1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]


MALCO
MANUEL LÓPEZ COSTA
©Todos los Derechos Reservados

Queda prohibida la reproducción total o parcial
de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.

http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138



Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Elizabeth Schön


    Un hilo de sangre baja A través de la transparencia”.

    [​IMG]
    Elizabeth Schön (nacida en Caracas-Venezuela, el 30 de noviembre de 1921 y fallecida en mayo del 2007). Poeta, dramaturga, ensayista y columnista de prensa. Edita su primer poemario: “la Gruta Venidera” en el año 1953. Entre sus obras más destacadas figuran: la gruta Venidera, 1953; En el allá disparado desde ningún comienzo, 1962; El abuelo, la cesta y el mar, 1965; La cisterna insondable, 1971; Mi aroma de lumbre, 1971; Casi un país, 1972; Es oír la vertiente, 1973; Incesante aparecer, 1977; Encendido esparcimiento, 1981; Del antiguo labrador, 1983; Concavidad de horizontes, 1986; Ropaje de ceniza, 1993; Aun el que no llega, 1993; Árbol del oscuro acercamiento, 1994; Campo de resurrección, 1994; La flor, el barco, el alma, 1995. Obtuvo el premio municipal de literatura, 1971. Y el premio Nacional de Literatura, 1994.

    Las Coronas Secretas de los Cielos

    ***

    ¿Sabes acaso del filoso castillo
    del navegante mandatario?
    ¿Conoces las cargas de las hojas
    que otros destierran como a tísicos incurables?
    ¿Entiendes de las dagas que hurga la sangre
    Para alcanzar las coronas dogmaticas?
    Y tú, alma
    que limpias las aguas estancadas
    y transformas el fuego de la quemadura
    en claras cascaras de amor
    eres pañuelo de espumas
    y nunca oro del solamente oro lacerante.


    ***

    De cuatro coronas crédula
    una es la tuya
    la encontrarás debajo, muy debajo
    donde únicamente entra
    la luz del alma
    que eres tú mismo.


    ***

    Trono el tuyo
    que únicamente tú conoces
    aguardando la circulación variada
    andante de los tiempos
    y su continuo nado inalcanzable


    Ráfagas del establo

    ***

    No eliges
    el abismo, el caos, la nada
    Llegan a ti
    en agua que corre lenta
    para que no te asombre
    la carencia de materia a tu alrededor
    junto a la luz del alma llamando
    el aleteo pasajero de la tierra que vives


    ***

    Cuánta tierra transita por la sangre
    cuantos oídos retienen
    los cuernos quebradizos de la niebla

    [​IMG]
    Antología Poética
    Elizabeth Schön
    Colección: "altazor"
    Monteávila editores.
    una luz entra en el vestíbulo de la espera
    Llega el blancor del principio
    abierto entre las aguas


    ***

    Llámala
    de frente encontrarás
    lo inesperado


    La cisterna insondable
    (1971)


    ***

    Dije
    no cierres las aldabas
    en la tierra
    nadie escuchó
    y me quedé con todas las llaves del mundo.
    Grité aún más
    no cierres las aldabas
    nadie oyó.
    Estaba sola
    Sola con mi voz
    que se esparcía
    y se hundía en la marejada
    que ahoga el timón
    de todos los barcos invisibles.


    Mi aroma de lumbre
    (1971)


    ***

    Palpo la ventana
    nadie abre.
    Un hilo de sangre baja
    A través de la transparencia.



    Es oír la vertiente
    (1973)


    ***

    Saber que gira envuelta en luz
    sombras
    raíces
    es oír la vertiente
    y entrar en el esplendor
    del infinito reflejo.


    ***

    La mano no tiembla.
    Hay miedo.
    Se ignora cuándo los dinteles
    van a desmoronarse
    y miramos la pared
    la nombramos
    desconocemos
    si ella es ese lienzo que contemplamos
    o si es un soplo
    que comenzando lentamente
    va agitándose hasta cercarnos por completo
    .


    Aun el que no llega
    (1993)


    ***

    Un solo punto:
    Un solo abismo.


