1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. ´
    De jóvenes consumíamos pirotecnias
    en todo tipo de formatos
    a modo de insurgentes rompehielos,
    como cachorros su golosina.

    Despegábamos con nuestras pequeñas naves
    sin ABS ni airbag.. Amábamos a pelo y contraluz
    /tan insultantemente bellos/ sobre sus asientos reclinables
    o en los baños de nuestros antros favoritos.
    Y en la intimidad nos deshacíamos en versos
    propios de extraviados mosqueteros melómanos.

    Los lunes volvíamos a ser jóvenes responsables
    con hiperpotenciales proyecciones de futuro.
    Verde mies del progreso y el bienestar primermundista.
    Supervivientes de guerras atiborradas de palomitas
    y cocacola al intermedio. Gladiadores de acera
    y madrugadas deslumbrantes. Lobeznos
    enganchados a planetas eléctricos y en fila.

    Claro que entonces no sabíamos aún llorar de verdad.
    No comprendíamos la diabólica matemática
    de los intereses/riesgos medio/ largoplacistas.
    La cabrona mecánica del boomerang,
    ni el asco que nos envolvería mañana por haber caído
    en la cruel moraleja de nuestra particular fábula de Esopo.

    Éramos tan tiernos como audaces. Hijos de la Movida
    y la fotogénesis del escombro. Caraduras diplomados.
    Estirpe de suicidas con miedo a la oscuridad.

    Instauramos la felación ad líbitum
    y los telepizza como señas patrióticas.
    Los marcianitos inteligentes y los túneles de colores.
    Nosotros, los jóvenes de antes
    ..los adultos sin terminar de ahora.
    Los que escupimos al cielo
    y reivindicamos el arco iris.
    Los que grafiteamos la luna
    y al volver nos creímos poetas.

    _____________
  2. `

    Ricardo siempre supo predecir el tiempo.
    Sabe hablar chino (por lo menos para hacerse entender
    en aquel primer restaurante oriental
    que desembarcó en el pueblo)
    y le llaman desde niño "el chino", cómo no.
    Siempre supo también encajar toda clase
    de vejaciones, ostias e insultos.
    Algunas veces se atacaba
    y se convertía en un muñeco ridículo, torpe,
    ...más torpe todavía,
    que arrojaba lágrimas inútiles
    y furiosas, como de un fuego prudente e incoloro,
    que muy pocos veían
    pero casi todos reían..
    Y entonces su mami, se quejaba a las autoridades competentes
    que tampoco veían.
    Al día siguiente volvía a predecir tormentas
    (y a veces acertaba)
    Hoy recuerda todos nuestros nombres,
    su expresión transparente, su gesto alegre
    siempre, sin rencor a nada ni a nadie.
    -Ricardo, ¿qué tiempo va a hacer mañana?
    -Ay, Fermín, ¡que cachondo eres!.
    Ya nadie se ríe de él.
    Se sientan a su lado, con sus miradas idas
    (y torpes)
    Como de perro arrepentido.
    Y, a menudo,
    a menudo esos mismos tipos de antes,
    ...incluso le pagan la coca cola.

    ____________
  3. `
    Y cada día
    vuelve a cargar el revolver
    encasquillado de los épicos duelos bajo ese sol
    que nunca salió
    de las promesas que nunca se presentaron
    o cuando extravió la dirección hacia la derrota
    de los niños-héroes anónimos que siempre llegan tarde
    a la cita con uno mismo,
    de los que pierden un trozo de nombre
    a cada paso, a cada silencio,
    ...al silencio que se hizo catedral
    de una ciudad que se hizo de repente
    (y para siempre) noche.
    Y morirá frente a ese vil espejo sin memoria
    y con las zapatillas de andar por casa, solo
    junto a la alfombra que nunca arrancó, que jamás despegó.
    Le erigirán santo de un sábado sin sexo.
    Le harán un funeral sobre la otra soledad de las hojas
    sin árbol
    frente al templo de los sin espíritu
    y esparcirán sus cenizas sobre la estela gris
    del bus de las 7:30...

    El hombre indiscernible
    dobla esquinas y las titula
    en su desteñida carpeta de hombres indiscernibles.
    Acuerda desacuerdos con estricta metodología.
    Imagina salvar sirenas encalladas
    en charcas nadadas solo por él.
    Se crece en lunas portátiles, en telenovelas sin fin
    o en galaxias de barra
    y aterriza cada día a la misma hora
    sin paracaídas ni reminiscencias de ningún mundo viajado;
    (entonces vacía versos en madejas de desquiciada
    sobriedad conceptual)
    El hombre indiscernible regatea insolvencias
    e intercambia incendios de oídas,
    otras veces se muere de luz
    y disloca la articulación de su condena
    urdiendo tesoros de asfalto a punto de nieve
    bajo las aceras de la gran avenida,
    o entre olas de café y humo mágico
    que simulan verdades en códigos aún por inventar.

    Entre conclusiones inconclusas,
    entre harapos de brillos arrugados
    y un fuselaje de dudas
    se sube a un cielo paralelo
    cuando el mundo se expande sin piedad
    hasta chocar con alguna descatalogada canción
    y recaer sobre el solar de sus fallidos paisajes
    de acuarela húmeda.
    Este tipo adolece de primaveras y volcanes en actividad.
    Alimenta ciudades de palomas con lágrimas de pan duro,
    y cena sueños de cama con princesas despechadas y alitas de pollo
    en la crepuscular proa de cualquier minipalacio 24 horas
    cuando empieza a cerrar la realidad
    y a morder los neones. El hombre indiscernible
    enfunda sus dardos ya sin punta,
    se arropa en su manta fiel que le ciñe
    pero no le pregunta
    y muere,
    muere de realidad,
    vuelve a morir
    hasta despertar a un nuevo
    e indiscernible día...

    ______________
  4. `
    Nosotros...

    los que no tuvimos que elegir
    entre cargar la cruz de ningún revolucionario hippie
    o contar treinta monedas sobre la palma
    de la mano.

    Nosotros, que jamás aplastamos el paraíso
    de los adoradores
    de las estrellas
    ni fuimos vendidos como bueyes
    en un mercado de la Habana.

    ...Que tampoco encendimos hogueras
    a los pies de nadie,
    ni fornicamos en los crepúsculos
    del bosque de Woodhead con bruja alguna.

    Nosotros,
    que no tuvimos que teñir con nuestra sangre
    el infame barro francés.
    Que no arrojamos manzanas sobre el espectral gueto de Varsovia
    ni incineramos a ningún sol naciente.
    Que tampoco fuimos condecorados con las alas doradas,
    ni rociamos de lluvia homicida
    ninguna bucólica aldea
    entre los verdes arrozales del alto Vietnam.

    Nosotros que nunca inmortalizamos
    la barba de W. Whitman,
    que no defendimos hasta la muerte
    democracias en ningún palacio del pueblo
    ni vaciamos el cargador sobre el pecho
    de ningún rockero pacifista
    en ningún mítico hotel de Nueva York...

    Nosotros, que tampoco saltamos
    desde ninguna torre en llamas,
    ni fuimos macheteados en las selvas
    de cualquier infierno del quinto mundo.

    Nosotros: los del corazón impuntual
    y el puño grapado a los bolsillos,
    ...los que no viviremos 140 años
    ni estrenaremos ático en ninguna
    luna de Júpiter.

    Los que no cerraremos el último matadero
    ni amaremos a ninguna mujer perfecta
    con paraguas volador
    y batería autorrecargable.

    Nosotros, elementos sin gloria ni pena.
    polizones en los idus de la Historia.
    Espectadores de media fila,
    (o protagonistas de una aburrida película
    de cine independiente polaco)

    Los que ahora
    guardamos pedazos de Itaca
    en la nevera, y adelantamos espíritus
    sin expresión
    a golpe de semáforo.

    Nacidos de la cesárea
    de un escaparate de doble espejo
    en el alba del gran nanocíclope hermano.
    Timoneando en la constelación del todo o nada.
    Nosotros,
    latiendo entre la fe cuántica y las habas del olvido.
    Becarios de nueve a doce en la decadente
    industria de la ilusión.

    Nosotros, que bailamos nuestra calavera
    sobre el ebrio
    cáliz de la eternidad
    y mojamos el pantalón
    cuando la noche
    nos muerde con saña el pulso,

    que despertamos en los cuartos
    de un imperturbable reloj de arena
    con la almohada sudada,

    nos refrescamos en las analgésicas ubres
    de un dragón de dos cabezas
    a medio desempaquetar,

    y retomamos el sueño
    hasta la siguiente pregunta

    como si tal cosa..

    ___________
    A homo-adictus le gusta esto.
  5. `

    Negra como el ónice.

    Rayo invisible en la noche
    de la selva.

    Su error fatal:
    cruzar el río a nado
    en el peor momento.

    Ella gana la orilla.
    Su compañero se cruza
    con el mismo diablo

    y el mismo diablo son
    hoy tres jóvenes
    con dos remos
    y una cámara de vídeo.

    La orilla y su vida
    hoy son metas inalcanzables.
    No puede nadar más deprisa.

    Uno rema,
    otro remo le rompe el cráneo,
    el tercero lo graba.

    Y termina el miedo
    y el dolor
    para la bella
    y salvaje criatura.

    El agua verde ahoga su último rugido.

    -10.000 visitas en youtube-

    (y yo pienso en lo que pasa
    por el limitado cerebro
    de la pantera que alcanzó la orilla
    al contemplar la escena)

    Y sé que ella no puede sentir
    indignación ni odio.
    Pero hoy yo, en este mismo instante,
    rujo y me descubro,

    irrefrenablemente, pantera...

    ________
  6. `

    Vas
    de la cama al baño,
    del baño a la cocina,
    de la cocina al armario.
    Y vas
    de tu casa al trabajo,
    del trabajo al gimnasio
    Del gimnasio al bar,
    del bar a tu piso.
    En tu piso:
    del baño a la cocina,
    de la cocina al sofá.
    Enciendes la tele,
    enciendes el ordenador,
    coges el móvil.
    Juegas con el/los niño/s
    o con la Play.
    Sacas a la calle a Bart.
    Vas a la cama.
    Follas (a veces)
    Escuchas un antiguo hits de Cohen
    o abres un libro (otras)
    Sueñas.
    Despiertas.
    Vas al baño.
    Alguna vez al aeropuerto.
    Alguna vez observas la luna.
    Visitas a tu madre.
    Vas al médico.
    Vas a la farmacia.
    Supermercado.
    Tienes una cita con alguien.
    Vuelves al piso.
    Saludas al vecino.
    Extraes las facturas del buzón.
    (Te estás meando urgentemente)
    Nervioso
    no encuentras las llaves.
    Vas al baño.
    Haces limpieza.
    Enciendes la tele
    La apagas.
    Sacas a pasear al viejo Bart
    y tiras la basura.
    Vuelves al piso.
    Hablas por un rato
    solo
    o con tu dios.
    Te derrumbas en el sofá.
    El perro se acurruca junto a ti.

    Te mira a los ojos
    de manera fija
    y extraña durante unos minutos.

    Y sabes que hay algo más
    que se te escapa...

    ___________
    A Alonso Vicent le gusta esto.
  7. ´
    Ángel ha sobrevivido
    a aquellas mieles tóxicas
    que juegan a los edenes sanguineos
    y especulan con la misma vida.

    Entonces yo nadaba sin saber nadar
    (pero la corriente empujaba a favor).

    Ángel saca a pasear a Thor.
    Thor y Bart son amigos.
    Ángel y yo también.

    Los órganos de Ángel rugen excesos.
    A veces maldice errores irremediables
    incompatibles
    con los alfombrados e innegociables
    jardines de futuro.

    A veces Ángel me hace sentir afortunado..

    Bart le quiere con locura.
    Thor, con ojos de miel y pretérito maltrato
    confía en mí.

    Recorremos ministerios de pájaro,
    arrugadas canciones y veinteañeras a lo lejos.

    Los dos libamos (ayer) hasta la extenuación
    de las savias del paraíso.

    Hoy Ángel acuna a sus viejos
    huérfanos de hijos.
    Su horizonte es el humo cervical
    y cansado
    de una estrella antigua.

    La fortuna son los dados trucados
    de un destino tramposo.

    Ahora somos cuatro amigos.
    Y algunos viernes
    nos emborrachamos de oxígeno,
    cerveza y galletas de carne
    en fuentes comunes
    hasta la hora de la cena

    ...sin alimentar razones

    ni vendettas de ningún tipo.

    ___________
  8. ´
    Hoy el cielo amaneció
    adornado

    con un enorme arco iris
    como hacía años no se veía.

    Durante mi paseo matinal
    observo a mi vecino
    en su jardín
    fotografiando a sus perros
    con el susodicho
    arco de fondo.

    Otro vecino también
    lo fotografía
    con su teléfono móvil
    -tras echar la basura
    al contenedor correspondiente-

    Continúo paseando.

    Un conductor estacionado en un arcén
    apunta con su iphone al cielo

    y en el parque
    frente al instituto
    una joven pareja
    inmortaliza de la misma manera
    tal evento celeste y multicolor.

    Por un momento pienso
    en las cosas buenas de la humanidad
    y de esta vida.

    ...En cómo la belleza de un simple
    arco iris
    muestra el alma común de las personas.

    Llego a casa y pongo las noticias.

    No tardo en entender
    que lo que define
    y distingue al ser humano
    no está en sus almas
    ni en el cielo:

    principalmente

    reside en
    el jodido número de píxeles

    de sus cámaras fotográficas.

    ___________
  9. `
    No te hagas líos.

    Esa presentadora
    o azafata de la tele,
    de piernas kilométricas,
    nunca pasará contigo
    sus vacaciones en las Seychelles.

    Y no te engañes..

    No tiene nada que ver
    con tu ridícula cuenta bancaria.

    Tampoco con la mediocre medida de tu pene...

    No es por nada relacionado con tu coeficiente intelectual.

    ni siquiera por tu ignorancia sobre asuntos

    de la jet people.

    No amigo, esa chica no se irá nunca contigo.

    simplemente
    seguro
    tiene cosas mucho mejores que hacer

    que acostarse con un tipo
    que pierde el tiempo imaginando

    fantasías sexuales
    y/o amatorias

    con chicas de la tele

    ....mientras Ella (quien tú ya sabes)

    sueña
    llora
    baila
    grita

    y pinta

    sola
    hoy

    las jodidas paredes del salón...

    __________
  10. `

    Yo, el puto amo de todo
    y tras la intensa deliberación llevada a cabo
    con y por las más prestigiosas personalidades
    terrestres, extraterrestres, divinas y sabios
    del universo, representadas por Jesucristo,
    tras su segunda y desapercibida visita al planeta (en el papel
    de adolescente congoleña), el presidente interestelar
    de la galaxia más avanzada, el vicepresidente
    de dicho consejo de sabios universales
    y el hijo de Supermán.

    Acuerdo que,
    después de un exhaustivo recorrido por los documentos
    históricos recopilados en el planeta Tierra a lo largo de varios milenios,
    comprobando los sempiternos daños y aniquilaciones
    sistemáticas de unos individuos a otros por los métodos más crueles
    y dolorosos -por motivos tan "importantes" como tener la piel de diferente color,
    poseer un coeficiente intelectual superior al rebaño,
    disponer de un ejército menos poderoso
    o simplemente salirse del corral-

    y tras ser verificada de manera fehaciente la incurable
    y autoregeneradora maldad y/o estupidez de aproximadamente
    las tres cuartas partes de los humanos actuales
    (valga como prueba los millones de vídeos visionados
    por sus señorías en youtube),

    constatando asimismo cómo se maltrata y extermina
    a los seres más indefensos y menos inteligentes que habitan
    su mismo planeta (...incluso, ya no contentos con alimentarse
    de su carne y utilizar su piel, se les inflige las torturas y muertes
    más atroces imaginables solo por pura diversión)
    ...Por el poder que me otorgo yo mismo (y en concordancia
    con el sentido común universal) Ordeno:

    que sea condenada la humanidad a continuar sufriendo, por al menos
    otros diez mil años más (si no se extinguen antes ellos solitos, claro),
    toda una gama de desengaños y penurias, las enfermedades más jodidas,
    a una existencia ridículamente corta, y a desaparecer con la duda
    de si irán a un paraíso, al infierno o a la puta nada.

    Y sintiéndolo en el alma por aquellos hombres y mujeres
    de buena voluntad y mejor hecho
    -excepción de la regla general- se les condena
    también a seguir reproduciéndose como moscas en celo
    para que sus descendientes sufran el mismo castigo una y otra vez.
    Pues ante la disyuntiva técnica creada al no poder salvar únicamente
    a una parte de dicha humanidad, no queda más remedio a este consejo
    que optar por la medida más drástica pero justa con esta defectuosa
    y destructiva especie animal, dividida fundamentalmente en tres grupos:
    los hijos de puta, los pusilánimes y el 5 % restante.

    Por tanto y para concluir esta sentencia, dictamino que, exonerándome
    a mí mismo de cualquier responsabilidad civil o penal
    por la inescrutable chapuza de esta creación, se jodan eternamente
    estos humanos, incorregiblemente inútiles
    y cabrones (y sin la más mínima posibilidad de arreglo ni solución)

    A la mierda con ellos pues. He dicho.

    pd: (no caben rezos ni recurso contra esta sentencia)

    ___________


  11. `
    Ay los viejos...

    ...ante tanto pájaro y gato nuevo,

    entre tanta flor y personita nueva.

    Ellos, en proceso irreversible

    de niños gruñones

    muy a su pesar

    y en cada alba.


    Ay, los viejos: Aferrándose al paisaje

    con su lluvia escasa y monótona,

    con su latido soberbio y dolorido.

    Sabios a deshora.

    ¡Mirada traspasadora de historia viva!


    Ellos

    con su paso vago de elefante,

    ...con su desfile leve y malherido

    de héroe en retirada,

    (víctimas hoy de filiales dictaduras

    e imberbes doctores)


    Ay, los jóvenes...

    con su derecho de incendio

    y su mecanismo de cocodrilo

    megalómano.

    Con sus modales

    de tigre enjaulado

    y en celo.


    Ay los jóvenes,

    carne fresca de cañón,

    violadores de la lengua y la matemática;

    estrella sin órbita definida...


    Y ay el viento.

    Ay el viento

    que marea los relojes

    y embarca hacia las nubes

    las garantías

    -y hasta el mismísimo Marte

    los libros de reclamaciones-


    Ay el viento...

    que ningunea huellas y sombras,

    que vacila himenópteros y mares

    y nunca da la cara..

    Ay el viento que flipa como él solo...


    ...Que desparrama por las banderas,

    los altares y las cortinas

    la tinta inconsciente de unos,

    y confisca para siempre

    el trazo funámbulo

    y desentallado de los otros.

    __________
  12. `

    Ella dibuja Andrómeda
    con el pincel de su dedo índice
    sobre la aterciopelada llanura de su vientre
    con la tinta tibia
    (y sin colorantes artificiales)
    de mi semen.

    La cerveza moribunda
    estrena su danza ácrata
    y se expande como un aguacero amargo (y feliz)
    sobre la sábana -desde la altitud relativa
    y la atemporal curvatura
    de nuestros cuerpos hoy perfectos-

    El filtro del cigarrillo
    argamasa nuestras salivas
    en un acto conspirativo y kamikaze
    -y de efímero amor- con el beneplácito
    de todas las leyes
    universales vigentes.

    Mis dedos moldeando sin compasión sus nalgas.
    Sus uñas aran salvajemente mi espalda.

    (La luz del alba rompe los cristales)

    En la tele muda los simios inteligentes
    diseñan su venganza justa.

    -Me llamo Neus (y soy barcelonesa e independentista)

    ¡...Yo te entrego Madrid entero y un café
    antes de que los U2
    digan
    (a través de este viejo y expectante radio CD)
    su última palabra!

    ____________



  13. De aquellos años recuerdo
    las gaviotas y los helicópteros invisibles
    volando entre nuestras cabezas,
    la extensa red de autopistas al infierno,
    un ángel con medio tupé y chaqueta de cuero (de copiloto)
    y alguna que otra princesa embarazada
    expulsada del paraíso.

    También recuerdo el generoso silencio de los muertos de entonces,
    la lava y su incipiente ceniza
    enquistando en mis cortas venas de plata,
    y la piel de algodón.
    Tsunamis de espuma
    salpicados con brillo de labios
    -y su solfeo ensordecedor- en las tardes
    y cervecerías del distrito de Moncloa.

    Seis coches y 19 itv's después.
    Cien lunas rotas en alguna dimensión perdida
    de este mi carcomido multiverso
    y mil doscientos gramos de poemas con olor a rueda quemada.
    Resulta que ya sé rendirme sin dolor
    antes de volcar definitivamente el mundo sobre el vertedero
    de la suprema (y multiorgásmica) desilusión,

    y resulta también
    que al fin he aprendido a querer sin aritméticas,
    a contraviento y un ejército de pararrayos.
    Que ahora estoy en pleno curso de vuelo
    sin plan de vuelo y con las alas gastadas.
    Aunque por razón de impudorosa rebeldía
    (o mera supervivencia de ese último mohicano
    que habitó mi antiguo continente Orgullo),
    todavía dudo del modo ideal de aterrizaje.

