Página 1 de 6 123456 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 59

Tema: 38. El verso suelto, el verso libre.

  1. #1
    Miembro del Jurado. Moderador enseñante de CURSOS DE POESÍA. Moderador/a/enseñante
    Blogueros

    Avatar de edelabarra
    Fecha de ingreso
    22 jun, 07
    Mensajes
    20,328

    Predeterminado 38. El verso suelto, el verso libre.

    Nombre:  rotas cadenas.jpg
Visitas: 13485
Tamaño: 14.0 KB

    El verso suelto

    Se denomina verso suelto, a aquel que no tiene rima con sus versos cercanos;

    Se denomina verso libre, a aquel que no cumple con una determinada métrica,
    o combinación de métricas, sino que su longitud responde al arbitrio del poeta.

    Los oídos españoles, a duras penas, admitieron el endecasílabo,
    acostumbrados como estaban a otros metros y ritmos,
    pero más que nada, debió chocarles el verso suelto, que carecía del encanto de la rima.

    Ya en Italia, Bernardo Tasso, compuso en verso sciolto y luego Boscán se atrevió a escribir en verso sin rimas su Hero y Leandro, con escándalo de muchos.

    Era en efecto un atrevimiento aquella novedad de lanzar al aire libre, el verso suelto en la lengua armoniosa de Castilla.

    Boscán imitando a Virgilio dijo:

    Qual suele el ruiseñor entre las sombras
    de las hojas del olmo o de la haya
    la pérdida llorar de sus hijuelos,
    a los cuales sin plumas aleando
    el duro labrador tomó del nido,
    llora la triste paxarilla entonces
    la noche entera sin descanso alguno
    y desde allí do está puesta en su ramo,
    renovando su llanto dolorido
    de sus querellas hinche todo el campo. Boscán

    Y más tarde Garcilaso:

    Qual suele el ruiseñor con triste canto
    quejarse entre las hojas escondido
    del duro labrador que cautamente
    le despojó su caro y dulce nido
    de los tiernos hijuelos…

    También Garcilaso, en su Epístola a Boscán, cuyo principio:

    Señor Boscán, quien tanto gusto tiene
    de daros cuenta de los pensamientos
    hasta en las cosas que no tienen nombre,
    no le podrá con vos faltar materia,
    ni será menester buscar estilo
    presto, distinto, de ornamento puro
    tal cual a culta epístola conviene.

    Se consideró un verso más cercano al verso latino,
    por carecer de rima y se aplicaba a asuntos de largo desarrollo o traducciones. Por carecer de rima, exige extremar su calidad, notándose enseguida todo prosaísmo, de ahí que resulte más difícil que el verso rimado.

    Luego de él, Hernando de Acuña siguió su ejemplo, y en 1553, Gonzalo Pérez, padre de Antonio, el célebre secretario de Felipe II, tradujo La Odisea, prescindiendo de la rima.

    El obispo de Tarragona, Antonio Agustín, agrupaba los versos sueltos, en versos sáficos y adónicos, perfeccionados más tarde por don Estevan de Villegas (1596-1669).

    En el siglo XVI, otros poetas usaron también versos sueltos, aunque en composiciones cortas, como en A Tirsis de Francisco de la Torre.

    ¡Tirsis! ¡ah Tirsis! vuelve y endereza
    tu navecilla contrastada y frágil
    a la seguridad del puerto: mira
    que se te cierra el cielo.

    El encanto de los siguientes versos recae en su estructura métrica y su cadencia, sin tener rima.

    La famosa Al Céfiro, de Villegas, compuesta a comienzos del siglo XVII

    Dulce vecino de la verde selva,
    Huésped eterno del abril florido,
    Vital aliento de la madre Venus,
    Céfiro blando;

    Si de mis ansias el amor supiste,
    Tú, que las quejas de mi voz llevaste,
    Oye, no temas, y a mi ninfa dile,
    Dile que muero.

    Filis un tiempo mi dolor sabía;
    Filis un tiempo mi dolor lloraba;
    Quísome un tiempo, mas ahora temo,
    Temo sus iras.

    Así los dioses con amor paterno,
    Así los cielos con amor benigno,
    Nieguen al tiempo que feliz volares
    Nieve a la tierra.

    Jamás el peso de la nube parda
    Cuando amanece en la elevada cumbre,
    Toque tus hombros ni su mal granizo
    Hiera tus alas.

    Son todos versos sáficos, de ritmo (4-8-10), (1-4-8-10) o (2-4-8-10)
    terminados en un adónico, pentasílabo de ritmo (1-4)

    En esa época, los culteranos, hicieron la guerra al verso suelto,
    tanto que después de Arte nuevo de hacer comedias de Lope, y de algunas obras de Quevedo (circa 1630),

    fue abandonado del todo, y no volvió a aparecer hasta bien entrado el siglo XVIII.

    El implacable Castillejo, señalaba como el colmo de la extravagancia la introducción del verso suelto, desprovisto de las sonoridades de la rima, que no era verso, según él.diciendo:

    Usan ya de cierta prosa
    medida sin consonantes…

    Y Góngora (1561-1627) asi se expresaba:

    Que yo a pie quiero ver más
    un toro suelto en el campo
    que en Boscán un verso suelto
    aunque sea en un andamio.


    Menendez y Pelayo, sobre el Discurso Poético de Juan de Jáuregui dijo que traía de Italia el arte del verso suelto, no alcanzado hasta entonces por ningun poeta español, aunque muchos hubiesen sudado en la difícil empresa, y, amante de la forma purísima y sin velo de la poesía antigua, se indignaba contra las rudas orejas que perdían la paciencia si no sentían a ciertas distancias el porrazo del consonante. (Ideas estéticas).


    Moratín y Quintana, dejaron bellas muestras del buen manejo del verso suelto en nuestra lengua.
    Estos versos, se han llamado también libres o sueltos, denominándose también verso blanco.

    Su facilidad, es aparente y engañosa, ya que por lo mismo que les falta el encanto de la rima, deben ser de irreprochable calidad, para poder agradar al oído, olvidando la faltade consonancias.

    Uno de Argensolas, decía (si bien asonantado en los versos pares).

    Pero si no te hallares desenvuelto
    en consonar nuestro lenguaje, fía
    la empresa al generoso verso suelto:
    porque la libertad de su armonía
    como solos sus números respeta,
    de emparentar las voces se desvía.

    Juan de la Cueva, en su Ejemplar poético, así se expresaba:

    El verso suelto pide diligente
    cuidado en el ornato y compostura
    en que vicio ninguno se consiente.

    Porque como la ley estrecha y dura
    del consonante no le obliga y fuerza
    con ningún atamiento ni textura,

    la elegancia y cultivo en él esfuerza
    que suple la sonora consonancia
    con que el verso se ilustra y se refuerza.

    Y así hará enfadosa disonancia
    si aquella parte principal no llenan
    de admiración o cosas de importancia.

    A cualquier verso lánguido condenan
    flaco o infelice en número o estilo
    y del nombre de verso se enajenan.

    Siempore deben huir el común hilo,
    desviarse de bajos pensamientos,
    seguir la alteza y majestad de Esquilo.

    Aplicarlos a heroicos argumentos
    cual hacen al hexámetro latino,
    no a tiernos ni a llorosos pensamientos. Juan de la Cueva

    Como se ve en estos ejemplos, son siempre versos endecasílabos, a veces combinados con heptasílabos y aún con pentasílabos dactílicos, como en la estrofa Sáfico-adónica.

    Se ha tratado de hacerlos con octosílabos, pero con poco éxito, como si el metro más popular de la lengua castellana, pudiera marchar sin sus consonantes.

    El verso suelto, se presta al enjambamiento,

    Ejemplos de enjambamiento en verso suelto:

    “Vendrá la temerosa
    desventurada noche.“

    Torna sabroso sueño y tus hermosas
    alas suenen ahora.”

    Sacude el polvo el árbol del camino
    al soplo de la tarde, y en el suelto
    manto de la sutil neblina envuelto,
    se ve temblar el viejo torreón. Bello

    Al aire las dos pomas
    del blanco seno, como dos palomas
    palpitantes de amor, me parecieron.

    Otro ejemplo brillante de verso suelto, lo encontramos en Oyuela, argentino,
    en su obra Eros,
    de 1882 (fragmento):

    Todo me habla de ti: la flor que entreabre
    su vívida corola; el aura leve
    que en torno gira; la onda rumorosa
    que entre menudos céspedes resbala;
    y aquella de la tarde
    voz íntima y profunda
    que embarga el corazón e hinche la mente.
    cuando el último beso
    naturaleza de la luz recibe,
    tráenme, envuelto en delicado aroma
    tu nombre y tu recuerdo. En la alta noche
    cuando huésped benigno,
    sobre el mundo infeliz vela el silencio
    y cual mudo lenguaje el alma embriaga
    el límpido brillar de las estrellas.
    yo siento que tu imagen
    llena todo mi ser. Viva y radiante,
    ella aparece en cuanto objeto hermoso
    mis ojos ven en olas de belleza,
    inundándome el alma, en ella yerguen
    fresco y lozano el árbol de la vida.

    Nombre:  estatua-libertad-p.jpg
Visitas: 10314
Tamaño: 32.0 KB

    El verso libre, fue también la denominación dada a los versos sin una métrica determinada.
    El poeta modernista Santos Chocano, basó parte de su poesia libre, en versos rítmicos, como en el caso de “Los caballos de los conquistadores”, apoyándose en asonancias en los versos pares y usando grupos de cuatro sílabas métricas con acento en la tercera:

    ta-ta--ta;

    El caballo del beduino
    que se traga soledades;
    el caballo milagroso de San Jorge
    que tritura con sus cascos los dragones infernales;
    el de César en las Galias;
    el de Aníbal en los Alpes;
    el centauro de las clásicas leyendas; etc.

    Rubén Darío, explotó en gran medida las posibilidades del verso no rimado, apoyando su encanto en el ritmo y en asonancias internas de los versos,, como hemos visto en charlas anteriores.

    Vayan como ejemplo estos versos libres en el poema Heraldos:

    ¡HELENA!
    La anuncia el blancor de un cisne.
    ¡Makheda!
    La anuncia un pavo real.
    ¡Ifigenia, Electra, Catalina!
    Anúncialas un caballero con un hacha.
    ¡Ruth, Lía, Enone!
    Anúncialas un paje con un lirio.
    ¡Yolanda!
    Anúnciala una paloma.
    ¡Clorinda, Carolina!
    Anúncialas un paje con una rama de viña.
    ¡Sylvia!
    Anúnciala una corza blanca.
    ¡Aurora, Isabel!
    Anúncialas de pronto
    un resplandor que ciega mis ojos.
    ¡Ella?
    (No la anuncian. No llega aún.)

    Dijo Darío de su poema: En “Heraldos” demuestro la teoría de la melodía interior. Puede decirse que en este poemita el verso no existe, bien que se imponga la notación ideal. El juego de las sílabas, el sonido y color de las vocales, el nombre clamado heráldicamente, evocan la figura oriental, bíblica, legendaria, y el tributo y la correspondencia.

    En el siguiente poema de Alberto Lista, titulado “La tarde”, los versos fluctúan entre doce y quince sílabas; con evidentes influencias clásicas pero con cierta ametría e irregularidad:

    Ya el rayo declina, ya Febo el último otero
    con lumbre plácida desde el ocaso dora.
    Céfiro, dejando alegre la apacible floresta,
    árbitro de Mayo, por la pradera ríe,
    al laurel agita, al árbol sacro a Minerva,
    y a ti, del margen verde corona, tilo.
    las claras ondas su hermosa copa retratan,
    y nuevo encanto da, retratada, al río,
    mas Céfiro, el margen, los troncos, verde pradera
    y pura linfa, que entre la grama huye,
    todo lo vence Filis; que amante, al son de mi avena,
    a mis rediles su manadilla guía. Caro

    También José Eusebio Caro,
    utilizó la forma acentual, imitando los antiguos versos hexámetros latinos, dándole seis acentos a cada verso:

    ¡Céfiro rápido lánzate! ¡rápido empújame y vivo!
    Más redondas mis velas pon: del proscrito a los lados,
    ¡Haz que tus silbos susurren dulces y dulces suspiren!
    ¡Haz que pronto del patrio suelo se aleje mi barco!


    El verso libremoderno, pertenece a la versificación irregular y se presenta también en series no estróficas.

    El verso libre se caracteriza por una segmentación del discurso que aísla unidades de imágenes, de figuras, de pensamientos. Por eso, el ritmo del verso libre se basa en repeticiones no sólo fónicas (que también pueden estar presentes, aunque no sean las de los esquemas métricos tradicionales), sino también sintacticas y semánticas. Esa segmentación, diferencia el verso libre de la prosa.
    “La repetición, está en la entraña misma del verso libre, como su fundamenta principio constitutivo” (Lázaro Carreter).

    En Canto General de Neruda, se percibe un buen ejemplo de segmentación fundada en unidades de contenido y sintácticas, característica del verso libre.

    Qué luna como una culata ensangrentada,
    qué ramaje de látigos,
    qué luz atroz de párpado arrancado
    te hace gemir sin voz, sin boca:
    oh, cintura central, oh paraíso
    de llagas implacables.
    De noche y día veo los martirios,
    de día y noche veo al encadenado,
    al rubio, al negro, al indio
    escribiendo con manos golpeadas y fosfóricas
    en las interminables paredes de la noche.

    Por su mismo carácter, el verso libre, es difícil de clasificar o de estudiar sistemáticamente, pero se han hecho intentos, de clasificación, como el de Navarro Tomás (1956) en que según los márgenes de fluctuación lo llama
    “menor” (mezcla de versos entre cuatro y siete sílabas)
    ejemplo: (con rimas asonantes agudas, en (–i) y en (-ó).

    Infancia mía en el jardín

    Las cochinillas de humedad,
    las mariquitas de San Antón,
    también vagaba la lombriz
    y patinaba el caracol.

    Infancia mía en el jardín:

    ¡Reina de la jardinería!
    El garbanzo asomaba su nariz
    y el alpiste en la jaula se moría.

    Infancia mía en el jardín:
    La planta de los suspiros
    el aire la deshacía. Rafael Alberti, Elegía.

    “medio”, o versículo, (entre ocho y doce sílabas), sin rima ni acentuación regular,
    ejemplo:

    Muchacha corazón o sonrisa,
    caliente nudo de presencia en el día,
    irresponsable belleza que a sí misma se ignora,
    ojos de azul radiante que estremece.

    Tu inocencia como un mar en que vives-
    qué pena a ti alcanzarte, tú sola isla aún intacta;
    qué pecho el tuyo, playa o arena amada
    que escurre entre los dedos aún sin forma.

    generosa presencia la de una niña que amar,
    derribado o tendido cuerpo o playa a una brisa,
    a unos ojos templados que te miran,
    oreando un desnudo dócil a su tacto.

    No mientas nunca, conserva siempre
    tu inerte y armoniosa fiebre que no resiste,
    playa o cuerpo dorado, muchacha que en la orilla
    es siempre alguna concha que unas ondas dejaron.

    Vive, vive como el mismo rumor de que has nacido;
    escucha el son de tu madre imperiosa;
    sé tú espuma que queda después de aquel amor,
    después de que, agua o madre, la orilla se retira. Vicente Aleixandre, Hija del mar.

    Se percibe abundancia de fracciones versales o hemistiquios, de 7 sílabas,
    algunos correctos endecasílabos y reminiscencias del alejandrino,
    como ecos de la métrica tradicional, además de una distribución estrófica algo tradicional
    (5 estrofas de cuatro versos, aunque sin rima).

    “mayor” (mezcla de líneas breves y largas hasta de 20 sílabas),
    ejemplo (fragmento):

    No te acerques. Tu frente, tu ardiente frente, tu encendida frente
    las huellas de unos besos,
    ese resplandor que aún de día se siente si te acercas,
    ese resplandor contagioso que me queda en las manos,
    ese río luminoso en que hundo mis brazos,
    en el que casi no me atrevo a beber, por temor después a ya una dura vida de lucero. Vicente Aleixandre, Ven siempre, ven.

    Como conclusión, diría que si bien el verso puede prescindir de la rima, siempre estará atado a formas rítmicas, métricas o relativas, que lo diferencien de la cruda prosa.

    El buen decir y la correcta expresión sintáctica, también contribuyen a conseguir el efecto artístico o emotivo buscado por el poeta.

    Las formas modernas, cada vez más libres, no hacen buena toda la poesía concebida, como tampoco el ajustarse a un metro o una rima la hace buena por ese solo artificio.

    Se han embellecido los poemas, con caligramas, acrósticos, formando figuras, etc.
    en general adoptando la forma icónica del tema que trata.
    (J. Domínguez Caparrós, Métrica Española).
    Asi vemos poemas con forma de árbol, de mujer, de vasija, formando textos espejados,
    diseminados por la hoja de papel, formándo escalas, líneas verticales,
    siempre tratando de ampliar las posibilidades expresivas, según las necesidades del poeta.

    Muchas gracias por su atención;
    edelabarra.
    Última edición por edelabarra; 17/11/2009 a las 17:56
    Poética Clásica (con rima y métrica clásica) Poemas sujetos a las reglas de la poética clásica. MIENTRAS NO SEA DADO POR APTO O RETIRADO UN POEMA DE UN AUTOR Y ADEMÁS HAYA TRANSCURRIDO UN PLAZO DE UNA SEMANA DESDE SU PUBLICACION, NO SE PERMITE LA PUBLICACIÓN DE OTRO NUEVO POEMA POR EL MISMO AUTOR.</B> Moderadores: Danimar, Edelabarra y Francisco Redondo Benito.

  2. #2
    Cazador de retos profanos. CORRECTOR.
    Avatar de cesarfco.cd
    Fecha de ingreso
    24 mar, 09
    Edad
    44
    Mensajes
    43,224
    Blog Entries
    43

    Predeterminado Respuesta: 38. El verso suelto, el verso libre.

    Entonces... El verso libre demanda tanta aplicación como el que más...

    Gracias mil Eduardo por compartir parte de tu conocimiento.

    Ahora sí... la tarea se ve amplia como el mar.

    Un abrazo fraterno.
    Tras la musa y su perfume...
    Nuestra bella amiga Rosario de Cuenca Esteban, mi Niña primavera, permanece en nuestro recuerdo.
    Así será por siempre.

  3. #3
    Poeta que considera el portal su segunda casa Avatar de elpaisdenuncajamas77
    Fecha de ingreso
    25 ago, 09
    Mensajes
    2,962

    Predeterminado Respuesta: 38. El verso suelto, el verso libre.

    Hay gente que no valora la dificultad del verso libre... como hay gente que no valora la dificultad de la poesia clasica... (yo desde que lo he intentado si, y voy a conseguirlo).

    Creo que cada tema, cada poema tiene una forma de escribirse y en algunos casos utlizar algun formato clasico le realzara y en otros casos olvidarse de metricas y rimas, pero sin olvidar el ritmo lo hará mejor.

    Una tercera opcion que yo he visto alguna vez y he utlizado, aunque no se bien si habra un estudio sobre ello, es mezclar ambas cosas. es decir que alguans estrofas lleven sus rimas y otras no... yo alguna vez lo he echo y no se si habra algun estudio de poetas que lo hayan utilizado asi...

    Gracias por todo Ede
    A ti, que ahuyentaste los fantasmas
    que cada noche dormían en mi cama,
    que con tus manos hiciste una barricada
    donde protegerme de la incruenta batalla.

    A ti que con tus besos has rescucitado
    el Becquer que llevaba dentro,
    y con tus ojos has desahuciado
    al moroso que habitaba mi cuerpo...

  4. #4
    Poeta adicto al portal Avatar de Libra *M*
    Fecha de ingreso
    03 sep, 09
    Mensajes
    1,640

    Predeterminado Respuesta: 38. El verso suelto, el verso libre.

    Es de agradecer que publiques el curso. Imagino que muchos como yo, por cuestión de horarios, no pueden asistir a clase; de este modo tenemos la oportunidad de seguirlo.

    Gracias Ede por tu amabilidad y buen hacer.

    Mis estrellas, mi reputación y por supuesto mis petonets,

    Dolors

  5. #5
    Poeta veterano en el portal Avatar de ludmila
    Fecha de ingreso
    20 jun, 09
    Mensajes
    18,094
    Blog Entries
    12

    Predeterminado Respuesta: 38. El verso suelto, el verso libre.

    Eduardo, me encanta el verso libre de métrica y rima, me he deleitado con esta transmisión. Muchas Gracias!!!
    Ludmila

    En el fondo del pecho estamos juntos,

    en el cañaveral del pecho recorremos

    un verano de tigres,

    al acecho de un metro de piel fría,

    al acecho de un ramo de inaccesible cutis,

    con la boca olfateando sudor y venas verdes

    nos encontramos en la húmeda sombra

    que deja caer besos...



  6. #6
    Miembro del Jurado. Moderador enseñante de CURSOS DE POESÍA. Moderador/a/enseñante
    Blogueros

    Avatar de edelabarra
    Fecha de ingreso
    22 jun, 07
    Mensajes
    20,328

    Predeterminado Respuesta: 38. El verso suelto, el verso libre.

    Cita Iniciado por cesarfco.cd Ver mensaje
    Entonces... El verso libre demanda tanta aplicación como el que más...

    Gracias mil Eduardo por compartir parte de tu conocimiento.

    Ahora sí... la tarea se ve amplia como el mar.

    Un abrazo fraterno.
    Asi es estimado César,
    lo aparentemente fácil,
    no lo es tanto y por eso cuesta develar los secretos de la buena poesía, sea ésta medida o no;

    gracias por pasar,
    un saludo cordial,
    edelabarra
    Poética Clásica (con rima y métrica clásica) Poemas sujetos a las reglas de la poética clásica. MIENTRAS NO SEA DADO POR APTO O RETIRADO UN POEMA DE UN AUTOR Y ADEMÁS HAYA TRANSCURRIDO UN PLAZO DE UNA SEMANA DESDE SU PUBLICACION, NO SE PERMITE LA PUBLICACIÓN DE OTRO NUEVO POEMA POR EL MISMO AUTOR.</B> Moderadores: Danimar, Edelabarra y Francisco Redondo Benito.

  7. #7

    Predeterminado Respuesta: 38. El verso suelto, el verso libre.

    Mi querido Eduardo, aquí me confirmas lo que muchas veces he sospechado y es que mucho de lo que llamamos poesía en verso libre es más bien prosa poética acomodada en líneas cortas, ¿o me equivoco?, muchos escritores ignoramos precisamente ese detalle tan importante como lo es el ritmo y supongo en mi ignorancia que está ligado a la ubicación de los acentos que se distribuyen a lo largo del verso y que van de conformidad con la medida de cada uno de ellos, según las reglas. Esto lo he conversado con algunas personas que escriben verso libre y lo que apuntan es que lo único importante de la poesía en verso libre es el mensaje que se logre trasmitir, sin embargo siempre he creído que es tan importante precisamente el ritmo como el mensaje, creo que ambos van de la mano.
    También he apuntado que no sé si un día no muy lejano se termine aceptando como poesía precisamente todos estos escritos que no cumplen con las exigencias, que son menos en verso libre, pero que si las hay.
    Bueno lo importante es que he corroborado que mucho de lo que he escrito como poesía en verso, no es más que una prosa acomodada como verso.
    La tarea es larga, pero ahora que lo sabemos no hay excusa para no esmerarnos por presentar un trabajo de mejor calidad.

    Un abrazote mi querido Edu, un placer haber digerido esta clase y otras a las que no he podido asistir por razones varias, algunas ya te las conté. Otras me las reservo, ahora espero el próximo martes si das tu clase poder asistir.
    En este tema de verso libre me hubiese gustado estar, pero bueno no estuve por acá, estuve fuera por varios días y confieso que me dolió no participar porque es mi talón de Aquiles. Al menos tengo los apuntes que generosamente nos regalas.
    El verso libre me cuesta más que el clásico aunque muchos no lo crean.

    Un beso y mi gratitud por tu generosidad.
    Cariños
    ligia
    http://www.gif-animados.net/gifs/rosas2.gif

    Ligia Calderón Romero
    ©Todos los Derechos Reservados





    Nací libre como la rosa,
    libre soy como el sol y el viento,
    alas de libre mariposa,
    libertad que siento,
    libre nací, libre he de vivir
    y libre habré de morir.

  8. #8
    Miembro del Jurado. Moderador enseñante de CURSOS DE POESÍA. Moderador/a/enseñante
    Blogueros

    Avatar de edelabarra
    Fecha de ingreso
    22 jun, 07
    Mensajes
    20,328

    Predeterminado Respuesta: 38. El verso suelto, el verso libre.

    Cita Iniciado por elpaisdenuncajamas77 Ver mensaje
    Hay gente que no valora la dificultad del verso libre... como hay gente que no valora la dificultad de la poesia clasica... (yo desde que lo he intentado si, y voy a conseguirlo).

    Creo que cada tema, cada poema tiene una forma de escribirse y en algunos casos utlizar algun formato clasico le realzara y en otros casos olvidarse de metricas y rimas, pero sin olvidar el ritmo lo hará mejor.

    Una tercera opcion que yo he visto alguna vez y he utlizado, aunque no se bien si habra un estudio sobre ello, es mezclar ambas cosas. es decir que alguans estrofas lleven sus rimas y otras no... yo alguna vez lo he echo y no se si habra algun estudio de poetas que lo hayan utilizado asi...

    Gracias por todo Ede
    Tienes razón, estimado El País... en decir que no se valora adecuadamente el verso libre, subestimado la importancia de su estudio;
    pero al mismo tiempo, es de muy difícil sistematización por su mismo carácter de libre, a gusto del escritor.
    Se ha escrito sobre la mezcla de estilos y en general los autores están de acuerdo en que es preferible no mezclar estilos, salvo que se haga con un fin determinado (por ejemplo para poner en boca de distintos personajes un diálogo, de acuerdo a sus idiosincrasias), no se aconseja mezclar asonancias y rimas consonantes; sí se aconseja mantener ciertos ritmos, a veces una frase repetida se constituye en el armazón o esqueleto de un poema, en fin hay miles de recursos para lograr la expresión poética pero ninguno es obligatorio así como tampoco se debe desechar ninguno a priori (por ejemplo decir: rimas no).
    Gracias por pasar,
    un saludo cordial,
    edelabarra
    Poética Clásica (con rima y métrica clásica) Poemas sujetos a las reglas de la poética clásica. MIENTRAS NO SEA DADO POR APTO O RETIRADO UN POEMA DE UN AUTOR Y ADEMÁS HAYA TRANSCURRIDO UN PLAZO DE UNA SEMANA DESDE SU PUBLICACION, NO SE PERMITE LA PUBLICACIÓN DE OTRO NUEVO POEMA POR EL MISMO AUTOR.</B> Moderadores: Danimar, Edelabarra y Francisco Redondo Benito.

  9. #9

    Predeterminado Respuesta: 38. El verso suelto, el verso libre.

    Suuuuper la información...!! aunque no estoy muy de acuerdo con Ligia cuando afirma: "aquí me confirmas lo que muchas veces he sospechado y es que mucho de lo que llamamos poesía en verso libre es más bien prosa poética acomodada en líneas cortas, ¿o me equivoco?"... A mi parecer la prosa poética tiene sus diferencias importantes con el poema en verso libre. El poema en verso libre está enmarcado por silencios y esos silencios ofrecen pausas que por ahí la prosa no te permite. Ahora bien, creo que tanto la prosa poética como el verso libre te permiten una flexibilidad que otras formas no te ofrecen. Con respecto a que lo importante en el verso libre es "lo que se dice", tampoco lo comparto. A mí no me importa el mensaje sino la pirotecnia del lenguaje, la magia del lenguaje. Nada mejor para mí cuando en un verso sea libre o formal te sacan una moneda de oro de la oreja. Eso es lo valioso del buen poema: la sorpresa y el extrañamiento.

    Esa es mi humilde opinión.

    Un abrazo...

  10. #10
    Miembro del Jurado. Moderador enseñante de CURSOS DE POESÍA. Moderador/a/enseñante
    Blogueros

    Avatar de edelabarra
    Fecha de ingreso
    22 jun, 07
    Mensajes
    20,328

    Predeterminado Respuesta: 38. El verso suelto, el verso libre.

    Cita Iniciado por Libra *M* Ver mensaje
    Es de agradecer que publiques el curso. Imagino que muchos como yo, por cuestión de horarios, no pueden asistir a clase; de este modo tenemos la oportunidad de seguirlo.

    Gracias Ede por tu amabilidad y buen hacer.

    Mis estrellas, mi reputación y por supuesto mis petonets,

    Dolors
    Querida Libra, es un placer para mí, colocar aquí todo aquello que considero de interés
    para mejorar los conocimientos de los que se acercan a hacer un poco mejor su poesía.
    No lo siento una carga, por el contrario siento como un deber y un placer,
    tratar de transmitir todo lo que sé y todo lo que encuentro en mis viejos libros.
    Muchas gracias por esas estrellas, reputación y petonets, que te retribuyo con un beso,
    Eduardo.
    Poética Clásica (con rima y métrica clásica) Poemas sujetos a las reglas de la poética clásica. MIENTRAS NO SEA DADO POR APTO O RETIRADO UN POEMA DE UN AUTOR Y ADEMÁS HAYA TRANSCURRIDO UN PLAZO DE UNA SEMANA DESDE SU PUBLICACION, NO SE PERMITE LA PUBLICACIÓN DE OTRO NUEVO POEMA POR EL MISMO AUTOR.</B> Moderadores: Danimar, Edelabarra y Francisco Redondo Benito.

Página 1 de 6 123456 ÚltimoÚltimo

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •