Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]
    Mamá coneja le dijo,
    al conejito chiquito,
    Tú no salgas ni un ratito:
    "Yo veo peligros hijo"

    El conejo escucho fijo,
    le escuchó pronto todito,
    y no obedeció el canijo,
    pues se escapó despacito.


    En la calle, maleantes,
    lo llevan en sus costales,
    y daba unos gritos tales,
    que eran muy impresionantes.

    "Al padre hay que obedecer,
    si males no quieres ver"


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.


    [​IMG]
    A Poetita azul le gusta esto.
  2. [​IMG]
    Cuando habla el corazón se callan las piedras,
    enmudecen las razones
    y se oye sólo el bombear de sus rojos latidos,
    que a ritmo acompasado,
    van emitendo los gráciles sonidos:
    Yo te quiero,
    yo te amo.


    Habla el corazón
    y los sentidos se estremecen...
    porque habla el sentimiento,
    pues sacó sus sentires, de sus bolsillos
    más profundos
    y regala sus mejores arpegios
    en forma de palabras de amor.


    Tiene la llave mágica para
    abrir pechos de piedra.
    Se colgó a la espalda mil flechas de cupido,
    y con ellas enamora a cualquiera.

    Habla el corazón
    en lenguajes mágicos, desconocidos,
    que te hacen sentir, los cristales de la ilusión.
    Tocarás con él los siete cielos,
    y hasta lágrimas te ha de arrancar.
    Pues cuando habla el corazón,
    no hay muralla
    que la pueda apagar.
    Su luz, su luz es llama viva,
    que se complace solo en amar y amar...


    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.


    [​IMG]
    A Víctor Mileo le gusta esto.
  3. [​IMG]

    En la alquimia del silencio, sueños rotos en vidrios vacíos,
    clamando en la hoguera
    de los brazos partidos,
    un ñino desliza sus mejillas rosas.
    Llora en lágrimas cuarteadas amargas.

    Grita en pañales de la soledad del que no tiene nada....
    Ángeles platinados, en nubes de arena, lo recojen en sus platos hambrientos.
    Se arrastra desnuda la piel de la compasión...

    Tigres, salvajes, froces quieren desgarrar tu carne:
    ¡Volverte clavel deshojado!
    Pretenden cambiarte por viles monedas de arcos de muerte.
    Tus manitas inertes, pajaritos blancos ya no responden.
    Esos perros rabiosos , blandieron la lanza y te dejaron yerto,
    tus huesos se esparcen en el polvo negro infame,
    tu llanto nido pequeño, se hizo polvo.
    Ya no canta.

    ¿Por qué abismo fiero atacas con zaña?
    ¿Por qué pajaritos muertos, en playas de vida?
    Vidas cercenadas, en horas contadas...



    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú



    [​IMG]
  4. [​IMG][​IMG]

    Esta noche de luna llena,
    me convertiré en loba, para saciarme de tu sed,
    escalaré por tus ventanas,
    aullaré descontrolada,
    hasta que me abras.
    Me subiré a tu cama,
    te llenaré de besos,
    te haré en loquecer.
    Seré esa loba rabiosa que quiere saciarse en ti.
    Con mis uñas filudas te marcaré mi nombre en la espalda,
    gritarás de placer.
    Esta noche mío vas a ser.
    Esta noche mi caballero,
    sabrás lo que es una verdadera mujer.
    Te llevaré a mis castillos
    con velos de infinito goce,
    donde livianas plumas vuelan en deseos...

    Recordarás esta noche, quedará grabada en tu ser.
    Me suplicarás entonces que no me vaya,
    me dirás,
    que tú sin mí,
    ya no puedes vivir.
    Aullarás conmigo,
    y en lobo también te convertirás...

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.

    Nota-Este es un poema que hice para un reto poético.
    [​IMG]
    A Víctor Mileo le gusta esto.
  5. [​IMG]

    Encerrado en oscura celda,
    los cuervos de la soledad me gritan,
    la nostalgia me asfixia,
    en sus bolsas de arena.
    ¡Déjenme salir!

    Pago la condena,
    de un delito menor.
    Una ventana
    pequeña,
    es mi única luz.

    pues hace tiempo
    que el mundo se tornó negro para mí.
    Un error, un error, cualquiera lo puede cometer.
    ¡Soy joven necesito vivir!

    Otros por delitos mayores,
    en la calle andan felices.
    Yo no tengo los medios
    para pagar abogado,
    no tengo ni que comer.
    ¿Porqué la vida es tan oscura para unos
    y para otros
    les sonríe en bandeja?
    ¿Por qué no tuve recursos para estudiar?
    La vida es injusta,
    y la noche en este calabozo, muy larga.

    Dios dame una luz,
    para entender,
    mi sufrimiento cruel...

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A



    [​IMG]
    A Víctor Mileo le gusta esto.
  6. [​IMG]
    Noche de pasión,
    de sábanas rojas
    y de luna brillante,
    las miradas se cruzan,
    los deseos hablan,
    los besos
    vuelan ligeros,
    cual plumas, por los labios y el cuerpo,
    las pieles se juntas en abrazos cálidos,
    los amantes recorren mutuamente,
    sus senderos,
    son viajeros enajenados,
    y en la cúspide del deseo,
    no calculan horas,
    ni mezquinan caricias
    ¡se dan por entero!
    Noche de pasión
    explotando en rosas de amor.
    Noche de pasión,
    burbujeando en satisfacción plena.
    Noche,
    que deja su cara dibujada,
    en el champán sensual,
    en los tacones y ternos dispersos


    en la habitación del deseo,
    y en esas velas encendidas
    que se consumen lentamente...

    Autora. Edith Elvira Colqui Rojas-Perú


    [​IMG]
    A Víctor Mileo le gusta esto.
  7. [​IMG]

    El beso que no me diste
    se perdió en la aurora,
    lloró toda la noche en la ventana,
    se fue volando con las mariposas...
    Se embarcó en una travesía sin retorno.
    ¡Yo ansiaba tanto sus jugos!
    No sabes cuánto te amaba,
    pero tus besos, tú me negabas.

    Ese beso huyó fugitivo, de mis labios,
    nunca llegó a anidar en ellos.
    Y yo ansiándolos con frenesí,
    todo el día suspirando,
    por sus néctares divinos.

    El beso que no me diste
    se quedó en mi memoria,
    se clavó en mi alma cual dardo.
    Nunca lo pude sacar de mi mente.
    Me dejaste así,
    como pez fuera del agua,
    el día que te fuiste,
    sin darme ese beso, ¡que tanto ansiaba!

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A

    [​IMG]
    A Víctor Mileo le gusta esto.
  8. [​IMG]

    Hoy que mi piel
    recuerda, los deleites y tersuras ondeantes de tu piel,
    hoy que la noche, en sus quejidos, te llama,
    en sus profundos ojos negros.
    Quiero tenerte nuevamente junto a mí.
    ¡Necesito tanto de ti, amor!


    Necesito sentir nuevamente tu piel, durazno suave,
    y tus besos, fresa madura,
    recorriéndome a vergel...


    Necesito que tus manos
    se entrelacen con las mías,
    necesito que tu piel se aproxime lo mas cerca de mí,
    para sentirte, para tocarte, para oler tu aroma de varón.
    Necesito que me abraces
    sentir la calidez de tu regazo
    y volver a sentirme, mujer nueva en tu vaso.


    Necesito de ti como las playas a las arenas tibias.
    Mis rosales pétalos desnudos,
    te esperan en su tálamo inviolado.
    La noche será cómplice de nuestro encuentro ansiado,
    los dos derramaremos el cáliz anhelado,
    expuestos sin cáscaras, rotas las vestiduras,
    el amor fluirá a sus anchas. El trigo está maduro.
    Nos perderemos entonces,
    en los espesos bosques, de la pasión impura...


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas- Perú-D.R.

    [​IMG]
  9. [​IMG]

    Mi niño tierno, dulce pajarito,
    terrón de azúcar, albo ruiseñor,
    carita de los cielos, picaflor,
    ¡Sonríes en la foto, mi angelito


    Querido; tu sonrisa, felicito,
    es sol, entre las nubes, sin color.
    alegra nuestro mundo, en bien mayor,
    lo envuelve, de un olor muy exquisito.


    Tu tienes el encanto de la fruta,
    madura, deliciosa que brilla,
    en campos de trigales y viñedos.

    Mi bello cervatillo, tu disfruta,
    el tiempo de tus saltos en la villa,
    no tengas vida, en líos con enredos.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A


  10. [​IMG]
    Dime sumisa mariposa,
    ¿Quién te borró la sonrisa del rostro?
    ¿por qué, hoy tus ventanas,
    se empañaron de lágrimas?

    Dime tierno capulí,
    ¿Quién hizo sangrar
    tus pétalos tiernos?
    ¿Quién se llevo tus sueños
    en su barco de papel?
    ¡Quién ya no te canta
    tonadas a vergel!
    Qué color tiene
    el que la sedujo,
    y luego el corazón, le partió.

    ¡Ah, paloma cándida!
    ¿No sabes,
    que
    el amor
    tiene alas
    y vuela dónde quiere?
    ¿No sabes que
    el amor, en celdas, no se retiene?

    Déjalo ir, mariposa frágil,
    déjalo ir.
    Límpiate el rostro,
    con una toallita de tisú.
    Arranca de raíz este amor
    o el acabará con tu flor.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.


