Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño

  1. `

    Un dios en holograma y muy simpático
    juega al escondite
    y las adivinanzas con su impúber rebaño.

    Dos cuerdos de remate se enzarzan
    por una lámpara mágica
    en el callejón de los sin pecho.

    Esta mañana aprieta el aire
    como nunca. Retornamos al hogar
    donde se reenamoran de la vida los incrédulos.
    Inundar castillos de papel.
    Traducir el adn nervioso
    de tus pestañas (y zambullirme
    en él para siempre).

    ...¿Recordáis aquellas curvas de avispa
    mordiendo la razón
    en las primaveras
    no resueltas de los cuerpos?

    Algunos alimentaban paraísos a 45 rpm
    (también escupían ruinas malolientes
    con forma de pájaro) mientras yo
    derrapaba, idiota, en las ortigas de sus ojos.

    Luego, me quedé sin ruedas
    (y sin pájaros)

    Hoy:
    Versos sin receta
    Verdades a rastras
    Gente sin olor
    Acupuntura del espíritu
    Réquiem por mi horizonte.

    Silbemos, cual entes volátiles,
    entre las agujetas de un espejo bobo.

    Desenchufa, cariño, el mundo y sube la música
    que

    Hoy por fin (o por un rato) vuelve
    a llover: lunas ámbar y tequila

    sobre
    los álgidos infiernos del espacio-tiempo.

    ___________
    A Rosario Martín y elena morado les gusta esto.

  2. `
    Perdieron los de siempre.
    Los del cigarro en modo estrella
    y las instrucciones del revés.
    Los de los monstruos sonámbulos
    y la melanina transparente...

    Perdieron ellos. ¡Cómo no!.
    Los que andaban con la fe ladrada
    y el sueño en pelotas.
    Con las alas deformes,
    con el aplauso de una lluvia
    sin aditivos,
    de 41º o de las gaviotas,
    (y el karma arrugado en la guantera).

    Ellos, los de siempre:
    locos como una manzana de caramelo,
    lúcidos como un escalofrío a medianoche..
    Partieron solos como ratas
    (o no cabían en su funeral).
    Con la hora adelantada
    o el alma empastada y artrítica.
    Y sin ningún equipo de ángeles a sus pies.
    Murieron suicidados o malheridos,
    asustados y jodidos,
    igual que todos sí.

    Pero se fueron como vivieron:
    con el corazón en alto.
    Y aun roto.
    Y aun con la expresión inaudible...
    bombardeando, los muy cabrones
    -mis queridos cabrones-
    los estómagos y las mentes,

    ...aún echando chispas.

    _____________
    A elena morado y Víctor Mileo les gusta esto.


  3. Resulta, amigo,
    que un día te han crecido los enanos,
    y también te ha crecido el coche,
    la oficina,
    las superficies comerciales,
    el televisor,
    tu bola de cristal,
    los terremotos a deshoras,
    los fiordos del disco duro,
    el botiquín de casa
    y la casa entera.
    Y ya no solo eso.
    Y es que, en un instante,
    (como visto y no visto)
    te ha encogido el chasis de despegar,
    el depósito de gasolina súper
    y esa chistera sin fondo
    de los sábados noche
    a pelo y rotulados de deja vu.
    Ahora eres una hormiga escapada de la fila,
    sola,
    desubicada,
    en un jardín rebosante de arduras jurásicas,
    emoticonos hambrientos
    y hormigueros de pago.
    Un ratón desafiando y desafinado,
    todo compungido
    (y un poco cabreado),
    con ataques de irracionalidad ratonil
    y lleno de pulgas,
    a una manada de elefantes
    que no te ven (según tu psicólogo).
    Y es que resulta
    que también te han crecido la sombra,
    los fantasmas insomnes
    y las cicatrices de tus inmemorables
    (y alienígenas) revueltas de campana..
    Como a la par te encogieron
    las eses y las zetas mayúsculas
    de tu indeformable
    reino previscoelástico,
    la despensa de munición
    para las batallas perdidas,
    los sueños despiertos en alguna parte
    o aquellos trenes mágicos hacia ningún sitio.
    -...Y como te encogió
    el Supertramp en París,
    los Picapiedra,
    Joan Manuel Serrat,
    el sex, drugs & rock&roll,
    el Alquimista
    y su puta madre-
    Resulta que ahora eres
    un triste y resabiado iceberg andante
    con fiebres boreales y un titanic
    clavado en la espalda.
    Un gran iceberg menguante
    escudriñando una paella multicolor
    mientras el sol, las olas
    y un banco de jóvenes sirenas
    con la brisa a favor
    y el corazón de punta
    se contonean felices
    acaparando la arena,
    a ritmo de reguetón,
    y -sin casi mirarte-
    sonríen,
    te llaman de usted,
    ponen las largas
    y te piden paso.

    ____________
    A Rosario Martín le gusta esto.


  4. ¡Jóder!

    Que a esa veinteañera del anorak negro-luto
    le han asesinado -vilmente-
    hasta el último pájaro del corazón,
    sus sueños, y todas las toneladas de su risa
    descosida, ayer, de un solo golpe,
    (a la puerta de una discoteca de Malasaña)
    su príncipe flaco y la zorra de su ex-mejor amiga.

    Y a ese tío, rellenito, cojo de espíritu,
    de visión distorsionada y aterrizada
    en algún inhóspito planeta del sistema transolar,
    que ha sido pisoteado por multi-enésima vez,
    su multi-pisoteado sudor y su multi-vomitado orgullo
    de escuálido cristal antiabriles...

    Y ese otro señor de mandíbula insomne,
    con el grito encogido en la caverna sin aire
    de sus huesudos puños, de pelo nieve y prescrita razón.
    Abrigo de lana con perfume a ancianidad
    prematura; madera muerta de biblioteca,
    -veintiséis diplomas-, semen rancio y altos techos
    por currículum vitae;

    observa a esa pareja adolescente
    con mudez crepuscular
    como jilguero gris declarado culpable
    al nacer.

    Ese chaval de acné, pulso de ola y estampidas interiores
    derrite a la chica de culo levis
    que a su vez derrite la ventanilla espejada.

    Y ese señor del fondo, que carga toda la tristeza del mundo
    en los dos agujeros negros de sus diminutos
    y opacos ojos. No quiere mirar a nadie
    por si la gravedad engulle a alguna víctima inocente,

    y lleva la sangre de su último suicidio inacabado,
    incrustada en el dibujo de la goma de sus suelas
    aunque mantiene erguida la sombra de su dignidad
    (y muerde si alguien rematarlo osara).

    Y ese traje con hombre que viaja dentro de su cartera
    piel, Titto Bluni, de virtud portátil o cocaína con Ballantines
    y sin música en la vena.
    ¡...Ay esa mujer! ...esa mujer que derrocha primaveras a destajo
    pero nadie nunca la supo llegar ni al estribillo de su escote
    (ni siquiera al do de sus tacones).

    ¡Jóder!...Esa joven de anorak negro...
    con dos minas de luz rabiosa como pupilas
    cruza mirada con un viejo de curtida pluma
    y tinta fotográfica en las suyas.
    Y embadurnada de dulce olor a lunes y andén
    nace al instante (como por cosa de magia)
    una obra de arte en algún túnel del espacio-tiempo
    perdido allá por la galaxia,

    (...por ejemplo, entre Bilbao y Alonso Martinez).

    __________________


  5. Tú, señor del lavavajillas y la recta,
    alma cándida del sofá y rey de sombras.
    Bello durmiente de la galaxia
    y los parches reconfortadores.
    En qué trastero extraviaste la noción
    de ti mismo. Dónde las arenas
    y los planos originales del sueño.
    En qué canal te quedaste a vivir,
    en qué zapatos sembraste montañas,
    en qué bragas buscaste el cielo...
    Y todo para acabar vomitando
    la biblia de la televisión por cable,
    para tapar el horizonte con el ombligo.
    Y si nunca te estiraste con el desparpajo de un dragón
    y si en la vida lloraste a tumba abierta,
    si jamás resucitaste veinticuatro días en una semana...
    Ya sabes que los cuentos son mentira
    y que la mentira aliñada sabe a tarta de frambuesa y polietileno,
    pues eres el protagonista de tu cuento.
    Por qué soñar en días de lluvia
    si puedes ser la lluvia entera.
    Ay, triste y valiente pusilánime,
    si no sabes llevar un volcán bajo la piel
    a qué te metes en camisas de altas cumbres;
    porque en un mundo a golpe de silencios y tambor
    has de derrapar guitarras en la sangre,
    llevar playas de coral entre los dedos,
    perseguir rincones desandados y desnudos.
    Nunca los rinocerontes lucieron cascabel,
    nunca las águilas vistieron banderas
    ni amaron en calcetines.
    Te creíste dueño del tesoro,
    te pensaste amo de las llaves
    y no caíste en que las llaves son
    solo entretenimiento de peces,
    simple excusa de portero
    en el edificio de la avenida de los espejos,
    en una casa vacía y sin puertas.

    ______________
    A Víctor Mileo, Antomar Alas y elena morado les gusta esto.

  6. `
    Recuerdo, le recuerdo
    bajo aquel uniforme Batman style
    22 años, el"astra"a la cintura
    en el far west de la noche madrileña,
    aviario en la cabeza. Una chica de ayer
    entre vinilos y espuma. Pirámide de sueños
    en 3d. Gourmet de veneno dulce
    y angustias codificadas.

    360º de paraíso y piel primaveral.
    Tuppers y chester a media luz
    con café mecánico. Eran
    tiempos de musgo de amor
    por
    cable.

    Ser: de nube o volcán;
    menú de fluidos y tristezas comestibles.
    Un desconocido
    masticaba versos burbujeantes y sangraba estrellas
    allá por sus crepusculares rendijas.
    Como un búho flaco (o mosca kamikaze).
    Duelen sin vértigo los días vacíos
    navegando en olas de avenida
    a bordo de flamante black corsa (tdi)

    La recuerdo, ángel de copas.
    Sol puro en la noche de moda.
    Pijama azul algodón.
    Desimagina nortes sin oxígeno
    ríe causas con sabor a tierra y guindilla
    sobre isobaras de hiperternura..

    Ella
    hubiera hecho babear
    a la ONU y a Wall street juntas en pleno,
    al pintor más top de cualquier siglo,
    al primer astronauta en pisar Marte.
    Él decía:
    -El desapego es la vacuna del desengaño.
    -Boys don´t cry-
    pero
    los chicos eléctricos siempre mueren
    -una y otra vez-
    al contacto con el suelo.

    Gemían guitarras recicladas
    en el pecho, frente a intermitentes
    radioactividades de cremallera,
    mientras
    aceleraba incontrolable
    un reloj de arena con vocación
    de alud y desguace onírico.

    Juntos supieron que el único amor
    es el que sobrevive a los posos del alba,
    que el abismo se cocina a fuego muy lento
    y se traga a lágrima perdida.
    Que la red asesinó a la luna
    de los hombres-lobo,
    ...y que el cometa Halley
    transporta horizontes sin terminar
    y almas de perro.

    _______________
    A tribuZen le gusta esto.

  7. `
    Como Tom Hanks en Forrest Gump
    cuando al fin dejó de correr
    un día decides que ya está bien
    que ya no hay cuerpo ni alma
    que soporte tanta carrera
    como si el camino se volviera
    de repente una jodida pared
    vertical, como cien caimanes
    mordiéndote los talones
    o los callos llegaran al mismísimo
    corazón, como si ya no te quedara
    un solo hueso por romperte intacto,
    y aún no has llegado a ningún sitio
    en que tumbarte bajo cualquier templado sol
    de otoño y mirar la vida como un cuadro
    al que solo resta la firma.
    Ayer cuando esprintabas hasta la pechera de dios,
    cuando bailabas en alucinados círculos
    sobre el hígado enfermo del mundo
    y los semáforos y los atascos y las trampas
    desplegaban tus células de guepardo
    o de tigre,
    como cuando escribías solo de carrerilla
    -en memorables duchas de luna llena-
    o habitabas ese viejo piso
    sin dirección, de interminable pasillo,
    y sus infinitas habitaciones con el cartel
    en la puerta de no molestar
    pero a tu paso se abrían, y las recorrías
    a la velocidad de los que no saben parar
    ni conjugar las estancias,
    porque no sabes vivir sin correr
    y sueñas que corres
    pero ya solo sueñas
    porque el flato acuchilla el motor
    gastado de antes
    y los pulmones explotan.
    Y es cuando alguien te regala te ofrece
    unas nuevas zapatillas
    y te dice que hay que morir corriendo
    pero tú le dices que ya has muerto
    demasiadas veces, que el problema
    son los putos pies, el puto alma
    y tu puto corazón, que es hora de echar a volar
    y esa persona te dice que solo vuelan
    los pájaros y los aviones
    que tú no eres un pájaro ni un avión
    ni estás muerto aún,
    que son zapatillas mágicas,
    pero tú sabes que es mentira.
    Aun así te calzas las dichosas zapatillas
    y por un momento ya no duele el alma
    los callos de los pies ni el corazón.
    Son unas hermosas zapatillas
    y aunque sabes que son de mentira
    te las calzas una vez más
    ...por ella
    solamente por ella
    ...y también un poco por ti.

    ________________

    A Alonso Vicent y Troto les gusta esto.
  8. `[​IMG]

    Si la vida enseña algo, sin duda es a callar.
    Un día solo resisten unas cuantas palabras
    huecas brotando de nuestra boca
    sin esfuerzo ni excesivo entusiasmo:
    ¿Cómo te va?, bien gracias, ¿que le debo?
    si, no, adiós, no sé, me duele, ¿qué hora es?
    yo también...
    Y entonces llega el momento crucial, inaplazable,
    de detener la función,
    de parar el tiempo,
    de rebobinar este jodido e indescifrable film.
    Y es como si volviéramos otra vez
    a mirar dentro de aquella agujereada caja
    de zapatos
    donde guardábamos de niños
    aquellos gusanos, lentos y blandengues,
    entrañablemente suaves y glotones;
    como engordaban, como crecían, y luego
    como tejían y se envolvían en su habitáculo de seda
    de hermosos colores pastel...
    para resurgir como blancas y despistadas mariposas,
    (o más bien feuchas polillas).
    Y como copulaban, y llenaban
    la caja de diminutos huevecillos. Después morían
    y vuelta a empezar.
    El ciclo mágico de la vida, la belleza y la muerte.
    Sin odas ni cortinas.
    Tu dedicación hacía esos frágiles seres
    al recoger cada pocos días las hojas frescas
    de morera. Ellos no te pedían nada, ni te daban
    las gracias. No era necesario. Tú tampoco
    les pedías nada. Tú solo les observabas y alimentabas.
    Defendías su ciudad de indeseables intrusos.
    Limpiabas su cuadriforme hogar
    al volver del colegio, y antes de acostarte.
    Ellos te mostraban toda su vida.
    Dócilmente se dejaban manipular,
    recorrían tu dedo y tu mano
    sin ningún miedo, como si la rama de su árbol.
    Acto supremo de armonía
    y simbiosis entre dos especies
    tan diferentes y tan cercanas..
    Y entonces, sin saber muy bien por qué,
    empiezas a pensar que:
    tal vez por eso que el beso acapara los labios
    y las lenguas,
    los sueños son al dormir
    y la nieve no avisa.
    Y por eso que las estrellas crecen en el desierto,
    la lágrima sobrevive al viento y al rayo,
    la guitarra hace vibrar al hueso
    (y el fuego muere por su mala boca.)
    ...Y que quizás el amor es un capullo de seda.
    Y la verdad: el torpe aleteo de una mariposa
    que no puede volar
    tras una vieja caja de zapatos
    en el silente planeta de un niño...

    ___________________
    A loureed, Recently played y Víctor Mileo les gusta esto.



  9. -Ya hacía siglos que Jimmy se había despeñado
    con su lambretta-.
    Boom, éxtasis, romper el cielo como una piñata.
    Caramelos podridos y luces humeantes
    por el suelo. Crisis y versos al dente.
    Entre paréntesis: (sus pies descalzos sobre la silla del bar;
    se levanta su falda, distraídamente, sin ningún pudor, ante mí).
    Luego, me despeñé a cámara lenta, sin ella,
    sin ellas. Yo solo. Solo yo y el puto acantilado de siempre.
    Esta lluvia-gravedad aplasta hoy todo el aire
    de la avenida de Brasil..
    Sus muslos, nuestros veranos, mis huellas
    en su memoria.
    La incorruptible gama de mis supergrises
    y este malherido cenicero de estrellas.
    ...Y mis desfragmentaciones lunares,
    y los paréntesis rebosantes,
    y la llave de volar,
    (y a mí entero)
    -Apuro la cerveza-
    Dime Carmen:
    ¿...Dónde coño aparqué esta noche mi nave espacial?

    ______________




  10. Un tipo sencillo...
    un tipo genial y comúnmente sencillo,
    un tipo con las sencillas rarezas
    de los tipos sencillos,
    como por ejemplo, hablar con su coche, ser de izquierdas,
    amar el caviar ruso -que probó en el 98-,
    y ser del atleti.
    Hincha de la selección -cuando gana-
    y un devoto feligrés del bar de Pepe.
    Alguien que viaja muy lejos
    cuando ve en tv españoles por el mundo
    o una buena peli con palomitas y una coca-cola.
    Un tipo que detesta las corridas de toros
    y tiene dudas de si dios envió
    para arreglar la humanidad a un tipo con barbas,
    a una sufrida -y adorable- mujer en rulos y delantal,
    o a la familia Simpson.
    Un tipo que un día se mudó desde el centro del universo
    para instalarse en un sencillo y cómodo residencial
    en las afueras con vistas a las estrellas.
    Que a veces le puede la climatología
    y siempre las estaciones de tren;
    que recuerda el Génesis con coleta
    y cantando el Ti amo de Umberto Tozzi.
    Un tipo que sabe que el fin del mundo puede llegar a ser
    un hierro en los dientes a los doce años
    o un ocaso imposible -y de otro planeta-
    tatuado en el estómago.
    Un tipo sencillo pero capaz de dibujarte gaviotas
    con espuma de cerveza -y hacerlas volar-
    y si se pone, llevarte en metro al kilómetro cero
    del paraíso-,
    ...de beberse tu fiebre un mediodía de agosto,
    arrancar arpegios al despertador,
    y darte una vuelta por las nubes
    un lunes a las 6 de la mañana
    -o también ser devorado por un rebaño de ovejas licántropas
    cualquier noche de luna llena-
    Un tipo capaz de contagiarse de pájaros
    y colgarse del arco iris hasta ver chiribitas
    y unicornios,
    de construir una isla desierta tropical
    con cuatro tablas de ikea a orillas de la M-30,
    o componerte una sinfonía a dúo con el perro
    cuando la tormenta se atreve a robar
    el algoritmo mágico de tu boca.
    Un tipo que nunca olvida a sus amigos,
    que piensa que las luciérnagas tienen
    algo parecido a un alma,
    y a veces se permite la pequeña excentricidad
    de escribirse unos versos a sí mismo.
    Un tipo sencillo harto de complicarse la vida
    que ya solo aspira a compartir precipicios y estrellas
    con otras gentes sencillas.
    En fin, a ser -lo que se podría definir-
    como un tipo extrañamente feliz
    y sencillo. Sin más.

    _________________
  11. 50



    `
    Si de manera más o menos afortunada llegaste
    a esta edad en que te atraen más las hijas veinticincoañeras
    que sus madres de tu edad (que sepas que a ellas les pasa lo mismo con ellos);
    que comienzas a imaginar con cierto agrado
    el hallazgo de un nuevo virus capaz de acabar
    con la especie humana en un par de años.
    Si te encuentras en ese minoritario grupo de población de tu edad
    que no es superlativamente adicta a colaborar con el enriquecimiento
    de las grandes compañías cerveceras, de whisky escocés
    o ginebra
    y la desmesurada proliferación de bares de barrio,
    al parchís de pastillas multicolor en tres tomas diarias;
    ...al auge de las nuevas tecnologías informáticas en cuanto al sector
    del porno,
    la búsqueda de la media naranja (o algo parecido),
    los blogs de como encontrar la felicidad viviendo en un quinto sin ascensor
    y con una vecina ninfómana y promiscua en el sexto,
    o al de los foros conspirativistas o de poesía romántica...
    Si a estas alturas observas el telediario como un remake surrealista,
    los políticos ya ni te revuelven las tripas
    y los psicópatas asesinos te dan sueño.
    Si se te pasa por la cabeza desheredar a tus descendientes
    en favor de una asociación protectora de patos en peligro de extinción
    del suroeste de la Patagonia...
    Si a ratos te vuelves a ver corriendo a trompicones
    como por aquellas aceras de la niñez
    tras el indemorable paso de tu padre.
    Si ya te cansaste de esperar que dios regresara de ir el octavo día a por tabaco,
    y estás pensando escribir un libro
    a cerca de como llegar a los 50 y no haber sucumbido
    a encontrar el sentido de la existencia
    en los 90 minutos de fútbol semanales.
    Si te aterra empezar a preocuparte por el tiempo que hará mañana,
    el apetito de las palomas
    y la evolución de la obra de la esquina.
    Si se te acabó el repertorio de metáforas
    y empiezas a coger cariño a ese entrañable y desastroso
    superviviente que asoma con creciente timidez
    (y resignación) en los espejos.
    Si por fin descubriste que el huevo y la gallina fueron
    después de la invención del derecho romano
    y antes del let it be de los beatles.
    Si los preservativos con sabor a fresa y raíz de jengibre
    te producen una disfunción psicosomática
    y amago de reuma.
    Si ya no vas con los indios ni con los vaqueros,
    y en la cola de los conciertos heavys y ochenteros
    te sube el ego ante las barrigas y las calvicies ajenas.
    Si la montaña te da vértigo, y la playa te recuerda
    al juicio final de Miguel Angel en la capilla sixtina.
    Y si además amas Madrid los domingos nocturnos
    y tormentosos de agosto...
    (...y la echas de menos con locura)

