1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]


MALCO
MANUEL LÓPEZ COSTA
©Todos los Derechos Reservados

Queda prohibida la reproducción total o parcial
de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.

http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138



Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    El abuelo ha partido

    El abuelo ha partido, sereno, sosegado, ligero en la calidez de la noche, parecía estar dormido con los sueños en sus labios; cuando vinieron a decírmelo me desplomé sobre el viejo sillón, sentí despedazarse rocas en mi cabeza, han pasado 2 años y aún no lo creo a pesar de estar dejando lirios sobre su tumba.
    Como un velo sentí cubrirme de recuerdos, flotaba en ellos levitando incorpóreo, allí estaba tendido con sus mejillas sonrojadas aún.
    Partí a casa de la abuela a darle la infausta noticia, la recibió en silencio y con la mirada lejana, pérdida...La dejé sola; al cabo de una hora fui a buscarla y la sorprendí desde la ventana llorando, esperé se repusiera de ese intimo momento.
    Se habían separado hacía mucho tiempo nunca supe las razones, los únicos momentos que se saludaban y conversaban era cuando el abuelo un par de días a la semana me llevaba en mis vacaciones a pasarla con ella.
    En tiempos que vivían juntos, como disfrutaba pasar en el viñedo los días feriados en navidades, en los altos escolares, recorriendo el campo con el abuelo y sus ocurrentes historias y respuestas.
    La abuela insuperable cocinera , me mimaba con exquisitas preparaciones y almibarados postres,tartas, galletas.
    El abuelo era un hombre excepcional, sabía de todo, era un bohemio poeta, tocaba el piano, la guitarra, la armónica cantaba con bella voz y tenía un humor corrosivo cuando hacía falta.
    Un día al regresar de casa de la abuela le comenté, pues mantenían a través de mi un juego de mensajes, y le dije:


    -- Abuelo,la abuela me contó,que ella siempre había soñado casarse con un
    príncipe,y que un día buscando agua en el pozo,estaba un sapo que le habló, y asustada quiso escapar,y el sapo le dijo que no temiera,que si le daba un beso el sería su príncipe,y luego del beso apareciste tu.
    --¿Es verdad eso?
    --Si, lo que no te contó,es que ella iba a buscar agua en el pozo subida en una escoba.

    Eran días de ensueño, que deseaba no acabarán nunca, el tiempo de cosecha de la uva para elaborar el vino era una celebración, se llenaba el viñedo de hombres y mujeres de los viñedos cercanos y luego alternaban, al terminar iban al siguiente viñedo a la cosecha y asi colaboraban con este método que llamaban "trabajar por la mano" entre todos.
    Las uvas eran traídas y echadas al lagar y pisadas con los pies descalzos para exprimirlas sin romper los granos y sus jugos luego fermentarían para continuar el proceso que daría como resultado el delicioso vino.
    Se cantaba, se tocaba, mucho se comía y bebía y poco se dormía.
    Una noche tirados sobre la hierba de cara al cielo, vi pasar una luz y dije:

    --¿ Abuelo, esas luces que caminan en el cielo, que son?
    --Las llaman estrellas fugaces.
    --¡Estrellas fugaces!...¿y por que?
    --Porque parece que huyen.
    --¿Y de que?
    --Quizá de algún lucero que quiere atraparla y engullirsela, en realidad son meteoritos.
    --¿Meteoritos?
    --Si, fragmentos de piedras que vuelan por el espacio.
    --¿De donde vienen,abuelo?
    --De cualquier planeta,que niños traviesos nos lanzan.
    --Abuelo,quiere decir que cuando lanzo piedras caen allá.
    --Probablemente por eso las devuelven.
    --Abuelo,no me engañes,has tenido que pagar tres vidrios de ventanas rotas, y es de los vecinos,no de otro planeta.

    --¿Abuelo,es verdad que si uno les pide un deseo, se nos cumple?
    --Bueno,los deseos están dentro de ti ,y dependen del empeño que pongas en conseguirlos,sin embargo, pedirselos a las estrellas fugaces ayuda, siempre y cuando no te quedes esperando que ella sola te los cumpla,tienes que hacer el esfuerzo por ti mismo,entonces, solo así te los cumplirá.
    --Que complicado abuelo.
    --Es cierto...
    --Ahora, todos piden deseos para esto, para lo otro, y se olvidan del principal.
    --¿Cual abuelo?
    --Que no le vaya a caer a uno en la cabeza una piedra fugaz de esas.


    Al abuelo le gustaba catar el vino y a cada sorbo daba un discurso sobre sus bondades o sobre su mala calidad que era como si me hablara en arameo.

    --¿Abuelo,la abuela era bonita?
    --Linda, muy linda.
    --¿Y tu?
    --Feo, muy feo, feisimo.
    --Ya veo, ¿Y como se enamoró de ti, por tu dinero?
    --No, cosas de la mirada.
    _¿De tu mirada?
    --No, la de ella, recuerda que la abuela no ve bien.

    --¿Abuelo, cuando mama nació, tu estabas en la casa?
    --Si, pero tu abuela no.
    --¿No, y donde estaba?
    --En la maternidad.

    --Recuerdo cuando naciste, me puse muy contento.
    --¿ Y estabas en la casa ?
    --Si, pero tu mama no.
    --Claro, estaba en la maternidad.
    --No, en su casa.
    -- Estuve celebrando tres días seguidos.
    -- ¿ Y con quién ?
    -- Conmigo mismo.


    Ese era el abuelo con aguda inteligencia y un optimismo inigualable, nunca lo vi enfadarse, a todo sonreía y daba ocurrentes respuestas.


    --Abuelo, mi amiguito Carlitos,me dice que su abuelito Toto, le da muchos consejos para que sea un hombre de bien.
    --Y me parece correcto que lo haga.
    --¿ Tu no me podrías dar consejos?
    --A ver, no soy muy bueno dando consejos, sin embargo voy a atreverme a darte tres:
    --El primero, si eres un niño obediente, estudioso y generoso seras un hombre de bien.
    --El segundo,no hagas a los demas lo que no quieres que te hagan a ti y dale la mano al caido.
    --Y el tercero,cuando tengas edad de tener novia, y vayas a salir con ella a comer o a bailar o a una taberna,nunca invites a un amigo mas bonito que tu.
    --¿ Y eso por que, abuelo?
    --Porque te quita la novia y te pone a pagar la cuenta.
    --Verdad abuelo?
    --Claro.

    Siento su presencia en cada paso que doy, lo siento en el viñedo con su silencio darme la luz con la que soporto su ausencia, presiento su mano dándome consuelo y fortaleza en mis penas, lo siento habitar mi sangre, mi carne mis huesos, dormir en mi alma, sonreír en cada latido de mi corazón.
    ¡¡¡ El abuelo no ha muerto !!!



  2. [​IMG]

    El abuelo ha partido

    El abuelo ha partido, sereno, sosegado, ligero en la calidez de la noche, parecía estar dormido con los sueños en sus labios; cuando vinieron a decírmelo me desplomé sobre el viejo sillón, sentí despedazarse rocas en mi cabeza, han pasado 2 años y aún no lo creo a pesar de estar dejando lirios sobre su tumba.
    Como un velo sentí cubrirme de recuerdos, flotaba en ellos levitando incorpóreo, allí estaba tendido con sus mejillas sonrojadas aún.
    Partí a casa de la abuela a darle la infausta noticia, la recibió en silencio y con la mirada lejana, pérdida...La dejé sola; al cabo de una hora fui a buscarla y la sorprendí desde la ventana llorando, esperé se repusiera de ese intimo momento.
    Se habían separado hacía mucho tiempo nunca supe las razones, los únicos momentos que se saludaban y conversaban era cuando el abuelo un par de días a la semana me llevaba en mis vacaciones a pasarla con ella.
    En tiempos que vivían juntos, como disfrutaba pasar en el viñedo los días feriados en navidades, en los altos escolares, recorriendo el campo con el abuelo y sus ocurrentes historias y respuestas.
    La abuela insuperable cocinera , me mimaba con exquisitas preparaciones y almibarados postres,tartas, galletas.
    El abuelo era un hombre excepcional, sabía de todo, era un bohemio poeta, tocaba el piano, la guitarra, la armónica cantaba con bella voz y tenía un humor corrosivo cuando hacía falta.
    Un día al regresar de casa de la abuela le comenté, pues mantenían a través de mi un juego de mensajes, y le dije:


    -- Abuelo,la abuela me contó,que ella siempre había soñado casarse con un
    príncipe,y que un día buscando agua en el pozo,estaba un sapo que le habló, y asustada quiso escapar,y el sapo le dijo que no temiera,que si le daba un beso el sería su príncipe,y luego del beso apareciste tu.
    --¿Es verdad eso?
    --Si, lo que no te contó,es que ella iba a buscar agua en el pozo subida en una escoba.

    Eran días de ensueño, que deseaba no acabarán nunca, el tiempo de cosecha de la uva para elaborar el vino era una celebración, se llenaba el viñedo de hombres y mujeres de los viñedos cercanos y luego alternaban, al terminar iban al siguiente viñedo a la cosecha y asi colaboraban con este método que llamaban "trabajar por la mano" entre todos.
    Las uvas eran traídas y echadas al lagar y pisadas con los pies descalzos para exprimirlas sin romper los granos y sus jugos luego fermentarían para continuar el proceso que daría como resultado el delicioso vino.
    Se cantaba, se tocaba, mucho se comía y bebía y poco se dormía.
    Una noche tirados sobre la hierba de cara al cielo, vi pasar una luz y dije:

    --¿ Abuelo, esas luces que caminan en el cielo, que son?
    --Las llaman estrellas fugaces.
    --¡Estrellas fugaces!...¿y por que?
    --Porque parece que huyen.
    --¿Y de que?
    --Quizá de algún lucero que quiere atraparla y engullirsela, en realidad son meteoritos.
    --¿Meteoritos?
    --Si, fragmentos de piedras que vuelan por el espacio.
    --¿De donde vienen,abuelo?
    --De cualquier planeta,que niños traviesos nos lanzan.
    --Abuelo,quiere decir que cuando lanzo piedras caen allá.
    --Probablemente por eso las devuelven.
    --Abuelo,no me engañes,has tenido que pagar tres vidrios de ventanas rotas, y es de los vecinos,no de otro planeta.

    --¿Abuelo,es verdad que si uno les pide un deseo, se nos cumple?
    --Bueno,los deseos están dentro de ti ,y dependen del empeño que pongas en conseguirlos,sin embargo, pedirselos a las estrellas fugaces ayuda, siempre y cuando no te quedes esperando que ella sola te los cumpla,tienes que hacer el esfuerzo por ti mismo,entonces, solo así te los cumplirá.
    --Que complicado abuelo.
    --Es cierto...
    --Ahora, todos piden deseos para esto, para lo otro, y se olvidan del principal.
    --¿Cual abuelo?
    --Que no le vaya a caer a uno en la cabeza una piedra fugaz de esas.


    Al abuelo le gustaba catar el vino y a cada sorbo daba un discurso sobre sus bondades o sobre su mala calidad que era como si me hablara en arameo.

    --¿Abuelo,la abuela era bonita?
    --Linda, muy linda.
    --¿Y tu?
    --Feo, muy feo, feisimo.
    --Ya veo, ¿Y como se enamoró de ti, por tu dinero?
    --No, cosas de la mirada.
    _¿De tu mirada?
    --No, la de ella, recuerda que la abuela no ve bien.

    --¿Abuelo, cuando mama nació, tu estabas en la casa?
    --Si, pero tu abuela no.
    --¿No, y donde estaba?
    --En la maternidad.

    --Recuerdo cuando naciste, me puse muy contento.
    --¿ Y estabas en la casa ?
    --Si, pero tu mama no.
    --Claro, estaba en la maternidad.
    --No, en su casa.
    -- Estuve celebrando tres días seguidos.
    -- ¿ Y con quién ?
    -- Conmigo mismo.


    Ese era el abuelo con aguda inteligencia y un optimismo inigualable, nunca lo vi enfadarse, a todo sonreía y daba ocurrentes respuestas.


    --Abuelo, mi amiguito Carlitos,me dice que su abuelito Toto, le da muchos consejos para que sea un hombre de bien.
    --Y me parece correcto que lo haga.
    --¿ Tu no me podrías dar consejos?
    --A ver, no soy muy bueno dando consejos, sin embargo voy a atreverme a darte tres:
    --El primero, si eres un niño obediente, estudioso y generoso seras un hombre de bien.
    --El segundo,no hagas a los demas lo que no quieres que te hagan a ti y dale la mano al caido.
    --Y el tercero,cuando tengas edad de tener novia, y vayas a salir con ella a comer o a bailar o a una taberna,nunca invites a un amigo mas bonito que tu.
    --¿ Y eso por que, abuelo?
    --Porque te quita la novia y te pone a pagar la cuenta.
    --Verdad abuelo?
    --Claro.

    Siento su presencia en cada paso que doy, lo siento en el viñedo con su silencio darme la luz con la que soporto su ausencia, presiento su mano dándome consuelo y fortaleza en mis penas, lo siento habitar mi sangre, mi carne mis huesos, dormir en mi alma, sonreír en cada latido de mi corazón.
    ¡¡¡ El abuelo no ha muerto !!!



  3. [​IMG]

    Naufragio


    Habiendo sido polvo y flor naciente

    lo puro, transparente y perdurable
    se vuelve cual espina que inmutable
    te hiere aún siendo rosa, hondamente.

    Es vana la ilusión que sin cimiente
    guardada en un arcón invulnerable
    quererla revivir es impensable
    la herida se abriría cual poniente.

    Querer que muy lejano se ha marchado
    con rumbo a algún lugar desconocido
    si cierto nunca habríase alejado

    mejor es en el alma darle olvido,
    es sol que su claror no fué medrado
    y darlo cual naufragio ya perdido.
    Te gusta esto.
  4. [​IMG]

    Naufragio


    Habiendo sido polvo y flor naciente

    lo puro, transparente y perdurable
    se vuelve cual espina que inmutable
    te hiere aún siendo rosa, hondamente.

    Es vana la ilusión que sin cimiente
    guardada en un arcón invulnerable
    quererla revivir es impensable
    la herida se abriría cual poniente.

    Querer que muy lejano se ha marchado
    con rumbo a algún lugar desconocido
    si cierto nunca habríase alejado

    mejor es en el alma darle olvido,
    es sol que su claror no fué medrado
    y darlo cual naufragio ya perdido.
  5. Te gusta esto.


  6. [​IMG]

    Flor cautiva (Soneto)

    Sensible tierna flor que estás cautiva
    rendida a tus deseos silenciada
    de sueños y quereres vas colmada
    porqué razón te vuelves tan esquiva.

    Simulas con mirada cruel y altiva
    me hieres cual espada honda clavada
    te alejas y te pierdes en la nada
    dejando mi esperanza a la deriva.

    Intento vanamente darte alivio
    desprecias lo que tanto te he ofrecido
    el guía cierto y senda de tu trivio

    negándote me dejas tan derruido,
    pudiendo sostenerme en mi declivio
    me dejas y prefieres el olvido.
    A Fulgencio Cibertraker le gusta esto.
  7. [​IMG]

    Flor cautiva (Soneto)

    Sensible tierna flor que estás cautiva
    rendida a tus deseos silenciada
    de sueños y quereres vas colmada
    porqué razón te vuelves tan esquiva.

    Simulas con mirada cruel y altiva
    me hieres cual espada honda clavada
    te alejas y te pierdes en la nada
    dejando mi esperanza a la deriva.

    Intento vanamente darte alivio
    desprecias lo que tanto te he ofrecido
    el guía cierto y senda de tu trivio

    negándote me dejas tan derruido,
    pudiendo sostenerme en mi declivio
    me dejas y prefieres el olvido.
    A Maramin le gusta esto.
  8. [​IMG]

    Memorias de Luna

    Sobre los humedales herbajes
    espigan las aquilladas juncias
    en blandos tremedales
    donde abunda la turba
    y erguidos los esbeltos juncales
    se asoman con la pálida luna
    en aromadas noches
    cuando tu voz me pronuncia.

    Reflejan como cristales
    como espejos inagotables
    los destellos de la luna
    las imágenes siderales
    peregrinas y errabundas
    sobre aquietados mares
    sobre las inquietas dunas
    y deslumbran tus arenales
    en los inmensos silencios

    que en el vacio abundan.

    No se por qué en tus fraguas
    mi bronce no se funde
    ni se por qué son agrias
    mis lágrimas de salobre alumbre
    cuando brotan como rocas
    de aguas turbias y me hunden
    en los abismos insondables
    de tus ojos que confunden.

    En la memoria de la luna
    en sus clarores y destellos
    van guardadas una a una
    mis esperas y desvelos,
    cuando inciertos son tus pasos
    tus caminos y senderos
    borráronse tus rastros
    con las ráfagas de vientos
    y tus huellas se tatuaron
    en el sol de mis adentros.


    Ondulan las mareas
    y encarnados los ocasos
    envuelven a la luna
    de sedas y de rasos
    y aroman embedidos
    de lilas y bromelias
    los caminos selenitas
    que con desandados pasos
    mis anhelos desbordados
    con tus vahos al fin remedias.

    Someto con justo empeño

    con denuedo y sin temores
    rendirme a los rigores
    de tus severas sentencias,
    y en las brumas de tu ausencia
    mensajeras impalpables
    con mis palpitantes ecos
    implorar tu real presencia
    sin cambios ni destruecos
    entre nubes sus celajes.

























  9. [​IMG]

    Memorias de Luna

    Sobre los humedales herbajes
    espigan las aquilladas juncias
    en blandos tremedales
    donde abunda la turba
    y erguidos los esbeltos juncales
    se asoman con la pálida luna
    en aromadas noches
    cuando tu voz me pronuncia.

    Reflejan como cristales
    como espejos inagotables
    los destellos de la luna
    las imágenes siderales
    peregrinas y errabundas
    sobre aquietados mares
    sobre las inquietas dunas
    y deslumbran tus arenales
    en los inmensos silencios

    que en el vacio abundan.

    No se por qué en tus fraguas
    mi bronce no se funde
    ni se por qué son agrias
    mis lágrimas de salobre alumbre
    cuando brotan como rocas
    de aguas turbias y me hunden
    en los abismos insondables
    de tus ojos que confunden.

    En la memoria de la luna
    en sus clarores y destellos
    van guardadas una a una
    mis esperas y desvelos,
    cuando inciertos son tus pasos
    tus caminos y senderos
    borráronse tus rastros
    con las ráfagas de vientos
    y tus huellas se tatuaron
    en el sol de mis adentros.


    Ondulan las mareas
    y encarnados los ocasos
    envuelven a la luna
    de sedas y de rasos
    y aroman embedidos
    de lilas y bromelias
    los caminos selenitas
    que con desandados pasos
    mis anhelos desbordados
    con tus vahos al fin remedias.

    Someto con justo empeño

    con denuedo y sin temores
    rendirme a los rigores
    de tus severas sentencias,
    y en las brumas de tu ausencia
    mensajeras impalpables
    con mis palpitantes ecos
    implorar tu real presencia
    sin cambios ni destruecos
    entre nubes sus celajes.