1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]


    Si te beso,
    me embeleso.

    Si a mi vienes,
    te entretienes,
    dicha obtienes,
    ¡No te frenes!

    Llama clara
    te llamara.

    Soy tu exceso;
    si a mí vienes,
    yo te amara.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A AlanS le gusta esto.
  2. [​IMG]


    Tus labios y los míos,
    dulce cóctel de fresa, derramándose en nuestros bohíos.
    Volcanes de entrega que erupcionan de loco placer,
    ¡Ah tus labios y los míos suavidad de pétalos de miel!



    Cuando tus labios y los míos se tocan, hacen sinapsis,
    electricidad recorre por sus láminas;
    cosquilleo placentero exacerba nuestros sentidos.



    Tus labios y los míos,
    se buscan se desean,
    se conquistan, juegan a ser niños traviesos.


    Nuestros labios explorándose,
    son palomas inquietas acariciándose,
    ¡Burbujea lava de pasión candente de sus cavernas!



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados-



  3. [​IMG]

    Se acaba mi tiempo,
    como vela o cera derretida;
    como humo o como polvo deslucido.

    Los naranjos ya están maduros,
    el tiempo me pisa las rieles,
    y no puedo hacer nada contra sus agujas voraces inclementes.

    Debo apresurar el paso,
    debo ceñir mi cintura y armarme de valor.
    No me duelen tanto las decepciones amorosas,
    no me duele tanto la traición de un amigo.

    Me duele,
    dejar de ver las luces y flores de este mundo;

    me duele mucho verte en esa cama raído.

    Y yo contando también mis horas entre los dedos de la mano,
    esperando el día señalado;
    contando mis horas como monedas;
    como ovejas antes de dormir.

    Debo caminar más rápido,
    debo cargar mis alcuzas,
    no mirar para atrás en ningún momento.
    Contener las lágrimas,
    surfear los obstáculos,
    ser mejor ser humano.

    Se acaba mi tiempo.
    Solo pido al cielo,
    estar preparada,
    para que cuando el momento me llegue,
    me encuentre vestida en paz
    y con el corazón dispuesto y sereno.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  4. [​IMG]


  5. [​IMG]

    Gogyoshi

    El cielo besa los sueños a los hombres
    ellos contentos va a laborar;
    el milagro de la vida estalla en el mundo,
    un niño nace y alguien muere en alguna parte;
    es el ciclo constante de la vida.


    (Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú)


    Heaven kisses dreams to men
    they are happy to work;
    the miracle of life explodes in the world,
    a child is born and someone dies somewhere;
    it is the constant cycle of life.


    (Author Edith Elvira Colqui Rojas-Peru)

  6. [​IMG]

    Vuelvo a mi cruz de lamentos muertos,

    deshojadas mis esperanzas lloran

    en ramas secas de soledad.

    Avanzo en la noche entre el viento gélido

    y con el alma desgarrada en polvos de angustia.


    Vuelvo a mi cruz,

    buscando temeraria

    al amor que expiró.

    Su cuerpo yace en cadáver descompuesto,

    pero yo necia,

    entre lápidas muertas

    busco los retazos de su ser.


    Quiero besar sus labios fríos,

    sentir su manos blancas,

    sus huesos secos que sé que aún desean mi piel.


    Vuelvo a degustar la cruz del sufrimiento,

    y en sus copas sangrantes,

    bebo el licor de la amargura dura.


    Amado, sal de tus lápidas,

    que tu doncella en dolor humeante se desangra.


    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  7. [​IMG]


    Llega el ocaso inclemente

    con sus capas deslucidas,

    con sus pies lentos cansados,

    con piel de hastío en sus días,

    con su cruel desgaste físico

    y con nostalgia sin dicha;

    ansiando el triste deceso

    se corta audición y vista,

    hasta el cabello se cae.

    Se van personas queridas

    y la nostalgia nos besa

    con la esperanza perdida

    en su depresión oscura

    de la vida hueca y vacía;

    y la desventura llora

    en soledad de sus sillas

    y en hambre de amor sincero,

    ansiando vida tranquila,

    con lazos de fiel ternura

    y un ósculo en las mejillas.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    (Este poema no es para ver la visón fatalista de la vejez es para narrar la realidad para sensibilizar en el amor alos adultos mayores)
  8. [​IMG]

    Edith
    La noche rompe sus cristales de vidrio;


    aúlla soledad en su puertas agrietadas...

    Isaac

    Como estela llorando en pañuelo de manantial herido.


    Edith

    Herida desquiciada tiene el alma,

    sangra su nostalgia,

    y le llora a un amor que languidece.

    Isaac

    Vibran alfombras peregrinas

    en terciopelo de gritos fantasmas.

    Entre riberas de piedad

    estrellas suspiraban

    en el recuerdo de espectros en cenizas tristes,

    tan tristes como el beso de aquella despedida que caía en vientos salvajes, arrastrando esperanzas agónicas.

    Edith

    Ese beso se hizo gas, cal, polvo licuado

    en angustia mortal.

    Isaac

    Como lagunas camino hacia el horizonte de tus besos dinamitados en enero.

    Edith

    Esos besos hechos polvo, gas del Big Bang,

    ya no volverán jamás.

    Isaac

    Ya no volverán porque hirvieron en el universo de pesadillas golpeando el verso de apolo.

    Edith

    Pesadillas que muerden sus manzanas del tedio y abandono,

    ¡Hacen crack en el patíbulo del recuerdo!

    Isaac
    Abandono como pajarillo incrustado entre flechas de melodías algodonosas, de tenue acalambrado del recuerdo.


    Edith

    Recuerdos quebradizos

    que rompen su caderas en el umbral del pasado.

    Isaac

    Del pasado que llora,

    entre venas de brasas salpicando en lagos perdidos en sus ojos de cristal.


    Edith

    Sus ojos de cristal incrustados en desamor,

    rasgan sus pupilas celestes y lloran océanos de desencantos.

    Isaac

    Océanos de desencanto que derraman lágrimas de verano, en un iris de bálsamo en oleaje nocturno de vidrio agónico de la selva incrustada entre sus dedos.

    Edith

    Ya no vuelvas a mi bohío blanco,

    tu amor cántaro roto me corta el corazón

    y sangran mis arterias.

    Isaac
    Amí también me cortan el corazón como Venus emergiendo del vacío, ¡ya no estarás en los vidrios jardines de consuelo!


    Edith

    Volaré como fénix de bronce

    de las estepas de tu alma.

    Afrodita me tenderá nuevos senderos inspirados con pastos plagados de amor.

    Isaac

    Y yo, a nuevos senderos donde el agua escondida en espejos sonreirá al ocaso de horizontes que respiran sauces de ríos incógnitos, peleando entre candelabros de perfectos susurros.

    Edith

    Yo me iré al paraíso de nuevos cielos congelados donde cantará a mandíbula batiente la dicha soberana.

    Isaac

    Y yo que quedaré en playa de pétalos,

    donde arenas incendian mañanas con recuerdo de dolor.

    Edith

    No insistas, murió el amor en criptas encerradas,

    en sueños rotos calcinados;

    en su madriguera yace vacío, sin voz.

    Autores :
    Edith Elvira Colqui Rojas-Perú
    Isaac Falen -Perú


    Derechos reservados de ambos autores
  9. [​IMG]

    Voy amado a tu jardín,
    presta, jubilosa, alegre,
    con ansias y frenesí.


    Ya siento los perfumes de tus flores,
    tu varonil esencia gallarda,
    tus brazos tiernos de gacelas,
    tus ojos brillar como luceros solo por mí.


    Voy amado a tu jardín
    allí te entregaré mis margaritas frescas lozanas,
    mis vinos los mas dulces decantados,
    la miel de mis labios sedientos.


    Voy amado, no tardo,
    y en esta tarde de sol radiante y flores exuberantes,
    quiero decirte que mi amor por ti es puro y sagrado,
    que tiene el sello del amor sincero;
    yo reservo muchas flores de amor para ti en mi abrevadero.


    Déjate querer amado, déjate querer,
    que mis girasoles para ti se abren lozanos y radiantes.



    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados


    I am loved to your garden

    ******************************

    I am loved to your garden,
    lend, jubilant, cheerful,
    with anxiety and frenzy.

    I already feel the perfumes of your flowers,
    your manly gallant essence,
    your tender arms of gazelles,


    Your eyes shine like stars just for me.
    I love your garden
    there I will give you my fresh margaritas,
    my wines the sweetest decanted,
    the honey from my thirsty lips.
    I am loved I do not delay,
    and in this afternoon of radiant sun and lush flowers
    I want to tell you that my love for you is pure and sacred,
    that has the stamp of sincere love
    that I reserve a lot of love flower for you in my trough.
    Let yourself be loved, let yourself be loved,
    that my sunflowers for you open up bright and radiant.


    Author Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados


    A Karli20 le gusta esto.
  10. [​IMG]

    La mayor alegría para un poeta,
    no son los diplomas, ni ver su nombre en vitrinas expuestas.
    La mayor alegría de un poeta,
    es ver volando sus versos llenos de paz y amor por el planeta.
    Es sembrar flores de esperanza entre las piedras cansadas,
    ser antorcha de justicia social en un mundo de diferencias marcadas.


    Es dejar un legado de buen ejemplo para el mundo,
    es luchar por los nobles valores con su pluma prodigiosa y su verbo fecundo.


    La mayor alegría para un poeta,
    es ser luz radiante que alumbra los corazones en tinieblas;
    es ser fuente de consuelo para lágrimas desiertas.


    Poetas del mundo,
    ¡Levantad el estandarte de la ilusión nueva!
    Decidle al planeta:
    Somos poetas de carrera
    con el alma y pasión completa.




    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos Reservados
  11. [​IMG]


    Edith

    Amado, ¿escuchas el canto de los pájaros anunciando las campanas del amor?
    ¿Sientes alegría en tu pecho, ansioso por amar?

    Sahjahan

    Cariño, apretado era mi corazón como un pedazo de papel,
    Tu dulce canción de amor la ha desplegado para revolotear.
    La luna apagada ahora se ve encantadora como una paloma.
    Y mi corazón anhela bailar contigo enamorado.

    Edith

    Si baila tu corazón al compás del mío,
    si sientes los latidos del amor como yo,
    entonces deja que las brisas de la ternura
    nos envuelvan por completo;
    dejémonos llevar por la magia del momento,
    ¡Qué el amar constante sea nuestro alimento!

    Sahjahan

    Tu llegada ha disipado toda mi tristeza.
    Como si en el desierto hubiera florecido una hermosa rosa.
    En tu encantador abrazo yace mi Edén.
    Ni siquiera puedo perderte por el tesoro del mundo.
    Hagamos voto de moverse juntos de la mano.
    Deja que el mundo envidioso nos mire con dolor.
    Tanto tiempo allí en el cielo sea sol o luna
    Por toda la eternidad reinará nuestro amor.

    Edith
    Reine nuestro amor en nuestros ojos, en nuestras pieles,
    en el estandarte de nuestros corazones.
    Sea el verbo amar el emblema de nuestras almas.
    Hasta las piedras salgan de su mutismo
    gritando la palabra te quiero en sus labios fríos.

    Sahjahan

    Tus labios son pétalos de una hermosa rosa, besos elixir,
    Para tomar un sorbo, mil muertes preferiría mi alma.
    Ven, cariño, en nudo invisible, estemos atados.
    Y al igual que Huascaran y Machu Picchu siempre se mantienen.

    Edith

    Nuestros amores se han confabulado en colorido festín enamorado;
    tus manos se fundieron en mis manos, tus ojos en mis ojos,
    tu vida en mi vida para siempre se ha fusionado,
    ¡Seremos corola tornasolada enamorada!

    Autores:

    Sahjahan Ali Ahmed -India
    Edith Elvira Colqui Rojas-Perú

    Derechos Reservados de ambos autores
    A Acnamalas le gusta esto.
  12. [​IMG]

    Sueño con un mundo sin hambres guerras ni contaminación,
    sueño con un mundo unido,
    donde brille el sol de la amistad y la humanidad de verdad.


    Sueño con un mundo
    sin discriminación,
    donde cada uno comparta con el hermano con amor.


    Sueño con un planeta
    globalizado en amor,
    que regale sus flores de compasión
    Basta de sentirnos superiores al hermano
    basta de endurecer nuestros corazones a su dolor.


    Sueño con un mundo
    que cambie las armas de guerras
    por girasoles de fraternidad.


    Sueño con un nuevo día
    con aromas de solidaridad
    con cirios encendidos de esperanza y paz.
    ¡Todos somos hermanos de la casa tierra!
    Por bienes o recursos no tenemos que pelear
    Mejor conversar y conciliar.


    Sueño y espero que estos sueños,
    toquen algún día el cemento de la realidad.


    Soñar con mundo mejor
    es florecilla que esta mañana al despertar
    tocó insistentemente mi puerta
    y la dejé entrar;
    ojalá la dejes entrar a tu corazón también tú.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  13. [​IMG]
    Cuando una mujer llora
    se estremece el sol, el cielo, el mar, las olas
    No hay dolor que se compare.
    Su alma levita en amarga nostalgia,
    vaga su pena,
    contagiando de angustia el planeta.


    Cuando una mujer llora
    cimbrea el alma
    sus quejidos.


    No, no, hay dolor mas sensible,
    que sus gotas saladas de rocío;
    no hay estocada mas cortante,
    que sus lágrimas de frágiles florecillas.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos
  14. [​IMG]
    Mi alma banca solitaria,
    se sienta en la soledad de un otoño lánguido,
    acaricia solo hojas secas de nostalgia,
    lamiendo su soledad de piedras muertas.


    En su jardín de tulipanes se refugia
    buscando paz,
    buscando un rayo de sol que le abrigue las ansias;
    estas locas ansias de no ser existencial.


    Mi alma trepa las piedras como las hiedras
    y no encuentra un hombro de consuelo,
    ¡Es tan frío este mundo!


    Solo escucho la voz de los troncos secos
    zumbando en mis oídos:
    "Hoy te toca beber los vasos de la inmensa soledad"
    Y yo solo atino
    a silenciarme


    y esperar que pase este invierno crudo en mi corazón.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  15. upload_2019-1-14_12-14-1.jpeg

    Navego hacia la luz,
    con mi casa llena de ilusiones
    y mis globos de sueños.


    Es largo el camino,
    hay borrascas en los cielos,
    vientos huracanados quieren frenar mis metas
    pero yo no desisto
    ¡Tengo el lomo bien osado!


    Y avanzo, camino, corro, vuelo hacia mi meta,
    atravesando nubes negras,
    sorteando vientos borrascosos,
    ¡Hasta mi luna esperanza parece ocultarse!


    Quiero llegar a mi meta,
    sé que llegaré,
    a lo lejos diviso la luz del paraíso;
    mi casa de sueños al fin tendrá cobijo.
    Aquí encuentro paz y respiro.
    ¡Al fin toqué las orlas del paraíso!


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados