1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Y cuando llegue el día
    que las fuerzas mermen,
    mi voz se apague y mi corazón se agite desconsolado.
    Cuando la señora muerte me invite a sus cortejos,
    y amenace insolente con sus temibles guadañas,
    que no me abrume el anzuelo del miedo;
    quiero irme segura y tranquila.
    Que no me falte tus brazos de ternura,
    y tus palabras de dulzura, amor cariño mío.

    Cuando la luz del sol para mí se apague,
    cuando me encuentre a solas
    y entren en feroz duelo mis ángeles y mis demonios,
    ¡No me abandones vida mía!

    Cuando me despida de las luces de este mundo,
    ¡Quiero irme en paz, en paz de palomas serenas!

    Cuando ya mis músculos no tengan ánimos de trabajar,
    mi boca seca, ya no quiera besar,
    mis ojos lánguidos, no quieran abrirse al mundo exterior:
    ¡Quiero que no me falte tu voz de aliento!

    Y cuando suene el último estertor en mi pecho,
    llévame señor en paz a tu lecho.
    Quiero cruzar contigo, el último trecho.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    Audio en mi voz: https://pe.ivoox.com/es/y-cuando-llegue-dia-audios-mp3_rf_30063313_1.html


  2. [​IMG]
    Mi niño flor de alhelí;
    radiante sol, mi chiquitín.
    Pequeño manzano,
    ojitos aceitunas;
    ternura de mariposas volando.


    Mi niño flor de alhelí,
    gacelas saltando en pleno frenesí.
    Lluvia de arroz blanco de ternura.


    Miras el mundo en cielo de estrellas;
    iluminas la casa con tus voces pajaritos.
    Tus dulzuras
    pintan el frío mundo
    de cálidas margaritas.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas -Perú-Derechos Reservados
  3. [​IMG]

    Luna, piel de albatros,
    esconde mi pena en tus lejanos arcos,
    rompe mis cántaros de nostalgia,
    llévate mis cuitas en tus manos blancas...


    ¡Oh luna, compañera!
    Abre tu sonrisa para mí en cara plena,
    regálame tus melodías serenas,
    ¿No ves qué de dolor estoy llena?

    Extiende tus sábanas de ternura,
    cubre mi llanto con tu fino canto,
    ¡Yo soy, frágil criatura!

    Pinta flores acuarelas en mis valles desiertos,
    sácame de esta penumbra aciaga,
    ¡No quiero habitar este país de fríos muertos!

    Cubre con tu luz
    mis ramas en sombra,
    inyéctame la savia de la vida;
    haz florecer mis bengalas de esperanza.

    Entonces al filo de la noche,
    cantaremos unidas, regocijadas,
    ¡Mi hada blanca encantada!


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  4. [​IMG]

    Los pedales del sufrimiento
    se baten;
    agitan mis barcos del dolor que se hunden sin consuelo.

    El halcón negro, rasga mis ojos con sus garras,
    y sangran en lágrimas púrpuras.

    ¡Pobre niño, con frío, con hambre!
    Quiero consolarlo,
    pero mis pestañas solo le rozan;
    no lo levantan del letargo.
    ¿Por qué el destino se ensaña con este ser pequeño?
    ¿Por qué, el alto roble le aplasta los huesos?

    Hierve el caldero en lágrimas,
    La noche muda no acompaña,
    el sol se a convertido en densa niebla y sombra vaga.

    La pluma alicaída no habla,
    el vate suspendido en el aire de la prueba
    siente flaquear sus cuerdas de sostén.

    Aquél, que tano quería yace en el lecho,
    en la cruz más alta,
    y no puedo ayudarle con mis dedos.

    Prende la llama de la duda:
    ¡Dios, Dios dónde tu mirada se escapa!
    Si tu siervo en la cama se dilata,
    y tu hija no puede hacer por él nada.

    Pedales ciegos que se mueven cada vez mas raudos,
    clavando sus cuchillos en el alma,
    desgarrando sueños;
    traspasando la piel con la filuda espada.
    Gimen, gimen hasta el hartazgo las hojas de su árbol.

    Calma ya tus alas batientes de infortunio,
    que se vayan por esas ventanas abiertas.
    Ya estoy rendida,
    me voy a descansar.
    Mañana, será otro día,
    un nuevo despertar.

    Quiero dormir,
    solo un rato,
    quiero dormir,
    en los brazos de la muerte...

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    imagen de la red
  5. [​IMG]

    Hombre de piedra,
    pensando mover las piezas de ajedrez
    de su destino.
    Estático, en su banco ciego
    quiere mover su mejores piezas.
    No desea un jaque mate prematuro
    ni perder sus fichas en la partida.
    Y piensa una y otra vez
    cómo resolver los problemas de su yo existencial.


    Es hora de tomar la decisión, coge el peón, el caballo, luego La torre y finalmente el alfil ; planea estrategias,
    "Coge el toro por los cuernos"
    sabe que las malas decisiones, son nefastas.
    ¡Medita y sigiloso ataca!

    Ganó la partida
    su decisión asertiva
    le salvó la vida;
    celebra con orgullo su iniciativa,
    ¡Jaque al rey!



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Agus Mcpoets le gusta esto.
  6. [​IMG]

    Este siglo marcado por el mal,
    sus puñales certeros nos asesta,
    su vivir inhumano nos molesta,
    el amor se hizo polvo, se hizo cal.


    Egoísmo es su máscara genial,
    la codicia es su cara ruin expuesta,
    compartir, dialogar, amar, le cuesta;
    solo le urge: mesada personal.


    Se oye voces de hambre de desorden,
    lo inmoral y corrupto se pasea,
    con holgura, sin miedo, ni vergüenza.


    Y pretende sus dogmas se desborden,
    en las gentes corderos que se arquean;
    por tener beneficio en larga trenza.


    Ojalá que el bien venza,
    que del mal ya no quede marejada,
    y que baje sus armas y su espada.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    Metáforas:
    sus puñales certeros nos asesta, el amor se hizo polvo se hizo cal.la codicia es su cara ruin expuesta,
    Se oye voces de hambre de desorden,que del mal ya no quede marejada,
    y que baje sus armas y su espada.

  7. [​IMG]
    Se inagura la era del pepino y del plátano.
    El pepino será el oxígeno puro del planeta;
    el platano la verdad encerrada en gavetas.
    ¡Olvidé apagar la cocina,
    ojalá no se halla quemado el arroz!


    El pepinose durmió en su modorra

    está viendo en su televisor La familia ingalls;
    el plátano decepcionado liba licor en un bar psicodélico.


    La mañana está verde, no hay pájaros marrones
    ni vacas rosadas,
    solo un pajarillo con cara humana,
    quejándose de las noticias disparatadas.


    Quiero una melodía de Mozart
    que atraviese las médulas de mis ojos,
    ¡Me dijsite amor te amo y te fuiste corriendo!
    ¿Qué clase de amor me invitas en tus platos?


    Zzz, zzz, el plátano amarillo está durmiendo,
    se ha contaminado con gas tóximo en ese planeta desconocido llamado tierra.
    ¡Y él que se creía Super man!


    ¿Y el pepino?

    El pepino se ha enamorado de una hormiga como loco,
    dicen que le ha dado una pócima para que crezca.
    Ya se olvidó que debería enseñar a los hombres la verdadcompleta.
    El amor lo tiene de cabeza.


    Plátanos, pepinos, tomates y fresas,
    todos son iguales
    cuando el amor los atraviesa.


    Autora: Edith Elvira Coloqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    imagen prestada de la red
    A BEN. le gusta esto.
  8. [​IMG]

    ¿Dónde estás cariño mío?
    mi lucero predilecto,
    sin ti siento ¡tal vacío!
    mi pretendiente perfecto,


    No te veo por mis valles,
    ya no te siento en mis rosas,
    ni en mis notas melodiosas,
    ni en la acera de mis calles.
    Ya no veo tus detalles,
    ni te escucho en mi bohío,
    ya ven a calmar mi frío,
    ¿No ves que sin ti me muero?
    Ven pronto que desespero
    ¿Dónde estás cariño mío?

    Mi dulce guardián del alma,
    ¿Por que fugaste tan pronto?
    Regresa sin ti me atonto;
    tú mis ansiedades calma.
    Baja señor de tu palma,
    torna en bella luz mi aspecto,
    arroja de mí lo abyecto
    que me mata y envenena
    con su cruel daga y cadena,
    mi lucero predilecto.


    Si no estás me desespero,
    hundida en el pavimento,
    me lleno de sentimiento,
    la muerte pronto prefiero.
    Yo te extraño caballero,
    necesito de tu río;
    sin ti el camino es sombrío,
    no existe luz encendida,
    y te extraño sin medida,
    sin ti siento ¡tal vacío!


    Extinguida tu mirada,
    de mi jardín y mis huertos
    se duermen mis sueños muertos;
    soy huérfana abandonada.
    Mucho ansío tu llegada
    ¡Ven pajarillo dilecto!
    Mi dulce vino selecto,
    te he reservado mis flores
    con matizados colores
    ¡Mi pretendiente perfecto!



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados




    Conformada por cuatro décimas todas glosadas a una cuarteta. Así, se suman en total cuarenta vocablos octosílabos.

    En ambos versos, se puede observar que cada décima termina con un vocablo de la cuarteta, es decir, termina con una línea contenida en la cuarteta inicial. Eso significa que "el verso está glosado a una cuarteta.

  9. [​IMG]
    Cuánto tiempo esperaba para que me besaras,
    cuántas noches de insomnio aguardándote,vida,
    con la cara de angustia de amargura vestida,
    rogándole a la luna y al día que llegaras.

    Yo quería que tú por siempre me pensaras,
    y que me consideres tu diosa preferida,
    tu fruta predilecta, tu sabrosa comida,
    y que constantemente solo en mí te fijaras.

    Amarte plenamente por ser correspondida,
    que a mis rosales blancos solamente miraras,
    y que tú me nombraras; tu musa prometida.

    Que solo yo existiese, que siempre te quedaras,
    que calmaras por siempre mi pena suspendida.
    No pensé jamás, vida, que pronto te ausentaras.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados


    A Agus Mcpoets le gusta esto.
  10. Yo te amo...

    [​IMG]
  11. [​IMG]
    En día de muertos
    hay fiesta de calaveras,
    difuntos y almas en pena.


    Allí veo a políticos
    con su lengua lisonjera,
    bailando contentos
    con sus abundantes carteras
    que llenaron en la tierra.
    No saben que luego de esta fiesta
    al infierno se los llevan.


    También veo a los hombres
    que no compartieron con nadie.
    De gordos casi revientan
    pero su cara da pena.
    Son almas vacías,
    ¡Nada les llena!


    Allí veo algunos artistas
    que en vida eran muy guapos
    y de cuerpo esbelto
    y ahora solo son de huesos y harapos.

    Más allá baila alborotada la señora muerte,
    como agita la guadaña,
    coge su vestido negro y zapatea de contenta
    ¡Para llevarse humanos no es nada lenta!

    Tiene su reloj de arena,
    y va en caza de un alma agonizante,
    bailando con gracia y con asombroso talante.
    ¡Cómo mueve la cintura tanta frescura!



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados



  12. [​IMG]

    Qué pena ya no ser la fuente en que calmes tu sed,
    qué pena ya no ser tu princesa mariposa,
    a la que ames a morir.
    Qué pena que mis gaviotas de amor, ya no te alcancen,
    que mis ojos faros ya no sean tu luz,
    que ya no te haga falta mi piel lozana;
    que ya no me llames temprano por la mañana.


    Qué pena ya no ser el centro de tu existir,
    ¡Qué pena amarte tanto y perder poco a poco tu querer!


    ¡Amor enséñame!
    ¿Cómo se borra tan pronto un querer?


    Pero no me hundiré en las aguas de la decepción.
    ¡No!
    Como ave superada
    a nuevos cielos voy.


    Recogeré mi pena,
    la guardaré en los baúles del silente dolor.


    En otros lares, estoy segura,
    florecerá mi flor.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  13. [​IMG]


    Cuánto tiempo esperaba para que me besaras,

    cuántas noches de insomnio aguradándote,vida,
    con la cara de angustia de amargura vestida,
    rogándole a la luna y al día que llegaras.

    Yo quería que tú por siempre me pensaras,
    y que me consideres tu diosa preferida,
    tu fruta predilecta, tu sabrosa comida,
    y que constantemente solo en mí te fijaras.

    Amarte plenamente por ser correspondida,
    que a mis rosales blancos solamente miraras,
    y que tú me nombraras; tu musa prometida.

    Que solo yo existiese, que siempre te quedaras,
    que calmaras por siempre mi pena suspendida.
    No pensé jamás, vida, que pronto te ausentaras.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  14. Eres poeta virtual...
    [​IMG]
    A BEN. y Agus Mcpoets les gusta esto.
  15. [​IMG]
    Soy una mariposa azul libando versos escarchados
    en su desván solitario.
    Mariposa que disfruta
    de inmensas noches de tertulia con sus libros abiertos.

    Mariposa que vuela ilusionada entre letras,
    queriendo descubrir las lámparas de eureka.

    Libo libros y mas libros hasta la madrugada.

    entre lecturas vuela al país de los ángeles y las hadas.
    Y otras veces aterriza en las ciudades de penas regadas.
    Mis lecturas me brindan alegría
    nostalgia y grata compañía.

    Son ellos mi tesoro preciado;
    mis mejores amigos e invitados.


    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A Agus Mcpoets le gusta esto.