Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Entre tú, yo, y la tierra amor, hubo sombras

    cuando el sol iluminaba verdes alboradas.

    Entre tú y yo, el suelo también prendió luces

    mientras el astro en su naranja siesta menguaba.

    Entre nosotros rondaba la óptima naturaleza.



    La iridiscencia del nácar era luz pródiga

    que penetraba los costales de la uva,

    la vid en nuestras pieles se embebía

    en claros olivos de argenta espesura



    Eran nuestros pechos dos casales imbricados

    el triunfo de la espiga sobre pumas

    de pupilas amantes se embravecían,

    nuestros brazos tentaculares acunaban su riña.



    Entre tú y yo. Amor.

    La greba se anegaba colmada de respuestas,

    dignificando el fonema amor sin ataduras.

    Cobraban celeste vuelos pájaros de espuma

    y los besos planetarios rojizos se mordían.



    El aire traía labios que desde el alma se rozaban

    y el presente veía comisuras entretejidas.

    La noche y la mañana eran eclécticas violáceas,

    testigos de una guerra amante

    hiedras de viento ágiles eran los labios

    y las bocas dormían en la cima de benditos álamos.









    Poema 4– de mi libro PASIONARIO -Ed. ROJAS BOGLIACINO- Prov.de Entre Ríos- Argentina

    2013- Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.



    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com
  2. Es la avenida del espeso silencio...

    Sólo las hojas cantan en la ancha claridad del aire

    donde el viento envuelve su propia voz/

    La vastedad se hace espacio desnudo,

    algún temblor vibran glicinas desde un patio

    y una enredadera como alga desesperada

    aferra su cuerpo a los barrotes como un nudo/

    Yo voy flotando en la tarde libre de horario.

    Nada soy si no abandono...

    Abandono de mano ajena que me ha abandonado,

    como el fijo destino que destierra los anhelos

    pero aun mi boca de agua protesta en deletreo/

    A los vuelcos.-Tropiezos y giros-

    Me animan los troncos espías memoriosos de besos/

    Mimetizo mis pies de caracola herida

    que a cada paso resuman música de alarido..

    La acera me inclina su antiguo canto entonado/

    Al fondo...

    Ya nadie espera mi llegada..

    Me hago del viento

    y el viento es brisa fuerte peregrina/

    Sigo con mi apagada sombra conviviendo

    y los largos silencios van ahogando mi saloma marino,

    es la tarde que aprieta como desierto cinturón de madrugada/

    Entre los fuertes árboles de la calle sostenida

    una paralela de dos brazos esforzados me sustenta.

    Por detrás y delante de mí sigue constante mi sombra compañera,

    para mitigar el abandono de las voces

    taconeo cuando caigo a cada esquina/

    A los flancos la deriva

    hace su espera

    y la infinidad de la calle se hace gruesa avenida.

    Va encerrando mi palidez de negra harina machacada

    sin que expulse su albor puro demacrado/

    Recuerdo mi antigua marcha en esta calle,

    cuando el sol brillaba sin jaula

    y la luna esculpía sonrisa cristalina,

    antes de mis abandonadas manos tibias

    que hoy lucen gélidas de herrumbre/

    Perpetua condena de iguales días/

    La calle es del viento y el viento no declina,

    persigue mi atlas errante de soplada lumbre

    apagada en fuertes brisas/

    Riego de agua pesada son mis alas golondrinas/

    Mis dos alas que no se amigan

    ni planas se enderezan

    cuando mis húmedos pies transitan la niebla espesa

    me voy hundiendo en cada peldaño de cadalso

    se va perdiendo mi antigua forma de hombre libre que camina

    y la soledad me puebla, impiadosa,

    de verdes y bosques falsos /



    Todos los derechos reservados en Safe Creative & Word Press






  3. Antes de ti era el derrumbe del sentimiento,

    un ente difuso entre celosías de niebla.

    La poesía inconclusa

    esbozada en la hoja del ásaro nauseabundo.

    Era la palabra difuminada al techo siniestro,

    el fonema que ni las torres pronuncian.

    Era gota del sudor ajeno,

    la pierna amputada del trotamundos,



    Hoy contigo mi interior es agitar de salitre,

    océanos de corbetas alanceando mis tristezas,

    esa pena ya muerta

    la guillotinó el corazón que palpita

    como un bravío rio de venas húmedas

    hasta el estallido de aguas vetustas.



    Contigo soy calor de arena, recodo de caracola,

    landa de ardiente volcán que en la explosión

    del cráter es mimbre de tu lava,

    manojo de brazos todo lo abarcas,

    el Vesubio claudica ante la vehemencia

    de tus tórridas charcas…



    Por tanto, mujer planicie de seda,

    mi piel se afana al temblar en tu planeta

    de puertos con aguas quietas, donde anclo

    en tus estuarios el fondo de mis rojas mareas.



    Poema 5– de mi libro PASIONARIO -Ed. ROJAS BOGLIACINO- Prov.de Entre Ríos- Argentina

    2013- Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.



    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

    Poemas de ricardo alvarez-blogger
  4. Del libro DIEZ POETAS SUDAMERICANOS









    En esta jungla salvaje

    hay hombres de piedra y yeso

    que dejan los bolsos vacios,

    son murallas de hirsutas piedras,

    cascos metálicos de potros que azotan

    extensas praderas

    y escatiman boronas de lágrimas.



    La piel es pellejo que resiste toda herida,

    Inmutables al derrame de sangre ajena.

    insidiosas arpías de pestañas gruesas

    con disciplina de tragedia están entre los ruidos inmóviles,

    saboreando el inevitable tajo de las venas adheridas.


    En esta opacidad densa cunde el espanto,

    hay ejemplares sin condena,

    porque el fin de la ida espera bajo el asfalto

    la disuasión del zurriago vehemente

    y por los pulmones la voz grita con sarcasmo.



    Solo los postra la naturaleza inerte,

    el rigor hincado en las cadenas,

    y el pútrido olor a gusanos del abismo

    negro en la tierra.


    Del libro DIEZ POETAS SUDAMERICANOS- – Concurso ed. PALIBROS – julio 2016 - N.Y. EE.UU.- Publicado en Español e Inglés.

    2da. Edición - Abril 2017



    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

    Poemas de ricardo alvarez-blogger






  5. Un guante aprieta el gatillo

    a la cabeza del alce que vuela

    entre el metal y la esquirla,

    en el pasto que era su huella

    se abre la arpillera

    y con la boca abierta del saco

    entran bacterias esterilizadas

    junto a vidrios rotos de la ventana nocturna

    donde el cultivo frutal queda vacuo.

    El cobarde cañonazo en distancia

    no es disparo de hambruna.

    Grito de júbilo en la intemperie

    Proclaman las fauces egocéntricas,

    dientes que brillan en la espesura

    del bosque que expulsa hedor

    a moscas pútridas en su huida.



    Pero el lobo de la bala

    es buen anfitrión

    de todo lo que cabe en su vitrina

    de paredes condecoradas,

    de cabezas bien conservadas

    con ciencia taxidermista.

    Luce medallones o hace negociones

    después de huir con temor

    fugitivo de árboles altos

    amparado con la historia

    que narrará sobre el cómodo asfalto,

    en una cómoda sala de ilustres invitados

    cuando taña el martillo de subasta

    esos cuernos bien tasados.




    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    _________________




  6. Rozar en el lecho

    la piel foránea que no es tu cuerpo.

    Una voz ajena que se instala

    entre silabas de palabras tiernas

    aún me puebla tu silencio.

    En esta perfecta forma mis dedos nómades recorren

    la diversidad de carnes sin tus huesos.

    El tacto no halla la adiposidad exquisita

    que extraño,

    el sensible digito de las yemas

    evoca el tránsito de tus meandros.



    Este aplazo de metales distanciados

    en la rigidez del tiempo se hace dura piedra,

    como plantar una rosa con dedos compactos,

    hendida en un desierto que desconozco.

    Como un reloj que desgarra

    pétalos felices de recuerdos floridos.



    Un sutil aroma sobrevuela el reducto

    y no me envuelve como tus capullos perfumados.

    Ni en la augusta mirada

    reconozco el abanico de tus parpados.

    Esta tristeza de separarnos del mismo punto

    es la inercia del impulso con raíces inmaduras,

    goteo de cristales fríos

    en los brazos de las ramas caucas

    percutiendo nubes de nostalgia.



    Al estremecer de la ignorancia solo humo mínimo

    Insípido cae al suelo como un cartucho de pólvora vacío.

    Esquirlas de cenizas cubren la figura,

    semeja una mano hueca que acaricia el aire,

    esta silueta vaga entre agujeros de esbirro

    que no perforan tu retrato en la memoria afincada.



    Quizás me persiga este acoso de impaciencia

    o la cruel culpa de haberte abandonado.

    Esta noche de distancia compartida no tiene frescor de luna,

    fricción que no equipara el instante del amor absoluto

    del continente deseado.

    Tal vez no supe oír el fonema engrosado

    en la mudez de tu sigilo.

    o la razón se obnubiló como el roció levantando hilos de bruma,

    pero que sabe la razón de la simpleza profunda de tu ternura.



    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

    Poemas de ricardo alvarez-blogger
  7. En el acto demacrado de palabras

    desechan misérrimas

    pizarras la incógnita cartesiana

    Por la noche el niño olvida la palabra,

    en un viaje desértico la lección desvaría

    como el infructuoso vuelo de un Pegaso sin alas.

    En un solo idioma esfumina rasgos de estrellas

    que lo iluminen hasta el alba

    para arrancar un trébol de cuatros hojas

    que ilumine la entidad oriflama sin respuestas,

    predispuesto a rescindir el contrato de la dialéctica

    Socratiana conjugando el dialecto tribal



    Se desmiembra el críptico sarcasmo

    cuando el maestro expresa la impotencia

    en cien lágrimas que enumeran

    la inopia del alumnado.

    El pueril absorbe la lección ejemplar

    que trasciende la sed que atormenta,

    La barriada buitre fomenta

    un diccionario iletrado de palabras cansadas.



    Inverosímil acto horrendo no instruir al niño

    -que encarna a muchos niños-

    al culto del aprendizaje en el aula.






    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

    Poemas de ricardo alvarez-blog
  8. Penden los catetos

    opacidad de estrellas

    en el hueco del aire.

    Mi respiración

    es de tres planos

    en el latir del espacio

    que ocupa el bombeo

    rítmico del cardio.



    A veces en vela

    deliro con sus labios cerezos,

    al despertar gélidas manos

    en inerte acción no mensuran

    los ángulos de su figura.



    La palabra apasionada

    es la gola orante

    en la planicie de mi espalda/



    ¿Será esto el amor o el desencanto?

    Donde su sueño golpea mi sangre,

    atraviesa el pecho

    que grita desde el fuego

    y desnudo de carnes

    la mirada se deleita

    en las sayas que tiemblan

    sin pudor entre sus piernas.



    Dilatación abisal del hambre,

    vértigo de parpados que voy codiciando.

    Roza el umbral cansino del tendón elástico

    y lentamente va incrementando

    mi propio lamento.

    Al besar dos labios de yeso,

    desorientada razón

    en los huesos cunde el pánico

    de afrontar el espejo de la realidad,

    ese taconeo procaz

    pisoteando cristales rotos

    en este cuerpo de anticuario.




    Todos los derechos registrados en Safe Creative y Word Press Poetry

    poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

    Poemas de ricardo alvarez-blogger
  9. Reluce la acera helada al bajar nieve del invierno

    Las acacias se congelan en la rigidez del aire

    que se empeña en calar hasta la médula del hueso.

    Sobre los techos no hay refugio que ampare

    la fauna que aúlla como una montaña de hielo.



    La tibieza mira tras el empañado cristal de la ventana,

    Todo semeja un cruel escenario de sepulcrales lirios,

    al doblegarse hojas sumisas en las aceras

    el viento se esconde en su cubículo.



    Por dentro humo de tabaco y calor de mate

    tenuemente abrigan la intratable sensación del frío,

    y en las rendijas más recónditas se retuerce el hambre,

    congestionada la carne comprime al cuerpo diminuto.



    Las palomas se petrifican en bronces de campanas,

    los subsuelos son camastros de cartones y sabanas de abandono.

    Un viejo ciego llora de asombro por las venas duras del niño gélido,

    bajo el poder del invierno brutal clama en la intemperie el cuero dolorido.




    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com


  10. Es tu pelo el instante amarillo que mi mano ambarina toca,

    me iluminan tus ojos color de luna claro,

    radiante relámpago, abres las sombras del agua,

    magnolia desatada en la espuma de la sal rota,

    magnético cuerpo desnudo de otoño espeso ardiendo en llamarada,

    la arcilla es la entidad que te sustenta piel de alga.

    Trabajo afanoso en la corteza del fuego,

    todo tu continente abarca crepúsculos sin tiempo,

    por tu boca deslumbrante ondean horizontes añiles mojados

    con frutos de lluvia.



    Eres el día amatista cuando despunta su frente la aurora,

    el arrebato florido que vuelca sus torrentes de blancura en mi abrazo,

    el círculo viviente que rodea longos campos de tus rosas vivas.

    Exploro hondonadas que mis labios reconocen

    y en las llanuras de tu vientre, hay flamencos y cisnes astrales hospedados

    en la trama de los tejidos invisibles, colmamos el silencio con acoso

    de ternura, me envuelves en tu capsula celeste

    mientras en la noche construyes constantes dobleces

    el día solar bosteza en la luz del lago y se hace espejismo de sereno continente.



    Es la agilidad de tu cuerpo la prisión desmembrada

    que rompen los quejidos de los cuerpos morados,

    tu forma de lince es la hechura tórrida de un verano

    en un pozo dormido de acuáticas amapolas.

    se yerguen espumas de montañas al pie del tálamo,

    nupciales territorios vagos, nos entrelaza la viscosidad de la sangre,

    el puerto de miel donde las abejas anclan sus enjambres.

    Y tú y yo, tan amada como la pródiga tierra engrosada, eres el cuerpo

    del racimo que en mi boca estalla,

    boca de horno forjada en los pórticos ardientes del alma,

    cúmulo de gotas que en su círculo viajan en un panal

    dócil dormido en el estanque, un aleteo marino de quietud despliega

    su velamen amplio en la noche de los cuerpos sin cerrojos.




    Poema 10 – de mi libro PASIONARIO -Ed. ROJAS BOGLIACINO- Prov.de Entre Ríos- Argentina

    2013- Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.



    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

    Poemas de ricardo alvarez-blogger
  11. Calle cenagosa. Smog por niebla

    Polución por neblina

    Se arrastra una silueta, calavera y espanto.

    Lenguas bífidas

    de serpientes. Inexpresivas bocas.

    Los gatos rabiosos

    de la tarde se inflan de venas.

    Nadan en el veneno

    Y se ahorcan en los balcones.

    Rejas y más rejas. Claustros del horizonte

    Miseria y codicia. Vil metal corriente

    Aire pálido y poluto de gargantas pútridas.

    Cornisas suicidas sin utopías


    Negro al por mil

    Marrón de puertas

    Grises caminando

    Adoquines flojos tambaleantes

    Baches como cráter

    Eruptiva lava sonora

    en el pito y las bocinas

    En las avenidas, paquidermos uniformados.

    Uniformes humanoides.


    ¡ Hora... hora... hora y tiempo ¡

    Precisión de reloj suizo

    Aguja de hastío clavada en la vida.

    Cartones rumbosos. Papel de billete. Tesoro de pocos.

    Miradas de vaca y lagarto

    ¡ Gen. Partícula mínima de herencia obediente ¡

    Amor de plagio

    Sexo de cemento cuajado


    Todo gira y gira
    en la rueca gris depresiva,

    Solo ella estable.

    Solo ella viva

    tras el vidrio blindado del agua

    con el sol iluminando su cabeza.

    Solo ella viva...

    ¡ Inexplicable ¡


    Con sus labios de dos medialunas desbordantes,

    tras la sombra del agua resaltan sus purpuras inviolables.


    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

    Poemas de ricardo alvarez-blogger
  12. DESATEMOS LOS NUDOS


    No entres con tu cuerpo

    al campo del dolor extraño

    heridas de lágrimas

    de un tiempo empañado.


    Nos queda un silencio

    de manos, un cubo de espuma

    en el juego de la mirada.

    Mientras se hace el poniente

    sanemos esas heridas de sudor

    hasta coagular la sangre,

    con lenguas que dibujamos al aire

    y voces de grito disipando la bruma,

    salgamos áureos al oriente

    Rompamos juntos este camino

    de piedra hirsuta,

    y tambaleen los cercos opacos.


    Desatemos rígidos nudos

    inundando las tierras como un río terrible

    y en loca fuga

    nos destrocemos enamorados

    con lavas en delirio

    y serán nuestros labios

    riberas desenfrenadas al desnudo.




    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry
  13. POÉTICA VENTUROSA


    En esta compacta oscuridad hay quienes sobreviven mil batallas

    contra las luces, mujeres de alas grises confunden lágrimas con sangre,

    hombres de piedra que en la extensión del agua poluta, la anestesia

    es ícono de mirar inclemente. Otros guardan haces lumínicos en la sombra de un traje con neblinas, arrebatan fábulas de miel en la escena

    donde la bruma es escena protagonista del acto pétreo.

    Algunos mojan pañuelos de hemoglobina morada,

    simulando la demacración escarlata del tomate.

    Lazos inter-raciales se postran ante repulsivos diamantes,

    pero al final de las fronteras el audaz supera la herida del hierro.


    Negra soberbia de injusticia, la mujer habla con pájaros en su sonrisa,

    La mordaza colectiva del inconsciente se proyecta en sencilla pluma poética,

    un grito sobrevive al tiempo que perdura encima de los evos.

    El hombre se asfixia en respiración copular con la hembra,

    en el abismo terrenal estalla el cántico de libertad.


    Oscuros astros van anillándose, malgastados ante la soberanía de la muerte,

    el tiempo infatigable gira cuando el poeta con clavos crea galaxias genuflexas y la luna agraviada rehabilita su configuración esférica.

    El gesto propicio de Naturaleza resiste las balas que ahuyentan

    mientras el poeta respira se atoran las gavetas de alusiva poética.

    Siempre claman las letras, a empujones penetran nuevas ilusiones,

    porque la historia narra los hechos del escriba y la poesía augura venturosos aconteceres.


    @Edición de revista bimensual CRÍPTICO – Publicación bimestral en BUENOS AIRES,

    ENTRE ESCRITORES


    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

    Poemas de ricardo alvarez-blogger
  14. POÉTICA VENTUROSA


    En esta compacta oscuridad hay quienes sobreviven mil batallas

    contra las luces, mujeres de alas grises confunden lágrimas con sangre,

    hombres de piedra que en la extensión del agua poluta, la anestesia

    es ícono de mirar inclemente. Otros guardan haces lumínicos en la sombra de un traje con neblinas, arrebatan fábulas de miel en la escena

    donde la bruma es escena protagonista del acto pétreo.

    Algunos mojan pañuelos de hemoglobina morada,

    simulando la demacración escarlata del tomate.

    Lazos inter-raciales se postran ante repulsivos diamantes,

    pero al final de las fronteras el audaz supera la herida del hierro.


    Negra soberbia de injusticia, la mujer habla con pájaros en su sonrisa,

    La mordaza colectiva del inconsciente se proyecta en sencilla pluma poética,

    un grito sobrevive al tiempo que perdura encima de los evos.

    El hombre se asfixia en respiración copular con la hembra,

    en el abismo terrenal estalla el cántico de libertad.


    Oscuros astros van anillándose, malgastados ante la soberanía de la muerte,

    el tiempo infatigable gira cuando el poeta con clavos crea galaxias genuflexas y la luna agraviada rehabilita su configuración esférica.

    El gesto propicio de Naturaleza resiste las balas que ahuyentan

    mientras el poeta respira se atoran las gavetas de alusiva poética.

    Siempre claman las letras, a empujones penetran nuevas ilusiones,

    porque la historia narra los hechos del escriba y la poesía augura venturosos aconteceres.


    @Edición de revista bimensual CRÍPTICO – Publicación bimestral en BUENOS AIRES,

    ENTRE ESCRITORES


    Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

    Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

    Poemas de ricardo alvarez-blogger
  15. LOS HOMBRES y LAS MUJERES DEL AGUA

    Los diminutos hombres marinos secuestrados

    despertaron sus sueños de espuma entre atolones confusos/

    Las mujeres de tela paseaban su cintura de disuelto anaco

    en los cuadriplicados océanos de blancas sales

    donde la llama y el agua entrelazan su encanto/

    Nadan arcaicas lenguas de amores, idiomas de guerra y tabúes,

    sonidos de ecos reflejados, silencios que rebotan en las rocas azules/

    Extendidos en la piel del planeta acuático la piedra verde

    irisa la luna rondando la melanina con azufres/

    Entre flores fosforadas de náuticas madreselvas,

    de los minerales prematuros emergen futuros hijos pigmeos

    nacidos de la penetración de la carne perseguida por la marea/


    Piraguas y canoas mecidas a barlovento

    horizontalizan el ardiente desbalance de los cuatro desiertos/

    Los hombres marinos instalados en el punto exacto

    donde se crisolan los panales moldean la reencarnación de la arcilla

    y renacen ebúrneas aguas mezcladas hacia la tierra/

    Atómica estrella sin nombre de nova,

    rebosante paloma de diademas

    cuando de las cimas nevadas en bajamar

    el frío instala sus cuevas de boda,

    Los hombres marinos calientan su mirada con las hembras

    y en la mojada permanencia de la atmósfera se

    establecen preñadas voces, vientres fecundados en escarpada,

    pronuncio sin aire, labios enredados en trajamares/

    El hombre del agua halla su fruto de esfera

    y la mujer, ya oceánica, potenciaba sus vehemencias/


    Poema 23 – de mi libro PASIONARIO -Ed. ROJAS BOGLIACINO- Prov.de Entre Ríos- Argentina

    2013- Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.



    Todos los derechos reservados en Safe Creative
  16. SIGNIFICADO DEL AMOR

    Recuerdo ese hombre lubricado

    que de la entraña oscura del barro emergía

    como una tea de ardiente combustible.

    El fuego en sus pupilas explotaba

    como una fábrica de humo lacerante.


    En la senda halló las hebras de un oscuro pelo...

    Una mujer salía del agua tempestuosa

    y unieron sus manos de batalla

    como una metralla disparando cuchillos

    contra las caprichosas rocas de la quebrada en su paso.


    Juntos treparon la cima de los montes

    y de las laderas de la vida atroz recogían su lado depurado.

    Bajaron sabios con el secreto del amor,

    mojados con el agua de un renovado agosto,

    en plena claridad del cerezo frutado iniciaron sus volcanes.


    Había huido el peso coloso del tiempo con el lodo

    y en las móviles alas de sus pestañas elevaron sus ojos enamorados.

    Los sexos distintos arrimaron sus temblores de destino,

    conjugando su paso de hoja al camino

    unían sus palmas de pergamino

    y al chocar sus miradas de encuentro

    hallaron el significado del amor.