1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]


MALCO
MANUEL LÓPEZ COSTA
©Todos los Derechos Reservados

Queda prohibida la reproducción total o parcial
de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.

http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138



Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Callejuela

    Que solitaria se ha vuelto la callejuela de arriba,
    ¡Que soledad tan fría envuelve su silencio !
    en sus enmohecidos tejados la tristeza estriba
    anidan las sombras en sus saledizos techos,
    ni la tenue luz de un farol agonizante
    ni un rumor de viento en la penumbra sombría
    desolada quietud que como alma penante
    vaga entre nieblas en las noches frías.

    El desamparo se escurre por sus raídas paredes
    el tiempo inclemente en su faz se ha aferrado
    fantasmas pululan atrapados en tus redes
    plena de espectros la callejuela ha quedado,
    y en cada rincón de sus casas vacías
    retumban los ecos de voces lejanas
    voces que habitan las soledades umbrías
    vagando dispersas en su antigua morada.

    ¿ Que fue lo que trajo este triste abandono,
    que fue lo que hizo tus espacios vacíos
    porque se apagaron tus luces vibrantes
    porque se secaron tus patios floridos?

    ¿Donde quedaron tus claros albores
    a donde se fue tu brisa aromada
    a donde se fueron las alegres veladas
    las tardes tranquilas remanso de amores?

    Y mi memoria recita cantos de lejanía
    recuerdos disueltos en los vados del tiempo
    acordes templados en sagrada ordalía
    tatuados al fuego con vital sentimiento,
    y se desploman como rocas, como cristal estallado
    el volver callejuela a tu lugar desolado
    y las lagrimas corren por mi rostro cansado.

    Y claras añoranzas de traviesas diversiones
    gozne encantado de los primeros amores
    caen a un fondo triste, mis desoladas emociones
    el encontrarte callejuela, perdida sin tus fulgores.






  2. [​IMG] [​IMG]
    Aurora de abril

    Serena quietud que me envuelves de tersas sedas cálidas
    y calmaste el intenso fuego que abrasaba mis desvelos
    volviendo mis pesares en quiescentes crisálidas
    entrego y someto a ti el destierro de mi desconsuelo.

    Porque si fui cautivo un día, de la corrosiva duda
    y andé el camino incierto, tras los pasos de su olvido
    hoy, retorno revivido de la honda fosa que casi fue tumba,
    cuando doblegado y vencido creí haberlo todo perdido.

    Y hoy mi aliento es fuerte soplo, tempestad de amor y brío
    robusto roble de frondosas ramas, raíz profunda en profundo silo
    viento de popa que hincha las velas, en el navegar del bravío navío
    caballero andante de caminar erguido, acerada espada de cortante filo.

    Y ya no retumban las distantes voces, que aturdían mi silencio umbrío
    ya sus ecos quedaron atrapados, en las cavernas del distante olvido
    y las burlescas sombras, presencias turbias, tormento impío,
    desvanecidas quedaron, vueltas vapores en el tiempo ido.

    Hoy volvieron los cantos, tañen campanas, se disipan tinieblas,
    son tiempos solaces, alumbrados caminos, encendidos fervores,
    arpegios de liras ,alejados temores, que a mi alma repueblas
    sueños prístinos, nocturnales fugaces de tiernos candores.

    Ondina vestal, Diosa sagrada,
    tangible mujer palpable y moldeable
    claror de mis noches, temblor en mis ansias
    deseo fébril con tu cuerpo deseable,
    albor refulgente de tibias mañanas
    has devuelto a mi alma el soplo vital
    sentir el rozar de tus labios de grana
    es morir y nacer en un palpitar.


    ©Todos los Derechos reservados.
  3. P E D R O P A L M A R



    DI MARACAIBO QUERIDO
    ------------------------------------------
    Di Maracaibo querido
    De tu batalla naval.
    De tu lago de cristal
    Y de tu jardín florido
    De aquello que por olvido
    Oficial se ha despojado:
    De su natural pasado
    De su fresco y su verdor,
    Y de su cálido sol
    Que hasta del sol se ha secado
    Di de tus bellas palmeras
    Y playa de pescadores
    Y de tus alrededores
    Tan exuberante que eran
    Di. de aquella azul esfera
    Que olímpica te cubría,
    Y di Maracaibo mía
    De tu pasado antañón
    Y dinos algo de Udón
    Tan lindo que te escribía
    Dí de todas esas cosa
    Y dinos de tu pasado;
    Y dinos cómo ha quedado
    El pueblo de Santa Rosa.
    Los Puertos , Villa Gloriosa
    De su batalla naval
    Y de lo heroico y social
    Que fueron tus Paraujanos;
    Y dinos pueblo Zuliano,
    De tu origen colonial
    Dinos a continuación
    Maracaibo, de tu infancia,
    Y dinos de la importancia
    Que tuvo al llegar Colón
    Y di como información
    En donde existe el Moján.
    Y dinos en dónde están
    Tus Paraujanos de plata.
    Y dinos por qué a piratas
    Heroicas glorias les dan

    PEDRO PALMAR . Nació en Maracaibo en 1924 . Decimista Paraujano, criado en el Moján (Estado Zulia), ha sido obrero de cantera, cortador de Manglares, pescador y comerciante, pero sobre todo un gran compositor de poemas, danzas ,gaitas, bambuco y décimas, que refleja la vida de la comunidad con sus problemas socio-económico. Ha sido nombrado Patrimonio Musical del Estado Zulia. Su poesía es de arraigo popular que se encuentra comprometida con los valores tradicionales. Don Pedro dice que Zulia fue fundado por Paraujanos.




    [​IMG]

    Mi Maracaibo Mia



























    [​IMG]


  4. P E D R O P A L M A R



    DI MARACAIBO QUERIDO
    ------------------------------------------
    Di Maracaibo querido
    De tu batalla naval.
    De tu lago de cristal
    Y de tu jardín florido
    De aquello que por olvido
    Oficial se ha despojado:
    De su natural pasado
    De su fresco y su verdor,
    Y de su cálido sol
    Que hasta del sol se ha secado
    Di de tus bellas palmeras
    Y playa de pescadores
    Y de tus alrededores
    Tan exuberante que eran
    Di. de aquella azul esfera
    Que olímpica te cubría,
    Y di Maracaibo mía
    De tu pasado antañón
    Y dinos algo de Udón
    Tan lindo que te escribía
    Dí de todas esas cosa
    Y dinos de tu pasado;
    Y dinos cómo ha quedado
    El pueblo de Santa Rosa.
    Los Puertos , Villa Gloriosa
    De su batalla naval
    Y de lo heroico y social
    Que fueron tus Paraujanos;
    Y dinos pueblo Zuliano,
    De tu origen colonial
    Dinos a continuación
    Maracaibo, de tu infancia,
    Y dinos de la importancia
    Que tuvo al llegar Colón
    Y di como información
    En donde existe el Moján.
    Y dinos en dónde están
    Tus Paraujanos de plata.
    Y dinos por qué a piratas
    Heroicas glorias les dan

    PEDRO PALMAR . Nació en Maracaibo en 1924 . Decimista Paraujano, criado en el Moján (Estado Zulia), ha sido obrero de cantera, cortador de Manglares, pescador y comerciante, pero sobre todo un gran compositor de poemas, danzas ,gaitas, bambuco y décimas, que refleja la vida de la comunidad con sus problemas socio-económico. Ha sido nombrado Patrimonio Musical del Estado Zulia. Su poesía es de arraigo popular que se encuentra comprometida con los valores tradicionales. Don Pedro dice que Zulia fue fundado por Paraujanos.




    [​IMG]

    Mi Maracaibo Mia



























    [​IMG]


  5. [​IMG]

    JESUS ROSARIO ORTEGA “CHEBOCHE”

    Compositor

    BIOGRAFIA

    Nació en Maracaibo el 14 de febrero de 1890, para convertirse en la voz de Santa Rosa, el autor de sus décimas en las que canta “…por querer cantar, sólo por naturaleza”. Y es que “Cheboche” se inspiraba en las aguas del lago, en el sol brillante, en la brisa suave y el marullo, pero fue también un ejemplo de la expresión de inconformidad del pueblo paraujano.

    Pescador, cazador de caimanes, cortador de mangle y carpintero fueron los oficios que ejerció, mientras su musa producía las más de quinientas décimas que se le atribuyen. De humor para chistes exagerados, llegó a los cien años de vida y junto a Giovanni Villalobos y su hermano, “El Indio” Miguel Ortega crearon el grupo Venezuela en Cuerdas y Canto y el Centro de Educación Popular de Santa Rosa, que hoy en día lleva su nombre y es considerado un gran ejemplo de autogestión de las comunidades.

    Jesús Rosario Ortega “Cheboche” dejo que Caracas, Santa Bárbara y otros parajes venezolanos se apropiaran de la sencilla sensibilidad de sus versos. Conocidos decimistas han cantado sus obras, y él junto a su hermano han sido declarados Patrimonio Musical del Estado Zulia, según decreto 13-A de la Gobernación del Estado, de fecha 23 de agosto de 1993. “Cheboche” falleció el 7 de enero de 1994, poco antes de cumplir 104 años de una vida de versos paraujanos.

    ********************************************* **************************************************
    ************************************************************




    JESÚS ROSARIOS ORTEGA " EL GRAN CHEVOCHE"

    CARTA A UN HERMANO

    (Décima)

    I
    Que te sucede cristiano
    Porqué te entregaís de lleno
    A beber que eso no es bueno
    Te lo aconseja un hermano
    Ya tu cuerpo no está sano
    Ya mostraís debilidad
    Haces de tu voluntad
    El poderte arrepentir
    A ver si podeís vivir
    Si quiera tres meses más

    II
    Sufro con resignación
    Si para mi no hay caricias
    Hoy mi única delicia
    Es cantar y beber ron
    He perdido la razón,
    La vista y la inteligencia
    Y creo que la paciencia
    También se me está acabando
    Porque yo de vez en cuando
    Cometo alguna imprudencia

    III
    Como es posible que vos
    Siendo de todos el menor
    Y que te tenga el alchol
    A una edad mayor que yo
    Que ya tengo ochenta y dos
    Años que vos lo sabéis
    Decime si es que teneís
    En realidad algún capricho
    Porque dejándote dicho
    Es mejor que te cuideís…

    JESÚS ROSARIO ORTEGA “CHEVOCHE”. Nació en Maracaibo en 1890 y murió en Maracaibo en 1994. Pescador y decimista, expresión de la comunidad de Santa Rosa, Décimas (versos que fueron cantados), a través del canto Paraujano, donde su inspiración del sol, agua y humor, expresó la inconformidad por el abandono oficial de su terruño, sus manglares, sus hombres y su lago. Pescador, cazador de caimanes, cortador de mangle y carpintero, fueron algunos de los oficios desempeñados por el decimista Paraujano, siempre presto para el chiste hiperbólico, mientras creaba cerca de 500 décimas que trasmitían el sentir de su pueblo.
    Se autodefinió en sus versos cuando decía

    Canto por querer cantar
    Sólo por naturaleza
    Porque no hay en mi cabeza
    Dos notas que deletrear.

    Con Giovanni Villalobos y su hermano el indio Miguel, hicieron surgir el grupo Venezuela en Cuerdas y Canto, así como también El Centro de Educación Popular ( CEP), que hoy lleva su nombre.

    ********************************* ******************************************
    ******************************************************************************






















    [​IMG]







    [​IMG]













  6. [​IMG]

    [​IMG]


    [​IMG]

    [​IMG]
    [​IMG]

    [​IMG]

    IMPROVISADORES ZULIANOS folclor popular




    IMPROVISADORES ZULIANOS
    Folclor popular

    Francisco Cano fue uno de los brillantes improvisadores populares, de aliento lírico y agudeza para hacer estrofas perfectas.
    Don Francisco Schmilinski, se encontraba en la Zulianita, ( sitio frecuentado por literatos y poetas del Maracaibo de ayer) de pronto vio que llegaba Francisco Cano, y al verlo lo invitó a una copa que Cano agradecido al tomarla dijo:

    ¿Drinky? Yes dice el inglés
    Y yo digo yes y drinky
    Por ser la primera vez
    Que bebo con Schmilinski.

    Entre aplausos y felicitaciones a Cano por ese verso, otro de los presentes le dijo a Cano; Si hacéis un verso que rime con indio, te regalo una botella de brandy, sin hacerse esperar mucho Cano contestó de esta manera:

    Bajo de un frondoso pindio,
    Es pino, me equivoqué,
    Pero así fue que encontré
    El consonante de indio.

    Antonio Briñez, hombre dotado de una capacidad asombrosa, para improvisar versos, aunque también componía Sonetos, siempre tenía el verso a flor de labios.
    Su hijo Jesús Bríñez Rodríguez, zapatero de profesión fue un inspirado poeta, que ganó certámenes y formó parte de los Cenáculos Literarios de su tiempo.
    Antonio Bríñez y Francisco Cano eran en esa época los bardos que gozaban de la popularidad y admiración del pueblo.

    Una vez Cano le pregunto en verso a Bríñez.

    Antonio quisiera verte
    Discernir en el instante,
    ¿Qué misterio hay importante
    Entre la vida y la muerte?

    Antonio Bríñez con su característica de profundizar en el verso le contesto.

    Entre la vida y la muerte
    Hay un asunto tan serio,
    Que no me alcanza el criterio
    Francisco pa”responderte.

    Otra vez Cano le dijo a Bríñez.

    Dime la razón cuál es
    Por qué el agua cuando sube
    Y se condensa en la nube
    Vuelve a caer otra vez.

    Y Bríñez de esta manera le dio la contestación.

    A la ley de gravedad
    Obedece su caída,
    Y así del cielo venida
    Es a todos caridad.

    Cierto día en que Bríñez se encontraba en su cotidiana labor, como vendedor de café molido, llegó a que un cliente, una de esas pulperías que solía visitar; El pulpero le dijo al oído “Esa señora que está ahí, es usurera, presta cinco a dar siete, hácele un verso”.

    Dios en el infierno mete
    El alma cuando se muera
    De la persona usurera
    Que presta cinco a dar siete.

    La señora airada le dijo, estáis equivocado, pues yo presto cinco a dar seis, Bríñez remató con esta estrofa.

    Tampoco te imagineis
    Que Dios del libro te borre,
    El mismo peligro corre
    Quién presta cinco a dar seis.

    VERSOS IMPROVISADO(Folclor Popular)

    Antonio cantá con calma
    No me cantéis tan veloz
    Para disputar la palma
    Del talento entre los dos

    FRANCISCO CANO

    Francisco, estoy en la edad
    De galana primavera,
    Y hago el verso de carrera
    Como la electricidad,
    Porque yo me estoy creyendo,
    Que si salgo caminando,
    El paso que vaya dando
    Son versos que voy haciendo

    ANTONIO BRIÑEZ

    Quién diablo se va a parar
    A cantar en mi presencia,
    Cuando navego en la ciencia
    Como falucho en el mar

    FRANCISCO CANO

    Muera la que a luz me dio
    Que salga el diablo y me asombre,
    Si en el mundo hubiese un hombre
    Que haga más versos que yo:
    Hay en el cerebro mío
    Un mundo lleno de versos,
    Que me salen sin esfuerzos,
    Como el desborde de un río

    ANTONIO BRIÑEZ

    Dios es el hombre más loco
    Siendo el mayor, el más santo
    Cuando a unos les da tanto
    Y a otros les da tan poco.

    FRANCISCO CANO

    Todo en el mundo declina,
    Todo su término tiene,
    Dios le da a quien le conviene
    La protección o la ruina

    ANTONIO BRÑEZ

    Entre los improvisadores y repentistas zulianos del verso popular, se destacan por su inteligencia chispéate y su fecunda inspiración, los maracuchos Francisco Cano y Antonio Briñez,el cabimense Narciso Perozo, el altagraciano Rafael Ávila (a) TITAN, los boburenses Juan Guerrero, Juan García…. Encontrándose Cano una vez en la Asamblea Legislativa del Zulia, que se instalaba en esos momentos, alguien le pregunto por que estaba allí, y Cano respondió

    Viendo la Legislatura
    Con nueve legisladores:
    Cinco jefes, tres doctores
    Y de presidente un cura

    En efecto. La Legislatura se componía en esa época de nueve diputados: cinco eran Generales, había tres Doctores, y el presidente era el Padre Francisco José Delgado

    A mi me llaman “Titán”
    En donde quiera que vaya,
    Porque yo soy la muralla
    Donde estalla el huracán

    Debe ser por garantía
    Que a mi me llaman” Titán
    Porque en la cabeza mía
    Hay el fuego de un volcán

    RAFAEL ÁVILA “Titán. Nació en los Puertos de Altagracia del estado Zulia en 1875 y murió en 1925. Fue Sepulturero durante 50 años, hombre de pueblo, apenas sabía escribir, pero con gran inspiración e ingenio. Habiendo fallecido un amigo de Titán, este se acerco al cadáver improvisó lo siguiente

    No sé por qué al morir
    Se pone el hombre tan serio;
    ¡Quien pudiera descubrir
    Ese sagrado misterio

    Pedíle a mi Dios con calma
    Que larga vida me dé
    Que yo en cambió, rezaré
    Oraciones por tu alma

    El poeta Udón Pérez visitó en una ocasión a Los Puertos de Altagracia y quiso conocer a Titán y al presentárselo, Udón le dijo que iba a hacerle una pregunta para que se la contestara enseguida.

    Aunque parezca profundo,
    Preguntártelo es preciso:
    ¿Decíme:quién hizo el mundo
    Y quién hizo al que lo hizo?

    Titán le contestó inmediatamente:

    Yo contesta te daré
    Pero no de todas dos
    Quien hizo al mundo fue Dios
    Quien a Dios no lo sé


  7. [​IMG]

    HESNOR RIVERA, Nació en Maracaibo 1928 y murió en Maracaibo . Fue Licenciado en letras( Luz) ,Periodista , profesor Universitario y escritor .utilizo el seudónimo de Diógenes fue un destacado poeta, fundo el grupo Apocalipsis, viaja por tierra a Chile a través de Colombia , Ecuador y Perú en distintos transportes y en diversas condiciones. En Chile inició estudios de filosofía y letras, se vinculó con los poetas de Mandrágora y sus experiencias surrealistas, fue cantante de bolero en El Farallón. Regreso a Maracaibo donde escribió Ciudad y Apocalipsis, emprendió nuevo viaje hacia Colombia donde en la casa de Juan Sánchez Peláez escribió en una sola noche su célebre poema Silvia el 23 de Enero de 1958 (Cuando en Venezuela sucedía un gran acontecimiento) , En el 1955 fundaría el grupo Apocalipsis con jóvenes poetas la mayoría estudiantes del liceo Baralt , que se reunían en el bar. Piel Roja. Llevaron en efecto la renovación de las letras en la ciudad, lo cual significó una ruptura con las tradición poética udonperiana, además ingresa como reportero el diario Panorama, viaja a París, Alemania. En 1964 decide estudiar en LUZ letras, donde al egresar quedo como profesor


    ********************************************************************* ********************************************

    RESPIRACION DE LA MEMORIA
    ---------------------------------------------

    No siempre suele empezar el tiempo
    Por unas hojas húmedas y unas palabras
    Recogidas en la soledad de un río inconstante

    Y es así como existen caminos
    Donde no es posible recordar
    Hacia dónde se quiso partir.
    Y es así como se anhela a veces
    Retener un pedazo de mar
    Con que orientarse en medio de la tierra.

    Todo podría entenderse alegremente.
    Todo podría estar frente a su justa sombra.

    Pero en las madrugadas donde hay estrellas todavía
    Y en los inmensos parques donde se queda el viento
    Como un hombre a quien sólo le resta esperar
    No cesan de existir naufragios.
    Que reparten espectros de ademanes turbios
    En torno del fuego y de la rosa más honda
    Por donde ansía respirar la memoria.

    Es inevitable entonces estar solo.
    Permitir que los sueños remonten la sangre
    Y hagan cantar o llorar continuamente
    Desde una ventana abierta hacia los árboles
    O en una sombra.

    Es inevitables sentirse andando lejos.

    Hasta que en una tierra
    A donde siempre se está llegando tarde
    Se abre y caiga el cansancio como una fruta ciega.
    Siempre el espacio empieza
    Por una lluvia que lo apaga todo


    TIMES SQUARE

    Recuerdo ahora desde el corazón
    Del miedo –desde el terror que logra
    Enmudecer como una niebla
    De palabras duramente aplicadas
    Contra la herida azul de nuestros labios
    -recuerdo nuestra larga infancia.

    He comprendido tarde ayer mañana
    Que sólo los rufianes –los sacrosantos
    Rufianes aman construir
    El misterio de las grandes ciudades.

    El resto son esas manos solas

    -la solapa semejante a las alas
    Del hielo del viejo violinista
    Que se ahoga en la luz de Times Square.
    En esa multitud y en medio de ella
    La indumentaria de la anciana en pena
    Que envejeció aquí mismo hace unas horas.

    Algunos rostros vuelan a lo largo
    Del cielo que comienza a pocos metros
    Por encima del odio –algunas bestias
    Hacen llover desde su piel con furia
    Entre los amantes que se buscan
    Sin esperanza alguna en algún parque.

    Hemos envejecido sólo en el secreto
    De nuestros sueños porque en lo profundo
    De ésta y de otras ciudades reconozco
    Como a un recuerdo que me llama de lejos
    A tu infancia – a tu sombra futura
    Lamentable y dulcemente infinita
    Como mi infancia y como aquella tierra
    Que nos aguarda para que sembremos
    Con nuestros huesos nuestro miedo un día.


    ROSARIO A LOS CORRUPTOS

    Cuando uno ha nacido en medio de una dictadura ya antigua
    Y creció entre gentes poseídas por la ferrea voluntad
    De volverse monstruosamente ricas a como dé lugar
    Hay que preguntarse ¿es que vas a morir alma de dios
    Pobre diablo creyendo todavía en las volteretas mágicas
    Del azar y en su combinaciónes de payaso de aldea?

    Es ahora cuando te percatas de que por andar leyendo
    En la relación cambiante de los seres y las cosas
    Los libros que jamás se escribieron no aprendiste a contar.
    No te diste cuenta de la red de arquitecturas aéreas
    Que tejían con sus dedos de virgen las delicadas computadoras
    Ni de las apasionadas maneras con que los banqueros
    Hablan sobre saldos y cámaras de compensación y encajes
    Para referirse no a la moral del oro de sus maquinaciones
    Alquímicas sino a las garras de la ruina cada vez
    Más siniestra que le comen el corazón y el hígado
    A los bienaventurados perdidos en los pliegues de tu propia miseria.

    Es ahora cuando te percatas de que tu memoria
    Está llena de animales que desaparecieron. De doncellas
    Con alas de tela transparente aniquiladas por la lepra
    Del llanto mientras esperaban al héroe que se debatía
    Contra los fantasmas de los primeros diluvios.

    Perdiste el tiempo consultando la letra menudita
    Que está al pie de la página de cada piedra. De cada
    Puerta doméstica concebida para asentar historias
    De padres y de hijos que jamás se conocen y de novias
    Que recitan cántigas para los desafueron del forastero sin alma.
    Consultando en fin los índices de las hojas y las flores del árbol
    Por entre cuyas ramas asoman sus cabezas los astros.

    Entre tanto la ciudad ya había amamantado a otros héroes.
    Por tus ciudades nativas ya Rosario –por ejemplo-
    Exihibía la noche artificial de sus ojos y su cabellera
    De bailarina gitana mientras improvisaba la gestas
    En forma de almanaque de los caballeros corruptos.


    Si tú te entretenías y habías envejecido tratando
    De descifrar la significación de las manchas de petróleo
    En tu pantalones de caqui ¿cómo podías aspirar
    A comprender el brillo heroico de las uñas de Rosario
    Más enceguecedor que el de los diamantes robados?
    ¿Cómo pretendías comprender la dimensión patriótica
    Del jet set y las batallas libradas en sus arenas
    Por la pobre Leonor –la heroína abroquelada en sus trajes
    Del color del dólar? ¿Ni la demencia impagable
    Con que rubricó sus mejores hazañas la princesa Carmen
    -la loca de la líbido caída? ¿Ni los trabajos
    Y las penas del escudero negro doblegado sobre el peso creciente
    De su patrimonio estimado justo en un ciento de millones sonantes?

    Y ahora resulta que además de haber sido estafado
    Corres el mortificante riesgo de que se te declare culpable
    -de que se te maldiga para siempre si es que intentas
    Levantar el dedo de la acusación contra los ladrones
    De la mesa redonda- la misma de firmar falsos créditos.
    Pagos y comisiones por obras y diligencias públicas ni siquiera
    Iniciadas. Viáticos por viajes que jamás se emprendieron.
    Jubilaciones copiosas por enfermedades y defunciones apócrifas.

    Todo esto te ocurre y te seguirá fatalmente ocurriendo
    Por haber nacido como naciste. Por haber crecido por obra
    Y gracia del azar y de la providencia todavía amados.
    Y sobre todo por que envejeciste y estás a punto de morirte
    Sin haber comprendido la embriaguez sagrada de los hippies.
    Ni el estructuralismo ni la semiótica ni los trucos
    Horripilantes de la alienación y la sociedad de consumo.
    Ni las encuestas ni la cultura de masas y el feminismo y los blue jeans.

    Ahora no es que debas resignarte pero al menos tendrás
    Que morderte la lengua mientras ves a la heroína Rosario y sus huestes
    Fabricarse estatuas por haber convertido –mediante técnicas
    Contables extraídas de los modernos arcanos- a la formas
    Más vulgares del crimen en modelos de honradez sin soslayos
    -en paradigma invulnerable de honorabilidad ciudadana
    Incluido el fabuloda prodigio de transformar en algo útil
    La locura ajena poniédola al servicio de la esta perfecta.

    Perdiste el tiempo y en este instante en que ves a la nación
    Dando brincos como un pájaro al que acaban de robarle las alas
    Tendrás que poner a tono con la època al menos
    Lo que te resta de muerte bebiendo a grandes sorbos
    Las porquerías exigidas por la sobrevivencia si es que quieres
    Asistir a la epifanía de los brujos del porvenir inmediato.

    PRESENTE INDEFINIDO

    Te encontraré ayer tarde
    Seguramente Tú te hayas perdido
    Ahora el porvenir contemplando
    El vuelo del águila dorada.
    Tú habrás estado siempre
    Inmóvil en el centro del día
    De aquel año lejano
    En que nos separamos sin darnos
    Cuenta –siquiera
    Percatarnos allí mismo
    De lo que ocurriá y todavía ocurre.
    De lo que aún perseguimos
    Hollando la arena de un tiempo
    Malgastado miserablemente
    Por saborear los más vivos instantes
    De una existencia
    Que no transitamos nunca.
    El pasado por simple puede
    Que exista pero sólo
    Como un área y una atmósfera
    Donde apenas crece la espera.
    Donde cada quien es el mártir
    De sus propias alucinaciones
    Y declina y conjuga los hechos
    Según el giro de sus hábitos
    -según la controversia
    De sus delicadas memorias
    Siempre creadas y sobrealimentadas
    Con sustancias fantásticas
    Para que se multipliquen
    Con voracidades indigenas.
    Volveré a verte
    Y será de nuevo ayer.
    Y te he perdido porque ahora
    Es mañana.Y es allí justamente
    En ese bosque de los insomnios donde
    Las palabras intercambian las frondas
    De sus significados absurdos
    Donde pierden su brillo
    Y se bifurcan las sendas
    De los astros del comienzo.
    Donde los recuerdos cobran
    Las apariencias de las profecías
    Sobre el final de los combates
    Entre el amor y la muerte.
    Es allí justamente donde estamos.
    Donde nuestros desengaños
    Son simples como el pasado
    Que de pronto se volverá de espaldas
    Para que podamos
    Hace mucho encontrarnos.

    Futuro pluscuamperfecto

    El futuro no existe.
    Lo ínventaron los gramáticos
    Que padecieron más hambres
    Durante su permanencia
    Por lo común muy larga
    Bajo la superficie del mundo.
    El futuro sólo existe
    Cuando le quita el puesto
    Al pasado vivido muchas veces
    Pero que desconocemos
    Casi siempre a diario.
    Por eso
    Nada puedo prometerte
    Visión mía –sombra amada
    Que encontré y perdí tantas veces.
    Que contemplé días tras días a fondo
    Pero en el laberito de las
    Noches más clara.
    Por eso
    Todo cuanto te digo lo invento
    A expensas de mi propia
    Destrucción propiciada ahora
    Y a cada instante por los sentidos
    Cuando se interfiere
    Y se entredesgarran – cuando luchan
    Por beber en el ánfora
    Del más bello desorden.
    Si alcanzo a recordar el tiempo
    De nuestra vida próxima
    Resulta que en realidad somos otros.
    Dos desconocidos que simpatizan
    Desoladamente, y se tocan
    Hasta el extravío
    En el traspatio
    De una soledad que nos borra
    Furiosamente los rostros.
    Es entonces cuando tú me llamas
    Con el nombre de cualquier objeto.
    Y me dices fuego noctámbulo –navío
    Para un solo viaje. Pájaro
    De las alas impropias. Signo
    De la intemperie sombría.
    El futuro no existe.
    Lo inventamos nosotros
    Sin siquiera conocer
    La O por lo redondo
    Pero conociéndonos a tientas
    Siempre con el hambre o con la sed
    De los sentidos revueltos
    -conociendonos en fin o apenas
    El infinito y el tiempo
    Cosas tan prácticas como
    Donde los nombres se apagan
    Donde desaparecen de pronto
    Más libre que los pedazos
    Las palabras para reaparecer
    De nuestro amor siempre nuevo.




  8. Andrés Bello [​IMG]

    Andrés de Jesús María y José Bello López (Caracas, 29 de noviembre de 1781-Santiago, 15 de octubre de 1865) fue un polímata venezolano quien a la vez fue filósofo, poeta, traductor, filólogo, ensayista, educador, político y diplomático. Considerado como uno de los humanistas más importantes de América, contribuyó en innumerables campos del conocimiento.


    En Caracas, fue maestro por un corto periodo de Simón Bolívar y participó en el proceso que llevó a la independencia venezolana. Como parte del bando revolucionario integró, conjuntamente con Luis López Méndez y Simón Bolívar, la primera misión diplomática a Londres, donde residió entre 1810 y 1829.


    En 1829 embarcó junto con su familia hacia Chile, contratado por el gobierno de dicho país, donde desarrolló grandes obras en el campo del derecho y las humanidades. En Santiago alcanzó a desempeñar cargos como senador y profesor, además de dirigir diversos periódicos locales. Como jurista, fue el principal impulsor y redactor del Código Civil, una de las obras jurídicas americanas más novedosas e influyentes de su época. Bajo su inspiración y con su decisivo apoyo, en 1842 se creó la Universidad de Chile, institución de la que se convirtió en su primer rector por más de dos décadas.1 Entre sus principales obras literarias, se encuentran Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos, Principios del derecho de gentes, el poema «Silva a la agricultura de la zona tórrida» y Resumen de la Historia de Venezuela.


    Índice


    Datos biográficos
    Caracas (1781-1810)
    Nació en Caracas (Venezuela) el 29 de noviembre de 1781 como hijo primogénito de Bartolomé Bello, abogado y fiscal (1758-1804), y de Ana Antonia López. En su ciudad natal, cursó las primeras letras en la academia de Ramón Vanlonsten. Leyó los clásicos del siglo de oro, y desde muy joven frecuentó el Convento de Las Mercedes, donde aprendió latín de manos del padre Cristóbal de Quesada, a cuya muerte en 1796 Bello tradujo el libro V de la Eneida.2


    En 1797 comenzó estudios en la Real y Pontificia Universidad de Caracas, donde se graduó de bachiller en artes el 14 de junio de 1800. Ese mismo año, antes de graduarse, recibió en Caracas al naturalista alemán Alexander von Humboldt y a su compañero, Aimé Bonpland, y los acompañó a escalar y explorar

    Información personal

    Nombre de nacimiento Andrés de Jesús María y José Bello López

    Nacimiento 29 de noviembre de 1781
    [​IMG] Caracas, Capitanía General de Venezuela

    Fallecimiento 15 de octubre de 1865 (83 años)
    [​IMG] Santiago, Chile

    Residencia Santiago de Chile

    Nacionalidad Venezolana
    Chilena

    Ciudadanía Chilena

    Lengua materna Español

    Religión Católica

    Familia

    Padres Bartolomé Bello
    Ana Antonia López


    Cónyuge Mary Ann Boyland (1794-1821)
    Elizabeth Antonia Dunn (1824-1865)

    Educación

    Alma máter Real y Pontificia Universidad de Caracas

    Información profesional

    Ocupación filósofo, poeta, filólogo, educador y jurista

    Género Neoclasicismo

    Obras notables Código Civil de Chile

    Firma [​IMG]

    [editar datos en Wikidata]


  9. [​IMG]

    Partiré


    Partiré,
    disuelto en la nevizca
    bordeando el infortunio
    convertido en plenilunio
    en tus labios de morisca.

