Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Mi madre, manantial, ternura algodón,
    Incandescente luz en mi casa.


    Melodiosa nota de amor,
    Alentando mis pasos nuevos,
    Dulzura suprema,
    Río de sacrifico y abnegación.
    Entrega sublime, por sus hijos amados...


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.
  2. [​IMG]

    En esas calles

    ansiedad de las gentes

    llueve el estrés


    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas- Perú-D.RA.
  3. [​IMG]
    Nieve dormida, abre sus ojos,
    tiende su cama en la penumbra rojiza,
    filma las estrellas,
    viaja en sus jets de flores,
    muy relajada.
    ¡Ama a Picasso¡

    Nieve dormida se despierta en cruces de madera,
    lanza silbidos en las plazas de toros,
    ausculta Egipto y las columnas de Roma.
    Bate sus alas en sus archipiélagos helados.

    Nieve dormida,
    se esconde debajo de las sábanas del mar,
    visitas las cúpulas del panteón de Roma
    y disfruta un café bien cargado,
    se queda disecada en las páginas de los libros,
    conversa con "El Quijote", le da la mano.
    y en la madrugada,
    aúlla con los lobos,
    desnuda.


    Nieve dormida
    se despierta a la vida,
    no sabe de mezquindades
    ni de helados de fresa amargos,
    viaja contenta en sus barcos de arena,
    pincha los neumáticos de la maldad,
    a veces cree haber visto ángeles...
    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú -D.RA- Prohibida su copia.




  4. [​IMG]

    Bajo la luz de la clara luna,
    irrumpe una doncella montada en un ave,
    en sus velos lleva estrellas:
    Es el renacer del poeta,
    que lleva en sus alas, ilusiones nuevas.
    Es la musa alada
    de grácil figura,
    que inspira poemas,
    es la rosa del desierto que grita su verdad,
    en sus velos de estrellas.

    Poeta del tiempo, del mar y de las olas,
    resurge de la cenizas en agua pura,
    construye nuevos castillos cada día,
    su luz de luna, siempre la tiene prendida.

    El poeta renace cada día
    su pluma se humecta de la vida,
    y la vida, da vida al poeta,
    lo renueva...
    Llueven versos en la monotonía, en la alegría y la tristeza.
    Nuevas canastas de temas emanan de su pluma,
    como tonel sin fondo,
    derrama sus creaciones, que seguirán viviendo,
    mientras el poeta viva...
    Que digo,vive,
    aún después de muerto,
    el poeta revive,
    revive en sus obras,
    que lo hacen Dios eterno...

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.
  5. [​IMG]

    Ciega...ciega,

    ciega en tu red de amor

    perdí la cordura

    mi corazón mariposa no resistió tus ternuras,

    y ciega por tu amor,

    vago perdida.

    Tus huellas volaron de mis sueños de arena

    tu piel se diluyó de mi lecho,

    pero yo te seguí amando,

    ciega, ciega...

    locamente enamorada.

    Ya la vida no me importaba,

    rozaba el cenit de la locura...

    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.RA.imagen de la red
  6. [​IMG]
    Mírame,
    soy yo,
    en mi tinte natural,
    sin tapujos, caretas,
    ni posturas
    deformantes.

    Soy yo,
    cara a cara frente a mí,
    no te engaño soy yo,
    con mis miedos, mis penas, mis defectos,
    simplemente yo.

    A solas me veo
    tal cual,
    mi tez y manos recorro,
    soy de carne y hueso
    no soy artificial,
    tampoco un ser lunar.

    Mírame,
    soy yo,
    me encontrado conmigo misma,
    al fin.
    Me he perdonado,
    me he recriminado,
    he llorado y reído conmigo misma,
    me he alabado algunas cosas,
    otras no tanto.


    Necesitaba verme
    a solas,
    en mi agua natural,
    casi desnuda,
    ver mis paredes interiores,
    para salir renovada,
    en mi yo real.

    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú- D.R.A-Imagen de Pinterest


  7. Llévame al cielo,
    es mi máximo anhelo señor,
    allá quiero ir,
    allí ángeles dulces me cantaran,
    no habrá más lágrimas, penas, ni dolor,
    habrá una paz sin igual,
    veré tu rostro iluminado,
    besaré tus manos con emoción,
    te presentaré todos mis pecados,
    tú solo misericordia y perdón.

    Solo te pido,

    no dudar nunca que me amas,
    mas allá de mis maldades y pecados,
    tú me amas, sí que amas,
    nadie me ama como tú,
    convencida estoy.

    Llévame al cielo, pronto por favor.

    No, no me dejes aquí,
    que este mundo no me sacia.
    Crucifica mis ojos si me impiden llegar allí,

    crucifica mi boca,
    si por ella lo voy a perder,
    crucifica mi mente,
    si me desvía de allí,
    crucifica mi corazón
    para que te ame solo a ti.

    El cielo es morada de descanso,

    para el que en la tierra se lo ganó,
    Ay amor de Dios sí,
    pero también voluntad, esfuerzo, lágrimas, entrega,
    para recibir el premio mayor...
    [​IMG]

    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.
  8. [​IMG]

    Madre, tus ojos clavados al cielo,
    madre, tus pupilas miran a lo eterno,
    madre, tus huellas,
    quedaron en la tierra de nuestra casa.


    Madre,
    Tus lágrimas espinas en mi alma,
    fantasmas de monstruos eternos.


    Madre una banda de insolentes,
    me dijo que te fuiste,
    que en tu lecho ya no estabas.
    Y no lo quise creer
    y te busqué como loca,
    con el corazón hecho herida.


    Madre,
    te fuiste,
    sin despedirte,
    tus ojos volaron al paraíso,
    que siempre quisiste.


    Madre tus pisadas oigo todas las mañanas,

    tu voz arrulla mis sueños,
    tus manos me acarician,
    tus consejos martillan mi conciencia.


    Madre,
    vuelve,

    llévame contigo
    este mundo no me entiende como tú,
    no ama mis pasos como tú,
    no me mira con esos ojos de eterno amor,

    con que me veías tú.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.RA.

    prohibida su copia.
    A Poetita azul le gusta esto.
  9. [​IMG]
    La muerte grita en sus sacos de arena,
    en sus mangas largas de llantos
    en su melancolía de perro moribundo,
    grita, grita,
    y nadie le hace caso,
    grita en su cara desahuciada,
    en su voz de arena,
    y su garganta enrojeció,
    pero nadie la oyó.
    Grita en el humo de la contaminación,
    en el hombre muerto sin motivo,
    en las familias sin techo,
    en el obrero sin pan.

    Horrorosa es su cara,
    su boca causa terror,
    y sigue gritando
    con sus últimas fuerzas:
    El hombre se extinguió.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A. Imagen de la red.
  10. [​IMG]

    Yo pecadora me declaro,
    culpable,
    por no haber amado,
    los corazones rotos no haber enmendado.
    sonreír feliz,
    mientras el otro, lloraba al costado.



    Yo pecadora,
    no he tenido caridad
    me ha faltado más paciencia y bondad.


    Yo pecadora no he dado lo que debía dar,
    fui débil y caí,
    ante el pecado
    sucumbí.



    Yo pecadora
    me declaro
    indigna
    del buen nombre cristiano,
    por haber pecado en pensamiento, palabra y omisión.



    Yo pecadora,
    angustiada espero,
    misericordia del cielo,
    al buen Dios que la vida me ha dado.



    -Hija,
    No te atormentes,
    yo por los hombres,
    la vida he derramado,
    ¿Ves ese madero?
    Allí me he quedado
    crucificado
    por ti...



    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.
  11. [​IMG]

    La luna coqueta está enamorada,
    se ha vestido de fiesta y pintado la boca de grana,
    apenas hurga la noche,
    ha salido con su traje blanco
    y escoltada por las estrellas plateadas.
    Sus párpados se ha maquillado;
    luce radiante,
    esperando un planeta que venga a cortejarla.

    ¡Oh, luna,
    luna enamorada!
    luces tan bella
    así enamorada,
    cantas entre nubes,
    sueñas entre cielos,
    esperas confiada
    al dueño de tus amores.
    Te miran las nubes,
    entre algodones...


    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A-

    Prohibida su reproducción total o parcial.
  12. [​IMG]

    Los sueños no mueren,
    si nuestros ojos están prestos a contemplar,
    la belleza del universo.
    ¡Sus cometas vuelan libres en el firmamento!


    Los sueños no mueren,
    tienen alas que no se rompen con el tiempo,
    despacito van calando,
    en las almas que miran,
    más allá de lo evidente
    y sus iris traspasan, océanos, fronteras y continentes.


    Los sueños no mueren, nunca morirán,
    para el que enciende las velas de la esperanza siempre,
    para que el que tiene fe,
    en lo que cree en lo que hace y lo que siente.


    Los sueños no mueren, resucitan con la vida misma,
    y se elevan en proyectos hasta la cimas y los montes,
    ¡Traspasan los cielos!


    Los sueños no mueren
    viven, escondidos en ti,
    solo hace falta que
    descubras su bella faz venzas el miedo y la inactividad.


    Los sueños no mueren, aunque muera el soñador,
    pues los sueños cual pléyades brillantes,
    flotando en el universo, siempre vivirán eternos.
    Son invencibles al tiempo y a la muerte…


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.
    A Guillermo Beorlegui le gusta esto.
  13. [​IMG][​IMG]
    Madre, yo te corono,
    reina del amor,
    reina de la bondad,
    reina de la paciencia.
    Porque consumes el corazón
    de tanto amar y amar,
    porque en tus alas cobijas a tus hijos,
    porque perdonas sus errores,
    y no los cuentas,
    porque sabes amar, más allá del infinito.

    Madre,
    corono tus manos,
    porque derraman ternura,
    Corono tus ojos, que miran con amor,
    corono tu corazón que sufre en entrega,
    ¡Corono tus brazos que trabajan tanto!



    Madre yo te corono toda,
    mereces ser coronada,
    venerada y honrada
    por tus hijos idolatrada.

    Madre,
    así coronada te irás al cielo,
    tus afanes y sacrificios
    te reservan un lugar celeste.

    ¡Oh, madre,
    que bella te vez coronada,
    con zafiros y esmeraldas!
    Pareces,
    un astro luminoso,
    cuya luz,
    no se apaga nunca...

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas- Perú -D.R.A.
  14. [​IMG]

    Recuerdo aquella tarde otoñal,
    en que reíamos jubilosos,
    derramando amor y dicha
    en nuestros cántaros,
    y la que fue una calle bulliciosa,
    se tornó de pronto en quietud y serena calma,
    al ver nuestra silueta.


    Caminábamos juntos embelesados,
    en corazón de latidos acompasados,
    reflejando nuestro amor cual espejos,
    en la laguna, que nos miraba coqueta y risueña.


    Acompañaba el romance,
    el suave canto de las aves,
    y el fresco vaivén de los vientos otoñales.
    la copas de los árboles nos saludaban,
    y aunque fríos, muestro amor aprobaban.

    Aquí no hay lugar para las amarguras,
    ni recuerdos de amores huraños,

    lejos del bullicio de la gente,
    el amor fluye cual río,
    todo es luz entre nosotros...



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú - D.R.A.


    A Poetita azul y Emp les gusta esto.
  15. [​IMG]

    Tierra seca,
    corazón vacío, erial,
    río sin agua,
    nada soy sin ti.

    Mi fuego ya no arde en llamas,
    ¿Para quién será mis pentagramas?
    Si tú no estas aquí amor,
    siento la sombras
    más negras,
    las calles sin alma.
    Soy pajarilla
    que no silba, ni canta.

    Nada sin ti,
    mi existencia
    es solo polvo asfixiante,
    me roe el hastío,
    y se prenden agujeros en mi alma.

    Amor mío vuelve,
    mira que soy nada sin ti.
    Mis huesos se dislocan,
    mi sol y mi luna se apagan,
    mi piel descolorida llora,
    anhelando tu existir.

    Nada, nada sin ti,
    sin ti, a mi lado,
    ¿Para qué ya vivir?

    Las flores de mi huerto
    se han secado
    tus mariposas ya no aletean para mí.

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A-Perú.
    A Rosa Reeder le gusta esto.