1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño

  1. [​IMG]
    Somos las escamas de la tierra,
    el rugido del mar
    una gota de saliva una ola
    somos aire, arena y sol
    todo eso y más
    somos juntos nosotros dos.

    Somos nuestros nombres
    adheridos a los labios
    en un beso interminable.
    Yo te pronuncio y tú
    me pronuncias
    para encontrarnos
    entre tantas letras
    con que otros
    se van llamando.

    Somos un retazo de cielo,
    una semilla
    un cascabel,
    una sonrisa.

    Somos esos dos
    que andan por ahí,
    buscándose siempre
    con el alma desnuda
    para no perderse,
    entre tanta piel
    y tanta gente.
    A ERNI J A, Annya, Juan Ignacio Clavero y 2 otros les gusta esto.
  2. A Emp le gusta esto.
  3. A Víctor Mileo y Emp les gusta esto.
  4. A Emp le gusta esto.
  5. A Agus Mcpoets y Enrique Osorio les gusta esto.

  6. [​IMG]
    Las mañanas grises son el cabello
    ceniciento de un Dios.
    Es el día envejecido aún recién nacido.

    Las mañanas grises son la promesa cierta
    del aire a las flores, de toda el agua,
    a cambio de su belleza.

    Las mañanas grises son heridas del cielo
    por donde se cuela la luz de otros albores
    y que dejan entrever sus cicatrices abiertas.

    Las mañanas grises contagian en la gente
    el gesto de quien ha perdido la ilusión
    de que hoy sea un día mejor.

    Las mañanas grises para mí son excelentes
    para dejarlas así o hacer llover de repente,
    pues en el papel la que manda soy yo.


    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
    [​IMG]
  7. [​IMG]

    Una mujer en carne viva
    se vuelve de agua y miel
    al saber que tú la miras.

    La brisa de su boca
    se desliza entre tus hojas
    desde la copa a la raíz.

    Desemboca toda ella
    en la playa donde
    yaces tú.

    Hay huellas en la blancura
    donde posa sus labios
    al decir,

    y hay otras rojo carmín
    cuando te roza
    con sus labios así.
    A Víctor Mileo le gusta esto.
  8. [​IMG]
    Rumor de hojas que te invitaban a quererme.
    Huele todo a madera y pino pintados de verde.
    Era primavera y sin embargo hacía frío allá
    Lo recordás?

    Tantas horas pasajeras después de ésas,
    y sin embargo hoy se instalaron en mi mente
    como una ráfaga que entra por una ventana
    así de repente.

    No necesité este cuerpo para volver, me fuí así
    en alma viva a buscar de nuevo ese lugar
    y allí estábas vos, allí estaba yo y este amor
    indemne.

    Se volvió de agua mi alma y con voz de río
    susurré a los cuatro vientos que eran míos
    esos momentos y que nunca dejaría
    de quererte.

    Corteza y hojas, perfume a rosas traigo,
    las llamas del tiempo encendiendo mis dedos
    y estas ganas de besarte,
    siempre.

    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
  9. [​IMG]
    Con mi imaginación y tus manos
    el cielo puede ser menos inmenso
    que lo nuestro.

    Con lo que yo invento y tu boca
    podemos tejer con hilos de saliva,
    el universo de nuevo.

    Con lo que yo pienso y tu cuerpo
    todo lo imposible,
    puede ser cierto.

    Con mi deseo suelto tú déjate llevar
    y sabrás porqué una hoja al viento,
    aprende a volar.
    A Víctor Mileo y Alonso Vicent les gusta esto.

  10. [​IMG]
    Tan universal y tan íntima como un beso,
    tan húmeda entre sus recovecos
    y en sus lineas sinuosas, hermosa,
    como una mujer cualquiera.

    Así de única y auténtica debe ser:
    con ocres o verdes praderas,
    amaneciendo entre valles
    o sobre tu calle, anochecer.


    Tan delgada como una lanza
    y certera como una flecha,
    que parta en dos el universo:
    el de las manos que la escriben
    y el de los ojos que la aprovechan.

    Azules pueden ser las letras,
    o negras o violetas
    pero la sangre que fluye que sea
    de la misma vertiente, siempre.

    Así quiero que sea mi poesía y la tuya,
    cuendo te encuentro,bajo la sombra
    de estos árboles nuestros.


    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
    A Dialmar y Víctor Mileo les gusta esto.

  11. [​IMG]
    Tu mundo es el legado
    de nuestros pensamientos,
    con tantas locuras como aciertos.

    Te recito el mundo de nuevo
    como si fuera el abecedario.
    Tú me miras
    con preguntas en los labios
    y los ojos bien abiertos.

    Te señalo con el dedo
    a los que estuvieron antes,
    en imágen de papel,
    y los que aparecen hoy
    en pantallas led.

    Quiero que sepas discernir,
    entre heroes y fantoches,
    profetas o falsos mesías
    tal como distigues
    los días de sus noches.

    Mira que a mí aún me cuesta
    pero la osadía de crear
    me acerca al latido de este planeta,
    que me muestra sus heridas,
    en las letras.

    Tienes una década y tres años
    con sus días y sus noches de vida
    y me miras...
    Eres sabio hijo
    dime cómo es,
    pues a mi se me olvida...




    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
    A Emp, YANCO y Víctor Mileo les gusta esto.
  12. [​IMG]
    Tengo en los labios un adiós

    el rocío de la flor

    una gota por caer

    por si acaso tú, amor

    decidieras dejar

    el tiempo de los dos

    en el olvido.


    Tengo en mi pecho adioses

    reposando como piedras

    en el lecho de algún rio

    que seguirían, si te fueras

    el recorrido de tu afluente

    hasta terminar en un hilo de voz

    en un ruego, para que te quedes.


    Tengo reservadas las lágrimas

    para llorarlas todas si me dijeras

    que ya no me quieres,

    para ahogar bajo mi propia agua

    todo el dolor de perderte.


    Tengo estos versos florecidos

    con la humedad de mi saliva,

    arráncame de a una las palabras

    y quédate con mi adiós apretado

    entre los dientes.


    Bésame para que encuentres

    en mi boca,

    la desembocadura de tu río

    y quédate como siempre,

    a la orilla de mi cuerpo

    a consumir las horas

    y a tornar las despedidas,

    sólo cenizas del tiempo.

    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
  13. [​IMG]


    Soy una mujer.

    Un manantial:

    la fuente de

    tus deseos.

    Tú pide y

    y yo concedo.


    Soy una mujer

    y un árbol de

    frondosas ramas

    con flores de

    seda en los dedos.


    Soy una mujer

    con un cascabel

    en los labios que

    cuando ríe, suena.


    Soy una mujer:

    soy la tierra

    y el aire necesarios

    para que tú puedas

    ser raíz.
    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
  14. [​IMG]
    Deseo...

    Descalza andar la tierra
    y sentir en la piel como
    se encrespa su verde pelaje
    cada vez que hundo
    los pies en la hierba.

    Después recostarme
    en ese lecho
    improvisado por la brisa
    de hojas y semillas,
    a ver en tu cara florecer sonrisas.

    Contar las estrellas como
    si se pudiera
    y quererte
    y que me quieras.

    [​IMG] [​IMG] [​IMG]
    A Víctor Mileo, danimub, Eratalia y 4 otros les gusta esto.