De todos modos, en Ovidio sí aparece el sometimiento de las Furias a Zeus, y casi se indica cómo estas divinidades terribles comienzan a extenderse por toda la Tierra por orden del propio Zeus cuando Licaón comete el primer crimen:

    Una casa ha caído, y no es la única que merecería perecer;

    por donde se extiende la tierra, reina la fiera Erinis; se diría

    que hay una conjura para el crimen; que todos paguen

    rápidamente el castigo que merecen: ésa es mi sentencia.


    Ovidio, Metamorfosis, I, 240-244

    Aquí se perfila la función principal de las Erinias, como divinidades castigadoras. Heíodo no concreta sus nombres, pero Apolodoro ya indica que son tres: Tisífone, Alecto y Megera. Según Pierre Grimal estas divinidades serían análogas a las Parcas o Destinos, pero esta observación se debe tomar con precaución. La relación que existe entre estas divinidades sería la del origen preolímpico y la de estar al margen de las leyes de los dioses jóvenes. Este enfrentamiento se muestra sobre todo en Esquilo, y en el juicio que hay por el asesinato de Clitemestra. Aunque esta relación no siempre está tan clara, como se ve en Ovidio o en Virgilio.

    Desde Homero las Erinias aparecen con una doble función, que en realidad son variantes de la misma: castigar al culpable y actuar como divinidades infernales torturando a las almas por una parte, y sembrar el odio por otra. Su morada reside en el Tártaro, lugar del infierno reservado a las almas malditas: allí muestra Virgilio a Tisífone en su función de demonio infernal, y hasta allí baja Juno requiriendo sus servicios ya sea en Virgilio o en Ovidio. De ahí que no quede del todo clara la independencia que existe entre las Erinias y las divinidades olímpicas, ya que en estos dos autores aparecen como seres al servicio de la diosa Juno. En el caso de Ovidio (Metamorfosis, IV, 416-542) esa función de vengar crímenes casi queda eclipsada por los meros caprichos de una Juno ofendida y furiosa. Aquí Tisífone actúa enloqueciendo a Ino no por un crimen, sino debido al odio que Juno le tenía; como ocurre también en la actuación de Alecto en Virgilio cuando enloquece a la reina Amata y a Turno con el furor de la guerra. Luego el enfrentamiento en estos casos parece no ser tal, sino más bien un sometimiento de las Erinias a la voluntad de la diosa Juno, a pesar de que ésta requiere sus servicios siempre como favores:

    «Oh virgen, hija de la Noche, acúdeme:

    ¡un favor tuyo, un valeroso esfuerzo,

    e impides que mi honra se quebrante!

    No sufras que a Latino los Enéadas

    logren ganar con ofrecerle bodas,

    si que finquen en tierras italianas.

    tú puedes aun a hermanos siempre unidos

    a las armas lanzar, puedes con odios

    transformar las familias, tienes teas

    y azote con que asaltas los hogares,

    y artes y suertes mil para tus daños.

    ¡Un golpe al fértil pecho! ¡desconcierta

    la ya sentada paz, siembra denuncias

    que fructifiquen guerra! ¡que a las armas

    corra la juventud, y que las pida,

    y, si no se las dan, las arrebate!»


    Virgilio, Eneida, VII, 478-493

    Pero en un principio la función de las Erinias es la de mantener el orden social castigando a los criminales, sobre todo a los que comenten el crimen contra su propia sangre. En Esquilo y en Eurípides aparece como un orden primitivo y precario. Esto se refleja fundamentalmente en el mito de Orestes. La madre de Orestes, Clitemestra, traiciona a su marido Agamenón y lo asesina. Apolo indica a Orestes que debe vengar el asesinato de su padre matando a su madre, y así lo lleva a cabo. Tras el asesinato de Clitemestra, las Erinias se ciernen sobre Orestes, torturándole y clamando venganza por su crimen. Hay una clara oposición entre Apolo, como símbolo de la Razón, y las Erinias, como divinidades vengadoras primitivas, entre el Sol y las hijas de la Noche. Orestes actúa asesinando a su madre llevado por la Razón —era la pena que su traición exigía—, y al hacerlo las Erinias vengativas caen sobre él. Habría que ver el juicio que se lleva a cabo en el templo de Atenea como el conflicto interior de Orestes, que se debate entre la Razón y la Locura. Finalmente Apolo, la Razón, obtiene la victoria, y Orestes consigue salvarse, purificándose de su crimen.

    [​IMG]
    Orestes de Wiliam Bouguereau

    La función de las Erinias como Locura es tal vez la más significativa de todas, sobre todo en Esquilo:

    Sobre la víctima nuestra,

    este canto, que es delirio

    y un extravío mortal

    de la mente, himno de Erinia

    que las almas encadena,

    un himno sin lira que

    va marchitando los hombres […]

    […] Para mí reservé

    la total destrucción

    de los hogares, cuando

    algún Ares doméstico

    asesina algún deudo.

    Entonces nos lanzamos

    en su persecución

    y por fuerte que sea,

    al fin lo aniquilamos

    con el peso de la sangre derramada.


    Esquilo, Euménides

    [​IMG]
    John S. Sargent. Orestes perseguido por las Furias

    Pero sin lugar a dudas, donde mejor se observa este conflicto interior entre la Razón y la Locura es en Eurípides:

    Aquí yace tendido sobre el lecho y la sangre de su madre lo transporta vertiginosamente en ataques de locura. Pues no me atrevo a nombrar a las diosas Euménides que rivalizan en aterrorizarlo. Este es ya el sexto día desde que murió mi madre a golpes de espada y su cuerpo quedó purificado por el fuego. Durante estos días no ha admitido alimentos por su garganta, no ha bañado su piel. Oculto bajo los mantos llora, cuando la enfermedad alivia su opresión y recobra la razón, pero otras veces salta del lecho y echa a correr, como un potro que huye del yugo.

    Eurípides, Orestes

    Finalmente Apolo triunfa y Orestes consigue recobrar la cordura. Podría considerarse a las Erinias como una especie de reflejo de los remordimientos del ser humano que ha cometido un crimen, y que se debate interiormente entre dos estados emocionales. Pero el orden que pretenden implantar las Erinias está cargado de violencia y malditismo. En Esquilo son incapaces de plantearse el crimen de Clitemestra contra su esposo Agamenón, y tan sólo son conscientes de las culpas de Orestes. Este juicio en el templo de Atenea es tremendamente representativo en cuanto que el autor se niega a aceptar el orden impuesto por las divinidades: el destino final de Orestes es decidido por votación de hombres, y finalmente triunfan Apolo y la Razón.

    También llama la atención la descripción que hacen de las Erinias Virgilio y Ovidio. Como bien indica Grimal se las suele comparar con perras debido fundamentalmente a que rastrean a la presa que atormentan oliendo su sangre, como en el caso de Orestes. La función que tienen las serpientes en las Erinias serviría para introducir la noción de pecado, de culpa y de crimen cometido. Pueden actuar a través de la picadura de serpientes o a través de una antorcha encendida. La antorcha por otra parte relaciona la Locura que despiertan con el odio pasional, como se ve en Virgilio. En esta función de las Erinias como símbolo de la Locura existe una relación con la Locura báquica: ¡Evohé Baco!grita Amata cuando ha sido herida por el odio de Alecto (Virgilio, Eneida, VII, 565). En cualquier caso, esta Locura los lleva a comportarse de forma violenta. Pero habría que observar las diferencias entre la Locura de un Orestes atormentado en Esquilo o en Eurípides y la Locura báquica que asalta a Amata o a Turno en Virgilio. Cada uno de esos dos tipos de Locura responden a una función diferente por parte de las Erinias: la primera como orden primitivo que va en contra del hijo matricida y la segunda como capricho vengativo por parte de Juno.

    [​IMG]
    Erinias

    Hay que observar por último la ambivalencia de estas divinidades. Si bien son seres horribles y vengativos, suelen tener la denominación de Euménides, que vendría a significar las benévolas. Según Grimal y Antonio Ramírez de Verger se trataría de un eufemismo halagador destinado a ganarse el favor de estas divinidades. Así es como aparece en Ovidio, por ejemplo, que usa indistintamente los términos de Erinias o de Euménides. Pero esta explicación parece demasiado superficial y poco satisfactoria en el caso de Esquilo. En Esquilo las Erinias no pasan a llamarse Euménides hasta que Orestes no ha conseguido purificar su crimen y hasta que no llega a imponerse Apolo y la Razón. Cuando esto ocurre, las Erinias sí se convierten en unas divinidades en cierto modo benévolas, pero sólo cuando la Razón se ha impuesto sobre la venganza y la Locura. Aunque se pueden utilizar indistintamente, como sinónimos, hay que observar la contradicción que existe en la utilización indistinta de los términos. Después de todo, las Erinias, en el caso de Orestes, acaban siendo vencidas y convertidas en Euménides.

    Son, por lo tanto, divinidades antiguas y complejas que tienen múltiples funciones, pero fundamentalmente la de vengarse de aquellos que rompen el orden social, como símbolo de la Locura, que sólo se puede vencer a través de Apolo, la Razón.

    Bibliografía:

    Luis Segalá y Estatella (traducción) y Francesc L. Cardona (prólogo y presentación), La Teogonía. Hesíodo, Barcelona, Edicomunicación, 1995.

    Javier Arce (introducción de) y Margarita Rodríguez de Sepúlveda (traducción y notas de), Biblioteca. Apolodoro, Madrid, Editorial Gredos, 1985.

    José Alsina Clota (edición de), Tragedias completas. Esquilo, Madrid, Ediciones Cátedra, 1998.

    Carlos García Gual y Luis Alberto de Cuenca (introducción, traducción y notas de), Tragedigas III. Eurípides, Madrid, Editorial Gredos, 1979.

    José Carlos Fernández Corte (edición de) y Aureliano Espinosa Pólit (traducción de), Eneida. Virgilio, Madrid, Ediciones Cátedra, 1989.

    Antonio Ramírez de Verger (introducción, notas y traducción de) y Fernando Navarro Antolín (traducción de), Metamorfosis. Ovidio, Madrid, Alianza Editorial, 1999.

    Pierre Grimal, Diccionario de mitología griega y romana, Barcelona, Editorial Paidós, 1984.

    ____________________________________________________________
  11. Aquellos instantes, los de ayer
    convertidos en la futura víspera
    transcurriendo entre poesía y música
    son instantes eternos
    no es mi momento
    pero lo será...


    DESIRE SOLE



    es.wikipedia.org/wiki/Titán_(mitología)

    Titán (mitología)


    Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
    Para otros usos de este término, véase Titán.
    [​IMG]
    La caída de los titanes, de Rubens.
    En la mitología griega, los titanes —masculino— y titánides —femenino— (en griego antiguo Τιτάν, plural Τιτᾶνες) eran una raza de poderosas deidades que gobernaron durante la legendaria Edad de oro.

    Los titanes fueron doce desde su primera aparición literaria de los mutantes, en la Teogonía de Hesíodo; aunque en su Biblioteca mitológica, Apolodoro añade una decimotercera: Dione, desdoblamiento de la titánide Tea.

    Los titanes estaban relacionados con diversos conceptos primordiales, algunos de los cuales simplemente se extrapolaban de sus nombres: el océano y la fructífera tierra, el Sol y la Luna, la memoria y la ley natural. Los doce titanes de la primera generación fueron liderados por el más joven, Cronos, quien derrocó a su padre Urano(‘Cielo’) a instancia de su madre, Gea (‘Tierra’).

    Posteriormente, los titanes engendraron una segunda generación, destacando los hijos de Hiperión (Helios, Eos y Selene), las hijas de Ceo (Leto y Asteria) y los hijos de Jápeto (Prometeo, Epimeteo, Atlas y Menecio).

    Los titanes precedieron a los doce dioses olímpicos, quienes, guiados por Zeus, terminaron derrocándolos en la Titanomaquia (‘guerra de los titanes’). La mayoría de ellos fueron entonces encarcelados en el Tártaro, la región más profunda del inframundo.

    Índice
    En Hesíodo[editar]
    En la Teogonía de Hesíodo, los doce titanes siguen a los Hecatónquiros y los Cíclopes como grupo de hijos menores de Urano y Gea:

    Más tarde yació con Urano y trajo a Océano el de profundos remolinos, a Ceo y
    Crío e Hiperión y Jápeto, a Tea y Rea, a Temis y Mnemósine y a Febe la de dorada
    corona y a la encantadora Tetis. Tras ellos nació el astuto Crono, el
    benjamín y más terrible de sus hijos, y éste odió a su vigoroso padre.

    Temeroso de que pudieran destronarle, Urano mantenía a todos sus hijos atrapados en el Tártaro. Como castigo, Gea envió a su hijo Crono, el menor de ellos, a atacar a su padre. Lo castró con una hoz adamantina y liberó así al resto de las entrañas de la Tierra, proclamándose rey de los titanes junto a su hermana Rea como esposa y reina.

    Ambos engendraron una nueva generación de dioses, pero Crono, temiendo también que algún día lo derrocasen como él había hecho, se los tragaba enteros nada más nacer. Resentida por ello, Rea logró esconder a su sexto y último hijo, Zeus, entregándole en su lugar a Crono una roca envuelta en pañales que tragó confiado. El pequeño fue enviado a Creta, protegido por los guerreros Curetes y amamantado por la cabra Amaltea.

    Cuando Zeus llegó a la edad adulta sometió a Crono por la astucia más que por la fuerza, dándole a beber un emético preparado con la ayuda de su abuela Gea que le hizo vomitar a sus hermanos. Comenzó entonces una guerra entre los dioses más jóvenes y los mayores, en la que Zeus fue auxiliado por los Hecatónquiros, los Gigantes y los Cíclopes, quienes una vez más habían sido liberados tras su nuevo encarcelamiento por Crono. Zeus venció tras una larga batalla y encerró a los Titanes que se le habían enfrentado en el Tártaro.

    Los que no se habían opuesto a él siguieron teniendo de forma más o menos directa un papel en el nuevo orden: Océano continuó circundando el mundo, el nombre de la ‘brillante’ Febe fue empleado como sobrenombre de Artemis y añadido como epíteto de Apolo («Apolo Febo»), Mnemósine alumbró a las Musas, Temis siguió encarnando el concepto de ‘ley de la naturaleza’ y Metis fue madre de Atenea.

    Titanomaquia[editar]
    Artículo principal: Titanomaquia
    [​IMG]
    La caída de los Titanes, de Cornelis van Haarlem (1588).
    Los griegos de la edad clásica conocían varios poemas sobre la guerra entre los dioses y muchos de los titanes, la Titanomaquia (‘guerra de los titanes’). El principal de ellos, y el único que ha sobrevivido, fue la Teogonía atribuida a Hesíodo. Un poema épico perdido titulado Titanomaquia y atribuido al bardo tracio ciego Tamiris, a su vez un personaje legendario, era mencionado de pasada en el ensayo Sobre la música que una vez fue atribuido a Plutarco. Los titanes también jugaron un papel prominente en los poemas atribuidos a Orfeo. Aunque sólo se conservan fragmentos de los relatos órficos, revelan interesantes diferencias con la tradición hesíodica.

    Estos mitos griegos de la titanomaquia caen dentro de una clase de mitos similares presentes en Europa y Oriente Próximo, donde una generación o grupo de dioses se enfrenta a los dominantes. A veces éstos son suplantados. Otras los rebeldes pierden y son totalmente apartados del poder o bien incorporados al panteón. Otros ejemplos serían las guerras de los Ases con los Vanir y los Jotunos en la mitología escandinava, el épico Enuma Elish babilónico, la narración hitita del «Reino del Cielo» y el oscuro conflicto generacional de los fragmentos ugaritas.

    En las fuentes órficas[editar]
    Hesíodo no tiene sin embargo la última palabra sobre los titanes. Algunos de los fragmentos que se conservan de la poesía órfica en particular guardan algunas variaciones del mito.

    En un texto órfico, Zeus no se limitó a atacar a su padre con violencia. En su lugar, Rea preparó un banquete para Crono, y éste se emborrachó con miel fermentada. En lugar de encerrarlo en el Tártaro, Crono fue arrastrado —todavía borracho— a la cueva de Nix, donde siguió durmiendo y vaticinando por toda la eternidad.

    Otro mito acerca de los titanes no mencionado por Hesíodo gira en torno a Dioniso. En un momento determinado de su reinado, Zeus decidió ceder el trono en favor del infante Dioniso, que como Zeus a su edad era protegido por los Curetes. Los titanes decidieron matar al niño y reclamar el trono para ellos: se pintaron las caras de blanco con yeso, distrajeron a Dioniso con juguetes, y entonces lo despedazaron, y cocieron y asaron sus miembros, dándose un festín con ellos, mientras que de la sangre de la víctima nacía un granado. Zeus, enfurecido, castigó a los titanes fulminándolos con sus rayos. Atenea guardaba el corazón del niño en un muñeco de yeso, a partir del cual Zeus hizo a un nuevo Dioniso. Esta historia es narrada por los poetas Calímaco y Nono, que llaman a este Dioniso «Zagreo», y también en cierto número de textos órficos, en los que no se usa tal nombre.

    Una variación de esta historia, recogida por el filósofo neoplatónico Olimpiodoro, ya en la era cristiana, dice que la humanidad surgió del humo grasiento que despedían los cadáveres de los titanes al arder, muertos por los rayos de Zeus. Otros escritores anteriores insinúan por el contrario que la humanidad nació de la sangre derramada por los titanes en su guerra contra los Olímpicos.