    Y añadiría además:
    que ya casi sé volverme eclipse,
    sin deslumbrantes apagones de medianoche
    ni sobredosis de antiácidos.
    Que descubrí que hay vida (aunque mucho más aburrida)
    después del planeta Juventud.
    ...Que aquella carretera interminable, sin radares,
    peajes ni apenas gasolineras,
    con su heterogéneo paisaje
    -y sus fantasmales pueblos atravesados cada puñado de kilómetros-
    tenía un final tan cristalino
    que quejarse ahora
    solo sería un imperdonable ejercicio de hipocresía
    y autoengaño.

    Y que no, compañero, que nunca llegamos al horizonte
    soñado,
    si acaso, brillamos en algunos tramos del viaje

    y todo eso...
    (nada más ni nada menos).

    ___________
    A Troto, elena morado y Víctor Mileo les gusta esto.
  14. `

    Mi perro
    (no me gusta utilizar ese pronombre)
    ayer aprendió a preguntar
    con los ojos por qué siempre enlazo su cuello
    al salir a la calle.
    Y yo le contesté:
    eres un perro en un mundo de hombres.
    Es por tu bien.
    A veces yo me pongo un collar de nubes.
    Un collar de nubes y una tormenta en los zapatos.
    Y parezco joven. Parezco ayer.
    Hoy el mundo espera ansioso
    el apocalipsis en pantalla plana:
    misiles de cabeza nuclear interceptados
    por escudos antimisiles con cabezas nucleares
    (la venganza de los dioses justos
    aplastará a la hora de máxima audiencia
    al comeperros norcoreano)
    Llaman a la puerta:
    Dos extraterrestres disfrazados de testigos de Jehová
    me invitan a convertirme en el próximo Supermán.
    Al principio me hago el estrecho..
    pero un brillo en los ojos (y en el blanco dentífrico
    de mis colmillos) me delata.

    Hoy los grifos escupen trozos de mar,
    mi ventana es una oxidada frontera de lunas
    (demasiado tiempo sin congeniar con su luz).
    Fabrico versos como poseso.
    Versos de navaja y cerveza,
    versos de polvo radioactivo y cielos
    rojo oscuro..
    Sé que tú me esperas donde siempre
    pero yo ya no pongo cara al siempre,
    tampoco a ti.
    Voy a ser el mejor Superman de todos.
    Ganaré (de un superbostezo) la madre de todas las guerras,
    tocaré el rock&roll de los rock&roles.
    Mi perro nunca más llevará collar
    y tú saldrás como por arte de magia
    de debajo de la piel seca y arrugada
    de alguno de mis versos terminales.
    La cafetera llora de felicidad,
    y mis alas -y mi sexo- comienzan a florecer
    sobre el desierto que se alza -como un rascacielos
    de humo y desidia-
    entre el casco viejo de la ciudad...

    ____________
    A Banshee y Rosario Martín les gusta esto.
  15. `[​IMG]


    Hay perros que no pueden entender
    por qué sus cercanos dioses
    castigan tan cruelmente
    su docilidad
    su carencia.
    Hay perros que quieren ver amigos
    en sus dioses. Perros
    que cedieron su alma de lobo
    por paisajes
    de lunas pintadas.
    Dioses de cristal, machos alfa defectuosos.
    Y ellos no comprenden su pecado,
    su culpa.
    Y ladran su incomprensión
    a través del tiempo,
    de los valles,
    de las avenidas,
    de las estrellas...
    Y aúllan, salvajes, desesperados..
    cuando la noche se hace dolor
    insoportable dolor,
    pena insostenible,
    no solo en sus carnes vencidas:
    Sobre todo ante los inhumanos límites
    de sus mentes y su sangre.
    Y entonces ya solo gruñen (y muerden)
    bajito, imperceptiblemente...
    a lo largo de bosques
    y de ciudades estériles,
    a lo ancho de los desiertos del pensamiento,
    a lo duro de la sinrazón..
    Y entonces ya solo hurgan ese calor antiguo
    -e imprescindible-
    enterrado entre órbitas de basura,
    bajo los escombros de su mundo
    y de sus días.
    Y algunos intentan reconstruir su aullido
    (como lobos con extraños sueños de espuma)
    Otros, el grueso de la manada,
    callan para siempre,
    vena a vena,
    cuneta tras cuneta
    por los siglos de los siglos.

    _________
    A Rosario Martín le gusta esto.