1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

La persiana bajada

Tema en 'Poesía Surrealista' comenzado por Anna Politkóvskaya, 2 de Agosto de 2020 a las 7:30 AM. Respuestas: 1 | Visitas: 41

  1. Anna Politkóvskaya

    Anna Politkóvskaya Poeta asiduo al portal

    Se incorporó:
    19 de Marzo de 2016
    Mensajes:
    386
    Me gusta recibidos:
    563
    I
    He interrogado por la risa
    a las flores tatuadas
    en mis pies de falso mármol,
    al escombro que se esconde en mis axilas
    y al espejo clavado en mi piel cuarteada.
    Tanto se han ensañado conmigo
    que el lavabo está invadido
    por el eco de sus muecas rotas;
    pero mi corazón de frágil argamasa,
    aunque se duele de la impostura,
    de golpe ha comprendido
    que las preguntas, jamás
    a quien lleva la espalda cargada de puñales.

    II
    Es hora de cerrar
    y el aire aún conserva,
    cuando la noche termina su trabajo,
    monólogos de humo que giran
    sobre desprovistas manzanas
    escupiendo gusanos.
    Existen aires densos
    como selvas misteriosas,
    jamás visitados por la compasión
    o por la luz del día,
    dando cobijo a insectos
    que bailan claqué y a caníbales
    con ojeras hasta el suelo.
    Y yo, ahíto de ausencia hasta el fondo,
    siempre acojo entre mis muros de aire caducado
    a la luz oscura y al destierro,
    a los orines y a las derrotas y, culpable
    por ser un planeta cansado en donde nada cae
    sino la noche, también a la maldita poesía.

    III
    He aprendido de la materia del tiempo,
    de su perfidia implacable,
    de su avidez por devorar páginas vividas,
    encrucijadas, propósitos,
    en cada brizna mala
    que se adhiere a un rostro
    y le abre un nuevo surco
    en la mirada de cristales rotos.
    Y aunque piedra soy,
    he sentido el dolor en mi boca encarcelada
    y he llorado lluvia negra
    a través de un poeta desvalijado.
    Cuando todo acaba
    -no tengo claro qué es todo-,
    inhalo el polvo gris del desahucio y oigo
    tras la persiana bajada
    el grito de la lluvia o la risa de un perro
    que, como una tierra herida por un invierno eterno,
    no es sino la muerte y nada más que el llanto.

    IV
    Me he quedado mudo
    y los objetos escriben sobre mi piel
    sus diálogos de sombras
    (quien es su propia cárcel
    no puede gritar y las bestias
    horadan sus esquinas).
    Insomne y sin existencia,
    soy solo tránsito hacia la noche
    (durante el día hay lugares
    que vomitan niebla y despojo).
    A veces, por las rendijas
    se escapan destartaladas voces
    que mascullan epitafios.
    Nadie ha mencionado el mar
    tras la persiana bajada
    y yo, insomne y sin existencia,
    nada sé de amaneceres.

    V
    No llames a nadie
    por su nombre
    tras la persiana bajada,
    pues nadie será cómplice
    de tu afecto.
    ¡Huye! Tu limosna, Lázaro,
    es una afrenta. No pretendas
    dar lecciones después
    de tu hálito milagroso;
    porque no cabe el amor
    tras las persiana bajada,
    antesala del infierno.

    VI
    ¡Oh, Dante infecto!
    ¿Por qué dejaste
    tus fatuos versos
    en mi estancia?
    Pútrida se halla,
    reducida a paraíso de ladillas.
    Ahora que sin luz
    todo se confunde, camina
    por mi piel toda la verdad,
    inaceptable para un final feliz:
    Un carcinoma mató
    a Mickey Mouse, que dueño
    se hizo del noveno círculo.


     
    #1
    A Grace, Inoxtransa y eunice salvaje les gusta esto.
  2. eunice salvaje

    eunice salvaje Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    8 de Enero de 2019
    Mensajes:
    622
    Me gusta recibidos:
    971
    Impresionante :) mi admiración para usted :)
     
    #2

Comparte esta página