    Píndaro, Platón y Opiano se referían sin pensárselo dos veces a la «naturaleza titánica» del hombre. Que esto se refiera a algún tipo de «pecado original» enraizado en el asesinato de Dioniso sigue siendo objeto de acalorado debate por parte de los mitógrafos.[cita requerida]

    Primera generación[editar]
    La primera generación de titanes, hijos de Urano y Gea, está formada por:

    • Titanes:
      • Océano, el río que circundaba el mundo.
      • Ceo, titán de la inteligencia.
      • Crío, dios de los rebaños y las manadas, esposo de Euribia (hija de Ponto) y padre de Palas.
      • Hiperión, el fuego astral.
      • Jápeto, esposo de la oceánide Clímene y padre de Prometeo, ancestro de la raza humana.
      • Crono, el más joven, que destronó a Urano y fue rey de los titanes.
    • Titánides:
      • Febe, la de la corona de oro.
      • Mnemósine, personificación de la memoria y según algunos autores madre de las Musas con Zeus.
      • Rea, reina de los titanes con Cronos.
      • Temis, encarnación del orden divino, las leyes y las costumbres, y según algunos autores madre de las Horas y las Moiras con Zeus.
      • Tetis, titánide del mar.
      • Tea, titánide de la vista.
    Algunos autores consideran también parte de esta generación a Dione, si bien otros la consideran una oceánide.

    El matrimonio entre hermanos era corriente en la mitología griega, y varios titanes y titánides se unieron, engendrando una segunda generación de titanes:

    Segunda generación[editar]
    [​IMG]
    Cabeza de un Titán (Museo Arqueológico Nacional de Atenas).
    Por extensión, se conoce también con el nombre de titanes a algunos de los descendientes de los de primera generación:

    • Asteria, hija de Ceo y Febe.
    • Astrea, diosa de la justicia, predecesora de Dice.
    • Astreo, padre de los vientos y las estrellas errantes.
    • Atlas, castigado a sostener sobre sus hombros los pilares que mantenían la tierra separada de los cielos.
    • Eos, la aurora.
    • Eósforo, la estrella de la mañana y de la tarde (Venus).
    • Epimeteo, hermano de Prometeo, progenitores de la humanidad.
    • Helios, el sol.
    • Leto, madre de Apolo y Artemisa.
    • Menecio, hijo de Jápeto y Asia.
    • Palas, dios de la sabiduría.
    • Perses, hijo de Crío y Euribia.
    • Prometeo, el amigo de los mortales y creador de la humanidad (junto con Epimeteo) robó el fuego de los dioses para dárselo a los hombres.
    • Selene, diosa de la luna.
    • Titán, hermano de Helios y dios (quizá) del calendario anual.
    Otros miembros de la segunda generación no suelen ser llamados titanes:

    Generación incierta[editar]
    Hay algunos titanes de los que no se sabe a qué generación pertenecen:

    En el siglo XX[editar]
    Algunos investigadores del siglo XX, prominentemente Jane Ellen Harrison, han argumentado que un ritual iniciático o chamánico subyace en el desmembramiento y canibalismo que practican los titanes en mito de Dioniso. Harrison también señala que la palabra «Titán» procede del griego τιτανος, que significa ‘tierra blanca’, ‘arcilla’ o ‘yeso’, y que los titanes eran ‘hombres de arcilla blanca’ u hombres cubiertos de arcilla blanca o polvo de yeso en sus rituales.2 El investigador M. L. West también señala lo mismo en relación a los ritos iniciáticos chamanes de las primitivas prácticas religiosas griegas.3

    Notas[editar]
    1. Volver arriba↑ Pausanias, Descripción de Grecia VIII, 37,5.
    2. Volver arriba↑ «Los titanes por tanto, los hombres de arcilla blanca, eran hombre reales disfrazados de espíritus para realizar ritos iniciáticos. Sólo más tarde, cuando su significado se olvida, son explicados como titanes, gigantes mitológicos.» Harrison (1912) p. 17 y sig.
    3. Volver arriba↑ Según West (1983).
    Bibliografía[editar]
    Véase también[editar]
    Enlaces externos[editar]
    Categoría:
  12. Cuando llegue al pasillo
    estarè de pie
    pasaràn los dìas y los meses
    y yo, seguirè de pie
    no habrá un pupitre
    yo, llegaré tarde
    ¿escucharè?
    Tal vez...

    DESIRE SOLE



    /www.taringa.net/+ciencia_educacion/literatura-griega-teogonia-de-hesiodo_regj6
    literatura griega (teogonia de hesiodo)

    PaulaCuervo1
    10 de Octubre de 2016
    -

    [​IMG]mucho antes de la aparicion de los dioses el caos era una de las imagenes que tenia el cosmos es este surguieron tres seres mitologicos importantes en la teogonia de hesido los cuales fueron el tartaro (inframundo), Gea (tierra) y Eros (amor).


    Gea tubo un hijo el cual lleva por nombre urano ( cielo ) que al mismo tiempo fue si esposo y padre de las tres primeras especies que habitaron la tierra las cuales fueron:

    LOS HECATONQUIROS:

    [​IMG]


    Al nacer, su padre Urano vio que eran monstruos horribles envió al Tártaro (el lugar de sufrimiento y tormento) para que no vieran jamás la luz, ahí permanecieron hasta que el titán Cronos los liberó para que le ayudaran a derrocar a Urano castrándolo; una vez que Urano fue derrotado, Cronos se sintió amenazado de perder su autoridad y volvió a enviarlos al Tártaro.

    Los hecatónquiros son de nuevo liberados, en esta ocasión por Zéus, hijo menor de Cronos, para que esta vez lo ayudaran a luchar contra los titanes y tratar de derrocar a Cronos en la guerra conocida como Titanomaquia; se dice que los hecatónquiros haciendo uso de sus 100 brazos, su gran fuerza y su habilidad, podían lanzar al mismo tiempo 300 rocas contra los titanes, con lo cual los superaron rápidamente y Zéus en agradecimiento, asignó a los hecatónquiros a cuidar de los Titanes cuando éstos fueron enviados al Tártaro. Más adelante, Giges y Coto se fueron a vivir al río Océano y Briareo a las profundidades del Mar Egeo.

    LOS CICLOPES:

    [​IMG]

    Los cíclopes son gigantes de un solo ojo, muy fuertes, tercos y de emotividad abrupta.
    Su único ojo es de gran tamaño y está situado en el centro de la frente. A este ojo se le atribuyen poderes especiales, ya que es capaz de desintegrar casi cualquier cosa con una mirada.

    LOS TITANES

    FEBE

    [​IMG]

    la de la corona de oro, era una de las Titánides originales, los hijos gigantes de Urano y Gea. Febe acudió al lecho de Ceo y de él concibió a Leto y a Asteria. Recibió el control del oráculo de Delfos de Temis, de acuerdo con algunas pocas fuentes, y posteriormente se lo daría a Apolo.

    OCEANOS

    [​IMG]

    Era uno de los dioses más importantes de la etapa preolímpica, considerado por Homero como el iniciador de todas las cosas. Sus padres fueron Urano y Gea. El océano era un enorme y profundo río que rodeaba todas las tierras del planeta, que se consideraba plano. En clara alusión a que el horizonte terminaba en él, se decía que de su seno nacían el Sol y la Luna.
    La esposa de Océano era su hermana Tetis, y de su unión nacieron las tres mil Oceánides (o ninfas del mar) y todos los Oceánidas, los ríos del mundo, así como las fuentes y los lagos. De Crono, de la raza de los Titanes, nacieron los doce olímpicos.

    ATLAS

    [​IMG]


    El titán Atlas era hijo de Japeto y de la ninfa Climene. Después de que los titanes se hubiesen puesto a disposición de Zeus y sus hermanos, Atlas no fue hecho prisionero en el mundo de los muertos como el resto de ellos. Zeus le infligió un castigo especial que consistió en cargar con el arco del cielo sobre sus hombros. Atlas llevó a cabo la tarea en el rincón más occidental que los griegos conocían y que se situaría cerca del estrecho de Gibraltar.

    Heracles visitó a Atlas en uno de sus Doce Trabajos para recoger las manzanas de oro de las Hespérides. Gaya, la diosa de la tierra, le había dado las manzanas a Hera cuando se casó con Zeus y ésta a su vez se las entregó a las Hespérides, hijas de Atlas, para que las guardasen en un bello jardín que estaba protegido por el dragón Ladón. Atlas le puso una condición a su visita.

    Para evitarle el problema de luchar con el dragón, iría él mismo hasta el jardín mientras Heracles le sostenía el arco del firmamento.

