1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. En esta tarde alegre juguetean
    espumas de algodón por la ribera,
    y en las ondas del río parpadean
    embriones de semilla. Es primavera.
    Fresco el olmo, cobija a un caminante
    perdido entre las sendas de Castilla,
    -los trigos amarillean-
    y en su vuelo africano, la abubilla.
    La codorniz tempranera
    tras la sombra de un majano
    buscando a su compañera,
    pal-pa-lá, pal-pa-lá, reclama huera
    y anuncia un celo temprano.
    Carrizales y alamedas
    y el Tarayal que navega
    como un palito en el mar...
    Y el espeso matorral
    que va anegando la vega.
    Los augustos tomillares
    -palomas y palomares-
    tras la centenaria encina
    donde duerme la colina
    en sus secos espartales.
    Dormita ya la tarde en los bancales
    y la noche cerrada está de luto;
    luciérnagas de luz con su fanales
    alumbran como un faro diminuto
    ese charol de los grillos. Y en la era
    lamparas de primavera
    alumbran los cereales.
    Era una tarde alegre, y juguetean
    silencios de algodón por la ribera....
    A Bernardo de Valbuena y NUBE ATARDECER les gusta esto.
  2. Busco en la brevedad y el acomodo
    un lector que interprete mi lectura
    discernir que si es breve la escritura
    puede encerrar belleza pese a todo


    El esteta expondrá de cualquier modo
    que es mejor someterse a la tortura
    con un poema extenso, y si me apura,
    escrito en blanco y negro como el Nodo.

    Poesía en la gracia de un cuarteto
    con la humilde palabra siempre brilla
    definiendo el mensaje del poeta.

    Otras veces en cambio un mal soneto
    su martirio nos deja en la cuartilla
    con una arquitectura que se agrieta.
  3. Fue Violante quien puso en el aprieto
    (a Don Lope de Vega rememoro)
    que el hispánico vate lució el oro
    y al instante escribió un sutil soneto.


    ¡Qué les puedo decir! si no hay secreto,
    las ausencias brillantes de este foro
    nos dejaron sin alma y sin aforo.
    Solo queda la rima por decreto.


    Confundir predicado con sujeto
    no es materia venial si como un loro
    se repite y nos deja en mal aprieto.

    Ya me callo y al cabo del terceto
    evito la asonancia con decoro
    no me tilden la cosa de panfleto.
    A Bernardo de Valbuena le gusta esto.
  4. Catorce versos dicen que es soneto
    escritos con su rima consonante
    así le dijo Lope a aquel Violante
    cuando quiso ponerlo en el aprieto.

    Llaman pies al inicio del cuarteto
    dos estrofas que brillan por delante
    y no fuerzo la rima en el instante
    que acabaré las vueltas del terceto.

    Definido el carácter del asunto
    esperando aclarar alguna duda
    yo seguiré escribiendo Dios mediante.

    La pregunta siguiente es cojonuda
    no se piensen que soy algo pedante:
    ¿habré escrito un soneto? me pregunto.
    A Anamer le gusta esto.
  5. El miedo que se esconde tras la puerta
    temiendo al infortunio del mañana,
    me tiene prisionero en la ventana
    en el trasluz de una ilusión incierta.


    Este Madrid ayer ciudad abierta,
    hoy se encierra en dolor y se desgrana
    en un río de penas donde mana
    el infierno y la Villa está desierta.


    Resistiré es un himno improvisado
    que besa tras los límpidos cristales
    todo un afán de amor y primaveras


    para dejar de gratitud sembrado
    el frente que por calles y hospitales
    sus héroes defienden en trincheras.
  6. De un olmo gris ceniciento,
    y con la corteza parda,
    gimen hojas, mece el viento
    que en su vejez se resguarda.


    Y en un barbecho arropado
    de verde, naciente el trigo,
    brota un verso de Machado
    como pan para el mendigo.


    Llora de luto el Calvario
    de Soria, que no te olvida,
    y del olmo centenario
    sangra profunda una herida.


    En el patio de una escuela
    los niños al pilla-pilla
    entonan su cantinela
    a esos campos de Castilla.
  7. Recuerdo los olores de la casa,
    cuanto pude aprender en sus rodillas
    y el tic-tac del reloj, y las cuartillas
    ser tan escasas como la olla escasa.

    Acontece la vida, el tiempo pasa:
    de su pluma me quedan las cosquillas.
    Sus caricias las guardo en las mejillas
    que en mi viejo armazón el beso abrasa.

    Y el aroma tranquilo del habano,
    y el aro de aquel humo blanquecino
    deshecho si mi mano lo alcanzaba.

    Y el café tembloroso de su mano
    sin azúcar, pues él me lo guardaba
    en su traje de paño mortecino.
    A Anamer y Bernardo de Valbuena les gusta esto.
  8. Recuerdo aquellas voces de los grillos
    -monótona misiva chicharrera-
    que anunciando la nueva primavera
    a mi pueblo inundaban de estribillos.

    También recuerdo el tiempo de chiquillos,
    y al tobogán girando por la era
    que a falta de tiovivos noria fuera
    regalo del trillique de los trillos.

    Recuerdo aquellos besos tras la hoguera
    la noche de San Juan. Y los pitillos
    fumados bajo el tronco de la higuera.

    Con la infancia feliz en los bolsillos
    el recuerdo me llevo en la cartera
    y en mi sueño la voz de aquéllos grillos.
  9. La rabia es un dolor que a fuego lento
    incendia mi costado, y su hendidura
    la llaga de una pena que supura
    el luto de esta pascua sin adviento.

    Y como el toro negro ceniciento
    que embiste solitario en la negrura
    me encierro en un chiquero de amargura
    y en ese foso vive mi lamento.

    Admiro tu coraje, como un miura
    cargado en fortaleza y en bravura;
    valiente y encastado al sufrimiento.

    Vencida y desarmada su andadura,
    tu corazón, repleto de ternura,
    al cielo volará... ya sin aliento.
    A Anamer y Bernardo de Valbuena les gusta esto.
  10. (El Sacromonte)

    Frente a la Alhambra en el viso
    arrabales granadinos
    van perfumando caminos
    al valle Valparaíso
    con aromas de un narciso
    más árabe que cristiano.
    Con un poema en la mano
    allí Lorca resucita
    y para el pueblo recita
    su romancero gitano.


    (La Alcaicería)


    Fanales de artesanía
    -auroras de madrugada-
    en la Alhambra y en Granada
    iluminan su poesía.
    Vuela por la Alcaicería
    -llegando a la Plaza Nueva-
    que de su mano lo lleva
    hacia la mezquita aljama,
    y en esa luz, una llama
    con cante jondo lo eleva.


    (El Albaicín)

    Y Federico doliente
    vio la Alcazaba Cadima
    y en la sombra de su cima
    deja su verso durmiente
    sobre el Darro transparente
    como si fuera un jazmín.
    Y mirando al Albaicín
    con su batalla ganada
    se encendió toda Granada
    con un rojo de carmín.
  11. Si de Ramón Sijé su voz decía:
    "volverás a mi huerto y a mi higuera,"
    fue Miguel, que de acíbar escribiera,
    la tempestad del luto en su elegía.

    Ese céfiro es llanto cada día
    peregrinando al cielo de tu era,
    donde el silbo del aire en primavera
    avienta de dolor la poesía.

    "Por los altos andamios de mis flores"
    volarás en los sueños encendidos
    cobijado en la paz; los ruiseñores

    entre tus ramas bordarán los nidos
    para guardar perfume de alfajores
    nuestros dos corazones malheridos.
    A Anamer le gusta esto.
  12. Voy a dormir, y sueño una poesía,
    el silencio del claustro me supera
    tan hermosa es la paz cuando se espera
    que despide en su ardor melancolía.
    Soledad y oración, filosofía,
    es receta profunda y verdadera
    soledad descarnada quien tuviera
    y lamerse en su herida cada día.
    Abandono de nuevo mi porfía
    sumergido en el sueño y la quimera
    y pretendo escribir la noche entera.
    No será ya mi voz tan lastimera
    ni en el verso la rima en blanco fuera
    ¡pues seguro mañana es otro día!
    A Niño grande y Mayca les gusta esto.
  13. (A Salvador "Lesmo", poeta sevillano al que le gusta perderse bajo las brumas de Galicia. Es Salvador quien me hace reencontrar la lectura de Don Manuel Machado, al cual lo tenía yo eclipsado por su hermano Antonio. Gracias Lesmo, va por tí. ) 29/06/2018.
    Rulando en las tabernas de Sevilla
    alegre, mujeriego y campechano.
    Muy bohemio, algo chic en lo mundano,
    poeta del capote y la mantilla.
    En sus ojos de hastío a veces brilla
    su encanto decadente algo gitano.
    Alienta un corazón republicano
    con versos de aguardiente y manzanilla.
    Fue la guerra una cruenta pesadilla,
    un estigma, un dolor en cada mano.
    La quemazón de un toro cuando humilla.
    Su derecha urdirá una seguidilla
    lisonja al general de sable en mano,
    y la izquierda en Colliure, lo acuchilla
    A Bernardo de Valbuena le gusta esto.
  14. Después de que la fecha exacta de su muerte haya sido objeto de una larga polémica, parece definitivamente establecido que Federico García Lorca fue fusilado a las 4:45 h de la madrugada del 18 de agosto de 1936, en el camino que va de Víznar a Alfacar. Su cuerpo permanece enterrado en una fosa común anónima en algún lugar de esos parajes, junto con el cadáver de un maestro nacional, Dióscoro Galindo, y los de los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, ejecutados con él. Juan Luis Trescastro presumiría después de haber participado personalmente en los asesinatos, recalcando la homosexualidad de Lorca.


    H. G. Wells envió el siguiente despacho a las autoridades militares de Granada:

    H. G. Wells, presidente Pen Club de Londres, desea con ansiedad noticias de su distinguido colega Federico García Lorca, y apreciará grandemente la cortesía de una respuesta.

    cuya respuesta fue la siguiente:

    Coronel gobernador de Granada a H. G. Wells.—Ignoro lugar hállase D. Federico García Lorca.—Firmado: Coronel Espinosa.



    [​IMG]
    El olivo donde podría haber sido fusilado

    Palabras de Federico García Lorca al periodista Luis Bagaria en una entrevista para el diario El sol pocos dias antes de su muerte, palabras que en el contexto político de hoy en España vienen a cuento:

    Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el solo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política.

    ESCRITO PARA EL 82 ANIVERSARIO DE SU MUERTE


    Granada llora que llora,
    canta la zambra el gitano,
    el viento espolea al verso,
    vuela el verso galopando.


    Una garganta se quiebra
    -roto cristal azogado-
    con quejido tan violento
    que es un dolor desbocado.


    ¡Ay mi Granada que llora!
    ¡Ay mi Granada llorando!

    Las cuevas del Sacromonte
    perdieron sus alegrías,

    no nieva en Sierra Nevada
    ni hay sol por las serranías.

    Mira Granada esa luna
    ¡¡la luna lo está besando!!
    y en esa noche de agosto
    pistoleros acechando.

    ¡Ay mi Granada que llora!
    iAy mi Granada llorando!

    Desde las Torres Bermejas
    en vuelo hasta Monachil
    palomas blancas llevaron
    su llanto al río Genil.

    Este verso y sus estrofas
    visten notas nazaríes
    del color de aquélla sangre
    roja intensa de rubíes.


    ¡¡Llora la luna en Granada,
    también sangra el Albayzín!!

    Viste de bruno la aljama,

    llorando sus moradores,
    está la Alhambra de luto
    de luto están los alcores.

    Y en un cortejo de entierro
    como cuervos, los traidores,
    depredaran la palabra
    matando a los ruiseñores.


    ¡¡Ay mi Granada que muerte!!
    ¡¡Ay que esa muerte rondando!!

    Desde el Genil hasta el Darro
    desde Granada a Purchena,
    en mis versos sangra el nardo,
    y en sus estrofas.... ¡la pena!

    El arrayán y los lirios,
    el toronjil que allí habita,
    todo suspira en Granada
    por si Lorca resucita.


    ¡¡La luna lo vela vela ,
    la luna lo está velando!!

    La tragedia de esa tarde
    fue un lance de toro oscuro;
    una corrida de muerte
    un burladero inseguro.

    Las pistolas silenciaron
    a un ave de colorido
    mala puñalá le dieran
    al pistolero furtivo.

    ¡¡La noche llora que llora,
    la noche le está llorando!!

    Y el gitano se lamenta:
    ¡Ay malaje ! ¡Dios bendito!
    Granada llora que llora,
    la muerte de Federico.

    La madrugada venía
    inerte, como el poeta.
    Desde entonces la ternura
    vive en aquélla cuneta.

    ¡¡España a Lorca recuerda
    siempre lo está recordando!!
    A Amadís, Niño grande y MARISOL PÉREZ les gusta esto.
  15. A mi madre, que se fue con un vuelo de palomas......


    Como nieve fundida en esa altura
    donde brotan los grises del deshielo
    así en mi verso nace el desconsuelo
    que alimenta silencios de amargura.

    Me duele contemplar tanta negrura,
    cubriendo en luto atroz un viudo cielo,
    las lágrimas que inundan mi pañuelo
    son negras perlas de una mar oscura.

    ¡Cuanta ausencia de ti en mi pensamiento!
    Y esta herida febril tan mal curada
    que gangrena mi pena en sufrimiento.

    Escribo en rojo en esta madrugada
    donde sangro palabras y un lamento:
    Soneto de tristeza abandonada.