1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

consultorio semental del doctor villa: temporada 2, episodio 2

Tema en 'Poesía realista (sin premios)' comenzado por jose villa, 11 de Enero de 2019 a las 11:23 AM. Respuestas: 1 | Visitas: 44

  1. jose villa

    jose villa Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    2 de Julio de 2008
    Mensajes:
    2.568
    Me gusta recibidos:
    1.724
    ilustre y eminente doctor villa:

    me casé la semana pasada
    con terelú, mi novia desde hace 20 años
    en una emotiva ceremonia verificada en guadalajara
    intramuros del templo de san pulcracio de comala, obispo pederasta necrófilo y gay
    -el puto obispo era toda una fichita-
    donde nos acompañó nutrido contingente de
    amigos, familiares, vecinos y compañeros de trabajo

    ¿por qué esperar 20 años para casarnos?

    porque terelú, aconsejada por mi perra y venenosa amada suegra
    se opusó tajantemente desde el principio
    a irse a vivir conmigo de arrimada en casa de mis padres
    -donde yo viví hasta rondar ya los 45 tacos-
    y me hizo saber, además
    que ella no era como esas putas milenials de hoy
    que van y le aflojan el culo a quienquiera que
    les pone un "like" en su foto de perfil de facebook;
    que ella no dejaba su casa si no era vestida de blanco
    con anillo al dedo y del brazo de su padre
    no significando lo cual, sin embargo
    que hasta tanto no fuera yo capaz de comprar mi propia casa
    (y acumular quizás un par de milloncetes en el banco),
    y a pesar del agrado con que sus padres veían nuestra relación,
    ella fuera a casarse conmigo nomás por mi linda cara

    para acabar de chingar la cosa
    además se negó sistemáticamente, a lo largo de todo el jodido noviazgo
    a concederme un mínimo de satisfacción erótica
    -ni siquiera una mamadita ocasional, ¡ni siquiera una puta paja en el cine!-
    aduciendo sus principios católicos y pendejadas por el estilo
    que le impedían abandonarse al inmoral desenfreno de las bajas pasiones
    sin antes consolidar el sagrado vínculo del matrimonio
    que nos permitiera copular bajo el luminoso manto de
    la gracia y misericordia de nuestro señor jesucristo y su puta madre
    amén

    así fue cómo
    motivado por la ilusión de llevar a mi chica al altar
    me deslomé como un puto animal de carga durante 20 años
    trabajando de sol a sol todos los días del año
    ahorrando cada puto peso que me caía en las manos
    pasando recluído mis mejores años en un pinche cuartito del hogar paterno
    -encima tenía que tragarme los putos sermones de mi madre cada día a la hora de comer-
    y matándome a pajas para minimizar el riesgo de reducir por la fuerza a terelú
    arrancarle las putas bragas y violarla salvajemente
    las noches en que me tocaba visitarla

    todo ello para vida de poder comprar una puta casa y juntar un par de millones
    y así tener opción de pedir la mano de mi amada y casarnos
    y lograr por fin alcanzar esa meta que tan arduamente perseguí:

    que ella me abriera las piernas para meterle una buena cogida

    después de la boda se celebró un bailongo
    y temprano al día siguiente, terelú y yo
    cogimos un vuelo de emirates rumbo a bangkok
    donde ya llevamos una semana alojados en una suite del royal enchanted thai palace

    una semana casados, mi querido y sapientísimo doctor villa
    pero yo sigo sin mojar el churro

    al parecer, según su propia versión
    mi flamante esposa padece de una rara afección nerviosa
    que le causa ansiedad vaginal y asco a los hombres
    siempre que se ve envuelta en situaciones de estrés
    -tal como sin duda lo es contraer matrimonio
    subirse a un avión para viajar a la otra punta del globo
    y estar a punto de perder la virginidad a los 43-

    tampoco ha querido salir de la habitación
    y se pasa todo el puto día en el whatsap
    hablando con la pendeja vieja metiche su madre
    y poniéndose a lloriquear y a decirme que soy un viejo cochino asqueroso y pervertido
    cada vez que yo regreso borracho y caliente de mis correrías por la ciudad
    -donde en cada calle, en cada puto bar donde me meto
    se agolpan a mi alrededor enjambres de jovencísimas mujeres orientales exiguamente vestidas
    que acarician mis genitales con lascivia mientras susurran a mi oído
    que me puedo coger a tres de ellas al mismo tiempo por solo 20 dólares la hora
    que se las puedo meter por donde yo quiera y que me chupan lo que yo quiera
    y que por solo 100 dólares a la semana puedo incluso
    quedarme a vivir en el mismo cuarto con dos de las chicas
    para drogarnos y beber alcohol todo el tiempo que no dediquemos a la copulación-

    se pone histérica y me lanza patadas a la cara
    y me grita que soy un puto cerdo psicópata violador
    solo porque me acerco a ella y hago el intento
    de meter la mano bajo su falda para agarrarle el pussy;
    y anoche, cuando salí de bañarme y me quité la toalla delante de ella,
    la contemplación de la monstruosa erección que afligía a mi órgano reproductor
    la terminó de sacar de quicio por completo:

    saltó de la cama como impulsada por un resorte,
    cogió una maleta, metió algo de ropa en ella
    y salió de la suite amenazando con denunciarme a la policía
    si yo intentaba seguirla o ponerme en contacto con ella

    en estas condiciones de incomprensión conyugal e infinita desazón sexual
    y mientras ahogo mis penas vaciando la mierda de botellitas del mini bar
    le escribo a usted, mi admirado doctor villa
    para pedirle que, con la poderosa luz de su intelecto
    horade el muro de tinieblas que aprisiona mi espíritu
    y me dicte una pauta a seguir para salir airoso de esta pendeja situación

    ¿qué hago, oh, erudito y docto maestro?

    ¿soborno a la empleada del servicio a cuartos
    -parece que terelú tomó una habitación sencilla dentro del mismo thai palace-
    para que le administre un narcótico a mi mujer de modo que,
    ya sumida en la inconsciencia e incapaz por tanto de rehuirme,
    pueda yo enseguida proceder a fornicar con ella y consumar el matrimonio
    y aliviarme por fin la puta neurosis sexual derivada de 20 años de no coger?

    ¿soborno a uno de los chicos del salón de masajes eróticos del hotel
    para que suba al cuarto de terelú y le aplique el tratamiento de relajación vaginal profunda
    -no quiero imaginar qué cosa les meten en el chocho para destensarlas-
    y ver si así le desaparecen las teribles contracturas vaginales que la aquejan
    y por cuya causa presumiblemente no puede coger conmigo?

    ¿me quedo de plano encerrado tranquilamente en la suite
    viendo porno, emborrachándome y masturbándome
    y espero a que terelú reaccione, se quite de pendejadas
    y regrese por su propia iniciativa a que la desflore de una puta vez?

    confío en que pueda usted, egregio y brillantísimo doctor
    darme el consejo que necesito para resolver mi problema

    atte

    sin sexo en bangkok


    estimado calzonazos del nabo sin sexo en bangkok:

    1- pon a terelú en el primer vuelo que salga de regreso a méxico

    2- vende la puta casa y haz que transfieran el dinero de la venta
    y los dos millones que tienes ahorrados en el banco
    a cualquier sucursal hsbc de tailandia

    3- cómprame un boleto de avión a bangkok sin viaje de regreso

    te veo en el thai palace dentro de una semana
    para hincharme a coger con esas pequeñas zorras calenturientas explicarte personalmente
    cómo puedes redimirte, con sólo un año viviendo en bangkok
    de haber desperdiciado 20 años de tu puta vida
    con la pendeja y acomplejada de tu noviecita





    .
     
    #1
    Última modificación: 11 de Enero de 2019 a las 11:26 AM
    A Karma 33 3 y DESIRE SOLE les gusta esto.
  2. DESIRE SOLE

    DESIRE SOLE POESIA, AMOR, AMOR AMORE...

    Se incorporó:
    12 de Diciembre de 2016
    Mensajes:
    1.769
    Me gusta recibidos:
    1.375
    Género:
    Mujer
    Como
    Jean-Claude Van Damme, ni modo.
     
    #2

Comparte esta página