    REA

    [​IMG]


    Rea era una figura titánica, hija de Urano y de Gaya, además de esposa del temible Cronos, que había destronado a su padre para hacerse con el poder. Rea le dio seis hijos, los dioses Hestia, Deméter, Hera. Hades, Poseidón y Zeus. Dado que la madre de Cronos, Gaya, le había predicho que sería destronado por uno de sus hijos. Cronos los devoraba sin piedad nada más nacer, aunque finalmente Rea logró salvar al pequeño Zeus, entregándole a su esposo una piedra envuelta en unos pañales (ver Cronos).

    Rea se llevó a Zeus a Creta para que la ninfa o cabra y niñera Amaltea le cuidase (ver Amaltea). En cuanto llegó a la edad adulta, Zeus forzó a su padre a vomitar a todos sus hermanos, tras lo cual se desencadenó una tremenda batalla entre los jóvenes dioses y los titanes -la Guerra de los Titanes-, que terminó con la victoria de Zeus y sus partidarios.

    CRONOS

    [​IMG]

    Cronos (Saturno romanos)
    El titán Cronos era hijo de Urano, dios del cielo, y de Gaya, diosa de la tierra. Urano fue cruel con su esposa, sus hijos, los titanes, los 100 gigantes armados y los cíclopes. A éstos los mantuvo prisioneros en el cuerpo de su madre, encerrados en lo más profundo de la tierra para que no viesen la luz. Gaya sufrió dolores terribles como consecuencia de esto. Con la ayuda de una hoz que le había dado su madre, Cronos castró a su padre y se hizo con el control del universo. Se casó con su hermana Rhea (Rea) y pronto se convirtió en un tirano como su padre.

    cuando cronos castro a su padre urano de nacio una de las diosas mas importantes afrodita

    AFRODITA:

    [​IMG]

    s, en la mitología griega, la diosa de la belleza, el amor, el deseo y la reproducción. Aunque a menudo se alude a ella en la cultura moderna como «la diosa del amor», es importante señalar que antiguamente no se refería al amor en el sentido cristiano o romántico.

    cronos y rea se casaron y tubieron cinco hijos os uales fueron:

    HADES

    [​IMG]


    Hades (Plutón, en latín) es hijo de Crono y Hera y hermano de Zeus, Posidón, Hera y Deméter. Con Zeus y Posidón, es uno de los tres soberanos que se repartieron el imperio del Universo después de su victoria contra los Titanes: a Hades se le atribuyó el mundo subterráneo, los Infiernos, o Tártaro.

    Al nacer, fue tragado por Crono y luego expulsado (como a sus hermanos); participó en la lucha contra los Titanes, y los Cíclopes lo armaron con un casco que volvía invisible al que lo llevaba.

    POSEIDON

    [​IMG]

    Se representa armado con el tridente, que es el arma por excelencia de los pescadores de atún, y montado en un carro arrastrado por animales monstruosos, mitad caballos mitad serpientes. Este carro se halla rodeado de peces, delfines, animales marinos de toda clase, de nereidas, y genios diversos.

    DEMETER

    [​IMG]

    Diosa de la agricultura, la fertilidad y la tierra, protectora de los cultivos y las cosechas.
    Cornucopia, el cuerno de la abundancia. Hija de Crono y Rea. Hermana y esposa de Zeus con quien tuvo a Perséfone.
    Hades raptó a su hija Perséfone y se la llevó al inframundo. Deméter salió a buscarla y todos los campos de la tierra quedaron estériles. Zeus tuvo que intervenir e hizo que Hades devolviera a Perséfone seis meses al año, momento en que Deméter se siente feliz y los campos florecen. El resto del año Perséfone vuelve junto a su esposo en el Hades y los campos permanecen improductivos.
    Sus atributos son la espiga, los cereales y la «cornucopia» o cuerno de la abundancia, fabricado por Zeus con el cuerno de la cabra Amaltea, del que siempre salen abundantes alimentos.
    Cuando es perseguida por Poseidon se transforma en yegua.

    HERA

    [​IMG]

    Hermana y esposa de Zeus. Es la diosa protectora del matrimonio.
    Era madre de Ares, dios de la guerra, de Hefesto, dios del fuego, de Hebe, diosa de la juventud, y de Eleitia, diosa del parto.
    La mitología la presenta como una esposa celosa que persigue a las mujeres mortales a las que se unía Zeus o a los hijos que tenía con ellas.
    Se la representa con diadema, cetro y un pavo real.

    ZEUS

    [​IMG]

    Trueno. Es un dios de múltiples apetencias eróticas, de ahí sus varios matrimonios, sus numerosas aventuras con diosas y, sobre todo, con mortales e incluso un amor homosexual con el joven Ganímedes. De estos abundantes affaires nacerán gran cantidad de hijos, divinos los tenidos con diosas y mortales los engendrados por madres mortales.
    Zeus se caso con su hermana hera y tubeieron g hijos los cuales fueron:

    ARTEMISA

    [​IMG]


    Diosa de la caza, los bosques y los animales y protectora de la virginidad.
    Hija de Zeus y Leto, hermana gemela de Apolo.
    La mitología la presenta como una diosa joven y virgen que ha renunciado al matrimonio con dioses o mortales y protege a los jóvenes que han elegido este estado.
    Se representa como cazadora, con arco y flechas y ciervas o perros.
    También se la identificó con Selene, la diosa de la Luna por lo que a veces se representa con una luna creciente sobre la cabeza.

    APOLO

    [​IMG]

    Apolo, también conocido como Phoebus Apollo (Febo Apolo), fue uno de los dioses griegos más importantes. Pertenecía al grupo de los 12 dioses que habitaban en el Olimpo junto a Zeus. Apolo, hijo de Este y de Leto, era entre otras cosas el dios del arte de la adivinación, de las artes -la música, sobre todo- y la arquería. También era el dios de la luz ligada al sol (Phoebus, Febo o foibos significa «brillante»). Con sus flechas era capaz de causar enfermedades infecciosas, aunque también era capaz de curar, por lo que se le conocía como «el que ataca de lejos». Esta naturaleza dual también se reflejaba en el hecho de que fuese la deidad de los pastores que guardaban el ganado y asimismo se le identificase con su gran enemigo el lobo.

    Apolo venía de Licia, en lo que hoy día es el suroeste de Turquía. Alrededor del año 1000 a.C. Febo Apolo ya era adorado como uno de los dioses griegos más importantes.


    HERMES


    [​IMG]

    es el dios olímpico mensajero, de las fronteras y los viajeros que las cruzan, de los pastores, de los oradores, el ingenio y del comercio en general, de la astucia de los ladrones y los mentirosos. En la mitología romana era denominado como Mercurio. Hijo de Zeus y la pléyade Maya. El himno homérico a Hermes lo invoca como el «de multiforme ingenio (polytropos), de astutos pensamientos, ladrón, cuatrero de bueyes, jefe de los sueños, espía nocturno, guardián de las puertas, que muy pronto habría de hacer alarde de gloriosas hazañas ante los inmortales dioses». Hermes también es protagonista de muchos mitos, como, por ejemplo, el de Filemón y Baucis.


    ARES

    [​IMG]


    Se representa con coraza y casco, y armado de escudo, lanza y espada. Su talla es sobrehumana y profiere gritos terrribles. Generalmente se le representa combatiendo a pie, pero también se ve sobre un carro tirado por cuatro corceles. Los animales consagrados son el perro y el buitre, y suelen estar presentes en las representaciones del dios.


    BACO

    [​IMG]


    Es el dios de la vendimia y el vino, inspirador de la locura ritual y el éxtasis, y un personaje importante de la mitología griega, como hijo del dios principal Zeus (Ζεύς en griego antiguo). Aunque los orígenes geográficos de su culto son desconocidos, casi todas las tragedias lo presentan como «extranjero».

    ATENEA

    [​IMG]

    Se la representa con la armadura hoplítica, es decir, con la lanza , el casco y la égida (especie de coraza de piel de cabra). En la égide hay representada la cabeza de la gorgona Medusa, que le había dado Perseo. Su animal favorito es la lechuza; su planta, el olivo. Alta, de rasgos serenos, más majestuosa que bella, Atenea se la describe tradicionalmente como la "diosa de ojos garzos"

    CRIATURAS MILOLOGICAS

    MEDUSA

    [​IMG]

    Su belleza fue tan grande que llegó a deslumbrar a Poseidón, que al verse enamorado de Medusa decidió seducirla (para algunos más bien fue una violación), en el templo de Atenea. Esto provocó una rivalidad entre Atenea y Poseidón, ya rivales de por sí. La ira de Atenea fue tan grande al haberse enterado de lo que ocurrió en su templo, que su reacción inmediata fue la de castigar a Medusa; que pasó a ser igual a sus dos hermanas, Esteno y Euríale. Ambas eran simples monstruos desalmados, con manos metálicas y colmillos afilados, y unos ojos que emitían una luz tal, que quien los miraba directamente, quedaba petrificado.

    No conforme con este castigo, Afrodita se vio celosa de la hermosa cabellera que tenía Medusa, razón por la cual dentro del castigo se hizo que en lugar de cabellos se disponga de serpientes; de esta manera, Medusa fue desterrada a vivir en las tierras hiperbóreas.

    CENTAUROS

    [​IMG]

    El centauro es un ser con cuerpo de caballo y el torso, brazos y cabeza de hombre.
    Habita en equilibrio con la naturaleza, así que sólo caza lo que necesita para vivir y, si tala un árbol, planta otro. Es habitual encontrarlos en prados, claros y bosques de hoja caduca. Son muy sociables con otras especies del bosque.
    Los centauros son conocidos por sus habilidades con la lanza y con el arco, aunque también pueden usar garrotes y escudos a la hora de la lucha. Son seres de gran fuerza, sobre todo por su parte animal. Esta parte de caballo les permite cocear, pisotear y cargar con lanza.

    MINOTAUROS

    [​IMG]


    El Minotauro era un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro que había nacido de la unión de la reina cretense Pasifae y el fabuloso toro blanco que Poseidón había entregado a su marido el rey Minos. Pese a la orden de sacrificarlo en su honor, Minos desobedeció al dios y lo mantuvo en su corte con desastrosas consecuencias. Minos se avergonzó tanto de la existencia de esta criatura, cuyo nombre significaba «toro de Minos», que lo encerró en un complejo llamado Laberinto construido por Dédalo. Allí, la criatura tenía siete jóvenes y siete doncellas atenienses para devorar cada nueve años. Teseo, con la ayuda de la hija de Minos, Ariadna, acabó con esta práctica cuando buscó a la bestia en el Laberinto y acabó con ella, encontrando luego la salida gracias al hilo que su amante le había dado al entrar en el complejo.


    HIPOGRIFO

    [​IMG]


    Los hipogrifos son seres voladores mezcla de caballo con grifo.
    La figura del hipogrifo es conocida desde muchos siglos atrás. Fue Virgilio el primero en hablar de tales criaturas, a las que usó para explicar en qué se basa una incongruencia; la de la presa que además forma parte del depredador. Virgilio imaginó así a un ser que fuese mitad grifo y mitad caballo. En esa época eran famosas las historias de grifos, considerados como seres majestuosos, y conocidos por su apetito voraz hacia la carne de caballo.


    PEGASO

    [​IMG]


    Un pegaso es un corcel alado de naturaleza mágica, inteligente, bondadoso y salvaje.
    Se trata de una criatura muy tímida que sólo puede ser domada por jinetes de buen corazón. Los pegasos detectan el mal innatamente y no servirán a quien intente domarlos con fines malvados.


    KRAKEN

    [​IMG]


    El kraken es un enorme monstruo submarino que se encuentra en océanos y aguas profundas.
    Su tamaño tan solo es comparable al de ciertos dragones rojos y dorados, siendo en muchos casos mayor al de éstos. Puede medir unos 90 metros de alto por término medio. Cuando se acerca a la superficie y permanece quieto se puede confundir con una isla.
    Kraken, de Bob EggletonSu aspecto se asemeja al de un pulpo gigante con numerosos tentáculos y unos enormes ojos rojos con los que controla cualquier movimiento de otras criaturas, tanto dentro como fuera de las aguas. Sus tentáculos tienen unas ventosas de unos 2 metros de diámetro. Tiene también dos tentáculos especiales, recubiertos de lengüetas afiladas, que usa para atacar.


    HIDRA

    [​IMG]

    La hidra es un monstruo gigante que tiene apariencia reptiliana y múltiples cabezas.
    Las hidras tienen la piel color pardo y el vientre amarillo blanquecino. Su aspecto es el de un reptil con los ojos color ámbar y dientes muy afilados. El número de cabezas es variable, pero suele estar entre 5 y 12. Miden unos 10 metros de alto.
    Hidra, de Mauricio HerreraSon seres carnívoros, de inteligencia algo escasa, lo que dificulta que puedan ser entrenadas. Además, son seres solitarios y no les gusta agruparse con otros de su especie.
    El hecho de que tenga un gran número de cabezas le permite hacer ataques múltiples, bien a distintos enemigos con cada cabeza, o bien con todas las cabezas a un solo enemigo. Si una hidra pierde una cabeza, se produce un proceso de sellado rápido para evitar la pérdida de sangre. Las cabezas perdidas se regeneran tras unos días.


    ARPIAS

    [​IMG]

    Una arpía es un desagradable y horrible ser, en parte mujer y en parte buitre.
    La parte inferior de su cuerpo y las alas son de buitre, y el torso y la cara de mujer, en concreto de una bruja. Su pelo es grueso, duro y enmarañado, como un estropajo, y tiene los dientes podridos. No suelen llevar ropas y siempre están envueltas en un fétido olor. Son seres tan sucios que infectan a otros seres al atacarles con sus garras.
    Su lenguaje se basa en una especie de gritos y cacareos muy desagradables. Sin embargo, las arpías pueden entonar, con bastante gracia, un canto mágico capaz de hechizar a quien lo escuche, sobre todo a humanos y semihumanos. Esta canción la usan cuando se ven atrapadas o cuando quieren atraer a viajeros ocasionales hasta su guarida.


    No sè si el artìculo de Wikipedia està basado en la Teogonìa de Hesìodo. Ojo.

    es.wikipedia.org/wiki/Hecatónquiros
    Hecatónquiros


    Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
    [​IMG]
    Talla dulce de 1793, obra de Tommaso Piroli (1752 – 1824) a partir de un dibujo de John Flaxman, empleada en una edición de la Ilíada de 1795: Tetis invoca a Briareo.
    En la mitología griega, los Hecatónquiros o Hecatónqueros (en griego, Ἑκατόγχειρες Hekatonkheires o Ἑκατόνταχειρας Hekatontakheiras: ‘los de cien manos’), conocidos también como Centimanos (del latín Centimani), eran gigantes con 100 brazos y 50 cabezas, hijos de Gea y Urano. Su padre los arrojó al Tártaro, pero fueron rescatados por Cronos, al que ayudaron a castrar y derrocar a Urano. Tras ayudar a Cronos éste les encerró de nuevo en el Tártaro, donde permanecieron guardados por Campehasta que Zeus los rescató. Durante la Guerra de los Titanes, arrojaban rocas de cien en cien a los Titanes.

    Al terminar la guerra, los Hecatónquiros se establecieron en palacios en el río Océano, convirtiéndose en los guardianes de las puertas del Tártaro, donde Zeus había encerrado a los Titanes.

    En la Ilíada hay una historia, que no se encuentra en ningún otro sitio, que cuenta que en algún momento los dioses estaban intentando derrocar a Zeus, y éste llegó a ser encadenado por Hera, Atenea y Poseidón, pero fracasaron cuando Tetis invocó a Briareo y a los demás Hecatónquiros, y éstos acudieron en ayuda de Zeus.1

    A veces se considera a los Hecatónquiros como deidades del mar, y puede que provengan de los pentekonter, barcos con cincuenta remeros.

    Los Hecatónquiros eran Briareo (‘fuerte’), Giges y Coto. Homero también se refirió a Briareo como Egeón (‘cabruno’), que era el padre, también dios del mar.

    upload_2018-11-20_10-40-43.png

    MENÚ

    0:00


    Pronunciación del nombre.
    Índice
    Véase también[editar]
    Fuentes[editar]
    Referencias[editar]
    1. Volver arriba↑ Ilíada: Canto I; texto español en Wikisource. Véanse los vv. 334 - 430 y 493 - 567.En este episodio de la Ilíada, se atribuye a Tetis la nereida esa invocación; pero parece más coherente que la invocación la llevara a cabo su abuela: Tetis la titánide.
    Enlaces externos[editar]
    Y segùn Hesìodo

    /www.taringa.net/+ciencia_educacion/literatura-griega-teogonia-de-hesiodo_regj6
  13. Un día para vivir sin ti
    transcurriendo entre infinitos universos
    un día a día
    gélida inscripción en el tiempo...

    DESIRE SOLE



    es.scribd.com/document/258275807/Hemera

    [​IMG]

    Hemera
    Hemera
    , por William-Adolphe Bouguereau (1884).
    En la mitología griega,
    Hemera
    (en griego antiguo Ἡμέρα
    Hêméra
    ,‘día’)eraunadiosaprimordial(Protogo-nos) y la personificación femenina del día. También erallamada
    Amar
    (Αμαρ, ‘día’). Los romanos le dieron elnombre de
    Dies
    .SegúnHesíodoerahijadeÉrebo(laOscuridad)yNyx(laNoche).
    [1]
    Cicerón opina que Dies debe lógicamente serun dios, si Urano lo es.
    [2]
    El poeta Baquílides afirma quesus padres eran Nyx y Chronos, pero Higino menciona ensu prefacio a las
    Fábulas
    que surgió del Caos y que Nyxera su hermana.Hemeraeralaequivalentefemeninadesuhermanoycon-sorte de Éter (la Luz), pero ninguno de ellos figuraba ac-tivamente en la mitología o el culto. Según Higino, fuemadre con Éter de Talasa, la diosa primordial del mar ytambién de Gea y Urano.Como diosa del día, Hemera salía del Tártaro justo cuan-do Nyx entraba en él, y ésta volvía a salir cuando Hemeraregresaba.allídondelaNocheylaLuzdeldíaseacer-can más y se saludan entre ellas pasando alter-nativamente el gran vestíbulo de bronce. Cuan-dounavaaentrar,yalaotraestáyendohacialapuerta, y nunca el palacio acoge entre sus mu-rosaambas,sinoquesiempreunadeellasfueradel palacio da vueltas por la tierra y la otra es-pera en la morada hasta que llegue el momentode su viaje.
    [3]
    Pausanias parece confundirla con Eos cuando dice quesecuestró a Céfalo. Pausanias hace esta identificación conEostrasmirarlosazulejosdepórticorealenAtenasdondese ilustraba el mito de Eos y Céfalo. Vuelve a hacer estaidentificación en Amiclas y en Olimpia tras observar lasestatuas e ilustraciones en las que aparece Eos (Hemera).
    1 Notas
    Hemera puede ser la más veloz de la existencia ya quese da como personificación de la luz la cosa más rápida,aunque no sea de los primordiales principales tiene comoun primordial mucho poder y antigüedad.
    2 Referencias
    [1] Hesíodo,
    Teogonía
    115.[2] Cicerón,
    De natura deorum
    iii.17.[3] Hesíodo,
    Teogonía
    744
    3 Enlaces externos

    Wikimedia Commons alberga contenido multi-media sobre
    Hemera
    . Commons1
  14. Argón infinito en el silencio
    encriptado en el viento solar
    divagando en tus pupilas
    sonrió al viento
    segura de tu abrazo...


    DESIRE SOLE




    es.wikipedia.org/wiki/Éter_(mitología)

    Éter (mitología)


    Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
    Para otros usos de este término, véase Éter.
    [​IMG]
    Éter luchando contra un gigante
    En la mitología griega, Éter (griego antiguo: Αἰθήρ, romanización: Aithḗr, pronunciación: a͜ɪtʰɛː́r (clásica), ɛːtʰˈeːr (koiné), eθˈir (bizantino)) es un elemento más puro y más brillante que el aire, y a la vez la región que ocupa este elemento por encima del cielo. También es la personificación de dicho elemento. En términos actuales se podría considerar algo similar a la atmósfera.[cita requerida]

    Índice
    Significado y etimología del nombre[editar]
    El uso más general del vocablo αἰθήρ lo identifica con "cielo" y "aire",12 o con un elemento más puro y brillante, por encima del aire.3 Es el aire superior.4

    El nombre Αἰθήρ contiene la raíz aidh- que en la épica arcaica forma palabras relacionadas con las acciones de "quemar" y "brillar", como el verbo αἴθω: "encender".5

    Versiones del mito[editar]
    Homero[editar]
    En los poemas homéricos, el Éter es concebido como una región por encima del ἀήρ (aér, "aire")f 1 que a su vez está bajo el Οὐρανός (ouranós, "firmamento")f 2 pero se guardan una estrecha relación conceptual.f 3

    Es la región donde habitan los dioses,f 4 y el dominio de Zeus tras el reparto del mundo.f 5 Puede contener nubes, atributo de Zeus;f 6 estas surgen del Éter según su voluntad.f 76

    En los Himnos homéricos, El Sol está en el Éter.f 8 Los vientos como el Céfiro soplan desde esta región por mandato de Zeus.f 9 En el Himno a los Dioscuros (v. 13) estos son presentados como moradores del Éter, desde donde también pueden controlar los vientos.

    Hesíodo[editar]
    Según Hesíodo, fue hijo de: Érebo (la oscuridad) y Nix (la noche), y es hermano y amante de Hemera (el día). Según la Teogonía de Hesíodo se distingue claramente a Éter, elemento más bien abstracto que simboliza la región superior, del Cielo propiamente dicho, Urano, de carácter más personal.7 En términos actuales se podría considerar la atmósfera.[cita requerida]

    Eurípides[editar]
    Se conserva fragmentos de obras de Eurípides, dónde señala que el Éter es consorte de Gea.f 10

    Aristófanes[editar]
    Para Aristófanes fue también el padre, por sí mismo, de las ninfas de las nubes, las néfeles.f 11

    Cosmogonías órficas[editar]
    La tradición órfica afirmaba que el Éter era hijo de Chronos y Ananké, y hermano de Caos y Érebo,f 12 hermano también de Eros o Fanes.f 13

    El V Himno órfico está dedicado al Éter, y lo nombra como un elemento divino que domina todo.

    Higino[editar]
    La versión trasmitida por Higino en el prólogo de sus Fábulas lo presenta como hijo del Caos y de la Oscuridad, y junto con Hemera engendra a Gea, a Urano y a Ponto. Unido a Gea engendra a una serie de personificación de abstracciones tales como el Dolor, la Astucia, la Ira, la Pesadumbre, la Mentira, el Juramento, la Venganza, el Exceso, la Disputa, el Olvido, la Cobardía, el Miedo, la Soberbia, el Incesto, la Lucha; y a los Titanes y los Hecatonquiros. En realidad, este Éter de Higino es equiparable con el Urano de Hesíodo, sin que su cosmogonía tenga un equivalente claro del Éter hesiódico.8

    Otras fuentes mitográficas[editar]
    Tanto Alcmanf 14 como Calímacof 15 y Cicerónf 16 coinciden en considerar que Urano surge desde el Éter.

    Véase también[editar]
    Referencias[editar]
    Fuentes[editar]
    1. Volver arriba↑ Homero, Homero, Ilíada, XIV, 288
    2. Volver arriba↑ Homero, Ilíada II, 458; 11, 54; XIII, 837; XVII, 425
    3. Volver arriba↑ Homero, Ilíada VIII, 555ss; XVI, 300
    4. Volver arriba↑ Homero, Ilíada, II, 412; IV, 166; XIV, 258; XV, 610; XIX, 351; Odisea V, 50; XV, 293; 524; XIV, 540
    5. Volver arriba↑ Homero, Ilíada XV, 192
    6. Volver arriba↑ Homero, Ilíada XV, 20
    7. Volver arriba↑ Homero, Ilíada XVI 364ss
    8. Volver arriba↑ Himno a Demeter, 70
    9. Volver arriba↑ Himno a Apolo, 434
    10. Volver arriba↑ fr. 839, 941, 1023.
    11. Volver arriba↑ Aristófanes, Las nubes 569ss.
    12. Volver arriba↑ Orphicorum fragmenta 54.
    13. Volver arriba↑ Argonáuticas órficas, 15.
    14. Volver arriba↑ fr. 61
    15. Volver arriba↑ fr. 498
    16. Volver arriba↑ Cicerón, De natura deorum, 3, 17
    Estudios[editar]
    1. Volver arriba↑ Henry George Liddell; Robert Scott. «Éter, definición como cielo, y aire». A Greek-English Lexicon (en inglés). Consultado el 1 de abril de 2012.
    2. Volver arriba↑ William J. Slater. «Éter, definición como cielo.». Lexicon to Pindar (en inglés). Consultado el 1 de abril de 2012.
    3. Volver arriba↑ Henry George Liddell; Robert Scott. «Éter, definición como "lo que está arriba y es brillante y más puro que el aire"». An Intermediate Greek-English Lexicon (en inglés). Consultado el 1 de abril de 2012.
    4. Volver arriba↑ Georg Autenrieth. «Éter, definición como "el aire superior"». A Homeric Dictionary (en inglés). Consultado el 1 de abril de 2012.
    5. Volver arriba↑ Philipp, Rosemarie, Lexikon des Frühgriechischen epos, ad voc. αἰθήρ.
    6. Volver arriba↑ Lexicon Homericum, p. 47, ad. voc. αἰθήρ.
    7. Volver arriba↑ Ruiz de Elvira, Mitología Clásica, p. 37.
    8. Volver arriba↑ Ruiz de Elvira, Mitología Clásica, p. 36.
    Bibliografía[editar]
    Fuentes[editar]
    Estudios[editar]
    Enlaces externos[editar]
    Categorías:
  15. Urano
    algún día de vacaciones
    en la ciudad de las termitas
    observa las estrellas fugaces

    el cinturón de Ceres espera por tí


    DESIRE SOLE




    aldiapormer.wordpress.com/2016/02/22/teogonia-zeus-y-el-mito-de-la-sucesion/

    HISTORIA DEL ARTE, MITOLOGÍA CLÁSICA
    Teogonía- Zeus y el mito de la sucesión.
    22 febrero, 2016mercedees95
    La fuente fundamental para el estudio de la Teogonía mítica es la Teogonía de Hesíodo. La Teogonía tiene su inicio en la descendencia de la Tierra, unida primero a su hijo Urano.


