Jorge Guillén

Tema en 'Biblioteca de Poética Clásica (Poetas famosos)' comenzado por VicenteMoret, 22 de Septiembre de 2013. Respuestas: 5 | Visitas: 1040

  1. VicenteMoret

    VicenteMoret Cronista del Tamboura Miembro del Equipo Moderadores Moderador enseñante

    Se incorporó:
    15 de Febrero de 2012
    Mensajes:
    9.167
    Me gusta recibidos:
    1.005
    Género:
    Hombre
    JORGE GUILLÉN ÁLVAREZ

    (Valladolid, 18 de enero de 1893 – Málaga, 6 de febrero de 1984). Poeta español, perteneciente a la Generación del 27. Estudia Filosofía y Letras en Madrid y en Granada, graduándose en 1913. En 1924 se doctora y visita Alemania después de haber sido lector de español en la Sorbona (1917-1923), actividad que repite años después en Oxford. En 1925 obtiene la cátedra de Literatura española en la Universidad de Murcia, pasando a la de Sevilla tres años después. Ocupa este último puesto hasta que, acabada la guerra civil, se exilia a los Estados Unidos, donde imparte Literatura y Letras, hasta el final de su carrera.
    Realiza colaboraciones en las revistas intelectuales españolas más importantes (España, La Pluma, Índice, Revista de Occidente) y posteriormente en las hispanoamericanas. Entre otras actividades, traduce a Paul Valéry (Cementerio marino) y a Jules Supervielle. Su poesía se edita en la Revista de Occidente desde 1919 hasta 1928; en este último año aparece con el título de Cántico, considerado a menudo como el libro cumbre de su generación. En una segunda etapa, en la que se reflejan diversos conflictos políticos, publica las tres partes de Clamor, tituladas Maremagnum (1957), Que van a dar en la mar (1960) y A la altura de las circunstancias (1963). Son temas recurrentes en su obra la nostalgia del pasado, el paso del tiempo y la reflexión sobre la vejez. Más adelante, con Homenaje (1967), retorna al enfoque de su primera etapa. Sus últimas obras son Y otros poemas (1973) y Final (1982). En 1976 recibe el máximo galardón de las letras hispánicas, el Premio Miguel de Cervantes.

    --..--

    A continuación transcribimos una parte de la obra poética del autor.

    --..--

    CIMA DE LA DELICIA

    ¡Cima de la delicia!
    Todo en el aire es pájaro.
    Se cierne lo inmediato
    Resuelto en lejanía.

    ¡Hueste de esbeltas fuerzas!
    ¡Qué alacridad de mozo
    En el espacio airoso,
    Henchido de presencia!

    El mundo tiene cándida
    Profundidad de espejo.
    Las más claras distancias
    Sueñan lo verdadero.

    ¡Dulzura de los años
    Irreparables! ¡Bodas
    Tardías con la historia
    Que desamé a diario!

    Más, todavía más.
    Hacia el sol, en volandas
    La plenitud se escapa.
    ¡Ya sólo sé cantar!

    --..--

    EN PLENITUD

    Después de aquella ventura
    Gozada, y no por suerte
    Ni error —mi sino es quererte,
    Ventura, como madura
    Realidad que me satura
    Si de veras soy— después
    De la ráfaga en la mies
    Que ondeó, que se rindió,
    Nunca el alma dice: no.
    ¿Qué es ventura? Lo que es.

    --..--

    FUERA DEL MUNDO

    Cuanto nosotros somos y tenemos
    Forma un curso que va a su desenlace:
    La pérdida total.
    No es un fracaso.
    Es el término justo de una Historia,
    Historia sabiamente organizada.
    Si naces, morirás. ¿De qué te quejas?
    Sean los dioses, ellos, inmortales.

    Natural que, por fin, decline y me consuma.
    Haya muerte serena entre los míos.
    Algún día —¿tal vez penosamente?—
    Me moriré, tranquilo, sosegado.
    No me despertaré por la mañana
    Ni por la tarde. ¿Nunca?
    ¿Monstruo sin cuerpo yo?
    Se cumpla el orden.

    No te entristezca el muerto solitario.
    En esa soledad no está, no existe.
    Nadie en los cementerios.
    ¡Qué solas se quedan las tumbas!

    --..--

    LAS DOCE EN EL RELOJ

    Dije: Todo ya pleno.
    Un álamo vibró.
    Las hojas plateadas
    Sonaron con amor.
    Los verdes eran grises,
    El amor era sol.
    Entonces, mediodía,
    Un pájaro sumió
    Su cantar en el viento
    Con tal adoración
    Que se sintió cantada
    Bajo el viento la flor
    Crecida entre las mieses,
    Más altas. Era yo,
    Centro en aquel instante
    De tanto alrededor,
    Quien lo veía todo
    Completo para un dios.
    Dije: Todo, completo.
    ¡Las doce en el reloj!

    --..--

    MUERTE A LO LEJOS

    Je soutenais l'éclat de la mort toute pure.

    VALÉRY

    Alguna vez me angustia una certeza,
    Y ante mí se estremece mi futuro.
    Acechándolo está de pronto un muro
    Del arrabal final en que tropieza

    La luz del campo. ¿Mas habrá tristeza
    Si la desnuda el sol? No, no hay apuro
    Todavía. Lo urgente es el maduro
    Fruto. La mano ya lo descorteza.

    ...Y un día entre los días el más triste
    Será. Tenderse deberá la mano
    Sin afán. Y acatando el inminente

    Poder diré sin lágrimas: embiste,
    Justa fatalidad. El muro cano
    Va a imponerme su ley, no su accidente.

    --..--

    FUENTES

    http://www.cervantes.es/bibliotecas_documentacion_espanol/biografias/milan_jorge_guillen.htm

    http://www.poemas-del-alma.com/jorge-guillen-cima-de-la-delicia.htm

    http://www.poemas-del-alma.com/jorge-guillen-en-plenitud.htm

    http://www.poemas-del-alma.com/jorge-guillen-fuera-del-mundo.htm

    http://www.poemas-del-alma.com/jorge-guillen-las-doce-en-el-reloj.htm

    http://www.poemas-del-alma.com/jorge-guillen-muerte-a-lo-lejos.htm

    --..--
     
    #1
    A lesmo y Luis Adolfo les gusta esto.
  2. musador

    musador Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    17 de Enero de 2014
    Mensajes:
    4.014
    Me gusta recibidos:
    2.818
    Creo que es pertinente aclarar que a la versión de «Cántico» de 1928, que constaba de 75 poemas, Guillén siguió agregándole poemas hasta llegar a la versión definitiva en 1950, que consta de 335 poemas. En cierto sentido, es la obra de una vida.
    Es muy interesante, y ejemplar, la obra de Guillén desde el punto de vista técnico, dada su profunda formación en filología (su tesis doctoral versó sobre Góngora).

    abrazo
    Jorge
     
    #2
    A lesmo le gusta esto.
  3. Luis Adolfo

    Luis Adolfo Director revista "Eco y Latido" Miembro del Equipo Equipo Revista "Eco y latido"

    Se incorporó:
    12 de Febrero de 2015
    Mensajes:
    8.254
    Me gusta recibidos:
    7.079
    Género:
    Hombre
    "Fuera del mundo", como me gusta ese poema. Qué grandeza, maestro Guillén, para asumir la muerte (hija de la naturaleza).

    Guillén reflejó la grandeza y perfección del universo en esta hermosa décima.


    PERFECCIÓN

    Queda curvo el firmamento,
    compacto azul, sobre el día.
    Es el redondeamiento

    del esplendor: mediodía.
    Todo es cúpula. Reposa,
    central, sin querer, la rosa,
    a un sol en cenit sujeta.
    Y tanto se da el presente
    que el pie caminante siente
    la integridad del planeta.

    Jorge Guillén
     
    #3
    A lesmo le gusta esto.
  4. Luis Adolfo

    Luis Adolfo Director revista "Eco y Latido" Miembro del Equipo Equipo Revista "Eco y latido"

    Se incorporó:
    12 de Febrero de 2015
    Mensajes:
    8.254
    Me gusta recibidos:
    7.079
    Género:
    Hombre
     
    #4
    Última modificación: 7 de Febrero de 2017
    A lesmo le gusta esto.
  5. Luis Adolfo

    Luis Adolfo Director revista "Eco y Latido" Miembro del Equipo Equipo Revista "Eco y latido"

    Se incorporó:
    12 de Febrero de 2015
    Mensajes:
    8.254
    Me gusta recibidos:
    7.079
    Género:
    Hombre
    Dejo esta maravilla de nuestro maestro Jorge Guillén

    Ya se alargan las tardes, ya se deja...

    Ya se alargan las tardes, ya se deja
    despacio acompañar el sol postrero
    mientras él, desde el cielo de febrero,
    retira al río la ciudad refleja

    de la corriente, sin cesar pareja
    -más todavía tras algún remero-
    a mí, que errante junto al agua quiero
    sentirme así fugaz sin una queja,

    viendo la lentitud con que se pierde
    serenando su fin tanta hermosura,
    dichosa de valer cuando más arde

    -bajo los arreboles- hasta el verde
    tenaz de los abetos y se apura
    la retirada lenta de la tarde.

    Jorge Guillén
     
    #5
    A lesmo le gusta esto.
  6. lesmo

    lesmo Moderador C. No Competitiva. Miembro del Jurado Miembro del Equipo Moderadores Miembro del JURADO DE LA MUSA Equipo Revista "Eco y latido"

    Se incorporó:
    12 de Febrero de 2015
    Mensajes:
    6.427
    Me gusta recibidos:
    6.873
    Género:
    Hombre
    Gracias a Vicente Moret tenemos la reseña biográfica de Jorge Guillén que con su apunte ha completado Musador. Los poemas que tanto Vicente como Luis Adolfo han aportado sitúan en la obra de este autor. Por mi parte dejo este otro soneto con mi saludo.

    Unos caballos

    Peludos, tristemente naturales,
    en inmovilidad de largas crines
    desgarbadas, sumisos a confines,
    abalanzados por los herbazales,

    unos caballos hay. No dan señales
    de asombro, pero van creciendo afines
    a la hierba. Ni bridas ni trajines
    se atienen a su paz: son vegetales.

    Tanta acción de un destino acaba en alma.
    Velan soñando sombras las pupilas,
    y asisten, contribuyen a la calma

    de los cielos -sí a todo ser cercanos,
    al cuadrúpedo ocultos- las tranquilas
    orejas. Ahí están: ya sobrehumanos.
     
    #6
    A Luis Adolfo le gusta esto.

Comparte esta página