1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Fin de semana

Publicado por LIBRA8 en el blog El blog de LIBRA8. Vistas: 21

`

A veces ocurre que el mundo gira alrededor
de una postrera pizza cuatro estaciones (tamaño familiar)
sobre una pequeña mesa de salón,
entre un desangrado y agonizante ejército de cerveza,
whisky y cocacola; un cenicero que amenaza
con hacerse cordillera y un par de bolsas vacías
-en las que antes cupo un gramo de cielo en polvo
procedente de algún ejemplo de paraíso terrenal
fallido-

Un tipo ebrio junto a otros tres seres igual de ebrios
con las pupilas como soles
que detienen la obligada rotación del planeta,
dejando a la luna en espera durante 48 horas.

Donde la prehistoria es el día que su amor definitivo
le dejó por su amor definitivo.
Donde una pandilla de ilusos treintañeros
siguen creyendo en el día H del mes uno
del Año de la cabra,
y en que otro día de estos los mares se van a abrir a su paso
con solo mojarse los labios
y entornar estudiadamente la mirada.

Una banda de entrañables idiotas creyéndose
amos del tiempo, domadores de abismos
impermeables a lanzallamas sociales y ultimátums
de tormentas definitivas, que vienen acompañadas
de fondo por alguna banda sonora de canciones
electrocardioscópicas de autores igual de idiotas.

Creyéndose los James Dean que sabrán frenar
a tiempo de su generación,
más listos que el chaval agobiado e imberbe
que trajo la pizza en su moto quinta mano;
... los protas de la peli,
los legítimos Señores de algún zodiaco
o universo paralelo, a esa franja horaria
en que la coherencia y los vecinos dicen basta,

y al ir al baño el espejo se empieza a reír de ellos,
y por el grifo del lavabo se escapa
algún monstruo aguafiestas
con la cara de sus viejos, de ese/a ex
(reconvertido/a en estatua de hielo) o de alguien
con sus mismos rostros años atrás,

disparándoles verdades carnívoras
y misiles de realidad entre ceja y ceja,
justo al centro de todo aquello
que aún pudiera conservar un mínimo atisbo de lucidez
y cordura a esas inescrutables horas
de un glorioso fin de semana cualquiera...

________
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario