1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

bailando todas las noches

Tema en 'Poemas Generales' comenzado por licprof, 16 de Noviembre de 2020. Respuestas: 0 | Visitas: 28

  1. licprof

    licprof Poeta asiduo al portal

    Se incorporó:
    31 de Marzo de 2020
    Mensajes:
    407
    Me gusta recibidos:
    376
    Género:
    Hombre
    durante mi acalorada juventud:
    no tenìa un mango, un centavo en el bolsillo
    pero tenìa sin saberlo juventud
    o sabièndolo ello me empujaba hacia adelante
    es decir hacia las damas, hacia las bellas

    que me ignoraban olìmpicamente por regla general
    ya que no era alain delon de ninguna manera
    no era ningùn guapo mozo
    me la rebuscaba bailando simplemente
    y en virtud de ello algunas hermosas accedìan a mis impulsos primarios

    barbaridades les decìa al oìdo barrabasadas
    aspavientos ridìculos:
    se asustaban inmediatamente o nos zambullìamos en los lechos
    entre helechos y otros vegetales

    desnudos como vinimos al mundo torneados
    bellos como 2 animales en medio de la cama encamados
    penetraba en ti con mis humildes armas o espadas
    con mis modestos huevos hinchados duros de esperma
    mientras fumàbamos un faso, un cigarrillo

    la habitaciòn del subsuelo del hotel que daba a la calle ese cuarto cùbico
    se llenaba del dulce perfume de la marihuana
    que aromatizaba la tarde
    antes de hacer el amor
    con la flaca alta madre de familia
    la bella drogadicta bañada en esperma
    bañada en sangre
    bañada en semen de pies a cabeza
    tal como suele suceder en las màs horrendas pelìculas pornogràficas
    aunque es altamente dudoso que puedan darse tamañas cantidades de semen
    como si un tipo pudiera eyacular esos litros viscosos y espesos calientes

    siempre el mismo sòrdido hotel el màs abyecto berreta y barato
    al que a veces no querìas entrar
    te negabas a entrar:
    era necesario tal vez entonces
    ir a bailar
    concurrir a los no menos humildes salones y pistas de baile
    y en aquellos bailongos
    desplegar nuestras habilidades y trucos
    de bailarines aficionados
    danzarines amateurs
    no profesionales
    por el momento
    (aunque a ello aspiràbamos)

    nunca tenìamos un mango, un centavo, un sope:
    simples estudiantes de filosofia y letras
    nos limitàbamos a bailar en sitios donde tenìan acaso la deferencia
    de no cobrarnos entrada vaya a saberse por què
    incluso ganamos concursos torneos de baile o al menos llegamos a la final:

    yo estaba justo engripado y bailè como el orto aquella noche
    ademàs no tenìamos pilchas, 2 hermosos jòvenes fracasados, en fin

    nos sentàbamos en las bibliotecas o en los bares en los cafès
    a estudiar a charlar un poco a tomar algo y sobre todo a
    besarnos en la boca
    ante la mirada enfurecida
    del dueño de casa
    el dueño del establecimiento gastronòmico en cuestiòn
    que nos mandaba a decir por el mozo
    que nos dejàramos de hinchar las pelotas
    que nos dejàramos de franelear y besuquear

    lo decìa indirectamente obviamente
    pero no tardàbamos en comprender
    que no èramos bienvenidos en aquel lugar
    èramos màs bien personas no gratas

    nos ìbamos con los chupones a otra parte
    por lo general una plaza un parque algo asì
    o si disponìamos de algo de efectivo
    derecho al hotel màs cercano
    como 2 locos al rojo vivo

    pero habìa que trabajar vender cosas
    vender mercaderìas diversas
    mercancìas productos fetiches varios
    so pena que nos comieran los piojos
    pobres como aràcnidos

    y todo ello a pesar de que tu flìa era de rango abolengo
    aristocracia criolla rancia
    aunque devenida en decadencia periclitada digamos
    finamente perimida

    chupones en medio de la noche
    mientras esperàbamos el bondi que no venìa màs
    tocaba tus pechos apretaba suavemente tus senos
    con la punta de mis dedos despacio y sigilosamente
    rozaba tu clìtoris con mis afiladas uñas recièn cortadas
    en pequeños y suaves cìrculos
    a los efectos de calentarte, excitarte

    el maldito bondi finalmente venìa te acompañaba hasta tu casa
    o comìamos choripanes o patis en plaza constituciòn
    lleno el aire con el dulce aroma de la fritanga
    que impregnaba nuestras ropas
    nuestros finos ropajes

    por supuesto que habìa otarios rondàndote como moscas
    como perros falderos
    o suaves alcahuetes buchones de terceros en discordia
    como en un melodrama del siglo anterior
    para no hablar de los juegos sadomasoquistas
    que solìamos practicar en las noches de luna llena
    como 2 bellos vampiros que ignoran que lo son

    reìas a carcajadas limpias
    y veìa tu impecable comedor
    muy propio de la nobleza

    yo no podìa decir lo mismo:
    ya entonces me faltaban 2 piezas dentarias
    (a pesar de tener tan solo 23 años)
    mientras miràbamos el rìo a travès del ventanal abierto
    en la noche estrellada
    tomados de la mano




     
    #1
    Última modificación: 16 de Noviembre de 2020

Comparte esta página