    [​IMG]
  11. [​IMG]
    Esa noche,
    fue una noche en copas desbordadas de pasión.
    Las velas ardían,
    las cortinas se plegaban,
    nuestros cuerpos serepenteaban, en pleno goce,
    en éxtasis de explosión.
    Cuánta ternura derramada,
    cuánta emoción desbordada,

    recorriendo nuestras sábanas.

    La noche sus cabellos mojaban,
    pues sus calderos quemaban.
    Nuestra noche deliraba,
    a viva voz su llama incendiada.
    Luego de llegar a la cúspide,
    nuestros cuerpos rendidos,
    descansaban,
    en los brazos del amor consumado.

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A
  12. [​IMG]

    Dios se volvió gris,
    y en su cara mustia,
    la pena, le sangra por los ojos...

    Se volvió gris,
    al ver tanto sufrimiento,
    por las piedras de la deshumanización.
    ¡Cuántos huecos tiene ya, su pobre corazón!

    Dios se volvió gris,
    ayer lo vi.
    pues repentinamente, su color rojo amor,
    se cambió, al gris del dolor;
    por esos hombres en guerra,
    por esos niños que no van a la escuela,
    por esos hombres sin ilusión.

    Su tez se volvió plomiza,
    de tanta grisácea amargura,
    por el egoísmo ciego del hombre,
    que no le gusta compartir.

    Su cara, sus manos, sus labios,
    todo su cuerpo se tiñeron de gris.
    Ya no brila su luz, como el sol.
    Su semblante tiene ahora un aspecto gris,

    lo veo, cansado
    y hasta desilusionado diría yo,
    pues alguien le dijo ayer,
    que había perdido el tiempo,
    creando a los seres humanos:
    Que no respetan el verde,
    que no aman, ni comparten,
    que todo lo quieren para sí.

    De gris, de gris hoy están todas tus vestiduras,
    ¡oh, poderoso y sufrido Dios!
    Perdóname si un día, manché tu rostro,
    al no saber amar, de verdad.

    Y te confiné entonces,
    al gris,
    de la oscura pena y soledad.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.
  13. [​IMG]

    Descansen tus ojitos al alba,
    siente tu corazón en mansa calma,
    da sueño y dulce paz a tu alma.

    Ya los pájaron mudan sus trinares,
    las hojas de los árboles están quietas,
    y los hombres, a su labor reposan.

    Aquieta todos tus sentidos,
    deja relajado el cuerpo,
    y tiéndete en tu lecho sereno.

    Mañana será otro día,
    despertarás con nuevo semblante
    con ánimos, siempre adelante.
    La buena estrella te guía.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.


    [​IMG]
    A Víctor Mileo le gusta esto.
  14. [​IMG]

    Eres mi exquisita tentación,
    fuego enamorado,
    ángel de seducción,
    en tus alas doradas me llamas.
    Eres fuego ardiente, apasionado.

    Mi exquisita tentación
    fruta apetecible,
    manzano de buen color.
    Trepas por mis valles,
    acampas en mis llanos,
    conquistas mis torres.
    Sacias mi sed de amar.

    Mi exquisita tentación,
    siempre despides,
    el aroma, de la sublime pasión.

    En tus madrigales,
    me llenas de intensa emoción,
    eres alameda de mi predilección.
    yo contigo, hasta el limbo voy.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.
    A Poetita azul y Víctor Mileo les gusta esto.
  15. [​IMG]
    Me olvidaste,
    cual hoja seca, guardada en tu gaveta;
    muda, amarilla, ajada y obsoleta.
    Mancillada por el tiempo.


    Hoy para ti solo soy,
    esa hoja añeja,
    que ya no deja ver sus letras,
    sus líneas de amor se borraron,
    ¡Murió doblado el sentimiento!


    Me olvidaste...¡Tan pronto!
    y mis rosas sellaron sus perfumes,
    para siempre.
    Ya no tienen, a quién amar.
    Lloran en su cuarto vacío,
    sin su verbo,
    sin su sal.


    Aún recuerdo
    cuando era, tu hoja vibrante
    a la que escribías, sentidos versos de amor,
    ¡Tan enamorado!
    y hoy,
    amado,
    me has confinado
    a ser:
    Hoja de olvido,
    hoja volátil,
    hoja de adiós, para ti.


    ¡Qué pronto olvidaste,
    los armiños de amor,
    que me prodigaste a canastos llenos!
    Qué pronto cercenaste,
    las palabras te amo y te quiero,
    que brotaba cristalinas, de tu fuente inagotable.
    Qué facil borraste,
    mis estelas de tus mantos...


    ¿Ya no me amas?
    Bueno. Descansa tranquilo.
    Me voy a otros valles,
    a sosegar mis alas destrozadas.


    Quizás,
    en otros horizontes,
    en otras vertientes,
    encuentre,
    maná y leche de amor sincero,
    para mí.



    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú - D.R.A.