1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    La noche ya no me habla en su garganta abierta
    de sus siete titanes algodonados,
    ni en el torbellino
    de su inquieta mirada.

    Se ha sentado en su banco lúgubre
    y no me besa cómo antes.

    Noche de luna cóncava
    noche migradora de sueños de Ibis
    y sombras de Poe
    ¿Cuántos besos secuestrados entre tus dedos me niegas?

    Yacen aquí
    rastros de tus cabellos negros
    acariciándome los ojos,
    vuela mi mente, surge las ansias;
    crucificada está mi razón
    en tus pupilas.

    Tal vez un día encuentre
    la sonrisa de ese amor perdido
    en tus escalones mudos.

    Tal vez, tus estrellas
    verdes, de viva esperanza
    resuciten esos pájaros dormidos de mi alma.

    Ven noche, ¡escúchame, amiga serena!
    Haz estallar los tinteros de mis versos
    en el lienzo aciago de la tierra,
    ¡Tú puedes!
    Tú sabes cómo.

    Te espero en el lugar de siempre,
    ¡Háblame noche!
    háblame por favor.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  2. Para leerla marca este link:
    https://litnet.com/account/novels/view?id=182771

    [​IMG]
  3. [​IMG]


    La bruja mala Macuerda
    ya prepara su brebaje
    con arañas y ratones
    que secciona en varias partes:
    Hierve el mágico caldero
    que es redondo negro y grande;
    contenta va preparando
    con melódicos cantares.
    Su olla mueve con más ganas
    la que hierve en oscuridades.
    Esta bruja es muy experta
    hace brebajes con arte.
    Le observa la luna blanca
    alegre con el paisaje
    de su figura y negra olla.
    Macuerda no usa sus guantes
    y no se quema jamás,
    mueve y revuelve constante,
    la olla mágica olorosa,
    de hechizos muy eficaces.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados

  4. [​IMG]
  5. [​IMG]

    Juguemos el eterno juego de amor apasionado:
    yo seré el ratón, tú el gato,
    tú el lobo, yo caperucita roja.

    Me vendarás los ojos
    y me llenarás de besos;
    yo con mis manos
    descubriré quién eres.

    La noche en sus velos
    nos espera anhelante,
    ¡Ven mi caballero
    que en mil ansias desespero!

    Jugaremos como niños alborotados
    la leña del amor está prendida
    el lecho de pasión arde.

    Jugando nos unimos compenetrados;
    nos hacemos un solo cielo rojo enamorado.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    PROHIBIDA SU COPIA TOTAL O PARCIAL
  6. [​IMG]
  7. [​IMG]
    A Lorelizh Beye le gusta esto.
  8. [​IMG]

    Atado en noche lóbrega sin luz,
    entre mil cuerdas amordazado.
    Me siento casi derrotado,
    mis brazos ya no pueden defenderme,
    me sostengo en un solo pie.


    Bebo el cáliz de la agonía,
    muerdo el polvo del desconcierto,
    y ese único pie que me sostenía,
    para que no caiga,
    se está hundiendo en el fango,
    y decrece con el tiempo mi vigor.


    ¡Ay de mí pajarillo asustado!
    ¡Ay de mí alma sin luz!
    ¿Dónde están los que me ataron?
    ¡Qué den la cara!
    ¡Que muestren su voz!
    Quisieron cortar mis alas,
    y abatir mis sueños
    pero mi alma es libre, libre como el viento o el sol.
    ¡Nadie la ata con cuerdas,
    con cárceles,
    ni mordazas!


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  9. [​IMG]

    Un sol
    un sol para Emilia,
    un cielo, una estrella;
    necesita un sol para sobrevivir.

    Una nube
    una nube alta
    que le permita mirar de cerca el cielo.
    Una nube alta que no tape sus sueños.

    Una estrella,
    que le recuerde,
    que la vida es hermosa,
    que los sueños
    son ángeles risueños.

    Emilia
    yace en una cama
    los doctores dicen
    que mañana su voz se acaba.

    Pintemos estrellas en su mundo
    para que su existencia tenga más color;
    pintemos un sol de esperanza
    en su valle de dolor.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Manuel Ibarra le gusta esto.
  10. [​IMG]

    Adiós cantante trovador de la música romántica,
    adiós talentoso compositor, productor y cantante,
    ¡Adiós muñeco de fina porcelana!

    Tus canciones enloquecieron a las fans.
    tu recuerdo permanece vivo en mi memoria
    en mi casa juvenil de antaño,
    ¡Tu voz era un coro de ángeles!
    Tu talento innato, sensacional.

    Mis canciones favoritas fueron:

    “Vivir así es morir de amor”, “¿Quieres ser mi amante?”, “Perdóname”
    Que me hacían volar por los aires del amor.


    Gracias cantante del amor
    te recordaremos como un gran señor
    de talento encantador.


    Tu ciclo fue cerrado con esplendor,
    allá en el United Palace de Nueva York.
    Las generaciones que gozamos tus canciones
    vibramos, lloramos, nos emocionamos con tus interpretaciones,
    Campeón esbozando sentimientos,
    sabías atrapar al público
    con tu encantadora presencia
    y tu voz melodiosa.


    Descansa en paz,
    dulce pajarito cantor del amor.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  11. [​IMG]

    Si tú querías saber que cosa guardan las monjas
    debajo de esas sotanas y debajo de sus lonjas,

    Pues te lo voy a decir, pero guárdame el secreto,
    pues quizás las malas lenguas, me puedan lanzar un veto,
    y me gane un buen regaño por revelar mi folleto:
    Te lo digo muy despacio: "guardan vino en vericuetos"

    Y muy buena jarana arman en las noches silenciosas,
    y me cuentan que hasta bailan, arrebatadas furiosas.

    Dejando el pobre convento, boca abajo y de toronjas,
    ojalá que se compongan; guarden a su "Orden" respeto,
    sino, seguro que el Papa, castiga a las revoltosas:

    Eche agua a las bulliciosas,
    mande rezar todo el día; Padre nuestro, avemarías,
    y les exhorte muy serio, se dejen de tonterías.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    A Lorelizh Beye le gusta esto.
  12. [​IMG]
  13. [​IMG]



    ¿Dónde están aquellos hijos que no volvieron a casa?

    ¿Dónde, aquellas hermanas jóvenes, bellas, que ya no están en nuestro hogar?

    ¿Dónde, nuestros padres que por una idea política fueron llevados por la fuerza y nunca más los vimos?


    Nuestros ojos lloran todos los días
    por nuestros familiares y amigos que nos arrebataron sin piedad.
    Ellos en un segundo se hicieron polvo, humo,
    y ya no los vimos más.



    Es como si nos quitaran un dedazo de nuestra vida,
    como si el mundo en un segundo,
    despareciera ante nuestros pies, viendo que se tragara a nuestros familiares


    sin poder nada hacer.


    Preguntamos a los vecinos, a los familiares, denunciamos a la policía,
    pero nadie sabe nada de su paradero,
    y el corazón y el alma se quedaron agujereados de dolor y horror.



    ¿Quién nos devolverá a nuestros familiares?
    En qué abismo estarán,
    ¿Comerán o no comerán?
    ¿Los golpearan?
    ¿Los traficaran, los violaran?
    ¿Los mataran?
    Miles de pensamientos atronadores por nuestras cabezas,
    no podemos ya dormir en paz.



    ¡Cielo, mundo, autoridad,
    escuchen nuestro grito de dolor;
    devuélvanos a los que más queremos por amor de Dios!





    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados



  14. [​IMG]


    DESPARECIDOS

    Otra vez, el recibo de luz con cara de niños y personas desaparecidas,
    otra vez, los diarios informando mujeres y hombres sin destino cierto.
    Papeles pegados en postes y paredes con cara de personas que no se sabe su paradero.
    Nuevamente desaparecen ciudadanos que por levantar su voz de protesta son encarcelados sin destino fijo.

    ¿Hasta cuándo va a durar esta barbarie?
    No estamos seguros ni en nuestro vecindario,
    pronto llega un plagiario y nos arrebata la libertad.
    ¿Por qué se atenta contra nuestro derecho de libre tránsito y libertad?

    ¿A quién le gusta que se le desparezca un niño, una madre o un padre?
    Desaparecer una persona es un acto de gran crueldad.
    Signo que el mundo
    pierde humanidad.
    Pesa más el dinero,
    el poder, la ambición.
    que el derecho a vivir seguro libre y en paz.

    levantemos nuestra voz de protesta
    ¡Basta ya!
    Hoy día los desaparecidos son ellos,
    mañana nosotros o nuestros hijos, quizás.

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú
    Derechos Reservados

  15. [​IMG]

    Quiero ver mis verbos en ríos poesía,
    que mis versos anieguen el mundo,
    que se escuche mi voz por el planeta.

    Escucha sordo mundo:
    ¡Le faltan pocos días al planeta tierra!
    Escucha humano:
    tienes que aprender a perdonar al hermano.
    Escucha hombre:
    aprende a compartir lo que tienes.

    Que mis versos hablen claro en sus cinceles afilados,
    que no callen la verdad
    escondida entre las hojas de mi poemario.

    Llueva los versos poesía
    que mojen el universo con sus halos de verdad y fantasía.
    Que se desborden sus metáforas,

    buscando la imagen adecuada para describir la imagen de nuestro siglo:
    La tecnología avanza
    pero el hombre se dehumaniza.
    odiar, mentir, libertinaje es su danza.
    Quiere tener mucha fortuna a ultranza
    sin medir las consecuencias de sus actos.

    Que se disipe el panorama sombrío,
    los poetas del mundo pueden abrir los caminos,
    aún nos quedan retazos de tierra viva.



    Autora:Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A BEN. le gusta esto.