    Partiré,
    sin equipaje
    en la sombra clandestino
    por intuitivo camino
    con desnudo ropaje,
    al encuentro irremediable
    entre zarzas y entre abrojos
    por espacios insondables
    en las fronteras de tus ojos.

    Partiré,
    cual extraviado errabundo
    en tren imaginario
    sin rumbo y sin horario
    por alejados mundos,
    y en la selva de las sombras
    de árboles delirantes
    en el boscaje fragante
    de los musgos de tu boca,
    volverme polvo de roca
    en tus labios provocantes.

    En las tardes pendulares
    del vaivén de tus caderas
    en sus raizales de manglares
    cual fatal enredadera,
    apresado en sus ramajes
    alma mía que no diera.

    Habitar las tempestades
    de tus impetuosos mares
    y de cantos y saudades
    entre místicos danzares,
    recorrer con lentos pasos
    las ondas crepusculares
    de tu cuerpo inmarcesible
    y calmando mis ansiares
    en espumas convertirme.






    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
  10. [​IMG]

    Cada momento...Cada olvido

    Tardíos fueron los marchitos encuentros,
    delgados hilos rotos,

    presumibles ausencias solitarias
    dejadas en la nocturna soledad de un puerto,
    escoriadas en una abandonada barca
    con fríos de piedras y espumas
    en salobres aguas.

    Laberintos de esperanzas lejanas,
    inalcanzables,
    ecos sostenidos con débiles sollozos
    en tiempos perdidos,
    temporal de vientos iracundos
    atados a moribundos ocasos,
    existencias renacidas de polvos desconocidos.

    Silencios ancestrales de mudas voces,
    gritos ahogados en los mares,
    precipios inacabables
    cimas del desespero,
    en cada momento del olvido.

    Voces que ni se acallan ni mitigan
    las ausencias que retornan
    en señales convertidas,
    señales de borrascas
    de inexpresivos rostros,
    desmemorias permanentes
    habitando en la nada.

    Sombras silenciosas
    cargadas de temores,
    visiones penumbrosas
    de espejos partidos,
    ramajes retorcidos
    gravitando en el tiempo,
    en cada momento...
    en cada olvido.


  11. [​IMG]

    En el envés de la tarde

    Llegó,
    entre remansos húmedos de lejanía
    con rumores dispersos,
    con pasos de ausencia,
    intangible,
    transparente,
    con la transparencia del viento,
    en danza de ritual pirámide
    de lumbres encendidas,
    entre sombras envueltas de silencio
    con la mirada pérdida.

    Llegó,
    en tarde llovediza
    cercana al ocaso,
    de bermejos soles prendida,
    inquieta y temblorosa
    con la lluvia en sus ojos,
    ajena al tiempo,

    incorpórea silueta ligera,
    de añiles reflejada.

    Llegó,
    con los aromas de idas primaveras,
    entornada de azahares y espliegos
    en la vastedad callada que la habita,
    en el infortunio inconcluso
    que falta por llegar,
    arremansada en la voz palpitante
    de los grebanos de la inocencia,
    en la primera vez inolvidable.

    Partió,
    con el signo inevitable del olvido,
    con los pies descalzos
    y pisadas en majuelos silvestres,
    dejando los blancos y fraganciosos corimbos
    enredados en el recuerdo.

    Partió,
    presurosa en suspenso diluida,
    volátil y fragmentada
    en el envés de la tarde,
    refugiada, entre cancelas de versos,
    para no volver.









    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
    A selenschek manfred le gusta esto.
  12. [​IMG]

    Tu partida (Endecasilabos)

    En noches de silencios minerales
    de sombras asomadas al desvelo
    turbaron mi quietud con desconsuelo
    tus ecos cual reflejos abismales.

    Tu ausencia fue camino de marjales
    la espera es un lejano inquieto anhelo
    llenóse toda mi alma de recelo
    la siento como frágiles cristales.

    Partiste con ingrata indiferencia
    tus huellas se perdieron en la nada
    tu adiós hundió el puñal de la inclemencia

    con el desdén glacial de tu mirada
    se fueron los pesares de tu ausencia
    iluminando mi alma desolada.


    http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138/