    Irremediablemente llegaste a ese lugar
    donde convergen los poetas, los amargados,
    los puteros filántropos, los que ya les sienta mal la droga
    y/o los suicidas de postal...
    Felicidades compañero
    pero no se te ocurra llamarme
    ...que ya me apaño solo.

    _______________

    A Sofía Desiré y homo-adictus les gusta esto.
  12. [​IMG]

    Siempre hablé más de la cuenta.

    Tanto
    que un día las moscas quisieron construir
    una urbanización:
    con sus calles, sus avenidas, sus zonas verdes,
    su centro comercial y sus pisos-
    dentro de mi boca.

    Mentí como un sucio bellaco.
    Grité verdades como los puños de Mazinger Z
    -a veces fueron solo gritos, sin más-
    Y también dije silencios como castillos
    piedra a piedra,
    y yo, tan obcecado, tan inagotable,
    sin parar de repetir silencios,
    uno tras otro,
    como una puta en misa,
    como un loro enfadado con el mundo...

    Eventualmente, de mi boca brotaron humo,
    humo, y niebla articulada -que no me dejaban ver
    más palabras-.

    Provoqué alguna mini revolución
    que no duró más de una noche de borrachera.
    Aullé la luna con los hombres lobo, y vendí el sol a los ciegos...
    conté el mar a los escorpiones
    y la electricidad a los locos
    de las luciérnagas.

    Era capaz de tejer discursos que paraban al viento,
    de escupir monosílabos imperativos como katanas,
    de recitar en el idioma de los sauces y los contenedores de basura.
    Susurrar teorías magistrales en futuro
    que fundían las tierras más frías
    allá por las distancias cortas.

    Alguna vez se me escapó el corazón
    al querer hablar,
    y otras hasta vomité el alma por las aceras.
    Hablé bajo el agua, y me ahogué con el eco
    inverosímil de mis palabras.
    Muchas veces la cagué
    con un laxante de subjuntivos imperfectos;
    otras perdí la lengua
    en la gravedad que otorga e impone la sed.
    ...Y no pocas mis palabras fueron boomerangs
    que me rompieron el pecho -y casi la boca-.

    Pero no, yo, copiloto a sol y sombra de mis palabras
    nunca me callé

    -ni tampoco fui justamente remunerado
    como debiera por ello-

    No, la verdad es que nunca me callé...

    Salvo cuando alguna vez tuve que decirlo,
    cuando de verdad tuve que decir
    esas dos palabras mágicas e insustituibles

    y que hoy tan solo puedo justificar, diciendo,
    que en plena vorágine catatónica
    e implosiva,

    aquellos instantes

    ...me quedé mudo
    como una jodida piedra.

    ______________
    A Alonso Vicent, elena morado y Évano les gusta esto.



  13. Naufragado, amputado y abordado
    una y mil veces.
    Se desbarata el sol en este tugurio
    portuario entre dos mundos..
    No se escucha ya su canción
    ni la voz de ella entre la espuma,
    o en el remolino sordo y voraz
    de sus noches..

    Viento a presión. Y lluvia trucada
    en las venas.

    Apretando mandíbula, las muelas últimas,
    se parte el alma por la mitad:
    -La vida es un bocado jodido y putrefacto
    que no vale la pena gastar demasiada saliva,
    solo unos sorbos de buen licor para tragarla-

    ...Eso pensaba el vencido pirata Drake
    antes de intentar arrancar la oreja del cabrón
    y petulante tabernero,
    (mientras una vieja zorra vestida de blanco
    le clavaba a traición una espada
    de valium de 10 mg en la nalga derecha).

    Peces voladores, olas y luciérnagas
    -y un pequeño y alegre beagle
    de nombre Rufo-
    llenan ahora el mar semihundido
    de sus ojos.

    ___________________
    A Alonso Vicent le gusta esto.
  14. [​IMG]

    ¡Vaya con este sol!

    ¡Este sol de narices!
    Que me arde las esquinas y las entrañas.

    Que me sube los verdes, me destiñe los septiembres;
    que me licua la vieja y elaborada topografía
    de mis sombras amigas.

    ¡Vaya con este sol cabrón...!
    Que me roba (y me riza) los grises amados;
    que remata a los muertos,
    y revive a los primos.
    Que insemina de horteras y chillones colores
    las mañanas y los floreros.

    Este astro instigador y traicionero,
    que me constipa los hemisferios
    y me desmelena los duendes;
    que me saliva los ejes
    y derrite las enmiendas
    en la cámara de mis congelados
    polos y dogmas.

    ¡Ay, este sol!...
    este sol sin coartadas,
    este sol entrometido...
    que me revuelve las hormonas,
    que me hierve los hígados y las yugulares,
    que flamea mis pólvoras húmedas
    y alcohólicas.

    ¡Este sol!,
    que decora de bobos arco iris los tornados
    que me oxigenan y me vuelan,
    que me seca los charcos que me flotan
    y me navegan;
    que archiva las causas,
    levanta las vedas,
    y me estriñe las musas.

    Este jodido sol que me restriega sus fuegos,
    que me agita los posos
    y me empadrona las brisas;
    que me enmarca las olas
    y me barniza de empalagosos brillos
    y ron con miel las tormentas.

    Este sol, que me quiere
    otro lagarto feliz más en la pared
    de sus mediodías,
    que se piensa que me va a hacer el lío
    con la deslumbrante luz de sus espejismos
    y mentiras;

    ...que no sabe de mi puto contrato,
    -vinculante y vitalicio-
    con el vaho de la noche,
    los desencantamientos express
    y con la luna.

    ______________
    http://www.jukebox.es/los-limones/videoclip,ferrol,uvzu5.html
    A Alonso Vicent, homo-adictus y elena morado les gusta esto.
  15. `


    Un día va el viento y sin avisar
    lo empieza a borrar todo.
    Da una vuelta a la manzana
    y se cuela bajo la puerta,
    entra por las rendijas de la ventana
    del salón
    y descoloca todo lo ayer cuidadosamente ordenado.
    Arranca la pintura de la pared,
    se lleva el desapercibido susurro de los muebles,
    la radio muda de la abuela,
    el olor de los cajones...
    Arrasa con todo a su paso.
    Irrumpe avasallando por la memoria,
    deja los recuerdos tambaleándose,
    -solo descoloridas sombras tras de sí-.
    Tu idealizado primer beso,
    ese innombrable y trastabillado primer polvo,
    la mano guía de tu madre,
    el arrugado manual de vida de tu padre,
    tu primeros puntos en la rodilla,
    el viejo instituto,
    tu discografía de the Police,
    tus amistades más o menos ciertas,
    tus amantes más o menos amadas,
    los decibelios de tus risas, tus intoxicaciones de sueños
    y de lágrimas.
    Tu interminable colección de decepciones,
    el brillo efímero de tus triunfos,
    tus realidades, tus fantasías,
    la lista de tus memorables siniestros,
    tus alas de cera, tus funerales,
    el escabroso muro de tus utopías,
    tu miedo a los huracanes...
    Entonces va el viento
    y como si una pluma,
    como la casa del primer cerdito,
    de una patada
    lo manda todo al reino gris de lo dudosamente
    cierto.
    De algún modo no te entristece demasiado,
    el peso empezaba a ser insoportable,
    tanto trago amargo en la boca
    y los dulces que ya comenzaban a fermentar.
    Tú lo intentaste,
    a veces incluso te adelantaste
    y sorprendiste a lo inevitable,
    hasta ganaste alguna mano a la banca.
    Hoy ya con la lengua estropajosa,
    las uñas gastadas
    y las botas rendidas
    como que no vamos a arriar velas...
    ...Y al fin y al cabo,
    a estas alturas
    ¿quién tiene ganas ya
    de discutir nada al viento?.

    _______________
    A Sofía Desiré y Alonso Vicent les gusta esto.