1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Recolectando letras...
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. 3

    [​IMG]

    I
    ¡Guárdame en tus entrañas oh virginal aurora!
    que aún yace mi sombra sobre el duro madero
    y el céfiro y rocío ríen a carcajadas
    mientras las frías ondas empañan los vitrales.

    [​IMG]
    II
    Inmaculados versos cuelgan del limonero
    al galope del viento escapan sus aromas
    al trote del reloj aroma y color cambian...


  2. [​IMG]

    Una niña cerró sus ojos claros.
    Las ubres de la tarde sollozante
    parieron renacuajos.
    Los lampos tartamudos entre grises doseles
    —cascabeles o lenguas transparentes—.
    Huérfanas musas
    anónimas suicidas
    fugaces alucinan
    al trote de la noche,
    al trote de las sombras.

  3. 1.2


  4. 1.1



    ¡Ah el amor!
    ¿Será que en verdad existe?
    Luz. Barcarolas.
    Enredaderas.
    "El llanto de la mandrágora"
    Orugas bajo la piel.
    "La manzana de satán".
    Cianuro para unos labios.
    Sustantivo a flor de espera
    "Jilguerillo" en luna llena,
    relámpago
    de enero.

    Bosquejos​
  5. ¡A ti te conozco bien!​
  6. ¿Acaso te conozco?​
  7. [​IMG]

    Sombra y dolor, dolor y sombra
    inseparables.
    El autobús no se detiene
    no se detienen los relojes.
    En blanco y negro la acuarela.
    En blanco y negro la recámara
    Noche y silencio, faros rotos.
    Nadie en la esquina próxima.
    bosquejos online
  8. 1

    Como una manta negra la penumbra
    se extiende en la recámara;
    vuelve la niña con los ejes rotos
    y duele hasta la sombra​
  9. En su tercer cumpleaños a mi sobrinito, Santi, te amo
    [​IMG]

    Manjar dulce a sus albores*
    —despertar de chocolate—
    su corazoncito late,
    hoy se viste de colores.
    Tres abriles de esplendores,
    sobre la mesa las viandas
    y un ramito de lavandas;
    sobre la torta in fraganti
    hemos advertido, Santi,
    tus deditos en volandas.

    * Verso de Eva, el regreso de alfonsina.
  10. Tu recuerdo viene desde mi tierna infancia, cuando sin aviso venías a casa.

    Hoy tus ojitos caramelo
    duermen cual noche sin estrellas.
    La madrugada con su frío
    cubrió los pétalos del alma
    y en silencioso vals las flores
    rehenes fueron del rocío.

    Tu frente pálida reposa
    entre los diáfanos vitrales
    Mi sombra herida a sus andanzas
    vuele como ave lastimera
    y en decisión de valentía
    te entrega al polvo que prestó
    dócil sustancia a tu existencia...

    Bosquejos online
    Tío, descansa en paz
  11. Busco la rima de la noche
    entre tus párpados en vuelo.
    Hallo la métrica del cielo
    cosida al manto de guangoche.
    Rima con metro se conjugan
    y enyugan
    la luna
    gatuna
    —pirata
    de plata—
    con tus pupilas, dos zafiros,
    inspiración de mis suspiros.​
  12. [​IMG]
    A la deriva la penumbra
    insómnica y rebelde.
    Beso de luna negra. beso de octubre.

    En la alcoba los sueños son de mármol.
    Garzas de barro y sal, las horas;
    laberintos salobres, las venas.
    Retablo de libélulas, la noche
    donde duelen sin tregua hasta las sombras...


    bosquejos online​
  13. [​IMG]

    ¿Sábado? Es un señor
    con bigotes alegres y mirada de sol,
    con la luna queriendo brillar entre sus sienes
    y el alma llena de luciérnagas.

    Sábado! No permitas que en tu labio
    se borren los mohínes
    que al eco de tu risa
    y a tu paso sonríen los rocíos
    y se alborozan las fontanas.

    Permite
    que tu fénix despierte cada día
    con el mismo fulgor en tus fanales.
    Venusto sábado, tu estrella
    chisporrotea en mis mañanas.​

    octubre 20, 2018
  14. [​IMG]

    ¡Silencio!...
    Hoy no valen los rosarios
    ni las penitencias
    ni el amor ni el desamor
    ni las promesas truncadas
    ni las caminatas
    por las empedradas
    callejas de octubre.
    Nada.
    Nada vale
    cuando el perdón agotó
    todo su poder
    y las heridas escuchan
    el trote de los ayeres
    embistiendo sus mañanas.
    Nada.
    Nada vale
    aunque el tiempo de rodillas
    agite pañuelos blancos...
    bosquejos online
  15. [​IMG]


    He visto los verdones de septiembre
    mecerse bajo el jade de mis ojos.
    Más allá de mis sueños, la neblina
    arrogante bajando de los cerros
    y las rubias mareas del poniente
    hilvanadas en la copa de los árboles.

    El eco de los bosques tropicales
    en sus arpas lo traen las cigarras
    en su saya la mariposa azul,
    del colibrí su vuelo entre las flores;
    y en su silencio : anfibios y reptiles;
    majestuosos detrás de los vitrales...

    bosquejos online