    ***
    El abismal silencio:
    Punto de ser.


    ***
    Generoso
    el que pone el oro
    en la línea del círculo
    y aguarda.


    La flor, el barco, el alma
    (1995)


    ***
    Si los tallos de la soledad brotan
    hay que dejarlos crecer.
    Algún día dirán
    lo que la flor dice.


    ***
    Acércate a la flor
    mírala
    ella se oscurecerá en el instante
    en que la claridad
    empieza a regar
    los vacíos interminables de la memoria
    .
    A GEORTRIZIA y spring les gusta esto.
  2. Ida Gramcko fue una poeta, ensayista,dramaturga,cuentista y periodista que nació en Puerto Cabello, Venezuela el 11 de octubre de 1924 y falleció en Caracasel 2 de mayo de 1994. Ganó su primer premio de poesía a los 13 años. En 1977 recibe el Premio Nacional de Literatura habiendo obtenido antes el Premio "José Rafael Pocaterra" en Poesía (1961), Premio Municipal de Poesía (1962). El poeta Alfredo Silva Estrada en el prólogo de sus "Obras escogidas" (1988) señala que "Esta orfebre, esta artesano exuberante, este arquitecto del lenguaje, esta tejedora agilísima trenza y destrenza, entreteje conceptos, pensamientos, sentencias, definiciones primigenias, imágenes, metáforas, símbolos, integrando discursos insólitamente ritmados, construcciones únicas dentro del panorama de nuestra más alta poesía." y luego agrega que "La poesía de Ida Gramcko supone, fiel a su fundamentación conceptual, una violencia sobre la realidad, sobre las apariencias: irrupción abrupta, sacudimiento de lo real, ensanchamiento de mundos". Su hermana menor Elsa Gramcko (9 Abril 1925, Puerto Cabello — 1994, Caracas) fue una notable pintora y escultora abstracta. En 1968 ganó el Premio Nacional de Escultura


    ATIENDA AQUEL QUE DIJO
    hallar dicha y sosiego

    en un sueño beatífico y tranquilo;
    atienda a lo que digo y lo que creo.
    ¿Sabes, nocturno amigo,
    a qué cosa en verdad llamamos sueño?
    Atiende, hermano mío,
    sin pena y sin recelo,
    yo, que he soñado, yo, que no he dormido,
    te pregunto sin voz desde mi lecho:
    ¿crees que el sueño protege del abismo,
    rescata del asalto y del incendio?
    Yo, soñadora inmóvil, no he creído
    en mi rostro apacible cuando duermo.
    Lucho soñando, sórdida, conmigo,
    con un pájaro extraño, con el viento,
    con un agudo y afilado pico
    que me horada las sienes y el cerebro
    y dejo sangre en el cojín y heridos
    flotan ardiendo, aullando, mis cabellos.
    Soñador y sonámbulo es lo mismo.
    Se va entre nieblas, huérfano.
    ¿Quién hiló las almohadas? ¿El olvido?
    La mano movediza del recuerdo
    con un sombrío ovillo
    y tejió la crisálida del lienzo
    con una larga víbora de lino
    que se enrosca en el alma y en el cuerpo.
    Atienda aquel que alguna vez me dijo
    hallar quietud seráfica en el sueño;
    atienda a mi creencia, a mi pregunta,
    que es la de todo soñador despierto.
    Creo en mi corazón, su llama oculta
    bajo las sábanas, ardiendo.
    Creo en mi sangre muda
    corriendo como un río del infierno.
    ¿Cree alguien en la calma de las tumbas,
    en la paz de los muertos?
    Quieren creer... ¡No lo han creído nunca!
    Descansa en paz, sólo es un gran deseo.
    Descansa en paz, pero la paz no escucha;
    descansa en paz, pero el descanso es ciego.
    La muerte, insomne, mira hacia la lucha
    y el sueño es el más íntimo desvelo.


    De Poemas, 1952

    Ida Gramcko
    De Sonetos del origen
    4
    Allí está. Yo lo puse. Es un murmullo
    de agua. Nació en mi sangre que es materna.
    Porque algo nace si me destituyo
    de mi autista entidad. Esa caverna

    como una sombra azul ya la diluyo
    si desde la emoción trémula y tierna
    irradio. Brota entonces un cocuyo,
    como chispa de lúcida linterna.

    No me ensimismo sino porque fluyo.
    De mí no emana una dureza externa.
    Hago la vida: un hálito, un arrullo.

    Un vacío de bosques me consterna.
    Abro el labio: es el canto. Y un capullo
    abre parejo a mi canción interna.


    5

    A GEORTRIZIA, spring y tomasecardozo les gusta esto.

  3. 1933306yewpq5bt3p.gif

    Carta a un Joven Poeta

    Por Rainer Maria Rilke
    París, 17 de Febrero de 1903
    Mi estimado señor:

    Hallé su carta hace apenas unos días. Quiero darle las gracias por su gran afecto y confianza. Siento no poder hacer más; no puedo juzgar la forma de sus versos, porque la intención crítica está demasiado alejada de mí. No hay cosa más deficiente que tocar una obra de arte con palabras críticas: siempre van a surgir interpretaciones equívocas más o menos felices. Las cosas nunca son tan evidentes y claras como generalmente se pretende hacernos creer. La mayoría de los hechos no tienen explicación lógica; se cumplen en espacios en los que jamás entró una palabra; y lo más inexplicable de todo es una obra de arte, existencia misteriosa, cuya vida es eterna y opuesta a la nuestra, que se desvanece.
    Después de esta advertencia, puedo añadir que sus poemas no tienen una forma propia, pero si tienen un callado y escondido principio de personalidad. Con mucha claridad lo percibo en la última poesía: "Mi alma". En ella, algo particular en usted quiere llegar a fundir palabra y música. Y en el hermoso poema "A Leopardi" toma cuerpo una especie de cercanía con aquel grandioso solitario. Sin embargo, estos poemas, aún no se mantienen por si mismos; no tienen independencia; ni siquiera el último y el dedicado "A Leopardi". La amable carta que acompañó sus poemas, me explica algunas deficiencias que encontré al leerlos, pero no puedo señalarlas.
    Usted pregunta si sus versos son buenos. Me lo pregunta a mí. Anteriormente le preguntó a otros. Los lleva a las revistas. Los coteja con otros, y se preocupa porque algunas reacciones los rechazan. Entonces (como usted me ha permitido aconsejarlo), le suplico que abandone eso. Usted mira hacia fuera y, es precisamente lo que no debe hacer ahora. Nadie puede aconsejarlo ni ayudarlo, nadie. Solamente existe una manera: entre en si mismo. Descubra el fundamento que lo lleva a escribir; investigue si tiene raíces en el lugar mas profundo de su corazón; reconozca si para usted sería necesaria la muerte en caso de ser privado de escribir. Esto ante todo: pregúntese en la hora mas callada de la noche: ¿debo escribir?. Busque en lo mas profundo de si mismo la respuesta. Y si esta es afirmativa, si enfrenta esta grave pregunta con un seguro y sencillo "debo", siendo así, edifique su vida conforme a tal necesidad: su vida, aún en la hora mas insignificante y pequeña, debe ser signo y testimonio de ese acto. Entonces, trate de expresar como el hombre primigenio lo que ve y siente, lo que ama y pierde. No escriba poesías de amor; sobre todo, apártese de las formas demasiado comunes y que se encuentran con facilidad: son las mas difíciles, porque se necesita mucha madurez para aportar algo propio donde existen en cantidades buenas y, en parte, sobresalientes tradiciones. Por tal motivo, líbrese de los motivos generales y tome los que le ofrece su diario devenir. Muestre sus tristezas y deseos, los pensamientos que acuden a su muerte y su fe en algo bello; muestre todo eso con profunda sinceridad interior, serena, sumisa, y para expresarse, use los objetos de su entorno, imágenes de sus sueños y las cosas esenciales de sus recuerdos. Si su vida cotidiana le parece pobre, no la culpe, cúlpese a usted mismo, reconozca que no es lo suficiente poeta para encontrar en ella sus riquezas. En los creadores no cabe la pobreza, ni los lugares pobres e indiferentes. Y aunque usted
    estuviera en una cárcel sin poder percibir los rumores del mundo exterior, ¿no tendría siempre su infancia, esa riqueza preciosa, grandiosa, fuente inagotable de recuerdos?. Regrese a ella su mirada. Intente aflorar las brumosas sensaciones de tan inmenso pasado; se fortalecerá su personalidad, se acrecentará su soledad y se hará un lugar a la sombra, en el cual, el estrépito de los otros pasa de largo y lejano. Y si ese regreso a lo interior, de ese adentrarse a su propio mundo brotan versos, no acuda a nadie para saber si sus versos son "buenos". Tampoco intentará que las revistas literarias se interesen en sus trabajos, pues los verá como una preciosa propiedad natural, un pedazo y una voz de su vida. Una obra de arte es buena cuando surge de la necesidad de crearla. En esa naturaleza de origen está implícito el juicio: no hay otro. Por eso, mi querido señor, no podría darle otro consejo que este: penetrar en si mismo y encontrar las cosas mas profundas de su vida. Esa es la fuente en la cual usted encontrará la respuesta a su pregunta si debe crear; tómela como suene, sin explicaciones. Tal vez suceda que usted está llamado a ser artista. Si es así, acepte su destino y llévelo con su sufrimiento y su grandeza, sin preguntar jamás por la recompensa que hallará afuera. Pues el creador debe ser un mundo en si mismo, encontrar todo en si y en su propia naturaleza.
    Tal vez después de esta comunión con su mundo interior y sus soledades, debe renunciar a ser poeta (sería suficiente, como he dicho, sentir que se puede vivir sin escribir, para definitivamente no hacerlo). De cualquier forma, tampoco habría sido en vano el recogimiento interior en que le insisto. En todo caso, partiendo de ahí, su vida encontrará sus propios caminos, y le deseo que sean dichosos, ricos y amplios, se los deseo mucho más de lo que soy capaz de expresar. ¿Qué más le diría?. Creo haber realzado todo en su debida forma: para terminar, solo deseo aconsejarle que progrese en su evolución en forma sosegada y sincera: no podría sufrir un deterioro mas desastroso, si mira hacia el mundo exterior y espera de él una respuesta, a preguntas que solamente podrá contestar desde su interior, acaso, en la hora mas callada.
    Fue para mí una alegría encontrar en su carta el nombre del profesor Horacek; conservo hacia ese bondadoso sabio, una profunda admiración y respeto que perdura en el tiempo. Si usted es tan amable, le encomiendo que le haga conocer mis sentimientos; es mucha bondad de su parte que aún me recuerde, y lo sé apreciar.
    Ahora, le devuelvo los versos que me confió tan amistosamente. Agradezco de nuevo su cordialidad y confianza, de la cual, con esta sincera respuesta, dada en la mejor forma que sé, trato de hacerme un poco más digno de lo que en realidad soy, por mi condición de desconocido para usted. Con fervor e interés.


