1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

contigo y sin ti

Publicado por Gustavo Cervantes en el blog Sempiterno. Vistas: 112

Es la ansiedad.
Esa que causa la incertidumbre...
el mismo teatro y la misma escena... solo cambian los actores.

Pudiera haber escrito cosas mas buenas quizás...
pudiera haberme quedado apagado y correr la cortina...
Pero te vi, Oh! Divina... y despertaron con tu sonrisa mis temores,
mis anhelos y mis rencores... no es tu culpa.

Porqué la vida me castiga con esta magia de las palabras bellas?
Es acaso que le deba tanto que me quiera cobrar ahora que el capítulo final se acerca?


A veces me pregunto...
Cómo es que te quiero tanto si nunca te he visto?
Cómo es que me encanta tu canto si nunca he escuchado tu voz?
C♀mo es que extraño tu piel y tu cuerpo, si nunca te he tocado?


*
El poeta solitario conspira en sus tinieblas, tiene muchas ideas oscuras,
mucha ansiedad almacenada...
Deambula por sus callejones y se esconde,
se pierde entre las sombras de la noche y solo a veces levanta la mirada.
Escucha las voces tibias... algunas maldiciones se le escapan...
Observa el cielo que se burla de sus quimeras y le acomoda sus nubes pasajeras.
Las aves en sus nidos solo le gorgean pero el los ignora,
el poeta no entiende el idioma de las cosas buenas... solo piensa cosas siniestras.
En su amargura que le reclama, quiere odiar el mundo y sus criaturas.
y eso convierte su tristeza en callada melancolía... en recuerdos de otras noches.
Porque también lleva en sus adentros, una voz que le pregunta... Porqué?

Porqué ahora que el tiempo está tan lejos la quiere cerca a ella... la de la cara bella?

La cerveza le dá ánimos y toma la libreta... mirando la fotgrafía de ella,
y escribe su nombre, su nombre que le recuerda... amores de edad temprana
y en su querella con la vida ...sueña con amarla, la de piel dorada.
la de cabello largo . la de la sonrisa callada y la inocencia en su mirada.

La cara de ella, la bella, aun se encuentra en su cabeza... la piensa.

El poeta en su audacia se pregunta ... si acaso ella también le quisiera.

En sus equivocadas maneras de amarla se pregunta ... se pregunta.
...Pero no encuentra la respuesta.

Y en esa playa de doradas arenas... ella posa para el poeta... y el poeta se enamora
  • EllieWoonlon
  • Claridad
  • Daniel Villatoro Bardales
  • Gustavo Cervantes
  • Gustavo Cervantes
  • Claridad
  • Gustavo Cervantes
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario