1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el segundo número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]
    Mujer mariposa
    llorando en las aguas de la decepción,
    tus alas frágiles se rompieron
    por culpa de un mal amor.


    Gritas y gritas
    y nadie te quiere escuchar,
    cubres tu rostro
    ¡Los golpes nadie los debe ver!


    Mujer mariposa,
    ¡Tú naciste para volar!
    si mancillaron tu cuerpo
    si mataron tu alma
    en otros jardines aguarda mucho amor para ti.


    Mujer mariposa,
    No debes callar,
    ¡Levanta la cabeza!
    Tu liberación empieza
    el día que sepas
    tus derechos reclamar.


    Qué felonía tan grande:
    mujeres mariposas muriendo aplastadas,
    por hombres que les dijeron amar.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas- Derechos reservados- Perú-safe creative
    [​IMG]

    [​IMG]

    A Víctor Mileo le gusta esto.
  2. [​IMG]


    Yo me casaré contigo,
    tú serás mi única fuente
    mi duro y sólido puente;
    mi compañía, mi abrigo.
    Dios será nuestro testigo,
    en nuestros momentos tiernos
    y en nuestros fríos inviernos,
    en días de lluvia y sol;
    en la paz o en el crisol
    seremos mundos fraternos.
  3. [​IMG]

    Busco un caballero,
    que arda en corazones por mí,
    que me regale flores,
    que sepa plantar rosas en mi alma.

    Busco un caballero,
    que me sacie en su abrevadero,
    de buenos sentimientos,
    amable atento.
    No pretendo un príncipe de cuento,
    pero sí uno que sepa amar de verdad.

    Que sea galante,
    que tenga un alma blanca, noble
    y la fortaleza de un roble.


    Le ofrezco:
    Los mejores vinos de mis bodegas,
    las mejores rosas de mis canastos,
    amor puro en cristalinas aguas.
    Pasión de fuego en llamas,
    ternura de pajaritos tiernos.

    No quiero hombres pequeños,
    ni amores frugales, sin sesos.


    Busco un hombre,
    ¿Lo has visto por allí?

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados safe creative
    (Poema hecho para mujeres que aún no tienen su media naranja)
  4. [​IMG]

    Oh, poesía,
    blancas niñas de armiño
    en liras de Erato descansadas,
    glorietas de colores que bailan en mi ventana;
    suave viento
    que me llama por las mañanas:
    luz, aliento, vida,
    alud de emociones
    que rasgan el alma.

    Tus violines encantados
    me enamoraron,
    y desde entonces
    ya no soy la misma;
    se amplió mi horizonte,
    ¡Me salieron alas!

    Poesía que me tocas con el borde tu manto,
    que acaricias mi cintura con tu canto,
    prende en mi alma
    tus cirios blancos;
    que tus ángeles
    toquen sus trompetas inspiradoras,
    ¡Que Apolo me endulce en tus liras encantadas!

    Poesía dama clásica enamorada,
    poesía galáctica, futurista,
    poesía señora cotidiana,
    habita en mis sueños
    funde tu savia con mi verbo,
    crucifica mi pluma en tu aliento.


    Siembra tu castillo de bondades
    en este mundo de oscuridades,
    pinta el mundo
    de esperanza,
    que dancen las nueve musas
    en tus escalinatas doradas;
    enciende
    la antorcha de la justicia entre tus dedos,
    tus ojos cristales se eleven a lo eterno.
    Brillen tus estrellas
    en mi noches sin luna.

    Poesía,
    me atrapaste
    en tus hadas mágicas,
    soy contigo,
    fuente de versos;
    me hiciste poema
    en tus vitrales.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados-safe creative






  5. [​IMG]

    Ya bebí todo el vaso de la amargura
    hasta el hartazgo
    ¿Qué más me queda para sufrir?

    Ya los cuervos del desconcierto
    hicieron llagas en mi alma
    y el lecho de la soledad me llama
    con sus voces de arena partida.

    No le basta a la vida
    haberme quitado
    mis trenzas de seguridad,
    mi peldaño,
    ¿Mi último peldaño
    para no caer al abismo?


    Mis alas rotas
    rezuman melancolía
    por todos lados.
    Ahora el llanto llueve
    en ríos, por mis ventanas muertas.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  6. [​IMG]


    No necesito tantas rimas, ni sonetos,
    para rasgar el alma del lector,
    y aunque domino la poética clásica,
    mi pluma viaja libre como el fresco viento.


    Cuando Dios da talento
    no hay valla que se resista,
    ni ventarrón que venza,
    al huracán de la creatividad y el sentimiento
    que arrecia y trota
    cual caballo desbocado.


    No me considero erudita,
    ni de Euterpe y Afrodita sus hermanas,
    ni de Neruda, ni de Góngora sus iguales.
    Solo toco descansada mis liras de Erato
    y los versos salen a raudales,
    siempre quieren hacer conmigo sus esponsales.
    ¿Tendré que ponerles sus bozales?


    La poesía en mi alma
    corre sola, como fuente cristalina,
    viene y se va con su olas de sutileza,
    a veces me habla también entre sueños;
    otras, parece que Dios las escribe
    y en la mañana me las dicta al oído;
    y otras
    me crucifica en mi desván,
    donde muero feliz
    alumbrando un verso niño.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados-SAFE
    A Lucia G le gusta esto.
  7. upload_2017-11-16_2-47-28.jpeg [​IMG]

    Amo los payasos
    con sus caras pintadas
    sus narices rojas
    y sus chistes disparatados.

    Con esos zapatos tan grandes,
    y esos uniformes coloridos,
    arrancan mil sonrisas a los niños.

    Mamá quiero ir al circo
    para ver al payaso "Frejolito"
    es muy divertido,
    y por el público aplaudido.

    Payasitos del mundo,
    gracias por sonreír,
    aunque a veces lloren por dentro.
    Gracias por regalarnos bellos momentos,
    por alegrar a niños, grandes y viejos.

    Soy un niño de ocho años
    y sueño con ser un payaso,
    para alegrar al mundo
    y ser feliz con eso.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados

  8. [​IMG]

    Luego de treinta y seis años
    lograron la hazaña peruanos,
    con garra, tesón y alma
    lograron rebasar la valla.

    Mi corazón estalla
    por los valientes muchachos,
    ¡Son ustedes muy machos
    la bandera la llevan
    bien marcada en el pecho!

    ¡Cuánta celebración!
    renace la ilusión,
    la ferviente pasión,
    ¡Perú, eres alma, corazón!

    Son unos guererros
    son unos tigres
    unos leones
    estallan los bombos y canciones:
    ¡Arriba perú!

    Gracias valientes Ulises,
    Quijotes grandes en la cancha.
    Jugaron sus mejores cartas
    con Gareca
    su director
    todo les salió
    de esplendor.

    Son orgullo nacional;
    en Perú hay algarabía general,
    ¡Estos muchachos
    son historia inmortal!

    Gracias valientes guerreros
    por ustedes
    nos quitamos los sombreros.
    ¡Gracias héroes verdaderos!

    Canten bailen peruanos,
    ¡El Perú ha clasificado!

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados-safe creative
  9. [​IMG]
    Como todas las tardes, María Loza llegaba su casa muy cansada y se dirige al ordenador, ve su lista de contactos en su face y busca desesperadamente un mensaje de su contacto frecuente: Luis Aragón, un señor bien plantado que le mandaba muchos mensajes cariñosos y galantes, que la tenían absorta.
    ¡María te he dicho que no me gusta verte allí todo el día, tienes que atender la casa también mujer, ya llegué y tengo hambre!
    Era su esposo Frank López, que ya estaba harto que su mujer luego del trabajo o por las noches, esté pegada al computador.
    ¡Ay amor perdona, ahora apago la computadora y te sirvo!
    Pero no podía con su genio o con sus ansias de haber encontrado un hombre que la haga sentir valorada y amada como mujer y a escondidas de su marido, contactaba con este extraño.
    -Hola hermosa dama, qué bueno que te comunicas ya te estaba extrañando, mira corté estas flores de mi jardín para ti, son rosas muy finas para una mujer especial como tú.
    María estaba embobada con los mensajes llenos de dulzura que este amigo del face le enviaba y que contrastaba mucho con el trato agrio y machista de su esposo.
    ¡María planchaste mi camisa, hoy tengo reunión con empresarios en mi trabajo!
    -Espera cariño, estoy dando de comer a Carlitos, él todavía no puede comer solo y tuve mucho que hacer en la oficina hoy.
    -Apúrate mujer ¿o crees que el dinero en esta casa cae del cielo?
    -Ya voy
    -Bien hasta luego y no me esperes para cenar porque llegaré muy tarde.
    María estaba muy cansada, su día como todos los días había sido muy agotador, su niño ya había almorzado y se había dormido y prende su computador
    y ve que su contacto favorito está conectado y le dice-Hola amigo cómo estás, sabes yo estoy un poco cansada, trabajo dentro y fuera del hogar y mi marido no valora eso y me exige lo atienda, en verdad ni tiempo tengo para salir de casa. Todo el día trabajando en casa y en la oficina. Recién acabo de hacer dormir a mi pequeño.
    ¡No te preocupes, tú necesitas un hombre que te valore, te respete y te mime y además te saque a pasear ¿Conoces el parque del Amor? Es bello tiene una vista impresionante cerca al mar, si deseas uno de estos días paseamos por allí, así te olvidas de tu estrés y problemas caseros. Puede ser un sábado o domingo en que deje mi negocio con mis ayudantes y que tú estés libre mi reina.
    -Muchas gracias que bueno es usted
    -No amiga linda llámame por mi nombre por favor, Luis, Luis a secas.
    Y así María mantiene muchas conversaciones con su amigo hasta que un día accede salir con él. Encarga a su hijito con su mamá y se citan en un parque hermoso.
    -¡Ay, me tengo que arreglar muy linda para no decepcionar a Luis, cómo será en realidad, será un buen hombre como parece, hoy lo descubriré en esta cita, qué nervios! Ojalá mi marido llegue tarde como me lo dijo.
    Y así toma un taxi y se dirige a ver a su contacto de la red...
    (Continuará)

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas- Perú-derechos reservados-safe creative
  10. [​IMG]
    Madre arrullada en tu pecho,

    ya no siento miedo,
    dulzura y ternuras solo hospedo,
    en tu cálido lecho.

    Madre en tu regazo,
    ya no tengo dudas,
    camino a paso seguro,
    transito los valles oscuros,
    ¡Asalto las altas murallas!

    Madre,
    quiero volver a ser niña,
    anhelo los abrazos y besos
    que estampabas en mi ser.
    ¡Estás tan lejos de mi campiña!


    Madre paloma de besos
    envío al cielo,
    allí tejerás nuevos besos para mí.
    Allí tu lámpara estará todavía prendida
    y alumbrará mi camino.
    Lo sé.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados-safe creative

  11. [​IMG]
    Enciéndeme
    en el laberinto de tus besos,
    en cálidas hoguera de pasión,
    que hierven a mil.
    Rompe el velo de mis margaritas blancas,
    somete mis pupilas enamoradas.
    ¡Hazme tuya ya!

    Enciéndeme cariño,
    el fuego está en su punto,
    las brasas del amor
    flamean en fuego rojizo.

    Enciéndeme,
    provócame,
    incítame,
    en el calor de tu cuerpo,
    en tus besos armiños tersos,
    en tus juegos ruletas pasionales
    en tu verbo florido insinuante,
    en tu galantería de marinero apuesto.

    Si me enciendes
    volaré contigo
    al infierno de los rojos deseos,
    beberemos de sus vasos,
    a sorbos llenos,
    hasta quedar extenuados y contentos.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados-prohibida su copia total o parcial. SAFE CREATIVE
  12. [​IMG]

    Los amores en la red, son el pan del día,
    en este mundo de tecnología.
    Unos prometen el oro y el moro,
    otros hasta se casan
    con el enamorado virtual.

    Todas las noches se contactan
    solo con un clik
    se mandan poemas, flores y besos virtuales.
    y quizás nunca se lleguen a conocer en la realidad
    aunque algunos
    afirman que sí se han visitado.

    ¡Cuánta ilusión en ríos desbordados!
    ¡Cuántas promesas de humo!
    Mucho cuidado hay que tener,
    para no caer en las garras
    de estafadores
    y postores de amor.

    Mejor un amor real
    en el que sientas los besos y embelesos.
    que veas y conozcas a tu amor, por dentro y por fuera,
    pues en la red a veces las verdades se alteran.

    Esta es mi humilde opinión,
    pues he visto algunos,
    que con los sentimientos juegan.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas -Perú -Derechos reservados-safe creative

    **Hola, saludos cordiales, el enlace es http://radio-americavision.webnode.cl y mi programa Jofar, Poesía Y Literatura se transmite todos los miércoles a las 15:00 horas hora de Venezuela, estás cordialmente invitada a escucharlo. Tu reflexión la compartiré para el programa, del próximo miércoles 22 de noviembre.(14:00 hora Perú)
  13. [​IMG]

    Tengo un amor,
    que no es amor,
    un amor que me besa y luego se va.
    Tengo un amor
    que viene cuando le apetece,
    un amor
    fugado,
    un amor libertino y huraño.

    Tengo un amor,
    que hoy dejará de ser mi amor,
    aunque me duela el alma dejarlo,
    aunque por dentro muera de dolor.

    Este amor ya no es amor,
    porque no me da en sus camisas, todo su querer,
    porque me ofrece los últimos retazos del día,
    porque ya no me engríe con su dulzor,
    porque ya no me besa con todo el corazón.

    Tengo un amor,
    que ya no es amor,
    porque se le olvidó
    que no era yo, una piedra, una estatua.

    Se le olvidó,
    que yo era
    una delicada flor
    que necesitaba de su agua;
    una flor
    que merece ser, amada y respetada.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú- Derechos reservados de autor

  14. [​IMG]



    Machado enamorado,
    sueña,
    entre los campos de castilla,
    entre eucaliptos danzantes;
    en líricas rimas,
    en armonía con el río Duero.


    Machado,
    España vive en tus bolsillos,
    Leonor Izquierdo en tu corazón.


    Poeta de vientos,
    de álamos , tomillos y romeros.
    Tu alma se quedó en Castilla, en Soria.

    Sol del estío,
    tu lira no ha muerto
    canta a voz en cuello
    a la naturaleza, al labriego, al pueblo.

    Las tardes de Soria no te olvidan,
    los poetas modernos tampoco.
    Nuestro corazón en álamos de amor
    hoy te reclama,
    en olivos de ternura infinita.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos Reservados
    [​IMG]