1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el primer número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Y no te olvides: el número 2 de Eco y Latido se publicará en Mundo Poesía el 1 de diciembre de 2017.
    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG][​IMG]
  2. [​IMG]
    Necesitamos nueva humanidad,
    con flores de fraternidad, con ojos de bondad.
    Con nuevas mentalidad.
    Formados, desde el vientre de mamá.
    Que amen el planeta y al prójimo.
    Que no mezquinen, que sepan compartir.


    Necesitamos
    crearlos en casa, en los colegios,
    con ejemplo de verdad.


    Ahora es el tiempo,
    antes que mentes insanas,
    destruyan nuestra casa tierra.
    Antes que le arranquen los ojos
    y la cabeza con sus manos egoístas,
    con sus ansias de poder.


    Dios ilumine las almas de los hombres,
    para que vuelvan a la cordura,
    y al amor.
    Valor supremo de la paz.


    Necesitamos nueva humanidad,
    basada en el amor y el perdón.

    Sembremos nueva humanidad,
    en la casa, en el colegio,
    en el barrio,
    en nuestro país.
    El mundo nos lo agradecerá.

    Ya basta, de tantas guerras,
    ya basta, de tanta maldad.
    Todos somos hijos de un mismo padre celestial.

    Hermanos habitando,
    la misma casa tierra.
    Vivamos, en paz y en confraternidad.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados.


  3. [​IMG]


    No concibo la vida sin ti,
    eres el oxígeno, el aire para mí.

    Amor, yo no vivo sin ti,
    ¿No ves mis ojos, mi cuerpo, cómo vibran por ti?

    Necesito los ecos de tu voz,
    las hojarascas de tus sonrisas.
    Las florecillas de tus ternuras.

    Mi pajarillo tierno,
    necesito de tus caricias de amapolas frescas,
    de tus varoniles encantos de eucaliptos.
    De ese perfume seductor, que me enamora.


    Amor, lo he comprobado una y mil veces,
    yo no puedo vivir sin ti.
    Estoy atada ti , como hiedra, como musgo,
    prendida de tu cuerpo, sumergida en tu ser,
    prendida en tus átomos, en tus células.
    Soy toda de ti.

    Y no temo decirlo,
    porque sé, que tú también me quieres a mí.
    Amado, eres agua clara que refresca y alegra mis mañanas,
    eres el sol radiante que entra por mi ventana.
    Contigo los problemas se hacen, pelusas imperceptibles,
    las penas, terrones de azúcar.
    Tienes la magia de transformarlo todo en belleza.
    Por eso te amo tanto.
    porque cambiaste mis inviernos en alegres primaveras,

    donde siempre hay rayos de sol y flores de alegría.
    porque me regalaste un mundo,
    donde siempre juntos contemplamos las estrellas,
    que inventamos.


    Yo, no vivo sin ti,
    y te amo,
    cada día más.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú-Derechos registrados en safe creative-

    prohibida su copia total o parcial
  4. [​IMG]
    Tu cuerpo y el mío
    quieren saciar sus instintos en sus pieles desnudas.
    Buscan mar abierto,
    para abrir sus bocas de amor.

    Nuestros cuerpos

    cual serpientes ondeantes, lascivas.
    se enredan en ramas de caricias,

    Quieren quemar la última vela
    de erotismo.
    Nadan en caricias y palomas de embelesos.

    Nuestros cuerpos
    se atraen como imanes.
    Se necesitan,
    se desean,
    se compenetran...
    Completan los vinos del amor,
    que ayer bebimos,
    en las copas del hartazgo.



    Autora. Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados


    A GEORTRIZIA le gusta esto.
  5. [​IMG]
    ¿Para qué tantas pruebas de misiles?
    ¿Es que pretenden matar a miles?
    ¿Para demostrar hegemonía,
    superioridad?
    ¡Qué estupidez!
    Cuando esto suceda,
    ya no habrá nadie, contra quien demostrar superioridad.
    Pues la tierra será destruida, será campo inhabitable.

    Los conflictos entre potencias, su afán de poder.
    perjudican al mundo.
    No hay derecho a destruir el mundo,
    que ellos no crearon.
    Un mundo, que es de todos.


    Nuestra casa tierra,
    contaminada,
    con espacios aéreos contaminados, con tanto misil.
    Colapsará.
    Y vendrán desordenes catastróficos:
    Terremotos, incendios, maremotos, inundaciones, hambre...

    Siglos de avance y tecnología,
    no le sirvieron a algunos hombres,
    egoístas, de mentes cortas.
    Ser superior, a costa de matar, destruir.
    Nadie es feliz, basado en el llanto del otro.
    ¡Cuidado Dragón rojo
    el cálculo te puede salir mal!
    Sembrarás tu propia ruina.
    Otros dragones te imitarán
    y terminarán igual que tú.
    Devastados y destruidos,
    y lo que es peor destruyendo,
    el precioso planeta tierra,
    y habitantes civiles inocentes:
    Niños, mujeres , ancianos, jóvenes, adultos.

    No hay quién convenza a un hombre de su error,
    solo lo hará, una fuerza superior.

    El corazón del hombre se encegueció por el dinero, el poder
    el ansia de ser superior.
    Se olvidó del amor, del compartir.
    Se convirtió en una ostra,
    que solo vive para sí;
    que para lograr sus objetivos,
    no le interesa, matar o destruir.
    ¿Dónde están los organismos de derechos humanos?
    Es derecho humano, vivir sin sobresaltos y en paz.
    Es derecho básico y natural, mantener nuestras vidas.

    Autora. Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  6. [​IMG]

    México querido, estamos contigo.
    La tierra tembló,
    muchas casas destruyó,
    pero no, tu fe, nación querida.

    Levántate del polvo,
    de los derumbes,
    eres una nación fuerte y valerosa.
    Dios te cuide, México querido.

    Oigo llantos y ruidos estrepitosos,
    muchos niños, muchas madres aterradas.
    Que las manos solidarias,
    te apoyen,
    que resurjas con tu gente generosa.

    México querido,
    ánimo levántate.
    Resurge con vuelo de Quetzal.
    Pon ánimo y garra.
    Pasará esto,
    y de nuevo sonreirás con gozo.
    Nosotros oramos por ti, al poderoso.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  7. [​IMG]
    Esa farola encendida,
    habla del amor
    que un día nos dimos ilusionados.
    Mas ahora, está muy sola y silenciosa,
    con el mar en calma que la compaña.

    Llora la pena,
    en este muelle,
    y tu voz de amor
    ya no habla.

    La tarde brilla, en lejanos ocasos,
    anunciando, que ya no volverás.
    Las luces de la ciudad y de la farola
    están encendidas,
    pero en mi corazón se van apagando,
    las últimas esperanzas de verte.
    ¡Qué triste se ve el viejo muelle
    sin ti!
    ¡Cuánta vida le falta!
    Ronda solo la cara de la tristeza,
    por aquí.

    Amado,
    ¿Por qué me dejaste bebiendo,
    del mar inmenso de la soledad?
    Si vuelves, mi farola y yo,
    resucitaremos en nuevas luces de amor.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos registrados en safe creative
  8. [​IMG]
    Vivir en plenitud,
    es vivir el momento, es vivir el hoy.
    El ayer ya pasó, el mañana no existe.
    Es vivir feliz.


    Vivir en plenitud,
    es vivir sin cargas,
    sin mochilas de rencores.
    Es vivir libre y en paz,
    perdonando de verdad.

    Vivir en plenitud,
    es gozar minuto a minuto,
    de los momentos cotidianos
    que la vida regala.


    Es sembrar alegría y sueños,
    donde no los hay .
    Es inventarnos felicidad
    en nuestra cotidianidad.
    Aquí ahora, ya.

    Es gozar de lo bueno
    y aprender de los errores y fracasos.

    Es tener claro,
    para que vine a esta tierra,
    ¿A dónde me iré y cómo me preparo?

    Vivir en plenitud
    Es vivir en armonía con Dios
    con la naturaleza y la humanidad.

    Es vivir en equilibrio,
    y en paz.


    Ama , vive , siente,
    disfruta hoy.



    Autora: Edith Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados.
  9. [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]

    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]

    [​IMG]
  10. [​IMG]
    Disfrutemos del amor sus bella primaveras,
    antes que el tiempo amado,
    llene de blanco nuestras cabelleras.
    Antes que el hielo ,
    congele nuestros besos
    y nuestras caricias caminen lentas.


    Disfrutemos del vino de los cuerpos,
    del gozo de amar completo.
    Llenemos de flores de amor
    nuestra edad
    para que cuando llegue el invierno,
    tengamos de la serenidad del mar, su compañía;
    sin sobresaltos, ni quejas, ni remordimientos.


    Deshojemos del amor, todos sus pétalos
    Los jugos primeros, de la edad juvenil
    son más dulces en sus hojas nuevas.



    Autor: Edith Elvira Colqui Rojas-perú-Derechos reservados y registradosen safe creative.
  11. [​IMG]

    Para empezar de nuevo...para seguir adelante
    despréndete el hollín de las dudas y la desesperanza.
    Sé como potro salvaje,
    que no le teme al abundante ramaje,
    y empuña el cetro del coraje.
    ¡Arremete con nuevo fuselaje!


    Para empezar de nuevo...para seguir adelante,
    debes aprender a ser positivo,
    auto regalarte, las flores de nueva ilusión.

    La vida es demasiado corta,
    para dejarse vencer
    por lo adverso.
    Sé como el ave que empieza nuevo vuelo.
    Libre, alegre, ilusionada y despreocupada.


    Quema las ataduras del miedo
    y emprende nuevo proyecto.
    Más allá, te esperan brillantes,
    los candiles, del éxito.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados
  12. [​IMG]

    Es la hora del huerto,
    la hora de la agonía, de la feroz prueba.
    Caldea la angustia y el espanto.
    Hierve el miedo en tus venas,
    sudas gotas de sangre...


    Los olivos se quedan mudos y helados.
    Contemplan tu pavor.
    El huerto hace luto,
    la soledad se hace tierra.
    Tu espalda se encorva,
    tus manos se juntan.
    Empieza tu oración:
    "Padre si es posible que pase de mí
    este tormento,
    pero que se haga tu voluntad"

    Oración de agonía
    en gotas de sudor, que se hacen charcos.
    Los cuervos de la muerte, te rondan.


    Vienen ángeles a consolarte.
    Te ciñes el cetro de la fortaleza.
    vienen los soldados a prenderte.
    ¡Vamos,
    Es la hora señalada!



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú.-Derechos reservados.
  13. [​IMG]

    Quisiera al fin besar, esos sensuales labios,
    poder libar su miel, saciarme del dulzor,
    que de ellos se desprende, cual perfumada flor,
    yo sé que conquistarlos, aventura es de sabios.

    Yo quisiera alcanzar, esa fruta madura,
    ya tocarla y sentirla, feliz saborear,
    ay, todos sus aromas, y su rico manjar,
    calmar ganas en ellos y mi gris amargura.

    Esos labios, amado, suscitan mis pasiones,
    me cautivan el alma, me subyugan y excitan,
    provocan sus sabores y a gozarlos invitan,
    tus labios son benditos, panal de sensaciones.

    Tus besos me derraman, su jugo tan sabroso,
    me envuelven en sus mieles, me llevan a los cielos,
    colmo en ellos mi sed, y todos mis anhelos,
    amado, prenda mía, no me niegues su gozo.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.RA.
  14. [​IMG]
    Un gato bajo la lluvia,
    baila contento,
    contra marea y viento.
    A Benito no le asusta
    las gotas de la lluvia,
    porque está muy resguardado en
    su paraguas y botas rojas.
    ¡No quiere pescar un resfriado!

    Benito canta y baila bajo la lluvia,
    dando saltitos en el aire,
    chapotea muy contento,
    entonando sus letras:
    "Me gusta la lluvia buena,
    me alegra la vida plena,
    ayer cacé ratones
    y guardé dos para mi cena"

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas- Perú
    Derechos Reservados/Copyright ©
  15. [​IMG]
    ¿Otra vez hablando por teléfono, me puedes decir con quien hablas tanto?
    Lucrecia llamaba la atención a su esposo que esa noche no había venido a dormir a su casa.
    Hector siempre tenía una excusa para sus escapadas. Pero Lucrecia ya estaba sospechando así que un día que estaba en la ducha aprovechó para revisar su teléfono y en él había un mensaje: "te espero a las 8 pm en el jr. Los naranjos 222 , no tardes, te amo"
    A Lucrecia entonces tenía sentimientos confusos quería molestarse o llorar pero se contuvo, tomó aire y actuó como si nada. Espero que su esposo salga y buscó la dirección en un mapa que tenía en la casa "Aquí es, lo pescaré con las manos en la masa"
    Efectivamente, llega las 7.30pm y Lucrecia se alista y sale al lugar de la cita , cruza la pista, camina unas cuadras y preguntando, llega al lugar.
    Era una casa antigua parecía abandonada. Como era temprano se escondió detrás de un árbol cercano. De pronto, ve llegar a su marido y se esconde, mira de reojo y ve que alguien le abre la puerta, estira el cuello para alcanzar a ver quién es, y tal sería su sorpresa, que ve un hombre regordete fumando un cigarro que acaricia la cara a su esposo y luego le da un beso en la boca. Lucrecia se queda aterrorizada, no lo podía creer, su esposo, la engañaba con otro hombre, ¿Qué debía hacer ahora? ¿Separarse? ¿decirle a sus hijos? ¿ocultarlo?...Gran dilema para ella. Mientras pensaba esto, gruesas lágrimas caían por sus mejillas.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú- Derechos registrados en safe creative