1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño


  1. [​IMG]
    Vivir sin estar viviendo,
    es morir en vida existiendo.
    Una vez muerto,
    habrás mal vivido una vida
    y dos veces bien muerto.

    Luis

    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A Guadalupe D. Lopez le gusta esto.
  2. [​IMG]


    Los sueños son premoniciones que debemos saber analizar...
    La vida es la respuesta.

    Luis


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A Guadalupe D. Lopez y Carorenėe les gusta esto.
  3. [​IMG]
    Quien bebe para olvidar no olvida,
    solo piensa del por qué se dio a la bebida
    y en el hígado gana una herida.

    Luis

    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
  4. [​IMG]
    No te preocupes tanto por el mañana y vive el hoy,
    pues solo la muerte es segura, la vida no.

    Luis


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A Fulgencio Cibertraker y Carorenėe les gusta esto.
  5. [​IMG]

    Centenares de personas,
    miles de huellas grabándose en la arena,
    labios destellantes
    dejando collares de perlas
    van y vienen
    como las alegrías y las penas.
    Antes que ellos,
    la soledad era única dueña
    y el viento de la nostalgia
    te llenaba por dentro
    mientras escuchabas su eterna letra.
    Entre brisas de salitre,
    soles y arenas,
    la orilla se va llenando
    de besos y promesas
    creándose esos castillos de
    felicidad y quimeras.
    El sol se va callando en silencio,
    las gaviotas juguetean
    sobre las olas,
    es hora de que uno se convierta
    en sueño para que el mar meza
    los sentimientos dormidos
    y deje a las olas llevarse las huellas.

    Luis


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A Agus Mcpoets y Carorenėe les gusta esto.
  6. [​IMG]

    Cuando nadie me vea
    te buscaré en las rosas marchitas del jardín,
    en lluvias que refrescan las sombras del desconsuelo,
    en la bruma que desciende del cielo abrazando
    o en solitarias calles de las madrugadas,
    porque hay cosas mías que son tan tuyas
    y cosas tuyas que son tan mías...
    Te buscaré en la sinfonía del viento,
    en el frío plomizo que deja desnuda la existencia,
    en el dulce gorjeo del pájaro que me recuerde tu voz
    o en la sonrisa inocente de un niño,
    en el detalle de cada día
    o en el susurro de las olas del mar,
    donde nace la poesía
    o en la letra de alguna triste canción.
    Te buscaré en el cruce de los caminos,
    en la esquina de la Iglesia donde nos besamos por primera vez
    o en el último aliento cuando mi alma decida partir
    porque hay cosas mías que son tan tuyas
    y cosas tuyas que son tan mías...
    Cuando nadie me vea...

    Luis

    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
  7. Tu recuerdo ( A mi añorada Ines)

    Nadie me quiere y a veces
    me llegan grises deseos
    de ahogarme con mis penas
    que lloran entre silencios.

    Una luna de verano
    felíz, tranquila y sonriendo
    y en el alma siento frío,
    un frío de cementerio.

    Siento que yo ya no vivo
    y en mis labios no hay acentos,
    estoy solo con mi alma
    como solo están los muertos.

    No hay fragancias en el aire,
    el aire parece yerto,
    las flores están marchitas
    bajo el negro firmamento.

    La noche está de nostalgia,
    de pálidos sentimientos,
    una lágrima de luna,
    un susurro de otros tiempos...

    Camino por la tristeza,
    me siento en un banco viejo
    y una luz amarillenta
    dora la pena en mi pecho.

    Y en esta noche sombría,
    quisiera llegar al cielo
    para encontrarme en tus brazos
    y que me llenes de besos.

    Aquí ya nadie me quiere,
    te fuiste y ya nada tengo
    y camino triste y solo,
    abrazado a tu recuerdo.


    Luis


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A roman roses le gusta esto.
  8. [​IMG]

    Atardecer en el mar

    La tarde está llamando al poniente,
    el sol se va bajando del cielo,
    una ligera brisa y monótona
    acompaña sus lánguidos besos.

    El rumor de las olas serenas,
    se adentra entre reflejos al pecho
    y sientes como el alma se inclina
    a la marcha del sol a lo lejos.

    ¡Qué profundo el silencio en el alma!
    ¡Cómo cae la tarde en misterios,
    entre fulgores iridiscentes
    despidiéndose en un adiós lento!

    El crepúsculo baja su luz,
    bocanadas de amor y recuerdos
    van llegando a la orilla del alma
    embarcadas en viejo velero.

    Al ritmo de suntuosa armonía,
    las gaviotas dibujan sus vuelos
    siempre iguales y siempre distintos
    a los besos brillantes de fuego.

    Y hay un algo en la mar lisonjera
    que va envolviendo en hondo silencio
    a las largas miradas que viajan
    en un levísimo encantamiento.

    La sombría nostalgia, despierta
    las almas cuando un pálido cuerpo
    extiende su sendero de plata
    en olas de indomables recuerdos

    que van y vienen entre emociones
    al ritmo melodioso en concierto
    hasta la orilla para dejar
    ondulantes collares de sueños.

    Las palmeras ya duermen calladas
    entre aromas de sal y luceros
    y las pupilas siguen viajando
    por el oscuro paso del tiempo.

    ¡Qué profundo el silencio en el alma!
    ¡Cómo cae la noche en misterios,
    siempre igual pero siempre distinta,
    todo en el pecho y todo en el cielo!

    Luis


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A lesmo le gusta esto.
  9. [​IMG]

    El aroma

    Me asomé a la terraza
    por un instante yo solo
    y una fresca noche daba
    aroma de viejos chopos.

    El cielo blanco, y el agua
    en el parque silencioso
    iba esparciendo hilos de arpa
    ante mis serenos ojos.

    ¡Qué canción de madrugada!
    ¡Qué instante para mi todo!
    ¡Qué pura era su palabra
    en el silencio sonoro!

    Aquella noche aromada
    olía a amor de otoño,
    y la lluvia en su cantata
    daba al cielo notas de oro.

    Aquella noche no acababa,
    yo estaba mudo y absorto
    disfrutando de la nada
    sin saber por qué ni como.

    Y al llegar la voz del alba
    donde el alma toca fondo,
    tan sólo el agua cantaba
    en el parque silencioso.

    Luis


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A MiguelEsteban le gusta esto.
  10. [​IMG]


    Sobre aquel huerto árido de sentimientos en secano, todavía se avistan los surcos de la siembra en los que cada día a golpe de espalda, sembraba semillas de pasión entre olores vivos, amaneceres cálidos bañados por la fragancia de las amapolas, atardeceres pintados en malva al beso de la suave brisa y anocheceres a la caricia del raso escuchando la voz del silencio, tan sólo queda como testigo el viejo árbol donde ella al abrigo de su sombra, aguardaba a que acudiera al descanso en su regazo para que aquellos dedos de seda hablasen del amor sobre mi frente.
    Hoy son todos olores muertos, la soledad suprema camina descalza sobre mi huerto, donde sembré ilusiones, ahora es cosecha de recuerdos, montones de maleza y desilusiones por la sequía de su larga ausencia por nadie jamás reemplazada. Hoy guardo en el laberinto de mis sentidos, la voz de sus dedos sobre mi arrugada frente y me doy cuenta de que en esta hartura de regadío de mi huerto, no volverá a brotar semilla que oculte la huella del desencanto que aún sigue marcando mis pasos desnudos. No, no quiero más tierra que este huerto ahora minado de cardos y adelfas, lo que haya de brotar, aquí lo espero cultivando esta tierra humilde que por humilde siempre seca, de esperanzas y tristezas en medio del sosiego por el gorrión siempre alterado.
    Y aquí, donde la gana de esperar sueña con su quizás, esparzo algunas semillas de ilusiones en rama para que vuelva a caminar por el dédalo de las flores alegrando mi fruncida frente.
    Y esta tierra dirá, lo que ahora calla.


    Luis

    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A pepesori le gusta esto.
  11. [​IMG]

    Esta gana de esperar
    lo que debiera venir,
    y no viene, y se me va
    yendo la vida a su fin
    soñando con su quizás...

    Luis


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
  12. [​IMG]

    Imagínate como yo imagino
    en la quietud de la noche,
    donde la ilusión vuela libre
    y una suave caricia puede erizar
    los sentidos.
    Imagínate la brisa fresca de los árboles,
    la dulce melodía de las hojas
    susurrándote al oido.
    Imagínate que le dedicamos tiempo al tiempo
    y una locura
    invade nuestros pensamientos
    y tu corazón y el mío
    se enlazan eternamente
    anhelando el amor como destino,
    entregándonos al deseo de lo prohibido
    mientras nos hablamos con los ojos.
    Imagínate sentir el roce de mis labios
    sobre los tuyos
    hasta unirse suavemente
    en un dulce beso.
    Imagínate que perfilo
    cada centímetro de tu piel
    con mis dedos inquietos
    y se te escapa un suspiro
    cuando sientes estremecerse tu cuerpo
    mientras dibujo mariposas
    sobre tu vientre.
    Imagínate la cara de la luna,
    siempre testigo del momento
    cuando escucha como se llena
    el aire de exhalaciones
    y el silencio se rompe
    al fusionarse tu alma con la mía.

    Imagínate que no imaginas
    y que al abrir tus ojos, esto lo vivimos tú y yo.


    Luis


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A MARIANNE le gusta esto.
  13. Un cielo azul,
    retales de nubes que viajan,
    una brisa que peina el campo,
    un silencio que habla,
    un sol que se esconde,
    pájaros dejando estelas en el aire
    y en medio de todo,
    quinientos metros separando
    la placidez del alboroto.


    Un cielo estrellado,
    una cara redonda que esparce besos,
    árboles como estatuas recortadas,
    un grillo que llama a no se quien,
    sombras que caminan despacio,
    unos ojos mirando al vacío
    y en medio de todo,
    quinientos metros separando.


    Luis

    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A MARIANNE le gusta esto.
  14. [​IMG]


    Anoche yo regresaba
    por el dormido boscaje,
    la fragancia era perpétua
    y el silencio era inefable.

    En la bóveda celeste
    veía estrellas fugaces
    mientras la pálida luna
    paseaba entre los árboles.

    Me paré por un segundo
    entre los viejos pinares,
    la soledad era eterna
    y el momento inacabable

    escuchando aquel silencio
    que hacía vibrar mi sangre
    a su tardo, paso tardo
    por el sombrío paisaje.

    Subía la noche al cielo
    mis pasos de triste errante,
    yo me sentía observado
    por el dormido ramaje

    cuando el eco de un murmullo
    traspasando oscuridades,
    llegaba tímidamente
    como si quisiera hablarme.

    Paseaba junto al río,
    corría un aura agradable
    y el murmullo me seguía
    como la brisa a mi carne.

    Me senté sobre una piedra
    por miedo a amedrentarle
    y en el sopor de la noche
    su canto volaba suave

    obviando por un momento
    el verbo de mis pesares
    con mí mirada perdiéndose
    entre las ramas constantes

    Sus cadencias daban paz
    a los rincones del aire...
    ¿Para qué seguir buscando
    en el corazón de nadie?

    Y cerré mis ojos, era
    hora de sentirme parte
    de aquella inmensa quietud
    que me ofrecía el boscaje,

    de sentir aquel murmullo
    cual fuere la voz de un ángel
    que partió desde su sueño
    para venir a besarme.

    Y ya, cuando la alborada
    mostraba sus destellantes
    labios, me marché escuchando
    como se hablaban los árboles.


    Luis


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A MARIANNE le gusta esto.
  15. [​IMG]

    Hoy escribo al camino
    y nada más.
    Al camino que la vida
    me puso al frente,
    al que me volvió mas hombre
    después de tropezar
    con la misma piedra,
    al camino donde caminando
    hacía camino sin que mi pie
    dejara huella.

    Hoy escribo al camino
    que me llevó a su puerto
    haciéndome ver ilusiones,
    al que me robó los suspiros
    llevándome a besar su sonrisa,
    al camino que no es camino
    sino páramo muerto
    donde no siento el aliento de la vida
    si ella no está conmigo.

    Hoy escribo al camino
    que nunca se acaba,
    al camino donde dejé
    un manantial de tristezas
    que hicieron mis pies al andar.

    Hoy escribo al camino
    y nada más.

    Luís


    Copyright ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    A MARIANNE y Fulgencio Cibertraker les gusta esto.