1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Canción química (Las horas esquimales)

Tema en 'Poemas Melancólicos (Tristes)' comenzado por Valerie, 11 de Febrero de 2020. Respuestas: 3 | Visitas: 132

  1. Valerie

    Valerie Ili Pika.

    Se incorporó:
    21 de Julio de 2014
    Mensajes:
    2.087
    Me gusta recibidos:
    2.309
    Género:
    Mujer
    Con la mano derecha desecha, me grito sola y sin sonidos,
    "no te abortes, no te abortes tanto,
    guarda dientes para el desequilibrio,
    retén mandíbula para las horas esquimales,
    el descontento y el estallido de amor"

    Las ollas sucias del hambre que destilo,
    si tan sólo hubiera estado viva, no tendría que renacer.

    Explico que ya no reconozco ni mi voz,
    ajena a las luces de mis parpados, esta oruga me duele,
    me duele nacerme contra el silencio, sola, siempre sola,
    remolinearme cóncava, sola
    ¿Qué seré yo? Lo que se va, ya ni eso, ya no callo
    porque ni sonido tengo, y cuando sea el calendario correcto,
    no se asomarán los rayos tibios del sol sobre el pasillo,
    pero yaceré ahí, quieta, entusiasmada,
    palpitando memorias que no recuerdo,
    susurros viejos que deje ir para pesar menos,
    para caminar más rápido, sin tiempo, sin esquinas,
    sin temblores y sonriendo que no se puede llorar,
    no se puede, y está bien, espero que esté bien
    yacer ahí, inerte comiéndome mis aullidos,
    bañada en lluvia seca
    a la oscuridad de los vaivenes de mis cienes,
    hecha, derecha desecha, oruga vieja que renazco y…

    Media luna de la mañana,
    que te tengo que partir
    para que no me lleves tan lejos, más lejos, muy lejos,
    yo voy sola, aún puedo caminar, aún puedo sostener mi reflejo.
    Valgo Cristo, valgo un recorrido lindo,
    un camino y desgarrar la garganta llena de flores,
    valgo vientres podridos llenos de alambre y sin ausencias,
    templada de los cabellos, oruga vieja que me desatas,
    no me muero…

    ¿Aún no me muero?​
     
    #1
  2. Uqbar

    Uqbar Moderadora de Filosóficos. Miembro del Equipo Moderadores

    Se incorporó:
    21 de Febrero de 2013
    Mensajes:
    7.366
    Me gusta recibidos:
    3.431
    Género:
    Mujer
    Conmueven e impactan estas letras rotas, el vacío mezclado con el desconsuelo están soberbiamente plasmados.
    La soledad y la desesperanza van de la mano pero queda un resquicio sujeto en el reflejo. Smuaks bella.
     
    #2
    A Valerie le gusta esto.
  3. Martín Vera

    Martín Vera Pedro Olvera

    Se incorporó:
    31 de Enero de 2020
    Mensajes:
    1.021
    Me gusta recibidos:
    1.237
    Género:
    Hombre
    Caramba, cada línea es un temblor. Sentí que dejaba trozos de piel y corazón al avanzar entre esta hermosa alambrada.
    Excelente entrega, hace mucho que no me topaba con un poema tan vivo y vertiginoso.
    Saludos cordiales, compañera, y muchas gracias por compartir.
     
    #3
    A Valerie le gusta esto.
  4. Rosmery Pinilla Acosta

    Rosmery Pinilla Acosta Miembro del Jurado. Equilibrio Miembro del Equipo Miembro del JURADO DE LA MUSA

    Se incorporó:
    9 de Enero de 2007
    Mensajes:
    10.882
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Género:
    Mujer
    Vertiginoso ya el compañero Olvera lo ha definido.
    Si bien dejas piel, dejas latidos alma y un transitar fuerte en la ira y el descontento de esto de las soledades, de acostarse y mirar al techo y que las preguntas lleguen y no tengas la mínima idea de que carajos estás en silencio cuando todo tu ser grita.
    Todo un gusto leerte Valerie, mis saludos para ti.
     
    #4
    A Valerie le gusta esto.

Comparte esta página