1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

JUANITO Y SUS HERMANOS EN EL MULADAR (relato urbano)

Publicado por Edith Elvira Colqui Rojas en el blog EL BLOG DE ELVIRA COLQUI ROJAS. Vistas: 348

[​IMG]

Como cada mañana a las seis en punto, Juanito y sus hermanitos: Melisa y Pepito, van al basurero de Carabayllo para recoger desperdicios de comida que comen directamente de las bolsas que logran abrir y también, botellas plásticas, fierros papeles, que reciclarán en sus bolsas para poder vender. Su padre falleció de tuberculosis en un hospital de Lima y su madre quedó muy delicada luego de su último parto, por lo que no puede hacer mucha fuerza, pero aun así vende dulces en la puerta de su casa, pero al no alcanzarle para la alimentación y estudios de sus tres pequeños. Accede que su hijos vayan al basural a recoger alimentos y traer cosas que reciclan en el muladar y venderlo en unos lugares de reciclaje, donde les pagan por un saco de botellas, solo dos o tres soles. Un poquito más sacan vendiendo fierros, pero a veces son escasos.
Si en el día vende poco, la madre solo da de comer a sus pequeños Juanito de diez años, Melisa de ocho y pepito de cinco añitos,
y ella a veces no come nada, pero está enferma también con anemia y sus hijos le comparten pedazos de pan o sacan de las bolsas sucias, restos de arroz y se lo dan para que lo caliente y coma también ella.
Juanito es el mayor y es como el papá de la casa. Manda a sus hermanitos - A ver tú Melisa recogerás botellas, tú Pepito papeles y cartones. Yo recogeré los fierros y clavos, pues se pueden cortar o hacer daño. Si encuentran bolsas con comida me avisan para sacarlo con cuidado y llevar a casa para comer y si ya es muy tarde comemos acá no más. Mamá no puede bajar a cada rato del cerro porque está muy débil.

Y así Juanito, pasa la vida con sus hermanos recogiendo y a veces comiendo en los desperdicios. Un día otros niños un poco mayores que también recogen basura le dicen- ¿De dónde vienes tú amigo. No quieres probar esto. Te hace pasar el hambre y lo ves todo bonito. - Juanito pregunta - ¿Qué es eso?
-Es terokal pe amigo, ¿no conoces esto? ¿Nunca lo has probado, quieres?- Juanito pensó en su madre y sus hermanos y dice –No, no… gracias- y el otro muchacho más grande le dice - Prueba pe, o eres marica.
Juanito con un gesto les dice a sus hermanitos que se vayan a la casa. Ellos asustados se retiran y Juanito les dice a los muchachos revoltosos-No amigo nos soy marica solo que no quiero - entonces el muchacho que le ofrecía la sustancia le empuja violentamente y le hace caer al piso - Eres un marica y desprecias lo bueno, ahora te enseñaré a ser hombre- y en el piso ambos muchachos le dan una golpiza y al verlo ensangrentado a Juanito, los dos muchachos huyen. Juanito medio inconsciente haciendo mucho esfuerzo se levanta y dice- Debo llegar a casa, mi madre estará preocupada, debo cuidar a mis hermanitos y arrastrándose llega a su casa y su madre le recibe ansiosa y asustada. Juanito le cuenta todo y ella le cura las heridas pues no hay dinero para ir a un hospital. Sus hermanitos ayudan a curarlo y al día siguiente sus hermanitos van al colegio y Juanito se queda en casa recuperándose, pero muy triste empieza a cavilar - Hoy en la tarde no acompañaré a mis hermano al basurero, ¡Dios mío cuida a mis hermanitos de gente malvada.
Que encuentren cosas para vender y que mi madrecita se cure. ¿Qué haré si le pasa algo? los pobres somos como la peste. Nadie nos quiere en ningún lado...

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú- Derechos Reservados/Copyright ©

*Escribo sobre estos niños para sembrar un poco de conciencia en ti lector y en las autoridades para dictaminar normas de protección para estos menores y ofrecerles un mejor futuro para ellos. En verdad siento mucho por estos angelitos de la calle. Los veo mucho en los muladares de los mercados en los distritos más pobres del Perú. Me laceran el alma.
A selenschek manfred le gusta esto.
  • selenschek manfred
  • Edith Elvira Colqui Rojas
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario