E.Fdez.Castro 10 de Noviembre de 2019
Nuestro cuerpo está compuesto de polvo, mas es polvo de proyección. Nuestra esencia está compuesta de materia divina. Por mucho que nos hagan creer los divulgadores de la materia y de la ciencia, que para lo divino usan orejeras como los burros, que hicieron borrón y cuenta nueva sobre el pasado.
El orgullo de los nuevos inquisidores y dogmáticos materialistas poco va a durar. Si nosotros solo conocemos el cuatro por ciento de la realidad. Lo otro es materia obscura como sus ofuscadas cabezas y más energía.
Un abrazo y buentema para la reflexión
Castro.