dragon_ecu 9 de Septiembre de 2019
Te pido de favor que mientras escuchas este tema, leas lo escrito abajo, de la forma más pausada y tranquila posible.

No puedo estar a tu lado para hacerlo con mi voz, pero espero que pueda transmitir la esperanza que una vez me transmitió esta canción... con una forma andina de ver el camino, con el objetivo de coronar una cumbre, de alcanzar las alturas, de recuperar la senda de una vida.






Una voz solitaria, cuando llega a otros oídos... deja de estar sola.

Se dejan escuchar ecos lejanos entre acordes... y recuerdos.

Campanillas que dan inicio a notas de esperanzas

Cuando otras voces se unen, sus melodías se suman.

Sean quenas o guitarras, los acordes se funden en armonía de sublime tristeza que inunda la fe... mañana será mejor.

El corazón, aún lleno de tristeza renace con nuevas vivencias... y las fuerzas aparecen de la nada.

El charango y el bombo inyectan nuevos bríos a la vida, y se nota que todavía hay mucho por hacer.

Por los que quedan, por los dejados a un lado, por todos aquellos seres de caras anónimas que un día perdieron sus nombres, entre el duelo y el sollozo.

La pena es dura pero llena el corazón de energías para salir un nuevo día... a brindar cariño... a brindar compañía... a brindar alegría.


No estás sola, a pesar de la distancia.


Y para que no olvides regalarme una sonrisa que ilumine esta nueva semana te dejo también otra obra semi clásica - andina