[​IMG]


MALCO
MANUEL LÓPEZ COSTA
©Todos los Derechos Reservados

Queda prohibida la reproducción total o parcial
de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.

http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138



Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño


  1. [​IMG]

    En cada rincón, en cada muro, en cada balcón

    Siento pérdida la calma,la luz y el sendero
    agotarse las esperanzas sumidas en invernal destierro
    echado a la noche oscura sin rumbo sin derrotero
    consumirse de forma vana mi lumbre en el desespero.
    Presiento en furtivo refugio
    de distante y oculta altana
    la vaga sombra de tu presencia,
    y en ritual de lenta danza pavana
    el triste deliquio que dejó tu ausencia..

    Deambulo absorto en fárrago rumbo
    abrazado al ropaje de mi desconsuelo
    con el lamento de un dolor profundo
    y el sufrimiento del cruel desuelo.
    Como un sonámbulo con fe perdida,
    en el vacio ya sin razón
    y con su alma ya destruida
    oigo tu voz en cada rincón.

    Siendo cautivo de mi silencio y encadenado a mi amargura

    es su abandono férrea tortura y son sus ojos mi cruel sentencio,
    siento lejana la grana aurora, oscuridad los alboreceres
    tempestad los amaneceres y los ocaso tristes almoras.

    Siento en el viento su leve aroma,con obsesión yo la presiento
    siento el calor de su suave aliento y en mi delirio su rostro asoma.
    Siento en mi piel su piel desnuda y las espumas de sus oleajes
    siento el claror de sus boscajes y el espejismo en mi desventura.
    Veo en clara visión su presencia pero al momento le doy abjuro
    siendo que es falsa creencia, su reflejo en cada muro.

    Siento calar hondo en mis huesos, la fatal espina de mi infortunio
    y en noches claras de plenilunio,siento en mi cuerpo que soy poseso
    en circular locura en mi desvarío clamo a la luna por su regreso,
    y en el ardor del caldario estío por calles y callejuelas
    la busco con desespero en noches de estrellas plena
    entre geranios y cayenas y el raizal de mis ilusiones
    en los muros, en los rincones y en cada uno de los balcones.














  2. [​IMG]

    Fui el ladrón...

    Fui el ladrón que cada madrugada
    con sigilosos pasos anduvo tus praderas

    entre nardos y gerberas, oculto en los trigales
    tras espigas y juncales, enredado en los rizales
    de tu crespa cabellera.

    Fui el ladrón que paso a paso, recorriendo cada poro
    en tu centro hizo ancoro al partir de cada ocaso,
    y en el puerto de tus brazos en mi barca clandestina
    cual rimero de garberas en cada primavera
    robaba en manojos las orquídeas de tus ojos.

    Fui el ladrón desconocido que en aquellas tardes lluviosas
    entre versos y entre rosas confundido con la lluvia
    en tu tersa piel se refugia y en los susurros de tu vientre
    en sus ecos latentes reverberan mis latidos
    y se desgajan florecidos en los eclipses de tu boca
    y con andar furtivo de tu querer poseso
    robaba cada noche los redondeles de tus besos.

    Fui ladrón de tus espacios, de tu sombra y tus temores
    de tus íntimos fragores y en la estela de tu rastro
    oculto en tendido alastro en las grietas de tus sueños
    de tus sentires y tus amares soy ladrón y soy tu dueño.


















    [​IMG]
  3. [​IMG]

    Destello

    Un destello lejano de cárdenos fulgores
    en estallido de cristales asoman señeros
    en crepuscular urdiembre penan en rigores
    los moribundos amores dispersos parveros,
    son quereres burlados que buscan refugio
    de crueles traiciones y corazones turbios
    en sufriente espera abrazan quimeras
    y renacer ansiados en cumbres cimeras.

    Errantes luceros de noches serenas
    llevados ligeros en vientos de olvido
    dejando un bruñido surco de penas
    y puñales de engaños en sus pechos hendidos,
    amores del tiempo de caminantes tormentos
    de abismos profundos y abrasantes desiertos
    de escarpadas laderas y espinados momentos
    de grietas oscuras y apagados silencios.

    No cesan ni aquietan su girar penoso
    centellan tormentas rasgando el entorno
    alivian sus penas con sueños ansiosos
    de ilusos encuentros de amor sin bochornos,

    convierten pesares en vibrantes latidos
    alivian su encono con versos de olvido
    con luz constelada renace infinito
    relumbran vitales los moribundos sentidos
    y vuelvese polvo el amor herido.













  4. [​IMG]

    Pasajera tempestad

    Difícil temporal haber sufrido
    la tormenta ruda de la ausencia
    y a no partir en su renuencia
    la inmudable sombra del olvido,
    es un caminar pesado y lento
    entre borrascas de soledades
    son un desierto de frío tormento
    polvaredas de vil ruindades.

    Son Abriles marchitados
    otoños de hojarascas
    son abismos separados
    de una roca simples lascas,
    son silencios palpitantes
    de promesas traicionadas
    son los lodos que dejastes
    tras tus cartas marcadas.

    Fuiste palabra al viento
    fabula mal contada
    fuiste mal presentimiento
    de una fría madrugada,
    fuiste susurro errante
    una falsa mascarada
    perdida caminante
    sin destino ni morada
    ilusa alma perdida
    rescoldo de la nada.

    Un lienzo sin valor y sin sentido
    echado en un rincón a merced del olvido
    que el tiempo en su pasar debe haberlo destruido
    ni cenizas quedaran de tu engaño mal fingido.












  5. [​IMG]

    Llaneradas

    Yo soy quien templó las cuerdas
    bordoneando recio el arpa
    cantador de noches largas
    punta y filo de mi barca,
    canoero sin rumbo fijo
    bogo a remos en mi balsa
    por caños y por esteros
    sin cobija ni camasa.

    Soy el que cantó con tino
    sin miedo en la oscurana
    el mentao Florentino
    con versos de rompe y rasga,
    el de coplas de retablo
    que en noche de chubasco
    entre lodos y barbascos
    cantó con el mismo diablo.

    Zamuros de la Barrosa
    del Alcornocal de abajo
    el mismito que esa noche
    lo puso a pasá trabajo
    y cuando iba amaneciendo
    volviose un miedoso diablo
    y mis versos de rejo y mando
    lo mandaron pa´l establo.

    Soy del llano su bravura
    horizonte en la sabana
    curador de la amargura
    pleno sol de la mañana,
    el que bebe en la totuma
    blanca leche con espuma
    y al ordeño me levanto
    con aromas de mastranto.

    Soy llanero relancino amansador y de los guapos

    no le temo a lo cansino, ni a tormenta ni a los rayos
    deje de se becerrero cuando era muy muchacho
    y no tengo rival, amansando mil caballos.

    No le tengo miedo a espanto,mucho menos a la oscurana
    soy patrón en la sabana, mandador de verso y canto
    botalón de fiera brava, rezador de ahojo y pava
    enamorao y parrandero, topador en la jugada,
    madrinero en el arreo, bonguero sin palanca
    fanguero de hierro y soga, caminante en la esperanza.



    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
  6. [​IMG]

    Llaneradas II

    Soy llanero de monta al pelo
    sin silla la cabalgadura
    recorriendo la llanura
    por montes y por esteros,
    denme sabana larga
    cunaviches y garceros
    pa´ improvisale versos
    con mi alma de coplero.

    Alcaraban que triste pasas
    en las noches sin cabrillas
    solitario el vuelo alzas
    entre ramas de escubillas.
    Denme puertas del tranquero
    que se asoman nubes de agua
    un rechinar de guaduas
    que ya viene el aguacero.

    Con el sol se va escondiendo
    la claridad del día
    y se pone en el ocaso
    el arpa y la porfía,
    versador de finos versos
    pico alante y no volteo
    por derecho y por reverso
    como sea contrapunteo,
    y en la manga me respetan
    cuando al toro lo coleo.

    Soy llanero de alpargata
    de conuco y de rastrojo
    de machete y de grisapa
    y por cama mi chinchorro,
    bebo el café cerrero
    con musiu no hago trato
    no me retrato en grupo
    ni me juego con muchacho.





  7. [​IMG]

    Ha muerto un poema

    Noche de cerrado duelo, laberinto de nadas y humo
    hondura de desconsuelo en su desgarro me consumo.
    Tanta espera, tanto ensueño, de ilusiones y desvelos
    tanto versos derramados con la tinta del desuelo,
    vaga sola la tristeza cuando tiene el alma herida
    tal cual la mariposa que solitaria va perdida.

    Cuanta es la tortura, cuanto tiempo su medida
    cuanta es la amargura, cuanta la verdad fingida,
    vanas cual promesas del astuto embaucador
    caí hondo en tus redes ingenuo perdedor,
    fui arrastrado al torbellino a su centro sin cautela
    y en el tiempo se revela que el engaño es tu camino.

    Ha muerto un poema, tras larga agonía
    ha muerto de pena y su frialdad fingía,
    con pálidos versos de su propia elegía
    acalló sus latidos la melancolía,
    dejó tristes versos de alboreceres
    con tinta sangre de sus padeceres,
    de sus sueños las alondras volaron lejanas
    perdiéronse en silencio en el ocaso grana,
    lo vi sobre tinieblas, sombrío y lloroso
    dejando en sus versos un frío tenebroso

    partió tras sus huellas, sus rastros y su estela
    cargado de llanto, dolor y de pena
    y en sórdido encuentro su voz le revela
    que por su traición, ha muerto un poema.















  8. [​IMG]

    La casa Mayor

    En un desvío del "Camino Real" al pueblo de La Fundación, el rastro de las ruedas de carreta sobre el camino de tierra, delineado por añosos arboles, pareciera dar inicio a un largo recorrido, enseguida al pasar el recodo a poca distancia una reja de gruesos barrotes, continuada de un ancho muro con aleros de tejas floreado de rojas cayenas, cercan la imponente casona, morada principal de "El Encanto ", antiguo fundo de cacao.
    "La Casa Mayor", como se le conocía, rodeada del verdor del campo y arbolada por frondosos Bucares Anaucos, Apamates, Araguaneyes y Flamboyanes sombrean del canicular calor dando un agradable frescor a la casona.
    Coruscantes paredes encaladas relumbran en la claridad, sobre el dintel de la elevada puerta, de recia madera, señero cuelga el bruñido blasón emblema de la dudosa prosapia de sus moradores.

    Enseguida traspasada la puerta principal, el ancho zaguán se abre a un fragante jardín saturando de aromas la casona: Berberias,corimbos blancos y morados, astromélias , araucarias, malvas,rosas, jazmines y el rojo encendido de las buganvillas florean de contrastantes colores el soberbio jardín.
    A su entorno lo encierran las arcadas y columnas de los amplios corredores, repletos de colgantes helechos, al pie de las columnas macetas de barro dan acomodo a erguidas palmas.
    Resalta en el corredor principal un esplendido tinajero, recoge en su bernegal, el cristalino frescor del agua destilada gota a gota en la arcaica piedra porosa.
    Asombra la profusión de muebles dispuestos en los corredores:
    Mecedoras de copete con asiento de espadaña,chambranas clásicas, alejibres traídos del Virreinato de Méjico, faldistores de bronce y cuero repujado que dan una solemnidad conventual a la casona.
    Ornando las paredes del recibidor principal, variadas y costosas panoplias, pinturas de retratos de personajes de la nobleza y paisajes aledaños plenan el recinto.
    Orlados cortinajes en puertas y ventanales enseñorean salas y recibidores, mullidos sillones fraileros, taquillones de nogal tallado, mesitas marqueteadas, sillerias de " Baquetas de Moscovia ", candelabros
    de Potosí, suntuosos espejos con enmarcaduras de bronce labrado, tapices de lizo, lamparas forjadas de Toledo, arañas con lágrimas de cristal y rosetones dorados cuelgan majestuosas de los techos.
    En la parte alta los aposentos no son menos prodigantes: Macizas camas de palosanto, arcones tallados, bargueños de ébano flamencos y toledanos, flabelos pintados con alegorías sevillanas, briseras de cristal veneciano, aguamaniles de porcelana.
    Esparcidos sobre los tocadores, figuras de alabastro, guarda rizos, camafeos,abanicos sevillanos, fíbulas de oro de fina orfebrería.
    Hoy era un día festivo, Marcelita entraba a sus 18 años, los preparativos desde la madrugada volvieron la casa un pandemonium, atrás en el solar una variedad de animales listos a ser sacrificados presentían su suerte.
    Un suntuoso banquete, almibarados postres y finos vinos serían ofrecidos.





















    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
  9. [​IMG]

    Encadenado (OVILLEJO)

    ¿Quién al verla me provoca?
    Tu boca
    ¿Cuál misterio me sedujo?
    Embrujo
    ¿Como junto a ti convivo?
    Cautivo

    Vivo en ti no estando esquivo
    a tu amor encadenado
    para siempre condenado
    tu boca, embrujo cautivo.


    [​IMG]
  10. [​IMG]

    Dos caminos

    Siento tu voz trepar incierta
    por las cumbres del olvido
    arrastrando una sombra yerta
    de un querer arrepentido,
    es penoso el escarpado ascenso
    de un regreso ya vencido
    desandar con pasos tensos
    los caminos que en el tiempo
    ocultos se han perdido.

    Siento desgarrados llantos
    entre huesos y paredes
    semejan trágicos cantos
    en adioses que conmueven,
    siento venir tus ruegos
    vencida tu altivez
    caminar entre tus fuegos
    con tu blanca palidez.

    Traes a cuestas la esperanza
    en hilachas convertida
    de trenzada incertidumbre
    que en el alma va vertida,
    y en mis prados florecidos
    alejado de rencores
    donde hubo odio nacen flores
    y sus aromas esparcidos.

    Dos caminos separados en la senda del destino
    uno va por pedregales, entre cierzos y entre espinos
    es camino que recorren los de sentir dañino
    los que clavan sus arpones de mentiras y de inquino.
    En las grietas del engaño al acecho escondidos
    silenciosos van reptando esperando algún descuido
    y con fríos sentimientos dejan sueños destruidos
    y entre lodos y zarzales los avientan al olvido.

    En esa encrucijada de inciertos destinos
    por sendas arboladas veras otro camino
    recorrelo despacio con pasos tendidos
    marcando tu regreso con rostro arrepentido,
    y en la inquieta espera de atormentados tiempos
    se fueron los lamentos de tu amor perdido
    y con claro presagio mi alma presume
    que haremos morada en un nidal de nubes.












    [​IMG]

    Malco
  11. [​IMG]

    Diva


    Tiemblo, cual hoja que pende
    de la silenciosa rama,
    y mi pecho gime y clama
    cuando con ansias pretende
    ser la lumbre que en ti asciende
    y, como llama encendida,
    prender sobre tu alma ungida
    mis anhelos de tenerte,
    y en cada luna despierte
    la pasión en ti dormida.

    Pues en mi hondo sufrimiento
    de penares se marchitan
    mis quereres que se encuitan,
    y con un aciago viento
    de tristeza me resiento
    al sentirte indiferente
    y, al igual que en seca fuente
    desolada en el estío,
    este corazón baldío
    vaga triste y penitente.

    Siendo vanas ilusiones
    y por mi alma pretendidas
    pues con tu mirar anidas
    hondas falsas pretensiones.

    Y al filo de mis pasiones
    fulge el sol de mis sentidos,
    y el eco de tus latidos
    crece como luengas sombras
    cuando al ocaso me nombras
    en tus espumas diluidos.

    Vengo entre briosos corceles
    a llevarte a mis regazos
    y en el nadir de mis brazos
    ser la luz de tus caireles.
    Y en celestiales doseles,
    siendo en mi cenit cautiva
    cual su majestad altiva
    entre cantos y entre flores
    y el trinar de ruiseñores,
    adorarte como diva.

    [​IMG]
  12. [​IMG]

    Diva


    Tiemblo, cual hoja que pende
    de la silenciosa rama,
    y mi pecho gime y clama
    cuando con ansias pretende
    ser la lumbre que en ti asciende
    y, como llama encendida,
    prender sobre tu alma ungida
    mis anhelos de tenerte,
    y en cada luna despierte
    la pasión en ti dormida.

    Pues en mi hondo sufrimiento
    de penares se marchitan
    mis quereres que se encuitan,
    y con un aciago viento
    de tristeza me resiento
    al sentirte indiferente
    y, al igual que en seca fuente
    desolada en el estío,
    este corazón baldío
    vaga triste y penitente.

    Siendo vanas ilusiones
    y por mi alma pretendidas
    pues con tu mirar anidas
    hondas falsas pretensiones.

    Y al filo de mis pasiones
    fulge el sol de mis sentidos,
    y el eco de tus latidos
    crece como luengas sombras
    cuando al ocaso me nombras
    en tus espumas diluidos.

    Vengo entre briosos corceles
    a llevarte a mis regazos
    y en el nadir de mis brazos
    ser la luz de tus caireles.
    Y en celestiales doseles,
    siendo en mi cenit cautiva
    cual su majestad altiva
    entre cantos y entre flores
    y el trinar de ruiseñores,
    adorarte como diva.

    [​IMG]
  13. [​IMG]

    Diva


    Tiemblo, cual hoja que pende
    de la silenciosa rama,
    y mi pecho gime y clama
    cuando con ansias pretende
    ser la lumbre que en ti asciende
    y, como llama encendida,
    prender sobre tu alma ungida
    mis anhelos de tenerte,
    y en cada luna despierte
    la pasión en ti dormida.

    Pues en mi hondo sufrimiento
    de penares se marchitan
    mis quereres que se encuitan,
    y con un aciago viento
    de tristeza me resiento
    al sentirte indiferente
    y, al igual que en seca fuente
    desolada en el estío,
    este corazón baldío
    vaga triste y penitente.

    Siendo vanas ilusiones
    y por mi alma pretendidas
    pues con tu mirar anidas
    hondas falsas pretensiones.

    Y al filo de mis pasiones
    fulge el sol de mis sentidos,
    y el eco de tus latidos
    crece como luengas sombras
    cuando al ocaso me nombras
    en tus espumas diluidos.

    Vengo entre briosos corceles
    a llevarte a mis regazos
    y en el nadir de mis brazos
    ser la luz de tus caireles.
    Y en celestiales doseles,
    siendo en mi cenit cautiva
    cual su majestad altiva
    entre cantos y entre flores
    y el trinar de ruiseñores,
    adorarte como diva.

    [​IMG]








  14. [​IMG]

    Blancas Rosas.

    Era blanca su cabellera
    pálida su tez lunar
    parecía estar dormida
    cuando la fueron a enterrar,
    unos dicen que murió de mengua
    otros que de soledad
    yo digo que murió de penas
    de penas por tanto amar.

    Es cierto que estaba sola
    pero no en la soledad
    sus cartas y sus recuerdos
    sus versos y su rosal
    plenaban su vida entera
    de sueños y de soñar.

    Al amanecer, cada mañana
    se le veía cantar
    cantarle luminosa
    a las rosas de su rosal,
    eran canciones hermosas
    de aire celestial
    y le hacían coro las rosas
    con música del manantial
    de sus remansos salían las notas
    y de los pájaros su trinar.

    Dicen que cuando moza
    su belleza singular
    arrebato de locura
    a un mozo muy galán
    que le entregó su ternura
    sus besos y su soñar
    y que en noches de llena luna
    con perfumadas rosas
    la cubría como un ajuar
    ajuar de blanca novia
    sin cortejo y sin altar.

    Pero una madrugada
    de frío tiempo invernal
    en el bosque entre la niebla
    su cuerpo inerme está
    destrozado por el fierro
    de una mano criminal
    dicen que fue por celos
    eso nunca se sabrá
    y a partir de ese momento
    no se ha vuelto a enamorar
    y cumpliendo su promesa
    firmemente hasta el final
    enlazado entre sus manos
    un ramo de rosas blancas
    blancas rosas de su rosal
    con pasos lentos
    con lentos pasos
    hoy la llevan a enterrar.


    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.



    Te invito a visitar mi BLOG:
  15. [​IMG]

    Vigía de faro

    Vigía de horizontes
    solitario aparente
    fabricante de auroras
    duende del sol poniente,
    guardián de las estrellas
    habitante silente
    capitán de las alturas
    oriente y occidente,
    norte y sur
    de los mares
    mástil y oteador
    guía de naves perdidas
    naufrago de un amor.

    Un amor de tierra firme
    un amor que lo dejó
    sin brújula ni sextante
    sin velas y sin timón,
    un amor de aguas claras
    de noches con estelas
    un viento de tormentas
    que la ilusión se llevó.

    Vigía de los sueños
    en noches de silencio
    se acompaña de luceros
    de la luna y del sol,
    conversa con los duendes
    de fantásticas historias
    de lugares perdidos
    oscuros sin fulgor,
    en rincones del olvido
    donde tiene escondido
    aquel ingrato amor.

    Renace en la aurora
    se deshace en el alba
    y a los seres marinos
    los va a despertar,
    y como espuma de brumas
    regresa a la playa
    dejando lejana
    la aurora boreal,
    y por su amor ya no sufre
    la enterró en el olvido
    aprendió a perdonar.

    Y cuando llega el ocaso,
    la luz de su faro
    alumbra el camino
    de los que han sufrido
    el amargo destino
    de un amor que se va,
    y les anuncia el destello
    que no sufran por ello
    que en cercano tiempo
    otro amor vendrá.







  16. [​IMG]

    Velero y bergantín

    Velas que el viento hincha,
    como se inflan los amores
    cuando caminan sin temores
    por las sendas de la dicha.
    Velero que en el mar bravío
    no temes a su bravura
    y con el pecho de tu proa
    con tu frágil hechura,
    rompes olas como rocas
    cuando el viento en tu popa
    con su soplo deja estelas
    y no corres sino vuelas
    en las crestas de su espuma,
    dejando atrás las brumas
    de las olas cuando rompen
    en tu frente y tus costados
    y con el mar calmado
    vencido en sus embates,
    te acompaña resignado
    por tu fiera rebeldía
    rehuyéndole al combate
    de tus velas en porfía
    y navegas libremente
    confiado y sin temores,
    como navegan mis amores
    en los mares de tu calma
    y en las vertientes cascadas
    del dorso de tu cuerpo,

    me deslizo libremente
    sin velas sin amarras
    dejándome llevar
    por tus aguas tranquilas
    y en el cauce convergente
    del río de tu vientre
    mi proa se perfila,
    y cambiando mi rumbo
    a mares más profundos
    de misterios sin fin,
    me vuelvo bergantín
    y en tu puerto hecho anclas
    y encallado en mis esloras
    me dispongo a mis anchas
    explorar sin demoras
    palmo a palmo los redores
    de los bosques de tu cuerpo,
    y como habitante eterno
    dejar la marinería
    y volverme un ermitaño
    por los prados solitarios,
    del Sol que llevas dentro.


    MALCO

    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.


    Te invito a visitar mi BLOG:
  17. [​IMG]

    Embrujo

    Sus ojos, oceánicos embrujos
    profundo mar de un azul intenso
    destellos de la luna en cielo inmenso
    cautivan con sus mágicos influjos,
    su cuerpo, retoñar de primavera
    sus labios, son refugios clandestinos
    remanso de manglares coralinos
    rendido por tu andar de enredadera.

    Vendrán callados tiempos de tibieza
    serán inmarcesibles tus encantos
    traerán ligeros vientos bellos cantos
    llenando tus redores de terneza,
    de sedas y organdíes son mis versos
    ofrendas aromadas de los prados
    latidos que en mi pecho son pulsados
    cristales que en rocío van dispersos.

    Entrega de tus sueños los delirios
    aparta los silencios de las sombras
    oyendo si en tus ecos me renombras
    aquieto la inquietud de mis martirios,
    mis alas agotadas son de cera
    de mármol es mi cuerpo ya vencido
    con besos nuestro amor es florecido
    cuan largo es el deliquio de la espera.














  18. [
  19. [​IMG]

    Incertidumbre

    Intento en sueños con fervor me quieras
    en pleniluna noche de caireles
    derramarán en ti las nubes mieles
    si darle calma a mi ansiedad quisieras.
    Inquieta flama en tenue luz marchita
    aviva pronto tu fulgor ardiente
    y prende erguida en su vital simiente
    la llama débil que a su amor dormita.

    Callada noche de alargadas sombras
    sedoso viento, marinero altano
    rumor que trae con andar cercano
    distantes ecos que en clamor me nombras.
    Serán de espigas rubias los nidales
    con luz de luna y aromadas flores
    refugio donde guardo mis amores
    con cantos de jilgueros y zorzales.

    Viviendo de ilusiones casi muero
    mi andar es de penar y desvarío
    vagando peregrino en mar sombrío
    hundido en el raizal del desespero.
    La ausencia es soledad, amargo vino
    es carga pesarosa, espesa niebla
    es cruz que en las espaldas nunca rebla
    es marca inevitable del destino.

    Camino por la senda sin regreso
    desando por el paso recorrido
    presiento que sus huellas se han perdido
    rendido de dolor quedé poseso.
    Las sombras del olvido no hacen mella
    parece que la siento en mi presencia
    su voz esta perpetua en su renuencia
    sus ecos se confunden cual querella.




    http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138/
    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
  20. [​IMG]

    Vanitas vanitatis

    Encuentro tantas vanidades fatuas
    con vanas pretensiones han vivido
    ocultan tras mentiras lo fingido
    sabiendo que se queman en sus ascuas.

    Sus débiles bastiones van crujiendo
    engañan con la seda del ropaje
    desnudos quedarán con el viraje
    al ver que en su verdad están mintiendo.

    Sombríos los momentos cuando llora
    la falsa del engaño es su fermento
    no puede ser segura de cimiento
    raíz que mal sembrada siempre aflora .

    Mentiras maquilladas con verdades
    serán barros en agua escorrentía
    será la noche que parezca el día
    ¡qué pronto!... se sabrán las falsedades.

    Podrán querer sentir con vano intento
    que son reyes de testa coronados
    que del Olimpo mismo son enviados
    y el mundo debe darle su sustento.

    Soberbios, arrogantes, engreídos
    pensando sean luz y erguidas lumbres
    veré caerles de cimeras cumbres
    en honda huesa para los fingidos.







    http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/m
  21. [​IMG]

    Pájaros azules

    Pájaros azules
    de extenuadas alas
    regresan al ocaso,
    bronzinas auras
    de solares mantos
    tiñen inmudables
    el adiós de la tarde,

    un solitario árbol
    le abre sus torcidos brazos,
    plenando aquietados
    sus follajes,
    opaco espejo cubre la laguna,
    dormitan los reflejos
    en las aguas oscuras,
    su luz ha partido
    hacia la luna,
    llenando de clarores
    su ropaje.

    Asoma tímida

    su rostro de cristal,
    la noche la abraza
    en el virtual horizonte,
    sus destellos palpitan
    inspirando versos sin nombre,
    y con las espumas de las nubes
    abriga la glacial noche.

    Centellan de inquietud
    mis íntimos sentidos
    laten de ansiedad
    los lobos de mi piel
    son frágiles cuchillos
    los fuegos de mis huesos
    cansadas y vencidas
    las alas de mi alma
    en sus rotundos vuelos
    remontan sobre el alba.
    Distantes son las voces
    de esfinges cuando claman

    les mande en sus corceles
    espigas y caireles
    y los dispersos versos
    que de mi pecho manan.

    Los pájaros azules
    son mis profundos sueños,
    en los atardeceres
    duermen en tus tendidos brazos,
    el árbol solitario es tu cuerpo
    cual remanso,
    en medio del verano

    de ríos en secano.

    La luna se adormece
    en la lluvia cristalina
    y empapa de rocío
    tu crespa cabellera
    y en el rubio encendido
    de tus ojos minerales
    el polvo de mis rocas
    se vuelven azahares.








  22. [​IMG]

    Sorpresa Quijotesca

    Solitarias han quedado
    las paredes de argamasa
    Don Quijote no está en casa
    anda pues de romería
    miren pues quien lo diría.
    La conclusión he sacado
    al ver el trío colgado
    su lanza, escudo y espada,
    si en desfacer entuertos andara
    consigo las llevara
    ninguna duda tendría.

    No he encontrado a Cervantes
    desde el Poniente al Levante
    con denuedo lo he buscado
    y me siento preocupado
    pues de su autoría es garante,
    ni que decir de Sancho
    el de la abultada Panza
    el que mucho descansa
    y duerme con esmero,
    el que al ver un puchero
    enseguida se le lanza.

    He preguntado al vecino
    quien persiguiendo un cochino
    me dice no haberle visto,
    eso si es un imprevisto
    pues venía a traerle el disco
    recién de los Churumbeles
    el de los siete cascabeles
    y el último de Pedrito Rico,
    y ya casi me olvidaba
    también el de Joselito
    el niño que ligerito
    la fama nadie previno,
    cantando con dulce voz
    Marcelino pan y vino.

    ¿Donde han podido haber ido
    este trío de atronados?
    No creo fueran al mercado
    pues estas no son horas
    hace rato sin demoras
    que el mercado está cerrado.

    Partiré canturreando
    una vieja cantiga,
    con la vacía barriga
    y las tripas ronroneando,
    la noche está clareada
    aromada la pradera
    se asoma la luna entera
    con mejillas argentadas,
    una luz en lontananza
    agudiza mis sentidos
    y se aviva la esperanza
    de encontrar algún cocido,
    y algún buen pan de hogaza
    como los hecho en casa
    aunque por ningún lado
    tan bueno he conseguido.

    En cercana cercanía
    noto que hay un jolgorio
    desde este promontorio
    o mas bien francachela
    con un montón de velas
    pareciomé ser casorio,
    acercóme con cautela
    decidido y atrevido
    como gran invitado,
    ya el portal he traspasado
    y asi inadvertido,
    me pregunto confundido,
    ¿Que habrá aquí sucedido
    que celebran en tropel?
    había vino a granel,
    de comida no se diga
    pues contenta mi barriga
    me disponía a comer.

    Había patos y lechones
    gordas liebres y capones
    ricos quesos y jamones
    longanizas y turrones
    pastelillos y roscones
    natillas por doquier
    y variados licores
    donde se podía escoger

    Mi sorpresa fue tan grande
    cuando con buen talante
    Sancho Panza muy danzante
    con una gorda dama
    muy risueño le bailaba,
    y la dama halagada
    con mirada delirante
    se notaba ilusionada,
    y me tenéis que creer
    os juro por mi abuela
    pues tocando la vihuela
    el mismillo Don Quijote
    que sin parar el trote
    en la noche veraniega
    tocaba en estrambote
    vernáculos acordes
    de su tierra manchega.

    Pero quien lo creyera!
    Mi señor si vos los vieras
    al Licenciado Vidriera
    y a su lado Cervantes,
    ambos muy galantes
    con las palmas al garete
    cortejaban a unas damas
    al son de un danzonete
    y ellas con las ganas
    de menear el taconete.

    Hasta el mismo Roscinante
    con su jarra de vino
    relinchaba el muy tunante
    con los belfos encendidos,
    y pregunto a Don Cervantes
    de esta fiesta el motivo,
    me responde el grande hombre
    cosa buena ha sucedido
    esto no tiene nombre
    pues al fiel Roscinante
    ¡¡¡ LA MUJER LE HA PARIDO!!!









    A lesmo le gusta esto.
  23. [​IMG]

    Destino ( Ovillejo mayor )

    Andando lento con incierto sino
    por el destino,
    dispersos rumbos en lejano ocaso
    en vano paso,
    daré a la luna mi rendido centro
    iré a tu encuentro.

    Sensible luz que con erguida flama
    intenso amor en tu claror concentro
    ardiendo vengo con mi misma llama
    destino, en vano paso iré a tu encuentro.


    [​IMG]
    A lesmo le gusta esto.
  24. [​IMG]

    Tinta derramada

    Tinta que derramada en sepia hoja
    cubres con tu mancha mis desvelos
    que en versos de esperanza y de consuelo
    palpitan en la inquietud que los aloja.

    Versos que vertidos en las sombras
    de una tenue luz de agonizante vela
    la congoja y la desdicha me desvela
    en la callada noche si me nombras.

    Perdidas las letras han quedado
    como pierde la noche los clarores
    en marejadas me llegan los temores
    si lejana de mi te has olvidado.

    En silencio sin huellas has partido
    dejando el vacio de la ausencia
    mas cercana presiento tu presencia
    y en el tiempo no he podido darte olvido.

    Habitarás en su húmeda tinta
    habitarás como sol de alboreceres
    habitarás atada con cintas
    en el claror de mis amaneceres.

    Habitarás con motivos y con razón
    en el centro mismo de mi esencia
    y con silente y serena presencia
    en cada latido de mi corazón.


    Archivos adjuntos:


    • a" style="margin: 0px; padding: 10px 10px 0px; overflow: hidden; zoom: 1; background: none center top repeat-x rgb(255, 255, 255); border-radius: 5px;">
    • [​IMG]
      upload_2016-4-13_13-22-25.jpeg
      Tamaño de archivo:
      10,8 KB
      Visitas:
      2
    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
  25. [​IMG]

    Tinta derramada

    Tinta que derramada en sepia hoja
    cubres con tu mancha mis desvelos
    que en versos de esperanza y de consuelo
    palpitan en la inquietud que los aloja.

    Versos que vertidos en las sombras
    de una tenue luz de agonizante vela
    la congoja y la desdicha me desvela
    en la callada noche si me nombras.

    Perdidas las letras han quedado
    como pierde la noche los clarores
    en marejadas me llegan los temores
    si lejana de mi te has olvidado.

    En silencio sin huellas has partido
    dejando el vacio de la ausencia
    mas cercana presiento tu presencia
    y en el tiempo no he podido darte olvido.

    Habitarás en su húmeda tinta
    habitarás como sol de alboreceres
    habitarás atada con cintas
    en el claror de mis amaneceres.

    Habitarás con motivos y con razón
    en el centro mismo de mi esencia
    y con silente y serena presencia
    en cada latido de mi corazón.


    Archivos adjuntos:


    • a" style="margin: 0px; padding: 10px 10px 0px; overflow: hidden; zoom: 1; background: none center top repeat-x rgb(255, 255, 255); border-radius: 5px;">
    • [​IMG]
      upload_2016-4-13_13-22-25.jpeg
      Tamaño de archivo:
      10,8 KB
      Visitas:
      2
    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
    A lesmo le gusta esto.
  26. [​IMG]

    La barca y la marea

    Voy por mar azul turquesa
    en barca de anchas velas
    el timón sigue la estela
    y la proa se endereza,
    no son pocas la mareas
    ni son pocas las tormentas
    pues mi barca las sustenta
    cuando enfila y no se arquea,
    y en sus esloras golpea
    el oleaje que revienta.

    Así son mis amores
    fuertes como rocas
    no conocen los temores
    traen el viento en la popa,
    son amores de solera
    y como reto pongo a prueba
    a ver si no me espera
    en cada puerto
    quien me quiera,
    no tengo sinsabores
    no sufro de penares
    pues a todos mis amores
    les quito los pesares.

    Soy arena, inquieta duna
    de los mares soy errante
    ni le digo no a ninguna
    con versos del Levante,
    y me encuentro en el Poniente
    al asomo del ocaso
    amarrado entre los brazos
    cual condena penitente.

    Soy el Sol, soy el oleaje
    soy la cima y el carruaje
    donde la Luna se pasea,
    soy la brisa que ventea
    cuando lleno de coraje
    en las noches la marea,
    vanidosa y altanera
    crece sus espumas
    y les cuenta a mis amores
    que soy novio de la Luna,
    y en cada puerto espera
    siempre alguna que me quiera.






    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra
    A lesmo le gusta esto.
  27. [​IMG]

    Vagabundo


    Llegué dando tumbos desnudo
    con una sonrisa en los labios
    desde el centro de un húmedo mundo
    donde flotando estaba guardado.
    Esperando salir a este lado
    sin ningún temor ni tropiezos
    entre versos y frondosos cerezos
    nací con los ojos abiertos
    y con el andar apurado.

    Partí en carromato gitano
    persiguiendo ligero las lluvias
    siguiendo caminos de juvias
    junto a los vientos altanos,
    fui atrapando rocíos
    abrazando montes y páramos
    por los senderos fríos
    de ocultos lugares lejanos.

    Envuelto en piel de centellas
    ajustado me hice el ropaje
    y un fulgor de inquietas estrellas
    en mi cuerpo se hizo tatuaje,
    y en los serenos vientos marceños
    se disuelven los ecos lejanos
    y en aquietados y ocultos lugares
    donde no existen los dueños
    donde se tejen los sueños
    voy dejando mis cantos juglares.

    No conozco codicias ni envidias
    ni tampoco los vanos rencores
    solo se de serenos amores
    que alejan indignas perfidias,
    de mi pecho cuelgan tres soles
    con intensa luz sus fulgores
    y destellos de añiles albores
    cual alba de inmensos clarores.

    En mi vagar peregrino
    ando sin fijo destino
    por arbolados caminos
    entre su espeso follaje,
    con los bolsillos vacíos
    y sin ningún equipaje,

    pero en mi alma se anidan
    las mariposas del mundo
    y con su aletear cautivan
    soy un feliz vagabundo.









    [​IMG]
    A lesmo le gusta esto.