1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]


MALCO
MANUEL LÓPEZ COSTA
©Todos los Derechos Reservados

Queda prohibida la reproducción total o parcial
de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.

http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138



Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño












  1. [​IMG]

    Invisible

    Habitante solitaria en el silencio de la nada
    invisible, impalpable su nombre de rara piedra
    envùelvenme cual ropaje de enredada hiedra
    los pulsares latentes de su luz constelada,
    hùmida arena de sùtil ventisca
    canto celeste de lira pulsada
    con acordes fugaces de la alborada
    gasa de tersa seda, rocìo y nevisca.

    Roca de acerada hechura,
    fraguada con fuego vulcano
    solar sòsten de tiempos canos
    lumbre serena en la espesura,
    atracciòn metàlica que me alcanza
    y de densa niebla el sendero cubre
    con fugaces notas de la esperanza
    mi fràgil fuerza de temor sucumbe.

    Hòrrido invierno de impetuoso brìo
    vuelve a la gruta del lugar umbrìo
    donde penan las almas con gèlido frio
    cuando sufren desprecios y no encuentran avìo
    y caen al fondo del abismo sombrio





































  2. +




  3. [​IMG]

    Ha madurado su vino (Soneto)

    Temblaba con rubor la incauta niña
    al ver su desnudez de flor henchida
    llenóse de temor y confundida
    de lumbres se plenó su piel armiña.

    Lloró por no saber que se desniña
    creyó desfallecer y así afligida
    la madre le miraba conmovida
    en tanto que su cuerpo lo escudriña.

    No temas es hermoso lo ocurrido
    es tiempo de tu cuerpo florecer
    su vino madurado fue ofrecido

    y anuncia que te has vuelto ya mujer,
    de luz tu ingenuo rostro se ha encendido
    de espigas brotará tu renacer.
  4. [​IMG]

    Ha madurado su vino (Soneto)

    Temblaba con rubor la incauta niña
    al ver su desnudez de flor henchida
    llenóse de temor y confundida
    de lumbres se plenó su piel armiña.

    Lloró por no saber que se desniña
    creyó desfallecer y así afligida
    la madre le miraba conmovida
    en tanto que su cuerpo lo escudriña.

    No temas es hermoso lo ocurrido
    es tiempo de tu cuerpo florecer
    su vino madurado fue ofrecido

    y anuncia que te has vuelto ya mujer,
    de luz tu ingenuo rostro se ha encendido
    de espigas brotará tu renacer.