1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Adiós 2017

Publicado por Rogelio Miranda en el blog El blog de Rogelio Miranda. Vistas: 459

Adiós 2017

¡Señor! Tal pareciera que fuera difícil hablar contigo. Pero no lo es. ¡Ya verás cómo si puedo hablar contigo!
Te prometí algunos meses, que hoy, - sólo hasta hoy - esperaría el regreso de mi hijo descarriado; no ha vuelto, así que cumpliré mi palabra:
Ésta noche, cenaremos tres a la mesa. Habrá un asiento desocupado. se sentirá un profundo vacío en torno... ¡ Cierto! Pero no importa, otro, ocupará su lugar algún día.
¡ Eso, es todo! ¡Lo siento de verdad!

¡Gracias, Señor! Te doy en éste momento, por haberme puesto ante tu presencia. ¡ Porque así, lo haz querido Señor!
¡Gracias Dios! Por sostenerme de pie cómo hasta ahora. Gracias por todos los momentos felices que me diste, durante el presente año, que está por terminar; y que a su vez, los compartí con mi familia, mis compañeros de trabajo y mis amigos.
Gracias por haberme dado una hermosa familia, que no me ha abandonado en ningún momento. Y como buen padre. todos los días, te pedí en mis rezos por mi hija; para que derramaras sobre ella, toda tu gracia.

Te pido nuevamente por ella, ya que a su corta edad, pareciera que el destino tuviera algo contra ella; estrellándola contra la vida, y arrebatándole de un zarpazo, el gozo de su primera ilusión.

Te pido que le permitas ejercer su profesión. con inteligencia, seguridad y amor. Y que, en el camino,le vuelva a sonreír la vida, devolviéndole la fe. ya perdida. Que encuentre al hombre de sus sueños; - que no sea un príncipe -, pero - sí un caballero -, que la acepte tal como es, - no importa que sea pobre como ella -, pero que tenga un noble corazón, que la valore, la respete, que mantenga su palabra, y sobretodo, que la quiera de verdad.

¡Señor! Tú, que me haz visto sufrir en silencio, ésta afrenta a mi Apellido,junto a ella, apiádate de nosotros.
Tú, que conoces los hechos, mejor que nadie, pido para ella, tu misericordia. Señor.
Y dádnos un venturoso y feliz Año 2018.

Amén.

Autor: Rogelio Miranda
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario