1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]


MALCO
MANUEL LÓPEZ COSTA
©Todos los Derechos Reservados

Queda prohibida la reproducción total o parcial
de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.

http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138



Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    El abuelo ha partido


    El abuelo ha partido, sereno, sosegado, ligero en la calidez de la noche, parecía estar dormido con los sueños en sus labios; cuando vinieron a decírmelo me desplomé sobre el viejo sillón, sentí despedazarse rocas en mi cabeza, han pasado 2 años y aún no lo creo a pesar de estar dejando lirios sobre su tumba.
    Como un velo sentí cubrirme de recuerdos, flotaba en ellos levitando incorpóreo, allí estaba tendido con sus mejillas sonrojadas aún.
    Partí a casa de la abuela a darle la infausta noticia, la recibió en silencio y con la mirada lejana, pérdida...La dejé sola; al cabo de una hora fui a buscarla y la sorprendí desde la ventana llorando, esperé se repusiera de ese intimo momento.
    Se habían separado hacía mucho tiempo nunca supe las razones, los únicos momentos que se saludaban y conversaban era cuando el abuelo un par de días a la semana me llevaba en mis vacaciones a pasarla con ella.
    En tiempos que vivían juntos, como disfrutaba pasar en el viñedo los días feriados en navidades, en los altos escolares, recorriendo el campo con el abuelo y sus ocurrentes historias y respuestas.
    La abuela insuperable cocinera , me mimaba con exquisitas preparaciones y almibarados postres,tartas, galletas.
    El abuelo era un hombre excepcional, sabía de todo, era un bohemio poeta, tocaba el piano, la guitarra, la armónica cantaba con bella voz y tenía un humor corrosivo cuando hacía falta.
    Un día al regresar de casa de la abuela le comenté, pues mantenían a través de mi un juego de mensajes, y le dije:


    -- Abuelo,la abuela me contó,que ella siempre había soñado casarse con un
    príncipe,y que un día buscando agua en el pozo,estaba un sapo que le habló, y asustada quiso escapar,y el sapo le dijo que no temiera,que si le daba un beso el sería su príncipe,y luego del beso apareciste tu.
    --¿Es verdad eso?
    --Si, lo que no te contó,es que ella iba a buscar agua en el pozo subida en una escoba.


    Eran días de ensueño, que deseaba no acabarán nunca, el tiempo de cosecha de la uva para elaborar el vino era una celebración, se llenaba el viñedo de hombres y mujeres de los viñedos cercanos y luego alternaban, al terminar iban al siguiente viñedo a la cosecha y asi colaboraban con este método que llamaban "trabajar por la mano" entre todos.
    Las uvas eran traídas y echadas al lagar y pisadas con los pies descalzos para exprimirlas sin romper los granos y sus jugos luego fermentarían para continuar el proceso que daría como resultado el delicioso vino.
    Se cantaba, se tocaba, mucho se comía y bebía y poco se dormía.
    Una noche tirados sobre la hierba de cara al cielo, vi pasar una luz y dije:


    --¿ Abuelo, esas luces que caminan en el cielo, que son?
    --Las llaman estrellas fugaces.
    --¡Estrellas fugaces!...¿y por que?
    --Porque parece que huyen.
    --¿Y de que?
    --Quizá de algún lucero que quiere atraparla y engullirsela, en realidad son meteoritos.
    --¿Meteoritos?
    --Si, fragmentos de piedras que vuelan por el espacio.
    --¿De donde vienen,abuelo?
    --De cualquier planeta,que niños traviesos nos lanzan.
    --Abuelo,quiere decir que cuando lanzo piedras caen allá.
    --Probablemente por eso las devuelven.
    --Abuelo,no me engañes,has tenido que pagar tres vidrios de ventanas rotas, y es de los vecinos,no de otro planeta.


    --¿Abuelo,es verdad que si uno les pide un deseo, se nos cumple?
    --Bueno,los deseos están dentro de ti ,y dependen del empeño que pongas en conseguirlos,sin embargo, pedirselos a las estrellas fugaces ayuda, siempre y cuando no te quedes esperando que ella sola te los cumpla,tienes que hacer el esfuerzo por ti mismo,entonces, solo así te los cumplirá.
    --Que complicado abuelo.
    --Es cierto...
    --Ahora, todos piden deseos para esto, para lo otro, y se olvidan del principal.
    --¿Cual abuelo?
    --Que no le vaya a caer a uno en la cabeza una piedra fugaz de esas.


    Al abuelo le gustaba catar el vino y a cada sorbo daba un discurso sobre sus bondades o sobre su mala calidad que era como si me hablara en arameo.

    --¿Abuelo,la abuela era bonita?
    --Linda, muy linda.
    --¿Y tu?
    --Feo, muy feo, feisimo.
    --Ya veo, ¿Y como se enamoró de ti, por tu dinero?
    --No, cosas de la mirada.
    _¿De tu mirada?
    --No, la de ella, recuerda que la abuela no ve bien.

    --¿Abuelo, cuando mama nació, tu estabas en la casa?
    --Si, pero tu abuela no.
    --¿No, y donde estaba?
    --En la maternidad.

    --Recuerdo cuando naciste, me puse muy contento.
    --¿ Y estabas en la casa ?
    --Si, pero tu mama no.
    --Claro, estaba en la maternidad.
    --No, en su casa.
    -- Estuve celebrando tres días seguidos.
    -- ¿ Y con quién ?
    -- Conmigo mismo.


    Ese era el abuelo con aguda inteligencia y un optimismo inigualable, nunca lo vi enfadarse, a todo sonreía y daba ocurrentes respuestas.

    --Abuelo, mi amiguito Carlitos,me dice que su abuelito Toto, le da muchos consejos para que sea un hombre de bien.
    --Y me parece correcto que lo haga.
    --¿ Tu no me podrías dar consejos?
    --A ver, no soy muy bueno dando consejos, sin embargo voy a atreverme a darte tres:
    --El primero, si eres un niño obediente, estudioso y generoso seras un hombre de bien.
    --El segundo,no hagas a los demas lo que no quieres que te hagan a ti y dale la mano al caido.
    --Y el tercero,cuando tengas edad de tener novia, y vayas a salir con ella a comer o a bailar o a una taberna,nunca invites a un amigo mas bonito que tu.
    --¿ Y eso por que, abuelo?
    --Porque te quita la novia y te pone a pagar la cuenta.
    --Verdad abuelo?
    --Claro.


    Siento su presencia en cada paso que doy, lo siento en el viñedo con su silencio darme la luz con la que soporto su ausencia, presiento su mano dándome consuelo y fortaleza en mis penas, lo siento habitar mi sangre, mi carne mis huesos, dormir en mi alma, sonreír en cada latido de mi corazón.
    ¡¡¡ El abuelo no ha muerto !!!














    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
  2. [​IMG]

    Vendrán por ti las azucenas

    Vendrán en primavera, por ti las azucenas
    en blanquísimos ropajes calmas y serenas
    y azules mariposas, crisálidas dormidas
    al alba las ofrenden a tus manos erguidas.

    Los nardos y verbenas tejen tus nidales
    de espigas matinales y con hilos de la Luna
    bordados con las plumas de alondras y quetzales
    cubierta de sedales vas envuelta por espuma.

    Penderán albos jazmines en tu crespa cabellera
    y un aroma de azahar a tu cuerpo primavera,
    violáceos malabares con las malvas y los lirios
    en cortejo de ilusiones alejen los martirios.

    Andando entre verdores y serpenteando vados

    en los campos de flores de los serenos prados
    desde montes y colinas llegan los trinares
    las aves con el alba dejan sus cantares.

    Presiento que te ocultas dormida en los trigales
    con cántaros de mieles desbordada en abejares
    en mineral silencio se esparcen tus soñares
    dejando las fragancias de naranjos y rosales.

    Permite sea cautivo disuelto en tus nidales
    ilota que rendido a la luz de tus mirares
    habite sin temores tus crepúsculos solares
    ser voz de los ocasos raudal de manantiales.


    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.


    A lesmo y Halcon 0 les gusta esto.
  3. [​IMG]

    Jamás podría ( Soneto )

    Jamás podría ser la voz que calla
    ni habría de ceder al cruel tirano
    resistir con valor de un espartano
    sin temer al fusil ni a la metralla.

    Serviles van reptando a la canalla
    entregan hasta el alma a lo profano
    sin patria ni bandera ni lo humano
    su falta de conciencia lo amuralla.

    Latiendo con las flamas encendidas
    las voces libertarias de los pueblos
    alzadas no serán ya sometidas.

    La luz de la conciencia no se apaga
    es lumbre permanente de entereza
    el alma de avaricia si naufraga.



    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.





    A lesmo y Halcon 0 les gusta esto.
  4. [​IMG]

    Quédate, acercate o entrégate

    Quédate, acercate o entrégate
    a esta amarga soledad nuestra
    que aprieta, rompe y defenestra

    con ciega voz y dureza de piedra,
    en el más allá, en el todavía,
    en la oculta senda, que andar solía,
    en las sinuosas noches de rasgados velos
    y encontrar los ecos que tu luz traía.

    Búscame, sígueme y encuéntrame
    en los pliegues de tus manos,
    o en el fondo de los vados
    en las grietas de sus aguas
    cuando apocan en verano,
    o tiñendo los ocasos
    y en las huellas de tus pasos,
    en los soles de tus ojos
    encendidos y lejanos.

    En el silencio que se escurre
    gota a gota lentamente,
    en el rumor desesperado
    del vacio y de lo ausente
    cuando siento no has llegado
    y el temor es inclemente,
    en el grito desgarrado
    de mi voz irreverente,
    en las indomables tempestades
    de los mares de tu vientre,
    en el enredado frondaje
    de tu crespa cabellera,
    y en los lazos que nos atan
    a los sueños y quimeras.



    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.







    A lesmo y Halcon 0 les gusta esto.
  5. [​IMG]

    Sombriedades

    Calma invisible aliento
    y amaina las silentes ansiedades
    tempestuosas de lamentos
    y con minerales vientos
    diluye sus ruindades,
    aplaca el desaliento
    inundalo de mares
    ahoga los pesares
    al sur de los tormentos.

    Cuando de encarnados soles
    se me enciendan las manos
    y en las noches alargadas

    de frío tremoles
    volverás desesperada
    en evanescente madrugada
    por inhóspitos caminos
    con las huellas calcinadas
    entre humos y cenizas
    en sombra transformada
    renaciendo de la nada
    con temores indecisa
    entonces, esperando tu llegada
    estaré con mi consuelo
    en la hora precisa
    cargado de corales
    rubíes y amatistas
    conjurando los males
    y ciegas sombriedades
    de tu oscuro sufrimiento
    con la luz de mis adentros
    y serenos mistrales
    plenando de soñares
    y alunados versos
    tu alma y sus tormentos
    con estelas de los mares.


    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.



    A lesmo y Halcon 0 les gusta esto.
  6. [​IMG]

    Certidumbre

    Más álla de la certidumbre,
    donde la poesía es espacio habitable,
    tus ecos moran en el viento sereno
    de mis latitudes.

    Somos dos gritos callados
    que en las penumbras no se encuentran,
    sin embargo en la lejanía retumban
    y entre sombras van aislados,
    no es preciso que se junten
    si por encontrarse mueren
    preferible es que vaguen sin rumbo
    y con el tiempo se rindieren.

    Mas si por oculta causa
    escaparen de las largas noches
    y vinieran al anhelado encuentro,
    un silencio largo y sin pausa
    pediría como consuelo.

    Será la lejura infame
    la causa del extravío
    o será la cercanía oculta
    impedimento tardío.

    Si en el infinito azul del desencuentro
    un canto susurrante se deshace
    en la levedad del lineal horizonte
    tus pasos seguirán las huellas de mi centro,
    y perdidos en el nunca más
    sin regreso a los anduves
    se cerrarán los caminos
    y desde las enhiestas cumbres
    tu aliento verterás.

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.

    Archivos adjuntos:

    A lesmo y Halcon 0 les gusta esto.
  7. [​IMG]

    Renombrarte

    Renombraré
    tu nombre,
    en la acallada
    oquedad del silencio,
    en la resedad
    inevitable de la lejanía,
    en las perdidas voces
    de los ecos,
    en la imagen elíptica
    de los sueños.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la redondez
    plena de la luna,
    en la inmensidad absoluta
    del desencuentro,
    en la incógnita
    verdad del origen,
    en la aquietada
    linea del horizonte.

    Renombraré
    tu nombre,
    en el espacio latente
    del tiempo por llegar,
    en el filo cortante
    de la duda,
    en las
    oscuras grietas
    de los olvidos,
    en los
    enredados hilos
    de la espera.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la vaguedad oculta
    de la incertidumbre,
    en los escasos momentos
    de la certeza,
    en las diáfanas
    tardes del encuentro,
    en las ensombrecidas noches
    de la desdicha.
    en la áspera piel
    de la desesperanza,
    en la inoportuna palabra
    del adiós.

    Renombraré
    tu nombre
    sin nombrarte
    en la metálica voz
    de mis adentros,
    en la sospecha cierta
    del temor inacabado.

    Renombraré
    tu nombre,
    sin pensar que te nombro
    en los latidos lejanos
    del misterio de tu ausencia,
    en el caudal incontenible
    de tu recuerdo,
    en los bordes inalcanzables
    de tu cuerpo,
    en tu silueta
    tatuada por la afiebrada
    inquietud de los insomnios.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la respiración cansada
    del anhelo,
    en la indetenible tempestad
    de la soledad,
    en el plenilunio del final
    de la nada,
    en el comienzo eterno
    del todo.

    Renombaré
    tu nombre,
    palabra a palabra
    hasta la fatiga de mi voz,
    en la perdida búsqueda
    de tu huella,
    en la temblorosa incógnita
    de tu existencia,
    en la pálida esperanza
    del encuentro,
    en el
    inmenso vacío
    que nos separa,
    en la dilatada anchura
    que nos envuelve,
    en la linea frágil
    que me sostiene.

    Renombraré
    tu nombre,
    desde las tinieblas
    del desasosiego,
    entre los cardos y las espinas
    de tu silencio,
    en los calcinados rastros
    que conducen a la nada.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la inquietante sombra
    de los lamentos,
    en el oscuro umbral
    de la desdicha,
    en la adormecida
    quietud del ocaso,
    en la inalcanzable frase
    de tu retorno,
    en la penitencia permanente
    de la lejanía,
    en el desencuentro febril
    de tu recuerdo.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la certeza de tu existencia,
    en lo impalpable
    de tu presencia,
    en la inmensidad del firmamento,
    en las desechas convergencias
    del pensamiento,
    en el
    relieve de fuego
    sobre
    la roca perenne del tiempo.

    Renombraré
    tu nombre,
    en el mas allá
    de mi
    existencia.








    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.




    A Damari le gusta esto.
  8. [​IMG]

    Reclamo Místico

    Mi alma gorjea a borbotones
    reclamos místicos sin césares
    materia inerme de sederias
    en espacios abismales,
    nadie entiende los clamores
    que con ungidos fervores
    de mi alma ígnea lava brota
    de la fragua de sus resquemores.
    Salve mar embravecida
    de tu furia los temores
    cuando recalas en la orilla
    hecha ola, hecha espuma,
    calmada y quieta de temblores.
    Elevadas pretensiones de ascensión
    no son posibles sin suficientes candiles
    para alumbrar el camino eterno,
    en la oscuridad del averno
    están las almas hostiles
    al acecho,
    sedientas,
    con sus garras febriles
    destilando veneno de sus fauces
    a los espíritus pueriles.

    De las riberas invernales
    suelta el infinito sus lluvias
    tormenta de los males
    de las crestas rubias otoñales
    aguas de ásperos rigores
    en inmarcesibles cumbres solares.

    De las cavernas barbadas del tiempo
    se desgajan fragmentadas
    intangibles bofetadas
    castigos que como pedradas,
    van a los que no se arrepienten
    y sombras azules danzan, en crepuscular esfera
    al compás de los fausticos arrullos, de seres alados
    portadores de los clavos de tortuosos sufrimientos
    desgarrando las carnes de los crueles avarientos.

    Y del centro de las grietas
    de las emociones umbrías
    fraccionados cristales
    estallados por la energía
    de espíritus puros
    que habitaron libres
    en días temporales ,
    convergen silenciosos
    en místicos marjales
    recorriendo los sueños
    de los pobres mortales.

    Noche que brotas de la nada,escondiéndote en las sombras
    en el rito que me nombras mi poder tu voz silencia
    y no permite que ofrendes mi espíritu sereno
    y ante mi presencia con denuedo, te vuelvo claridad
    y en la mies de los candeales,, presuroso y certero
    conjurando la maldad que en ti hace residencia,
    te arrojo en conjuro,
    la blancura de mi conciencia.












    Archivos adjuntos:

  9. A Damari le gusta esto.
  10. A Damari le gusta esto.
  11. [​IMG]

    Garbo

    A la sombra serena de floridos almendrales
    la inquietud me embarga cual fogoso Brandomín
    desprenden del huerto de Ronsard sus aromas los rosales
    el tiempo se me alarga y la espera no tiene fin.
    Distingo vagamente a lo lejos tu figura
    pareceme un sueño que no tiene despertar
    aleteos de mainumbí en tu breve cintura
    grácil, esbelta y pura de ondoso caminar.

    De jilgueros y zorzales siento los trinares
    un temblor irremediable altera mis sentidos
    en la justa cercanía del fuego de tus cendrales
    mis fuerzas y mis impulsos quedan diluidos.
    Garbo que en ti se enseñorea entera y gratamente
    labios de tentación carnal y mirada ardiente
    calma mi pasión en el nidal de tu vientre
    vuelve suave soplo la tormenta que me envuelve.

    No quiere la razón,
    al corazón dar entendimiento
    pues no conoce el sufrimiento
    de los males que le aquejan,
    la razón querer no lo deja
    y no da el consentimiento
    va padeciendo los tormentos
    cuando al amor ciego se entrega.
    Mas el corazón desobediente
    en abierta y franca rebeldía
    a la razón lejos la envía
    entregándose al amor ardiente.

    Pies de cristal ceñido, breves huellas dejan tus pasos
    me arrastran atados con lazos, a lo hondo de tus latidos
    ofrendo mi vida entera, mis soles y mis anhelos
    los aromas de primavera, mis sueños y sus desvelos
    los penares y los consuelos y la barca de mis ilusiones
    repleta de corazones palpitando en los ocasos
    rendido a la prisión de tus brazos y en tiernos amaneceres
    libar la flor de tus labios y llenarte de placeres
    de lunas y de luceros y dejarte en ecos los te quiero
    y en invernal lluvia de abrazos cincelar en tus espacios
    en el mármol de tu cuerpo la señal eterna indeleble
    de mi querer entero y como anuncio certero
    secular y perdurable como huella imborrable
    en tu alma y tus sentidos si no habito en ti me muero.







  12. [​IMG]

    Garbo

    A la sombra serena de floridos almendrales
    la inquietud me embarga cual fogoso Brandomín
    desprenden del huerto de Ronsard sus aromas los rosales
    el tiempo se me alarga y la espera no tiene fin.
    Distingo vagamente a lo lejos tu figura
    pareceme un sueño que no tiene despertar
    aleteos de mainumbí en tu breve cintura
    grácil, esbelta y pura de ondoso caminar.

    De jilgueros y zorzales siento los trinares
    un temblor irremediable altera mis sentidos
    en la justa cercanía del fuego de tus cendrales
    mis fuerzas y mis impulsos quedan diluidos.
    Garbo que en ti se enseñorea entera y gratamente
    labios de tentación carnal y mirada ardiente
    calma mi pasión en el nidal de tu vientre
    vuelve suave soplo la tormenta que me envuelve.

    No quiere la razón,
    al corazón dar entendimiento
    pues no conoce el sufrimiento
    de los males que le aquejan,
    la razón querer no lo deja
    y no da el consentimiento
    va padeciendo los tormentos
    cuando al amor ciego se entrega.
    Mas el corazón desobediente
    en abierta y franca rebeldía
    a la razón lejos la envía
    entregándose al amor ardiente.

    Pies de cristal ceñido, breves huellas dejan tus pasos
    me arrastran atados con lazos, a lo hondo de tus latidos
    ofrendo mi vida entera, mis soles y mis anhelos
    los aromas de primavera, mis sueños y sus desvelos
    los penares y los consuelos y la barca de mis ilusiones
    repleta de corazones palpitando en los ocasos
    rendido a la prisión de tus brazos y en tiernos amaneceres
    libar la flor de tus labios y llenarte de placeres
    de lunas y de luceros y dejarte en ecos los te quiero
    y en invernal lluvia de abrazos cincelar en tus espacios
    en el mármol de tu cuerpo la señal eterna indeleble
    de mi querer entero y como anuncio certero
    secular y perdurable como huella imborrable
    en tu alma y tus sentidos si no habito en ti me muero.







    A MARIANNE le gusta esto.
  13. [​IMG]



    Fieras

    De donde vendrán las fieras
    que en mi alma se agazapan
    que hieren y que matan
    mis dichas mas cimeras,
    y dejan por doquiera
    sus huesos y lamentos
    y consumen mi aliento
    en feroces batallas
    y mi alma entonces calla
    y a su silencio me redento.

    Donde ocultarán las flamas
    que encienden mis anhelos,
    en noches de desvelos
    cuando con tus ecos clamas
    mis ternezas y consuelos
    y con erguida lumbre
    mi rostro en tu rostro estalla
    reventando la muralla
    de la oscura incertidumbre.

    Vendrán tiempos lejanos
    de espacios cristalinos
    de gélidas y níveas nieves
    que en mi andar peregrino
    tu sufrir me conmueve,
    y entonces me renueve
    emergiendo de mis sales
    y vaya a sanar tus males
    y en tu piel habitando quede.



  14. [​IMG]

    Flor cautiva (Soneto)

    Sensible tierna flor que estás cautiva
    rendida a tus deseos silenciada
    de sueños y quereres vas colmada
    por qué razón te vuelves tan esquiva.

    Simulas con mirada cruel y altiva
    me hieres cual espada honda clavada
    te alejas y te pierdes en la nada
    dejando mi esperanza a la deriva.

    Intento vanamente darte alivio
    desprecias lo que tanto te he ofrecido
    el guía cierto y senda de tu trivio

    negándome me dejas tan derruido,
    pudiendo sostenerme en mi declivio

    me dejas y prefieres el olvido.
  15. [​IMG]

    Amor de viento ( Soneto )

    Que tiene de rareza incomprensible
    la débil fortaleza que me apaña
    si abierta la honda herida no restaña
    será que no soporta lo insensible.

    En tiempos en que fuera previsible
    lo amargo es la verdad que desengaña
    y arranca de raíz la cruel patraña
    urdida con engaño persuadible.

    Emigran las arpías del desprecio
    derruido se ha quedado aquel cimiento
    tendido en la maleza en menosprecio

    herido de penares y lamento
    insiste en retenerla..¡ pobre necio !
    no sabe que su amor es como el viento.






    A MARIANNE le gusta esto.