1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Antología Poética Desierto y Oasis - Poema: "Pobre de Fe"

Publicado por Katia N. Barillas en el blog EfÍmera ilusión. Vistas: 26

De mi antología poética,
Desierto y Oasis, el poema:

POBRE DE FE

Si te es imposible creer sin ver,
sé consciente y considera
[al hermano que,
convencido del amor del Creador,
da rienda suelta y sabe
[el poder y valor
que tiene una oración.

Los buenos sentimientos se pierden
-quién sabe en dónde y por qué-
porque no es lo mismo
"decir que hacer".
Hacer es el hecho, pero,
para muchos,
fácil es hablar y sacar provecho.

Si bien es cierto...
'el respeto se gana
y el poder se conquista';
por ello: no mientas, no insultes,
no intrigues ni juzgues.
Cada quien es dueño
de su propio miedo.

Es un saldo de arrastre
lo que impíamente
con rachas furiosas
hasta "nos" trae el viento.
Así es en cada era...
quien no tuvo en la vida
de Dios su presencia,
es porque adoró
[falacia y vileza.

Hermano, si eres incrédulo
y no comulgas con lo que otro piensa,
¡respeta!
Aprende a callar y no ofendas.

Nadie sabe los porqués
de los actuares ajenos y,
recuerda que,
en el lecho de muerte,
quien nunca en Él creyó
-al último minuto
se arrepiente y clama su perdón-
es quien más se abraza
a su "misericorde" consuelo
[en la desolación.

Y, dijo el rey David:
¡Miserere, Señor, miserere!

En estos momentos
-aciagos por cierto-
en que somos presas fáciles
de la "virulencia",
debemos enfocarnos
en no echar la culpa
a los desgobiernos;
pues, está probado...
'ni uno solo de ellos sabe
qué significa ser honesto'...
hemos de buscar cómo le haremos
[para salir de esto.

Panacea no hay...
mucha agua ha de correr
antes de que el hombre
sea capaz de encontrarla.
Dios está allá arriba, observando...
y, la humanidad, está
acá abajo purgando ya,
su eterna estupidez y
su perpetua inconsciencia.

Entonces, amigo,
deja atrás 'el ver para creer'.
La deferencia está
en saber diferenciar,
de los otros, sus porqués.

Es por ello que, retomo lo dicho por el rey David,
y, con el alma compungida, digo:

¡Miserere, Señor, miserere!

©Katia N. Barillas
www.katianbarillas.com
www.youtube.com/c/NOCHESBOHEMIASdePURAPOESIA
www.spreaker.com/user/katiabarillas
110615866_742570133137702_4556947833114201807_n.jpg
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario