1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Atado en noche lóbrega sin luz,
    entre mil cuerdas amordazado.
    Me siento casi derrotado,
    mis brazos ya no pueden defenderme,
    me sostengo en un solo pie.


    Bebo el cáliz de la agonía,
    muerdo el polvo del desconcierto,
    y ese único pie que me sostenía,
    para que no caiga,
    se está hundiendo en el fango,
    y decrece con el tiempo mi vigor.


    ¡Ay de mí pajarillo asustado!
    ¡Ay de mí alma sin luz!
    ¿Dónde están los que me ataron?
    ¡Qué den la cara!
    ¡Que muestren su voz!
    Quisieron cortar mis alas,
    y abatir mis sueños
    pero mi alma es libre, libre como el viento o el sol.
    ¡Nadie la ata con cuerdas,
    con cárceles,
    ni mordazas!


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  2. [​IMG]

    Un sol
    un sol para Emilia,
    un cielo, una estrella;
    necesita un sol para sobrevivir.

    Una nube
    una nube alta
    que le permita mirar de cerca el cielo.
    Una nube alta que no tape sus sueños.

    Una estrella,
    que le recuerde,
    que la vida es hermosa,
    que los sueños
    son ángeles risueños.

    Emilia
    yace en una cama
    los doctores dicen
    que mañana su voz se acaba.

    Pintemos estrellas en su mundo
    para que su existencia tenga más color;
    pintemos un sol de esperanza
    en su valle de dolor.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Manuel Ibarra le gusta esto.
  3. [​IMG]

    Adiós cantante trovador de la música romántica,
    adiós talentoso compositor, productor y cantante,
    ¡Adiós muñeco de fina porcelana!

    Tus canciones enloquecieron a las fans.
    tu recuerdo permanece vivo en mi memoria
    en mi casa juvenil de antaño,
    ¡Tu voz era un coro de ángeles!
    Tu talento innato, sensacional.

    Mis canciones favoritas fueron:

    “Vivir así es morir de amor”, “¿Quieres ser mi amante?”, “Perdóname”
    Que me hacían volar por los aires del amor.


    Gracias cantante del amor
    te recordaremos como un gran señor
    de talento encantador.


    Tu ciclo fue cerrado con esplendor,
    allá en el United Palace de Nueva York.
    Las generaciones que gozamos tus canciones
    vibramos, lloramos, nos emocionamos con tus interpretaciones,
    Campeón esbozando sentimientos,
    sabías atrapar al público
    con tu encantadora presencia
    y tu voz melodiosa.


    Descansa en paz,
    dulce pajarito cantor del amor.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  4. [​IMG]

    Si tú querías saber que cosa guardan las monjas
    debajo de esas sotanas y debajo de sus lonjas,

    Pues te lo voy a decir, pero guárdame el secreto,
    pues quizás las malas lenguas, me puedan lanzar un veto,
    y me gane un buen regaño por revelar mi folleto:
    Te lo digo muy despacio: "guardan vino en vericuetos"

    Y muy buena jarana arman en las noches silenciosas,
    y me cuentan que hasta bailan, arrebatadas furiosas.

    Dejando el pobre convento, boca abajo y de toronjas,
    ojalá que se compongan; guarden a su "Orden" respeto,
    sino, seguro que el Papa, castiga a las revoltosas:

    Eche agua a las bulliciosas,
    mande rezar todo el día; Padre nuestro, avemarías,
    y les exhorte muy serio, se dejen de tonterías.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    A Lorelizh Beye le gusta esto.
  5. [​IMG]
  6. [​IMG]



    ¿Dónde están aquellos hijos que no volvieron a casa?

    ¿Dónde, aquellas hermanas jóvenes, bellas, que ya no están en nuestro hogar?

    ¿Dónde, nuestros padres que por una idea política fueron llevados por la fuerza y nunca más los vimos?


    Nuestros ojos lloran todos los días
    por nuestros familiares y amigos que nos arrebataron sin piedad.
    Ellos en un segundo se hicieron polvo, humo,
    y ya no los vimos más.



    Es como si nos quitaran un dedazo de nuestra vida,
    como si el mundo en un segundo,
    despareciera ante nuestros pies, viendo que se tragara a nuestros familiares


    sin poder nada hacer.


    Preguntamos a los vecinos, a los familiares, denunciamos a la policía,
    pero nadie sabe nada de su paradero,
    y el corazón y el alma se quedaron agujereados de dolor y horror.



    ¿Quién nos devolverá a nuestros familiares?
    En qué abismo estarán,
    ¿Comerán o no comerán?
    ¿Los golpearan?
    ¿Los traficaran, los violaran?
    ¿Los mataran?
    Miles de pensamientos atronadores por nuestras cabezas,
    no podemos ya dormir en paz.



    ¡Cielo, mundo, autoridad,
    escuchen nuestro grito de dolor;
    devuélvanos a los que más queremos por amor de Dios!





    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados



  7. [​IMG]


    DESPARECIDOS

    Otra vez, el recibo de luz con cara de niños y personas desaparecidas,
    otra vez, los diarios informando mujeres y hombres sin destino cierto.
    Papeles pegados en postes y paredes con cara de personas que no se sabe su paradero.
    Nuevamente desaparecen ciudadanos que por levantar su voz de protesta son encarcelados sin destino fijo.

    ¿Hasta cuándo va a durar esta barbarie?
    No estamos seguros ni en nuestro vecindario,
    pronto llega un plagiario y nos arrebata la libertad.
    ¿Por qué se atenta contra nuestro derecho de libre tránsito y libertad?

    ¿A quién le gusta que se le desparezca un niño, una madre o un padre?
    Desaparecer una persona es un acto de gran crueldad.
    Signo que el mundo
    pierde humanidad.
    Pesa más el dinero,
    el poder, la ambición.
    que el derecho a vivir seguro libre y en paz.

    levantemos nuestra voz de protesta
    ¡Basta ya!
    Hoy día los desaparecidos son ellos,
    mañana nosotros o nuestros hijos, quizás.

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú
    Derechos Reservados

  8. [​IMG]

    Quiero ver mis verbos en ríos poesía,
    que mis versos anieguen el mundo,
    que se escuche mi voz por el planeta.

    Escucha sordo mundo:
    ¡Le faltan pocos días al planeta tierra!
    Escucha humano:
    tienes que aprender a perdonar al hermano.
    Escucha hombre:
    aprende a compartir lo que tienes.

    Que mis versos hablen claro en sus cinceles afilados,
    que no callen la verdad
    escondida entre las hojas de mi poemario.

    Llueva los versos poesía
    que mojen el universo con sus halos de verdad y fantasía.
    Que se desborden sus metáforas,

    buscando la imagen adecuada para describir la imagen de nuestro siglo:
    La tecnología avanza
    pero el hombre se dehumaniza.
    odiar, mentir, libertinaje es su danza.
    Quiere tener mucha fortuna a ultranza
    sin medir las consecuencias de sus actos.

    Que se disipe el panorama sombrío,
    los poetas del mundo pueden abrir los caminos,
    aún nos quedan retazos de tierra viva.



    Autora:Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A BEN. le gusta esto.
  9. [​IMG]


    Cuando en velo de novia nos vestimos,
    la alegría visita la mirada,
    la flor de nuestros sueños va colmada;
    el corazón en blanco lo cubrimos.


    La algarabía explota, ¡Lo sentimos!
    y vamos con sonrisa alborozada
    el alma de alegría va inyectada,
    bailando por la suerte que tuvimos.


    De sueño albo se cubren los caminos,
    espera nueva vida en nuestros valles,
    de la mano certera del amado.



    La mujer y el varón unen destinos,
    compartirán amor, dolor y calles;
    en velos de ilusiones se han montado.




    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A BEN. le gusta esto.
  10. [​IMG]


    Quiero sostener la paz

    con mis pobres manos de poeta ilusionado,

    quiero sostener una paz de largo aliento,

    una paz, sustentada en la hermandad de los pueblos.



    Una paz en que todos los brazos del mundo se unan

    y canten conmigo al unísono:

    ¡Desterremos de la tierra los odios

    y las guerras,

    ya basta de bombas que aterran!



    Quiero una paz duradera

    no firmada en papeles ni acuerdos de humo,

    quiero una paz firme

    grabada en los corazones y en la mente,

    de personas convencidas que este hecho, es urgente.



    Los atletas corren por una corona de olivo que se marchita,

    luchemos por una medalla que quede grabada para siempre

    en los papiros de la humanidad y de la historia.



    Seamos todos agentes de paz,

    en el trabajo, en el vecindario, en todas las esferas en que habitemos.



    Que las banderas de la paz se icen

    en el alma de los hombres de buena voluntad que buscan la armonía y la concordia.

    En los hombres que ansían un planeta estable y feliz.



    Mi canto de paz

    llueva por todo el universo.





    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados



    CHALLENGE #6



    I want to keep the peace in my hands


    I want to keep the peace

    With the poor poet's hands,

    I want to keep a long breath of peace


    A peace sustained in the brotherhood of the peoples.


    A peace in all the arms of the world come together


    and sing with me in unison:

    We will banish the hatreds of the earth.

    and the wars

    Enough of bombs that terrify!


    I want a lasting peace

    not signed on smoke papers or agreements,

    I want a firm peace

    engraved in hearts and in the mind,

    of people convinced that this fact is urgent.


    Athletes run through a wilted olive crown,

    let's fight for a medal engraved forever

    in the papyri of humanity and history.


    Let's be all peacemakers,

    at work, in the neighborhood, in all the areas in which we live.



    Let the peace flags come

    in the soul of men of good will who seek harmony and harmony.

    In men who yearn for a stable and happy planet.


    My song of peace

    It rains throughout the universe.


    Author: Edith Elvira Colqui Rojas-Peru-All rights reserved
    A BEN. le gusta esto.

  11. [​IMG]
    El Amazonas se quema,
    ¡Se quema!
    Miles de plantas, aves, animales e insectos
    se achicharran.
    El pulmón del mundo
    muere calcinado.

    Nadie hace nada por sofocar el fuego,
    ¿Qué intereses oscuros hay detrás de esto?

    Hombres inhumanos
    que ponen en su balanza,
    dinero y ecología,
    y pesa más el dinero que la ecología.
    ¿No saben el daño que le hacen a nuestra casa tierra?

    Este siglo es un siglo del desorden de los valores,
    el dinero encima de todo, la gente quiere ser libertina,
    hacer lo que le da la gana.
    Sobrepasando normas, reglas y la moral.

    Traspasando el orden natural del orbe,
    muy poco tiempo le queda a nuestro mundo.

    El corazón del hombre está enfermo,
    está hambriento de dinero,
    no sabe el pobrecito
    que el dinero, no soluciona el problema de la felicidad del hombre.

    Si no cuidamos nuestra casa tierra
    sus habitantes los hombres enfermarán contaminados
    y morirán solitarios.
    ¿Qué futuro a nuestros nietos les espera?

    Salvemos el Amazonas,
    ¡Ayúdanos Dios!
    Escucha nuestros gritos desesperados desde la tierra.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A BEN. le gusta esto.
  12. [​IMG]
    A BEN. le gusta esto.
  13. [​IMG]
  14. upload_2019-8-17_10-52-12.jpeg


    En la silla del dolor
    se ha sentado doña nostalgia;
    y confundida y silenciosa
    se mece parsimoniosamente
    en el vaivén de sus penas.


    Un cuerpo llagado en sufrimiento,
    es un alma
    que no halla la salida,
    sumergida en el polvo y el fango
    clama por un auxilio desahuciado.

    Es la silla del dolor de los desposeídos,
    de los enfermos terminales,
    de los recluidos en un hospital psiquiátrico.


    Para su dolor no hay paliativos inventados
    y almuerzan en la silla diaria del dolor y el llanto
    o en el paroxismo ciego extremo.
    Ensimismados en la espiral del hastío.


    Espera la luz de la redención,
    ya llega quien te consuela.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  15. [​IMG]