1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

I. A dónde vamos

Tema en 'Poemas Generales' comenzado por Forgetfulness, 12 de Febrero de 2024. Respuestas: 1 | Visitas: 113

  1. Forgetfulness

    Forgetfulness Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    12 de Febrero de 2024
    Mensajes:
    10
    Me gusta recibidos:
    12
    Género:
    Hombre
    ¿Cuál es el límite entre una mentira y varar toda una vida, sesgado?

    ¿Mientras mayor sea el entendimiento, menos es posarte a saborear el momento?

    ¿Por qué si es tan fácil posar manos sobre otros, no lo hacemos sobre nuestros mismos hombros?

    Qué esto de vivir si no puedes pedir.

    Porque si de la muerte no puedes huir, ¿Cuál es el propósito de correr hasta morir?



    Mis dadivosas formas de expresar, y que todo acaban a expensas del valor post mortem.

    El crédito de tus hazañas es más generoso cuando mueres que al seguir haciendo de lo que vives.

    Por algo las señoras al llorar en un funeral glorifican al fallecido;

    Es carne fría, pero que: “siempre tuvo un brillo enaltecido”.



    [...]



    Estás varado en el sitio que muchos han temido,

    Mientras tu voz parece una mezcla de reverberación en una sala infinita,

    Porque así como grandes y dañinas son nuestras palabras:

    Puedo mostrarte que a veces son solo minúsculas ligaduras.

    El lenguaje es una forma digna de mostrarnos, de darnos lugar,

    Y en este salón, tan taciturno y bochornoso, solo eres un grito singular.

    ¿Qué no si nuestra oración ha de pasar recónditos sitios?

    Nuestros murmullos, tan estoicos y toscos, son solo un acorde musical celestial.

    Posados en el pilar de la creación, polvo cósmico es nuestra próxima estación.

    Linda las artes, aborrecer los amaneceres y anocheceres,

    No por nihilista, porque sabes cuando a tu tren zarpar a esos andares finales.



    Y por más tenebroso y acongojante suene, es una inefable formar de alcanzar.

    ¿Qué alcanzar? Nuestro altar tan inconmensurable en las mismas estrellas que nos vieron respirar.

    Porque el ciclo es eterno cuando nuestro concilio al tiempo se vuelve una fobia,

    Por qué estamos hartos de correr, de huir, ¿Por qué no podemos vivir más aquí y saltar?

    Miles de trazos volátiles, así como fugaces, siempre son tan viejos como sus antecesores.

    El tiempo es subjetivo, pero existir no lo vale si no eres objetivo:

    Mientras el tic tac de tu augurio mortal sigue y sigue tocando la sonada que nadie quisiera escuchar

    ¿Por qué no te tomas el tiempo para mirar, posar tu mirada hacia donde no puedas jamás alcanzar?

    El espacio es infinito, y puedes crear el tuyo propio,

    Solo hace falta motivación y un rezagado raciocinio:

    Nadie es feliz cuando lo sabe todo, porque ha presenciado del lado oscuro de la luna su peor lado,

    Todos son felices en ignorancia, cuestionándose si nuestras cenizas llegarán a algún lado en ese abstracto espacio estelar.



    ¿A dónde vamos? En un coro de cánticos idílicos, la pregunta posa,

    Cae de un delgado papel, tan delicado como la lágrima cayendo a tu mejilla.

    Y si cuestionamos lo desconocido, es porque nuestro temor se ha de tu mente y sinapsis apropiado.

    Con el pasar de eclipses, del sol posando y cayendo, el final de un tiempo se te posa en tu pálpito.

    Estás abusando mental y emocionalmente creándote una elipse,

    Nunca sales bien de esa sempiterna pregunta, porque no estamos preparados,

    Nadie nace sabiendo a donde irá, ni en la adolescencia a qué escuela entrar,

    Somos niños atrapados en un cuerpo longevo que nos incita a cualquier lloriqueo encerrar:

    Nadie nace sabiendo de qué trabajará, ni en la vejez a qué sitio decrépito e inhumano se ha de jubilar.

    La velocidad de como el tiempo no parece posar,

    Me hace sentir que este mundo jamás fue hecho para añorar.

    Bum-bum, bum-bum...

    Bum-bum, bum-bum...

    Tic, tac, tic, tac...

    Tic, tac, tic, tac...



    ¿Y sabes? Cuando en ese cuarto de espera que pareciera tan inhóspito

    Te pones a pensar cuantas estrellas han nacido y muerto en tu mismo espacio coexistido,

    Te darás cuenta de que no es la primera vez, ni la única,

    La vida es muerte, pero la vida puede regresar de la muerte.

    Este salón te incita a tener un déjà vu,

    Desaparece el sentimiento de confusión,

    Y... mientras posas la mirada abajo,

    Eras parte de esa terrestre constelación.

    Brillando incandescentemente...

    En un cielo pintado por tu propia mente.

    Eres más de lo que un cerebro puede maquinar,

    ¿Por qué no intentas luchar, y dejar de dudar?



    De la muerte podría cantarte miles de profecías, maldiciones, destinos.

    Amarres y magias oscuras que ni la luz omnipotente atrevería acercarse a iluminarlos.

    Pero, nunca dudes que de la vida en su renacer en un pétalo blanco...

    Podría tararear en cada parpadeo una sonata que tocas en lo profundo de todos los amaneceres de la vieja guerra.

    Vivere... memento vivere.



    Nunca es tarde para no llamar tu vida trágica, incomprendida y desenamorada,

    Pero sí lo será cuando sea inconclusa y abrupta.

    A dónde vamos es la pregunta de menos:

    En dónde estamos debe ser tu prioridad

    Antes de caer rendidos, agotados... y muertos.
     
    #1
    A ERIS. y Maramin les gusta esto.
  2. Maramin

    Maramin Moderador Global Miembro del Equipo Moderador Global Corrector/a

    Se incorporó:
    19 de Febrero de 2008
    Mensajes:
    63.210
    Me gusta recibidos:
    36.150
    Género:
    Hombre
    Bienvenido, Forgetfulness, buen inicio en el portal compartiendo esta excelente composición filosófica que nos ofreces como primicia y muestra de tu obra literaria, espero te encuentres a gusto entre nosotros y sigas presentando asiduamente tus temas en los foros apropiados.

    [​IMG]
     
    #2

Comparte esta página