1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Antipoema

Tema en 'Tu Obra Maestra (en verso)' comenzado por Javier Muñoz Livio, 19 de Mayo de 2015. Respuestas: 8 | Visitas: 1182

  1. Javier Muñoz Livio

    Javier Muñoz Livio Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Mayo de 2015
    Mensajes:
    20
    Me gusta recibidos:
    13
    Género:
    Hombre
    Después de varios días
    perdido en sus labios menores
    Aquella mujer me dijo:
    Mi nombre no es de tu incumbencia.
    Otra nueva tristeza
    parece a punto de estallar
    me vestí
    sin presagiar que hoy sería mi último desnudo
    a su lado.

    No soy una persona coherente
    he matado a muchos hombres
    tengo un fusil
    y un millar de municiones
    listas para usar.

    Pero
    a quien esto pueda interesarle
    soy un pacifista
    es verdad
    y en una guerra la mayor parte
    del tiempo defiendes tu propia vida.

    Incluso no piensas en matar
    sólo en esquivar las balas de tu enemigo
    y si por fuerza mayor llega el cuerpo a cuerpo
    no tienes más remedio que ver a tu adversario
    desangrar, incluso pedir clemencia.

    Es el horror humano
    y su germinal malicia en fabricar armas,
    un asunto difícil de organizar en la mente:
    ¿Cómo es posible vivir si la vida
    está llena de instrumentos para matar?
    Odio al ser humano y su obstinación
    en destruirse
    en colmar de un silencio frondoso
    el dolor y su escurridiza amargura.

    Mi vida ha sido corta
    y no hice nada por cambiarla
    tampoco desaparecer hubiera sido
    una decisión acertada
    creí ciegamente en la paz
    y mis palabras coinciden con mi corazón
    sin embargo
    otra es la visión de este mundo irreconocible.
    El hombre es significativamente una bestia individual
    un ser que ni remotamente se parece a los sueños
    cuando ve aquella luz al nacer…

    Quise darle un beso y salir de su vida
    ella me abrazó
    sentí su convulsa tibieza.
    Mañana es mi última batalla -dije.
    pensé que tu vida, nuestra vida sería
    una abrumadora pasión en medio de una fantástica locura.
    Eres un soldado –me dijo, sentándose en la cama con una leve sonrisa.
    Nadie vuelve de su última batalla.
    Es increíble que lo digas así.
    ¿Así? A que te refieres.
    Lo dices como si mi vida no valiera nada o peor
    como si nunca hubieras sentido nada por mí.
    ¿Sabes cuantos soldados he conocido
    antes que aparecieras por esa puerta?
    (percibo que esa lista es muy larga)
    No lo sabes bien. Por eso desde algún tiempo
    ya no me hago ilusiones con nadie.
    Vas a morir y me apena créeme. Es trágico tener
    esta conversación y en apariencia no parezco afectada
    pero si algo he aprendido del dolor es no atormentarse
    por el futuro.

    Desde que empecé a combatir
    hoy era el primer día que sentía pánico
    sus palabras eran perfectas
    incluso poseían una sincronización
    a prueba de alguna ingenua candidez.
    ¿Tiene sentido
    entonces
    no tener memoria y destruir aquello
    que no he podido impedir?
    El tiempo es vivir sin perderse en la nada
    y yo quiero ser todo y posar nuevamente
    en tus pechos
    mis labios
    como versos en una tarde tranquila.

    Me volví a quitar la ropa
    y me tumbé boca arriba con mi pene dulcemente sobrecogido.
    Ella se acercó a mis ensueños y empezó a acariciar mi tristeza
    ¿Me quieres hacer el amor por última vez? Musitó.
    Voy a volver, seré el primer soldado en no morir.
    Sumerjo impacientemente el amor
    en sus labios y en diminutos segundos su cuerpo
    emerge como un campo de lilas:
    Es la belleza del futuro
    el pasto en un paisaje suspendiéndose de orgasmos,
    los tuyos junto a los míos.

    Abres las piernas como un mundo que atesora
    todos los matices del cariño
    me pides que acaricie tu clítoris como un pétalo
    frente al mar y yo obedezco
    ahora tu vulva es mi bandera
    y esos labios mi equilibrio
    humedeces bajo fresquísimos gemidos
    todo es hermoso y fugaz
    todo se diluye y vuelve a nacer
    atrapo un orgasmo tuyo, está lleno de flores
    no dejo de lamer
    quiero beber todo hasta sentir
    mi vida
    dentro de la tuya.

    Me empiezo a vestir
    ¿A dónde vas? -pregunta ella.
    Voy a poner fin a este calvario
    me queda mi última misión
    y en pocas semanas el infierno que he vivido
    será sólo un mal recuerdo...
    Nos dimos un beso que duró toda la noche.


    Epilogo.



    El personaje de esta historia
    fue alcanzado por un proyectil
    murió en el acto.
     
    #1
    Última modificación: 21 de Mayo de 2015
    A Ubaldo Ugarte, GEORTRIZIA y libelle les gusta esto.
  2. Maramin

    Maramin Moderador Global Miembro del Equipo Moderador Global Corrector/a

    Se incorporó:
    19 de Febrero de 2008
    Mensajes:
    64.434
    Me gusta recibidos:
    38.474
    Género:
    Hombre
    Impactante historia nos presenta este largo poema de una gran realidad que emociona al lector.

    [​IMG]
     
    #2
    A Ubaldo Ugarte le gusta esto.
  3. Javier Muñoz Livio

    Javier Muñoz Livio Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Mayo de 2015
    Mensajes:
    20
    Me gusta recibidos:
    13
    Género:
    Hombre
    Gracias Mara, me alegro que le guste.
    Un abrazo.
     
    #3
    Última modificación: 20 de Mayo de 2015
  4. libelle

    libelle Invitado

    Lo leeré con paciencia pues no quiero perder los detalles .
    Saludos
     
    #4
  5. Predator

    Predator Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    17 de Marzo de 2013
    Mensajes:
    33
    Me gusta recibidos:
    13
    Muy bueno, fina linea entre el amor y la guerra.
     
    #5
  6. GEORTRIZIA

    GEORTRIZIA ♥Niña de los besos rosas♥

    Se incorporó:
    2 de Noviembre de 2010
    Mensajes:
    8.049
    Me gusta recibidos:
    8.695
    Jajaja.. al final el proyectil lo hizo mielda...
    jajajaj....

    Que buena narrativa,
    aunque por algunas expresiones,
    yo pienso que sería idóneo para los temas restringidos,
    Solo para adultos.. Jajaja..
    Pero como esta en Obras maestras, pasa.

    Por otro lado, me quedo con tu pregunta,
    en fin que es muy buena,
    tanto que me ha sigo haciendo---.

    Abrazos!
     
    #6
  7. Ubaldo Ugarte

    Ubaldo Ugarte Es poeta de ses cales

    Se incorporó:
    1 de Noviembre de 2014
    Mensajes:
    423
    Me gusta recibidos:
    322
    Género:
    Hombre
    Jaja, ése proyectil por poco no me alcanza a mí también... Oye, creo percibir una felación:
    "Sumerjo impacientemente el amor
    en sus labios" muy erótico, muy bueno. Saludos.
     
    #7
  8. Javier Muñoz Livio

    Javier Muñoz Livio Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Mayo de 2015
    Mensajes:
    20
    Me gusta recibidos:
    13
    Género:
    Hombre
    Gracias chicos por la lectura y vuestro comentario
    un placer.

    Saludos!!!!
     
    #8
  9. Javier Muñoz Livio

    Javier Muñoz Livio Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Mayo de 2015
    Mensajes:
    20
    Me gusta recibidos:
    13
    Género:
    Hombre
    Agradezco tu comentario Guan y celebro tu punto de vista
    pues cada lector puede interpretar a su manera los versos que lee en un poema
    y eso es bueno.

    Te cuento cómo lo veo yo.

    La chica después de varios novios muertos decide sólo disfrutar del sexo
    nada más. Sólo busca placer, disfrutar y no complacer su corazón, así de sencillo.
    No creo que eso sea malo en una mujer no? que sólo quiera disfrutar del sexo,
    todos somos igual en ese sentido y no creo que pienses qué, porque sea mujer
    no pueda disfrutar sólo de encuentros sexuales.

    En el poema el enfoque que le quiero dar es que una mujer puede hacer lo mismo
    que un hombre sin que a la primera se le juzgue.


    Un abrazo
    y gracias por pasar y comentar.
     
    #9
    A Guan Yu le gusta esto.

Comparte esta página