1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Del matrimonio - Jalil Gibrán

Publicado por spring en el blog Inventándome primaveras.... Vistas: 15

Kahlil-Gibran-Prorok.jpg

Jalil Gibrán
Nació en 1883 en la aldea libanesa de Bisharri, en el seno de una humilde familia maronita. Fue un poeta, novelista, ensayista, filósofo y pintor nacido el 6 de enero de 1883 en Bisharri (Líbano). Gibran compaginó la pintura con la escritura y publicó algunos de sus textos en revistas y en libros como "El loco" o "El precursor", entre otros.
Curiosidades:
- Desde su infancia Gibran Khalil Gibran destacaba por su sensibilidad y gusto por el arte, en concreto por la pintura y la literatura.
- Este autor tenía un nombre premonitorio, pues Gibran significa "consolador de almas" y Khalil "el escogido, el amigo amado".
- La publicación de "Las Ninfas de los Valles" le otorgó fama de escritor revolucionario entre los árabes, ya que arremetía contra las instituciones eclesiásticas del momento. En la obra de Khalil Gibran se adivinaba una profunda espiritualidad, aunque este autor siempre fue muy crítico con la iglesia.


Del matrimonio

Nuevamente Altamira tomó la palabra y dijo:
¡Qué piensas del matrimonio, maestro?
Y él contestó:
Juntos habéis nacido y seguiréis así para siempre.
Aun cuando las blancas alas de la muerte disipen vuestros días.
Y juntos, también, en la memoria de Dios.
Más permitid que existan espacios en vuestra unión.
Y dejad que los vientos de los cielos dancen entre vosotros.
Amaos el uno al otro, más no hagáis del amor una prisión.
Es preferible que sea un inquieto mar entre las playas de vuestras almas.
Colmad mutuamente la copa, pero no bebáis solamente de una.

De vuestro pan convidaos, empero, no comáis de la misma hogaza.
Cantad y danzad juntos, y regocijaos. Pero que cada cual esté a veces solo.

Como lo están las cuerdas del laúd, a pesar de estremecerse con la misma música.

Ofreceos el corazón, pero que cada cual sea su fiel guardián.
Porque únicamente la mano de la vida puede contener vuestros corazones.
Y manteneros unidos, más no demasiados próximos.
Las columnas del templo se plantan firmes y separadas.
Y el encino y el ciprés no crecen uno a la sombra del otro.
A bristy y Anamer les gusta esto.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario