1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Inventándome primaveras...
[​IMG]

[​IMG] [​IMG]
[​IMG] Mireya
[​IMG]
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño



  1. Love is Where You are
    Diana Krall

    Solía caminar entre las sombras.
    I used to walk between the shadows

    Perdido en un mundo que se movio muy rapido
    Lost in a world that moved too fast

    Tenía miedo de estar siempre sola
    I was afraid I'd always be alone

    Entonces vi tu cara por fin
    Then I saw your face at last


    Encontré mi camino incluso en la oscuridad
    I found my way even in the dark

    Aunque a veces parecía demasiado lejos.
    Though at times it seemed too far

    Sabía si escucharía mi corazón
    I knew if I'd listen to my heart

    Me gustaría encontrar que el amor está donde estás.
    I'd find that love is where you are


    Cierro los ojos y veo mañana
    I close my eyes and see tomorrow

    Mis sueños comienzan y terminan contigo
    My dreams begin and end with you

    Te oigo decir que estarás allí
    I hear you say you'll be there

    Siempre para mi
    Always for me

    Entonces debo creer que es verdad.
    Then I must believe it's true


    Encontré mi camino incluso en la oscuridad
    I found my way even in the dark

    Aunque a veces parecía demasiado lejos.
    Though at times it seemed too far

    Sabía si escucharía mi corazón
    I knew if I'd listen to my heart

    Me gustaría encontrar que el amor está donde estás.
    I'd find that love is where you are


    El amor es donde estas
    Love is where you are

    Y donde sea que estés
    And anywhere you are

    Es donde
    Is where…


    Fuente: Musixmatch


  2. TU JARDÍN ES MI JARDÍN



    [​IMG]


    Boquita de rosa,
    nariz de amapola,
    pétalo de agua roja,
    voz de jazmín,
    tu savia es dulce,
    tus hojas escriben
    en mi piel,
    te deshojan margaritas
    para mí,
    mirada de lirio negro,
    sonrisa de clavel,
    dame tu polen mágico
    que escribiré con él
    violetas de esperanza,
    geranios blancos,
    tréboles de siete hojas,
    crisantemos para ti.


    PACO 16-05-2018
    [​IMG]






  3. Eterna primavera

    [​IMG]

    Las alas de tu sonrisa,
    el color del océano,
    mi té negro,
    el eco de tus ojos,
    esta música que suena:
    ("Cuatro Rosas" de Gabineti Caligari)…
    la noche es larga querida amiga
    y te llevo de la mano
    a conquistar Zaragoza,
    una cerveza en "La Bendita",
    una mirada cómplice,
    un baile apretado,
    un verso que nace,
    un zumo de vida en el café "Namaste",
    en tus palabras navego,
    en tus silencios vuelo,
    eres maña a mi lado
    y estas calles te reconocen,
    ¡como me acompañas!
    ¡como te quiero!
    mariposa de la selva,
    eterna primavera.







    http://www.mundopoesia.com/foros/temas/eterna-primavera.657259/



  4. Pienso en vos Mireya (Dedicado)


    [​IMG]

    ¡Pienso en vos!
    En flores bellas,
    en bellas flores,
    y en vos pienso…
    ¡Por ser bella flor!

    ¡Mireya!
    ¡Oh! dulce orquídea
    de morados labios
    tu flor se enseñorea
    tiñendo mis estadios.

    ¡Pienso en vos!
    En flor de pasión,
    en pasión de flor
    y en vos pienso,
    ¡al ser pasión y flor…
    ¡En mi corazón!

    [​IMG]

    http://www.mundopoesia.com/foros/temas/pienso-en-vos-mireya-dedicado.655966/
  5. Con solo mencionar tu nombre (Mireya)

    Ansioso de ti
    mujer “cayena” en flor,
    paraíso de vitales sueños.

    Estoy ansioso
    compartiendo ilusión
    al navegar tus colores.

    Siendo agua alegre,
    de presencia envolvente
    cual fina lluvia en tu valle.

    ¡Me exprimo!
    como dulce elixir
    en el cáliz de tu boca.

    Inflamados deseos
    que lucen en la mirada
    invitan arder en los labios
    con solo mencionar tu nombre.

    [​IMG]



    http://www.mundopoesia.com/foros/temas/con-solo-mencionar-tu-nombre-mireya.628347/
  6. Muchas felicidEYAS

    [​IMG]
    Hermosa mujer flor,
    entre las rosas esplendor.
    además de persona excelente,
    eres mi amiga preferente.

    Mirando al cielo para verte
    indiferente en la distancia
    reposa mi mirada
    enamorada de tu gracia
    y en el cáliz de tu boca
    amor deposito al nombrarte.

    Cayena de fragante aroma
    “maracuchita” guasona
    arcoíris de alegría
    al felicitarte en tu día.


    http://www.mundopoesia.com/foros/temas/muchas-felicideyas.635349/





  7. Estas tatuada en mi corazón desde donde bendigo todo tu ser.

    [​IMG]
    [​IMG]

    Un pajarito en el poema me anuncia tiempos mejores
    tiempos de felicidad y bendición
    ¿quién soy yo para merecerlo?
    ¿quién soy yo para tenerlo?
    Si solo soy una chica,
    un granito de tierra.

    Y el ave canta tanto
    porque fue enviado por la que de ella emanan
    ríos de amor en su corazón.
    Únicamente de ella en la inmensidad
    es que vienen tales amores
    tal vida.

    El pájaro me lo dijo al inicio del poema,
    y yo le creí,
    siendo que mi voz es tan reseca
    y mis oídos,
    perdidos en la oscuridad de la vida
    se escaparon de mí,
    pero creí.
    Y aquí estoy
    en ti.

    para ti mamá.


  8. Aprendí mucho de ti mi niña bella, bendito sea tu sendero.

    [​IMG]

    Hoy fui bendecida
    con su cariño para mí,

    ¡qué bendición más pura!

    No lo merezco tanto así.

    De sus manos de seda
    nacen estrellitas inquietas
    de amistad tan fina y cierta
    para mi blusa blanca
    llena de jazmín.


    Siempre tiene lindas palabras
    del querer y el seguir.
    Y su alma entrega dulzura
    al pasar el viento que escucha
    en un poema de mi señora Mireya
    alegre de avanzar y vivir.


    Ahora,
    por razones profundamente maravillosas,
    decidió acercar
    un pedacito de su luz hasta aquí
    e ilumina a esta pobre niña
    que la quiere,
    y no sabe dejar de quererla.


    En efecto,
    soy bendecida,
    aun en mi simpleza,
    y con todo que abunda en mí
    tanta pobreza
    hallé favor a su ojos,
    a su amistad
    y también
    a su nobleza.


    Le quiero mucho mi seño linda
    Su Clari


    …………….
  9. Velada con orquídeas ron de caña y piano.

    [​IMG]

    “Puedes
    Puedes
    …Puedes”

    ¿Has dicho?
    A trenzar lágrimas de lluvia,
    ¡Accedes!
    Bordar en encajes
    las orillas de tu piélago,
    ¡Me dejas!
    Ornar tu suelo
    con los luceros que despeñan,
    ¡Aceptas!
    Ser tragaluz en tus incorpóreos sueños
    ¡Consientes!

    Poeta que te acercas a mis ojos, albedrío
    ¡Ven!, una noche es todo el azabache, las palmeras durmientes,
    y fantasía es la vida. Haz en mi casa de mundo lo que quieras.

    ..Pero tendrá precio: tejido de tus vísceras, monedas de corazón.

    ¡Me facultaste Varón!,
    y hoy entinto mis alas blancas
    en negro profundo, lo hago; y
    a un estético destino permite,
    ¡te lleve!
    tejamos melodías de luna en el aire
    artífices de lo pretendido.

    Yo me pondré el traje de desnudo para ti, te lo prometo. Por eso seré mortal, como un sol.
    Y me vestirá el canto de los campos vírgenes, el amanecer...
    ¿Has visto el amanecer con estatuas y aves, Poesía?

    Si al cerrar el telón del alba;
    una exótica flor para ti fuese
    una sibarita orquídea quisiera ser,
    ¡Diáfana!
    Florecida entre esmeraldinas blondas
    engalanada en rocío al anochecer,
    merced poética ¡A tus pies!

    Al cerrar el telón será el día. Tú, la orquídea viva y yo el viento sur que tus pétalos abraza.
    Mas el escenario no apagará sus luces.
    Te invitaré a cosas sencillas: comer sobre el engramado,
    sumar hormigas, pasearnos por dentro la piel, mezclar tequila y ron de caña para conocernos a la luz de un viejo piano...
    Al cerrarse el telón comenzará la obra de mis manos y tendrá inicio el verso
    allí.
    Justo en tus labios.



    César Guevara/Spring
    [​IMG]
  10. Primera cita.

    [​IMG]

    Si porque mis ojos pardos te vistearon
    quieres tu voz en verso junto a la mía,
    dejemos que en su bohemio murmullo

    se deslicen sobre el ruedo de la poesía.

    Quiero tus versos junto a los míos, sí,
    como se quieren la noche y el silencio,
    tal cual se abrazan las hojas y el rocío,
    como se besan la nieve y el invierno.

    Ya he volteado las intrépidas horas estas
    entre un huracán de pétalos vacíos.
    ¡Di Caballero de Alas Negras!
    ¿Cómo auspicio tus desvaríos?

    Pétalos de lis sembré en el céfiro
    para tenerme frente a ti, ¡oh, hembra poeta!
    Mis
    arcanos desvaríos pasan
    por dejarnos, en el borde del sentido,
    enamorar por las canciones de la luna.
    Orate soy, ¿qué más he de decirte?

    ¡Ahora!
    Que bajo la tenue luz de tus farolas estoy
    y que mi aurora hoy ha sonrojado en tu honor
    ¿Qué más puedo hacer por vos?

    Puedes
    Puedes
    ...Puedes.

    [​IMG]

    César Guevara/Spring


  11. Puentes. TribuZen/Spring



    [​IMG]
    El sol es miga, y la letra escrita, corriente de vida, si estoy contigo…
    y dejaron de ser los últimos, esos instantes…
    saltando entre lamparones de pájaros, al relevo de tus puentes, que respiran...


    Multicolores puentes que florecen, en los ambientes, entre nuestras manos…
    de los vigías de los infinitos y las espumas de amar,
    aquellos mares expandidos, hasta las orillas más dulces…
    de Maracaibo a Navarra, un puente de tinta, trazado entre ilusiones…
    para ver en su corazón, la imagen de mi conciencia,
    ver entrelazarse ramas solidarias y, apresurar todo lo dicho…


    Compinche a las cortinas de los ondeos; mesa de gaviotas…
    frutos granizados… dos voces, y los soplos diamantinos a punto de ceñirse,
    las velas de los carruseles encienden sus primaveras…
    buscando en tu veraniego gozo... chispas de lira avecinadas a mi pasarela…
    en el retrato de mi espejado corazón tu reflexión es genuino amar…
    farolitos de los puertos, alucinantes anillos de blanca arena…
    lamer salpicado de ojos morenos apilados en tiernas glorietas!

    Ya los taburetes son a dos pinceles enramados, remos leales…
    en los matizados veleros… armonía de mariposas aupando los reflejos…


    Escribo sus nombres, para despertar mis cielos,
    donde brotan las fuentes de los más elevados caprichos…
    las mariposas de sus palabras, sus frutos que endulzan, los rostros de vino;
    son rítmicas las calles, lucecitas de adoración, su armazón de mis puertos…
    ya esperan, las plazas viejas de las ciudades,
    el café humeando matices,
    esas voces festivas, que colorean, nuestra leal alegría.


    Magia de la poesía izando laureles…
    brindis de los brindis;
    licor de mis entrañables raíces, conmovidas en los honores de tus edenes;
    ahí los pálpitos mimosos dan origen a estrechadas musas…
    y el moldeo de capítulos entregados a la posteridad coleccionable…
    donan fantásticas visiones, enlucidas en joyeles del hoy y del contiguo…
    empatías ancladas en candiles cariñosos, carruaje de éxtasis flautistas.

    Allá por los caminitos de piedra, entre arrumacos de miradas…
    regreso a mi oasis donde siempre es primavera…
    y las abejas con su miel besan hasta el centro de tus estrellas,
    sé que acudirás conmigo; explorarás mi tintero…
    crearás la leyenda de floreadas alas en tu tribu…
    no olvidarás que hemos sido autores y escribanos…
    tinta y pergaminos fundidos en cofrecitos resguardados.


    Pergaminos de sus sueños en mis alas…
    ese cofre de carnaval y caravana…
    vitalismo en vena, juego de esencias tropicales,
    el rincón más entrañable, el latido de su tinta,
    cuando se derraman azules los poemarios.

    Puente cristalino y manantial alegre.

    Al grito del barrio, aterrizan tigres en la tejida sed de puentes…

    guitarras teñidas de alborozos que abrigan…

    la canción que corre hacia Dios,
    presumiendo llevar tu nombre.


    ¡Sí! Es orfeón de palmeras…
    himno de vecindarios hermanados…
    divinidad Amigo, quien canta coautora en los homenajes del café.

    Charlas embuchadas de palomas bien peinadas, en los…
    flamantes biombos blancos sostenidos dando pláceme.

    Esas almas nuestras; sol dicharachero de hoy, pieles oro y jade…
    admiración y honor congregados…alegrías de vida,
    procreación del nirvana en la relampagueante distancia…
    honorable puente de abrillantadas trencillas y madera añeja
    perfume de glorias en el tránsito de tus dones…
    planeando bendita ave canora, tu voz.


    Volemos juntos, por esos horizontes de misterios íntimos…
    caminemos, por esos puentes, tan etéreos,
    entre los recuerdos y las espesuras gigantes.

    Y quisiera contigo, trazar esas rutas curvas joviales…
    esos tiempos, donde ser tu copiloto y tu feriante;
    envolver nuestros mundos con un tierno desenfado.

    Admirar esas flores que despiertan en tus labios,
    rositas en rama, en las mejillas.

    Las tertulias en caleidoscópios lugares…
    entre corales y albalorios,

    y que nos sonrían esos instantes que se posan,
    con destellos de duende.


    Traslucida contemplación donde levita la simpatía…
    apadrinemos las chiquillas teces del espíritu…
    timonel y primavera maniobrando las buenaventuras…

    Mi héroe del romántico y tierno surrealismo;
    nuestra clarinada ha sido correspondida…

    no he buscado bardo cenit, sí,
    esos patrocinios trovadoras encintadas en los puentes,
    donde surgen garbosas las alegrías, afluentes de feriadas culturas…

    Dejo mi complacencia estampillada en este empalme de estrofas…
    estela en el huerto mundial de poesía, donde el sentir se solaza;
    saltamontes bocetando sus nombres en arcoíris…

    ¡Mis reverencias ante usted!


  12. Balada estelar de dos almas cósmicas. Arkeidos/Spring


    [​IMG]


    Caballero de alma blanca que te dejas por la oscuridad absorber,
    viste de brillos tu negra estrella en tan solo una madrugada primaveral,
    vente conmigo a danzar, ponte mis alas de sueños y
    como polvo de enamorada nostalgia flota con tus añejas aromas
    que en la inmensidad del amor no hay fin en su expansión y puede
    que en tules cristalinos esta mariposa brinde contigo en su honor.
    Déjame viajar en tus misterios, la primavera en las sombras conocer,
    sé que por instantes sentiré temor, cierta inseguridad de la oscuridad,
    mas tu verbo me sienta ascendido aun en su sed de luz,
    viajaré de tu mano, silente, en el enigma de tu universo ¡curiosa!
    hasta que quieras escuchar mi melodía
    y solo entonces danzaré ante tus ojos cual mística libélula
    despeinando tus primaverales colores, porque
    quisiera recojas tu corazón arrojado a los abismos,
    besaras las flores por todos sus motivos,
    y aunque sea en la víspera del fin de lo eterno
    degustes la fruta cósmica emblemática de la que hablas.

    ¡Oh larga tormenta estelar! calla y déjame escuchar, detén el estrépito
    de las estrellas que giran violentas y tristes. ¡Oh silencio de los misterios!
    detona en brisa y cantos de serenidad, despeja el estruendoso
    bullicio del caos, déjame escuchar la dádiva divina que se extiende
    como un rumor poblado de bonanza. Es una voz que se prolonga a través
    del espacio tiempo, viene a mí como un rayo cubierto de soles y auroras.
    ¡Que voz tan dulce, elocuente! brillan palabras santas, mostrado el perfil
    de un poema en espiral. Es un arca de bondades, es un trono de sueños generosos.
    Me hablas de una luz que ya no amanece en los milenios de mi atónita templanza,
    aquellos robles de mi alma lánguida. Yo que soy dueño de los temblores y los sollozos más
    profundos. Me aconsejas buscar junto a ti, mi corazón de piedra que yace en el fuego
    intenso de un abismo. Dama de fuego elegante, mira que he despertado a tu dulce
    y vivificante voz. Niña de magia, alma de mar esmeralda, has encontrado mi refugio,
    en las hondas figuras del cosmos, donde nadie sabe de mí, y tú ya eres parte de todo,
    alma de mi alma, celeste fulgor que desplazas todo temor vestido de bruma. Ángel de la
    primavera, abundante y gloriosa. Ven, demos el salto fugaz hacia el infinito, dancemos
    con la sinfonía de todas las luminarias celestes, y busquemos juntos,
    con manos entrelazadas y fraternas, aquella fruta esencia de luz, privilegio
    de los poetas inmortales que trascenderán todos los tiempos.

    Tengo la sublime intuición de que en este turismo sideral
    mutaremos tu reloj, Señor del tiempo, hablaré tu dialecto, Rey del silencio,
    apelo a la venia del vigor primaveral para insuflar los líquidos simientes a la hulla
    de tu corazón , ya que has despabilado de tu letargo, me iré en la mixtura de nuestras
    alegorías y que ardan los pebeteros en este cósmico encuentro, volveremos
    en el derroche de una inolvidable navidad que bajo manantial diamantino
    de los pinos colgarán sus celofanes en aquella creación fulgurante en la
    opacidad cósmica, resonarán arpegias de violines, también campanitas de victoria,
    las que susurran a oídos sordos cuando la guerra silenciosa halla paz ¡Vengan Ángeles
    Infantes! Entonen su coro, musiten ¡hay ceremonia! En la majestuosidad de los reinos
    luminosos, tuta de ojos hay que ven y miran al amor aunque a veces se les esconda.

    Quebraré mis miedos al ser uno en esencia divina, andemos céntricos, tenaces para
    trascender los moldes de estos versos con nuestras almas descalzas, del halo de la
    luna bebamos su fulgor, todo sea en honor del amor que desde los primaverales sueños
    ilusorios cual tabernáculo sagrado encuentra su hostia para impulsar las huella de la
    historia de nuestras fragantes esencias. En tu sima te he topado respetando tu taciturnidad,
    elevémonos, si naces de madrugada, desplegaré a tus pies alfombras de luceros brillantitos
    ellos, es solo una ofrenda para motivarte, ante tus pedazos yaciendo en la pradera gris
    fundaré un jardín de flores neón, soltaré trigo, nacarinas mariposas e índigos pájaros
    mecidos en serpentines de algas verde olivo y oro haciendo rito a tus sigilo. Espero
    aunque tímido verte sonreír en el sosiego esperanzador de tu corazón en reposo, me
    inventaré una sinfonía de azucenas, como cisnes vulnerables bailaremos
    en el segundo final de este tiempo que no es nuestro, somos enigma,
    esencia de hueso somos, en la balada espacio tiempo.

    Se extiende este viaje tatuado de maravillas.Impulsados por la llama

    de la curiosidad, abrimos los rostros de los abismos arremolinados,
    visualizando en sus vientres aquellos espejos del futuro, y miramos
    incrédulos una ciudad futura de ángeles humanos, arropados con el
    espíritu de la benevolencia y la justicia. Más allá escuchamos el palpitar
    de una estrella naciente. Asombrados, como niños ingenuos, tolerantes de
    las cosas mágicas y aterradoras, como los estallidos de un coloso gris,
    cernido de amargura, tormenta y tempestad, que muere lentamente a causa de la
    espada de un ángel de fuego celeste. Ha sido cargada de la esperanza de todas
    las oraciones de los que tienen fe. Los ángeles explotan en júbilo porque han
    vencido a un gigante, un adversario del alma humana, el tremendo gigante de
    la tristeza y la soledad. Y son estos ángeles quienes presurosos recogen los
    pequeños luceros que inquietan la negrura. Son las plegarias humanas, cada
    una con la fuerza de cambiarlo todo. Pronto las colocan en una galaxia
    de estrellas que es mar de tupidas y preciosas figuras luminosas, unas más
    resplandecientes y altas que otras, pero todas brillan penetrando el infinito.
    Este viaje nunca terminará, aunque nuestros cuerpos piden el retorno de su esencia
    espiritual, para vivir un nuevo amanecer en la realidad humana. Te dejo firme,
    integra, con una nueva luz que te corona flamante, sonriente, cuyo rostro divino,
    reflejara siempre un océano de diamantes, y tus ojos serán ojos de todos mis caminos,
    y tu alma sublime cual paisaje de arcoíris, gama de emociones traslucidas,
    será mi guía en la oscuridad. Tu corazón será la tinta imperecedera que de vida a
    mi alma gris. Retornemos pues, total, siempre estará el universo. Nosotros en el,
    como inmortales estrellas, como poetas, siluetas de lumbre y escarcha.




  13. Florece la rosa.
    Vidal/Spring

    [​IMG]


    Como de un bonito sueño
    bosteza un capullo,
    en busca de caricias sin dueño.

    Así como los ojos tuyos,
    cosquilleos anhelantes,
    brotes de sutiles arrullos.


    [​IMG]


    Aflora hermosa al amanecer,
    despertando del sueño,
    que la permitió florecer…

    Aun en su sutil pereza,
    bajo la luz coquetea
    y sus pétalos besan.


    [​IMG]

    ¿Sabes amada rosa?
    sí por un beso floreces,
    mi admiración mereces,
    por tu belleza olorosa…

    ¡Lo sé sembrador!
    Entre ocasos y auroras
    hay un mimo que te honra
    y besa tu mano ¡Mi Cultivador!



    [​IMG]

    Nota: Esta rosa es una de tantas flore cultivadas por Vidal en sus jardines, hoy protagonista de estos versos.
  14. Navidad con alma. Vidal/ Spring


    [​IMG]

    Se abren los cielos del entendimiento,
    al sembrar nuestras semillas de amor
    en comunión con nuestros seres amados,
    como iluminados por lumínica estrella,
    fieles reflejos de nuestros rostros espejos
    adorando a cada niño interior
    en su propio portal del corazón.

    Abrámonos a la luz de Belén
    en el adviento de aires de navidad,
    época de jubilosas virtudes y encuentros,
    donde el gozo y depurado pensamiento
    en su amplia gama de traslucidos blancos
    hacen un esplendido girasol abstracto,
    convocando a la renovación del espíritu
    desde su centro iluminado.

    Emergiendo desde el traslúcido barro
    plenos de jubilosos sueños
    encapsulados en nuestros "yos" viajeros
    desde el simple hecho de ser en otro ser
    peregrinos al encuentro divino
    como flores que se abren a la luz
    llorando esencialmente al milagro
    de renacer al amar.

    Desde el fondo de lo puro y sincero
    hágase verdad de mirada renacida,
    sigamos el tierno citar de los Ángeles
    que en su cándido e inocente cántico
    descubren nuestros pechos como pétalos,
    nicho en loto aprendiendo a dar y recibir,
    digna simbología de lucha y de revelación
    espejándose de lo efímero a lo sagrado ¡El amor!

    Canto armónico de las almas
    que bendicen sus mañanas
    ofreciéndose en fervorosa oración.

    Es el impulso amoroso la lumbrera
    que a nuestros pies cual flauta celestial
    nos señala el sendero de dicha y felicidad.

    Despertemos nuestras consciencias
    fundidos en única alabanza
    ¡Luz y paz sobre la Tierra!

    Reconciliándonos en el perdón del rencor,
    para purificar los errados códigos del sentir,
    fluyendo al amor ¡Fluyendo!

    Así sea a la consciencia, aquello que ya era aún siendo ignorado...

    [​IMG]

    Armoniosa navidad y amoroso año nuevo les deseamos
    Vidal y Mireya


  15. Espejos y reflejos. Vidal/Spring


    [​IMG]

    Y si acepto tus besos es porque eres la fuerza que me trae la naturaleza viva
    a través de ti.

    Sin dudar mis besos son dulce soplo de aire que se mueve para abrazarte.

    …y si te beso es porque tengo sed y hambre de la luz que irradia tu mirada.

    ¡Si me besas! Ay…
    Si me besas, en la luz de mis ojos seré cálido alimento para ti.

    … Y si acepto las caricias que me brindas
    es por el consuelo que en ellas depositas.
    Mi amor se posa y reposa en ti a través de la mirada
    por ser gracia merecida.

    …Y si te acaricio es porque me deleito en tu puro y limpio lienzo.
    Más si la caricia viene de tu alma
    yo soy el lienzo donde puedes tatuar tu amor.

    …Y si miramos al mismo horizonte vamos en la misma senda.
    Al alba o al atardecer basta una mirada y un mismo espacio para juntos caminar.
    …Y si nos parecemos somos hechos en la misma moldura.

    Playa de arena y mar,
    en un abrazado beso por igual derramados.
    … Y si usamos nuestro cuerpo como instrumento,
    para lograr el equilibrio propio y de otros somos saludables.
    La música del cosmos es en nosotros la más bella melodía,
    que se magnifica al compartirla con los demás.
    …Y si nos amamos desde la luz en equilibrio y paz interior,
    en armónico gozo vibramos alegres al sentir la libertad de amar.

    ¡Sí, somos privilegiados!
    ¡Espejos y reflejos!