1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

La mentira de la vida

Tema en 'Poemas Generales' comenzado por Antxuron, 14 de Abril de 2019 a las 4:45 AM. Respuestas: 0 | Visitas: 27

  1. Antxuron

    Antxuron Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    7 de Diciembre de 2013
    Mensajes:
    100
    Me gusta recibidos:
    32
    Cuando crees en la felicidad

    llega un día sin avisar

    la muerte

    tu la recibes como a cualquier invitado

    la agasajas pero

    ella no está a gusto

    y te rapta

    te humilla ante todos

    te descubre sin afeitar

    enseña que no estabas tan sano

    como dabas a entender

    es la sin razón

    le da la vuelta a todo tu mundo

    -te envía a un submundo-

    del que no puedes avisar a tus seres

    queridos -que ya no lo son-



    la vida y la paradoja

    su muerte

    la vida

    con sus obsesiones

    con sus riquezas

    no acumuladas

    no disfrutadas

    no merecidas

    la vida

    absurdo trajín



    así que abandonas

    a tu esposa

    a tus hijos

    te vas del trabajo

    -perdiendo todos tus derechos-

    sin dar explicaciones

    como harto de vivir

    de inmediato

    dejas de ir al gimnasio

    no se te van los ojos detrás

    de quinceañeras

    dejas de insultar a los árbitros

    en el fútbol



    a regañadientes

    vas al tanatorio ese

    que mirabas de reojo

    al pasar con el coche

    y ahora eres tu

    el actor protagonista en su función

    -o defunción-

    se agolpan llorosos

    ante el cristal

    hasta el ultimo

    de tus enemigos

    que un día juró

    que te mataría

    y ahora se dan golpes de pecho

    a lagrima viva



    y todo tieso y demacrado

    amarillento

    cetrino

    y ridículamente

    trajeado

    para la eternidad

    allí estas bien quietecito

    has perdido

    .



    luego aquel taxista

    uniformado

    al que ni siquiera saludabas

    porta tu inexistencia

    en un lento pasacalle

    acompañado

    del séquito de cuervos

    -familiares y amigos-

    -si quedara alguno de estos últimos-

    recordando a todo quísque

    que al perdedor

    ya no le queda nada por perder

    ya todo es humo

    falacia

    un sueño

    que duró

    un segundo.





    ©ALFONSO NIETO CARRETERO
     
    #1
    A bristy le gusta esto.

Comparte esta página