    Tanto el Cielo como la Tierra son divinidades primordiales, comunes a todos los pueblos indoeuropeos.

    Gea es la diosa madre por excelencia, divinidad omnipotente que no sólo ha creado el Universo y dado luz a las primeras generaciones divinas, sino que además ha originado la raza de los mortales.

    Con Urano la Tierra engendró dieciocho hijos, y con Ponto o Mar, cinco. Los hijos de Gea con Urano son los 12 Titanes( 6 varones y 6 hembras, que constituyen la llamada primera raza).

    Y con Ponto: Nereo, Taumante, Forcis, Ceto y Euribia, quienes reciben por ello el nombre de Póntidas, a los tres primeros se les llama también los ancianos del mar.

    De gran importancia, y numerosísima, es la descendencia de los Titanes.

    Tres fueron los sucesivos gobernantes absolutos del universo, por este orden: Urano, Crono y Zeus, cada uno de los cuales fue hijo del anterior y se impuso en el poder destronando a su antecesor.

    Urano, el primero señor del mundo, odiaba a los hijos engendrados en la Tierra y los ocultaba en sus entrañas, hasta que el menor de ellos, Crono, con la complicidad de su madre mutiló con una hoz fabricada en el seno de aquélla los genitales de cuya sangre nacieron las Furias, los Gigantes y las Ninfas Melias. Del falo cercenado, arrojado al mar, nace Afrodita según la versión hesiódica. Diosa del amor y la belleza, llega a Citera y después a Chipre. La acompañaban el Amor(Eros) y el Deseo(Hímeros).

    [​IMG]
    Urano devorando a sus hijos. Rubens. Copyright imagen artehistoria.com
    [​IMG]
    Urano devorando a sus hijos. Goya.
    En la célebre representación de Botticelli Afrodita nacida del mar aparece en pie sobre una concha.

    [​IMG]
    El nacimiento de Venus. Botticelli.
    Tras mutilar a su padre, Crono ocupa el poder supremo y se une a su hermana Rea, engendrando seis hijos: tres hembras (Hestia, Deméter y Hera), y tres varones (Hades, Posidón y Zeus), a los que devora según nacen con el fin de eludir la maldición lanzada por su padre Urano -quien le había predicho que sería derrocado por sus propios hijos-. hasta que Rea, harta y horrorizada de la situación y tras pedir consejo a sus padres Urano y Gea, le entrega una piedra envuelta en pañales en lugar de Zeus, que él devora engañado. Zeus es alumbrado en Creta, en el monte Licto, y escondido en una profunda cueva del monte Egeo.

    La crianza de Zeus tiene lugar en Creta, protegido por los Curetes, que ejecutan ruidosas danzas para que el llanto del pequeño no llegue a oídos de su padre. Se cria con la leche de la cabra Amaltea. Llegado a la edad adulta, consigue que su padre vomite a sus hermanos, ya sea mediante un vomitivo que le proporciona la oceánide Metis, ya por medio de otra estratagema. También libera a los Cíclopes y Hecatonquires, encadenados en las entrañas de la tierra por Urano. Emprende junto con sus hermanos y con ayuda de la Estige y sus hijos, una encarnizada guerra contra su padre, Crono a quien secundan el resto de Titanes y que por ello recibe el nombre de Titanomaquia. Se producirá también la llamada Gigantomaquia.

    Tanto la Gigantomaquia como la Titanomaquia se encuentran representadas en el Partenón, templo dedicado a la diosa Atenea.

    Finalizada la Gigantomaquia engendra la Tierra a Tifón, que se enfrenta a los Olímpicos en lo que ha dado en llamarse Tifonomaquia, aunque el nombre no se le dio en la Antigüedad.

    Tifón superaba en estatura a los más altos montes y alcanzaba los astros con la cabeza. De las manos le salían cien cabezas de serpientes y sus extremidades inferiores esyaban formada por anillos de víboras. Todo su cuerpo estaba provisto de alas. El pánico que provoca en los dioses es tal que huyen a Egipto, donde se metamorfosean: Zeus en toro, Hera en vaca, Apolo en cuervo, Baco en macho cabrío, Ártemis en gata, Venus en pez, Hermes en ibis. Zeus combatirá contra Tifón y lo derrotará finalmente arrojándole encima del volcán Etna, cuyas erupciones se explicaban como convulsiones del monstruo.

    Frente a los anteriores intentos de destronamiento, un peligro más leve será el intento de los Alóadas de escalar el cielo para luchar con los dioses. Hijos de Posidón y de Ifimedía, se caracterizaban por un crecimiento desproporcionado, que había hecho que con sólo nueve años de edad midiesen dieciséis metros de alto y cuatro de ancho.

    Con el fin de llegar hasta el cielo y atacar por sorpresa a los dioses colocaron el monte Osa sobre el Olimpo y el Pelio sobre el Osa, pero antes de que lograran su propósito Apolo acaba con ellos.

    [​IMG]
    Esquema Teogonía. Copyright imagen Wikipedia.


    Bibliografía:

    Ortega Guarino, R. La Mitología Clásica en el Arte. Murcia: Universidad, Servicio de Publicaciones, 2000.


    [​IMG]
    Fresco de Giorgio Vasari y Cristofano Gherardi (ca.1560): La castración de Urano gracias a esto Urano no pudo tener más hijos además de los que eran creados a partir de sus extremidades que el titán Cronos cortaba. Sala di Cosimo I, del Palazzo Vecchio (Florencia).

    /es.wikipedia.org/wiki/Urano_(mitología)


    Urano (mitología)


    Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
    Para otros usos de este término, véase Urano.
    [​IMG]
    Fresco de Giorgio Vasari y Cristofano Gherardi (ca.1560): La castración de Urano gracias a esto Urano no pudo tener más hijos además de los que eran creados a partir de sus extremidades que el titán Cronos cortaba. Sala di Cosimo I, del Palazzo Vecchio (Florencia).


    En la mitología griega, Urano (en griego antiguo, Οὐρανός, Ouranos, que significa ‘cielo’, ‘firmamento’; latinizado, Uranus) es un titán primordial personificador del cielo. Su equivalente en la mitología romana era Caelus. En la griega, Urano era hijo y esposo de Gea, la Madre Tierra que, según cuenta Hesíodo en la Teogonía, había concebido a Urano por sí misma. Urano y Gea fueron los padres de la primera generación de titanes, así como los ancestros de la mayoría de los dioses griegos; sin embargo, ningún culto específico de Urano sobrevivió en la época clásica.1 El dios no aparece entre los motivos usuales de las ilustraciones de la cerámica griega antigua. Con todo, Gea, Urano y Estigia podían ser reunidos en solemnes invocaciones en la épica homérica. Crono castró a su padre Urano y subió al poder, Crono gobernaba sobre los cielos, el mar y la tierra 23

    Índice
    Etimología[editar]
    El étimo más probable es la forma básica del protogriego *(F)orsanόj, derivada a su vez del sustantivo (F)orsό (en sánscrito: varsa, "lluvia"). La raíz correspondiente en protoindoeuropeo es *ers ("humedecer", "gotear"; en sánscrito: varsati, llover). Así, Urano es el "hacedor de lluvia" o "el que fertiliza". Otra etimología posible es "el que está en la posición más alta" (en sánscrito: vars-man: altura, elevación). También es posible que el nombre derive de la raíz protoindoeuropea *wel ("cubrir", "rodear") o *wer ("cubrir", "encerrar"). La identificación con el Váruṇa védico, dios del cielo y de las aguas, es incierta.

    Genealogía[editar]
    Hesíodo afirma en la Teogonía que Urano nació de Gea.4 Alcmán y Calímaco, poetas, lo presentan como hijo de Éter, el dios de la luz celestial y del éter, el aire que se encuentra en las partes superiores del mundo. Influido por los filósofos, Cicerón afirma en De natura deorum que Urano era descendiente de los antiguos dioses Éter y Hemera (el Día). Según los Himnos órficos, Urano era el hijo de Nix (la Noche).

