1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]


    El año se termina,
    en doce campanadas
    su aliento cansado expira.
    Se queman en la hoguera del olvido
    las lágrimas saladas,
    los sinsabores y sus cortinas.

    Se reciben en nuevas bengalas
    los champanes de la alegría
    en copas de nuevas ilusiones
    y globos dorados de prosperidad.

    ¡Adiós a los clavos del dolor!
    ¡Bienvenida las mariposas de la dicha!
    La humanidad se encamina
    a un futuro incierto,
    pero tiene siempre encendida
    la lámpara de la esperanza
    que jamás se apaga en el alma humana.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    Te gusta esto.
  2. [​IMG]
    Este año 2020 a pesar de todo ha sido para mí muy hermoso, la vida me ha enseñado a ser más tolerante, a respetar individualidades, a levantarme cada vez que me caigo, a ser valiente, luchadora, perseverante en todas mis empresas y también en mi salud Dios me ha concedido ser feliz inmensamente feliz, a pesar de todo, porque siempre miro el lado positivo de la vida, soy 100 por ciento positiva, alegre, eso me ha ayudado a superar muchas dificultades y salir airosa. Creer siempre en uno mismo y con ayuda de Dios todo se puede amigos. Sed siempre humildes y sencillos es la clave del éxito. Bendecido 2021 para todos. Los diplomas, los reconocimientos, el dinero, los estudios, no nos hacen mejores personas, sino la riqueza del alma queridos amigos.
  3. [​IMG]

    Recuerdo la navidad de antaño
    teñida de alegría y unión familiar:
    Las guitarras de la inocencia de la niñez
    tocando fuerte,
    mis hermanos en el parque explotando cuetecillos
    entre risas y emociones palpitantes.

    Yo, en la cocina preparando el pavo y el chocolate navideño junto a mi madre,
    y mi padre colocando los villancicos
    en su radio, animando el hogar.

    ¡Ah cuántos recuerdos gratos salpican mi alma!
    Luego de preparar la cena
    Yo salía también a jugar con mis amigas favoritas
    Con muñecas y cocinitas y platos de ficción,
    ¡Volver a ser niña qué predilección!
    Cuánta dicha ver la casa adornada,
    Los regalos ya listos debajo del árbol
    Esperando las doce de la noche para abrirlos con ansias.

    Navidades cuajadas con ternura familiar
    Navidades en torno al pesebre del niño Jesús,
    ¡Cuántas bombillas de colores
    del recuerdo perforan de nostalgia mi pobre corazón!

    Navidad de florecillas infantiles,
    sé que en mis bandejas de adulta ya no volverás,
    pero tus recuerdos de azúcar dulce jamás de mi alma se borrarán.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    [​IMG]
    A ti, Ortunyo y Manuel Bast les gusta esto.


  4. En el campo de rosas y de fresas,
    un ruiseñor cantando melodioso
    agita su plumaje majestuoso,
    y canta enamorado con pasión;
    le sonríe a la vida descansada,
    se alegra con las fresas y las rosas,
    y exulta en mil canciones deliciosas
    ¡Muy jubiloso esboza su canción!


    Él aprendió a vivir feliz con poco,
    se alegra con lo simple, con lo bello,
    el caminar en paz siempre es su sello,
    ¡Sabe vivir la vida el ruiseñor!


    No mira el mal, jamás en su horizonte,
    no advierte los abrojos molestosos,
    sus cantos son con faros luminosos;
    aprendió a disfrutar feliz su flor.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados

    [​IMG]
    A malco le gusta esto.
  5. [​IMG]

    Puedo ver todo, menos niños de hambre;
    su cara triste me causa pavor y calambre.


    Mis pobres pajaritos sin alpiste,
    ¡Humanidad dime dama falaz!, ¿dónde te fuiste?


    Puedo escuchar todo
    menos sus voces pequeñas
    pidiendo auxilio

    ¡Ay, humanidad ciega
    corazón de cartón!
    ¿Dime cuándo, cuándo
    resonará sensibilidad en tu habitación?


    Pepitas de algodón
    con cucharas vacías y platos famélicos
    visualizo en mis aceras.
    Barrigas enjutas
    de paredes calcinadas de hambre;
    ojos saltones
    suplicando un mísero pan.


    Me dueles toda, toda,
    niñez con vestidos de orfandad,
    mi corazón se hace un hoyo de sangre
    al mirar tu futuro, sin arroz de compasión.

    ¡Sigue, sigue alma oligarca
    sáciate hasta hartar!
    Un niño pasa hambre y soledad.
    “No importa no es mi hijo

    que lo vayan otros a enterrar”

    ¿No son los niños
    el futuro de una nueva humanidad?
    ¿No te dice nada
    ¿Su agonía y su llanto de cal?


    Dura piedra eres hombre,
    cuerpo sin corazón.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados


  6. [​IMG]



    Cuando el sol dejó de regalar
    sus tonalidades amarillas
    en el cielo destellante,
    los hombres
    soñadores de
    gaviotas estelares dejaron de ser hombres
    y se volvieron
    canibales,
    pues se devoraron entre ellos
    olvidando si esencia humana, hermana.

    Cuando el sol
    dejó su helio amoroso
    ya no fue un sol,
    fue solo un cuy asustado, sin rumbo,
    en el sin sentido de la vida.

    Cuando el sol del amor se muere en el alma humana
    no hay varita mágica de siete colores
    que resucite sus humanidad perdida.
    Pues yace solitaria llorando con lágrimas nostálgicas,
    su esencia primigenia.

    Que nunca muera el sol en una costa perdida, abandonada,
    qué resuciten sus ojos amarillos en nuevos ocasos naranjas,
    ¡Qué reviva!
    En ese muelle que siempre espera su resurrección
    en pléyades de humanidad nueva.

    Autora:Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    17/07/2020


    WHEN THE SUN STOPPED SHINING

    When the sun stopped giving way
    its yellow tones
    in the shining sky
    the men
    dreamers of
    seagulls stopped being men
    and they turned
    cannibals
    they devoured each other
    forgetting if it is human essence, sister.

    When the sun
    left her helium
    it was no longer a sun
    it was just a scared, aimless guinea pig,
    in the nonsense of life.

    When the sun of love dies in the human soul
    no seven color magic wand
    to resurrect their lost humanity.
    She lies alone crying with nostalgic tears
    its primitive essence.

    May the sun never die on a lost and abandoned coast.
    May her yellow eyes rise again on orange occasions,.
    Let it revive!
    On that pier that always awaits her resurrection.
    in pleiades of new humanity.


    Author: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Rights reserved
    07/17/2020
    A ti, Ortunyo y Gustavo Cervantes les gusta esto.
  7. [​IMG]


    Edith
    Amiga quiero decirte que eres un sol en mi vida,
    llenas mi camino de alegría.


    María
    Tú, eres la compañía mas dulce, la serenidad de mis dudas; amiga: eres alma protectora.



    Edith
    Cuando tiempo amiga,
    pasamos entre cintas de risas y problemas,
    pero como un roble fuerte
    se afianzó nuestra amigable esencia.


    María

    El destino nos juntó, la tecnología acortó distancia, y brotó el sentimiento puro: la amistad brillo.

    Edith

    Si amiga querida,
    la amistad no conoce de distancias,
    ni credos, ni de clases, ni de nada,
    ¡Somos amigas y eso no lo borra nadie!

    María


    A la vida le doy gracias por ponerte en mi camino, y a ti amiga,
    te bendigo por brindarme tu corazón.


    Somos amigas,
    un solo sol, una sola lluvia,
    un solo corazón
    bordado en comprensión.


    Autoras: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú
    María Herera (Argentina)


    Derechos reservados de ambas autoras.



    [​IMG]
  8. [​IMG]

    VIVO SOÑANDO SER TU PRINCESA

    Vivo soñando ser tu princesa,
    vivo anhelando ser tu novia blanca,
    la que te inspira versos de oro y de hojalata,
    la que sueña feliz en tus brazos, barcas inmensas
    de amor.

    Vivo añorando tus besos manzanos,
    vivo ansiando tus caricias terciopelo.

    Los cuentos de hadas sí existen,
    yo los he leído todos en la magia de tu ternura
    en tus cascadas incesantes de caricias,
    en el cielo nuevo que me ofreciste
    para soñar contigo.

    Me ofreciste, lluvia de margaritas,
    sol en invierno,
    abundancia en mi escasez.

    Me diste
    todo lo que mi corazón anhelaba;
    esas gavillas brillantes
    que tanto esperaba de ti.

    Yo te ofrecí
    mis albas azucenas,
    que eran todo lo que me quedaba de mi niña infantil.
    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú Derechos reservados©


    I LIVE DREAMING TO BE YOUR PRINCESS
    I live dreaming of being your princess
    I live longing to be your white girlfriend
    the one that inspires you verses of gold and tin,
    the one who dreams happily in your arms, huge boats
    of love.

    I live longing for your kisses apple trees,
    I live longing for your velvet caresses.

    Fairy tales exist
    I've read them all in the magic of your tenderness
    in your incessant waterfalls of caresses,
    In the new heaven that you offered me
    dream about you

    You offered me rain of daisies
    sun in winter
    Abundance in my scarcity.

    You gave me your
    everything my heart longed for;
    those shiny sheaves
    I expected a lot from you.

    I offered you
    my white lilies
    they were all I had left of my little girl.
    Author: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú All rights reserved ©
    [​IMG]

  9. Es la era de los tapabocas,
    era en que la gente por salir se aloca,
    y al engorroso mutismo convoca.

    upload_2020-5-13_23-1-1.jpeg

    Es la era del aislamiento,
    dejar de vernos por un momento.
    Era de poco movimiento.

    La sigo descontento
    pues soy un ser sociable,
    pero sé que es un mal necesario.

    Esta
    época será recordada como la era de
    los cubrebocas.
    Saludamos con señas
    crucificamos los besos,
    le quitamos los brazos a los abrazos.

    Para palear sus efectos las cosen de diversos modelos:
    graciosos, serios y medicados.
    Todos caminamos con ellos a todos lados.
    Esta era de los tapabocas nunca lo hubiéramos imaginado

    Autora: Edith Elvira Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados

    .

    THE ERA OF THE TAPABOCAS
    It is the era of the masks
    was when people went crazy for going out
    and the awkward call of silence.

    It is the era of isolation.
    stop seeing us for a moment.
    it was of little movement.


    I don't follow her so unhappy
    because I am a sociable being,
    But I know it is a necessary evil.

    This
    the era will be remembered as the era of
    The masks.
    We salute with signs
    we crucify kisses,
    We take the arms away from the hugs.

    To shovel its effects, they are sewn in different models:
    Funny, serious and medicated.
    We all walk with them everywhere.
    This was the masks that we never imagined

    Author: Edith Elvira Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Rights reserved

    .
  10. [​IMG]


    Hoy la pena

    es un sombrero que me quepa perfectamente,

    sus alas anchas me cubren toda entera,

    ¡Me ama, la miserable, ladina!



    El gato sarnoso de la pena

    me ronda y me quiere lamer, insistentemente.

    Es un conejo

    que sale una y otra vez

    del sombrero de mi alma,

    y me hace bromas, que no me hacen nada de gracia.



    La pena en sus vasos cuadrados me ataca con todos su vértices,

    lacónica sus lágrimas

    desfilan en mis mejillas.



    ¿Por qué insistes pena

    en mostrarme tus dientes amarillos?

    Quieres acaso lavarme sumisa los pies?



    ¡Vete de mi acera, pena arpía, miserable!

    ¡Vete de mis puertas, mata ciega!



    No quiero resbalarme en tus cabellos de agonía,

    ¿No he bebido ya sus vasos a granel?

    Contar tus rosarios de angustia

    me deja exhausta.



    Me recostaré en el sofá,

    dejaré que venga,

    total,

    ya conozco, su faz, sus huellas, sus pisadas, sus estratagemas.


    ¡Abrázame pena!


    Seamos

    hermanas, amigas, compañeras.




    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú Derechos reservados
  11. [​IMG]

    [​IMG]


    No sé si soy pluma de oro
    de cobre u hojalata,
    solo sé que escribo versos
    que mi alma delatan.

    No sé si habré llegado siquiera a la punta
    de los pies de Calderón o de Garcilaso,
    o habré tocado, algún hilo de la orla de las vestiduras de Dante,
    solo sé que disfruto haciendo mis garabatos.

    No sé si mis metáforas tienen alcurnia
    garbo o agudeza,
    solo sé que cuando termino de elaborarlas
    hay sismos y terremotos en mi cabeza.

    No sé si mi poesía valdrá un penique o un sol en el mercado,
    solo sé que disfruto ejerciendo el don que Dios me ha dado.

    No sé si la crítica los apruebe o desapruebe,
    solo sé que me llena el ama de manzanas de satisfacción
    porque los hago con máxima dedicación.

    No sé si al lector
    le interese o guste mi mundo de letras,
    solo sé que los hago amor e intensión recta.

    No sé si mis letras vivirán
    o se las tragará el pozo largo del olvido
    si dormirán desnudos, huérfanos en anaqueles solitarios
    sin luz y sin sustento.

    No sé si este arte u oficio de escribir
    sea una profesión, algo real,
    para ayudar a mi nación
    o solo sea una quimera
    de un Quijote iluso
    que un día quiso vencer los molinos de vientos
    de los males del mundo
    con su espada inspirada de letras
    y salió expectorado,
    volando por los aires,
    entre sueños de gran poeta.

    No sé si soy poeta
    o una ilusa anacoreta,
    solo sé
    que cuando escribo,
    sueño con los ojos abiertos
    ¡Y les juro! (Dios sabe que no miento)
    que a veces he llegado a tocar el cielo.
    con mi pluma sencilla de letras.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú Derechos reservados
    A NUBE ATARDECER y Gustavo Cervantes les gusta esto.

  12. [​IMG]

    Llegan los geranios y las rosas

    a teñir de amor el universo,

    a cubrir las penas sangrantes,

    con sus tapabocas de colores.

    Llegan mis flores favoritas,

    con su circo de alegría,

    con sus volteretas de esperanza

    y sus trompetas festivas.

    Para decirte:

    sí se puede,

    ¡Ánimo,

    sigue adelante!

    Mariposa triste, no claudiques.


    Limpiarán esas lágrimas

    de hospitales fúnebres,

    con latidos de ritmo agónico,

    y esos ecos pesimistas, colgados en ramas de desánimo,

    de los que en la batalla desfallecen.


    ¡Venid, vedlas relucir en los floreros del mundo!

    Cómo brillan en las pupilas esperanzadas,

    cómo cantan sus pétalos animosos.


    Vienen mis flores, a renovarlo todo,

    con su perfume de blanca paz y resignación.


    ¡Vengan mis rosas y margaritas!

    Regalad al mundo sus mágicas aquiescencias.

    Decidle suave al oído:

    el alma no muere,

    aunque el cuerpo contagiado perezca.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    A NUBE ATARDECER le gusta esto.
  13. La tierra, pobre madre, tanto golpe, no aguanta...

    [​IMG]
  14. [​IMG]


    Es increíble pensar
    hasta que punto podemos llegar,
    tener que desconectar
    para a otros tener que salvar.

    No existen respiradores para todos,
    se debe elegir
    este vive, este no.
    Y el paciente dirá:
    ¿Y por qué
    el que morir yo?
    ¿No somos todos seres humanos?

    Dura determinación
    al que se someten los galenos,
    dura realidad
    para el que su peso experimenta.

    Un virus asesino
    nos ha llevado al ring de boxeo,
    en la lona, nos tiene arrinconados;
    por nuestros familiares acongojados.
    Muerte y dolor
    siembra por todos lados.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú Derechos reservados
    A NUBE ATARDECER y Mayca les gusta esto.

  15. [​IMG]


    Con tu dulce sonrisa me encandilas,
    con tu tierna mirada me vigilas.


    Son sueños tu dulzura de rosales,
    son de inmensa ternura tus portales,
    son panes de dulzuras especiales;
    son mis ricas comidas habituales.


    Tus encantos cariño me cautivan,
    tus texturas mis llamas reavivan.


    Con amor busco loca tus pupilas,
    son tus soles las luces de mis males;
    tus dulces primaveras me motivan.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Gustavo Cervantes, malco y Anamer les gusta esto.
  16. [​IMG]


    No, aún no he muerto,
    en los rosales de tu amor,
    y aunque sus pétalos frescos aún estremezcan mis pupilas, cansadas de llorar,
    no ha fenecido mi esperanza,
    mis ganas de vivir;
    aunque tiemble de soledad, sin ti.


    Su estocada fue, aguda, feroz, inclemente,
    pero no me ha vencido,
    ¡No me vencerá!
    Aunque te ame, cada día más.


    No me tragarán sus terribles fauces,
    no me dejaré envolver en el pozo de la depresión,
    ¡Aunque ya no te pueda ver, jamás!


    Derramaré muchas lágrimas en sus jardines enamorados,
    me desvelaré con sus oleajes de recuerdos,
    pero no desfalleceré,
    ¡No, no lo haré!


    En mi bosque de penumbras
    aún versos blancos escribí,
    y mis azucenas no perderán su perfume de ternura jamás.


    No me he muerto de amor,
    aunque resulté herida como un pájaro
    con alas rotas,
    y me quedé pobre,
    indefensa,
    sin calor, sin tus besos; sin ti.


    ¿Sufrí?
    Sí, sufrí a vaso lleno denso, intenso;

    pero no morí,
    porque el sol de la esperanza aún brilla en lo alto para mí,
    porque soy joven, porque amo la vida,
    y puedo empezar de nuevo con valor.


    Saldré del umbral de la oscuridad
    a otros cielos marcharé,
    donde mi luna no sea decepcionada,
    ni mi corazón partido en mil pedazos.


    Volará tu recuerdo de mi alma
    como aves lejanas en bandadas,
    como un grano de polvo que se extingue en el aire,
    mi amor por ti,
    poco a poco desaparecerá;
    lo sé.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    A NUBE ATARDECER y Niño grande les gusta esto.
  17. [​IMG]

    De los memes yo reniego,
    pero debo confesar:
    me reí y sin parar;
    ¡Sí, mucho, jamás lo niego!

    Algunos parecen juego,
    el mal rato hacen pasar,
    y otros, ¡cómo hacen pensar!
    ¡A los agudos me apego!

    También los hay de mal gusto,
    groseros y sin cordura;
    ¡Estos,no me gustan nada!

    Me provocan tal disgusto
    un ataque de locura,
    ¡No son mi musa soñada!

    Distingo memes:
    algunos son divertidos,
    otros con saña, servidos.

    Epílogo:El estrambote del sonetillo


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados


    TEMA: Los memes sobre el coronavirus que nos inundan.
    FORMA: Sonetillo en octosílabos con estrambote. El primer verso del estrambote de 5 sílabas.
    RIMAS: Consonante: abba abba cde cde eff
    Sin asonancias entre las rimas.
    FIGURA: Epílogo.
    En el estrambote. Recuerda que no puede ser parte del sonetillo, es como una conclusión, resumen o colofón
    A FJMalpica y NUBE ATARDECER les gusta esto.
  18. [​IMG]
    [​IMG]


    Tengo miedo,
    miedo que los tentáculos del virus sigan avanzando
    y se trague miles y miles de seres humanos,
    tengo miedo que la vacuna no llegue pronto,
    que la gente no aguante el descalabro económico, el desempleo y el hambre.

    Tengo miedo, Dios mío,
    se me escarapela el cuerpo,
    y casi no duermo viendo las noticias
    poniéndome en el lugar de los más vulnerables: de los países pobres, de los hermanos hispanos desempleados, de los niños encerrados en cuarentenas interminables , de que el sistema de salud de los países colapse.

    Mi fragilidad humana se pone de manifiesto,
    cuando veo llorar mucha gente de angustia y desesperación.

    Soy un poeta altamente sensible,
    una esponja sensitiva, y llorona,
    y todo este panorama me duele hasta los huesos.

    No me aterra solo mi salud, la de mi familia,
    sino la de esta hermosa tierra,
    poblada de humanos.
    Pues para mí no son cifras de las estadísticas
    para mí son hermanos humanos caídos, devastados.

    Enciendo un cirio
    el de la esperanza,
    rezo muchas horas en mi habitación,
    oxigeno mi alma
    para hallar paz en medio de tanto miedo y desconsuelo
    por el futuro de la humanidad.
    Las cuentas del rosario se hacen interminables, pero mi miedo va cediendo,
    la dulce imagen de La Madona Rucellai colgada en mi pared me sosiega,
    y entro en un remanso de paz y conformidad.

    Ahora entiendo, que el miedo también es bomba letal,
    que mata antes que el virus,
    que no ayuda en tiempos de crisis,
    ¡Qué hay ser equilibrados con nuestras emociones!

    Toda la historia tiene un curso inexorable y hay que asumirlo
    aprender de los errores,
    aprender las lecciones,
    aprender a ser mejor ser humano,
    aprender a cuidar nuestro planeta que poco a poco declina y se apaga.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/copyright (PROHIBIDO COPIAR LAS IDEAS VERTIDAS EN ESTE POEMA) Safe creative cuenta 1705232425254
    A Anamer le gusta esto.