1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Breve historia del tiempo

Tema en 'Poesía Surrealista' comenzado por Anna Politkóvskaya, 20 de Agosto de 2019. Respuestas: 3 | Visitas: 59

  1. Anna Politkóvskaya

    Anna Politkóvskaya Poeta asiduo al portal

    Se incorporó:
    19 de Marzo de 2016
    Mensajes:
    342
    Me gusta recibidos:
    450

    I

    como una senda interminable
    sin meandros ni reflejos
    donde el tiempo se suicida
    cortándose las venas
    así de larga es la espera
    la gente se vuelve lenta y pesada
    y blanda y pegajosa como si fueran
    horribles apéndices del asfalto
    las puertas que en algún momento
    tendrían que abrirse nunca lo hacen
    y el silencio gangrena
    definitivamente los sentidos
    el mundo se convierte entonces
    en un caracol seco
    donde todo es arena y sima
    o viceversa ante la ausencia del aire

    II
    de un punto perfecto
    diríase según la perspectiva
    del observador hipocrático
    o sanador imposible
    de geometrías maltrechas
    acaba de salir una curva trémula
    apoyado en un segmento sin vida
    cruzando oblicua e indiferente
    -porque el tiempo ya no importa-
    una recta mil veces segmentada
    que veloz se pierde tras la línea sucia
    y quebrada del horizonte
    rodeado por un entorno
    de fealdad geométrica en el que yo
    un segmento devorado por la escena
    soy pasto de su inanidad y vacío
    de su fugacidad absurda

    III
    aún se reconocen en el aire
    rescoldos de burbuja y oropel
    cuando he cruzado el último paisaje
    como de ceniza
    y a pesar de la era glacial
    expandiéndose como planta perpetua
    por las manos y más allá de las orejas
    o de las horas mercenarias
    exprimiendo el jugo a un corazón
    obligado a cumplir unas cláusulas
    indefinidamente tristes
    o de la piel quebrantada por el ácido aéreo
    de las malditas noches recordando
    miles de nombres enterrados en casas y veredas
    y mares y continentes enteros
    a pesar digo de un año propagándose sin tregua
    no me he convertido en lágrima de otros
    o en refugio de un pasado
    guardado tal vez en una caja de hojalata

    IV
    guarda un tiránico reloj
    mi sentencia de muerte
    esperando a que el óxido invada
    los engranajes de mi cuerpo
    un día señalado
    en algún almanaque del futuro
    mas no he agotado del vaso
    toda la desdicha
    ni comenzado a leer
    el libro de la felicidad
    pues antes de que el último grano
    derrumbe la montaña de arena
    he de intentar otras cumbres
    o adentrarme en otras simas
    y llegar finalmente
    desnudo de palabra y obra
    a los pies de un nogal
    o de un roble para ser yo
    su alimento y no ellos mi traje

    V
    entre sarmientos
    una pálida burbuja conserva
    suspendidos en la aurora
    colores y aromas y nombres
    un fogonazo vehemente
    delata el sótano
    y dos negras nubes le disparan
    una lluvia de dardos
    la risa glacial y su efluvio
    se amagan tras la encorvada columna
    que ya no reconoce otros tiempos
    y duele una historia
    alimentada por la noche
    y la sombra que desaparecida
    entre montañas de cansancios
    es la antesala polvorienta
    hacia la casa
    donde habita el hueso vacío

    VI
    con el olvido de todos los nombres
    el tiempo se detuvo en la casa
    habitada por la oscuridad y el olor
    de las sombras en las paredes
    como un celoso guardián frío y callado
    el candado la protege y sigue elaborando
    su herrumbre indiferente a la mudanza
    de hombres y cosas
    manteniendo el baluarte intacto
    de claridades indiscretas
    sin duda el silencio sabe de pasos postreros
    y de susurros y de últimas miradas
    pero que nadie le pregunte por la llave

    VII
    después de estar seis días
    vagando por la eternidad
    al séptimo sentí
    la necesidad inaplazable
    de copular con el horizonte
    y nacer al otro lado
    de nuevo como nadie sin casa
    sin edad sin patria sin papeles
    y con detonaciones frescas de ola
    -tal vez solo despojos-
    vencí al espacio vacío inundándolo
    como estrellas que se dilatan
    de olores ligeros y palomas
    y de palabras desnudas de inquina
    y entonces pensé
    que al igual que los grandes héroes
    de la Ilíada el tiempo es imbécil
     
    #1
    A BEN. y LUZYABSENTA les gusta esto.
  2. Pessoa

    Pessoa Moderador Foros Surrealistas.Miembro del Jurado Miembro del Equipo Moderadores Miembro del JURADO DE LA MUSA

    Se incorporó:
    14 de Octubre de 2012
    Mensajes:
    2.967
    Me gusta recibidos:
    3.019
    No tan breve, querida compañera tu -sí densa- historia del tiempo. Espléndidos versos que facetan ese recorrido que nos imponen sin saber siquiera qué y dónde estamos transitando. Casi una disertación poética en términos de física cuántica. Excelente.
    miguel
     
    #2
    A Anna Politkóvskaya le gusta esto.
  3. Darkness.cl

    Darkness.cl Miembro del Jurado Miembro del Equipo Miembro del JURADO DE LA MUSA

    Se incorporó:
    23 de Abril de 2007
    Mensajes:
    49.204
    Me gusta recibidos:
    16.991
    Género:
    Mujer
    Un despliegue vibrante y contundente que atrapa querida amiga...
    Un gusto leerte...te abrazo con todo mi cariño...
    Nancy
     
    #3
    A Anna Politkóvskaya le gusta esto.
  4. LUZYABSENTA

    LUZYABSENTA Moderador Foros Surrealistas.Miembro del Jurado Miembro del Equipo Moderadores Miembro del JURADO DE LA MUSA

    Se incorporó:
    21 de Octubre de 2008
    Mensajes:
    83.509
    Me gusta recibidos:
    29.454
    Género:
    Hombre
    El tiempo enmarcado en esas vivencias donde la mascarada de lo vital
    se va anudando entre espacios que se cuestionan como humanos.
    hablar en pasado para ir descendiendo a ese presente donde las
    dudas fluctuan como en un compromiso intimo. bellissimo.
    saludos amables de luzyabsenta
     
    #4
    A Anna Politkóvskaya le gusta esto.

Comparte esta página