    Usos de ουρανός[editar]
    Como elemento físico, ὁ ουρανός era el límite superior del cosmos, una suerte de sólido techo del mundo, concebido, ya como broncíneo (χάλκεος),5 ya como férreo(σιδήρεος).6 La mayoría de los especialistas piensa que el cielo era concebido como una bóveda,7 aunque West, comentador de la Teogonía, señala que los domosson poco frecuentes después del periodo micénico y cree que el cielo era pensado como plano y paralelo a la tierra, puesto que la forma de bóveda no permite explicar la necesidad de que Atlas tuviera que mantener una estructura semejante separada de la tierra.89 En la épica griega es frecuente la calificación de Urano como ἀστερόεντος (‘estrellado’).9

    En los poemas homéricos, ὁ οὐρανός es, a veces, la divinidad a la que los héroes invocan, y otras veces es simplemente un nombre alternativo del Olimpo en tanto que hogar colectivo de los dioses, como ocurre al final del libro I de la Ilíada, cuando Tetis surge del mar para suplicar a Zeus:

    [...] saliendo de entre las olas del mar, subió muy de mañana al gran cielo y al Olimpo, y halló al largovidente Cronión sentado aparte [...]

    Ilíada, I, 495 y ss.10
    Dice esto William Sale:

    Ολύμπους se usa casi siempre para ese hogar, pero οὐρανός alude a menudo al cielo natural que hay por encima de nosotros, sin alusión alguna a que los dioses vivieran allí.

    Homeric Olympus and its formulae (El Olimpo homérico y las expresiones relacionadas con él).11
    En la Teogonía de Hesíodo, ὁ Ουρανός es una divinidad engendrada por Gea, que lo alumbra ‘con sus mismas proporciones’ (ἐγείνατο ἶσον ἑωυτῇ) y a la que luego él desposará.4 Este acto de alumbramiento asexuado ha sido concebido como una versión cosmogónica del principio cosmológico de la separación del cielo y la tierra a partir de una masa indiferenciada, cuyo duplicado poético es el mito de la castración de Urano.12 Urano es a la vez consorte de Gea,13 La unión entre ambos es motivo de frecuente aparición en mitos y rituales.14 A partir de esa unión, nace un conjunto heterogéneo de divinidades: la primera generación de Titanes, los Cíclopes y los Hecatónquiros.13

    En el siglo VI, cuando existía una distinción entre Afrodita Urania (‘celestial’) y Afrodita Pandemos (‘de toda la gente’), οὐρανός significaba simplemente la esfera celeste.

    Mitos[editar]
    Mitología griega[editar]
    Castración de Urano[editar]
    En la Teogonía, Hesíodo narra que Urano retenía a sus hijos en el seno de su madre cuando estaban a punto de nacer. Gea urdió un plan para vengar el ultraje: talló una hoz de pedernal y pidió ayuda a sus hijos. Solo Crono, el menor de ellos, estuvo dispuesto a cumplir con su obligación, emboscó a su padre cuando yacía con su madre, lo castró con la hoz y arrojó los genitales tras él. Al salpicar la sangre, Gea la recogió, y de ella surgieron los Gigantes, las Erinias y las Melias. Los genitales de Urano produjeron una espuma de la que nació Afrodita Urania. Urano vaticinó que los titanes tendrían un castigo justo por su crimen, anticipando la victoria de Zeus sobre Crono.15

    La Biblioteca mitológica recoge una versión diferente, en la cual Urano arroja a sus primeros hijos (los Hecatónquiros y los Cíclopes) al Tártaro, y Gea, irritada, persuade al resto de sus hijos (los Titanes) para que ataquen a su padre con la hoz. Derrotado Urano, los Titanes rescatan a los arrojados en el Tártaro para que aseguren el dominio de Crono.16

    El nacimiento de Zeus[editar]
    Según la Teogonía y la Biblioteca, Gea y Urano habían vaticinado que Cronos sería derrocado por uno de sus propios hijos, y así el titán intentó evitar su destino devorando a su descendencia. Ambos ayudaron a Rea a salvar mediante un engaño a Zeus, y éste posteriormente liberó a sus hermanos y logró derrocar a su padre.1718

    Consortes y descendencia[editar]
    Con Gea tuvo Urano a todos sus hijos excepto las que nacieron al arrojar al mar (Talasa) Crono los genitales que le había extirpado: en algunas tradiciones, AfroditaUrania; en otras, las Erinias.

    Mitología hurrita[editar]
    El mito de la creación hurrita es similar al griego. En la religión hurrita, Anu es el dios del cielo. Su hijo Kumarbi le cortó los genitales y vomitó tres divinidades, a una de las cuales, Teshub, desposaría después.

    En la mitología sumeria, y luego en la asiria y en la babilónica, Anu es el dios del cielo y representa la ley y el orden.

    Es posible que Urano fuese, en un principio, una divinidad indoeuropea, identificable con el Váruṇa védico, el supremo guardador del orden que luego se convirtió en el dios de los océanos y de los ríos, tal como sugirió Georges Dumézil siguiendo la obra de Émile Durkheim Las formas elementales de la vida religiosa (Les formes elementaires du vie religieuse, 1912).19

    Otra posibilidad es que el dios supremo iraní Ahura Mazda sea un desarrollo del indoiraní *Vouruna-*Mitra. Esta divinidad tiene las mismas cualidades de Mitra, la divinidad de la lluvia.

    Interpretaciones[editar]
    Estos mitos antiguos de orígenes remotos no tenían reflejo en los cultos de los helenos.20 La función de Urano es la de dios derrotado de una época pasada, antes de que el tiempo real empezase. Tras su castración, el Cielo no volvió a acudir a cubrir la Tierra por la noche, sino que ocupó su lugar, y «los padres originales llegaron a su fin».21

    Urano y Váruṇa[editar]
    Georges Dumézil hizo una cauta defensa de la identificación de Urano con el Váruṇa védico del nivel cultural indoeuropeo más primitivo.22 La identificación de Dumézil de elementos míticos compartidos por las dos deidades se basaba en gran medida en interpretaciones lingüísticas, pero no proponía un origen común, como entendieron Robert Graves y otros. La identificación del nombre Ouranos con el hindú Varuna, basada en parte en una raíz protoindoeuropea propuesta: *-ŭer, con el significado de ‘atar’ (Varuna ata a los malvados, Urano ata a los Cíclopes) es ampliamente rechazada por quienes encuentran más probable la etimología del protogriego *worsanos, de la raíz protoindoeuropea *wers, ‘humedecer’, ‘gotear’ (referido a la lluvia).

    Véase también[editar]
    Bibliografía[editar]
    Notas y referencias[editar]
    1. Volver arriba↑ En The Gods of the Greeks (Los dioses de los griegos), 1951:20, Károly Kerényiafirma que los griegos decían esto de los titanes:
      No los consideramos como dignos de culto en forma alguna, con la única excepción, quizá, de Crono, y también con la excepción de Helios.

    2. Volver arriba↑ Ilíada, XV, 36 y ss.
    3. Volver arriba↑ Odisea, V, 184 y ss.
    4. Saltar a:a b Hesíodo: Teogonía, 126 y ss.
    5. Volver arriba↑ Ilíada, V, 504; XVII, 425.
    6. Volver arriba↑ Odisea, XV, 329; XVII, 565.
    7. Volver arriba↑ Kirk (1974) p. 10.
    8. Volver arriba↑ Teogonía, 517.
    9. Saltar a:a b West (1966) p. 198 com. 127.
    10. Volver arriba↑ Ilíada, I, 495 y ss.
    11. Volver arriba↑ Sale, William (primavera de 1984). «Homeric Olympus and its formulae (El Olimpohomérico y las expresiones relacionadas con él)». The American Journal of Philology 105 (1): 3.
    12. Volver arriba↑ Kirk (1974) pp. 42–9.
    13. Saltar a:a b Teogonía 133 – 153.
    14. Volver arriba↑ West (1966) p. 199 com. 133.
    15. Volver arriba↑ Teogonía, 154 – 211.
    16. Volver arriba↑ Pseudo-Apolodoro: Biblioteca mitológica, I, 1, 1 – 4.
      • I, 1, 1 - 7: texto francés.
        • I, 1: texto inglés, con índice electrónico, en el Proyecto Perseus; ed. de 1921 de James Frazer. En la parte superior derecha se encuentran los rótulos activos "focus" (para cambiar al texto griego) y "load" (para el texto bilingüe).
    17. Volver arriba↑ Teogonía, 453 y ss.
    18. Volver arriba↑ Biblioteca, I, 1, 5.
    19. Volver arriba↑ Émile Durkheim: Las formas elementales de la vida religiosa (Les formes elementaires du vie religieuse, 1912).
    20. Volver arriba↑ Kerényi (1951) p. 20.
    21. Volver arriba↑ Kerényi (1951).
    22. Volver arriba↑ DUMÉZIL, Georges (1934). Ouranós-Váruna; étude de mythologie comparée indo-européenne (Urano-Váruṇa: estudio de mitología comparada indoeuropea). París: A. Maisonneuve. OCLC 776448.
    Enlaces externos[editar]
    Categorías: