1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño



  1. -Ya hacía siglos que Jimmy se había despeñado
    con su lambretta-.
    Boom, éxtasis, romper el cielo como una piñata.
    Caramelos podridos y luces humeantes
    por el suelo. Crisis y versos al dente.
    Entre paréntesis: (sus pies descalzos sobre la silla del bar;
    se levanta su falda, distraídamente, sin ningún pudor, ante mí).
    Luego, me despeñé a cámara lenta, sin ella,
    sin ellas. Yo solo. Solo yo y el puto acantilado de siempre.
    Esta lluvia-gravedad aplasta hoy todo el aire
    de la avenida de Brasil..
    Sus muslos, nuestros veranos, mis huellas
    en su memoria.
    La incorruptible gama de mis supergrises
    y este malherido cenicero de estrellas.
    ...Y mis desfragmentaciones lunares,
    y los paréntesis rebosantes,
    y la llave de volar,
    (y a mí entero)
    -Apuro la cerveza-
    Dime Carmen:
    ¿...Dónde coño aparqué esta noche mi nave espacial?

    ______________



  2. `
    Un tipo sencillo...
    un tipo genial y comúnmente sencillo,
    un tipo con las sencillas rarezas
    de los tipos sencillos,
    como por ejemplo, hablar con su coche, ser de izquierdas,
    amar el caviar ruso (que probó en el 98)
    y ser del atleti.
    Hincha de la selección -cuando gana-
    y un devoto feligrés del bar de Pepe.
    Alguien que viaja muy lejos
    cuando ve en tv españoles por el mundo
    o una buena peli de Spielberg con palomitas y una coca-cola.
    Un tipo que detesta las corridas de toros
    y tiene dudas de si el de arriba envió
    para arreglar la humanidad a un tipo con barbas,
    a una sufrida y adorable mujer en rulos y delantal
    o a la familia Simpson.
    Un tipo que un día se mudó desde el centro del universo
    para instalarse en un sencillo y barato residencial
    en las afueras con vistas a las estrellas.
    Que a veces le puede la climatología
    y siempre las estaciones de tren;
    que recuerda el Génesis con coleta
    y cantando el Ti amo de Umberto Tozzi.
    Un tipo que sabe que el fin del mundo puede llegar a ser
    un hierro en los dientes a los doce años
    o un ocaso imposible -y de otro planeta-
    tatuado en el estómago.
    Un tipo sencillo pero capaz de dibujarte gaviotas
    con espuma de cerveza -y hasta hacerlas volar-,
    y si se pone, llevarte en metro al kilómetro cero
    del paraíso,
    ...De beberse tu fiebre un mediodía de agosto,
    arrancar arpegios al despertador
    y darte una vuelta por las nubes
    un lunes a las 6 de la mañana
    (o también ser devorado por un rebaño de ovejas licántropas
    cualquier noche de luna llena)
    Un tipo capaz de contagiarse de pájaros
    y colgarse del arco iris hasta ver chiribitas
    y unicornios,
    de construir una isla desierta tropical
    con cuatro tablas de ikea a orillas de la M-30,
    o componerte una sinfonía a dúo con el perro
    cuando la tormenta se atreve a robar
    el algoritmo mágico de tu boca.
    Un tipo que nunca olvida a sus amigos,
    que aún mata por un asiento de ventanilla cuando viaja en avión,
    y que a veces se permite la pequeña excentricidad
    de escribirse unos versos a sí mismo.
    Un tipo sencillo harto de complicarse la vida
    que ya solo aspira a compartir precipicios y estrellas
    con otras gentes sencillas.
    En fin, a ser -lo que se podría definir-
    como un tipo extrañamente feliz
    y sencillo. Sin más.
    _________________


  3. `
    Si de manera más o menos afortunada llegaste
    a esta edad en que te atraen más las hijas veinticincoañeras
    que sus madres de tu edad (que sepas que a ellas les pasa lo mismo con ellos);
    que comienzas a imaginar con cierto agrado
    el hallazgo de un nuevo virus capaz de acabar
    con la especie humana en un par de años.
    Si te encuentras en ese minoritario grupo de población de tu edad
    que no es superlativamente adicta a colaborar con el enriquecimiento
    de las grandes compañías cerveceras, de whisky escocés
    o ginebra
    y la desmesurada proliferación de bares de barrio,
    al parchís de pastillas multicolor en tres tomas diarias;
    ...al auge de las nuevas tecnologías informáticas en cuanto al sector
    del porno,
    la búsqueda de la media naranja (o algo parecido),
    los blogs de como encontrar la felicidad viviendo en un quinto sin ascensor
    y con tu última, rejuvenecida y re-liberada, "ex" en el sexto,
    o al de los foros conspirativistas o de poesía romántica...
    Si a estas alturas observas el telediario como un remake surrealista,
    los políticos ya ni te revuelven las tripas
    y los psicópatas asesinos te dan sueño.
    Si se te pasa por la cabeza desheredar a tus descendientes
    en favor de una asociación protectora de patos en peligro de extinción
    del suroeste de la Patagonia...
    Si a ratos te vuelves a ver corriendo a trompicones
    como por aquellas aceras de la niñez
    tras el indemorable paso de tu padre.
    Si ya te cansaste de esperar que dios regresara de ir el octavo día a por tabaco,
    y estás pensando escribir un libro
    a cerca de como llegar a los 50 y no haber sucumbido
    a encontrar el sentido de la existencia
    en los 90 minutos de fútbol semanales.
    Si te aterra empezar a preocuparte por el tiempo que hará mañana,
    el apetito de las palomas
    y la evolución de la obra de la esquina.
    Si se te acabó el repertorio de metáforas
    y empiezas a coger cariño a ese entrañable y desastroso
    superviviente que asoma con creciente timidez
    (y resignación) en los espejos.
    Si por fin descubriste que el huevo y la gallina fueron
    después de la invención del derecho romano
    y antes del let it be de los beatles.
    Si los preservativos con sabor a fresa y raíz de jengibre
    te producen una disfunción psicosomática
    y amago de reuma.
    Si ya no vas con los indios ni con los vaqueros,
    y en la cola de los conciertos heavys y ochenteros
    te sube el ego ante las barrigas y las calvicies ajenas.
    Si la montaña te da vértigo, y la playa te recuerda
    al juicio final de Miguel Angel en la capilla sixtina.
    Y si además amas Madrid los domingos nocturnos
    y tormentosos de agosto...
    (...y la echas de menos con locura)

    Irremediablemente llegaste a ese lugar
    donde convergen los poetas, los amargados,
    los puteros filántropos, los que ya les sienta mal la droga
    y/o los suicidas de postal...
    Felicidades compañero
    pero no se te ocurra llamarme
    ...que ya me apaño solo.

    _______________

    A ti y a Sofía Desiré les gusta esto.
  4. [​IMG]


    Siempre hablé más de la cuenta.

    Tanto,
    que un día las moscas quisieron construir
    una urbanización
    con sus calles, sus avenidas, sus zonas verdes,
    su centro comercial y sus pisos
    dentro de mi boca.

    Mentí como un sucio bellaco.
    Grité verdades como los puños de Mazinger Z
    (a menudo fueron solo gritos sin más)
    y también dije silencios como castillos,
    piedra a piedra, y yo,
    tan obcecado, tan inagotable,
    sin parar de repetir silencios,
    uno tras otro,
    como una puta en misa,
    como un político enchufado a la máquina de la verdad,
    como un loro cabreado con el mundo...

    Eventualmente de mi boca brotó humo,
    humo y niebla articulada que no me dejaban ver
    más palabras que las mías.

    Provoqué alguna mini revolución
    que no duró más de una noche de borrachera.
    Aullé la luna de los hombres lobo y vendí el sol a los ciegos.
    Conté el mar a los escorpiones
    y la electricidad a los locos
    de las luciérnagas.

    Era capaz de tejer discursos que paraban al viento,
    de escupir monosílabos imperativos como katanas
    o de recitar en el idioma de los sauces y los contenedores de basura..
    Capaz de susurrar teorías magistrales en futuro
    que fundían las tierras más frías
    allá por las distancias más cortas.

    Alguna vez se me escapó el corazón
    al querer hablar
    y otras hasta vomité el alma por las aceras.
    Hablé bajo el agua, y me ahogué con el eco
    inverosímil de mis palabras.
    Muchas veces la cagué
    con un laxante de subjuntivos imperfectos,
    otras perdí la lengua
    en la gravedad que otorga e impone la sed de los vermilinguos.
    Y no pocas mis palabras fueron boomerangs
    que me rompieron el pecho -y casi la boca-.

    Pero no, yo, copiloto a sol y sombra de mis palabras
    nunca me callé
    (ni tampoco fui justamente remunerado
    por ello)

    No, sinceramente, nunca me callé...

    Salvo cuando alguna vez tuve que decirlo,
    cuando de verdad tuve que decir
    esas dos palabras mágicas e insustituibles,

    y que hoy tan solo puedo justificar, diciendo,
    que en plena vorágine catatónica
    e implosiva,

    aquellos instantes

    ...me quedé mudo
    como una jodida piedra.

    __________
    A Alonso Vicent, elena morado y Évano les gusta esto.



  5. Naufragado, amputado y abordado
    una y mil veces.
    Se desbarata el sol en este tugurio
    portuario entre dos mundos..
    No se escucha ya su canción
    ni la voz de ella entre la espuma,
    o en el remolino sordo y voraz
    de sus noches..

    Viento a presión. Y lluvia trucada
    en las venas.

    Apretando mandíbula, las muelas últimas,
    se parte el alma por la mitad:
    -La vida es un bocado jodido y putrefacto
    que no vale la pena gastar demasiada saliva,
    solo unos sorbos de buen licor para tragarla-

    ...Eso pensaba el vencido pirata Drake
    antes de intentar arrancar la oreja del cabrón
    y petulante tabernero,
    -mientras una vieja arpía vestida de blanco
    le clavaba a traición
    10 mg de valium en la nalga derecha-.

    Peces voladores, olas y luciérnagas
    -junto a un pequeño y alegre beagle
    de nombre Rufo-
    llenan ahora el mar ingrávido
    de sus ojos.

    ________
    A Alonso Vicent le gusta esto.
  6. [​IMG]

    ¡Vaya con este sol!

    ¡Este sol de narices!
    Que me arde las esquinas y las entrañas.

    Que me sube los verdes, me destiñe los septiembres;
    que me licua la vieja y elaborada topografía
    de mis sombras amigas.

    ¡Vaya con este sol cabrón...!
    Que me roba (y me riza) los grises amados;
    que remata a los muertos,
    y revive a los primos.
    Que insemina de horteras y chillones colores
    las mañanas y los floreros.

    Este astro instigador y traicionero,
    que me constipa los hemisferios
    y me desmelena los duendes;
    que me saliva los ejes
    y derrite las enmiendas
    en la cámara de mis congelados
    polos y dogmas.

    ¡Ay, este sol!...
    este sol sin coartadas,
    este sol entrometido...
    que me revuelve las hormonas,
    que me hierve los hígados y las yugulares,
    que flamea mis pólvoras húmedas
    y alcohólicas.

    ¡Este sol!,
    que decora de bobos arco iris los tornados
    que me oxigenan y me vuelan,
    que me seca los charcos que me flotan
    y me navegan;
    que archiva las causas,
    levanta las vedas,
    y me estriñe las musas.

    Este jodido sol que me restriega sus fuegos,
    que me agita los posos
    y me empadrona las brisas;
    que me enmarca las olas
    y me barniza de empalagosos brillos
    y ron con miel las tormentas.

    Este sol, que me quiere
    otro lagarto feliz más en la pared
    de sus mediodías,
    que se piensa que me va a hacer el lío
    con la deslumbrante luz de sus espejismos
    y mentiras;

    ...que no sabe de mi puto contrato,
    -vinculante y vitalicio-
    con el vaho de la noche,
    los desencantamientos express
    y con la luna.

    ______________
    http://www.jukebox.es/los-limones/videoclip,ferrol,uvzu5.html
    A Alonso Vicent, homo-adictus y elena morado les gusta esto.
  7. `

    Un día va el viento y sin avisar
    lo empieza a borrar todo.
    Da una vuelta a la manzana
    y se cuela bajo la puerta,
    entra por las rendijas de la ventana
    del salón y descoloca
    lo ayer cuidadosamente ordenado.
    Arranca la pintura de la pared,
    se lleva el imperceptible y desapercibido
    susurro de los muebles,
    la radio muda de la abuela,
    el impar olor de los cajones...
    Arrasa con todo a su paso.
    Irrumpe avasallando por la memoria.
    Deja los recuerdos tambaleándose,
    -solo descoloridas sombras tras de sí-.
    Tu primer beso, ese innombrable
    y trastabillado primer polvo,
    la mano guía de tu madre,
    el arrugado manual de vida de tu padre.
    Aquel viejo instituto,
    tu rayada discografía de the Police,
    tus amistades más o menos ciertas,
    tus amantes más o menos amadas,
    los decibelios de tus risas, tus intoxicaciones
    de sueños y de lágrimas;
    tu interminable colección de decepciones,
    el brillo efímero de tus triunfos,
    tus realidades, tus fantasías,
    la lista de tus memorables siniestros,
    tus alas de cera, tus funerales,
    el escabroso muro de tus utopías,
    tu miedo a los huracanes...

    Entonces va el viento
    y como si una pluma,
    como la casa del primer cerdito,
    de una patada
    lo manda todo al reino gris
    de lo dudosamente cierto.
    De algún modo no te entristece demasiado,
    el peso empezaba a ser insoportable,
    tanto trago amargo en la boca
    y los dulces que ya comenzaban a fermentar.
    Tú lo intentaste.
    A veces incluso te adelantaste
    y sorprendiste a lo inevitable
    (hasta ganaste alguna mano a la banca)
    Hoy ya, con la mirada encapotada,
    las uñas gastadas y
    las botas rendidas,
    como que no vamos arriar velas...
    ...Y al fin y al cabo,
    a estas alturas
    ¿quién tiene ganas de discutir
    nada al viento?

    ____________
    A ti y a Sofía Desiré les gusta esto.


  8. ...Aquel invierno del 96
    éramos dos veleros desatados
    en un océano de coral
    sin fondo
    ni tierra a la vista
    dos lobeznos aullando
    a la luna de los lobos
    ciegos
    Aquellas estaciones
    descubrimos tigres y millonarios
    husmeando
    llorando entre las flores
    que ya no estaban
    prostituimos nuestra bandera
    -y nuestra saliva-
    sin saberlo
    Ególatras, vampiros y palomas
    en el palacio de los mil y un
    callejones
    -llovían ríos de cigala
    adrenalina y oropeles en Portobello-,
    y aún no entendíamos
    que algunos inviernos en la cara
    son para siempre.

    __________
    A homo-adictus le gusta esto.

  9. ´

    Las chicas de izquierdas inhalan polen
    liban miel de cebada (a veces se empachan)
    visten revoluciones holgadas, aman el algodón
    no se dejan convencer después del alba
    se saben atractivas en los bolsillos
    y traducen filosofía y el deseo a luz natural

    Las chicas de derechas tiran de channel y pin
    raquetas, ansiolíticos y cigüeñas,
    pintan muslos de brillo y nylon
    te cazan al mínimo pestañeo
    y calzan tacones y bolsos a juego con su humor

    Ambas adoran el aloe vera y el sushi
    y también a los perros, (pero con distinto collar).

    Ambas luchan, besan y lloran por igual,
    ambas derriten inviernos sobre la raya de su tanga
    -inmejorables arquitectas-
    Ambas saborean las líneas de sol entrepersianas
    les excita la voz del agua
    y la limpieza en casa ajena

    C'est la suprême conspiration politique!



    ______________
    A ti, Sofía Desiré y freud21 les gusta esto.

  10. ´

    Diría que ahora me hallo en ese lugar
    donde la vida empieza a cobrar su impuesto más cabrón.
    Que atesoro el estigma de una primavera
    adicta a los diales de mi piel ilusa,
    un iglú de utopías en calzoncillos
    y varios corazones que ya no están.

    Que aún escondo
    algún descolorido as (con el que traficar oxígeno)
    junto a otras reliquias vitales
    que todavía pudieran ser,
    y otras muchas que ya solo lo pudieron.

    ...Unas luces que están pero no son
    y otras que nunca vi pero siempre fueron.

    Diría que tengo una calle de Madrid
    que me reescribe los brillos
    de cien lluvias enmarcadas a deshora,
    unos polvos con aroma a gasolina en los aledaños de la M-30
    que con los años ramificaron en un jardín
    de motivos por los que resistir.
    Una biblia infantil que un día chocó con mi alma sherlockholmesniana
    y a Mary Poppins bombardeando,
    kamikaze, un moderno ballenero japonés.

    Que tengo un "maneras de vivir" y una litrona
    inaugurando mi voto de rebeldía,
    un "London calling" latiendo tras unas botas de cordones rojos
    (quizás, lo más parecido a la felicidad)
    y un "wish you were here" como una cicatriz blanda
    en el pecho de alguna noche
    con tenue color de eternidad...

    Que guardo también un cajón de distorsiones dulcemente altisonantes
    que incitan mi aún amor a la vida;
    varias causas abiertas con sabor a cerveza caliente
    (más de una medio prescrita como una arruga invisible
    e inabarcable)
    y alguna vía de escape en forma de luna llena
    que casi nunca estuvo
    cuando la busqué y la necesité.

    -Y que asimismo aún conservo un paraguas
    que escupe rayos hacia dentro,
    una vieja casa, si me descuido capaz de echar almenas y dragones,
    y un reloj de viento que nunca supe afinar-.

    En resumen diría que tuve más de lo que merecí,
    y que un día descubrí que el silencio
    es el verdadero grito de la impotencia
    y de otras sabias razones,
    que a veces las campanas no doblan por algunos.

    Que ya no creo en idílicos trances ni festines
    de cuento sin resaca...
    Y que sé que por mucho que el mundo se empeñe en aplastarnos
    las estrellas siguen
    y seguirán en su sitio, sobre nosotros,
    cada anochecer.

    __________
    A freud21 le gusta esto.
  11. `

    Hoy quisiera escribirte mis versos más sabrosos
    esos que saben a golosina de hueso del mercadona
    esos que huelen a la hierba que era tu colchón al cielo
    entre los corzos y tu ganado amigo
    regalarte una caricia como una galaxia de larga.
    Yo quisiera romper tu vil dolor en mil espumas
    y quisiera explicarte porqué ahora esta canción
    jodidamente triste
    me recuerda a tus ojos de bondad sin medida
    y muerde los míos como cuando los otoños
    abren sus primeras heridas terrestres.
    Siento mío tu último aullido
    y hoy yo ladro enrabietado este vacío de febrero sin estrellas
    Ahora, mi amiga, vuelve a correr por cada campo
    con tus patas de cristal y tu torso de señora mastín y luna.
    Hoy la manada va de negro
    ya no duele
    y ya amaneció, querida Lisa
    pero a esta, tu casa, hoy le nacieron grillos sin alas
    y escuecen de silencio y de holgura en todo el centro
    del pecho las paredes
    y ese viejo y desmembrado sofá
    que no olvidará tu lengua inquieta, tus graciosos ronquidos
    ni tu forma.
    En fin, por todas esas cosas que sabemos los niños grandes
    sobre el amor
    y la fidelidad a prueba de balas
    ...siempre
    Siempre en nuestro corazón, Lisa.

    _______________

    A Lisa

    [​IMG] ´
    A Eratalia y homo-adictus les gusta esto.


  12. `
    Aquí no hay pastillas contra la derrota.
    No existe botella donde quepa el mar
    ni copa a prueba de traiciones.
    Aquí los libros no muerden las lenguas,
    y bajo el anonimato de la bruma
    no nacen nuevos sueños
    ni rejuvenecen - aun a golpe de cremas hidratantes
    milagrosas o eminentes cirujanos- los viejos.
    En esta ciudad no hay sol para tanto eclipse
    ni mareas que precisen luna.
    Aquí hay monstruos de miedo
    que trotan sobre otros miedos,
    y de miedos que dan risa,
    y una carcajada de miedos monstruosos
    para morirse.
    Aquí hay cables y ondas invisibles que se cosen a los tendones,
    humedades que pudren la sangre,
    héroes enfermos de luciérnagas
    cristalizados a los pies de las estatuas
    y en ventanales de aeropuerto
    a la hora de la cena.
    Aquí hay oscuros secretos -de oscuros hombres-rata-
    tetas como palacios,
    y lámparas de genio imposible,
    que se masturban -y se mecen- mutuamente,
    que se apagan día tras día
    como burbujas de soda
    en la inexorabilidad del viento.
    En esta ciudad hay virus que se multiplican en la carne muda
    y lluvias que respiran entre pájaros sin cielo,
    y humos con sombra,
    y brillos en coma.
    Y también hay perros callejeros con los ojos de dios,
    con silencios de galaxia en la pupila
    (ellos bajan la mirada ante el dolor
    y marcan con su orina nuestras huellas)
    Aquí hay más de doscientas razones
    para vivirse y para morirse.
    ¿Y es aquí mi minuto de escalofrío
    y/o de gloria,
    tras el escaparate incandescente de mis estulticias
    y edades?
    ...Y es que no hay poesía sin suciedad en la recámara,
    sin vello en las axilas,
    que no desvirgue el hueso,
    y que a ciertas luces de la madrugada,
    no sepa a piel muerta..

    _________


  13. ´
    Después que nos estallen las pupilas y las muñecas,
    que vomitemos las velas y tres mil navidades de nieves rosas
    y terciopelo roído.
    Luego que los niños manchados del destino
    aneguen de carroña nuestras conciencias de papel mojado,
    y nuestros mudos hermanos
    nos rompan las tripas en su corredor de muertes inoxidables
    sin ley y sin luto.
    Cuando los pobres adoren sus mesías de látex
    y los que maman de las venas de los idiotas
    se extingan en el plasma del viento.
    Cuando los robots de carne colapsen entre gigatoneladas de ego y ceniza,
    y un verso disidente -y caprichoso- taladre el plástico de sus bramidos -y de desafinados cantos-
    al eclosionar la mañana.
    Entonces mi mundo será catarsis de luz, decreto de futuro,
    emplumado
    dios
    apache,
    inhorario de trenes,
    ...humo azul.

    Y mientras:
    Besaremos la displasia y los retrovisores de los autobuses urbanos,
    follaremos como olas y medusas sobre la arena de un cristal vengador e irrompible,
    y fumaremos ocasos de rojo guindilla
    en cualquier playa anochecida y desnuda...
    Y mientras
    mi poesía sudará música triste al espejo de tu voz. Y cada instante...
    y a cada instante
    y cada sol,
    y cada aliento,
    y en cada piel,
    y cada piel
    será flor que muerde al desierto.
    Séneca descifrando sueños de mariposa
    Dylan mandando callar al abismo.
    Trago de muerte dulce y burbujas de tinta lunar
    hirviendo la sangre.
    El espasmo anclado en la garganta
    de un hombre que mira al cielo
    -a alguna escuchimizada y remota estrella-
    con fe de cucaracha
    y lágrimas de dinosaurio.

    __________________

    A elena morado y Rosario Martín les gusta esto.

  14. `

    Vosotros,
    los de la lluvia en la sangre,
    carroñeros de savia de estrellas.
    Vosotros, que nacisteis preñados de luz incómoda,
    que llegasteis con un circo de fieras desdentadas
    bajo el brazo
    y un ejército de flores oscuras
    en la nuca.
    Vosotros, los de encajes de paloma
    y horizontes a granel;
    desde Eva y su costilla de cristal,
    ...de calimas disfrazadas de huracán.
    Sabed que un día os derrumbaréis inevitablemente,
    como lobos sin olfato y sin manada,
    aullando y mordiendo los tobillos del viento.
    Cuando ruja el frío sobre el frío
    y el mar se hiele en la lid de vuestros puños
    -y su sombra hierva vuestros pechos-
    Tocaréis el cielo y caeréis
    de culo sobre su duro lomo gris.
    Y un día olvidaréis ser guitarra al despertar
    ser arco iris sobre la almohada.
    Henchidos de niebla a medianoche,
    rotos de traspiés.
    Y a veces también os vendréis arriba;
    inventaréis pulmones gigantes
    para poder eructar el grito
    que rompa los ladrillos de la desilusión,
    y esa lágrima negra y justiciera
    en el epicentro de lo inviable, clavada
    en el puto corazón del mundo
    y en el vuestro propio.
    Y se podría decir que a ciertas alturas
    de la existencia será una cuestión de estado
    dibujar futuro con los ojos de las aves,
    arañar con mimo la tierra vomitada.
    Investidos de tragos cortos y kilométricas resacas,
    entre los parámetros de mil lunes negros,
    tras la relatividad y el ozono de la suerte.
    -Y hasta se podrá decir que un día volasteis
    en la cámara de ingravidad
    donde se relame el sol de la razón-.
    Vosotros sabéis que un día habréis de apagaros
    en el estómago terrible y necesario
    de un dragón sabio y semidesnudo,
    como una plaza solitaria al anochecer
    y su hilera infinita de sueños a media asta.
    Vosotros, nacidos para perder.
    Vosotros, el guiño de algún dios alcohólico y cansado.
    Vosotros: El maloliente abono del paraíso...


    __________________________


  15. `
    Dentro de la habitación:

    Insomnio de palomas disecadas.
    Sombras a pleno rendimiento:
    La metalurgia de la memoria
    en estructura de techos altos
    e inabarcáblemente fríos.
    Planchas gigantes y quejosas,
    dentadas correas rezuman
    corazones de culpa y humo
    tras estertores de relámpagos
    de azufre. Lunas/es de cocaína,
    -y un descolorido calendario
    de antiguas amantes
    con inerte expresión
    ataviadas en braguitas rojas-.
    Sudor ácido, terrible,
    late desbocado en las sábanas
    y sobre las sucias sienes
    de los protagonistas del último
    remake del inframundo.

    Afuera:

    Un gato negro y viejo
    -más viejo que negro-
    arañando suavemente la puerta
    clama en voz baja
    su oficio de ángel nocturno,
    su incuestionable derecho
    de arroparse junto a los pies
    de su última muerte.

    ____________