1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Lloraré mar de penas por tu lúgubre ausencia
    y será noche oscura ante el sol amarillo
    Tú serás un recuerdo que golpea y golpea
    yo seré ese lamento que se esconde y se oculta.

    Yo seré esa mudez que se miente y no gime
    tu serás compasión, pena y lástima viva.
    Cuando se abra la puerta de mi triste morada
    partirás sin regreso, sin voltear para atrás.

    Las estrellas que brillan en mi noche cansada
    trocarán en oscura energía manifiesta
    Yo seré taciturno y menguante y sereno
    tú serás esa rosa que dejó sus espinas
    en mi huerto clavadas sin dejarme su olor.

    Hoy te vas de mi casa y que Dios te acompañe
    Hoy me quedo en silencio, soledad a mi lado.
    Y aunque duela parejo esta cruel despedida
    lloraré desde adentro sin mostrarte mi herida.
    A Anyelina, Miguel Mercurio y aonika2 les gusta esto.
  2. Tarjetas postales que claman ausencias
    y el viento no lleva ni trae permanencias
    si miro a lo lejos, conjunto de esencias
    dibujan tu rostro bordado con trinos

    Tan solo quisiera cruzar tus caminos
    -rendijas de vida, que uniendo destinos
    regalan sonrisas y besos divinos-
    Tan solo quisiera migajas de flores...

    Si miro a lo lejos se forjan colores
    que gritan de risa, que gimen de amores
    Tarjetas postales que dejan sabores...
    sabores amargos, distantes andanzas.

    Los días se siguen en nuevas labranzas
    las noches se ajustan con bailes y danzas
    más no hay alegría, ni fe ni esperanzas
    que quiten lo triste del rostro que espera.

    La vida no para. Mi cara de cera
    que finge sonrisas de calma certera
    esconde su llanto, llovizna ligera
    guardada en los ojos, y esconde su frío.

    Tarjetas postales y un aire sombrío
    temor de perderte, y un cierzo bravío
    que hiela mi sangre teñida de hastío.
    Perder la esperanza, perder la cordura...

    Perder las razones, soñar tu cintura
    temiendo una nueva y franca fractura,
    temiendo que el tiempo me quite tu albura
    forjandome ahora malos precedentes.

    Tarjetas postales son menos frecuentes
    dejándome dudas, ¿cómo es que me
    sientes?
    acaso no quieras que vuelva a tus fuentes
    de amor y ternura, de afecto y confianza.

    Me siento desnudo, mi amor no te alcanza,
    tal vez tú disfrutas de paz y de holganza
    y en mi desespero la duda se afianza.
    Tal vez no recuerdas las tiernas caricias

    los besos que fueron valientes primicias,
    abrazos, miradas y dulces delicias...
    No sigo esperando palabras nutricias
    escritas a mano y en otra postal.

    Ya quiero que vuelvas, la espera es mortal.
  3. Palabras escritas, teoremas de amor
    ingenuos placeres de cándida pluma.
    No todos los seres conocen la bruma
    ni todas las citas producen dolor.

    Tras gozos y cuitas, recuerdos en flor
    de tantos quereres bañados de espuma
    y luego te mueres atado a la suma
    de tantas benditas traiciones al cor.

    Audacias asiduas , tenaz osadía
    repites historias de vanos afectos.
    Angustias residuas sin clara valía

    empañan memorias, producen efectos
    de penas espurias y vana aflicción.
    Buscando lujurias hallé perdición.
    A aonika2 le gusta esto.
  4. Penelope

    Es que yo soy mujer y dama y tu señora
    y tengo sentimientos, ¡y eso es aquí y ahora!
    ¿Y mis necesidades?, ¿qué pasa con aquellas?
    yo soy más que un adorno de entre tus cosas bellas

    ¿Creíste que estaría diez años sin marido?
    ¡Diez años sin un clavo que se hunda en mi tejido!
    ¡Diez años sin la mirra vertiéndose en mi piel!
    ¡DIEZ AÑOS SON; ULISES! ¿Diez años siendo fiel?

    Vinieron a palacio los reyes y bandidos
    con joyas y regalos, con músculos tendidos
    a mis hermosos pies. ¡Oh cuánta tentación
    delante de estos ojos que ardían de pasión.

    La carne débil es, mis senos consagrados
    pedían una mano sobando sus pecados
    mis muslos casi hervían, mi sangre borbotante
    cedió más de mil veces ante un guerrero errante.

    Mis labios; como el fuego, ardían al no verte
    y en otros labios fueron dejando beso inerte.
    Oh cuánto te esperé mi Ulises ausentado
    mas nunca le entregué mi cuerpo a un nuevo amado.

    Porque no soy de piedra; porque yo soy la dama
    que quiere que su amor la abrigue ya en su cama.
    Porque yo soy mujer y búllenme en las venas
    la sangre y la emoción , mis ansias y mis penas...

    Si no regresas pronto no sé qué pasará
    la carne es débil ¿sabes?, mi piel no esperará
    Porque yo necesito caricias y calor
    y besos que me niegas, mi descuidado amor...
    A Miguel Mercurio le gusta esto.
  5. Parajes oscuros y sombras siniestras
    que rondan las mentes con muecas y gritos
    y siembran conjuros y dudas muy diestras

    Palabras dementes que evocan los ritos
    de mil religiones curtidas de llantos
    con sus precedentes de lúgubres mitos.

    Perversas tensiones con hondos quebrantos
    infectan el alma sembrando rencores
    por tantas traiciones, por tantos espantos.

    Se acaba la calma, regresan temores
    la vida se cubre con fina mortaja
    la vida desalma sus grises colores.

    Y luego descubre su vieja baraja
    el mismo dilema, de nuevo el calvario
    regresa y se encubre con algo que ultraja.

    El mismo teorema, de vuelta al sudario,
    volver a nacer, vivir nuevamente
    y el ansia suprema de un nuevo escenario.

    Tener que crecer sin nada en la mente,
    ni vaga memoria de aquella condena
    y luego el creer que nadie te miente...

    La vida ilusoria que corre y se frena
    persigue a la suerte en tétrica danza
    da vueltas la noria, ¡qué pena, qué pena!

    La vida se vierte sin luz ni esperanza
    y vuelve la mente tejiendo lamentos
    tampoco la muerte detiene su andanza:
    la rueda inclemente de renacimientos
  6. Reniego de la vida tal como me la muestran
    yo quiero ser inercia, cual luz sin firmamento
    cual onda sin partícula atada a un gravitón
    y quiero ser taquión
    sin masa que me frene
    y quiero ser fotón
    que alumbra el pensamiento.


    Fundirme en espirales de cuantos de energía
    y luego regodearme de reales fantasías:
    la ola no es la ola, es danza de las aguas,
    la brisa no es la brisa, es sueño de las olas,
    el cielo no es la veste que viste este planeta
    sino el abrazo fiel al cosmos infinito,
    el cielo es el silencio que besa espacio tiempos.


    Yo quiero columpiarme jocoso sobre cuerdas
    -balance indefinido paseándose entre estrellas-
    y quiero la materia brillante entre tinieblas
    y quiero la tiniebla versándose en mi verso.


    Sé bien que no es el “Yo” que miro en el espejo
    el sueño eternizado que lleno con mi aliento,
    espejo mentiroso, espejo inverosímil
    claudica de tu intento de engañar a mi intelecto
    y muéstrame completo, sincero, irreverente
    sencillo y complicado, facético y audaz
    prismático y cercano, geométrico y distante
    lunático y sereno, renuente y suspicaz.


    Como un calidoscopio me has de mostrar espejo;
    con todos los mis yoes de todos universos
    con todos los mis egos de todos pensamientos
    con todo el vasto tiempo que ciñe mis neuronas
    y forja cada célula de todas mis personas.


    Yo quiero ver la muerte que es nuevo nacimiento
    y quiero ver mi vida pletórica de cuentos
    y fábulas y cantos y música electrónica,
    protónica, neutrónica, también molecular.


    Por eso yo te pido mi viejo y fiel espejo
    ya deja de mentirme ya deja de adular
    y muestra a mi cerebro todita mi verdad.
    A Anyelina, bristy y Goliat les gusta esto.
  7. Quisiera navegar entre dos astros
    extremado, atemporal y relativo
    bañado por la lluvia de neutrinos
    brotado de energías punto cero.


    Quisiera un horizonte de sucesos
    guardado en la gaveta entre mis libros
    Quisiera formatear plácidamente
    aquello que a momentos me incomoda
    y luego resetear serenamente
    mi vida, sus errores y su escoria.


    ¿Serán mis sentimientos solidarios
    cuando he de convertirme en vil petróleo
    o en gases de metano y de propano?


    Revive de los saurios y sus bosques
    la fiera evocación de su energía
    que siendo necesaria; es destructiva
    y siendo destructiva es milagrosa.


    ¿Serán mis sentimientos existentes
    cuando he de convertirme en vil petróleo?
    quisiera navegar en hoyos negros
    vagando simultáneo y singular,,,
    A Anyelina, bristy y Francisco Manuel les gusta esto.
  8. Si la pelota atravesara el muro
    y si mi abuelo pudiera ser mi hijo
    y si en la caja el gato vivo muerto
    maullara al viento, con brisas de silencio.


    Las gravedades etéreas como el aire
    serían palomas alzando su alto vuelo
    y los gluones serían amantes tiernos
    paseando en góndola por todo el firmamento.


    E incluso el tiempo sería galante siervo;
    amable amigo portando sus bonanzas.
    Si en mis bolsillos guardara yo centellas
    y en mis armarios galaxias entre cuerdas,
    sería la magia blasón de una bandera
    y todo triunfo vendría a ser de acera.


    Los muchachitos jugando con sus metras
    serían los dioses del Cielo aquí en La Tierra.
    Y las lombrices que nutren el subsuelo
    serían obreras de fábricas de telas.


    Con el zumbido de avispas y avispones
    me haría un tejido de grandes dimensiones;
    y llenaría con tantas emociones
    todito el orbe sangrado de ilusiones.


    Si la pelota rompiera la barrera
    de las paredes que esconden gas y esfera
    sería posible descomponer la abeja
    y hacer del néctar el sueño de otra era.

    A Anyelina, bristy y Miguel Mercurio les gusta esto.
  9. El hambre es alimaña;
    en la pobreza crítica ella mora,
    allí es donde se ensaña
    y todo lo devora
    y el brillo de los ojos descolora.


    Es un padecimiento;
    tortura eternizada en la demora
    de un plato de excremento,
    y un niño que atesora
    basura aderezada con la flora.


    El hambre es una furia
    que roe sin piedad el firmamento,
    transforma así en penuria
    el goce del momento
    y todo buen y sano esparcimiento.


    Es bestia indetenible
    el hambre que se cuela impertinente,
    trocando en inservible
    el sueño pertinente
    que escapa de los pliegues de la mente.

    El hambre es una llaga
    que aleja raudamente la terneza;
    llamita que se apaga
    y mueve a la pereza
    y baña con su fluido la tristeza.


    Es una circe insulsa
    el hambre que esclaviza como diosa,
    es flama la convulsa
    maligna y perniciosa
    que al cuerpo agrede parca y alevosa.


    El hambre es delincuente,
    pariente despreciable de la muerte;
    es quien derrumba el puente
    que al reino de la suerte
    conduce al hombre cuando se hace fuerte.


    Es fiera destructora
    el hambre que revierte una promesa,
    es llanto a toda hora
    con lágrima que espesa
    un sórdido lamento aquí en la mesa.


    El hambre en los hogares
    se viste propiamente de destreza
    y llena los altares
    con ansias de grandeza
    que luego se transforman en pobreza.


    Por ella una fisura;
    que se abre cual herida despiadada,
    corroe con premura
    la paz en la mirada
    de un niño cuyo sueño es de bandada.


    El hambre es la condena
    por una cruel sentencia publicada.
    Es miedo; que da pena,
    de estar en la velada
    dolida, quejumbrosa y lastimada.


    Con ella la cultura
    esquiva toda regla impunemente.
    El hambre es sepultura
    que entierra totalmente
    valores y auto estima de la gente.


    El hambre es pensamiento
    que cubre plenamente el orbe todo;
    es hórrido tormento
    creado por el modo
    en que la sociedad busca acomodo.


    Con cara de cemento
    sonríe taciturno y devastado;
    mirando al pavimento,
    el que ha sido golpeado
    por un destino avieso, sin bocado.


    El hambre es el planeta;
    pues cada quién es criminal inerte:
    buscando como meta
    el beso de la suerte
    se olvida que es esclavo de la muerte.
    A Anyelina, bristy, aonika2 y 1 persona más les gusta esto.
  10. Yo
    Yo mismo
    Yomismo Denuevo
    Yomismo Denuevo y otra vez y por siempre
    Yo el nini
    sin izquierdas ni derechas ni extremismos
    yo por la calle del medio
    yo el escuálido sin colmillos, sin aletas pero con agallas
    yo el escuálido que no es enjuto, ni enfermizo, ni pálido ni cochino
    yo el majunche orgulloso y fiero de ser majunche
    yo el ingenuo, el inocente y el pendejo
    yo el poeta sin sus versos
    el buhonero sin mercancía
    el taxista sin un taxi
    el que nunca tuvo arte ni parte ni profesión ni destino…

    Yo el nini
    Acorralado entre sectas partidistas
    Arrimado
    Arrinconado
    Acuartelado
    Escondido y enconchado en espera de mejores luces…

    Yo
    Yo mismo
    Yomismo Denuevo y otra vez y por siempre
    Yo el apátrida patriota y patriotero
    el apaleado por los golpes de la vida
    el ajusticiado por los crueles segunderos de relojes retrógrados
    el sometido, el manipulado,
    el del cerebro lavado por ideologías jabonosas y obsoletas,
    el crucificado cien millones de veces por los abusos de la historia
    el que oye las promesas y escucha desencantos
    el que ve las misiones sin mirar más que divisiones e injusticias
    el aterido, el mojoneado, el engañado, el aburrido, el desgranado
    el por siempre amenazado en silencio y entre gritos
    el ya cansado de tanto “más de lo mismo”…

    Yo
    el que dice “no hay Navidad sin hallacas ni castañas”
    el que airado y abatido y asediado y embestido y devorado
    el que yace en su choza y en su rancho y en su barrio y en su hastío;
    yo el tierrudo, el marginal, el cerrero y el sifrino
    el enjuiciado tantas veces por los dimes y diretes
    el delincuente sin más culpa que su imagen y presencia

    Yo
    Yo mismo
    Yomismo Denuevo y otra vez y por siempre
    resucito y me rearmo y me repongo y me compongo
    y alzo voces a los cielos y le grito al Universo:
    ¡YO TAMBIÉN EXISTO!
    A bristy le gusta esto.
  11. Cadencia matutina en tu mirar
    aliento que me anuncia un nuevo día
    haciéndome de nuevo suspirar.

    Quién más pudiera ser, de mi alegría,
    razón y fundamento necesario!
    tan sólo tu silueta esposa mía

    Bregando diariamente por salario
    aguanto todo esfuerzo por amor
    pues es tu corazón mi fiel sagrario.

    Te dejo esperanzado mi sudor
    y toda mi energía y mi vivencia
    tan sólo por tu risa y tu candor.

    Y quiera que la vida y su experiencia
    me enseñen a tratarte con esmero
    y pueda yo contar con tu paciencia.

    Y puedas tu contar con el sincero
    cariño que te anuncian mis pupilas
    mis besos, mis caricias, mis "te quiero"

    En este sentimiento que nos hilas
    con sabios procederes cotidianos,
    se guardan los amores que perfilas

    con todas las caricias de tus manos.
    Amor, amada mía y fiel amante
    que celas mis angustias entre arcanos

    yo celo tu sonrisa de diamante
    con todos los tesoros del edén
    que fluye,de tus mieles,excitante!

    Tu vida que es mi vida y parabién
    es dulce maravilla de mi anhelo.
    tus alas son mis alas y mi vuelo.
    Pasara un ángel y dijera amén!
    A bristy, aonika2 y Miguel Mercurio les gusta esto.
  12. Aún no he conocido a nadie
    que defeque flores
    ni que mee champaña
    he conocido si
    a gente que tiene el culo
    debajo de los pies
    y se lo pisa
    con ansias cotidianas.

    La soberbia
    Ese monstruo despreciable
    que se arrima a la ignorancia
    y termina por parir el fanatismo.

    La soberbia
    esa momia sin vendaje
    que se pega a la ignorancia
    dando a luz al fanatismo

    Aún no he visto a nadie
    evacuando flores perfumadas
    ni orinando exóticos cocteles
    A alguien si le escuché
    decirle a los hijos
    "Si no dejas de molestar
    te pongo a mear petróleo!"

    Si mearamos petróleo
    Seríamos todos millonarios...
    A bristy, Afuge y aonika2 les gusta esto.
  13. Qué culpa tengo yo de mis deseos
    si tengo sentimientos que son reos
    de trovas y de encantos y canciones
    Qué culpa tengo yo de mis pasiones.

    si tengo mis hormonas entre arpeos,
    qué culpa tengo yo de que sean feos
    los signos del poder de mis acciones
    creando y generando confusiones.

    Allende los silbidos del pecado
    se esconden los arpegios del perdón
    que allanan el camino de las vallas.

    Si encuentro los senderos al Dorado
    y asisto nuevamente al corazón
    daremos con el verso que te callas.
  14. Pestilencias
    hedores degradantes
    nauseabundos los tuétanos
    de un mundo sin más sudores
    que los llantos desangrados
    de una sombra incauta

    Aquelarre siniestro desintegra la vida
    en un alarde de euforia desmedida
    Los glaciares se desvanecen
    arrinconados por calores excesivos
    y las plazas se convierten en piscinas
    los transeúntes se desplazan en canoas

    He visto autos flotando en las aceras!

    Funesto ejército de gotas y mareas
    saquea las tierras cultivables
    el agua gana espacio a las ciudades
    en medio de la fiera indiferencia.

    Y entre aluviones y tormentas
    hay gente que se sube a los tejados
    por no querer morir de asfixia y mengua.
    A bristy, Miguel Mercurio y ropittella les gusta esto.
  15. Quiero escribir algo diferente
    algo que me aturde y conmociona
    Quiero llorar por los que perdieron sus ojos
    sus ojos corriendo tras camiones de basura
    Quiero gritar por los que perdieron sus voces
    sus voces volando tras un sueño fracasado
    Quiero tocar por los que perdieron sus manos
    sus manos buscando las sendas del Dorado.

    Y quiero rezar
    rezar por los desposeídos
    rezar por los desalmados
    rezar por los sometidos
    y por todos los que han sido esclavizados.

    Hoy quiero escribir algo diferente
    algo que me aturde, me impresiona y me conmueve

    Quiero escribir por los que han colgado ya la pluma
    o la han guardado en gavetas abismales.
    A bristy y ropittella les gusta esto.