1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

33. Los estilos en la poesía. Fray Luis de León

Tema en 'Escuela de poética "Eduardo L. de la Barra"' comenzado por edelabarra, 14 de Octubre de 2009. Respuestas: 7 | Visitas: 7165

  1. edelabarra

    edelabarra Mod. Enseñante. Mod. foro: Una imagen, un poema

    Se incorporó:
    22 de Junio de 2007
    Mensajes:
    24.171
    Me gusta recibidos:
    3.624
    Género:
    Hombre
    Los estilos literarios.

    [​IMG]

    Fray Luis de León

    (n. en Belmonte de Tajo, 1527 - m. en Ávila,1591).

    En la segunda mitad del siglo XVI, la poesía lírica clásica española, llegó a su apogeo, con la escuela Salamantina y sevillana.

    El gran maestro de la Escuela de Salamanca fue el agustino Fray Luis de León, eminente humanista, catedrático de la Universidad del mismo nombre, preso durante 5 años por la Inquisición, por haber traducido de su lengua original “El Cantar de los Cantares”, acusado por sus enemigos de herejía; fue reivindicado, declarado inocente y llegó al grado de Provincial de Castilla.

    Al salir de la cárcel, escribe esta inolvidable décima:

    AL SALIR DE LA CÁRCEL

    Aquí la envidia y mentira
    me tuvieron encerrado.
    Dichoso el humilde estado
    del sabio que se retira
    de aqueste mundo malvado,
    y con pobre mesa y casa
    en el campo deleitoso
    con solo Dios se compasa,
    y a solas su vida pasa
    ni envidiado ni envidioso.

    Volvió a su cátedra de Teología, comenzando su clase con su famosa frase: “Como decíamos ayer…”

    La poesía fue para él, una ocupación menor, como él mismo dice:

    “Entre las ocupaciones de mis estudios, se me cayeron de entre las manos estas obrecillas, a las cuales me apliqué más por inclinación de mi estrella que por juicio o voluntad…
    Por esta causa nunca hice caso de esto que compuse, ni gasté en ello más tiempo del que tomaba para olvidarme de ortos trabajos.”

    Con esta sencillez, nos muestra una de las obras más notables de la poesía española, en la quese destacan canciones compuestas en la estrofa “lira”, elevándola a su suprema expresión estética.

    Su estilo, simple, escueto, de cadencia suave y purísimo lenguaje,
    es considerado la maxima expresión del lirismo estético, por sus bellos poemas bucólicos, llenos de conceptos morales y educativos.
    Dominaba a la perfección, el griego, el hebreo, latín, caldeo, asirio, italiano y francés

    Fue llamado “El príncipe de los poetas líricos”
    Son célebres sus seis Odas:

    VIDA RETIRADA (liras)

    ¡Qué descansada vida
    la del que huye del mundanal rüido,
    y sigue la escondida
    senda por donde han ido
    los pocos sabios que en el mundo han sido!

    Que no le enturbia el pecho
    de los soberbios grandes el estado,
    ni del dorado techo
    se admira, fabricado
    del sabio Moro, en jaspes sustentado.

    No cura si la fama
    canta con voz su nombre pregonera,
    ni cura si encarama
    su lengua lisonjera
    lo que condena la verdad sincera.

    ¿Qué presta a mi contento
    si soy del vano dedo señalado?
    ¿si en busca deste viento
    ando desalentado
    con ansias vivas, con mortal cuidado?

    ¡Oh monte, oh fuente, oh río,
    oh secreto seguro deleitoso!
    Roto casi el navío
    a vuestro almo reposo
    huyo de aqueste mar tempestuoso.

    Un no rompido sueño,
    un día puro, alegre, libre, quiero;
    no quiero ver el ceño
    vanamente severo
    de a quien la sangre ensalza o el dinero.

    Despiértenme las aves
    con su cantar sabroso no aprendido;
    no los cuidados graves
    de que es siempre seguido
    el que al ajeno arbitrio está atenido.

    Vivir quiero conmigo,
    gozar quiero del bien que debo al cielo
    a solas sin testigo,
    libre de amor de celo,
    de odio, de esperanzas, de recelo.

    Del monte en la ladera
    por mi mano plantado tengo un huerto,
    que con la primavera
    de bella flor cubierto
    ya muestra en esperanza el fruto cierto.

    Y como codiciosa
    por ver y acrecentar su hermosura,
    desde la cumbre airosa
    una fontana pura
    hasta llegar corriendo se apresura.

    Y luego sosegada
    el paso entre los árboles torciendo,
    el suelo de pasada
    de verdura vistiendo
    y con diversas flores va esparciendo.

    El aire el huerto orea,
    y ofrece mil olores al sentido:
    los árboles menea
    con un manso rüido,
    que del oro y del cetro pone olvido.

    Téngase su tesoro
    los que de un falso leño se confían;
    no es mío ver el lloro
    de los que desconfían
    cuando el Cierzo y el Abregó porfían.

    La combatida antena
    cruje, y en ciega noche el claro día
    se torna, al cielo suena
    confusa vocería,
    y la mar enriquecen a porfía.

    A mí una pobrecilla
    mesa de amable paz bien abastada
    me basta, y la vajilla
    de fino oro labrada
    sea de quien la mar no teme airada.

    Y mientras miserable-
    mente se están los otros abrasando
    con sed insaciable
    del peligroso mando,
    tendido yo a la sombra esté cantando.

    A la sombra tendido,
    de hiedra y luto eterno coronado,
    puesto el atento oído
    al son dulce acordado
    del plectro sabiamente meneado.


    A Francisco Salinas, Noche serena:

    El aire se serena
    y viste de hermosura y luz no usada,
    Salinas, cuando suena
    la música estremada
    por vuestra sabia mano gobernada.

    A cuyo son divino
    el alma que en olvido está sumida
    torna a cobrar el tino
    y memoria perdida
    de su origen primera esclarecida.

    Y como se conoce,
    en suerte y pensamientos se mejora:
    el oro desconoce
    que el vulgo vil adora,
    la belleza caduca engañadora.

    Traspaso el aire todo
    hasta llegar a la más alta esfera,
    y oye allí otro modo
    de no perecedera
    música, que es la fuente y la primera.

    Y como está compuesta
    de números concordes, luego envía
    consonante respuesta,
    y entre ambas a porfía
    se mezcla una dulcísima harmonía.

    Aquí la alma navega
    por un mar de dulzura, y finalmente
    en él ansí se anega,
    que ningún accidente
    estraño o peregrino oye o siente.

    ¡Oh desmayo dichoso!
    ¡oh muerte que das vida! ¡oh dulce olvido!
    durase en tu reposo
    sin ser restituido
    jamás aqueste bajo y vil sentido.

    A este bien os llamo,
    gloria del Apolíneo sacro coro,
    amigos a quien amo
    sobre todo tesoro,
    que todo lo visible es triste lloro.

    ¡Oh! suene de contino,
    Salinas, vuestro son en mis oídos,
    por quien al bien divino
    despiertan los sentidos,
    quedando a lo demás adormecidos.

    A Felipe Ruiz:

    En vano el mar fatiga
    la vela portuguesa; que ni el seno
    de Persia, ni la amiga
    Maluca da árbol bueno
    que pueda hacer un ánimo sereno.

    No da reposo al pecho,
    Felipe, ni la India, ni la rara
    esmeralda provecho;
    que más tuerce la cara
    cuanto posee más el alma avara.

    Al Capitán Romano
    la vida y no la sed quitó el bebido
    tesoro persiano;
    y Tántalo, metido
    en medio de las aguas, afligido

    de sed está; y más dura
    la suerte es del mezquino, que sin tasa
    se cansa ansí, y endura
    el oro, y la mar pasa
    osado, y no osa abrir la mano escasa.

    ¿Qué vale el no tocado
    tesoro, si corrompe el dulce sueño,
    si estrecha el ñudo dado,
    si más enturbia el ceño
    y deja en la riqueza pobre al dueño?

    PROFECÍA DEL TAJO

    Folgaba el rey Rodrigo
    con la hermosa Caba en la ribera
    del Tajo sin testigo;
    el río sacó fuera
    el pecho, y le habló desta manera:

    "En mal punto de goces,
    injusto forzador; que ya el sonido
    y oyo ya las voces,
    las armas y el bramido
    de Marte, y de furor y ardor ceñido.

    ¡Ay! esa tu alegría
    qué llantos acarrea; y esa hermosa,
    que vió el sol en mal día,
    a España ¡ay! ¡cuán llorosa,
    y al cetro de los godos cuán costosa!

    Llamas, dolores, guerras,
    muertes, asolamientos, fieros males
    entre tus brazos cierras,
    trabajos inmortales
    a ti y a tus vasallos naturales.

    A los que en Constantina
    rompen el fértil suelo, a los que baña
    el Ebro, a la vecina
    Sansueña, a Lusitaña,
    a toda la espaciosa y triste España.

    Ya dende Cádiz llama
    el injuriado Conde, a la venganza
    atento y no a la fama,
    la bárbara pujanza
    en quien para tu daño no hay tardanza.

    Oye que al cielo toca
    con temeroso son la trompa fiera
    que en África convoca
    el Moro a la bandera,
    que al aire desplegada va ligera.

    La lanza ya blandea
    el Árabe cruel, y hiere el viento
    llamando a la pelea;
    innumerable cuento
    de escuadras juntas veo en un momento.

    Cubre la gente el suelo,
    debajo de las velas desaparece
    la mar, la voz al cielo
    confusa y varia crece,
    el polvo roba el día y le escurece.

    ¡Ay! que ya presurosos
    suben las largas naves; ¡ay! que tienden
    los brazos vigorosos
    a los remos, y encienden
    las mares espumosas por do hienden.

    El Eolo derecho
    hinche la vela en popa, y larga entrada
    por el Hercúleo estrecho
    con la punta acerada
    el gran padre Neptuno da a la armada.

    ¡Ay triste! ¿y aun te tiene
    el mal dulce regazo? ¿ni llamado
    al mal que sobreviene
    no acorres? ¿ocupado
    no ves ya el puerto a Hércules sagrado?

    Acude, corre, vuela,
    traspasa el alta sierra, ocupa el llano,
    no perdones la espuela,
    no des paz a la mano,
    menea fulminando el hierro insano.

    ¡Ay! ¡cuánto de fatiga!
    ¡ay! ¡cuánto de sudor está presente
    al que viste loriga,
    al infame valiente,
    a hombres y a caballos juntamente!

    ¡Y tú, Betis divino,
    de sangre ajena y tuya amancillado
    darás al mar vecino
    cuánto yelmo quebrado,
    cuánto cuerpo de nobles destrozado!

    El furibundo Marte
    cinco luces las haces desordena
    igual a cada parte;
    la sesta ¡ay! te condena,
    ¡oh cara patria! a bárbara cadena".


    Su obra, la publicó por primera vez en 1631 otro grande de las letras españolas, Francisco de Quevedo y Villegas.

    Muchas gracias por su atención;
    edelabarra.
     

    Archivos adjuntos:

    #1
    Última modificación por un moderador: 11 de Mayo de 2015
  2. cesarfco.cd

    cesarfco.cd Corrector Corrector/a

    Se incorporó:
    24 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    42.541
    Me gusta recibidos:
    2.539
    Género:
    Hombre
    Pues "Como deciamos ayer"....

    Esta lección me pasó por alto, Eduardo. La acabo de encontrar.

    Muy buena. Como siempre un millón de gracias.

    Recibe un abrazo fraterno.
     
    #2
  3. edelabarra

    edelabarra Mod. Enseñante. Mod. foro: Una imagen, un poema

    Se incorporó:
    22 de Junio de 2007
    Mensajes:
    24.171
    Me gusta recibidos:
    3.624
    Género:
    Hombre
    Muchas gracias, estimado y asiduo César;
    tu presencia es un acicate para continuar con estos escritos;
    un saludo cordial,
    edelabarra
     
    #3
  4. Antonio

    Antonio Moderador ENSEÑANTE/asesor en Foro poética clásica Miembro del Equipo Moderador Global Moderador enseñante

    Se incorporó:
    28 de Noviembre de 2008
    Mensajes:
    12.315
    Me gusta recibidos:
    2.546
    Género:
    Hombre
    Muchas gracias maestro por ilustrarnos con la vida y poesía de tan insigne erudito.
     
    #4
  5. edelabarra

    edelabarra Mod. Enseñante. Mod. foro: Una imagen, un poema

    Se incorporó:
    22 de Junio de 2007
    Mensajes:
    24.171
    Me gusta recibidos:
    3.624
    Género:
    Hombre
    Muchas gracias Antonio, por tu apreciada visita;
    un saludo cordial,
    edelabarra
     
    #5
  6. Heraldo Cruzes Mar

    Heraldo Cruzes Mar Exp..

    Se incorporó:
    21 de Abril de 2013
    Mensajes:
    16
    Me gusta recibidos:
    0
    Muchísimas gracias por compartir!! :)...Saludos y abrazos!!
     
    #6
  7. edelabarra

    edelabarra Mod. Enseñante. Mod. foro: Una imagen, un poema

    Se incorporó:
    22 de Junio de 2007
    Mensajes:
    24.171
    Me gusta recibidos:
    3.624
    Género:
    Hombre
    muchas gracias estimado Heraldo,
    es un placer teenrte de visita en mis recopilaciones;
    un saludo cordial,
    Eduardo
     
    #7
  8. María Baena

    María Baena Miembro del Jurado Miembro del Equipo Miembro del JURADO DE LA MUSA

    Se incorporó:
    12 de Septiembre de 2016
    Mensajes:
    4.571
    Me gusta recibidos:
    3.493
    Género:
    Mujer
    Gracias por la enseñanza.
    Uno de mis poetas preferidos es Fray Luis de Leon por su seniles...
    ha sido un placer encontrarme con esta lectura. Un abrazo
     
    #8

Comparte esta página