1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]
  2. [​IMG]
    Un torero yace en la arena rendido,

    ¡Torero levántate aún no termina la faena!

    Un torero hacía su faena aquella tarde,

    cuando tocó sus vestidos el tercer toro de fina casta,

    ¡Su capa de luces en sangre ardía!

    El toro furioso impactó en su piel de acero

    ¡Lánguido cayó vencido el torero!



    ¡Torero levántate, agita la capa,

    ¡Torero eres el vate que escribe versos de toreo en la plaza!

    Con las últimas fuerzas el torero se levanta

    clava mortal estocada al toro macizo

    y el toro sucumbe,


    es el instante preciso, en el que él también cae rendido en la arena agonizante.



    Lo llevan a la enfermería sus colegas

    ansiosos, pero el torero no resiste

    y cae desplomado.



    Vela el pueblo al valiente guerrero,

    que se levantó de su letargo para vencer al toro,

    con su vida pagó las estrellas de la fama,

    y entre aplausos sonoros

    y pañuelos levantados,

    se dirige a la última morada,

    a la morada de los grandes héroes aclamados.



    Autora : Editn Colqui Rojas -Derechos Reservados©



  3. [​IMG]
  4. [​IMG]
  5. [​IMG]
  6. [​IMG]


    Un perro mira el horizonte:
    piensa si mañana comerá,
    si los gatos le harán la vida imposible,
    si sus dueños le echaran de menos,
    en nubes de profunda melancolía.


    Él es un can pensante,
    reflexiona sobre las realidades del ser,
    sobre la felicidad del hombre,
    sobre los números cuánticos,
    y cuando la tierra se va a acabar.


    Ringo
    luego de esta catarsis del alma,
    regresa renovado,
    a su hogar de antaño,
    con mentalidad nueva
    y alma de ilusiones llena.
    Satisfecho comienza a ladrar
    en un “guau” de felicidad.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  7. [​IMG]
  8. [​IMG]


    El infinito cielo me cautiva,

    me arroba, me subyuga, me apasiona,
    con su luna redonda me emociona;
    con sus bellas estrellas me motiva.


    En sus telas me siento alegre y viva,
    ¡Y cuánta dicha y paz me proporciona!
    Certero mis pupilas ilusiona
    en su cara profunda y llamativa.


    Quisiera ser un ave, jet, avión,

    para tocar sus bordes tan lejanos,
    ¡Mirar la inmensidad de su estructura!


    Yo considero al cielo como un don,
    hecho por creativas y albas manos;
    ¡De belleza y portento es su figura!


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    FIGURA RETÓRICA: Interpretatio:

    versos 1 y 2 del primer cuarteto







    TEMA: Infinito.

    FORMA: Soneto.

    RIMA: Consonante..
    No se admiten asonancias entre las rimas.
    RITMO: Acentos en 5,7,9 solo un máximo de 3.
    METRO: 11 sílabas.
    EXTENSIÓN: 14 versos.
    FIGURA RETÓRICA: Interpretatio.
    Consiste en desarrollar y ampliar una idea mediante la repetición de palabras o ideas que son sinónimos entre sí. Paladeó la gloria, disfrutó del éxito y saboreó la popularidad. Fue conocido, ampliamente estimado y muy admirado.
    No puede ser y además es imposible.
    ¡Mentira¡ No tengo ni dudas, ni celos, ni inquietud, ni angustias, ni penas, ni anhelos.
  9. [​IMG]

    Si me das un beso en la frente,
    siento ternura de mariposas posándose en mi alma,
    si acaricias mis cabellos,
    mi corazón se eleva a los altos cielos y explota en purpurina de amor perfecto.


    Tus plumajes de besos y caricias,
    me hacen sentir mujer nueva;
    me miro en tus lunas, me encuentro,
    vuelo en tus sueños y alcanzo tus escaleras.


    ¡Ah cariño mío!
    tus delicias me atan a tus castillos sin remedio,
    soy presa de tus enredaderas de deseos;
    resurjo en tus festivos tamborileros.
    Ternura de mariposas tiernas
    solo siento cuando mi frente besas,
    ¡Mi mago, señor, tú solo sabes cómo me embelesas!


    Anonada en tus puentes y veredas,
    mi corazón, palpita a mil por hora en tus deliciosas sedas.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  10. [​IMG]
  11. [​IMG]
    Piccolo entre las olas, es un ave, un avión, una gaviota,
    ¡Cómo surca las olas
    con maestría fabulosa!
    Hay destreza, hay garbo en su tarea,
    ¡Cómo domina el mar!
    ¡Es un terreno Dios Poseidón!

    Piccolo Clemente, es orgullo nacional;
    un surfista sensacional.

    En los juegos panamericanos
    nos trajo medalla de oro;
    ¡Su excelsa hazaña, yo adoro!

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    Fotos de El Comercio
  12. [​IMG]
  13. [​IMG]
  14. [​IMG]

    Traycy, era una niña de ocho años que jugaba en la puerta de su casa e imaginaba que era una señora rica que viajó a una playa hermosa del extranjero, se puso sus lentes, su sandalia favorita y jugaba concentrada, hasta que vino un hombre que le gustaban las niñas y con astucia le dijo que parecía modelo que la llevaría a la fama.

    La niña emocionada se dejó tomar fotos, pero en minutos ya estaba en la habitación del mal tipo, que le prometía el cielo con dulces y engaños.

    Sus padres desesperados, como locos la buscaban. Traycy no daba signos de vida y aterrados llamaron a la policía. Largas fueron las horas de angustia que ellos pasaron preguntando en la calle, a sus amigas si la habían visto, mientras Traycy estaba en la casa de ese rufián, amarrada a una silla y con la boca tapada. Luego el hombre la destaba y daba rienda sus instintos bajos.

    Traycy gritaba y lloraba pero nadie la escuchaba.

    Un día que el hombre necesitaba comprar la comida dejó a Traycy sola

    y ella muy astuta llamó al perro que criaba aquél hombre:

    -Sálvame Tato, sálvame por favor, muerde esta cuerda, muérdela rápido y Tato muy obediente, mordió y mordió, hasta aflojar la cuerda y la niña

    rápidamente se quitó las cuerdas y salió corriendo a la calle con Tato detrás de ella. La gente la miraba asustada y cuando llegó tienda le dijo a la dueña:

    -Señora ayúdeme un hombre me ha robado y me quiere hacer daño

    La señora dio parte a la policía, la cual vino a rescatar la niña y se dirigieron al lugar del crimen y justo llegaba a su casa el depravado con la comida y se lo llevaron enmarrocado.

    A la comisaría llegaron los padres, muy asustados, abrazaron a la niña llorando y dieron gracias a la policía y siguieron el proceso por violación de menores y secuestro, y así, ganaron el juicio y le clavaron 30 años al maleante que no tuvo piedad de esta niña inocente y pequeña.

    -Hay que tener cuidado si tenemos hijas, nietas, sobrinas pequeñas y no dejarles jugando solas, el peligro acecha en las calles debemos estar alertas-Les dijo el oficial de la policía.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas -Derechos Reservados


    Enmarrocado: Perú. Colocar las esposas, aprisionar con esposas.


  15. [​IMG]
    A Lorelizh Beye le gusta esto.