    [​IMG]



    Datos biográficos del autor:
    Rainer Maria Rilke (también Rainer Maria von Rilke) (4 de diciembre de 1875, en Praga, Bohemia, República Checa (anteriormente Checoslovaquia) - 29 de diciembre de 1926, en Val-Mont, Suiza) es considerado uno de los poetas más importantes en alemán y de la literatura universal. Rilke abandonó siendo joven la academia militar para iniciar estudios de literatura y filosofía en las universidades de Praga, Munich y Berlín. Gran admirador de la literatura rusa, conoció a Tolstoi y mantuvo un nutrido intercambio epistolar con Boris Pasternak.
    Sus obras fundamentales son las Elegías de Duino y los Sonetos a Orfeo. En prosa destacan las Cartas a un joven poeta y Los cuadernos de Malte Laurids Brigge. Es autor también de varias obras en francés.

    [​IMG]

    A ti, a GEORTRIZIA, a Mave y a 1 otra persona les gusta esto.
  4. A spring le gusta esto.
  5. A spring le gusta esto.


  6. Caricias

    Remanso y torbellino
    brisa suave y remolino
    son tus manos un suspiro
    que como seda pasan
    aquietando mis sentidos,

    mariposas que descansan
    en la laguna de mis garceros
    y con sus alas me abrazan

    cobijando mi cuerpo entero.

    Cual espumas se deslizan

    como espigas que en la brisa
    se mecen y esparcidas
    van dejando en el aire
    la soltura de sus
    briznas,
    y son tiernos gorriones
    que anidan en mi pecho
    cuando dormido en el lecho

    tiernamente me acaricias.

    A GEORTRIZIA, Viruza y spring les gusta esto.


  7. Te he perdido

    Cual gaviota en su extravió,pérdida vaga en su volar
    cual barco a la deriva,a punto de naufragar
    cual hojas otoñales,que secas y march
    itas
    de sus ramas no pueden ya colgar
    te he perdido,y no consigo
    apartarte y olvidar.

    Cual arenas del desierto,que se pierden y no vuelven
    cuando pasa el
    vendaval
    cual molino detenido,que no muele mas el trigo
    y perece enmohecido,por el tiempo en su vagar
    te he perdido,como pierde la luna
    su esplendor y galanura,cuando ve un niño llorar.

    Cual ocaso en el horizonte,cuando el sol se va ocultar
    cual estrella reluciente,cuando la noche muere y pierde su brillar

    te he perdido,como pierde el firmamento
    un fugaz lucero en su caída al mar
    te he perdido,para siempre
    irremediablemente
    y no me puedo consolar.


    A GEORTRIZIA y spring les gusta esto.
  8. A GEORTRIZIA le gusta esto.



  9. Alma con alma.

    Vierte la cálida noche
    sus misterios y sus sombras
    renacen en ti los dones
    que hilados con cordones
    tejidos con finas sedas

    con melodías de danzones
    y fragancias de rosaledas
    prenden en mi pasiones
    que hondamente se me quedan.

    Desde de la infinitud celeste
    de tus espacios solares
    crecen los malabares

    y liban los colibrís
    los néctares de tu boca,
    y en suspendido vuelo tocan
    con sus delicadas alas
    rozando con su plumaje
    de tu piel los encajes,
    y en un suspiro exhalas
    y me traen con tu aliento
    dispersos en el viento
    tus anhelos mas preciados
    y en mi pecho enamorado
    levemente se posan

    y junto a los míos retozan

    devolviéndonos la calma
    y asi alma con alma
    las pasiones se desbordan.





    MALCO
    MANUEL LÓPEZ COSTA
    ©Todos los Derechos Reservados
    Queda prohibida la reproducción total o parcial
    de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.



    1. Alma con alma

















    A GEORTRIZIA y Nancysant les gusta esto.


  10. Dos Gardenias

    Desde aquel atardecer
    que dejaste honda huella
    el recuerdo me hace creer
    que en el tiempo ha hecho mella
    al pensar que te he olvidado
    y tan solo engañado
    pretendiendo darte olvido
    revivir tu amor perdido

    cada día he conseguido.

    Vencido y cansado
    desecha mi fortaleza
    en cada amanecer regresan
    los momentos vividos,
    y ni cuando estoy dormido

    me abandonan tus recuerdos
    y de mis sueños te adueñas
    impalpable y misteriosa
    y apareces como diosa
    sensual y voluptuosa
    envuelta en el perfume
    dispersando sus aromas
    y todo en mi sucumbe
    cuando en mis sueños te asomas
    trayendo en tu inclemencia
    la fragancia embrujadora

    de aquellas dos gardenias.




    MALCO
    MANUEL LÓPEZ COSTA
    ©Todos los Derechos Reservados
    Queda prohibida la reproducción total o parcial
    de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.























    A GEORTRIZIA le gusta esto.





  11. Ojos Verdes

    Verdes eran los prados, verdes sus arbolares
    verdes eran sus ojos, arcanos de mis pesares
    centellas luminosas, bravuras de tempestades
    relámpagos de noche oscura, luciérnagas de los manglares.

    En su rostro de terso mármol, esculpidos como dos altares
    donde se rinden mis fuerzas, donde me hundo en sus mares
    sus ojos son dos leyendas,de convergentes signos iguales
    cercanos en mi lejanía,cercanos a mis saudades
    son cantaros de agua clara,desbordados manantiales
    son grietas por donde asoman crepúsculos solares
    son musgos humedecidos con aguas celestiales
    son rumores que penetran como claras señales
    son potros que desbocados galopan en mis solares.

    Su boca de luna llena, de gruesos labios carnales
    provoca vivir en ellos,prisionero en sus nidales
    y en su cuerpo deseado,de polvo cósmico moldeado
    sobre los pétalos de su piel ,dejar mi cuerpo tatuado.







    MALCO
    MANUEL LÓPEZ COSTA
    ©Todos los Derechos Reservados
    Queda prohibida la reproducción total o parcial
    de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.






    A GEORTRIZIA le gusta esto.
  12. Aquiles Nazoa

    Aquiles Nazoa
    [​IMG]
    Aquiles Nazoa por el artista urbano Fe
    Nacimiento17 de mayo de 1920
    [​IMG] Caracas, Venezuela
    Fallecimiento
    25 de abril de 1976 (55

    años)
    [​IMG] Valencia/Caracas,Venezuela
    Nacionalidad[​IMG] Venezuela
    OcupaciónEscritor, poeta
    GéneroHumor
    Firma[​IMG]
    [editar datos en Wikidata]
    Aquiles Nazoa, quien nació el 17 de mayo de 1920 en el barrio caraqueño de "El Guarataro", en el sector Cola de Pato. Fue un escritor, periodista, poeta y humorista venezolano. Hijo de Rafael Nazoa y Micaela González y hermano del también poeta Aníbal Nazoa en el seno de una familia de escasos recursos económicos. En sus obras se expresan los valores de la cultura popular venezolana.

    Estudió en la Escuela Federal Zamora hoy conocida como Escuela 19 de abril de la Parroquia San Juan. Pasó mucho tiempo en la calles de su parroquia y solía permanecer largo tiempo pensando en la Plaza Capuchinos. A los 12 años empieza a trabajar para ayudar a su familia, completando su formación a través del estudio autodidacta.

    Luego de ejercer varios oficios comenzó a trabajar en el diario El Universal como empaquetador. Después fue corrector de pruebas y paralelamente empezó a estudiar francés e inglés, lo que le permitió ser guía de turistas en el Museo de Bellas Artes. Fue corresponsal de El Universal en Puerto Cabello. Estuvo bajo arresto en 1940 por «difamación e injuria» al criticar a las autoridades del Municipio. Trabajó en Radio Tropical, tuvo una columna en El Universal titulada «Punta de lanza», y fue reportero del diario Últimas Noticias. Colaboró en el semanario El Morrocoy Azul y en el diario El Nacional, fue director del Verbo Democrático publicación de Puerto Cabello; fundó órganos jocosos como «La Pava Macha", «El Tocador de Señoras» y otros más. Escribió para la revista Sábado deColombia y vivió un año en Cuba donde fue director de «Zig-Zag». En 1945, asumió la dirección de la revistaFantoches. El 7 de marzo de 1950 nació en Caracas su hijo, el humorista Claudio Nazoa. En 1950 colaboró con el argentino Carlos Hugo Christensen en la elaboración del guion de la película La balandra Isabel llegó esta tardeque dirigió este último. En 1956 fue expulsado del país por el régimen de Marcos Pérez Jiménez, pero regresó en 1958.

    Un poema suyo, «Polo Doliente» fue musicalizado por José Seves del grupo chileno «Inti Illimani». Otra obra suya, titulada «Importancia y Protección de la ñema de Colón» fue convertido en ópera bajo el título «Los Martirios de Colón» por el Maestro Federico Ruiz.

    En 1976 Xulio Formoso grabó el álbum Levántate Rosalía basado en los poemas de uno de sus libros que a su vez ha pasado a ser una de las publicaciones más populares de Venezuela: «Humor y amor». Es el único disco dedicado enteramente a la obra poética de Nazoa.1

    Nazoa obtuvo el Premio Nacional de Periodismo en la especialidad de escritores humorísticos y costumbristas en 1948. También recibió en 1967 el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal, Premio al mejor libro publicado.

    Tuvo participación en la pantalla chica con el programa de televisión titulado "Las cosas más sencillas". Nazoa es reconocido como un baluarte para el Humor y Amor de la venezolanidad.

    Falleció en un accidente automovilístico en la Autopista Caracas-Valencia el 25 de abril de 1976.

    Todos los años en el sector Cola de Pato, sus familiares, amigos y comunidad en general rinde honores a su nacimiento. Así mismo, es realizado el Festival de las Cosas más sencillas en la plaza Capuchinos de la Parroquia San Juan, son colocados pendones a lo largo de la Av. San Martín de Caracas con la frase "El poeta del pueblo".
    A GEORTRIZIA le gusta esto.


  13. A mi manera.

    Fui bohemio en largas noches
    soñador de lunas llenas
    punta y fin en los derroches
    portador de buenas nuevas,
    verso y canto de ilusiones
    fabricante de luceros
    encantador de corazones
    lumbre y luz de los senderos,
    mago azul de los caminos
    viento fresco en primavera
    del desierto polvo fino
    he vivido a mi manera.

    Fui marino peregrino
    navegué en distantes mares

    sin compás y sin sonares
    llegué siempre a mi destino,
    fui torreón de fuertes rocas
    centinela de trigales
    rojo grana de tu boca
    de tus sueños los nidales,
    fui la cima y la ladera
    en mi pecho llevo el canto
    de jilgueros y zorzales
    por eso me alegro tanto
    de vivir a mi manera.





    MALCO
    MANUEL LÓPEZ COSTA
    ©Todos los Derechos Reservados
    Queda prohibida la reproducción total o parcial
    de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.