1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Inventándome primaveras...
[​IMG]

[​IMG] [​IMG]
[​IMG] Mireya
[​IMG]
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Reflejitos de ilusiones

    [​IMG]



    Y los arboles se iluminaban
    con sus frutos abrillantados;
    reflejitos de ilusiones
    que a las estrellas imitaban
    gestando esperanzas
    en los ojitos que les miraban.



    IMG_20191118_182152.jpg
  2. Señor y señora Nieve

    [​IMG]



    Sonrientes y serenos
    señor y señora Nieve posan;

    ¡Ay! Qué cositas mas sencillas
    la navidad nos otorga,
    jugando a dar vida
    a la naturaleza divina.



    IMG_20191118_181943_1.jpg
  3. La noche de un ángel de la guarda


    [​IMG]

    ¡Qué no presuma la alegría!,
    si la miseria inunda las estrellas,
    ¡qué hagan silencio las aves!,
    si los angelitos tienen hambre,
    la mesa ha de estar servida, sí,
    de sopa caliente, avena;
    quizás solo pan…

    ¡Qué no enardezca la pompa!;
    sus desechos solo serán,
    ¡y no olvidemos una plegaría!
    para quienes ambilados andan
    aunque no sé bien para qué servirá,
    presumo;
    para ellos no alcanzaron las hadas,
    los duendes,
    tampoco niño Jesús
    ni san Nicolás

    solo la noche de un Ángel de la guarda;
    dormido,
    y la plegaría lo despertará.




    [​IMG]

    A bristy y Felipe Antonio Santorelli les gusta esto.


  4. El Pecosito

    [​IMG]

    Bendito el pecosito;
    de mi jardín girasol,
    con una manita
    su cobijita arrastra;
    y de la otra
    su pulgarcito mama,

    ¡amá…amá!, balbucea,
    carita untada
    de su babita sagrada
    ¡Jarabe de mi amor!

    ¡amá…amá!
    y mi alma y mi corazón
    aleteando junto a él se van,

    papi y mami lo seguirán mimando
    aunque use barba y largo pantalón.

    ¡Bendito el pecosito;
    que el Niño lindo me regalo!


    [​IMG]



  5. Mi paz, tu paz
    [​IMG]

    Acaso estamos zarandeando
    al llanto afónico,
    al que pulsa en alto
    tañendo a la hermandad.

    Digno es el verbo natural
    esparciendo su fecundo semillero
    sobre el arrogante cemento urbano;
    vernáculos bríos zigzagueando gemidos
    revelando sus estampidas en oleadas irisadas.

    ¡Quizás el hueso humano escoria trocó;
    su tuétano de exuberante arcilla dorada
    trasmuto a fango indolente!

    Los ecos individuales hacen el latido universal,
    se dice,
    pues por qué no orquestamos al unísono
    tan linda melodía auspiciando equidad.

    ¡Oh esperanza! Qué la voz aldeana
    amanse sanamente las fieras del fuego
    en empalmadas conveniencias de angélicas voces.

    Mi paz, tu paz,
    se hacen imposibles
    sin dormir el egoísmo
    y despertar a favor del sufrido.

    Mi paz, tu paz,
    se hacen imposibles
    sin amor, sin respeto en la morada.​


    [​IMG]
    A bristy y selenschek manfred les gusta esto.



  6. blog1.jpg


    A bristy y BEN. les gusta esto.



  7. blog3.jpg


    A bristy y BEN. les gusta esto.


  8. blog5.jpg


    A bristy y BEN. les gusta esto.


  9. blog2.jpg


    A bristy y nomar les gusta esto.



  10. blog4.jpg


    A bristy le gusta esto.
  11. Siluetas de amor
    AndreyMorca / spring

    [​IMG]

    Sus ojos fueron fuego y el alma pasión,
    en distintos lados de su ser su marca dejo
    y su sonrisa, era la llave...
    sus caderas fueron ríos de agua dulce,
    eran tormenta y calma y sus labios, savia...
    Sus manos fueron polvo de estrella,
    magia sedienta brillando por doquier,
    su cabello viento salvaje y sus senos; vida.

    Bastaba una ardorosa mirada suya,
    un tímido roce del ameno manjar piel a piel,
    y centelleaba el fluir en las venas ¡Vida sí!
    Tibio músculo era su envolvente ramaje
    y sutil el jadeo de su galante voz …
    vals selvático apareando los cortejos
    embriagando cual licor de manantial azul
    en danzas aterciopelados.
    Sus pechos eran nubes,
    sus ecos rayos primorosos
    arrullando los anhelos;

    de dos cuerpos inundados, de locura; y pasión.



    [​IMG]
    A selenschek manfred y bristy les gusta esto.
  12. Un canto a Mireya ...

    [​IMG]

    ¡Si te tuviera de frente, te daría una canción,
    por el tan sólo verte, Mireya de mi corazón,

    e iluminaría tus labios, con un beso de amor,
    que nos diga atados, que no es más ilusión! ...

    Anthua62
    México 27-09-19


    Serenata a la luna ...

    ... Afuera,

    ¡un grillo tocaba
    y al cielo elevaba
    con su inspiración,

    un beso que llevaba
    de amor a su amada
    con todo el corazón!

    ¡Y ella coqueta
    tomando de la letra
    sus flores de ardor,

    arrojaba en cometa
    su lazo contenta
    abierto su balcón! ...


    Anthua62
    México 28-09-19


    [​IMG]




    A selenschek manfred, nomar y bristy les gusta esto.
  13. [​IMG]

    Elizabeth Schön. Biografía.

    (Caracas, 30 de noviembre de 1921 - Caracas, 15 de mayo de 2007) fue una poetisa, dramaturga y ensayista venezolana. En 1994 fue galardonada con el Premio Nacional de Literatura.

    En 1953 publica su primer libro y empieza a colaborar con el diario El Nacional como reseñista y crítica. También desarrolló una obra dramática significativa desde la década del cincuenta.

    Su poesía trata sobre temas vinculados a los valores, la filosofía, es poesía de lo íntimo, poesía donde prevalecen procesos mentales que hablan desde el ser más complejo de la conciencia humana. Su dramaturgia hace énfasis en la necesidad de la presencia del otro y se vincula al teatro del absurdo.

    Muestra de su obra literaria:

    Andar con la mirada atenta…

    Andar con la mirada atenta,
    poseyendo la densidad del mundo,
    la intimidad del follaje.

    En cada pupila,
    en cada penumbra,
    se vierte lo que anhelamos.

    Porque nunca la luz es otra
    ni la oscuridad distinta.

    Ráfagas del establo

    No eliges
    el abismo, el caos, la nada
    Llegan a ti

    en agua que corre lenta
    para que no te asombre
    la carencia de materia a tu alrededor

    junto a la luz del alma llamando
    el aleteo pasajero de la tierra que vives.

    Cuánta tierra transita por la sangre
    cuantos oídos retienen
    los cuernos quebradizos de la niebla

    una luz entra en el vestíbulo de la espera
    Llega el blancor del principio
    abierto entre las aguas.
    A bristy le gusta esto.
  14. [​IMG]

    Ida Gramcko. Biografia

    (Puerto Cabello, 11 de octubre de 1924 – Caracas, 2 de mayo de 1994) fue una poeta, dramaturga, ensayista, narradora, cuentista y periodista venezolana. Se inició en las letras desde muy joven con el poemario Umbral (1942). A los diecinueve años se convierte en la primera reportera de periodismo policial y cronista en el diario El Nacional. A los cuarenta años egresa como Licenciada en Filosofía de la Universidad Central de Venezuela en donde dictó la cátedra de Poesía y Poetas en la Escuela de Letras.

    En su primera publicación, año 1952, Poemas fue prologado por el escritor e historiador Mariano Picón Salas, quien describió en su momento que la poesía de Ida Gramcko se destacaba por su alta coherencia lírica y cerrada.

    Dicha obra ha sido valorada a lo largo de los años por diversos críticos y escritores. Como el caso del poeta Alfredo Chacón, quien ha expresado que la obra “es un libro sumo de la literatura escrita en el siglo XX. Nadie hasta ese momento había logrado una resolución tan recia entre rigor y densidad y temperamento lingüístico”.

    Muestra de su obra literaria:

    VOZ
    Hay alguien que llama desde remotas cimas,
    hay una voz profunda que me pide estar cerca.

    Los aires se arremansan en corrientes continuas
    hasta fundir los ecos en la dormida piedra.

    El camino es un paso que dio el gigante mundo
    con sus botas de angustia, pensativas y negras;
    era un viajero entonces, desamparado y rudo,
    y con su andar de nave fue duplicando huellas.

    A veces tengo alas. Los cabellos furtivos
    se fugan entre ratos de las furias del viento,
    las manos, como arañas, van tejiendo en sus giros
    una red infinita de locura y de ensueño.

    ¡Llegaré hasta la cumbre! Tendré todas las flores
    azules y mojadas que habitan en las cuevas,
    y habrá un concierto claro de pájaros y voces
    en la garganta virgen de la desnuda tierra.

    Hay alguien que me llama desde remotas cimas
    y voy tras su llamado como la humilde sierva:
    manos y pies descalzos...entre luces y vidas,
    hasta la voz profunda que me pide estar cerca.


    Cámara de Cristal

    Cámara
    de cristal
    mi lágrima.
    Y el mar.
    Y alcoba pálida
    mi sollozo.

    Mundo de celofán.
    Pecera de hondo
    movimiento estelar.
    Niebla de otoño.

    Y algo más
    que naufraga en mi llanto misterioso.
    A bristy le gusta esto.
  15. [​IMG]

    Cruz María Salmerón Acosta. Biografía.

    Nació en El Guarataro de Manicuare el 3 de enero de 1892 y murió el 30 de julio de 1929. Fue un escritor y poeta venezolano conocido como el «poeta del martirio» y «solitario de la cima de Manicuare». Su obra –la mayoría sonetos– estuvo influenciada por la corriente del modernismo.

    Con 18 años de edad se va a la Universidad Central de Venezuela a estudiar la carrera de Derecho. Una vez en la capital, Cruz María se hospeda en una residencia de estudiantes. Con él dos compañeros, uno de éstos su amigo Ramos Sucre, quien es compañero de promoción.

    Conocido como “el poeta del martirio”, Cruz María Salmerón Acosta sufrió la penuria de una terrible enfermedad, el mal de Hansen o lepra, que afectó su vida desde temprana juventud. El poeta vivió un aislamiento voluntario en la desolada playa de Manicuare. Allí se refugió en una pequeña casa construida en lo alto de una colina, en donde pasó los diez últimos años de su vida. La habitación, de una cama sencilla, también tenía una bañera de cemento para que el poeta pudiera bañarse cuando la invalidez le impidiera hacerlo en las aguas del mar. Allí, postrado, sin poder levantarse del lecho, escribió –dictó– hermosos poemas que transitan desde el amor más intenso y sublime hasta la más profunda tristeza y soledad.


    En el año 1911 escribió su primer poema dedicado a su inseparable amigo, el también poeta, José Antonio Ramos Sucre. La enfermedad lo destinó a la soledad. Ser leproso en aquellos tiempos era exponerse al más absoluto desprecio por temor al contagio. Comienza entonces su aislamiento, y con él, la renuncia a todo lo que amaba. Su vida estuvo signada por la desgracia, el diagnóstico de su enfermedad, la muerte de una hermana y el asesinato –ordenado por el jefe civil de la localidad- de un hermano, marcaron para siempre la vida del poeta. El pueblo tomó la venganza del crimen y muchos fueron perseguidos y enjuiciados. En consecuencia, Salmerón Acosta sufrió también los rigores de la prisión. Fundó en 1913, en colaboración con José Antonio Ramos Sucre, la revista literaria Broche de oro, y allí publicó la mayor parte de su poesía, cuyo contenido y rasgos formales se enmarcan en la etapa de transición entre el clasicismo, el modernismo y el romanticismo.

    Los temas predominantes en sus poemas son el tormento, la esperanza, el amor, el pesimismo y la muerte, tópicos que acercan su escritura a la corriente romanticista venezolana. Fue un poeta de sentimiento profundo, que cantó en sonetos bellísimos a la amargura del amor restringido por las penurias, pero también al azul eterno y al inmenso mar de su limitado paisaje. Para el año de 1923 otro poeta cumanés regresa a su terruño de regreso de Madrid. Se trata de Andrés Eloy Blanco, quien llega triunfante con su Canto a España en un buque que se aproxima por el golfo de Cariaco. Desde su solitaria ribera, Cruz Salmerón le declama el poema Bienvenida, el cual escribe y se lo envía con un pescador de la localidad.

    Hoy en día, la casa donde pasó su destierro el poeta Cruz Salmerón Acosta y la casa donde vivieron sus padres se conservan como testimonio de una vida excepcional, que supo inmortalizar su desamparo en la palabra, inmensa y serena como el eterno azul del mar. Fue colaborador en publicaciones como: Satiricón, La U, Claros del Alba, Élite y Renacimiento, de Cumaná. También escribió para El Universal y El Nuevo Diario, de Caracas. Escribir poesía, para este intenso poeta, fue anhelar amor y elevar una plegaria. Su vida estuvo signada por una fuerte energía creadora y una profunda espiritualidad.

    Muestra de su obra literaria:

    Advenimiento

    Vierte entre las florestas silenciosas
    un resplandor, su aparición de estrella,
    y acariciando va todas las cosas
    su mirada que la hace ser más bella.

    A su paso deshójanse las rosas,
    la luz del sol baja a besar su huella,
    y hasta las mismas flores olorosas
    quedan por algún tiempo oliendo a ella.

    Yo la miro perderse entre las flores,
    y con la voz de todos los amores
    voy a llamarla, pero me da miedo

    verla venir hacia la angustia mía,
    porque yo, que la sueño todavía,
    quiero amarla como antes y no puedo.



    Caricia postrera

    Su balandra arriba a mi ribera
    lirios de espuma sobre el mar deshoja,
    y luce al sol la tricolor bandera
    cual una llama gualda, azul y roja.

    Soy feliz cuando me habla la viajera
    a pesar del pesar que me acongoja,
    y del llanto que ayer vertí en su espera
    y que hoy aún mis ojos moja.

    La tarde abrió sus múltiples pendones,
    y ante el adiós de nuestros corazones
    lloramos juntos como dos hermanos;

    ¡mas, me alivié al notar que ella tan mía,
    era al fin la mujer que recibía
    la última caricia de mis manos!

    A MARISOL PÉREZ y bristy les gusta esto.