1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Esta loca obsesión de tenerte entre humos gaseosos de recuerdos,
    estas locas ansias de poseerte entre remembranzas,
    me agitan los deseos comprimidos.


    Me asolan los peces naranjas de tus recuerdos,
    entre carruseles de alegría los veo flotar risueños.
    Y quiero atraparlos con mis dedos,
    ¡Por Dios, lo acepto, aún te amo!


    Es frecuente verte besando los pétalos de mis rosas
    llevándome entre caricias divinas a la gloria.
    Y a veces me he visto contigo,
    desposándome entre blancos vestidos de novia.
    Y la dicha suena entre violines decantados,
    ¡Ah cómo toco el sol,
    cuando entre evocaciones te amo!


    Me da la impresión que no es solo sueño,ni quimeras lo que veo.
    Es un símbolo de mi amor acendrado,
    de que creo en un futuro contigo a mi lado.
    Sé que tú aún me piensas en el horizonte lejano,
    ¡Estos vientos de octubre me dice que no me has olvidado!


    Estos sueños premonitoros,
    alientan las mariposas de mis esperanzas.

    ¡Yo sé que aún me amas!
    Sé que volverás a tu regazo niño de antaño.

    Te espero con los mismos lazos dorados,
    con el mismo canto de siernas enamoradas,
    ¡El mundo con nuestra unión ha confabulado!

    Anoche,
    con un futuro maravillloso, contigo he soñado.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos Reservados

    Marc Chagall - The Betrothed y la Torre Eiffel, 1913 (imagen de la red)
  2. [​IMG]

    En el alféizar de mi ventana
    veo caer las gotas de lluvia
    como bailarinas desencajadas,
    lánguidas mojadas.

    Afuera hay tormenta
    y en mi corazón la nostalgia me sobrecoge,
    los fantasmas de tu recuerdo regresan
    y alientan mi pena batiente.

    Araño el vidrio de las añoranzas
    que me mojan en oscura soledad.
    No estás mi gorrioncillo,
    y la lluvia y su pena
    se quieren en mí mimetizar.

    Me siento como esta lluvia
    siguiendo su ritmo monótono
    que no se cansa de llorar y llorar.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  3. [​IMG]

    Muero de ganas de ti
    de tocar con mis pétalos
    tus labios tibios,
    de rozar con mis pieles
    tus atractivos mantos.

    De beber de tu cáliz
    los sabrosos jugos del amor.
    Muero de ganas de tocarte,
    de verte, de disfrutar tus varoniles aromas.

    Ansiosas mis corolas te llaman,
    sedientas mis rosas te esperan.
    Solo tú calmas esa sed eterna,
    de sentirse amadas en tu fuente inagotable.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos

  4. Cuando el sol acuesta su pena, allá en los lejanos ocasos...

    [​IMG]
  5. [​IMG]
    Llora payaso tu pena carcomida,
    llora en silencio;
    el telón ya bajó.


    Llora tu pena en vasos derramados;
    llora en lágrimas de vidrios rotos.


    Tus pupilas cansadas descansen su pena
    en ríos de monótonas lágrimas.


    Densa es la pena si se guarda mucho tiempo en las gavetas.

    Llora que mañana será todo nuevo,
    Desplegarás tu sonrisa mariposa nuevamente.
    Nadie sabrá que en la noche detrás de las cortinas,
    tu alma ha llorado como niño.
    Y tus ojos se han mojado como río.




    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    A Lorelizh Beye le gusta esto.
  6. Siembro letras poesía en los surcos de la vida...
    [​IMG]
  7. Mariposas de ensueño, escapan de los vitrales...
    [​IMG]
  8. [​IMG]

    Soy una mariposa azul
    volando entre flores poesía,
    aleteando descansada por la vida,
    danzando alegre,
    y en girasoles de esperanza siempre vestida.

    Mariposa azul poesía,
    mariposa azul cielo,
    mariposa azul vida,
    mariposa azul soñadora,
    cielo abierto, mar de ilusiones inmenso...

    Mariposa azul que tintinea ilusionada
    volando siempre enamorada.

    Un mariposa que vive, que sueña,
    que ríe y llora como todo ser humano.
    Que siente, la alegría inmensa de vivir;
    y la dicha de amar y ser plenamente amada.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    SEUDÓNIMOS REGISTRADOS:
    MARIPOSA AZUL
    MUJER GIRASOL
    PLUMA ROJA
    CEREZO EN FLOR
  9. [​IMG]

    Soy artífice de mi propio destino,
    voy de aquí allá sin rumbo fijo.
    Soy Goliat gigante ante los problemas,
    Ulises valiente en las batallas de la vida.
    Mansa paloma cuando de sentimientos se trata.
    Cazo pájaros de sueños en mis alforjas,
    entrego en mi camino lo mejor de mis orlas.


    No tengo miedo al sol que quema, ni al frío que congela.
    En mi mente guerrera
    siempre está prendida la esperanza como vela.
    Caminante, errante, voy construyendo las piezas de mi destino.
    Procuro andar con cordura y sin desatinos.


    Mañana mis trabajos serán recompensados,
    mis fatigas serán palomas apacibles,
    y mi alma descansará segura y reposada.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Agus Mcpoets le gusta esto.
  10. [​IMG]

    Y cuando llegue el día
    que las fuerzas mermen,
    mi voz se apague y mi corazón se agite desconsolado.
    Cuando la señora muerte me invite a sus cortejos,
    y amenace insolente con sus temibles guadañas,
    que no me abrume el anzuelo del miedo;
    quiero irme segura y tranquila.
    Que no me falte tus brazos de ternura,
    y tus palabras de dulzura, amor cariño mío.

    Cuando la luz del sol para mí se apague,
    cuando me encuentre a solas
    y entren en feroz duelo mis ángeles y mis demonios,
    ¡No me abandones vida mía!

    Cuando me despida de las luces de este mundo,
    ¡Quiero irme en paz, en paz de palomas serenas!

    Cuando ya mis músculos no tengan ánimos de trabajar,
    mi boca seca, ya no quiera besar,
    mis ojos lánguidos, no quieran abrirse al mundo exterior:
    ¡Quiero que no me falte tu voz de aliento!

    Y cuando suene el último estertor en mi pecho,
    llévame señor en paz a tu lecho.
    Quiero cruzar contigo, el último trecho.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    Audio en mi voz: https://pe.ivoox.com/es/y-cuando-llegue-dia-audios-mp3_rf_30063313_1.html


  11. [​IMG]
    Mi niño flor de alhelí;
    radiante sol, mi chiquitín.
    Pequeño manzano,
    ojitos aceitunas;
    ternura de mariposas volando.


    Mi niño flor de alhelí,
    gacelas saltando en pleno frenesí.
    Lluvia de arroz blanco de ternura.


    Miras el mundo en cielo de estrellas;
    iluminas la casa con tus voces pajaritos.
    Tus dulzuras
    pintan el frío mundo
    de cálidas margaritas.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas -Perú-Derechos Reservados
  12. [​IMG]

    Luna, piel de albatros,
    esconde mi pena en tus lejanos arcos,
    rompe mis cántaros de nostalgia,
    llévate mis cuitas en tus manos blancas...


    ¡Oh luna, compañera!
    Abre tu sonrisa para mí en cara plena,
    regálame tus melodías serenas,
    ¿No ves qué de dolor estoy llena?

    Extiende tus sábanas de ternura,
    cubre mi llanto con tu fino canto,
    ¡Yo soy, frágil criatura!

    Pinta flores acuarelas en mis valles desiertos,
    sácame de esta penumbra aciaga,
    ¡No quiero habitar este país de fríos muertos!

    Cubre con tu luz
    mis ramas en sombra,
    inyéctame la savia de la vida;
    haz florecer mis bengalas de esperanza.

    Entonces al filo de la noche,
    cantaremos unidas, regocijadas,
    ¡Mi hada blanca encantada!


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  13. [​IMG]

    Los pedales del sufrimiento
    se baten;
    agitan mis barcos del dolor que se hunden sin consuelo.

    El halcón negro, rasga mis ojos con sus garras,
    y sangran en lágrimas púrpuras.

    ¡Pobre niño, con frío, con hambre!
    Quiero consolarlo,
    pero mis pestañas solo le rozan;
    no lo levantan del letargo.
    ¿Por qué el destino se ensaña con este ser pequeño?
    ¿Por qué, el alto roble le aplasta los huesos?

    Hierve el caldero en lágrimas,
    La noche muda no acompaña,
    el sol se a convertido en densa niebla y sombra vaga.

    La pluma alicaída no habla,
    el vate suspendido en el aire de la prueba
    siente flaquear sus cuerdas de sostén.

    Aquél, que tano quería yace en el lecho,
    en la cruz más alta,
    y no puedo ayudarle con mis dedos.

    Prende la llama de la duda:
    ¡Dios, Dios dónde tu mirada se escapa!
    Si tu siervo en la cama se dilata,
    y tu hija no puede hacer por él nada.

    Pedales ciegos que se mueven cada vez mas raudos,
    clavando sus cuchillos en el alma,
    desgarrando sueños;
    traspasando la piel con la filuda espada.
    Gimen, gimen hasta el hartazgo las hojas de su árbol.

    Calma ya tus alas batientes de infortunio,
    que se vayan por esas ventanas abiertas.
    Ya estoy rendida,
    me voy a descansar.
    Mañana, será otro día,
    un nuevo despertar.

    Quiero dormir,
    solo un rato,
    quiero dormir,
    en los brazos de la muerte...

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    imagen de la red
  14. [​IMG]

    Hombre de piedra,
    pensando mover las piezas de ajedrez
    de su destino.
    Estático, en su banco ciego
    quiere mover su mejores piezas.
    No desea un jaque mate prematuro
    ni perder sus fichas en la partida.
    Y piensa una y otra vez
    cómo resolver los problemas de su yo existencial.


    Es hora de tomar la decisión, coge el peón, el caballo, luego La torre y finalmente el alfil ; planea estrategias,
    "Coge el toro por los cuernos"
    sabe que las malas decisiones, son nefastas.
    ¡Medita y sigiloso ataca!

    Ganó la partida
    su decisión asertiva
    le salvó la vida;
    celebra con orgullo su iniciativa,
    ¡Jaque al rey!



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Agus Mcpoets le gusta esto.
  15. [​IMG]

    Este siglo marcado por el mal,
    sus puñales certeros nos asesta,
    su vivir inhumano nos molesta,
    el amor se hizo polvo, se hizo cal.


    Egoísmo es su máscara genial,
    la codicia es su cara ruin expuesta,
    compartir, dialogar, amar, le cuesta;
    solo le urge: mesada personal.


    Se oye voces de hambre de desorden,
    lo inmoral y corrupto se pasea,
    con holgura, sin miedo, ni vergüenza.


    Y pretende sus dogmas se desborden,
    en las gentes corderos que se arquean;
    por tener beneficio en larga trenza.


    Ojalá que el bien venza,
    que del mal ya no quede marejada,
    y que baje sus armas y su espada.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    Metáforas:
    sus puñales certeros nos asesta, el amor se hizo polvo se hizo cal.la codicia es su cara ruin expuesta,
    Se oye voces de hambre de desorden,que del mal ya no quede marejada,
    y que baje sus armas y su espada.