1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. `

    No, amigo, en realidad
    la poesía no está hecha para los tristes.
    Tampoco la música ni ningún otro arte,
    por mucho que enciendan la nostalgia,
    la melancolía o a los duendes de la noche
    en grado máximo; por mucho
    que provoquen la lágrima fácil,
    que aparenten ser reflejo y firma
    del mundo atormentado, hijo puta
    y único del artista en cuestión
    (eso solo son pequeñas eventualidades,
    quizás tópicos promovidos
    por cursis almas en pena)
    La poesía no surge en donde no cabe
    un atisbo de rebelión, un arma inventada
    a última hora contra la bala que pretende
    imponer la última palabra, donde no existe
    la revolución, el insulto, un escupitajo
    contra el error de un dios-iceberg, invisible,
    de sabiduría en entredicho. La poesía,
    sí, la poesía es arena de otro costal.
    Vive del oxígeno restante, de cualquier rendija de luz,
    del contraataque a pecho descubierto
    y malherido -y siempre en vanguardia-
    Respira de la dinamita del insomnio,
    del alcohol que envenena el curso
    predeterminado del agua,
    del uppercut (o la patada en los huevos)
    al abusón hipermusculado
    que siempre lleva las de ganar.

    ...No, amigo, la poesía no es cosa de débiles
    ni de tristes, al revés.
    La poesía es una cabrona
    que no se calla, que nunca da su brazo a torcer;
    que abre sus botes de pintura y la llueve
    sobre los viajeros somnolientos y bienvestidos
    del autobús de las siete de la mañana.
    Es la que sabotea el plan del político
    y del vendesueños o el imbécil de turno,
    la que desafía a la muerte, a la desesperación,
    a los ejércitos y al olvido.
    La que se cuela bajo la máquina de café
    durante las horas extras de la oficina,
    tras el gris resol de las fábricas
    o sobre el cemento seco de los andamios en la obra.
    La que corretea, desnuda
    y aullando, entre la ensimismada multitud
    por las aceras y en el metro,
    e incendiaria, junto a la lencería sin desetiquetar
    que se manifiesta desde el fondo de un cajón.
    La que le dice a la tristeza:
    mejor de socia que contra mí.
    Porque la poesía, amigo, no lo dudes
    ni te hagas líos,
    la poesía, la verdadera poesía,
    es y siempre fue cosa de valientes.

    _________
    A Alarido y manuelo les gusta esto.
  2. `

    Y es que no hay cosa más deprimente
    e injusta en el mundo
    que un tonto con suerte.

    Los hay de toda condición, naturaleza,
    aspecto, nacionalidad y nombre.

    Capaces de hundir en el barro
    de la ilógica al más pintado erudito
    de los sin embargo, los me explico y
    las 7 infalibles preguntas aristotélicas;

    ...de incitar al suicido a los fanáticos
    de la razón pura, la sin duda metódica
    o el retiro espiritual en los milenarios templos de Katmandú..

    Muy capaces de lograr el premio especial
    en la ruleta de la fortuna -Superdotados
    en la inexorable ciencia de la lotería navideña
    los sorteos comerciales y el euromillón-

    de encontrar el tesoro de Barbanegra
    en el viaje fin de curso a Tenerife beach;
    incluso

    de aplastar al famoso asesino en serie
    de guiris con tetas aumentadas
    tras una politoxicómana sesión de balconing
    en aquel hotel low cost de Magaluf...

    Muy capaces ellos

    de ser el único superviviente
    en un choque de aviones
    -o el único idiota inmune contra el virus del día después-

    Y hasta de empapar en las fuentes del amor (y el placer)
    un sábado de tormenta apocalíptica
    a ese clon de Julia Roberts,
    poseedora del culo más perfecto
    de este infame lado de la galaxia...

    Y pensar que, probablemente, yo fui una vez uno de ellos,

    y su puta madre ¡no lo aproveché...!

    ___________
    A Alarido, Karma 33 3, Azalea y 1 persona más les gusta esto.
  3. `



    Los niños que no usaban los cuentos
    visten hoy magias a cuadros
    a juego con el áspero dragón de su niñez.

    Cuando perdidos siguen el rastro de cuentos chinos
    sin miga de vuelta atrás.

    Tan gato de piso ellos. tan yetis de parque.
    Tan delfines y leones tramoyistas (a jornada
    completa). Ellos, tan duendes galliflojos,
    tan conejos tuercenaipes, tan orcos picalunas.
    Tan alérgicos al rock...

    Alas de mariposa seca y huesos por libre
    cuelgan en la pared de sus habitaciones secretas

    Un dos, tic tac, un dos, tic tac...

    sus latidos de percusión desfilan
    al croar de ranas perennes
    y desencantadas. Enanos grandes
    tras manzanas tóxicas
    hipotecadas al árbol de los ojos hundidos.

    Y viven y sueñan,
    y sueñan y viven
    al sol de

    banderas impermeables al viento, reinos piramidales
    o brujas herederas de un holding de escobas.

    Los niños que no usaban cuentos cazan hoy ballenas invisibles
    con su puntiagudo corazón de estalagmita.

    Y son ese pirata frígido
    y desfasado detrás del espejo,

    y tienen raptor-abuelas con la boca enorme
    (llena de amarronados colmillos)

    y siguen apostando
    por el latifundismo de la calabaza feliz,

    ...por la industria cárnica del unicornio.

    ___________
    A Jorge Salvador, Azalea y Lirae les gusta esto.
  4. `

    Amanece, contigo, bajo un cielo azul
    de venganza. Arroja media lunas
    y relojes a los lobos. Suéñate. Mastúrbate

    a la salud de la reina (o rey) de corazones.
    Hazte rico, hazte pobre. Emborráchate
    hasta volcar el mundo. Esnifa

    los posos. Mátate un rato hasta respirar
    el ácido perfume del vacío. Sacude
    el centro del espejo. Y ama hasta quedarte
    sin piel. Sé res entre las hienas,
    sé hiena entre los hombres. Y también

    vuela, vuela con los ojos cerrados
    sobre la orografía de tu mejor enemigo,
    de tu mayor pecado, de tu mejor mentira,
    de tu mayor contradicción. Muerde

    el aire al caer. Tiembla hasta romper,
    deshazte contra las rocas y escúlpete ola,
    arena o nada. Cabe, sal, ladra, ruge.
    Echa fuego por los codos. Calla, ríe,
    llora sin mirar a quién. Descubre

    el fin del infinito o el alma de tu lavadora.
    Sé cowboy de nubes, martes y 0, héroe
    reciclado. Duende y dentista, virgen y puto,
    sudoku e iglú, mar y caja fuerte. Sé

    madre sin hijos, padre de fantasmas,
    música de fondo o huérfano de dios.

    Pero, sobre todo, nunca. Nunca seas
    tan gilipollas como para creerte quién
    para dar lecciones de humanidad

    a un viejo gato de la calle, sin nombre,
    sin gata rendida ni patria, socio de la luna.
    Con un convoy de tigres tristes y afónicos
    en la memoria. De bigote malherido y gris.

    ___________
    A Jorge Salvador, Alarido y manuelo les gusta esto.
  5. `

    Eran
    los hombres que coleccionaban pájaros.
    Los que lamían la última gota
    de los espejos.
    Y se dormían en el autobús
    acurrucados entre sus propias digestiones.

    Nada era el aire aprendido.
    Nadie escapaba hacia adelante.
    Por la ventanilla de la tarde
    los veía despegar, rezar hasta el cielo de sus narices
    y maldecir.

    Aquel día fue el último día
    que saboreé sus bombas dulces.
    La última vez que surfeé sobre
    la música de mi otro estómago.
    Y es que esa calle no movía humo
    (tampoco gustaba de números impares)

    _________
    A Karma 33 3 y Oncina les gusta esto.
  6. '

    Seguían los coches sangrando su goma
    sobre la piel indiferente de las calles.

    Seguían los pájaros haciendo amigos
    -por interés-
    en las soleadas terrazas de los bares.

    Seguía la bolsa navegando
    hacia adelante y hacia atrás
    hacia arriba y hacia abajo
    en la habitación de juegos
    céntrica y sudorosa
    de los chicos listos ...

    Y seguían las sirenas gritando
    y peleando por la vida
    a toda velocidad.
    Y seguían las cadenas perpetuas a la tristeza
    en el silencio crujiente
    y perfumado de los viejos pisos.
    Y seguía un frente de calor tropical.
    Y seguían los gatos a su bola
    vigilantes en los balcones,
    esos teléfonos con curvas
    ...y Marte tan lejos.

    Todo seguía como siempre...

    Y mientras, tú,
    intentando convertirte en hombre,
    bajo una floreada sábana del Galerías Preciados,
    a vida o muerte,
    entre las piernas de aquella princesa
    de cuento y color de ojos imposibles.

    __________
    A Alarido le gusta esto.
  7. `

    Esa luz no es la suya.

    No huele a campo. Tantas voces
    de terror juntas no son su idioma.

    Los padres recorren el paisaje
    de escaparates al ala este del supermercado.
    Su sudor diario paga rico alimento
    envasado al vacío
    para su prole.

    ¡Cuánta felicidad alrededor
    de un domingo de barbacoa!

    ¡Cuánto abrigo en el piso!
    Pizza compartida y una peli
    de amor entre las gélidas aguas
    ante el crimen demoniaco
    de un iceberg asesino e insensible.

    Porque la cruel realidad del ser humano
    no son los hielos flotantes,
    nocturnos y traicioneros;
    es una guerra
    es un cáncer
    es el desamor
    es que le roben los altos estamentos
    de la política,
    los grandes emporios
    de la economía.

    Y una vaca es solo una vaca.
    No le fluye la poesía.
    No le pone tonta la luna.
    Rumia, caga, come hierba y forraje (a 0`7 euros el kilo
    de pasto) Gasta
    luz y mano de obra. Pagan impuestos
    sus dueños. Da leche y su carne cuando es vieja.

    Y el fruto de su vientre, que otra vez más,
    desesperada, busca y no encuentra,
    su dolor cardinal:
    ese mismo
    que disfrutan antes de la película

    esos que se quejan de lo dura que es la vida,
    que el banco les roba
    que su pareja no les quiere
    que los políticos les engañan
    que dios no les escucha
    que su equipo baja a segunda
    que internet les espía
    que la justicia no es justa
    que la empatía ha muerto
    que el cáncer les mata..

    _________
    A Alarido le gusta esto.
  8. `

    Es tu sombra útil tu mejor amigo.
    Es dios en su consulta
    aconsejándote dentro de un microchip.
    Son cien mil sabios incrustados
    en un rincón de tu cabeza.
    Son, están
    las 24 horas a tu más entera disposición.

    Un trillón de bytes guiarán tu camino
    al éxito. La felicidad en oferta.
    Es la Historia la ciencia de milenios
    al servicio de tu causa.
    Conectado a tu red neuronal.
    Vinculado inexorablemente
    al mar revuelto de tus emociones.
    Es el regalo ideal
    incomparable
    imprescindible de tu primera comunión.

    Maquiavelo a tu vera: frente a la nueva horda
    estreñida y cornuda de la oficina.
    Freud a sueldo, medicina milagrosa
    contra tu terremoto psico-sexual.
    Hemingway para tus mañanas de resaca.
    Gates, Kennedy, Lorca,
    Buda, Superman, Einstein,
    Séneca, la Wikipedia y Mary Poppins:
    Todos...
    todos juntos en primera línea contra las fuerzas
    parásitas y potencialmente mortales
    de tu retadora
    e ingobernable vida.

    Escucha. Obedece. Actúa
    de acuerdo con sus mandatos.
    No hay duda. No hay error posible.
    EFECTIVIDAD GARANTIZADA.
    Mil millones de probabilidades
    estadísticas, analizadas al segundo
    y sabrás, siempre, al instante,
    elegir la mejor opción.

    No más remordimientos.
    No más lamentos.
    No más cagadas.
    No más si hubiera...

    ¡Nunca más!

    Porque tú, amigo,
    eres la rosa azul sobre el guano,
    el puto vértice de la pirámide,
    la guinda que sobrevivió al apocalipsis del bizcocho.

    Porque tú, amigo:

    Tú eres el futuro.

    ________
  9. `

    Reconozco
    que con los años mis puños
    y mi capacidad de juicio se han vuelto lentos.
    A veces me siento en el bar hindú
    del zoco del centro
    a comer un kebab ...
    Alguna osada avispa
    se acerca a intentar robar
    un trozo de carne.
    Por supuesto no se lo permito.
    Un disuasorio pero firme manotazo
    es suficiente para alejarla
    de sus cleptómanas intenciones.
    Arrojo pequeños trozos de pan esponjoso
    y aceitoso a los gorriones.
    Observo cómo esos pajaritos imponen
    su jerarquía (siempre
    se intentan quitar las migas unos a otros)
    Las avispas se unen al banquete.
    Una extraña armonía envuelve
    la caótica batalla aérea.
    Una familia pasa por la calle.
    Los padres, llamativamente obesos, hablan
    con sus pequeños retoños
    de 10 u 11 años
    sobre cómo deben comportarse
    en la escuela.
    En la sony del kebab, una pareja de famosos actores
    arañan unos pocos millones de dólares
    en un programa basura del canal T5
    antes de las noticias.
    Dos borrachos con corbata
    discuten en la barra sobre
    el endurecimiento
    de las últimas leyes de inmigración,
    el nuevo record de la factura de la luz
    y de fútbol.
    Se me ocurren unos versos,
    confieso que la cerveza que acompaña al kebab
    tiene gran parte de culpa.
    El sol comienza a claudicar por el oeste.
    Los gorriones se retiran hacia algún mejor plan.
    Dejo veinte céntimos de bote
    al camarero.
    A todo esto recuerdo
    que hace ya tiempo que no me pica una jodida avispa

    ...y que, en realidad, tampoco nací para ser poeta.

    __________
    A Oncina le gusta esto.
  10. `

    Ahí yacían, ...sobre la acera,
    coprotagonistas del improvisado plató:
    el pequeño charco de sangre,
    el horror, la sospecha y el silencio
    -ese silencio que aturde-
    junto al malherido níquel de unas llaves
    y cuatro (o cinco) monedas a juego.
    Y por encima de todo, el escalofrío
    que deroga los estómagos.

    Olía la calle como a sueños sin usar,
    a primavera, a pólvora de feria,
    a día de circo.

    Sensuales maniquíes, azules imposibles
    y olas paradisiacas clonados en pantallas 4K;
    milagros tecnológicos a plazos
    para estrenar tras los cristales
    también intervenían en la escena
    (dentro de sus limitadas posibilidades)

    La policía repartía órdenes
    (y oxazepam los psicólogos)
    Rebajas y cláxones aguardaban mudos
    el desenlace de lo ya finiquitado.

    Abrazos, lágrimas, miradas cruzadas
    como abrazos.
    Hasta el humo de los coches
    olía ahora casi a humanidad.

    Todo era uno: la tibia tristeza
    que aprieta e iguala a los distintos,
    el asombro, el pulso de los transeúntes,
    el rictus nervioso en sus rostros.

    Y también el perro pekinés con jersey de lana,
    el culo perfecto de la rubia del cuarto,
    la insolente barriga del portero,
    la tienda de apuestas, inauditamente vacía,
    (incluso las entumecidas funcionarias
    de aquella sede pública
    a la vuelta del Centro comercial)

    La incipiente y desapercibida lluvia,
    la boca del metro masticando el tráfico de preguntas,
    el éter gran angular de los edificios centenarios...
    El sol amargo y feliz de la cerveza,
    las palomas municipales, los arco iris de neón y
    la nube de teléfonos móviles.

    Todos juntos, todo, todo era uno
    por aquellos largos minutos

    ante ese cuerpo roto al que le faltaba un zapato,
    ...de aquel hombre del calcetín rojo,

    frente al supremo espectáculo, al arte transgresor

    y único de la muerte en vivo
    y en abierto.

    _______
    A Alarido y elena morado les gusta esto.
  11. `

    En la peli de la noche los soldados de Alejandro Magno mueren por trigésima vez.
    Abres otra cerveza y enciendes un cigarrillo
    -es la penúltima y cándida forma de rebelarte contra la correcta
    y adecuada imposición de tu mundo-

    Adecuado. Correcto. Son palabras que ya chirrían en tu mente.
    Terminología sagrada que te ha acompañado durante toda la vida.
    Lo bueno es levantarte a la hora en que hasta dios duerme (pero te ayuda)
    Lo bueno es asegurar el futuro.
    Lo bueno es no tocar demasiado los huevos al prójimo
    -para que cuando te mueras dejes un montón de futuro a tus herederos
    y todos digan lo gran tipo que eras-

    Y no solo eso. Porque la virtud,
    desde niños, sabemos que también tiene sus clases:
    Notable es peor que sobresaliente
    (porque si no sobresales solo serás un triste voyeur en el harén de los mejores)
    Notable es más que bien
    (porque un bien solo significa asomar la nariz del redil de los mediocres)
    Bien es más que suficiente
    (porque ser suficiente solo sirve para salir del paso)
    Insuficiente es ser definitivamente inadecuado e inútil para el juego.

    Y toda la vida queriendo hacer las cosas bien,
    incluso mejor todavía... y sin saber cómo ni por qué.
    ¡Y que el amor es lo más importante del mundo!
    Y tú siempre quisiste amar
    y además te ponen como un tigre las chicas de piernas largas,
    pero a las chicas de piernas largas solo les ponían como tigresas los chicos que solo amaban las piernas largas.

    Lo segundo más importante del mundo es una casa en una parcela de 1000 m2.
    ¿Alguien sabe cuántas toneladas de felicidad caben en una parcela de 1000 m2?
    Pero la felicidad necesita vallas altas con concertinas y espléndidos eucaliptus que te separen
    y te protejan de la vista y los ruidos
    no previstos de toda la molesta infelicidad del universo.

    Porque la infelicidad es una enfermedad contagiosa
    y el mundo corre el riesgo de convertirse en una gigantesca ciudad de putos zombies infelices.
    Y quizás los gruesos y frondosos eucaliptus de una parcela de 1000 m2 los repelan.
    Y también la visión de una piernas largas (a ser posible con medias de Prada)
    les produzca a los jodidos zombies un inesperado y letal cañonazo de felicidad negada
    que les arranque para siempre sus feas e infelices cabezas.

    Y has de vigilar tu espalda y tu nuca,
    y poner alarmas, y perros de raza peligrosa a pares en el jardín, y línea directa con la policía y con el ejército,
    por si una noche de luna llena se cuela en la casa y te muerde
    la inhumana infelicidad (esa que ya no tiene cura ni antídoto)

    ...y súbitamente empieces a lagrimear
    la trigesima primera vez que rebanen el pescuezo a un soldado macedonio
    (que seguro tenía una pobre madre macedonia esperándole en alguna pequeña aldea de la antigua Grecia)
    Y te quieras morir sin haberte terminado la cerveza.
    Y te quieras evaporar entre las dalias,
    añorando aquellas piernas largas y juguetonas
    sobre tu sofá, y antes de haber consumido el cigarro...

    O, cuando de repente, salte una luz roja e intermitente entre los callejones de tu feliz cerebro

    ...mientras, afuera de la casa, los eucaliptus comienzan a aullar
    un terrible olor a gasolina y a leña.

    ____________
    A Jorge Salvador y Rosario Martín les gusta esto.
  12. `

    ¡Qué mono que es!, (¡y qué feucho también!)

    ¿Has visto cómo se espulga con sus hermanos?
    ¿cómo se acurruca entre las palmeras?
    ¡Qué tierno!

    Malpeinado.
    Con esos brazos exageradamente largos...
    y las plantas de los pies tan sucias y callosas.

    Y con esa cara hecha para la típica caricatura fácil
    (o como logotipo de dibujo animado
    en los envases de galletas para niños)
    ¡Y esa nariz aplastada!,
    (pareciera un hombre de otro tiempo,
    castigado por algún dios infantil,
    chistoso y retorcido).

    ¿Y qué me dices de esos ojos:
    arrimados y redondos como monedas?,
    de inteligencia estúpida y ridícula.
    Seguro que ni en tres mil años sería capaz
    de apreciar, mínimamente, la sublime
    y lasciva coartada
    tras una boba poesía de amor.

    Se diría que es un lapsus de la naturaleza.
    Un jodido equívoco de la evolución.
    ¡Hay que ver!
    (¡con lo gracioso que era de pequeño!)

    ¡Si hasta la esposa de tu primo parece más lista!...

    ¡Y encima, el muy cabrón, se atreve
    a enfrentarse él solito, y a manos desnudas,
    contra esa enorme máquina de acero
    (y fabricada en Alemania)
    para defender su puto árbol!

    ¡Y encima osa dar a los humanos
    una lección de dignidad y de valentía!

    ¡Ya le vale!

    ¡Quién se creerá el puto mono que es!
    Valiente idiota;
    en vez de buscarse otro jodido trozo
    de selva en algún otro lugar...
    ¿No entiende que el aceite de oliva está por las nubes..?
    ¿y que a los pobres indonesios les sobra verde
    y también tienen que comer..?

    ¿A quién le puede extrañar que acabe en un zoo
    el resto de sus miserables días?

    ___________
    A homo-adictus le gusta esto.


  13. `
    No, el tiempo no es la pastilla mágica
    contra el error original de la humanidad.
    Como no lo es la nanotecnología biogenética
    aplicada o el zen-coaching en bici
    y su puta madre la llave de la felicidad eterna.

    Pues somos el tozudo y torpe pie que justifica
    la consonante autoridad de la roca.
    El isótropo infatigable que husmea
    alquimias bajo la almohada
    versus el pijo antídoto darwiniano.

    Y es que el hombre precisa de señales ajenas
    y embaucadoras:
    Como una cinematográfica aurora lila
    al anochecer, que trasgreda al frío
    a través de los receptores más desnudos
    y desorbitados de los ojos.
    El desgarro de una guitarra eléctrica
    en modo himno rabioso capaz
    de dilatar la sangre, y calentarla
    a temperaturas incómodas para todo medio ambiente
    posible
    e imaginado.

    Pero tampoco hay que subestimar el doble filo
    de estos estimulantes emocionales.
    Porque ya sabemos que la mente humana
    es adicta a alimentar, a patentar, epístolas marcianas
    donde solo hay rave de luciérnagas,
    y pequeños armagedones gratis, que utiliza la naturaleza
    para renovar el decaído orgullo de la jungla,

    para que las asustadas y aburridas bestias se vean en la necesidad
    de engendrar más asustadas y aburridas bestias
    que perpetúen la teleserie.
    La chula arquitectura social,
    con sus pirámides de prorrogada estupidez superpuestas
    y sus áticos -skyline- (siempre como nuevos)
    que irritan la virilidad de las nubes
    y los ángeles proletarios...

    Así los alemanes y los japoneses
    son tan perfectos, pero un día otros alemanes
    y otros japoneses
    decapitaron de un tajo
    el corazón del mundo.
    Así los norteamericanos anclaron la bandera en la luna,
    pero necesitan
    todo el plomo del séptimo de caballería bajo el retrete
    y en el primer cajón de sus vestíbulos.
    Así los romanos modernizaron el planeta
    pero crucificaron el genoma base de los sueños.
    Así los comunistas en su derroche de luz encarnada
    congelaron el horizonte verde del pueblo.
    Y así Einstein fumó de la hierba de dios
    pero despertó el infierno en cuatro dimensiones,

    -y aunque también es cierto
    (hay que reconocerlo) que en cierta forma inspiró
    el "enola gay" de OMD,
    y los films donde los humanos salvamos la Tierra
    de un voraz agujero negro que amenaza
    por enésima vez
    con devolvernos a todos a nuestro legítimo y merecido sitio-

    ni siquiera pudo descubrir
    por qué a estas alturas el Gran Crupier aún admite apuestas
    y el mejor amigo del hombre
    siempre será ese peludo
    y cuadrúpedo ser,

    ...vulgar (y poco imaginativamente)
    llamado: "perro"

    __________
    A homo-adictus le gusta esto.
  14. ´

    El último cigarrillo. Sí.

    ... Porque hoy al fin vas a dejar de fumar.

    11: 57 pm
    Puede que de un 24 de octubre (¿por qué no?)
    La última calada de ese humo tóxico y mortal,
    sucio y a la vez entrañablemente
    balsámico y embriagador.
    Abrigo y testigo de tantos y tantos momentos.
    Momentos gélidos, momentos
    calientes, irrepetibles, reveladores...
    (o momentos que sencillamente llenaban
    día tras día el álbum de tu existencia)

    Y hoy, ahora, es el último.
    Sí, ¡el último de verdad!
    Y hay que olvidar: matar tu yo fumador.
    Quieres convencerte que este último
    sabor a tabaco en tu paladar es asqueroso.
    En un minuto correrás a lavarte los dientes
    y enjuagarte la boca.
    Y al mirarte al espejo serás otro Tú
    distinto (en versión mejorada)

    Y ese elixir bucal es el instrumento,
    la herramienta, el arma,
    la metáfora del cambio...
    ¡la varita mágica para el renacimiento de un nuevo Tú!
    ...Pero no, no es simplemente dejar de fumar.
    En el fondo sabes que es algo más...

    Una muerte y un nacimiento nuevos más.
    Y es que morimos y nacemos tantas veces
    a lo largo y ancho de nuestra vida...

    ¡Y otra vez más!

    Como la última (y definitiva) discusión con esa chica,
    ese último y cariñoso polvo de despedida,
    ese último y ultratierno beso...
    Y después lo vuestro habrá muerto para siempre.
    Ya nunca más seréis -Tú y Ella-
    (Por lo menos el -Tú y Ella- que erais)

    Ahora si acaso seréis amigos (no te engañes,
    casi nunca resulta).
    De una sola bala imaginaria habréis asesinado
    vuestro Vosotros...
    ¡aquel inexpugnable "Vosotros y el mundo"!
    Y con él vuestro antiguo deseo,
    vuestra complicidad única (envidia de tantos y tantas...)
    vuestros proyectos de futuro en común,
    y hasta aquel inolvidable y surrealista aniversario
    vuestro en Roma (relato estrella obligado en las reuniones
    ebrias y trasnochadas de amiguetes)


    Y ahora eres un nuevo Tú, y Ella es una nueva ella.
    Como recién nacidos.
    Nacidos: tú a otros poco posibles
    -Tú y Ella-
    Y ella a otros muy probables
    -Ella y Él-

    Como cuando dejas un trabajo, o cambias de casa,
    o de ciudad, ...o (y sin ánimo de ofender)
    como al jubilar tu viejo y fiel coche
    (más duro que un tanque)
    y que era más que un simple coche.
    O cuando te deshaces (a regañadientes)
    de aquella inseparable y destrozada chaqueta de tu juventud,
    que hoy, desde las oscuras entrañas del armario,
    te parece más que una simple chaqueta...

    Incluso como algunas mañanas al despertar,
    después de un largo
    y profundo sueño,
    en los que extrañamente parece
    que eres alguien nuevo.

    Porque dejar atrás algunas cosas siempre es
    morir un poco.
    ¡Y es que son tantas y tantas muertes durante la vida!


    Y también están esas otras muertes.
    Las más dramáticas y cabronas:
    Ya nunca más -Tú y tu amigo-
    Ya nunca más -Tú y tu familiar-
    Ya nunca más -Tú y tu querida perra (golden retriever)-

    Y en todas esas muertes tú también mueres.
    Siempre igual: Morir y renacer.
    Renacer para luego volver a morir.

    Cual recorrido por un parque temático
    de primeras y últimas veces,
    o de muertes y renacimientos. Tras cada calle,
    tras cada esquina, en cada puesto y atracción...
    -O como en aquella pelí de bucles temporales
    en que el protagonista la terminaba cagando siempre
    al final, una y otra vez,
    por más que hiciera esto o lo otro...
    (hasta el día que uno la caga de verdad
    y del todo, claro)-

    Y eso al final cansa. Eso agota lo indecible.
    Y un día te rebelas de morir
    y de volver a nacer tantas veces,
    y de volver a nacer para volver a morir.

    Pero aun así, todavía no quieres abandonar el parque.
    Porque te has convertido en un superviviente de muertes
    y renaceres. Un auténtico profesional
    de primeras y últimas veces.

    Entonces aplastas, no sin cierta tristeza y cariño,
    la colilla en el cenicero,
    y corres a cepillarte los dientes...

    Y al volver a la cocina
    ves un antigua nota suya pegada en la nevera:
    "cariño, compra naranjas para el desayuno, porfa"

    La despegas, la lees, la relees,
    y te quedas mirando la palabra "cariño"
    (con esa típica erre suya tan ilegible y graciosa)
    Y sientes pena,
    y dolor,
    y odio,
    y rabia,
    y más pena.
    Y finalmente, en un gesto absolutamente cruel
    y estoico, la conviertes en una pequeña
    y arrugada pelota de papel,
    y la arrojas al jodido y santo cubo de la basura.

    Ahora eres otra vez un nuevo Tú,

    un recién estrenado Tú:
    Un Tú renacido.
    Pero también un tú más muerto;
    y de repente te sientes más pequeño,
    un tú en minúsculas
    (y sin humo)

    ...un tú de mierda.

    Y te empiezas a ver más invisible,
    más y más invisible...
    a cada hora
    a cada minuto
    a cada segundo que pasa

    (aunque al salir a la calle
    los demás te vean,

    te sigan viendo,

    ...igual que siempre)

    _________
  15. `
    Cincuenta

    y ocho meses solo más de hipoteca.
    Y el euribor bajo mínimos.
    Quiera dios que no suba. Marta:
    siete coma cinco en selectividad. Juan:
    en plena contraofensiva,
    y sin hacer prisioneros,
    contra el vil acné.

    ¿Híbrido o eléctrico? ¿..plata o azul?.
    Y el jardín aún sin desbrozar. Y el perro
    descubrió la artrosis. El nuevo jefe
    parece buen tipo
    (ojalá el tuyo le llegara a la suela)
    ¡Este año por fin! ..de cuatro estrellas,
    desayuno incluido. Playas blancas
    y se habla español.

    -Que sí, Amor: te juro que me gusta el nuevo gres del baño.

    En dos años la higuera dará higos
    (y parece que Cataluña se va a tomar por culo...)
    Han abierto un nuevo McDonald`s en el polígono.
    La revisión a últimos de noviembre:
    Recuerda que el abuelo murió de cáncer
    de colon a los cincuenta.
    (Y tu madre dice que últimamente habla
    con él todas las noches)

    -Tienes razón, Cielo:
    todavía no se sabe qué es la materia oscura del universo
    (...vaya, ni idea que te interesara la astronomía)

    ¿De dónde coño sale ese? (o quizás no lo vi)
    El seguro lo cubre todo.
    ¿Y ahora qué será de vosotros?
    La vida continúa. Nunca más...
    Pero siempre ... Si hubiera sabido
    entonces que...
    Os quiero.

    -Anda, cariño,
    deja anidar a las golondrinas en el garaje
    la próxima primavera, ¡póbrecillas!
    (además, dicen que traen suerte)

    Y, jóder, ¡qué día más bello hace hoy!

    _________
    Te gusta esto.