1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Las omomatopeyas...

Tema en 'Lecciones de ortografía y gramática' comenzado por Mas Nibor, 29 de Enero de 2018. Respuestas: 0 | Visitas: 206

  1. Mas Nibor

    Mas Nibor Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    5 de Enero de 2018
    Mensajes:
    12
    Me gusta recibidos:
    4
    Género:
    Hombre
    Amo a la Poesía por ser el Reino de la Palabra
    y a la Palabra…, madre de la especie humana.

    Respetados y amables Poetas:

    Con el grato sabor de haber participado por primera vez, los saludo con afecto y agradecimiento, asunto que comprensiblemente no hice entonces, aunque ahora sea escueto… por lo mismo; los nervios. Mi agradecimiento va en particular para ‘ropitella’ por su inteligente y gentil comentario y para ‘Uqbar’, a quien le gustó mi participación, claro que no puedo dejar por fuera al portal y a sus directivos, si cabe el término directivo, por esta manera tan plausible de impulsar la Poesía.

    Este, como el anterior, me sirve como para continuar con una especie de tanteo y, a la guisa, me permito consultar acerca de la escritura de las onomatopeyas, tengo dudas acerca de si a la misma la rige alguna normativa expresa, sin embargo, me luce que como palabras que son, deberían ser escritas con cierto rigor, con deseable uniformidad en favor de lectores y hablantes del castellano, beneficiarios de todo cuanto comunicamos.

    Sí sé que hay, digamos, listados de ellas elaborados por personas de reconocido prestigio en el mundo de nuestra lengua castellana, como es el caso del eminente ortotipógrafo, bibliólogo, lexicógrafo, etcétera, don José (Pepe) Martínez de Sousa, cuya lista publica la Fundéu en: (https://www.fundeu.es/escribireninternet/tatatachan-95-onomatopeyas/)

    De ellas las que más me llaman la atención son las de la risa…: («risa abierta: ¡ja, ja!, risa astuta: ¡je, je!, risa contenida: ¡ji, ji!, risa socarrona: ¡jo, jo!»), porque tampoco hay uniformidad para escribirlas, tal anarquía, si la hay o hubiere, es desaconsejable y hasta inútil o perjudicial, pues, el abanico de aspectos que comprende la lengua son…; «objetos en que se interesa cuanto hay de más precioso y más importante en la vida social.», son palabras de don Andrés Bello.

    Por eso consulto y me atreví a exponer lo anterior, que bien puede parecer algo nimio o canijo, pero recordemos que fue la risa, o su onomatopeya, el primer paso del hombre para alcanzar el habla y su preeminencia en la escala zoológica, ya que la risa fue primera palabra que pronunció el ser humano en su indetenible carrera para conquistar la supremacía que ostenta.

    Cristo con todos,

    Mas Nibor
     
    #1

Comparte esta página