1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el primer número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Y no te olvides: el número 2 de Eco y Latido se publicará en Mundo Poesía el 1 de diciembre de 2017.
    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. `

    Mi perro (no me gusta utilizar ese pronombre)
    ayer aprendió a preguntar
    con los ojos por qué siempre enlazo su cuello
    al salir a la calle.
    Y yo le contesté:
    eres un perro en un mundo de hombres.
    Es por tu bien.
    A veces yo me pongo un collar de nubes.
    Un collar de nubes y una tormenta en los zapatos.
    Y parezco joven. Parezco ayer.
    Hoy el mundo espera ansioso
    el apocalipsis en pantalla plana:
    misiles de cabeza nuclear interceptados
    por escudos antimisiles con cabezas nucleares..
    La venganza de los dioses justos
    aplastará a la hora de máxima audiencia
    al comeperros norcoreano.
    Llaman a la puerta:
    Dos extraterrestres disfrazados de testigos de Jehová
    me invitan a convertirme en el próximo Supermán.
    Al principio me hago el estrecho..
    pero un brillo en los ojos (y en el blanco dentífrico
    de mis colmillos me delatan).

    Hoy los grifos escupen trozos de mar,
    mi ventana es una oxidada frontera de lunas
    (demasiado tiempo sin congeniar con su luz).
    Fabrico versos como poseso.
    Versos de navaja y cerveza,
    versos de polvo radioactivo y de cielos
    rojo oscuro.
    Sé que tú me esperas donde siempre
    pero yo ya no pongo cara al siempre,
    tampoco a ti.
    Voy a ser el mejor Superman de todos.
    Ganaré (de un superbostezo) la madre de todas las guerras,
    tocaré el rock&roll de los rock&roles.
    Mi perro nunca más llevará collar
    y tú saldrás como por arte de magia
    de debajo de la piel seca y arrugada
    de alguno de mis versos terminales.
    La cafetera llora de felicidad,
    y mis alas -y mi sexo- comienzan a florecer
    sobre el desierto que se alza -como un rascacielos
    de arena y desidia-
    entre el casco viejo de la ciudad...

    ____________
    A Banshee y Rosario Martín les gusta esto.
  2. `[​IMG]


    Hay perros que no pueden entender

    por qué sus cercanos dioses
    castigan tan cruelmente

    su docilidad
    su carencia.

    Hay perros que quieren ver amigos
    en sus dioses.
    Perros que cedieron su alma
    de lobo
    por paisajes
    de lunas pintadas.

    Dioses de cristal, machos alfa, defectuosos.

    Y ellos no comprenden su pecado,
    su culpa.

    Y ladran su incomprensión
    a lo largo de los siglos
    de los valles
    de las estrellas,
    de los cielos..

    Y solo aúllan al final,
    cuando la incomprensión se hace dolor
    insoportable dolor,
    -pena insostenible-

    no solo en sus cuerpos y sus carnes:

    Sobre todo en los límites asfixiantes de sus mentes
    y sus cerebros.


    Y entonces solo gruñen (y muerden) bajito,

    imperceptiblemente,.

    a lo largo de aceras
    de ciudades estériles,

    a lo ancho de los desiertos del pensamiento,

    a lo duro de la sinrazón..


    ...Y entonces ya solo buscan aquel calor antiguo -e imprescindible-
    enterrado entre órbitas de basura,
    -bajo los escombros de su mundo
    y de sus días-

    (y algunos intentan reconstruir su aullido)

    y callan para siempre
    (como perros con extraños sueños de espuma)

    vena a vena,

    cuneta tras cuneta...

    ...por los siglos de los siglos.

    ___________
    A Rosario Martín le gusta esto.
  3. ´


    Hay niños, ejércitos de niños (que ya no son tan niños)
    que sueñan con cosas de niños que no lo son tanto:
    Por ejemplo, que pasean por las nubes (esos malditos días
    en que la gravedad de la Tierra se traga todo atisbo de fe);
    otros muchos también sueñan que sobrevuelan el mar
    (escribiendo vidas distintas en cada isla y cada puerto
    que encuentran por el camino);
    y no pocos, que se tiran de cabeza desde la cima de los glaciares
    hacia fondos sembrados de arenas prohibidas
    deslizándose como kamikazes pingüinos sobre sus empinadas
    y azules paredes..

    Y sueñan mientras lanzan palos a su perro,
    cuando conducen bajo un horizonte rojo sacado de un cuadro impresionista de Van Gogh,
    cuando administran la dosis recomendada de suavizante a sus lavadoras.
    O cuando algo más que sus ojos se funde en el paisaje
    contra el cristal de la única ventana
    con paisaje y con cielo que hay en la oficina.

    Estos niños (y niñas por supuesto), tienen sueños tan disparatados como:
    que son portada del New York Times
    porque han descubierto la pastilla mágica
    contra el cáncer (nadie antes cayó en los principios activos
    de la ceniza de tabaco mezclada con cerveza caliente),
    o por haber desentrañado un complot internacional para acabar definitivamente
    con el sentido común..

    O incluso por meter el gol de la victoria en la final del próximo mundial de fútbol
    en el minuto 32 de la prórroga...

    Pero los niños soñadores no tardan en aprender lo efímero del éxito
    (...y su promiscuidad), las terribles consecuencias de rozar los sueños;
    la verdadera y mísera naturaleza del grueso de la Humanidad.

    Es entonces cuando un vacío de hielo recorre cada milímetro de sus venas,
    y los ideales se muerden la lengua, y las playas únicas
    y paradisiacas de la imaginación empiezan a oler a moho.

    Pero también sucede que un día una mínima ráfaga de aire se cuela por sus narices
    e incendia esa boba liana neuronal que va desde los estómagos a las nucas;
    y acaricia de manera extraña la piel de sus brazos..
    Y entonces uno de esos niños de repente quiere más que nunca al paisaje,
    a la persona que está frente a él; ve dentro de los ojos de un animal;
    se siente una hermosa y valiosa hoja del árbol del universo
    por derecho propio.

    Algunos de estos niños "infectados" arrojan sus labios contra otros labios de manera suicida,
    o dicen la palabra exacta en el momento exacto.
    Ocasionalmente detienen el tiempo y se salvan de un futuro letal,
    y se desprenden de algo que era ellos, pero al mismo tiempo no lo era.

    Algunas veces (en solo unos segundos)
    inventan un idioma nuevo,
    un planeta que nunca antes estuvo
    en una galaxia que nunca antes existió;
    un aroma nuevo, un sabor imposible;
    un color mágico (y también nuevo),
    (...y adquieren el superpoder de contagiar
    a quienes están cerca de ellos...)

    ...Otras se despiertan con la boca pastosa,
    el alma vieja y sudada,
    y un antiguo conocido

    e insoportable olor a muerto
    (que tira para atrás...)

    ___________
    A Rosario Martín le gusta esto.
  4. '

    Podrías saludar a cada nueva mañana

    con una sonrisa de oreja a oreja,

    y un Buenos Días tan grande

    y tan esplendoroso como el Taj Mahal.

    Dar la vuelta a tu vida

    como a un colchón de nueve años

    (demasiado tiempo para un colchón).

    Volverte un fanático del water-yoga

    un crack en el arte del bonsai

    o un devoto de los alimentos sin.


    Podrías cambiarte de ojos

    (metafóricamente hablando, claro está)

    ensordecer a placer

    por uno solo o por ambos oídos.

    Guardar en la mesilla del dormitorio

    un par de conciencias de repuesto

    para la hora del sueño,

    y hasta tener bajo la tele

    (en ese estante de la mesa que la sostiene)

    un kit de tripas y estómago incluido

    para escuchar, imperturbable, las noticias de las ocho

    y media de la noche.


    Podrías mitigar

    esa urticante sensación

    de desapego existencial

    con una barbacoa (y una borrachera) semanales,

    con un esporádico polvo

    de película,

    y hasta creerte

    el mismísimo 007

    (el día que esa preciosa parejita

    de hambrientos llorones

    duermen plácidamente

    en casa de la abuelita)


    ...Y así con todo.


    ...Pero ni todo eso te borrará de la cabeza

    los monstruos babeantes

    y esas hormigas gigantes

    de colores chillones

    que juegan a rodearte

    y dispararte rayos, flechas y balas perforadoras

    contra el último reducto superviviente

    de cerebro donde almacenas

    la absurda idea en que de alguna

    extraña y compleja manera

    pudieras llegar a sentirte

    medianamente satisfecho de tu vida,

    a gusto con el mundo

    y poder hacer las paces

    con la humanidad.


    ...Ni con todo eso, cesarán los temblores,

    esas náuseas y sudores fríos

    que te llevan irremediablemente

    de nuevo a destapar esa botella

    de añejo y resignado pesimismo

    con ese intenso toque de dulce apatía

    y un más que ligero matiz

    de afrutado asco (siempre fresco),


    y beberte de un trago

    la cantidad necesaria para que por un rato,

    aunque solo sea por un fugaz instante,

    imaginarte

    el tipo que no tiene la más remota

    necesidad de ser feliz,

    pertenecer a ningún puto grupo

    de guasapp,

    ni sentirte culpable

    por haber desperdiciado

    una vez tras otra

    tu suerte al nacer

    y todo lo bueno que hicieron

    tus progenitores

    (y aquella novia de la facultad

    en segundo de derecho)

    por ti.


    Porque, amigo, no te engañes,

    la felicidad es solo asunto

    de ingenuos rumiantes,

    (hasta el momento de subir al camión),

    y también de depredadores

    que nunca soñaron

    con un mundo ideal.

    -Solo con tener la panza llena,

    los testículos vacíos,

    y una reconfortante siesta

    anti-remordimientos.


    Lo demás son solo

    cosa de los anuncios de la tele,

    y desbarajustes climático-hormonales.

    Una simple peli de princesas bobas,

    príncipes pijos en descapotable

    y hadas madrinas viejas

    con la piel quemada por el sol,

    fumadas y en vaqueros...

    ...No more my friend.

    __________
  5. `

    Verdaderamente no me explico...

    que tras oír argumentar
    el amor a los animales
    de los cazadores,
    y los aficionados a las corridas
    de toros,
    el amor a la plural convivencia de los pueblos
    (y al imagine de John Lennon)
    de los nacionalistas,

    el amor por la paz
    de los fanáticos de las armas
    de fuego y los votantes
    del
    mesías
    Trump,

    ...el amor por la familia de los acérrimos católicos
    que culpan de las violaciones
    a la medida de las faldas
    que lucen las féminas
    (no como sus psicocastradas esposas
    e impolutas hijas).

    El amor por dios y por la justicia
    universal
    de los yihadistas que degüellan
    y explotan
    a todo aquel
    que no odia
    y asesina como ellos..

    Verdaderamente no me explico

    ...como alguien duda
    que el verdadero amor en este mundo
    pervive principalmente
    en esa pareja de golondrinas
    que anidan año tras año
    sobre la misma tubería
    en el fondo
    de un garaje,

    el amor de nuestras incondicionales mamis,

    o quizás ese otro, menos romántico
    y sublime, ciertamente,

    ...durante la media hora en que mi amigo X
    se mete una raya con la longitud
    que va del ombligo a la flor del tanga
    de la chica más guapa y encantadora
    del lugar, que de siete a tres,
    hace olvidar
    los desagradecidos
    y brumosos pasillos del amor full time
    (...por un rato), previo pago de 60 euros

    y dos copas de cortesía,
    a cualquier infeliz
    o desplayada ave
    atracada

    en ese atolón luminoso,
    multicolor
    e insinuante
    del kilómetro 35 y medio

    de la carretera Madrid-Burgos..

    ___________



  6. Ahora que sé que los dueños del mundo
    conocen los entresijos y las aristas
    de mis gustos sexuales
    (y me la suda, ..con perdón).
    Que esta sociedad se mantiene y crece con la carne
    y la baba de los idiotas.
    Que no hay cosa que más duela a los poderosos
    que no ser inmortales.
    Yo, amante del grito codificado de los violines
    y de la autenticidad de los heavy-metal.
    Yo, enemigo visceral de los graníticos ganaderos
    y admirador de los lobos.
    Yo, que fui casi tan gilipollas como los hooligans,
    (pero no tan patético como los padres de familia
    que solo hacen el amor a sus mujeres
    los domingos cuando gana su equipo).
    Yo, que cazaría a los cazadores,
    que gocé con las litronas en aquella alameda
    de posadolescencias mágicas,
    como en las fastuosas fiestas de ricos y mis amigos maricas
    homenajeando al vergel de los ochenta
    y compartiendo geometrías con el servicio.
    Yo, que ya no me engañan los disfraces sociales,
    que perdono la ignorancia
    pero no la estupidez ni la maldad.
    Que me odio y me quiero sin exaltaciones,
    que odio sin fervor y quiero con el más gigante
    de los excesos.
    Que ya no tengo nada que vender
    ni nada que comprar.
    Yo, que sé que no tengo ni puta idea de nada
    pero he aprendido a reconocer la sangre en el arte
    y la belleza adornada con cicatrices y legañas
    y el amor sin la burocracia del después..
    Yo, cansado de tanto yo,
    envuelto entre la puerilidad humana
    y ese otro algo sin nombre
    que me vaporiza una y otra vez
    como una jodida explosión nuclear
    hecha a medida..
    Que me pudre como el cadáver de un gato
    en medio de una autopista hermosamente iluminada
    en una vaga e irreal noche de abril...
    Yo que aleteo en reserva de fe, semi-hundido,
    donde hoy mis ángeles de la guarda debaten sobre el cáncer,
    sobre fútbol o política
    y viajan en autobús.
    ...Y ya ni siquiera recuerdan
    cuando los ángeles
    volaban a ciento ochenta kilómetros por hora,
    con la música a tope, el alma esponjosa,
    boca arriba y hasta del revés...

    ______________


  7. `
    Un sol extrañamente rojo
    nos sonríe desde el horizonte.

    Un cielo sembrado de óvalos azules
    impregna/derrite la pobre razón
    y los frágiles cimientos
    de nuestra orgullosa humanidad..

    Los invasores son buena gente
    (y vegetarianos).
    A los millonarios se les doblan las rodillas.
    A las derechas mundiales se les doblan las rodillas.
    A los comunistas se les doblan las rodillas.
    Al clero se le doblan las rodillas.
    A los nacionalistas se les doblan las rodillas.
    Quiebran las notarías.

    Hordas vecinales arrasan las superficies comerciales.
    Las vacas en los prados se muestran sospechosamente
    felices.

    En USA hay colas interminables en las tiendas de rifles.
    Los catastrofistas levitan de gusto (y gritan por las calles
    que ya lo decían).

    Frikis y raritos hacen el año.
    Las farmacias y televisiones hacen el año.
    Las tabacaleras y licorerías hacen el año.
    Los camellos hacen el año.
    Sex shops y tour-operadores se relamen.
    Las telefónicas se colapsan
    (...y mi portera se ha quedado muda)

    Los militares se planchan feliz y ritualmente
    sus uniformes.
    Los refugiados de guerra olvidan
    por un momento su puta mala suerte.
    ¡Y Spielberg ahora es dios!.

    Paseo con Bart por el parque
    (con su pelo y el mío teñidos de luz azul y roja).
    Él ladra al cielo,
    yo mando un guasap a los allegados:

    Mi 50 cumpleaños va a ser memorable:
    (Quizás esta vez por fin vengan a tocar, y gratis, los jodidos Rolling Stones
    al salón de mi casa).

    ____________
    A Troto, Víctor Mileo y elena morado les gusta esto.


  8. `
    He besado como si no existiera un mañana
    (mi lengua era un monstruo hambriento
    a punto de fundirse en la roca
    y de arrebatar hasta el latido último de una mujer)
    He reído como si esperara el armagedón
    (en una noche donde un dios en horas bajas
    invitaba a la penúltima en un antro de mala muerte
    que nada tenía que envidiar al paraíso).
    He llorado con la rabia del diluvio universal.
    He bebido hasta secar cualquier atisbo de sed
    y compostura.
    Y he volado entre las estrellas escuchando una vieja cinta
    de los Midnight Oil,
    (intoxicado de kriptonita)
    adelantando al mismo Superman.
    He escrito versos que no me creo ni yo.
    He sucumbido y he despertado, hasta perecer de dulce asco
    y he resucitado abrazado al sol
    mientras hervíamos arroz en una cocina (la más bella
    cocina del mundo) pintada de amor del bueno
    y de absoluto abril..
    He renegado de mí tantas veces que ya no me reconozco
    (pero aún guardo un milagro entre las uñas
    y busco ese sitio perfecto donde caer)
    He olvidado tanto lo que nunca y tanto fui que ya no sé ni quien soy.
    Y aun así, aun así, todavía soy el niño que algunas noches
    inventa una cabaña-búnker bajo las mantas.
    El adolescente que pelea a muerte con sus humos y sus sombras,
    el soldado que se rinde por una canción.
    El adulto que cruje en la sensatez de los árboles,
    que ha aprendido a mirar el fondo de sí mismo
    sin ahogarse en los bordes.
    Y soy el viejo que necesita volver a creer en calabazas
    que no lo son
    y en ranas que hablan.
    El que nunca necesita a nadie,
    el que siempre necesita a todos.
    El que un día chuleó al mundo
    y al siguiente lo tuvo que encender a golpe de piedra.
    Alguien capaz de desangrarse mil veces
    y mil veces fabricarse otras venas
    capaces de arrancar de nuevo
    (cual bucle inercial y absurdo).
    En fin, ese idiota que aún llama a su madre
    desde algún lugar que ya no existe
    cuando el cielo le da un ultimátum,
    cuando lo vuelve a intentar
    y siempre la vuelve a joder.
    Un tipo que al fin se sabe mosca
    pero todavía se hunde en la miel
    y se agarra a las nubes
    por decreto,
    y por los mismísimos genitales de su sueño...

    _______________

  9. `

    Mis queridos poetas:
    Tened compasión de vuestros amados,
    incondicionales
    y sufridos lectores..
    ¡Por el bien de la humanidad!, estrujaros un poquito
    vuestras brillantes seseras.
    Poned a trabajar esas prodigiosas neuronas
    que dios os ha concedido..
    Imaginad..
    Escribid..
    por ejemplo,
    que el alma es una caja de música defectuosa
    cubierta de polvo y telarañas,
    desafinada, con la garantía caducada
    y jodida de tanto decirla..
    que el corazón es una máquina encallecida
    y ensangrentada que se reemblandece
    y derrapa cuando llega el buen tiempo
    y cuando a vuestro/a vecino/a cañón (a régimen
    desde enero) se le pega la ropa sudorosa
    al cuerpo...
    ¡Por dios!, Dejad a las mariposas, las luciérnagas
    y los pájaros tranquilos,
    dejadles que vuelen en paz,
    que cacen moscas y gusanos,
    píen, caguen, pongan huevos y copulen a gusto.
    Dejad a las flores con sus polinizaciones
    y sus reacciones alérgicas.
    Asumid que es normal que vuestros amantes
    se larguen con tipos/as más jóvenes y más guapos/as
    que vosotros/as (no hagáis una tragedia griega de ello)
    Sabed que Peter Pan acabó trabajando para el tesoro público,
    hoy con hígado graso y halitosis crónica
    (Campanilla dejó los polvitos mágicos
    pero hoy sufre de sobrepeso y adicción al prozac).
    Dejad a los entes divinos tocando sus arpas
    y a las resabiadas sirenas engulliendo sashimi
    en el Marriott de Jacó Beach.
    Dejad las olas que fluyan como toda la vida
    puteando a los cangrejos desorientados
    y a los niños diplomados en arquitectura medieval..
    ¡Bajaros de la luna un rato...que la vais a desgastar!
    ¡Oxigenaros!
    Guardad vuestras bucólicas infancias en el álbum de fotos
    de la abuela.
    Sacadla de la residencia.
    Iros a vivir al Everest o a Limón.
    Follad más y no gastéis tanto papel,
    tanta tinta ni luz eléctrica en repetir
    una y otra vez las mismas e insulsas ñoñeces.
    ...Y vosotros, poetas ultraintelectuales y filólogos en paro..
    ¡Coño!, que no os entiende ni dios,
    Escribid un best-seller si tan listos sois...
    No os creáis los aplausos de vuestros congéneres,
    -igual de aburridos y jodidos que vosotros-
    Poned vuestro talento al servicio de algo útil.
    ¡Gritad!... Pelad vuestras venas..
    ¡Ondead la sangre..!
    Declararos ninfómanos de instantes
    y de emociones!
    Dad caña a la banca y a las putas energéticas,
    a vuestros rapaces líderes,
    a los hijos de puta con nombre y apellidos...
    Mis queridos bardos,
    no nos mintáis.
    Poetizad vuestros gatillazos (esos que nunca ocurrieron)
    o cuando vomitasteis sobre la camisa
    de ese reluciente amor de verano..
    versificad vuestros pecados más oscuros,
    vuestras indecibles y apoteósicas meteduras de pata.
    ¡Escribid para la calle!
    hablad de cómo tragarse las lágrimas en seco,
    de cómo enjuagarse las tripas
    en este estercolero de mundo...
    Dejad de pelotearos mis eruditos capullines.
    Arrastraros por el fondo de un mar
    de barro, y resurgid a la superficie
    con la mala ostia de Moby Dick,
    Subiros como King Kong al edificio más alto
    de la ciudad
    y escupid vuestros hirvientes
    y tóxicos versos
    sobre la aletargada masa de media mega
    y tarifa plana de allá abajo.
    Aullad entre una alucinógena niebla
    como el perro de Baskerville..
    (...pero no os la fuméis)
    ¡Sorprendernos poetas!:
    hackead nuestras crionizadas conciencias...
    piratead nuestros más infranqueables sueños,
    grafitead nuestras anémicas mentes...
    (y subid el sueldo a vuestras musas)
    Mis hacendosos y orgullosos poetas
    Tened piedad de vuestros devotos
    y extraviados lectores
    por favor..
    ¡solo...
    solo un poquito de compasión!
    mis queridísimos poetas...

    ______________

  10. `

    Un dios en holograma y muy simpático
    juega al escondite
    y las adivinanzas con su impúber rebaño.

    Dos cuerdos de remate se enzarzan
    por una lámpara mágica
    en el callejón de los sin pecho.

    Esta mañana aprieta el aire
    como nunca. Retornamos al hogar
    donde se reenamoran de la vida los incrédulos.
    Inundar castillos de papel.
    Traducir el adn nervioso
    de tus pestañas (y zambullirme
    en él para siempre).

    ...¿Recordáis aquellas curvas de avispa
    mordiendo la razón
    en las primaveras
    no resueltas de los cuerpos?

    Algunos alimentaban paraísos a 45 rpm
    (también escupían ruinas malolientes
    con forma de pájaro) mientras yo
    derrapaba, idiota, en las ortigas de sus ojos.

    Luego, me quedé sin ruedas
    (y sin pájaros)

    Hoy:
    Versos sin receta
    Verdades a rastras
    Gente sin olor
    Acupuntura del espíritu
    Réquiem por mi horizonte.

    Silbemos, cual entes volátiles,
    entre las agujetas de un espejo bobo.

    Desenchufa, cariño, el mundo y sube la música
    que

    Hoy por fin (o por un rato) vuelve
    a llover: lunas ámbar y tequila

    sobre
    los álgidos infiernos del espacio-tiempo.

    ___________
    A Rosario Martín y elena morado les gusta esto.

  11. `
    Perdieron los de siempre.
    Los del cigarro en modo estrella
    y las instrucciones del revés.
    Los de los monstruos sonámbulos
    y la melanina transparente...

    Perdieron ellos. ¡Cómo no!.
    Los que andaban con la fe ladrada
    y el sueño en pelotas.
    Con las alas deformes,
    con el aplauso fiel de una lluvia
    sin aditivos, de 41º
    o de las gaviotas,
    (y el karma arrugado en la guantera).

    Ellos, los de siempre:
    locos como una manzana de caramelo,
    lúcidos como un escalofrío a medianoche..
    Partieron solos como ratas
    (o no cabían en su funeral).
    Con la hora adelantada,
    el alma empastada y artrítica
    Y sin ningún buffet de ángeles a sus pies.
    Murieron suicidados o malheridos,
    asustados y jodidos,
    igual que todos sí.

    Pero se fueron como vivieron:
    con el corazón en alto.
    Y aun roto.
    Y aun con el gesto inaudible...
    bombardeando, los muy cabrones
    -mis queridos cabrones-
    los estómagos y las mentes,

    ...aún echando chispas.

    _____________
    A elena morado y Víctor Mileo les gusta esto.


  12. Resulta, amigo,
    que un día te han crecido los enanos,
    y también te ha crecido el coche,
    la oficina,
    las superficies comerciales,
    el televisor,
    tu bola de cristal,
    los terremotos a deshoras,
    los fiordos del disco duro,
    el botiquín de casa
    y la casa entera.
    Y ya no solo eso.
    Y es que, en un instante,
    (como visto y no visto)
    te ha encogido el chasis de despegar,
    el depósito de gasolina súper
    y esa chistera sin fondo
    de los sábados noche
    a pelo y rotulados de deja vu.
    Ahora eres una hormiga escapada de la fila,
    sola,
    desubicada,
    en un jardín rebosante de arduras jurásicas,
    emoticonos hambrientos
    y hormigueros de pago.
    Un ratón desafiando y desafinado,
    todo compungido
    (y un poco cabreado),
    con ataques de irracionalidad ratonil
    y lleno de pulgas,
    a una manada de elefantes
    que no te ven (según tu psicólogo).
    Y es que resulta
    que también te han crecido la sombra,
    los fantasmas insomnes
    y las cicatrices de tus inmemorables
    (y alienígenas) revueltas de campana..
    Como a la par te encogieron
    las eses y las zetas mayúsculas
    de tu indeformable
    reino previscoelástico,
    la despensa de munición
    para las batallas perdidas,
    los sueños despiertos en alguna parte
    o aquellos trenes mágicos hacia ningún sitio.
    -...Y como te encogió
    el Supertramp en París,
    los Picapiedra,
    Joan Manuel Serrat,
    el sex, drugs & rock&roll,
    el Alquimista
    y su puta madre-
    Resulta que ahora eres
    un triste y resabiado iceberg andante
    con fiebres boreales y un titanic
    clavado en la espalda.
    Un gran iceberg menguante
    escudriñando una paella multicolor
    mientras el sol, las olas
    y un banco de jóvenes sirenas
    con la brisa a favor
    y el corazón de punta
    se contonean felices
    acaparando la arena,
    a ritmo de reguetón,
    y -sin casi mirarte-
    sonríen,
    te llaman de usted,
    ponen las largas
    y te piden paso.

    ____________
    A Rosario Martín le gusta esto.


  13. ¡Jóder!

    Que a esa veinteañera del anorak negro-luto
    le han asesinado -vilmente-
    hasta el último pájaro del corazón,
    sus sueños, y todas las toneladas de su risa
    descosida, ayer, de un solo golpe,
    (a la puerta de una discoteca de Malasaña)
    su príncipe flaco y la zorra de su ex-mejor amiga.

    Y a ese tío, rellenito, cojo de espíritu,
    de visión distorsionada y aterrizada
    en algún inhóspito planeta del sistema transolar,
    que ha sido fulminado por multi-enésima vez,
    junto a su multi-pisoteado sudor y su multi-pateado orgullo
    de escuálido cristal antiabriles...

    Y ese otro señor de mandíbula insomne,
    con el grito encogido en la caverna sin aire
    de sus huesudos puños, de pelo nieve y prescrita razón.
    Abrigo de lana con perfume a ancianidad
    prematura; madera muerta de biblioteca,
    -veintiséis diplomas-, semen rancio y altos techos
    por currículum vitae;

    observa a esa pareja adolescente
    con mudez crepuscular
    como jilguero gris declarado culpable
    al nacer.

    Ese chaval de acné, pulso de ola y estampidas interiores
    derrite a la chica de culo levis
    que a su vez derrite la ventanilla espejada.

    Y ese señor del fondo, que carga toda la tristeza del mundo
    en los dos agujeros negros de sus diminutos
    y opacos ojos. No quiere mirar a nadie
    por si la gravedad engulle a alguna víctima inocente,

    y lleva la sangre de su último suicidio inacabado,
    incrustada en el dibujo de la goma de sus suelas
    aunque mantiene erguida la sombra de su dignidad
    (y muerde si alguien rematarlo osara).

    Y ese traje con hombre que viaja dentro de su cartera
    piel, Titto Bluni, de virtud portátil o cocaína con Ballantines
    y sin música en la vena.
    ¡...Ay esa mujer! ...esa mujer que derrocha primaveras a destajo
    pero nadie nunca la supo llegar ni al estribillo de su escote
    (ni siquiera al do de sus tacones).

    ¡Jóder!...Esa joven de anorak negro...
    con dos minas de luz rabiosa como pupilas
    cruza mirada con un viejo de curtida pluma
    y tinta fotográfica en las suyas.
    Y embadurnada de dulce olor a lunes y andén
    nace al instante (como por cosa de magia)
    una obra de arte en algún túnel del espacio-tiempo
    perdido allá por la galaxia,

    (...por ejemplo, entre Bilbao y Alonso Martinez).

    __________________
    A loureed, tribuZen, Antomar Alas y 2 otros les gusta esto.


  14. Tú, señor del lavavajillas y la recta,
    alma cándida del sofá y rey de sombras.
    Bello durmiente de la galaxia
    y los parches reconfortadores.
    En qué trastero extraviaste la noción
    de ti mismo. Dónde las arenas
    y los planos originales del sueño.
    En qué canal te quedaste a vivir,
    en qué zapatos sembraste montañas,
    en qué bragas buscaste el cielo...
    Y todo para acabar vomitando
    la biblia de la televisión por cable,
    para tapar el horizonte con el ombligo.
    Y si nunca te estiraste con el desparpajo de un dragón
    y si en la vida lloraste a tumba abierta,
    si jamás resucitaste veinticuatro días en una semana...
    Ya sabes que los cuentos son mentira
    y que la mentira aliñada sabe a tarta de frambuesa y polietileno,
    pues eres el protagonista de tu cuento.
    Por qué soñar en días de lluvia
    si puedes ser la lluvia entera.
    Ay, triste y valiente pusilánime,
    si no sabes llevar un volcán bajo la piel
    a qué te metes en camisas de altas cumbres;
    porque en un mundo a golpe de silencios y tambor
    has de derrapar guitarras en la sangre,
    llevar playas de coral entre los dedos,
    perseguir rincones desandados y desnudos.
    Nunca los rinocerontes lucieron cascabel,
    nunca las águilas vistieron banderas
    ni amaron en calcetines.
    Te creíste dueño del tesoro,
    te pensaste amo de las llaves
    y no caíste en que las llaves son
    solo entretenimiento de peces,
    simple excusa de portero
    en el edificio de la avenida de los espejos,
    en una casa vacía y sin puertas.

    ______________
    A Víctor Mileo, Antomar Alas y elena morado les gusta esto.

  15. `
    Recuerdo, le recuerdo
    bajo aquel uniforme Batman style
    22 años, el"astra"a la cintura
    en el far west de la noche madrileña,
    aviario en la cabeza. Una chica de ayer
    entre vinilos y espuma. Pirámide de sueños
    en 3d. Gourmet de veneno dulce
    y angustias codificadas.

    360º de paraíso y piel primaveral.
    Tuppers y chester a media luz
    con café mecánico. Eran
    tiempos de musgo de amor
    por
    cable.

    Ser: de nube o volcán;
    menú de fluidos y tristezas comestibles.
    Un desconocido
    masticaba versos burbujeantes y sangraba estrellas
    allá por sus crepusculares rendijas.
    Como un búho flaco (o mosca kamikaze).
    Duelen sin vértigo los días vacíos
    navegando en olas de avenida
    a bordo de flamante black corsa (tdi)

    La recuerdo, ángel de copas.
    Sol puro en la noche de moda.
    Pijama azul algodón.
    Desimagina nortes sin oxígeno
    ríe causas con sabor a tierra y guindilla
    sobre isobaras de hiperternura..

    Ella
    hubiera hecho babear
    a la ONU y a Wall street juntas en pleno,
    al pintor más top de cualquier siglo,
    al primer astronauta en pisar Marte.
    Él decía:
    -El desapego es la vacuna del desengaño.
    -Boys don´t cry-
    pero
    los chicos eléctricos siempre mueren
    -una y otra vez-
    al contacto con el suelo.

    Gemían guitarras recicladas
    en el pecho, frente a intermitentes
    radioactividades de cremallera,
    mientras
    aceleraba incontrolable
    un reloj de arena con vocación
    de alud y desguace onírico.

    Juntos supieron que el único amor
    es el que sobrevive a los posos del alba,
    que el abismo se cocina a fuego muy lento
    y se traga a lágrima perdida.
    Que la red asesinó a la luna
    de los hombres-lobo,
    ...y que el cometa Halley
    transporta horizontes sin terminar
    y almas de perro.

    _______________
    A tribuZen le gusta esto.